Page 1

Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

6 1. 2. 3. 4.

Bloque funcional: cabeza y tronco

Introducción. Bloque funcional: cabeza y tronco La cabeza: cráneo y cara Conjunto esquelético articular y muscular del tronco

- Página 1-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

6.1. Introducción La eficiencia del organismo no es posible asignarla a un solo músculo, hueso o articulación, ni a un solo aparato, sino que será el resultado del rendimiento integrado por diferentes órganos, aparatos y sistemas. Sin embargo, para estudiarlos mejor, es posible diferenciar una serie de unidades o BLOQUES FUNCIONALES, que tienen una cierta autogestión para poder solucionar problemas regionales; pero que están en relación y cooperación con una organización general. Distinguimos, para el estudio anatómico, tres bloques funcionales:  BLOQUE FUNCIONAL DE TRONCO Y CABEZA.  BLOQUE FUNCIONAL DE LA EXTREMIDAD SUPERIOR.  BLOQUE FUNCIONAL DE LA EXTREMIDAD INFERIOR. La relación entre estos tres bloques se establece a partir de 4 articulaciones principales:

2

ESCÁPULOHUMERALES

(unen

los

brazos

al

tronco)

y

2

COXOFEMORALES (unen las piernas al tronco). Se producen en lo que se llaman CINTURAS, así la que une brazo y tronco se llama CINTURA ESCAPULAR, y la que une los miembros inferiores al tronco, CINTURA PÉLVICA.

Para que un músculo desarrolle de un modo óptimo su actividad, otros deben de trabajar como asistentes, por ello hay músculos fijadores, antagonistas,... además también existen músculos poliarticulares, que trabajan en varias articulaciones. Para que realicen su acción en una articulación u otra, hay que fijar en la que no actúan. Apenas vamos a realizar movimientos aislados de una sola articulación, normalmente un movimiento sencillo llevará asociados múltiples movimientos de prácticamente todas las articulaciones del cuerpo. Toda esta sucesión de acciones musculares, hasta llegar al movimiento deseado, se llama CADENA MUSCULAR y en la mayor parte de los deportes implica a los tres bloques funcionales simultáneamente.

- Página 2-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

6.2. Bloque funcional: cabeza y tronco Este bloque funcional comprende lo que se conoce como eje del esqueleto o también denominado como esqueleto axial, y está constituido por la cabeza y el tronco. Incluye los siguientes huesos: -

Cabeza: cráneo y cara. Hueso hioides. El Tórax. Columna Vertebral.

En este tema, nos centraremos en examinar tanto los huesos como las articulaciones que forman este bloque funcional, así como, los músculos más importantes que movilizan la estructura.

6.3. La cabeza: cráneo y cara En la cabeza se distinguen dos partes bien diferenciadas: el cráneo y la cara. A) Huesos que forman la cabeza. A.1. Huesos del cráneo. La cavidad del cráneo presenta una parte superior conocida como bóveda del cráneo, que es lisa en su superficie externa, y que presenta surcos y depresiones en su superficie interna, para adaptarse al cerebro y a sus vasos sanguíneos. La parte inferior de la cavidad se conoce con el nombre de base del cráneo. Está perforada por muchos agujeros para el paso de nervios y vasos sanguíneos. El cráneo es una caja ovoide, que protege al encéfalo, y está formada por ocho huesos soldados entre sí: -

1 Frontal. 2 Parietales. 2 Temporales. 1 Occipital. 1 Esfenoides. 1 Etmoides.

Los cuatro primeros contribuyen a establecer extensas superficies del cráneo, muy bien delimitadas externamente; del etmoides y del esfenoides queda oculta gran parte, que sólo se hace visible al seccionar o desarticular el cráneo.

EL FRONTAL: situado en la frente. Presenta en la parte inferior unos rebordes pronunciados llamados arcos superciliares. - Página 3-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

LOS PARIETALES: situados en la parte superior y lateral del cráneo. La superficie externa es lisa, pero la superficie interna presenta profundos surcos que alojan las arterias craneales. El OCCIPITAL: situado en la nuca. Presenta en su base el agujero occipital (foramen magno), por donde pasa la médula espinal. A los lados de este orificio están los cóndilos occipitales, que permiten la articulación del cráneo con la primera vértebra, el Atlas. DOS TEMPORALES: situados en las sienes del cráneo, presentan tres porciones: la porción escamosa o concha (que posee la apófisis cigomática y la cavidad glenoidea), la porción petromastoidea, situada debajo de la anterior, y la porción timpánica, que contiene el conducto auditivo externo. EL ETMOIDES: situado en el fondo de las fosas nasales, presenta la lámina vertical, que separa las fosas nasales, y una lámina horizontal denominada lámina cribosa, atravesada por los orificios de los nervios olfatorios, de la que sobresalen dos masas laterales y los cornetes superiores. EL ESFENOIDES: situado en la base del cráneo, sirve de unión a muchos huesos de la cabeza. Presenta una forma semejante a un murciélago, con las alas desplegadas, y consta de un cuerpo, dos alas grandes y dos alas pequeñas. El cuerpo presenta una depresión denominada silla turca, que aloja la glándula pituitaria o hipófisis. A.2 Huesos de la cara. La cara está formada por un conjunto de huesos que protegen los órganos de los sentidos y la cavidad bucal. Son los siguientes: El VÓMER, que forma parte del tabique nasal junto con la lámina vertical del etmoides. Dos CORNETES INFERIORES, en el interior de las fosas nasales, debajo de los cornetes del etmoides. Dos NASALES, que forman la parte superior de la nariz. Dos UNGIS o LACRIMALES, que forman parte de las órbitas oculares y contienen los conductos lacrimales. Dos PÓMULOS o MOLARES, en las mejillas, cada uno de los cuales presenta una apófisis que se suelda con la apófisis cigomática del temporal, originando el arco cigomático. Dos MAXILARES SUPERIORES, que forman la mandíbula superior. Cada uno presenta una apófisis ascendente que se articula con el frontal, constituyendo el tabique externo de la nariz. Su cara inferior forma parte del paladar y en el borde presenta los alvéolos donde se insertan los dientes. - Página 4-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Dos PALATINOS, que forman la parte superior del paladar. El MAXILAR INFERIOR, que constituye la mandíbula inferior y presenta en su borde superior los alvéolos dentarios. Posee un cuerpo y dos ramas ascendentes que terminan en las apófisis coronoides por delante y el cóndilo del maxilar por detrás, que se articulará con el temporal. El HIOIDES, situado en la base de la lengua, en forma de U, es el único hueso que no está articulado con los demás. Los huesecillos del oído medio: MARTILLO, YUNQUE y ESTRIBO.

B) Articulaciones que forman los huesos de la cabeza. Las diferentes piezas óseas que conforman el cráneo y la cara están unidas por articulaciones inmóviles; SINARTROSIS. Constituye una excepción la articulación de la mandíbula inferior con el cráneo, que es móvil. •

Articulaciones de los huesos del cráneo entre sí.

Los huesos del cráneo están unidos entre sí por articulaciones inmóviles denominadas suturas, a excepción de uno de los huesos de la cara, el maxilar inferior que se articula con el hueso temporal formado por la articulación temporomaxilar. Las principales suturas son: -

La sutura frontal o coronal: entre el hueso frontal y los huesos parietales. La sutura sagital: entre los huesos parietales y se extiende a lo largo de la bóveda del cráneo. La sutura Lamboidea: entre el hueso occipital y los dos huesos parietales. Sutura escamosa. Entre los parietales y los temporales.

Dentro de las articulaciones de la cara hay que destacar la temporomandibular. Entre la mandíbula inferior formada por los cóndilos del maxilar inferior y las carillas articulares que ofrece el hueso temporal para su articulación, esta articulación es una Diartrosis de tipo Condílea. Mención especial merece el hueso hioides, que se encuentra suspendido de las apófisis estiloides de los huesos temporales mediante ligamentos y músculos. Está situado en el cuello entre la mandíbula y la laringe. Sostiene la lengua.

- Página 5-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

C) Músculos de la cabeza: Existen numerosos músculos que establecen diferentes movimientos tanto en el cráneo como en la cara. Así pues debido a su gran número, tan solo nombraremos algunos de ellos. -

Músculos mímicos o faciales: Frontal (levanta las cejas). Nasal (arruga la nariz). Bucinadores (hinchan los carrillos). Orbiculares de los labios (abren y cierran los labios). Orbiculares de los ojos (abren y cierran los ojos).

-

Músculos masticadores: Temporales. Maseteros (ambos elevan la mandíbula inferior y la comprimen contra la superior).

6.4. Conjunto esquelético articular y muscular del tronco Para el estudio del conjunto esquelético del tronco vamos a dividirlo en dos partes: A) El tórax. B) La columna vertebral. A) EL TÓRAX:

El término tórax se refiere a la totalidad del busto. La porción esquelética del tórax es una jaula ósea formada por el esternón, las costillas y las vértebras dorsales. La caja torácica rodea y protege a los órganos de la cavidad torácica y de la parte superior de la cavidad abdominal. También proporciona sostén para los huesos de la cintura escapular y de las extremidades superiores. Componentes del tórax: 1. Esternón. Es un hueso plano y estrecho que mide unos 15 cm. de longitud. Está situado en la línea media de la pared anterior del tórax y consta de tres partes principales. El manubrio o porción superior, el cuerpo o porción media, que es la de mayor tamaño, y la apófisis xifoides, que es la porción más pequeña e inferior. La unión del manubrio con el cuerpo forma el ángulo esternal. El manubrio tiene una depresión en su superficie superior llamada hendidura supraesternal o yugular. A cada lado de esta hendidura se encuentran las hendiduras claviculares, que se articulan con los extremos internos de las clavículas. El manubrio se articula también con la

- Página 6-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

primera y segunda costillas de cada lado. El cuerpo del esternón se articula directa o indirectamente con las costillas segunda a décima. La apófisis xifoides no se une a ninguna costilla, pero sí proporciona un punto de inserción para algunos músculos abdominales.*

2. Costillas. Doce pares de costillas forman ambas paredes laterales de la cavidad torácica. Las costillas van aumentando su tamaño desde la primera a la séptima, para después volver a disminuir hasta la duodécima. Cada una de ellas se articula por detrás con la correspondiente vértebra dorsal. Las costillas primera a séptima se unen directamente con el esternón por delante a través de una zona de cartílago hialino llamada cartílago costal. Estas costillas son llamadas costillas verdaderas (vertebroesternales). Los cinco pares restantes de costillas se denominan costillas falsas, ya que sus cartílagos costales se unen de forma indirecta al esternón o no se unen en absoluto a él. Los cartílagos de los pares octavo, noveno y décimo se unen entre sí antes de hacerlo a los cartílagos del séptimo par de costillas. Estas costillas falsas son las costillas vertebrocondrales. Los pares undécimo y duodécimo son costillas falsas denominadas flotantes, ya que sus extremos anteriores no se unen al esternón y sólo están unidas por detrás a las vértebras dorsales. Las costillas son huesos alargados, aplanados y curvos, son huesos irregulares con forma de arco. Su forma les da la elasticidad necesaria para los movimientos de la respiración. Cada costilla está formada por tres partes;

una extremidad anterior, una extremidad posterior y un cuerpo arqueado que une las dos extremidades.

- Página 7-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

La extremidad vertebral o posterior de la costilla presenta una cabeza que presenta una o dos carillas articulares que se articulan con los cuerpos de las vértebras dorsales. El cuello es una porción estrecha situada inmediatamente por fuera de la cabeza. El tubérculo une la cabeza y el cuerpo que consta de una parte articular y una parte no articular. La parte articular se articula con la apófisis transversa de la vértebra dorsal. El cuerpo es la porción más grande. A corta distancia del tubérculo se produce un cambio brusco en la curvatura de la costilla, en el punto llamado ángulo costal. La superficie interna de la costilla tiene un surco que protege a vasos sanguíneos y pequeños nervios. La extremidad anterior posee una depresión para la inserción del cartílago costal.  La extremidad posterior es el punto más fijo y la anterior el más móvil.  Los espacios intercostales varían de tamaño entre cada una de las costillas y están ocupados por los músculos intercostales situados entre ellos y que cierran, los espacios y contribuyen a formar la cavidad torácica.

3. Vértebras dorsales. Las veremos dentro del apartado de la columna vertebral.  Articulaciones. Las articulaciones entre la columna vertebral dorsal, las costillas, el esternón, para configurar la caja torácica se agrupan en dos grandes categorías: 1ª articulación costovertebrales. 2ª articulación costoesternales. 1. Las articulaciones costovertebrales son dos: a) articulación costovertebral propiamente dicha; entre el extremo posterior de la costilla y el cuerpo vertebral. b) Articulación costotransversa; entre el tubérculo del extremo posterior de la costilla y la apófisis transversa de la vertebra dorsal. Estas articulaciones son Diartrosis del tipo Artrodias (deslizantes). 2. Las articulaciones costoesternales se pueden agrupar en cuatro. a) b) c) d)

Articulación esternocostal: entre el esternón y los cartílagos costales. Articulación condrocostales: entre el cartílago y el extremo costal. Articulación intercondrales: entre los cartílagos costales. Articulación entre el cuerpo del esternón y el manubrio y la del cuerpo y la apófisis xifoides.

- Página 8-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Todas ellas están reforzadas por un gran número de pequeños ligamentos. Estas articulaciones son Sinartrosis del tipo Sincondrosis.  Movimientos: En la columna dorsal, todos los movimientos son posibles, aunque muy limitados por la caja torácica. Cuando se produce la inspiración costal, hay una elevación de las costillas y consiguientemente, un aumento del diámetro sagital de la parte alta del tórax y del diámetro frontal de su parte baja. El cartílago costal experimenta una torsión sobre sí mismo. Cuándo hay una espiración costal ocurre lo contrario: bajan las costillas y por lo tanto disminuyen los diámetros sagital y frontal del tórax.

- Página 9-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico



Músculos que intervienen en la dinámica respiratoria.

En las dos fases de la mecánica ventilatoria intervienen un grupo de músculos que habitualmente se denominan como inspiradores y espiradores. En la inspiración, se distinguen dos tipos: la normal y la forzada. La inspiración normal se produce con la participación de la musculatura torácica propiamente dicha, mientras que la inspiración forzada precisa de otras acciones musculares. En la espiración no siempre es necesaria la acción muscular como en la inspiración. El carácter elástico del tórax y el propio peso de las estructuras torácicas y abdominales, facilita en gran medida la espiración normal o pasiva. Sólo las espiraciones forzadas necesitan de la participación de acciones musculares.

Músculos de la inspiración:

Normal:

Forzada:

Músculo del diafragma. Realiza la inspiración abdominal. Es el músculo más importante de la inspiración. Su origen está en el esternón y se inserta en las 6 costillas inferiores y en la apófisis transversa de las dos vértebras lumbares superiores. Intercostales externos. Realizan la respiración torácica. Son 11 y actúan como motor principal si los escalenos fijan las costillas superiores. Se originan en la cara exterior de las costillas, actúan elevando las costillas. Origen: borde inferior de las 11 primeras costillas. Inserción: borde superior de las 11 últimas costillas.

Esternocleidomastoideo

- Página 10-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco

Escalenos: es un motor principal si esta fija la columna cervical (en extensión).

Pectorales (mayor y menor): estabiliza la columna vertebral y mantiene el tórax elevado Serrato mayor. Serrato posterior superior. Dorsal ancho.


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Músculos de la espiración:

Normal: De forma pasiva.

Forzada: Intercostales internos. Se originan en la cara interior de las costillas. Bajan las costillas. Origen: borde superior de la costilla inferior. Inserción: borde inferior de la costilla superior. Están más desarrollados los intercostales externos.

Músculos abdominales: los músculos más importantes son los oblicuos mayor y menor el recto anterior del abdomen es menos activo y el transverso es muy interno. Son los músculos más importantes de la espiración forzada.

Serrato posterior inferior. Origen: espinas de las 2 últimas vértebras torácicas y dos o tres primeras lumbares. Inserción: 2ª y 5ª costilla. Elevan las costillas.

Cuadrado lumbar: es un músculo accesorio de la espiración aunque su función es muy discutible.

B) La columna vertebral

La columna vertebral representa alrededor de dos quintas partes de la altura del cuerpo y está formada por una serie de huesos llamados vértebras. La longitud de la columna vertebral es de alrededor de 71 cm. en un varón adulto medio y de unos 61 cm. en una mujer adulta media. Tiene cuatro funciones: a) Apoyo: da solidez al tronco, para que éste no se desmorone. b) Protección: alberga y protege a la médula espinal; el sistema nervioso es la parte del cuerpo que mecánicamente corre un mayor peligro. Por eso el cerebro y la médula están recubiertos por huesos protectores. c) Suspensión: sostiene la cabeza y los discos amortiguan la presión y los impactos.

d) Movimiento: permite la inclinación hacia delante, atrás, los lados y la rotación.

- Página 9-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

En la columna vertebral contiene 33 o 34 vértebras que se distribuyen de la siguiente manera: siete vértebras cervicales, doce dorsales, cinco lumbares, y cinco sacras fusionadas en un hueso llamado sacro, y por 4 o 5 coccígeas fusionadas en un hueso llamado cóccix. Las vértebras se nombran por su inicial y número, de arriba abajo (C1,…, C7, D1,…, D12, L1,…; L5). Estos grupos de vértebras dan lugar a 5 zonas o regiones en la columna: Región cervical. Región torácica o dorsal. Región lumbar. Región sacra. Región coccígea. Las vértebras de las tres primeras regiones permanecen separadas y se denominan vértebras libres. Las vértebras que conforman las dos regiones inferiores, permanecen soldadas entre sí configurando dos piezas óseas distintas que ya han sido mencionadas. El sacro y el cóccix Entre las vértebras, concretamente desde la segunda (el axis) hasta el sacro existen unos discos intervertebrales, formados por un anillo externo de cartílago fibroso, llamado anillo fibroso y una estructura interna blanda, pulposa y muy elástica, llamada núcleo pulposo. Los discos forman fuertes articulaciones, permiten los diversos movimientos de la columna vertebral y absorben los choques verticales.  Curvaturas normales: La columna no es recta, tiene cuatro curvas. Desde un plano sagital observamos: -

-

- Página 10-

Dos curvas cóncavas anteriormente y convexas posteriormente denominadas curvas cifóticas. Una situada en la región dorsal (CIFOSIS DORSAL) y otra situada a nivel del sacro (CIFOSIS SACRA) Dos curvas convexas anteriormente y cóncavas posteriormente denominadas curvas lordóticas. Una situada en la región cervical (LORDOSIS CERVICAL) y otra a nivel lumbar (LORDOSIS LUMBAR).

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Estas curvas varían de un individuo a otro. La función fundamental es la de multiplicar la resistencia a la compresión.

 Vértebra tipo: Las vértebras de las distintas regiones de la columna tienen formas, tamaños y rasgos distintos, pero son lo bastante similares como para hacer posible la descripción común de las partes y funciones de una vértebra tipo. 1. Cuerpo vertebral: ocupa la porción anterior de la vértebra. Sus superficies superior e inferior son rugosas para que se unan a ellas los discos intervertebrales. En su interior presenta tejido óseo esponjoso. En el área cervical presenta una forma rectangular, en la dorsal es triangular y en la lumbar tiene forma de haba. 2. El arco vertebral: se extiende hacia atrás a partir del cuerpo de la vértebra. Junto al cuerpo rodea a la médula espinal y está formado por dos apófisis cortas y gruesas llamadas pedículos, que se proyectan hacia atrás a partir del cuerpo para unirse a las láminas. Las láminas son partes planas que se unen para formar la parte posterior del arco vertebral. En el espacio que queda entre el cuerpo y el arco se encuentra la médula espinal. Este espacio recibe el nombre de agujero vertebral. Entre los pedículos existen unas aberturas llamadas agujeros intervertebrales, que son los que permiten el paso a los nervios raquídeos.

- Página 11-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

3. De cada arco vertebral surgen siete apófisis. En los puntos en los que se unen los pedículos y las láminas, se originan a cada lado una apófisis transversa que se dirige en sentido lateral. Una sola apófisis espinosa se proyecta hacia abajo y hacia atrás a partir del punto en el que se unen las láminas. Estas tres apófisis sirven de punto de inserción a los músculos. Las otras cuatro apófisis forman articulaciones con otras vértebras. Dos apófisis articulares superiores que se articulan con la vértebra situada por encima y dos apófisis articulares inferiores que se articulan con la situada por debajo. Las superficies articulares de estas apófisis se llaman carillas.

Agujero vertebral



Vértebras cervicales: (C1 – C7)

Los cuerpos de las vértebras cervicales son más pequeños que los de las vértebras dorsales. Sin embargo los arcos son mayores. Las apófisis espinosas de la segunda a la sexta suelen ser bífidas, es decir, que tienen hendidura. Todas las vértebras cervicales tienen tres agujeros: el agujero vertebral y dos agujeros transversos. Los agujeros vertebrales de las vértebras cervicales son los más grandes de la columna porque albergan al engrosamiento cervical de la médula espinal. A través de los agujeros transversales pasa la arteria vertebral, que riega en parte al encéfalo, acompañada de la vena y nervios. - Página 12-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Las dos primeras vértebras cervicales son distintas a las demás. La primera C1 se llama Atlas y la segunda C2 se llama Axis. El ATLAS no tiene cuerpo vertebral, ni tiene apófisis espinosa, es un anillo óseo y por el cual pasa la médula espinal, hasta el cráneo. Tiene dos superficies articulares cóncavas a ambos lados para articularse con los cóndilos occipitales. Esta articulación permite los movimientos de flexión y extensión más amplios. El AXIS tiene una forma más aproximada a una vértebra. Tiene cuerpo vertebral y la apófisis espinosa. Del cuerpo vertebral le sale la APÓFISIS ODONTOIDES o diente del axis, que le sirve para articularse con el atlas y para permitir movimientos de rotación de la cabeza. No existe disco entre Atlas y Axis. Atlas



Axis

Vértebras dorsales: (D1-D12)

Son mayores y más fuertes que las cervicales. Además sus apófisis espinosas son más largas, las apófisis transversas también son más largas y pesadas. Salvo D11 y D12, las apófisis transversas tienen una carilla para articularse con los tubérculos de las costillas y los cuerpos de las vértebras también tienen unas carillas o hemicarillas para articularse con las costillas.



Vértebras lumbares: (L1-L5)

Son las mayores y más fuertes de la columna, ya que el peso corporal que sostienen aumenta hacia el extremo inferior de la columna. Sus distintas apófisis son cortas y gruesas. Las apófisis espinosas son gruesas y anchas y se proyectan hacia atrás de manera casi recta. Están adaptadas para que se inserten en ellas los grandes grupos musculares de la espalda. El agujero vertebral es pequeño, ya que a partir de L2 sólo contiene las raíces espinales.

- Página 13-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico



El sacro: (S1-S5)

Está formado por la unión de 5 vértebras y tiene forma cóncava (por su parte anterior). Actúa como una fuerte base para la cintura pélvica. El lado anterior es liso y contiene cuatro líneas transversas que marcan la unión de las vértebras. En los extremos de estas líneas existen cuatro pares de agujeros sacros y por ellos pasan los nervios y los vasos sanguíneos. En la parte posterior contiene la cresta sacra media, correspondiente a la unión de las apófisis espinosas, la unión de las apófisis transversas da lugar a las crestas sacras laterales. El conducto del sacro es la continuación del conducto vertebral.



El cóccix:

Está compuesto por la fusión de 4 o 5 vértebras. Se articula por su parte superior con el sacro.

 Articulaciones. Entre el sacro y la base del cráneo, la columna vertebral intercala 24 piezas móviles; la conexión entre las diferentes piezas está asegurada por numerosos elementos cartilaginosos. Son articulaciones cartilaginosas formadas por almohadillas de fibrocartílago, colocadas entre cada dos vértebras, y sostenidas por ligamentos que transcurren por delante y por detrás de los cuerpos vertebrales a través de toda la longitud de la columna.

Pueden distinguirse varios elementos fibrosos y ligamentos: Los ligamentos, evitan que se produzcan movimientos no deseados. Hay tres ligamentos que recorren la columna de arriba abajo.

- Página 14-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

1. LIGAMENTO VERTEBRAL COMÚN ANTERIOR: recorre los cuerpos vertebrales por la parte anterior desde la 1ª cervical hasta el sacro. Su función es limitar la extensión.

2. LIGAMENTO VERTEBRAL COMÚN POSTERIOR: recorre todos los cuerpos vertebrales por su parte posterior. Su función es limitar la flexión de la columna.

3. LIGAMENTO SUPRAESPINOSO: recorre todas las vértebras desde las cervicales a las lumbares, por encima de las apófisis espinosas. Su función es la limitar la flexión de la columna.

- Página 15-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

También hay ligamentos que van de vértebra a vértebra, de una forma no continua: 1. LIGAMENTO AMARILLO: va desde las láminas de una vértebra a las láminas de la vértebra superior o inferior. Limita la flexión y la inclinación lateral.

2. LIGAMENTO INTERESPINOSO: está uniendo la apófisis espinosa de una vértebra con la de la vértebra de abajo. Está en la parte posterior, por lo que limitan la flexión.

3. LIGAMENTO INTERTRANSVERSO: está entre las apófisis transversas. Une las apófisis transversas de una vértebra con las de la siguiente. Su función es limitar la inclinación lateral.

- Página 16-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

EL DISCO INTERVERTEBRAL: formado por un núcleo pulposo y un anillo fibroso. Los discos intervertebrales son almohadillas gruesas de fibrocartílago que se sitúan entre los cuerpos de las vértebras móviles. Las articulaciones formadas entre los discos y las vértebras son articulaciones con escasa movilidad; Anfiartrosis. Pero el conjunto de ellas representa una considerable movilidad para la columna en su totalidad.

núcleo

anillo fibroso

 Precauciones necesarias en relación a la movilidad de la columna vertebral. Los movimientos posibles son: flexión, extensión, inclinaciones laterales y rotación. Las masas musculares situadas a cada lado contribuyen así mismo a la estabilidad de la columna. La carga sobre los discos intervertebrales depende en gran medida de la posición de la columna vertebral. La siguiente ilustración muestra que la presión en el disco lumbar aumenta visiblemente en relación con las posiciones del cuerpo. En carga dinámica, los valores son más altos. Por esta razón, cuando se produce una carga deportiva (por ejemplo: levantar pesas) hay que cuidar que su realización se ajuste a la técnica, ya que con ello se consigue que la carga se reparta mejor en el ámbito de los discos intervertebrales.

La altura de los discos intervertebrales disminuye en relación con la duración y la intensidad de la carga axial. Como resultado se produce un acortamiento de la columna vertebral. Las cargas estáticas prolongadas fomentan, a través de la disminución de la capacidad de deformación de los discos, una mayor desprotección ante los choques de las placas de cierre de los cuerpos vertebrales y del anillo óseo que los rodea. Lo que provoca la formación de grietas en el anillo fibroso.

- Página 17-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Si después del esfuerzo, la columna tiene bastante tiempo para recuperarse, los discos obtendrán de nuevo su altura y resistencia iniciales.

⇒ En la flexión el disco queda pinzado por delante y el núcleo se desplaza hacia atrás. Los ligamentos posteriores se tensan y los anteriores se relajan. ⇒ En la extensión el núcleo se desplaza hacia delante y el disco queda pinzado por detrás. Los ligamentos anteriores se tensan y los posteriores se aflojan. ⇒ En la inclinación lateral el núcleo se desplaza hacia el lado convexo, quedando los ligamentos de ese lado en tensión y los del lado cóncavo aflojados.

- Página 18-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

⇒ En la rotación se produce la tensión de las fibras y la disminución de la altura del disco comprimiendo el núcleo. Todos los ligamentos se ponen en tensión.

.

Debido a las malas condiciones mecánicas, tanto en movimiento como estáticas, se produce un deterioro del disco, con grietas y desparramamiento del núcleo. Muy frecuentemente se produce en la región lumbar, ya que esta zona está expuesta a mayores esfuerzos (lumbalgias). Cuando queda comprimido alguna raíz del nervio ciático el dolor producido se conoce como ciática, que puede desembocar en trastornos severos.

El signo de Lesegue consiste en un dolor provocado al tensar el nervio ciático o una de sus raíces, y se consigue por elevación lenta y progresiva del miembro inferior extendido con el sujeto en posición de decúbito supino. Este dolor reproduce el propio de la ciática y confirma la dolencia. La elevación no debe ser superior a los 60º ya que podría tratarse de un falso signo provocado por la tensión de los músculos isquiotibiales en sujetos que perdieron la flexibilidad de éstos.

- Página 19-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Es fundamental una labor preventiva para evitar trastornos de este tipo. Así, debemos evitar: ⇒ La flexión de la columna en carga

⇒ Transporte asimétrico con las manos

⇒ Hiperflexión cervical: en actividades como -

Tirón explosivo de la cabeza en abdominales Posición de arado Circunducciones

⇒ Posiciones hipercifóticas mantenidas: comunes en los ejercicios de flexión de tronco y cadera cuando los isquiotibiales están acortados. ⇒ Hiperextensión lumbar: Especialmente peligrosa cuando excede los 20º

⇒ Elevación de piernas extendidas y flexión de tronco desde tendido supino ⇒ Adopción de posiciones extremas en la inclinación lateral. ⇒ En las rotaciones no realizar movimientos balísticos

- Página 20-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Además procuraremos: ⇒ Descargar la presión sobre la columna ⇒ Control postural ⇒ Fortalecimiento muscular

 Análisis pormenorizado de los movimientos de la columna: Salvo en las dos primeras vértebras cervicales, la amplitud de movimientos en cada articulación intervertebral individual es escasa, aunque el movimiento de la totalidad de la columna es considerable. En general los movimientos intervertebrales están limitados por la tensión de los ligamentos, la forma y orientación de las carillas de las apófisis articulares, la posición de las apófisis espinosas (en la extensión) y la presencia de costillas (en la región torácica). La flexión, es libre en la región cervical y lumbar, y limitada por las costillas en la región dorsal. La extensión es más libre en la región cervical y lumbar. La inclinación es más libre en la región cervical y lumbar. La rotación es más libre en las partes superiores de la columna cervical, incluida la región dorsal. Las apófisis articulares limitan la rotación en la región lumbar.

Amplitudes de movimientos de la columna vertebral Flexión

Total

Cervical

Torácica

Lumbar

110

40

10

60

Extensión

140

75

30

35

Inclinación

75

35

20

20

Rotación

90

50

35

5

- Página 21-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Análisis por regiones: La gran amplitud de movimientos en la región cervical es debida a que las superficies articulares son prácticamente planas, las cápsulas articulares son laxas y las apófisis espinosas no entorpecen el movimiento, ya que su inclinación es mínima. En la región dorsal, las superficies articulares se encuentran más verticales, por lo que posibilitan la torsión; aunque esta está algo limitada por las cápsulas más firmes y las costillas. Las extensiones se ven limitadas por el ángulo de inclinación acusado de las apófisis espinosas. En la región lumbar: las apófisis articulares se encuentran casi verticales, esto impide que se realicen los movimientos de torsión con amplitud. La flexión y la extensión tienen una gran amplitud por la disposición horizontal de las apófisis espinosas.  Clasificación de la musculatura del tronco y del cuello Existen aproximadamente 140 músculos relacionados con el área espinal. Pero para el análisis general de los movimientos los músculos pueden ser estudiados en grupos, simplificándose así el material. Los músculos que producen el movimiento de la columna vertebral se presentan en pares bilaterales cuyos elementos pueden contraerse (y a menudo lo hacen) independientemente. Con frecuencia, los músculos vertebrales anteriores no se insertan directamente en las vértebras. Por ejemplo, el músculo recto abdominal une las costillas con el pubis. Cuando se acorta el recto abdominal, la columna vertebral se dispone en flexión por desplazamiento de la caja torácica, de la pelvis o ambas. Salvo el cuadrado lumbar, todos los músculos vertebrales realizan flexión o extensión. En la musculatura localizada en el tronco se distinguen, inicialmente, dos grupos: a) Musculatura propia del tronco, es decir, músculos que pertenecen al tronco no sólo topográfica, sino también embriológicamente. Por tanto se encuentran inervados por las ramas, ventrales o dorsales, de los pares raquídeos. b) Musculatura emigrada. Está representada por los músculos del miembro superior que han extendido sus orígenes al tronco para anclar la cintura escapular y el brazo. Se les denomina genéricamente músculos troncozonales y, dado su origen embriológico, su inervación proviene de los plexos cervical y braquial. Forman el plano más superficial de las distintas regiones donde se encuentran; por ejemplo, el músculo trapecio en la espalda o el pectoral mayor en el tórax. Esta musculatura se estudiará en el capítulo correspondiente al miembro superior. En la musculatura del tronco se diferencian varios grupos según su topografía: a.1. Músculos anterolaterales, que se diferencian en cada región de modo específico, si bien todos conservan su inervación a partir de las ramas anteriores de los pares raquídeos de forma directa o tras formar plexos. - Página 22-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

a.2. Músculos dorsales: situados posteriormente a las apófisis transversas y lateral a las espinosas en una zona que les da nombre como músculos de los canales vertebrales. También hace referencia a ellos como musculatura autóctona del tronco. Están inervados por las ramas dorsales de los pares raquídeos.

a.1. Musculatura anterolateral del tronco y del cuello 

A nivel cervical se incluyen: a) Músculos prevertebrales:

Este componente sólo existe en la región cervical, se ubica por delante de los cuerpos vertebrales y está integrado por los siguientes músculos: - Músculo largo de la cabeza - Músculo largo del cuello: Situado en la parte anterior de la región cervical. - Músculo recto anterior de la cabeza y músculo recto lateral de la cabeza: Implican por su inserción a la cabeza; si actúan bilateralmente, flexión y enderezamiento de la región cervical. Si actúan unilateralmente, inclinación lateral y rotación del lado de la contracción. Todos ellos intervienen en las flexiones de la cabeza y cuello, además de la inclinación en el caso de una contracción unilateral. b) Músculos laterales. Este componente lo forman tres músculos: los escalenos anterior, medio y posterior. - Se originan en los procesos costotransversos de las vértebras C3 a C7 y se insertan en las dos primeras costillas. - Tienen dos tipos de acciones; Inclinación de la cabeza o elevación de las dos primeras costillas, perteneciendo por esta última parte a la musculatura respiratoria (inspiración) c) Esternocleidomastoideo:

De la unión clavículoesternal a la apófisis mastoides de la mandíbula. Tomando como punto fijo el tronco: - Si actúa unilateralmente realiza una rotación contralateral con inclinación homolateral y extensión. - Si actúa bilateralmente provoca extensión.

- Página 23-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

 A nivel torácico esta musculatura se representa por los siguientes músculos: (ver mecánica respiratoria) -

Músculos intercostales Diafragma Músculos serratos posteriores superior e inferior Músculos subcostales Músculos elevadores de las costillas

 A nivel abdominal los equivalentes están colocados en tres capas y son el músculo recto anterior del abdomen y los llamados músculos anchos del abdomen, que incluyen de superficial a profundo los músculos oblicuos mayor, menor y transverso.

a) Recto anterior: Situado anteriormente (por encima) a la aponeurosis de los citados a continuación. Va del esternón y parte anterior de las costillas medias hasta el pubis - Flexiona el tronco

b) Oblicuo mayor: De las últimas costillas (7) por fuera, cresta ilíaca, para terminar en su aponeurosis que une con la contralateral a nivel de línea blanca. - Si actúa unilateralmente: inclinación lateral y rotación contralateral - Si actúa bilateralmente: Flexión del tronco.

c) Oblicuo menor Se inicia en la zona lumbar, cresta ilíaca, aponeurosis lumbar, y termina en las últimas costillas (por fuera) y sobre su aponeurosis que se junta con la del lado contralateral, a nivel de línea blanca - Si actúa unilateralmente provoca inclinación lateral homolateral - Si actúa bilateralmente realiza flexión del tronco

- Página 24-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

d) Transverso El más profundo. Su origen se sitúa en las últimas costillas por dentro, zona lumbar de la columna, cresta ilíaca, para terminar en una aponeurosis que se junta con la del transverso opuesto a nivel de línea blanca. - Acción: reducción del diámetro abdominal.

a.2. Musculatura posterior del tronco y del cuello Están situados en diferentes capas:

 Los más profundos: Son músculos cortos que insertan a las vértebras situadas inmediatamente por encima. Ocupan la zona más profunda, la comprendida entre las apófisis transversas y las espinosas. Su primera misión es el ajuste intervertebral y la segunda es intervenir en los movimientos, así: - Si actúan de forma bilateral producen extensión. - Si lo hacen de forma unilateral producen inclinación lateral y rotación.

A nivel de cuello se llaman músculos Suboccipitales, que son los encargados, dada su precisión, del ajuste permanente de la cabeza sobre el cuello, además de intervenir en los movimientos mencionados anteriormente, pero con la diferencia de que la rotación es homolateral.

a) Intertransversos: entre dos apófisis transversas b) Interespinosos: entre dos apófisis espinosas c) Multífidos y rotadores: entre las apófisis transversas y espinosas

- Página 25-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico



Por fuera de los anteriores (más superficiales) se encuentran: a) Iliocostal, que presenta una porción lumbar, dorsal y cervical. Inserta en los ángulos costales. b) Dorsal largo: que se continúa como una unidad funcional con el Complexo menor y el Transverso del cuello. Inserta en las apófisis transversas. c) Sacrolumbar: De la masa común a las 10 últimas costillas

Estos se conocen en conjunto como “erectores del tronco”, y ocupan el espacio entre vértebras y costillas. Nacen de una “masa común” que se inserta en el sacro y en las crestas ilíacas El complejo Dorsal largo /Complexo menor/ Transverso del cuello, terminan en la mastoides del cráneo. El Iliocostal termina a nivel cervical. Su función principal es la extensión, completando la del plano más profundo, si actúa bilateralmente. Si actúa unilateralmente produce la inclinación lateral.

 En una capa aún más superficial a la anterior, nos encontramos con una capa muscular situada a lo largo de la columna torácica – cervical. Está formada por dos músculos que también podemos observar en la ilustración anterior (imagen C):

- Página 26-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

a) Complexo mayor: Ocupa la región cervical y termina en la base del occipital. - Si actúa bilateralmente genera extensión. - Si actúa unilateralmente provoca inclinación lateral y rotación homolateral b) Epiespinoso: Ocupa la región dorsal. Su acción es producir extensión de la columna dorsal. Inserta en las apófisis espinosas 

Otra capa en la mitad superior del tronco formada por dos músculos:

a) Esplenios: de la cabeza (9) (desde las apófisis espinosas hasta las apófisis mastoides y la línea nucal superior) y del cuello (10) (mismo origen e insertando en las transversas de atlas y axis) b) Angular del omóplato (12): lo veremos en el hombro

 Superficialmente encontramos músculos relacionados con la movilidad del hombro: Romboides, trapecio y dorsal ancho. Los estudiaremos más adelante.

- Página 27-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

a.2. Otra musculatura:

a) Psoas: Es un potente flexor de cadera, pero lo estudiamos en este tema porque es un flexor de la columna. Origen: apófisis transversas y cuerpos de las vértebras lumbares. Inserción: trocánter menor.

b) Cuadrado lumbar: El único que provoca inclinación pura por su situación lateral en la columna. Está situado a cada lado de la columna vertebral, debajo del Iliocostal. Origen: la cresta ilíaca, el ligamento iliolumbar Inserción: apófisis transversa de las 4 vértebras lumbares superiores y el borde inferior de la última costilla.

 La postura corporal Es necesario establecer un punto de referencia que sirva parra valorar las desviaciones y considerar diferentes patologías. Este punto de referencia lo va a determinar la línea de plomada que pasa por el centro de gravedad; se dirige por: - Página 28-

Lóbulo de la oreja Mitad del hombro (extremo del acromion de la escápula) Cuerpo de las vértebras cervicales Cuerpo de las vértebras lumbares Detrás de la cadera (trocánter mayor del fémur) Centro de la rodilla (ligeramente por detrás de la rótula) Delante de la articulación del tobillo (delante del maléolo peroneo) Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Si nos alejamos de esta línea de plomada será como consecuencia de vicios posturales o patologías. Para observar las diferentes posturas nos centraremos en la inclinación de la cabeza, altura de los hombros, forma del tórax, curvaturas de la columna, posición de la pelvis, curvaturas de las extremidades inferiores. La situación de los miembros inferiores, su longitud, alteraciones, etc. repercute en la posición de la pelvis y esta en las compensaciones y aumento o disminución de las diferentes curvaturas.  Patologías de la postura A) Curvaturas Anormales. Vamos a diferenciar los vicios posturales o la actitud postural, que son susceptibles de ser modificados de forma consciente con esfuerzo, de las patologías estructurales consolidadas, que no se pueden corregir por propia iniciativa. Varias situaciones pueden exagerar las curvaturas normales de la columna vertebral o ésta puede adquirir desviaciones laterales que dan lugar a curvaturas anormales de la columna. o La escoliosis: Consiste en una inclinación lateral de la columna, generalmente en la región dorsal. Es la más frecuente de las curvaturas anormales. Puede estar provocada por una disimetría del miembro inferior, ser de tipo postural, o por contractura dolorosa ciática. En el caso de que esté estructurada va a suponer: 1. Acuñamiento vertebral: aumento en altura del cuerpo vertebral del lado de la convexidad de la curvatura. 2. Rotación de las vértebras: las apófisis espinosas giran hacia la concavidad, y los cuerpos hacia la convexidad. Giba o prominencia del lado de la convexidad, por la elevación de las costillas, al realizar una flexión de tronco hasta 90°. 3. Rigidez de la curva primaria hacia el lado de la convexidad en flexiones laterales. Podemos encontrar diversos tipos de escoliosis, el 80% de ellas se producen por causas desconocidas.

- Página 29-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Su tratamiento dependerá del grado de la curvatura, de su número y de la edad de la persona. Con edades próximas a los 20 años (final de la osificación), hasta con 30° en las curvaturas, se puede intentar su reducción con concienciación, educación de la actitud, y fisioterapia. Cuando la desviación es mayor, hasta los 50°, se optará por un tratamiento ortopédico. En personas mayores, será necesaria una intervención médica. Podemos actuar sobre una escoliosis de pocos grados: a) El primer paso es la concienciación de los movimientos. Ejercicios de respiración, de equilibrio y de concienciación pélvica. b) El siguiente paso es flexibilizar las curvas. c) Por último, fortalecimiento específico, para lograr mantener los cambios conseguidos. Tenemos que diferenciar entre una escoliosis postural o estructural. La postural puede ser por la adopción de una postura más cómoda. ⇒ Detección de postura escoliótica: -

-

Desde la posición anatómica realizar una flexión de tronco y cadera con las piernas extendidas. Podemos determinar si se trata de una escoliosis estructural si aparece una protuberancia del lado de la convexidad. También observaremos si aparecen pliegues cutáneos en la cintura, glúteos,..., además al solicitar una inclinación lateral de tronco, cuando está estructurada no consigue flexibilizarse hacia el lado de la convexidad Partiendo de la posición anatómica y realizando una flexión cadera observaremos si un hombro desciende más que otro o, con los brazos extendidos, si una mano baja más que otra.

⇒ Adecuado cuidado de la columna: I. Aplicar los fundamentos de una postura correcta. II. La posición de la pelvis determina una buena postura. Para ello hay que tener en cuenta: - La fortaleza de los músculos anteversores (Lumbares y flexores de la cadera) - La fortaleza de los músculos retroversores (Abdominales y extensores de la cadera) III. Trabajo de la fuerza. Necesaria para el mantenimiento de una postura adecuada. IV. Flexibilidad V. Tratamiento cuidadoso del levantamiento de pesos: - Si flexionamos el cuerpo la mayor fuerza para sostener el peso la hace la musculatura extensora

- Página 30-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

-

En la flexión aumenta la presión intraabdominal que protege la columna lumbar Relajación lumbar.

o Cifosis (hipercifosis o espalda redondeada) Es una exageración de la curva dorsal de la columna vertebral. Entre las causas podemos destacar; la herencia, las sobrecargas, los vicios posturales (posturas incorrectas al estar sentado o leer en sillas demasiado bajas), la edad (por degeneración de los discos intervertebrales). El término hombros redondeados es una expresión de cifosis ligera. Puede ir combinada con hiperlordosis. Características:  Anteversión de la pelvis  Prominencia abdominal  Aplanamiento del tórax  Proyección de la cabeza y hombros hacia adelante Se establecerá a partir de 35º de curvatura dorsal y 45º de curvatura lumbar Habrá que distinguir entre actitudes cifóticas y cifosis estructurales:  Cifosis congénita  Síndrome de Schwermann: Provoca que el crecimiento del cuerpo vertebral y el disco sean mayores en la parte posterior de las vértebras, con formación de cuñas.  Senil: Debido a osteoporosis que puede provocar hundimiento de los cuerpos vertebrales Nuestra actuación se centrará en: a) La concienciación. b) La flexibilización (en sentido contrario a la curva musculatura pectoral y rotadores internos). c) En el fortalecimiento de la musculatura paravertebral lumbar y cervical) y de los rotadores externos y de la intercostal. El acortamiento de los isquiotibiales provoca la reducción de la lordosis aumento de la cifosis dorsal.

y sobre la (sobre todo musculatura lumbar y un

o Lordosis (hiperlordosis o espalda cóncava) Nos encontramos con una espalda con una lordosis lumbar más acusada y con una anteversión de la pelvis. Las causas pueden ser una hipotonía de la musculatura abdominal, y de los extensores de cadera, y en posiciones que provocan esta acción (tacones altos, embarazo), al tener que compensar hacia atrás todo el peso situado por delante de la línea de la gravedad.

- Página 31-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

La lordosis lumbar, está provocada por un mayor desarrollo del psoas y menor desarrollo del recto del abdomen. Normalmente el psoas tiende a acortarse y los abdominales a distenderse. Para su corrección: a) Trabajo de equilibrio pélvico. b) Elongar la musculatura lumbar y los flexores de cadera. c) Potenciar los abdominales y los extensores de cadera.

B) LESIONES DE ESPALDA. o Hernia (deslizamiento) de disco. En su función de absorción de choques, los discos intervertebrales sufren continuas compresiones. Si los ligamentos anteriores y posteriores de los discos se dañan o debilitan, la presión desarrollada por el núcleo pulposo puede ser lo suficientemente grande como para romper el cartílago fibroso que lo rodea. Si esto sucede, el núcleo pulposo se hernia hacia atrás o hacia uno de los cuerpos vertebrales adyacentes. Este cuadro recibe el nombre de hernia de disco.

Lo más frecuente es que el núcleo se deslice hacia atrás en dirección a la médula espinal y a los nervios raquídeos. Este movimiento ejerce presión sobre los nervios raquídeos y provoca un dolor considerable y, a veces, muy agudo. Si la presión se ejerce sobre el nervio ciático, que va desde la médula espinal al pie, el dolor se irradia hacia abajo por la parte posterior del muslo hasta la pantorrilla y, en ocasiones, llega incluso al pie. Si la presión se ejerce sobre la médula espinal propiamente dicha pueden destruirse algunas neuronas.

- Página 32-

Tema 6: Bloque funcional: Cabeza y tronco

Tema 6 - Bloque funcional. Cabeza y tronco  

1. Introducción. 2. Bloque funcional: cabeza y tronco 3. La cabeza: cráneo y cara 4. Conjunto esquelético articular y muscular del tronco Bl...