Issuu on Google+

Mª DEL CARMEN LÓPEZ ARANDA


EDUCANDO DESDE LA PERIFERIA En cuanto el profesor de arte propuso hacer un ensayo sobre el proyecto M.Oria nos entró el pánico y en nuestra cabeza resonaban miles de preguntas e infinitas dudas, ¿Qué es un ensayo? ¿Cómo se hace un ensayo? Pero si yo nunca he hecho un ensayo!!...¿Por dónde empiezo?... tras todas estas preguntas y tras algunas aclaraciones hechas por el profesor me puse mano a la obra y busqué información. Primeramente, leí el documento sobre el proyecto M.Oria y busqué información sobre todo lo que me trasmitía y los significados que podría extraer de dicha palabra, como por ejemplo: memoria, recuerdo, sueños cumplidos, etc. Y tras nuestra experiencia el día de la intervención, comencé a indagar en internet sobre cómo realizar el ensayo de manera que pudiese aplicar todo lo aprendido en la intervención y reflejarlo de la mejor manera posible, así que visité muchísimas páginas buscando ejemplos de ensayos, pautas a seguir para realizarlo y finalmente, después de coger mil anotaciones, intenté dar forma a una nube de ideas. Partimos de lo que el autor nos ha querido transmitir o por lo menos lo que a mí me ha parecido que transmitía el proyecto. En un principio éste me llevó a pensar en la palabra memoria, cómo capacidad que tenemos de recordar, pero esta palabra al igual que este proyecto tiene detrás un trasfondo. El autor no querría que nos parásemos sólo en esta palabra (memoria), aunque es un término muy importante en nuestra vida ya que todos somos memoria y sin ella no tendríamos recuerdos y la vida sería un continuo ir y venir de imágenes que nunca quedarían registradas en nosotros, sino que indagásemos en lo más profundo y encontráramos otras cosas, como por ejemplo lo contrario a tener memoria, que es la amnesia, la cual la definiríamos como pérdida total o parcial de la memoria o también podríamos hablar de los recuerdos, los cuales almacenamos en nuestra cabeza y sino los guardamos en forma de foto, en forma de video o en cualquier otro formato tangible podemos acabar olvidando, además son recuerdos que se agradecen ver en cualquier momento, éstos pueden ser desde, el recuerdo de una persona que ha pasado por nuestra vida, los buenos días de un ser querido, el beso de tu primer amor, la sonrisa de tu amiga de la infancia.


El alzeimer es una enfermedad muy frecuente en las personas mayores, ésta que se ve reflejada en éste proyecto, ya que hablamos de recuerdos, de memoria y las personas que tienen esta enfermedad olvidan todos sus recuerdos, quizás no olviden todos los momentos de su vida, porque recuerdan cosas de su juventud, pero sí suelen olvidar lo que ocurre en su día a día más cercano. Si seguimos exprimiendo esta experiencia aparece otro tema como es el reciclaje ya que la instalación ha sido montada con CD´s aportados por los alumnos del centro, unos 2000, éste es un tema que debemos abordar en las aulas infantiles para que nuestros pequeños aprendan a respetar el mundo en el que vivimos, para que aprendan que se pueden hacer cosas divertidas e interesantes de artículos reciclados y que no es necesario comprarlo todo, que con un poquito de imaginación se pueden crear muchas cosas, y que los niños se sientan unos grandes artistas, así que partiendo de esa pequeña base que son los niños, podremos hacer que cambien las cosas, y el reciclaje se tome más en serio. Y ahora nos preguntamos ¿esto es arte? Exactamente, todo esto en su conjunto (2000 CD´s formando un circulo) aunque al principio puede paralizar y no ser entendido, comprende una experiencia artística que va mucho más allá de lo estético y que incluye diversos temas que hacen pensar y provocan reacciones en las personas que lo visualizan, el fin de ésta intervención podríamos decir que es incluir el arte en el mundo educativo actual, un mundo educativo que quiere innovar y aplicar otras técnicas que no sean las cotidianas manualidades con plastilina, ceras para dibujar… sino técnicas que dejen al individuo expresarse con libertad, que reflexione, que deje volar la imaginación, que pueda recrear las distintas lecturas del mundo que nos rodea y por ello debemos desprendernos de los tópicos sobre el arte, que ni todo lo bonito es arte, ni todo el arte es en sí estético. Por todo esto decimos que el arte en las aulas de infantil está situado en la periferia, en la periferia académica, esto nos hace pensar que el mundo educativo tiene que renovarse, así como proponer nuevos lugares de encuentro como en este caso, el patio de nuestro centro “la Inmaculada” donde se montó la instalación y adentrar el arte en las aulas para que deje de ser una periferia. El día de la instalación, observaba a la gente pasar por al lado de ésta, ellos se paraban, miraban con cara de asombro y extrañados, se iban, volvían a mirar y se volvían a ir, así durante toda la tarde.


Al principio la gente estaba un poco perdida, no sabían que sucedía en el patio, que era tanto CD colocado en el suelo, la gente sabía que tenía algún sentido pero no tenían nada claro, ya que alrededor de la instalación había otros proyectos expuestos que no tenían nada que ver con el proyecto M.Oria pero que al fin y al cabo parecía complementarse. Realizamos varias entrevistas algunas a alumnos y otras a profesores y cada uno aportaba una idea diferente a la anterior ¿Qué opinan las personas ajenas al proyecto? Cuando preguntabamos ¿Qué ves? Muchos contestaban que veían una bola del mundo, por los colores azulados de los CD´s . Otros decían que veían una especie de mar, sin duda, un mar de recuerdos, de canciones, de fotos, de momentos vividos, de momentos olvidados. Otros simplemente decían que veían muchos CD´s recopilados formando un círculo. La mayoría de las personas cuando preguntábamos el sentido que tiene acumular tantos CD´s y porque lo habíamos hecho, contestaban que era para concienciar sobre el tema del reciclaje y para hacer como un homenaje a la memoria y a lo que ésta significa en nuestra vida, ya que sin ella estamos “perdidos”. Otra pregunta que realizábamos era ¿Cómo lo enfocarías en tu especialidad? Todos iban por el mismo camino, se centraban en llevar el reciclaje a las aulas y enseñar a los niños a reciclar y a realizar actividades con estos materiales para ver también como se puede ahorrar. En las aulas se puede utilizar esta técnica para convertir a los niños en verdaderos artistas, haciendo de una caja de zapatos una pequeña cuna para muñecas, de un rollo de papel higiénico un florero, de unos calcetines viejos, unos títeres y así explotar al máximo todas su posibilidades. La educación hoy en día requiere un toque de éste arte que provoca la curiosidad, que invita a pensar más de lo que a uno le gustaría pero que al final del camino se agradece, porque obtienes conocimientos que nunca creías alcanzar descubriendo cosas insólitas. Las escuelas necesitan maestros que descubran dentro de cada niño su pequeño artista y dejen fluir la imaginación y que de cada actividad extraiga el máximo rendimiento y sepa ver más allá de las palabras y de las imágenes que en un principio pueden parecer simples.


Instalaci贸n completa

Compa帽eras realizando una entrevista a los alumnos y profesores del centro

Alumnas de 2陋 de grado infantil alrededor de la instalaci贸n


Alumnos observando la instalaci贸n

La instalaci贸n al anochecer

La autora del ensayo realizando fotograf铆as de toda la instalaci贸n


proyecto M.Oria