Page 1

Recopilación de resúmenes de documentos descargados a partir de la búsqueda en distintas bases de datos Objetivo Comprender las dimensiones culturales del dengue en profesionales de la salud de México y Colombia. A fi n de generar elementos para la formación y actualización de los éstos en la prevención y atención de dicha enfermedad. Método Estudio antropológico cognitivo. Realizado en las ciudades de Morelia, México y Santiago de Cali, Colombia. Participaron un total de 197 profesionales de salud seleccionados por muestreo propositivo. Se utilizaron las técnicas de listados libres y el sorteo de montones. Se indagaron términos asociados al concepto dengue y grupos de dimensiones conceptuales. Resultados Las concepciones culturales del dengue en los participantes de México hicieron énfasis en la prevención. Los de Colombia mostraron un lenguaje biomédico y su interés se centró en la sintomatología. En general se mostró una visión integral del dengue que incluye la visión médica y aspectos sociales interrelacionados. Conclusiones Los profesionales de la salud. (Soltero-Avelar, 2012) Objetivo. Determinar la seroprevalencia de anticuerpos neutralizantes de los serotipos del virus dengue en estudian- tes universitarios de Tabasco, México, durante los meses de septiembre a noviembre del año 2005. Material y métodos. Se determinó la presencia de IgG contra el virus en el suero de estudiantes que acudieron al centro clínico de la universi- dad; en los sueros positivos se determinaron los anticuerpos neutralizantes mediante el ensayo de reducción de placa lítica. Resultados. La prevalencia de IgG contra el dengue fue de 9.1%; de esta proporción, los anticuerpos neutralizantes fue- ron DENV-1 (20%), DENV-2 (100%), DENV-3 (4%) y DENV-4 (68%). Conclusiones. Este estudio muestra que el serotipo transmitido con mayor frecuencia en el estado de Tabasco es el DENV2, aunque no ha sido el aislado con más frecuencia. La elevada prevalencia de anticuerpos neutralizantes contra el DENV-4, al parecer de reacción cruzada, podría explicar la baja circulación de este serotipo en Tabasco. (GG, 2011) El dengue es una enfermedad infecciosa sistémica, de etiología viral, transmitida por mosquitos del género Aedes. Origina entre 50 y 100 millones de casos anuales en más de 100 países; en la mayoría se presenta como síndrome gripal o cuadro febril indiferenciado y en más de 500 000 pacientes, como dengue hemorrágico. En el continente americano, el dengue se considera la enfermedad reemergente más importante y sus formas hemorrágicas son cada vez de mayor relevancia, especialmente debido al aumento progresivo en el número de defunciones. Los primeros brotes de la enfermedad por dengue en la región de las Américas datan de 1635. A partir de su presentación hemorrágica en 1962, el dengue ha sido considerado un problema de salud pública, ya que la mitad de la población mundial vive en áreas endémicas. El propósito de este trabajo es realizar una breve revisión de los aspectos epidemiológicos, el cuadro clínico, la fisiopatología, la prevención y el tratamiento de esta enfermedad, así como la


formulación de recomendaciones para mejorar la calidad de la atención en estos pacientes y disminuir su mortalidad. (Fajardo-Dolci, 2013) Objetivo: describir la mortalidad en fiebre por dengue durante un año de observación. Métodos: estudio descriptivo y retrospectivo, en el que se revisaron 104 expedientes de pacientes cuya causa de muerte se reportó como dengue durante 2009 y marzo de 2010. Resultados: de 104 sujetos fallecidos, 60 (58 %) eran mujeres y 44 (42 %), hombres. Se observó mayor mortalidad entre los 11 y 40 años de edad (47 %). Colima fue la entidad con más casos de dengue y Jalisco con más defunciones. La trombocitopenia fue la regla (90.4 %). La cuarta parte de los casos se asoció con enfermedades preexistentes. Las manifestaciones iniciales de gravedad incluyeron hemorragias, extravasación, hipovolemia, taquicardia, palidez, depresión del estado de conciencia y falla circulatoria. La causa directa de la muerte fue el estado de choque. En 42 casos con dengue grave ocurrió más de uno de estos eventos. Conclusiones: se observó una relación directa entre la severidad del cuadro y la mortalidad. (Pérez-Cardoso, 2099) Los responsables de la actual pandemia de Chikungunya (alfavirus), dengue y Zika (flavivirus) son virus trasmitidos por artrópodos, arbovirus. Su importancia aumentó en las Américas en los últimos 20 años. Los vectores principales son Aedes aegypti y A. albopictus. La infección por dengue provee inmunidad duradera al serotipo específico y temporaria a otros tres. La posterior infección por otro serotipo determina mayor gravedad. Existe una vacuna contra dengue registrada, Dengvaxia (Sanofi Pasteur). Otras dos (Butantan y Takeda) comienzan la Fase III en 2016. La infección por Zika suele ser asintomática, o presentarse con exantema, conjuntivitis y fiebre no muy elevada. No existen vacunas ni tratamiento específico. Se puede transmitir por vía parental, sexual y por transfusión sanguínea. Se la ha asociado con microcefalia. Chikungunya causa artralgias prolongadas, con respuesta inmune persistente. Hay dos vacunas candidatas en Fase II. El diagnóstico directo del dengue se realiza por cultivo, RTPCR y ELISA para detección del antígeno NS1; los métodos indirectos son ELISAIgM (reacción cruzada con otros flavivirus), MAC-ELISA, y neutralización en placas, que diferencia los 4 serotipos DENV y otros flavivirus. Zika se diagnostica por RT-PCR y aislamiento del virus. El diagnóstico serológico presenta reacciones cruzadas con otros flavivirus. Para CHIKV se emplean cultivo y RT-PCR, MACELISA y neutralización en placas. Contra Aedes se emplean larvicidas organofosforados (temefos), insecticidas organofosforados (malation y fenitrotion) y piretroides (permetrina y deltametrina). Puede haber resistencia. Los derivados vegetales son menos costosos y biodegradables, entre ellos el aceite de cetronela, que micro encapsulado se preserva de la evaporación. (Antonio, 2015) Las infecciones por virus dengue (DENV) y virus chikungunya (CHIKV) presentan síntomas clínicos similares lo que dificulta el diagnóstico clínico; además ambas enfermedades son transmitidas por los mismos vectores por lo que en una región


puede haber co-circulación y por tanto co-infección con ambos virus. No obstante, el desenlace de la enfermedad es diferente, la fiebre del chikungunya rara vez es fatal, pero puede dejar secuelas a nivel articular y neurológico mientras que la enfermedad por dengue es potencialmente fatal; de ahí que un diagnóstico preciso y oportuno es necesario. Objetivo. (Patricia, 2016) En el presente trabajo se discute el potencial neutropismo del virus Zika, haciendo comparación con virus tanto RNA como DNA que son neurotrópicos conocidos. Asimismo, se comenta que comparado con los nuevos virus que han afectado las Américas, como el de chikunguña, el Zika ha demostrado tener gran afinidad por el tejido cerebral, manifestado por una alta incidencia de cuadros neurológicos agudos, como el síndrome de Guillain-Barré, entre otros, así como la incidencia reportada de microcefalia que en algunos sitios afectados por el virus, ha sido anormalmente alta comparada con la incidencia previa, de la cual, en un mortinato sometido a necropsia se demostró alteraciones importantes en el tejido cerebral, identificándose material viral y virus vivos en el complejo fetoplacentario, y demostrándose la repercusión tanto en sustancia blanca como en sustancia gris, así como de ganglios de la base, cuerpo calloso, ventrículos y cordón espinal, lo cual pudiera explicar la microcefalia que se le atañe. Aún no se demuestra una relación causa-efecto directa, sin embargo la evidencia actual apoya dicha relación, esperando ser avalada científicamente (Carpio-Orantes, 2016) El virus Mayaro produce unaenfermedad de síntomas inespecíficos y subletales, frecuentemente confundida con dengue, con síntomas de artralgias que pueden generar incapacidad laboral. Los brotes han sido esporádicos y localizados en la región selvática de la Panamazonia, posterior a su primer aislamiento en 1954 (Trinidad y Tobago). La información en la literatura científica es escasa, diversa y dispersa. El virus Mayaro es un alfavirus filogenèticamente relacionado con el complejo del virus Semliki Forest (SFV); con el UNA, son los únicos virus de dicho complejo aislados en el Nuevo mundo. (Muñoz, 2012) El dengue es un importante problema de salud pública debido a las enormes pérdidas económicas y sociales que ha provocado especialmente durante los picos epidémicos. Objetivo. Describir el comportamiento de la mortalidad por dengue en Colombia entre 1985 y 2012. Materiales y métodos. Se realizó un estudio descriptivo. La información se obtuvo de las bases de mortalidad y de las proyecciones de población de 1985 a 2012 del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). Se estimaron tasas de mortalidad, razón de tasas y letalidad. Resultados. Se registraron 1.990 muertes por dengue durante el periodo en Colombia. Las tasas de mortalidad por dengue presentaron un comportamiento creciente entre 1985 y 1998. Las tasas más altas se presentaron en los grupos de edad de menores de 5 años y de 65 y más años, en hombres. Entre 1995 y 2012, los municipios de categoría 1 a 4 también presentaron las tasas más altas. La letalidad durante el periodo varió entre 0,01% y 0,39%.


Conclusión. El dengue es una enfermedad evitable que debería desaparecer de las estadísticas de mortalidad como causa de defunción. (León-Quevedo, 2016) Las infecciones por virus dengue (DENV) y virus chikungunya (CHIKV) presentan síntomas clínicos similares lo que dificulta el diagnóstico clínico; además ambas enfermedades son transmitidas por los mismos vectores por lo que en una región puede haber co-circulación y por tanto co-infección con ambos virus. No obstante, el desenlace de la enfermedad es diferente, la fiebre del chikungunya rara vez es fatal, pero puede dejar secuelas a nivel articular y neurológico mientras que la enfermedad por dengue es potencialmente fatal; de ahí que un diagnóstico preciso y oportuno es necesario. Objetivo. Comparar el diagnóstico presuntivo basado en los hallazgos clínicos, con el diagnóstico diferencial realizado con base en pruebas de laboratorio. Materiales y métodos. Se realizaron pruebas virológicas y serológicas específicas para dengue y chikungunya en 8 muestras de sangre de pacientes pediátricos con síndrome febril. RT-PCR fue realizada para detectar DENV y CHIKV y ELISA de captura para IgM para confirmar los casos de dengue. Resultados. Con base en los hallazgos clínicos, dos pacientes fueron diagnosticados como casos probables de dengue o chikungunya, dos como casos probables de chikungunya y cuatro no tuvieron diagnostico presuntivo de infección viral. Las pruebas de laboratorio permitieron confirmar infección por DENV en dos pacientes, infección por CHIKV en otros dos y co-infección DENV- CHIKV en los cuatro restantes (Castellanos, 2016) El síndrome de Rett (SR) es un desorden del neurodesarrollo que se caracteriza por comportamiento autista, movimientos estereotipados de las manos, pérdida del habla y la comunicación y microcefalia adquirida. El diagnóstico del SR se basa en sus particularidades clínicas y la evolución del paciente; no hay un marcador de laboratorio que facilite el diagnóstico y con frecuencia los pacientes con SR se confunden con el autismo infantil, aunque difieren en su evolución. Se presenta un caso que fue diagnosticado a los 3 años 9 meses de edad, cuando se encontró que presentaba disbiosis y concentración alta de metales neurotóxicos (Valencia, 2009) El virus Zika es una entidad de reciente descubrimiento en América, por tal motivo necesitamos tomar en cuenta las zonas endémicas para desarrollar programas de prevención y diagnóstico temprano, reconocer de forma temprana el cuadro clínico, tamizar a las pacientes embarazadas en riesgo para evitar complicaciones neurológicas en el producto, así como tomar en cuenta que no existe estudio inmunológico de laboratorio preciso para su diagnóstico definitivo (España, 2016) El dengue actualmente está entre las enfermedades trasmitidas por mosquitos de mayor impacto universal. La evolución clínica de la enfermedad podría ser impredecible, por lo que un correcto manejo en fases tempranas garantizaría la mejoría del paciente. Objetivo. Evaluar los niveles séricos de reguladores endoteliales (VEGF, sICAM- 1, sEndoglina, Ang-1 y Ang-2) como marcadores


predictores de severidad del dengue. Material y métodos. Se condujo un estudio de casos y controles anidado a una cohorte. En fase temprana, los niveles de los reguladores endoteliales fueron medidos por ELISA. Se realizó análisis mediante regresión logística, entre variables clínicas y reguladores, utilizando como variable de salida la severidad en dengue. Se definió entre las variables de interés y desenlace, un posible modelo predictor de severidad dado por la mejor área bajo la curva (AROC) alcanzada (Galvez, 2016) Describir el caso de una paciente con embarazo a término e infección con virus del dengue de tipo hemorrágico con trasmisión vertical al neonato. Caso clínico: paciente de 32 años de edad y 38 semanas de embarazo. Acudió al hospital porque desde dos días previos tuvo fiebre. Durante su estancia continuó con fiebre de 39°C y trombocitopenia de 85,000/ mm3. La serología para dengue reportó antígeno NS1 positivo. Se indujo el trabajo de parto y su hijo nació vivo; sexo masculino, pesó 3,220 g, respiró y lloró al nacer. Durante el puerperio la paciente cursó con mal estado general, dolor retro-ocular y prurito generalizado en el tronco y las extremidades, gingivorragia y petequias en el paladar blando; trombocitopenia progresiva hasta llegar a 5,000 plaquetas/mm 3. A los ocho días de estancia la concentración de plaquetas se incrementó a 42,000/mm 3, sin requerir concentrados plaquetarios; se dio de alta del hospital a los 10 días de estancia, con 94,000 plaquetas por mm3. Al cuarto día de vida extrauterina el neonato tuvo eritema generalizado en el tronco; al quinto día inició con fiebre de 38°C y 78,000 plaquetas por mm3. Las pruebas serológicas para dengue reportaron un antígeno NS1 positivo y anticuerpos IgM e IgG negativos. Se trasladó a la unidad de cuidados intensivos neonatales en donde continuó con disminución hasta llegar a 14,000 plaquetas por mm3 y áreas equimóticas por presión y en el sitio de la veno-punción. Se le transfundieron cuatro concentrados plaquetarios. Al décimo día la cuantificación de las plaquetas fue de 387,000 por mm3. Conclusiones: en un área endémica, como el estado de Sinaloa, en una mujer embarazada con fiebre y trombocitopenia hay que estar alerta ante la posibilidad de infección por el virus del dengue y sus complicaciones. Aunque rara, como en este caso, la infección puede trasmitirse al feto (trasmisión vertical) y ocasionar que el dengue sea congénito primario, incluso en sus formas hemorrágicas graves. (Castellanos, 2016) El virus Mayaro produce unaenfermedad de síntomas inespecíficos y subletales, frecuentemente confundida con dengue, con síntomas de artralgias que pueden generar incapacidad laboral. Los brotes han sido esporádicos y localizados en la región selvática de la Panamazonia, posterior a su primer aislamiento en 1954 (Trinidad y Tobago). La información en la literatura científica es escasa, diversa y dispersa. El virusMayaro es un alfavirus filogenèticamente relacionado con el complejo del virus Semliki Forest (SFV); con el UNA, son los únicos virus de dicho complejo aislados en el Nuevo mundo. Está conformado por ARN de cadena simple de carga positiva, con longitud de 12 kb con la región 42S y 26S, que


codifican para proteínas no estructurales y estructurales. El virus Mayaro presenta gran adaptabilidad para la infección en vertebrados y especificidad hacia la familia Culicidae (mosquitos) como vectores u hospedadores invertebrados. (Antonio, 2015) Se han observado manifestaciones clínicas atípicas en recién nacidos y lactantes que presentan fiebre del virus chikungunya. Objetivo. Describir los casos de fiebre causada por el virus chikungunya en recién nacidos y lactantes con lesiones mucocutáneas atípicas. Materiales y métodos. Revisión de casos de recién nacidos y lactantes diagnosticados con el virus chikungunya que presentaron lesiones mucocutáneas atípicas. Se revisaron en tres hospitales regionales, los registros clínicos y los resultados de laboratorio y patología. Además, se realizó búsqueda activa comunitaria en los barrios de residencia de los casos. Resultados. De un total de 18 casos sospechosos de chikungunya en recién nacidos y lactantes, 11 tenían un diagnóstico positivo de chikungunya con manifestaciones mucocutáneas atípicas; 54,5% (06/11) de los casos confirmados eran niños menores de cinco meses de edad. Los síntomas más frecuentes fueron fiebre, eritema, irritabilidad y diarrea. Tres de los casos estaban infectados con dengue y chikungunya. (Valderrama, 2016) Chikungunya en Colombia 2014. Metodología Se realizó un estudio transversal por medio de una encuesta, dirigida a los coordinadores de salud pública o referente de enfermedades transmitidas por vectores de las entidades territoriales de salud del país. Resultados Un total de 23, de las 35 entidades territoriales en riesgo de transmisión de Chikungunya, accedieron a responder la encuesta. Al revisar los puntajes de la encuesta para cada eje evaluado de una forma global, se evidenciaron mejores desempeños en los ejes de gestión del conocimiento, atención integral de casos, Inteligencia epidemiológica y promoción de la salud. El sistema de vigilancia epidemiológica durante la epidemia de Chikungunya, de acuerdo a los resultados de este estudio, tuvo baja aceptabilidad y flexibilidad, contribuyendo posiblemente a un subregistro de casos. Conclusiones Se evidencia a nivel general conocimiento y ejecución por parte de las entidades territoriales de salud de la estrategia de gestión integrada EGI para las enfermedades transmitidas por vectores en los ejes evaluados en esta investigación, no obstante es necesario fortalecer los ejes de comunicación del riesgo, laboratorio y el manejo de brotes y contingencias presentadas ante la introducción de nuevos virus (Muñoz, 2012) Microcefalia que en algunos sitios afectados por el virus, ha sido anormalmente alta comparada con la incidencia previa, de la cual, en un mortinato sometido a necropsia se demostró alteraciones importantes en el tejido cerebral, identificándose material viral y virus vivos en el complejo fetoplacentario, y demostrándose la repercusión tanto en sustancia blanca como en sustancia gris, así como de ganglios de la base, cuerpo calloso, ventrículos y cordón espinal, lo cual pudiera explicar la microcefalia que se le atañe. Aún no se demuestra una


relación causa-efecto directa, sin embargo la evidencia actual apoya dicha relación, esperando ser avalada científicamente. (Carpio-Orantes, 2016) Los responsables de la actual pandemia de Chikungunya (alfavirus), dengue y Zika (flavivirus) son virus trasmitidos por artrópodos, arbovirus. Su importancia aumentó en las Américas en los últimos 20 años. Los vectores principales son Aedes aegypti y A. albopictus. La infección por dengue provee inmunidad duradera al serotipo específico y temporaria a otros tres. La posterior infección por otro serotipo determina mayor gravedad. Existe una vacuna contra dengue registrada, Dengvaxia (Sanofi Pasteur). Otras dos (Butantan y Takeda) comienzan la Fase III en 2016. La infección por Zika suele ser asintomática, o presentarse con exantema, conjuntivitis y fiebre no muy elevada. No existen vacunas ni tratamiento específico. Se puede transmitir por vía parental, sexual y por transfusión sanguínea. Se la ha asociado con microcefalia. Chikungunya causa artralgias prolongadas, con respuesta inmune persistente. (León-Quevedo, 2016)

Bibliografía Antonio, M. (2015). Virus Zika, una nueva epidemia en puerta. Américas, 41. Carpio-Orantes, d. (2016). Zika, ¿virus neurotrópico? . neurotropic, 4. Castellanos, J. E. (2016). Dengue-Chikungunya differential diagnosis in pediatric patients. Revista del Instituto Nacional de Salud, 1. España, R. (2016). Virus Zika. Revista CONAMED, 1-34. Fajardo-Dolci, G. (2013). El dengue en México. Temas de actualidad, 10. Galvez, M. (2016). Dengue. Revista del Instituto Nacional de Salud, 1-4. GG, S.-B. (2011). Prevalencia de anticuerpos neutralizantes. ARTÍCULO ORIGINAL, 22. León-Quevedo. (2016). Dengue mortality. Revista del Instituto Nacional de Salud., 1. Muñoz, M. (2012). Virus Mayaro: un arbovirus reemergente en Venezuela y Latinoamérica. Revista del Instituto Nacional de Salud, 1. Patricia, E. (2016). Dengue-Chikungunya differential diagnosis in pediatric patients. Diagnóstico, 6. Pérez Castro, A. (s.f.). virus Zika. Pérez-Cardoso, 1. L. (2099). Defunciones por dengue en mexico. Aportaciones originales, 12.


Soltero-Avelar, R. (2012). Dimensiones culturales sobre el Dengue. Rev. salud pĂşblica, 15. Valderrama, M. A. (2016). Virus Chinkungunya. Revista del Instituto Nacional de Salud, 3-12. Valencia, J. (2009). El sĂ­ndrome de Rett. Reporte de un caso. Revista Mexicana de Pediatria, 21.

Recopilación de resúmenes de documentos científicos  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you