Issuu on Google+

Texto Expositivo El Cabanyal La información más relevante de las noticias sobre los sucesos ocurridos en los últimos años en el barrio del Cabanyal tras intentar llevar a cabo el proyecto en el que se prolongaria la avenida Blasco Ibáñez se ha recogido aquí. El barrio del Cbanyal, situado en Valencia, bañado por la costa de la Malvarrosa en el mar Mediterráneo, en los últimos 12 años ha sufrido ciertos problemas, puesto que los vecinos del barrio valenciano con mas historia, principalmente marinera se negaban a rendirse ante la junta de gobierno del ayuntamiento de valencia quien en 1997 acordó un plan de reforma de dicho barrio en el que se derruirían miles de casas con el fin de que l'avenida Blasco Ibáñez llegase hasta el mar levantandola su paso edificios de mas caro coste, viviendas lujosas. Ya se han celebrado numerosos juicios en contra de los vecinos por los intentos de impedir en varias ocasiones diversos derribos. Entre ellos el mas destacado fue el ocurrido en 2012, contra la líder i coordinadora del del partido “Iniciativa del Poble Valencià” (IdPV) y de la “Coalició Compromís” Mónica Oltra y la política de Izquierda unida Marga Sanz, en el que “los policías usaron las porras porque «con besos no puedo quitarme a la gente»” como decía el articulo de Jose Fores Romero el 17.12.12 el que añadía “Marga Sanz ratifica ante el juez que recibió un «golpe seco» por parte de un agente, y éste lo niega. Mónica Oltra no ha declarado hoy”. En el mismo articulo encontramos que los policías nacionales que actuaron en los desalojos del Cabanyal el 6 de abril de 2010 han reconocido que utilizaron sus porras, pero solo para defenderse. Esto afecto a numerosos vecinos del barrio valenciano, en total, en este procedimiento hay nueve denunciantes,se trata de cinco policías locales, dos policías nacionales, la coordinadora de EUPV, Marga Sanz, y la militante Esther Sanz; ocho denunciados, figuran Mònica Oltra; tres miembros de la Plataforma Salvem El Cabanyal -Faustino Villora, Ignacio Pascual y José Manuel Cuenca-; dos vecinos; y dos agentes de Policía Local; y dos personas con la doble categoría, denunciante/denunciado, dos policías locales. Además y después de todas las protestas, denuncias, juicios y más protestas ha salido a la luz que en pensamiento de numerosos políticos, el proyecto esta anticuado y lo más importante en estos tiempos de crisis, es demasiado caro por lo que se comienza a plantear el abandono del proyecto y la lucha contra los vecinos del barrio. Aunque el ayuntamiento de Valencia no se quiere rendir, cada vez lo tiene más difícil, pues el Ministerio de Cultura se niega a que este siga a delante. Aun así el ayuntamiento quieren seguir adelante, ya en diferentes noticias lo podemos ver. Un ejemplo es la noticia del Levante el día 25.02.13, “El ayuntamiento niega una licencia que había obligado a pedir en el Cabanyal” y se revate “El consistorio había dado una orden de ejecución a los propietarios para arreglar los forjados y la fachada de la casa” que hasta ahora no han podido ser reformadas por la orden que dio el ayuntamiento de que así fuera. En la misma noticia podemos leer que “el Ayuntamiento de Valencia ha autorizado una licencia, tras suspenderla cautelarmente, para conceder una licencia de rehabilitación de forjados y fachada en un edificio de la calle Progreso, 70, en el Cabanyal.” El consistorio la había denegado, pero ha rectificado a la vista de los sucesos. "La alcaldesa debería revisar cuanto antes su comportamiento con el Cabanyal porque está atrapada en una situación sin salida que perjudica seriamente la rehabilitación del barrio y la actividad comercial", indicó Sarrià. Los vecinos del edificio de la calle Progreso, número 70, solicitaron licencia para rehabilitar los forjados y la fachada del edificio que se mantiene la trama urbana y no se encuentra en la zona de la pretendida prolongación de Blasco Ibañez. Pero en agosto del pasado año, el ayuntamiento consideró que la rehabilitación suponía una ejecución del Plan Especial de Protección y Reforma


Integral (Pepri) y por tanto denegó la licencia, a pesar de que los propios servicios técnicos municipales y los bomberos tuvieron que intervenir por el deterioro del edificio, y los desprendimientos que se producían, que ponía en riesgo a sus ocupantes y a los peatones. Este seria el más claro ejemplo de que la arbitrariedad del gobierno municipal en el otorgamiento de licencias en el Cabanyal "está causando daños irreparables en el patrimonio del barrio y un sufrimiento innecesario a los vecinos, como dijo Sarrià. Ahora, el gobierno ha concedido la licencia para obras de refuerzo de la estructura del edificio, a la vista del informe técnico que considera las obras "imprescindibles para la seguridad de sus moradores". El mismo informe del consistorio destaca que el emplazamiento del edificio "no se encuentra afectado por la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez". Aunque la idea de que el proyecto se lleve a cabo es muy poco probable y cada vez más, todavía no es un tema cerrado por completo. De todas formas para los vecinos del barrio esto supone un respiro, podrán conservar sus viviendas por mucho tiempo y esperamos que así sea para siempre.

Mirella Selma Blanch, Aitana López, Carla Peiró y Álvaro Mompó. 3ºC


Castellano Texto expositivo del Canbanyal