Page 1


¿Qué es alimentación?

Alimentación es la ingestión de alimento por parte de los organismos para proveerse de sus necesidades alimenticias, fundamentalmente para conseguir energía y desarrollarse. No se debe confundir alimentación con nutrición, ya que esta última se da a nivel celular y la primera es la acción de ingerir un alimento.

Al hablar de alimentación saludable nos referimos a ingerir aquellos alimentos que nos aporten los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo, y también, aquellos que nos ayudan a sentirnos bien. Una buena base para empezar a comer bien es conocer lo que dice la nueva pirámide alimenticia.


Existe un dicho que dice: “eres lo que comes” y es muy cierto. La comida que ingieres influye directamente en tu sistema inmunitario, en tu estado de ánimo, en tu cantidad de energía y, cómo no, en tu físico también. Así que comer sano no solo es cuestión de moda, es también de salud. Una alimentación sana = una calidad de vida óptima La buena alimentación mejora la salud. Muchas personas piensan que alimentarse es solo una necesidad de supervivencia, y que da igual lo que comamos porque lo que importa es saciar el hambre; pero no es así, hay que saber comer y hacerlo de forma balanceada para poder mantener una buena salud tanto en tu día a día, como en el futuro. Desayuno, el rey de las comidas Para tener una alimentación saludable, debes saber que los desayunos son una parte fundamental de tu día, y que no debes pasarlos por alto, ya que nos aportan la mayor cantidad de energía que consumiremos desde que nos despertamos hasta que nos dormimos. Así que desayunar bien es un hábito que debemos poner en práctica. Variar la comida es la clave del éxito Todos sabemos que los nutrientes que el cuerpo necesita se obtienen de los alimentos que ingerimos. Es clave hacer combinaciones de comidas de una manera balanceada, para que nos aporten todo lo necesario: nutrientes, energías y minerales, etc. Mantener una alimentación sana para controlar la balanza En esta sección puedes encontrar muchas ideas de combinaciones saludables, tanto si quieres adelgazar, como si quieres mantener tu peso comiendo sano. Es importante que, si lo que quieres es bajar unos kilos, no hagas dietas milagrosas, o dejes de comer, porque así como bajas de peso, sueles volver a subirlo; es el llamado efecto rebote. Aprendiendo a comer sano irás bajando de peso poco a poco y tu cuerpo irá acostumbrándose a ello, siendo más difícil que vuelvas a ganar esos kilitos de más.


Si por el contrario, lo que quieres es mantenerte físicamente, estar saludable y aprender a comer equilibrado, no dejes de ver nuestras recetas veganas, para que tengas más opciones a la hora de preparar comidas diversas. Y si sufres de alguna intolerancia alimentaria, no te preocupes, también tenemos recetas y consejos para que lleves una alimentación saludable. Por último, algunos consejos que puedes tener en cuenta para comer saludablemente son: Come menos cantidad y más frecuente, puedes distribuir tus comidas en 3 Modera el tamaño de las porciones que consumes, puedes comer casi de todo, siempre y cuando lo hagas con moderación. Existen siete grupos de alimentos: lácteos, carnes, legumbres y frutos secos, verduras y hortalizas, frutas, cereales y azúcares, y por último, aceites y grasas. Procura balancearlos y combinarlos de manera que estés consumiendo al menos uno de cada grupo. Consume mayor cantidad de frutas y vegetales que de carnes. Verás que haciendo simple cambios en tu alimentación, te sentirás mucho mejor, con más energía, y sobre todo, mantendrás las enfermedades alejadas de ti.


1. Açaí Se trata del fruto de una palmera tropical que crece en Centroamérica y Sudamérica. Su tamaño es similar al de la uva y su color morado. Las bayas de açaí son ricas en vitamina A, B y C, además de contener omega3. También se asegura que tiene 33 veces más antioxidantes que el vino tinto. Sin embargo, la uva que crece en diversas partes de España también proporciona antioxidantes, fibra, potasio, magnesio, calcio y ácido fólico.

2. Bayas de Goji Las bayas del Goji se cultivan en China y contienen muchos antioxidantes, "pero no más que las ciruelas, las pasas, la frambuesa y otros frutos rojos", recuerda la nutricionista Anna Sauló.


Se dijo que las tomaba el mismísimo Dalai Lama, por más que luego se descubriera que no era así: se cultivaban en China y se hizo creer que el origen era el Tíbet para conferirles prestigio y aumentar así su precio.

3. Alga espirulina Se la conoce como el alga con propiedades milagrosas. Crece en algunos lagos de Nigeria, Chad y Camerún. Hace años, la FAO consideró que podía tratarse de un buen alimento para algunos países con dificultades para abastecerse de proteínas, todo lo contrario que ocurre en España. "Pese a que la alga espirulina no es mejor fuente de proteínas que la leche o la carne, su precio por gramo es hasta 30 veces superior", advierte la dietista Anna Sauló.


4. Kakadu Esta fruta del tamaño de una ciruela contiene hasta cinco gramos de vitamina C por cada 100 gramos, el récord mundial de vitamina C, unas 100 veces más que la naranja. "¡Para qué ir tan lejos a buscar la vitamina C si la tenemos al lado! Nunca he probado el kakadu, pero en España hay naranjas con un sabor maravilloso que maduran al sol y proporcionan una cantidad de vitamina C más que suficiente", sostiene el Dr. Luis Serra, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

5. Salvado de avena El doctor Pierre Dukan se hizo de oro con su famosa dieta vendiendo kilos y más kilos de salvado de avena contra reembolso. Contiene más del doble de grasas que el trigo, un 80% de las cuales son insaturadas. Además, tiene un alto contenido en fibra. Sin embargo, señala Abel Mariné, catedrático de Nutrición y Bromatología en la Universidad de Barcelona, "no es ningún alimento milagroso y no existe ningún tipo de superioridad respecto al salvado de otros cereales".

Alimentacion  
New
Advertisement