Page 1


MEGHAN, No creo que esta carta llegue a ti — espero que no — pero la estoy escribiendo de todas maneras. Porque necesitas saber lo que he intentado; que mi juramento a ti no fue en vano, que mis últimos pensamientos, sentimientos, sueños, todo — fueron para ti. Meghan Chase. Mi reina de hierro. No me gusta la distancia que nos separa ahora. La idea de que estás tan cerca, aquí mismo, en el Nevernever, y no puedo verte, no puedo tocarte, es una tortura. Me gustaría que fuera algo con lo que pudiera luchar, poner mi espada a través de su corazón y verlo morir, pero desear algo, incluso desesperadamente, no lo hace realidad. Lo que me lleva al punto crucial de esta carta. No voy a vivir sin ti. Yo sabía que, cuando hice mi juramento bajo el árbol de Machina. Si tu morías — y mi mano tiembla un poco cuando escribo esa palabra — habría perseguido tu espíritu a través del universo, hasta el lugar donde tu alma descansara, y le exigiría a los guardianes de las puertas que me dejaran verte una vez más. Pero tú, mi terca e intratable Meghan, sobreviviste, lo que hace mi tarea mucho más fácil. Mañana, voy a comenzar el viaje para honrar mi promesa, voy a encontrar una manera de estar contigo, y no voy aparar hasta que haya tenido éxito o me haya ido. Si tengo éxito en mi búsqueda, entonces, tu nunca verás esta carta. Espero que nunca vea la luz del día. Sin embargo, si estás leyéndola ahora, entonces quiere decir que te he fallado. Y, si lo conozco del todo, será Puck quien traerá esta carta hacía ti. Sé que él se preocupa por ti profundamente, y si logra encontrar una manera en lo que yo he fracasado, para sobrevivir en el reino de hierro sin hacerse daño, entonces no podrías hacerlo mejor que Robin Goodfellow. La eternidad es mucho tiempo para estar a solas, Meghan. Incluso si no puedo perdonarlo por lo que hizo, no envidio tu felicidad con otra persona, incluso Puck. Especialmente Puck. Y así, como he llegado al final de esta carta, sólo diré esto. Yo pertenezco a ti. Para siempre. Mi viaje me puede llevar lejos, más lejos de lo que me he aventurado en el Nevernever, y lo que busco muy bien puede ser imposible. Pero sé que no me daré por vencido, y que en cada paso del camino, voy a estar pensando en ti. Yo soy tuyo, Meghan, mi amor. Siempre voy a ser tu caballero. FIELMENTE, —ASH


Carta de Ash para Meghan  

Carta que le envia Ash a Meghan después de que decide no tiene otra opción que quedarse en el reino de hierro