Page 1

Hiperactividad: definición, características.

La hiperactividad infantil es un trastorno de conducta de origen neurológico. Su incidencia es de un 5% a un 10% de la población infantil. Sucede más en niños que en niñas. Normalmente se asocia la hiperactividad al “exceso de actividad motora” pero esta actividad llega a un punto que desaparece y lo que de verdad persiste es el “trastorno por déficit de atención”. El Trastorno por déficit de atención se trata de un trastorno neurológico del comportamiento caracterizado por distracción moderada a severa, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Tiene una muy alta respuesta al tratamiento, aunque se acompaña de altas tasas de comorbilidad psiquiátrica. Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos

mentales (DSM-IV): "Habitualmente, los síntomas empeoran en las situaciones que exigen una atención o un esfuerzo mental sostenidos o que carecen de atractivo o novedad intrínsecos (p. ej., escuchar al maestro en clase, hacer los deberes, escuchar o leer textos largos, o trabajar en tareas monótonas o repetitivas)". Esta disfunción neurobiológica fue reconocida primero en la edad infantil. Sin embargo, en la medida en que fue mejor comprendida, se reconoció su carácter crónico, ya que persiste y se manifiesta más allá de la adolescencia. Los estudios de seguimiento a largo plazo han demostrado que entre el 60% y el 75% de los niños con TDAH continúa presentando los síntomas hasta la vida adulta. (Fuente: wikipedia.)

CAUSAS. En cuanto a sus causas podemos decir que se trata de un trastorno neuroconductual de origen fundamentalmente genético. Se han demostrado factores de origen hereditario en un 80% de los casos. Diversos estudios demuestran que hay una transmisión familiar del trastorno. En contraste cabe destacar que la contribución estimada de factores no ambientales a todos los casos de THDA es de solo un 20%. Para explicar esa minoría de casos se ha propuesto la intervención de causas por diversos factores, que suponen también factores genéticos pero en combinación con los ambientales. Como por ejemplo, la influencia de causas congénitas que actuarían


durante la gestación tales como la exposición del útero a la nicotina. De todos modos, es de notar que, incluso en casos que a primera vista se atribuyen a factores ambientales (como el que acabamos de nombrar), solo la explicación facilitada por los estudios genéticos es suficiente para determinar las causas de este trastorno.

Algunas de esas causas ambientales que incentivan el trastorno pueden ser: •

Consumo excesivo de azúcares refinados de rápida asimilación: provoca ciclos de hiperglucemia (con hiperactividad agresividad, irritabilidad) e hipoglucemia reactiva (ansiedad, falta de atención).

Alimentación pobre en elementos esenciales como son las vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales: la falta de estos elementos dificulta el metabolismo de neurotransmisores cerebrales o agravan los trastornos de atención y comportamiento.

Intolerancias a algún tipo de alimento: pueden producir irritación intestinal con su correspondiente malestar físico e irritación del carácter.

Intoxicaciones por metales pesados, aditivos alimentarios, pesticidas…: son elementos que provocan un aumento de la hiperactividad.

Falta de ejercicio físico o de juegos en los que el niño deba realizar una actividad física.

Un entorno social en el que se produzca un maltrato psicológico, falta de afecto o aceptación, trato injusto, etc.

CARACTERÍSTICAS. Antes de reseñar las principales características del niño hiperactivo, hemos de decir que no tienen un comportamiento extravagantemente extraño o inusual durante la infancia. Mantienen conductas conflictivas sólo por la frecuencia que la mantienen, la intensidad y la inoportunidad del momento en el que ocurren. Estos niños tienen dificultad para controlar su conducta en presencia de otros y les resulta más fácil cuando

están

solos.

No todos los niños hiperactivos mantienen las mismas características que a continuación se describen, pero las dificultades de atención, impulsividad e hiperactividad, son rasgos comunes que presentan todos estos niños.


Como características destacamos: •

ATENCIÓN Lo que más caracteriza al niño hiperactivo es su falta de atención cercana a detalles. La distracción más vulnerable es a los estímulos del contexto ambiental. En casa tienen dificultades para seguir las directrices que se marcan, para organizarse

y

parece

que

no

escuchan

cuando

se

les

habla.

En el colegio cometen errores en no fijarse en los trabajos o en las diferentes actividades. Con frecuencia saltan de una tarea a otra sin terminarla, ya que evitan situaciones que implican un esfuerzo constante de esfuerzo mental. •

IMPULSIVIDAD Con frecuencia actúa de forma inmediata sin pensar en las consecuencias. Está inquieto con las manos o los pies y no puede sentarse quieto. Está

activo

en

situaciones

en

que

es

inapropiado.

Habla de forma excesiva, responde antes de que la otra persona termine, tiene dificultad para esperar su turno y frecuentemente interrumpe. •

HIPERACTIVIDAD Lo más característico de estos niños es la excesiva actividad motora. Siempre están en continuo movimiento, corren, saltan por la calle, nunca quieren ir cogidos

de

la

mano…

Su excesivo movimiento no persigue ningún objetivo, carece de finalidad. •

COMPORTAMIENTO Su comportamiento es imprevisible, inmaduro, inapropiado para su edad. No

son

Se

muestran

malos violentos

pero

y

agresivos

que verbal

son

traviesos.

y

físicamente.

Con frecuencia mienten y cometen hurtos. •

APRENDIZAJE La mayoría de los niños hiperactivos presentan dificultades en el aprendizaje. El 40 ó 50% de los niños hiperactivos tienen un bajo rendimiento escolar. Tienen dificultades perceptivas, con lo cual no diferencia bien entre letras y


líneas y tienen poca capacidad para estructurar la información que recibe a través

de

los

distintos

sentidos.

Las dificultades de los niños hiperactivos estriban en la adquisición y el manejo de la lectura, escritura y el cálculo, en habilidades que requieren un esfuerzo de concentración

más

prolongado.

Requieren de un mayor trabajo escribir o dibujar, tienen mala letra y cometen grandes En

el

errores cálculo,

se

olvidan

de de

las

llevadas

ortografía. y

operaciones

básicas.

En lectura, omiten palabras, sílabas e incluso renglones, no comprenden lo que leen, pueden identificar las letras pero no saben pronunciarlas correctamente. Tienen dificultad para memorizar y para generalizar la información adquirida. •

DESOBEDIENCIA Como hemos dicho anteriormente, al niño hiperactivos le cuesta seguir las directrices que se le marcan en casa. El niño hace lo contrario de lo que se le dice

o

pide.

Los padres tienen especial dificultad para educarles en adquirir patrones de conducta (hábitos de higiene, cortesía…) •

ESTABILIDAD EMOCIONAL Presentan cambios bruscos de humor, tiene un concepto pobre de si mismo y no aceptan perder, por lo que no asumen sus propios fracasos.

Los niños con TDAH empiezan a andar a una edad muy temprana, pero más que andar lo que realmente parece que hacen es correr "como si tuvieran un motor dentro", refieren algunos padres. Otro punto del que queremos hablar es que, al llegar a la edad adulta, el individuo ha podido adaptar el TDAH a su vida cotidiana. Algunas de las características del trastorno de déficit de atención han sido definidas en menores de edad, pero los estudios no son suficientes para determinarlas en la edad adulta. No obstante, algunas de estas características en adultos serían: •

Disminución del rendimiento académico y profesional.

Ciertas dificultades en el desarrollo social y emocional: tienen dificultad para hacer amigos o mantenerlos.


Se mantienen comportamientos conflictivos.

En reducido número, se ha demostrado que muchos de los adultos que sufren TDAH sufren adicción a sustancias tóxicas como cocaína, cannabis y otras sustancias, aumentándose el número de personas cuando se habla de alcoholismo añadiendo que dicha drogadicción se suprimiría actuando más sobre el TDAH que sobre la propia drogadicción.

Síntomas depresivos debidos a carencias emocionales, sociales, laborales o educativas, como ya hemos nombrado anteriormente. O en el mismo sentido por la sensación de fracaso escolar o profesional.

Hiperactividad, características.  

Es un libro apto para niños en el que se explica en qué consiste la hiperactividad y cuales son sus principales características.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you