Issuu on Google+

Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

4.2 1. 2. 3. 4. 5.

Sistema articular. Artrología.

Introducción. Sistema articular. Estructura y composición. Factores que contribuyen a mantener en contacto las superficies articulares. Factores que frenan el movimiento articular. Trastornos o desequilibrios de la homeostasis.

- Página 1

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

4.2.1. Introducción. Los huesos son demasiado rígidos como para doblarse sin ser dañados. Por fortuna, los flexibles tejidos conjuntivos forman articulaciones que los mantienen unidos al mismo tiempo que permiten en la mayoría de los casos, cierto grado de movimiento. Algunas articulaciones no permiten movimiento alguno pero proporcionan mayor protección.

4.2.2. Sistema articular. Estructura y composición. Las articulaciones son los puntos de unión entre dos o más huesos permiten el movimiento del aparato locomotor y ayudan a amortiguar las fuerzas reactivas que inciden sobre el cuerpo al movernos. Al estudio de las articulaciones se le denomina genéricamente Artrología. Etimológicamente “artros” significa juntura y está presente en la mayoría de los términos que de una manera u otra tienen que ver con el movimiento de los segmentos corporales; “logia” hace referencia al estudio.  Estructura. Independientemente de su función, las articulaciones presentan una estructura articular compuesta por: -

Superficies articulares recubiertas de cartílago Cápsula articular que rodea la articulación y la aísla del exterior. Membrana sinovial y líquido sinovial, que nutren y lubrican la articulación. Ligamentos localizados por fuera de la cápsula que dan estabilidad a la estructura. En algunas articulaciones en las que las superficies articulares no tienen una buena estabilidad, se disponen estructuras cartilaginosas (meniscos, rodetes, etc.) que las convierten en más congruentes.

La estructura de la articulación es la que determina su manera de funcionar. En general, cuanto más estrechamente se adapten los huesos en los puntos de contacto, más fuerte será la articulación, pero más limitado será el movimiento, es decir, las articulaciones muy acopladas limitan los movimientos. Por el contrario, cuanto más laxa sea la articulación mayor será el movimiento que permite, pero en consecuencia, también será más propensa a las luxaciones.

- Página 2

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

 Clasificación de las articulaciones: Las articulaciones se pueden clasificar atendiendo a diferentes criterios: -

Según su complejidad: ⇒ Simples: Solo tienen dos superficies articulares. Ej.: dedos ⇒ Compuestas: Poseen más de dos superficies articulares. Ej.: codo ⇒ Complejas: Tienen interpuesto un disco o un menisco entre las dos superficies articulares. Ej.: rodilla

-

Según los grados de libertad: ⇒ Uniaxiales o monoaxiales: Articulaciones que solo poseen movimientos alrededor de un eje. Ej.: codo ⇒ Biaxiales: Aquellas que poseen movimientos en torno a dos ejes. Ej.: muñeca ⇒ Triaxiales o multiaxiales: Son aquellas que permiten movimientos en los tres ejes. Ej.: hombro

-

Según su estructura: Dependiendo del tipo de tejido conjuntivo que une los huesos entre si o por la existencia de una cápsula rellena de líquido. ⇒ Fibrosas: Ej.: cráneo ⇒ Cartilaginosas: Ej.: pubis ⇒ Sinoviales: Ej.: hombro -

Según su funcionalidad: ⇒ Sinartrosis: Son fijas, inmóviles, no permiten ningún movimiento ⇒ Anfiartrosis: Son articulaciones de escaso movimiento (semimóviles) ⇒ Diartrosis: Articulaciones de gran capacidad de movimiento.

Tabla I.

Relación entre las clasificaciones estructurales y morfológicas de las articulaciones. Clasificación morfológica.

Clasificación funcional Diartrosis

Clasificación estructural Sinoviales

Grados movimiento Móviles

Anfiartrosis Sinartrosis

Cartilaginosas Fibrosas

Semimóviles Sin movimiento

de

Ejemplos Articulaciones del hombro, de la cadera y del codo Sínfisis del pubis Suturas del cráneo

Pasemos a estudiar con más detalle la clasificación funcional.

- Página 3

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

a) Sinartrosis.

Son articulaciones fijas en las que no es posible ningún movimiento. No tienen ni cápsula ni ligamentos. La unión entre los huesos se realiza mediante los bordes dentados de los mismos, separados, en todo caso, por algo de tejido fibroso. Ejemplo: Sutura del cráneo del adulto Dentro de las sinartrosis, o articulaciones inmóviles, podemos clasificar tres tipos: o Sutura: Es una articulación fibrosa como la que une los huesos del cráneo. Un ejemplo es la sutura coronal que une el hueso frontal y los parietales. Los bordes irregulares y entrelazados de las suturas les proporcionan una fuerza añadida y reducen la posibilidad de fractura. Algunas suturas, aunque existentes en la infancia, son sustituidas por hueso en el adulto. o Gonfosis: Articulación fibrosa en la que una clavija en forma de cono se adapta a una cavidad. La sustancia que existe entre ambas superficies es el ligamento periodontal. Un ejemplo son las articulaciones de las raíces de los dientes en los alvéolos del maxilar y la mandíbula. o Sincondrosis: Es una articulación cartilaginosa en la que el material de conexión es cartílago hialino. El tipo más frecuente de sincondrosis es la placa de crecimiento. Una articulación de este tipo une las epífisis y la diáfisis de los huesos en crecimiento. Como el cartílago hialino acaba por ser sustituido por hueso cuando se detiene el crecimiento, la articulación es temporal. - Página 4

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

b) Anfiartrosis. Son articulaciones con escasa movilidad. No tienen cápsula, por lo que están mantenidas únicamente por los ligamentos interóseos. Ejemplo: Articulaciones intervertebrales Dentro de las anfiartrosis podemos clasificar dos tipos: o Sindesmosis: Articulación fibrosa en la que existe una cantidad de tejido conjuntivo fibroso considerablemente mayor que en una sutura y el encajamiento de los huesos no es tan estrecho. El tejido conjuntivo fibroso forma una membrana interósea o ligamento que permite una cierta movilidad y flexibilidad. Un ejemplo es la articulación distal de la tibia con el peroné.

o Sínfisis: Articulación cartilaginosa en la que el material de conexión es un disco ancho y plano de cartílago fibroso. Este tipo de articulación es el que se ve entre el cuerpo de las vértebras. Una parte del disco intervertebral es material fibrocartilaginoso. La sínfisis del pubis, entre las superficies anteriores del hueso de la cadera es otro ejemplo. c) Diartrosis. Son muy móviles, por lo que poseen gran capacidad de movimiento. Tienen diferentes formas y permiten varios tipos de movimiento. Están en las extremidades, fundamentalmente. Ejemplo: el hombro, codo, rodilla, etc. Por las características especiales de este tipo de articulaciones, estudiaremos su estructura general antes de clasificarla en sus diferentes tipos.

- Página 5

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

 Estructura de una diartrosis. Una característica anatómica diferencial de las diartrosis es el espacio llamado “cavidad sinovial” (articular), que separa a los huesos que se articulan. Por eso las diartrosis reciben también el nombre de articulaciones sinoviales. Otra característica es la presencia de cartílago articular. Éste, de tipo hialino, recubre la superficie de los huesos que se articulan aunque no los mantiene unidos. Su misión es proteger el hueso situado debajo, de la presión y de la fricción que se produce durante el movimiento impidiendo el roce directo de los huesos para que no se desgasten. El grosor del cartílago depende de la presión que soporta la articulación y de la posibilidad de movimiento, de tal manera que cuanto mayor sea la presión y la movilidad, mayor será su grosor. Las superficies articulares presentan diferentes formas: plana, esférica, cóncava, cilíndrica. Las siguientes estructuras caracterizan a las articulaciones móviles: 1. Elementos óseos: Suelen ser uno cóncavo y otro convexo 2. Cartílago: Con composición parecida al hueso, pero más hidratado y elástico. Veremos a continuación los distintos tipos.

Tabla II

Elementos intra articulares y cartilaginosos de las diartrosis Cápsula

Siempre presentes

Sinovial Ligamentos Cartílago Rodetes marginales

Presente a veces Menisco Disco

- Página 6

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

1. Cápsula articular Conjunto de material fibroso que recubre este tipo de articulaciones que, a modo de manga, rodea las diartrosis, encierra a la cavidad sinovial y mantiene unidos los huesos que se articulan. Es una estructura que envuelve a la articulación y le da rigidez. Está formada por dos capas: - La más externa: la cápsula fibrosa, que une al periostio de los huesos de la articulación a una distancia variable del borde del cartílago articular. -

La más interna: está formada por una capa de membrana sinovial, un tejido conjuntivo areolar con fibras elásticas y una cantidad variable de tejido adiposo. Secretan el líquido sinovial, que llena la cavidad articular, lubrifica la articulación y proporciona nutrición al cartílago articular.

2. Ligamentos Son superficies engrosadas que unen las caras articulares dándoles fijación y solidez. Pueden ser elásticos si permiten la distensión y la separación o densos, si no la permiten. También pueden encontrarse en el exterior de la cápsula articular (ligamentos extracapsulares) como por ejemplo el peroneo lateral de la rodilla, o en el interior de la cápsula articular (intracapsulares); como los ligamentos cruzados de la rodilla, etc.

- Página 7

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

3. Sinovial Es una membrana que recubre y tapiza por el interior la cápsula articular y segrega un líquido (sinovial) que lubrifica todo el interior de la articulación y nutre al cartílago articular mediante un empaquetamiento. 4. Cartílago articular Es una estructura cartilaginosa (tejido hialino). No tiene vasos sanguíneos, por lo que se nutre a distancia al estar empapado en líquido sinovial. Puede llegar a tener 2 Mm. de espesor, lo que le configura un carácter amortiguador El cartílago articular es elástico y maleable y un gran absorbente de impactos. Recubre los extremos óseos de las articulaciones. Los huesos en sus epífisis buscan aumentar su superficie para una mayor zona de contacto y repartir mejor las prestaciones. El cartílago tiene una disposición especial para resistir las presiones en forma de capas formadas por condrocitos y fibras de colágeno, que se disponen de forma especial para resistir los esfuerzos adecuadamente. Es capaz de comprimirse hasta un 30%. Entre las fibras de colágeno existen unas proteínas que captan agua. La velocidad de liberación será más lenta cuanto más rápida sea ejercida la presión; a esta característica se le conoce con el nombre de viscoelasticidad. La resistencia del cartílago a fricciones y presiones es extraordinaria, se deforma durante el movimiento y en reposo vuelve a su posición habitual.

5. Rodetes marginales. Formación cartilaginosa que se añade para aumentar la superficie articular. Un ejemplo lo encontramos en la articulación coxo-femoral. - Página 8

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

6. Menisco articular. Formación fibrosa que armoniza las superficies articulares. Son una especie de almohadillas de cartílago fibroso interpuestas entre las superficies articulares de los huesos, unidas por sus bordes a la cápsula fibrosa. Son discos semicirculares en forma de cuña que ayudan a mantener la estabilidad de la articulación y dirigen el flujo de líquido sinovial hacia zonas de mayor fricción. Ejemplo: los meniscos articulación de la rodilla.

en

la

7. Disco articular. Se interpone entre las superficies articulares y separa en dos la articulación, formado por dos cámaras diferentes, es decir, aísla la articulación por completo. Ejemplo: articulación costoclavicular

Los distintos movimientos del cuerpo crean fricción entre las partes que se mueven. Estructuras en forma de saco (almohadillas cerradas) denominadas bolsas serosas están estratégicamente situadas de forma que disminuyan estas presiones. Formadas por membrana sinovial y llenas de líquido sinovial. Las bolsas tienden a asociarse con las prominencias óseas (como sucede en la rodilla o el codo), donde amortiguan la articulación y facilitan el movimiento de los tendones.

- Página 9

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

 Clasificación de las diartrosis. Aunque todas las articulaciones sinoviales o diartrosis poseen una estructura similar, la forma de las superficies articulares es muy variable, por lo cual se pueden clasificar en: a) Artrodias (deslizantes)

Las superficies suelen ser planas. Solo permiten desplazamientos laterales y anteroposteriores. No tienen ningún eje de movimiento. Ejemplo: Huesos del carpo y del tarso.

b) Trocleares También denominadas “en bisagra” o “gínglimo”. La superficie articular constituye una tróclea o polea. La superficie convexa se un hueso se adapta a la superficie cóncava de otro. El movimiento se produce fundamentalmente en un solo plano, por lo que la articulación es monoaxial o uniaxial. Los movimientos suelen se de flexión y extensión. Ejemplo: Tobillo, codo, rodilla, etc.

c) Trocoide También se pueden llamar articulaciones “en pivote” o “gínglimo lateral”. En este tipo de articulaciones una superficie redondeada en forma de segmento cilíndrico se articula en el interior de un anillo fibroso formado en parte por otro hueso y en parte por un ligamento. El principal movimiento permitido es el de rotación. Ejemplo: Radio cubital superior. - Página 10

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

d) Condílea O “elipsoidea” dado que sus segmentos articulares poseen forma de elipse. En ella un cóndilo ovalado de hueso encaja en una cavidad elíptica de otro hueso. Permite movimientos en dos planos, sagital y frontal, por lo que posee movimientos de flexión y extensión y de abducción y aducción. Se trata de una articulación biaxial. Ejemplo: Articulación radio carpiana.

e) De encaje recíproco También llamada “en silla de montar”. Tiene una superficie articular cóncava y otra convexa. Uno de los extremos tiene la forma de una silla de montar y el otro tiene forma similar a la de un jinete que se sienta en la silla. Los movimientos que permiten son laterales y anteroposteriores. Articulación biaxial. Ejemplo: la articulación entre el trapecio del carpo y el metacarpiano del pulgar f) Enartrosis Conocida como esferoidea, ya que posee una de las superficies articulares en forma de esfera y que encaja en una cavidad cupuliforme del otro hueso. Son articulaciones triaxiales, ya que permiten movimientos de tres tipos; flexión – extensión, abducción – aducción y rotación. También permiten la circunducción. Ejemplo: el hombro y la cadera.

- Página 11

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

4.2.3. Factores que contribuyen a mantener en contacto las superficies articulares. -

Las estructuras óseas en contacto. Adaptación entre ellas. La tensión de los ligamentos La disposición y tensión de los músculos que rodean la articulación. Hormonas que puedan influir sobre la flexibilidad articular

4.2.4. Factores que frenan el movimiento articular. -

Los elementos óseos. Músculos o partes blandas que se interpongan en el movimiento. Músculos antagonistas. La cápsula articular y los ligamentos que no permiten el movimiento a partir de un punto determinado.

4.2.5. Trastornos o desequilibrios de la homeostasis.

Artritis Existen varios tipos, pero podemos destacar:  Artritis reumatoide; es una enfermedad en la que el sistema inmune del organismo ataca a sus propios cartílagos y revestimientos articulares. El síntoma fundamental es la inflamación de la membrana sinovial. En una primera fase afecta a las articulaciones pequeñas (dedos de la mano) y acaba provocando la inmovilidad en la articulación.  Artritis gotosa; motivada por la acumulación de ácido úrico en la sangre que reacciona con el sodio y forma una sal llamada urato sódico. Los cristales de esta sal se depositan en los tejidos blandos (riñones, cartílago de las orejas y articulaciones) y acaba destruyéndolos.

Reumatismo Es todo estado doloroso de las estructuras de sostén del organismo: huesos, ligamentos, articulaciones, tendones o músculos. La artritis es una forma de reumatismo.

- Página 12

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico

Bursitis Consiste en la inflamación aguda o crónica de las bolsas serosas. Se identifica por dolor a la palpación y limitación en el movimiento. Los juanetes suelen asociarse a bursitis de fricción sobre la cabeza del primer metacarpiano. Espondilitis Anquilosante Es una enfermedad inflamatoria que afecta a las articulaciones intervertebrales y sacroilíacas. Se caracteriza por dolor y rigidez que avanza desde las caderas, a la zona lumbar y hacia arriba a lo largo de la columna. La inflamación puede conducir a la perdida de movimiento (anquilosis). Luxación Es el desplazamiento de un hueso fuera de la articulación, lo que conlleva un desgarro de los ligamentos, tendones o cápsula articular. Suelen deberse a un golpe o caída aunque los esfuerzos físicos no habituales también pueden producirlos. Las más comunes son las de hombro y clavícula. Las luxaciones parciales o incompletas reciben el nombre de subluxaciones. Esguince Consiste en una rotura total o parcial de los elementos de unión de la articulación. Se produce cuando las uniones sufren una tensión que supera la capacidad normal. La articulación más afectada suele ser el tobillo. Distensión Consiste en un estiramiento excesivo de los elementos de unión de la articulación.

- Página 13

Tema 4. Aparato locomotor. Sistema óseo-articular


Tema 4.2- Aparato locomotor. sistema óseo articular