Page 1

M I C R O J U R I S NOVEDADES BOLETÍN EXTRAORDINARIO FIESTAS PATRIAS

E D U C A C I Ó N

DIECISEIS DE SEPTIEMBRE DE 2O11

C O N G R E S O N A C I O N A L

J U B I L A C I Ó N “Se declara obligatorio el seguro de enfermedad e invalidez para toda persona menor de sesenta y cinco años de edad, que ordinariamente no tenga otra renta o medio de subsistencia que el sueldo o salario que le pague su patrón, sea éste persona natural o jurídica, siempre que no exceda de ocho mil pesos anuales” (Decreto N° 34 , Ministerio de Higiene Asistencia, Previsión Social y Trabajo. 3 de enero de 1926)

“Recuperada Nuestra Libertad, el primer cuidado del Gobierno ha sido la educación pública, que debe empezar á¡ formar, por que nada halla principiado en el antiguo sistema; y convencido de que del acierto en la elección de Maestros para la Enseñanza de las primeras letras pende el dar la mejor instrucción a la infancia, formar buenas inclinaciones y costumbres y hacer ciudadanos útiles y virtuosos…” (Reglamento para los Maestros de primeras letras, 9 de junio de 1813)

L E G I S L A C I Ó N .

LEY - Constitucional. Constitución Política del Estado de Chile. Año 1822. Director Supremo. Ver

LEY - Constitucional. Reglamento Constitucional Provisorio. Año 1812. Junta de Gobierno. Ver LEY - Constitucional. Reglamento para el Gobierno Provisorio. Año 1814. Junta de Gobierno. Ver LEY - Constitucional. Proyecto de Constitución Provisoria para el Estado de Chile. Año 1818. Director Supremo. Ver

LEY - Educación Pública. Escuelas. Maestros. Instrucción Primaria. Disposiciones fundamentales. Junta de Gobierno. 18 de junio de 1813. Ver

LEY - Constitucional. Constitución Política del Estado de Chile. ConsLEY - Educación. Docentes. Reglatitución Moralista. Año 1823. Ver mento para los Maestros de primeras letras. Junta de Gobierno. 21 de LEY - Constitucional. Constitución Política de la Republica de Chile. junio de 1813. Ver Año 1828. Ver LEY - Educación Pública. Escuelas. DECRETO SUPREMO Nº 34 - Seguridad Maestros. Instrucción Primaria. Lei Social. Enfermedad. Invalidez. Tra- jeneral. 24 de noviembre de 1860. bajador. Seguro Obligatorio. Minis- Ver terio de Higiene Asistencia Previsión Social y Trabajo. 18 de marzo EDITORIAL de 1926. Ver

J U R I S P R U D E N C I A Kolar v. de Huber y otros c/ Fisco - Corte Suprema - 13 de enero de 1934 (pág. 2) ESTABLECIMIENTOS EDUCACIONALES - PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN - EDUCACIÓN PÚBLICA - GRATIFICACIONES Y BONOS - LEY ANUAL DE PRESUPUESTO RECURSO DE CASACIÓN EN EL FONDO - RECURSO ACOGIDO - SENTENCIA DE REEMPLAZO

“Es gratuita la instrucción secundaria y superior costeada por el Estado. Toda persona natural o jurídica a quien la ley no se lo prohíba, podrá fundar establecimientos de instrucción secundaria superior y enseñar pública o privadamente, cualquiera ciencia o arte, sin sujeción a ninguna medida preventiva, ni a métodos o textos especiales”. (considerando 4to)

Estimado suscriptor: Hemos querido hacernos parte en Fiestas Patrias, y para ello hemos incorporado y preparado, especialmente, el siguiente material histórico que ponemos a vuestra disposición en el presente boletín. Este año, el material se centra sobre Educación, tópico objeto de discusión pública este 2011. Además contempla contenidos históricos sobre el bicentenario del Congreso Nacional y el primer régimen obligatorio de jubilación. Esperando que lo aquí presentado sea de su interés, Les saluda muy cordialmente, deseándole felices fiestas patrias - M i c r o j u r i s -


M I C R O J U R I S NOVEDADES BOLETÍN EXTRAORDINARIO FIESTAS PATRIAS

DIECISEIS DE SEPTIEMBRE DE 2O11

J U R I S P R U D E N C I A ESTABLECIMIENTOS EDUCACIONALES - PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN - EDUCACIÓN PÚBLICA - GRATIFICACIONES Y BONOS - LEY ANUAL DE PRESUPUESTO - RECURSO DE CASACIÓN EN EL FONDO - RECURSO ACOGIDO - SENTENCIA DE REEMPLAZO

Kolar v. de Hubert y otros c/ Fisco S/ Recurso de Casación en el fondo Corte Suprema 13 de enero de 1934 Doña Julia Kolar v. de Huber y otras profesoras de Escuelas Profesionales de Niñas, se presentaron al Segundo Juzgado de Letras en lo Civil de este departamento entablando demanda contra el Fisco para que en definitiva se declare que debe pagarles las cantidades que arroje a su favor la liquidación que debe practicar la oficina respectiva, en concepto de premios de constancia, en conformidad a la Ley de 9 de enero de 1879, por haber desempeñado sus cargos desde las fechas que expresan. Agregan que las leyes de Presupuesto desde 1912 vienen consultando fondos para el pago de premios de los profesores de los establecimientos de instrucción dependientes del Ministerio de Industria, entre los cuales se cuentan las Escuelas Profesionales, que han hecho constantes gestiones para que se les pague lo que se les adeuda con anterioridad al año 1918, en que la Ley de Presupuestos consultó fondos para el objeto, pero que sus gestiones han sido infructuosas. El Director del Tesoro, contestando en representación del Fisco, pidió el rechazo de la demanda, porque el personal docente de los establecimientos en que ejercitan o han ejercitado sus actividades los demandantes, no está comprendido en los beneficios que otorga la ley de 1879 a los de los establecimientos de instrucción secundaria y superior y que el derecho a premios de los profesores de los establecimientos de instrucción especial fué concedido por la Ley de Presupuestos de 1918 y desde entonces sólo puede ser reclamado y que así lo expresa la

Trabada así la litis y previos los trámites legales, el Juez don Octavio del Real dictó la sentencia de primera instancia que desecha las prescripciones alegadas por el Fisco y acoge la demanda a virtud de las siguientes consideraciones entre otras que no tienen atingencia con el recurso de casación a que se contrae este fallo:

4.° Que los profesores de las Escuelas Profesionales, que son establecimientos de enseñanza especial teórica y práctica, costeados con fondos del Estado, deben ser considerados dentro de las prescripciones que rigen la instrucción secundaria y, de consiguiente, les alcanza el beneficio del artículo 44 de la r e f e r i d a l e y .

1.° Que aún cuando es efectivo que la ley sobre Instrucción Secundaria y Superior no comprende dentro del tenor de su artículo 44 a los profesores de instrucción especial, respecto de la gratificació n o premio que establece dicho precepto, estudiando el mecanismo de esa ley, se advierte que tal precepto es extensivo a esos profesores;

Esta sentencia fué confirmada por la que dictó una de las Salas de la Corte de Apelaciones de Santiago, con fecha 12 de enero de 1932. después de eliminar su considerando 5.° y de añadir la siguiente consideración:

"Que los documentos de fojas 120 y 121, acompañados en esta instancia por la parte demandada, no alteran la situación creada en 2.° Que, en efecto, el artículo 1.° de dicha ley el pleito con respecto a los demandantes, por ordena sostener con fondos nacionales los esta- - cuanto en ellos se trata de meras opiniones blecimientos de enseñanza destinados a la insde los Ministros del Tribunal de Cuentas y trucción secundaria, a la instrucción especial, a de su Fiscal sustentadas en el sentido de que la instrucción superior y a la instrucción cientílos profesores de la Escuela Profesional no fica, y estas cuatro ramas de la instrucción figuran incluidos dentro de los beneficios están comprendidas dentro del Título de la ley, que otorga la Ley de 9 de enero de 1879". que se denomina de Instrucción Secundaria y Superior, lo que permite deducir que las distinFirman el fallo de segunda instancia los setas clases de enseñanza en ella mencionadas ñores Ernesto Bianchi T., J. Manuel Castro y están comprendidas en una u otra de las dos M o i s é s B e r n a l e s . categorías que enumera la ley en su título; Contra la sentencia de alzada interpuso el 3.° Que el artículo 32 de la misma ley dispone Fisco recurso de casación en el fondo, que que en los establecimientos de instrucción seformaliza sustancialmente en los términos cundaria en que el Presidente de la República que a continuación se extractan. decretare la enseñanza de cursos especiales de aplicación práctica o la de otros ramos no comLa sentencia recurrida ha infringido en priprendidos en el curso de humanidades, habrá mer lugar, empieza diciendo el Fisco reculos profesores que esa enseñanza requiere, lo rrente, los artículos 1.°, 31, 32 y 44 de la Ley que manifiesta que éstos empleados aparecen de 9 de enero de 1879 y el artículo 20 del estimados en la misma condición de los demás Código Civil, porque no cabe aplicar al caso pertenecientes a la instrucción secundaria, ya en debate el mencionado artículo 44, cuyo


M I C R O J U R I S NOVEDADES BOLETÍN EXTRAORDINARIO FIESTAS PATRIAS

La sentencia recurrida ha infringido en primer lugar, empieza diciendo el Fisco recurrente, los artículos 1.°, 31, 32 y 44 de la Ley de 9 de enero de 1879 y el artículo 20 del Código Civil, porque no cabe aplicar al caso en debate el mencionado artículo 44, cuyo texto literal y claro concede la gratificación que él establece a los rectores y profesores de los establecimientos de instrucción secundaria y superior, nomenclatura legal que no comprende a las Escuelas Profesionales, que constituyen establecimientos destinados a la instrucción especial, teórica y práctica, como textualmente los define el N.° 2.° del artículo 1.° de la misma ley, que en sus artículos 31 y 32 provee, con acopio de detalles, a las necesidades de los establecimientos de instrucción secundaria, sin confundirlos con los de instrucción especial. El artículo 20 del Código Civil prescribe que en la interpretación de la ley se dé a las palabras definidas por ella su significado legal y por eso también ha sido infringido, no dando a la expresión "establecimientos de instrucción secundaria" su significación legal. Y ha violado la sentencia todos los preceptos anotados al dar al artículo 44 una extensión que no tiene. Señala, además, como infringidos el recurso, los artículos 44 de la Constitución Política, 19, 2514, 2515 y 2521 del Código Civil, único de la Ley N.° 2626 y la Parte III de la Ley de Presupuestos de 1918. Concedido el recurso y traídos los autos en relación, La Corte: Considerando: 1° Que los demandantes invocan como causa de pedir de la acción que en este juicio ejercitan en contra del Fisco el artículo 44 de la Ley de 9 de enero de 1879, disposición que, en su concepto, les dá derecho para exigir del demandado el pago de los premios de constancia que han devengado en sus cargos de profesoras de Escuelas Profesionales de Niñas, desde las fechas en que respectivamente los desempeñan y, en circunstancia, que textualmente dispone: "Los Rectores y Profesores de los Establecimientos de instrucción secundaria y superior tendrán..." 2 ° Que la sentencia recurrida acoge la demanda fundándose sustancialmente en que, si bien

DIECISEIS DE SEPTIEMBRE DE 2O11

de instrucción especial -calidad que tienen los demandantes,- estudiando el mecanismo de la ley se advierte que tal disposición es extensiva a esos profesores; 3.° Que la citada Ley de 9 de enero de 1879 legisla "sobre instrucción secundaría y superior", como se encarga de decirlo ella misma al designar su objeto en sus primeras líneas y aunque el artículo expresa que con fondos nacionales se sostendrán establecimientos de enseñanza destinados: 1°) a la instrucción secundaria; 2°) a la instrucción especial, teórica y práctica; 3°) a la instrucción superior; y 4°) a la instrucción científica y literaria, se desprende de todos sus preceptos que ella dicta normas sobre instrucción secundaria y superior preferentemente, de donde se infiere que lejos de deducirse de su mecanismo, como lo cree la sentencia recurrida, que ella comprende en su artículo 44 también a los profesores de instrucción especial los ha excluido expresamente de los beneficios que ese artículo acuerda únicamente a los de la secundaria y superior; 4.° Que esta situación que el legislador ha querido establecer, de separación entre los establecimientos de instrucción especial y los de enseñanza secundaria y superior queda de manifiesto si se atiende a otros preceptos de la ley en estudio, principalmente los artículos 31 y 32, en los que se provee, con acopio de detalles, a las necesidades de la segunda clase de los establecimientos que acaba de mencionarse, sin confundirlos con los "especiales" y consintiendo, por vía sólo de excepción, en que el Presidente de la República pueda, en ciertas condiciones, autorizar en aquéllos la enseñanza de cursos especiales, excepción que demuestra asimismo, la separación y distinta esfera docente que se atribuye a tales asignaturas; 5° Que, después de promulgada la Ley de 1879, el legislador ha manifestado su criterio sobre los establecimientos de instrucción especial, y, en efecto, la Ley N°.2626, de 5 de febrero de 1912, declara establecimientos de instrucción secundaria a los Liceos de Niñas y a los de enseñanza especial "para los efectos de lo dispuesto en el inciso 2° del artículo 43° de la Ley de 9 de enero de 1879", lo que revela, una vez más, que se quiso crear una categoría independiente de establecimientos de instrucción especial, que estaban fuera del beneficio acordado por el referido artículo 43 de gozar de dos sueldos íntegros, como lo tenían los

los que contiene la Ley de 1879; y de aquí se deduce, a contrario sensu, que los profesores de establecimientos de instrucción especial quedaron al margen de estos últimos beneficios; 6.° Que cualquiera que sea el alcance que pretenda darse a las leyes de Presupuestos, que en ocasiones han consultado ítems para pagar también a los profesores de instrucción especial la gratificación por premios de constancia, e interpretándolas en armonía con su característica sui generis de fijar anualmente las entradas y gastos de la Nación, la redacción de esos ítems impide darles el alcance de preceptos interpretativos de la Ley de 1879 y que debieran entenderse incorporados a ésta, máxime si se tiene presente que hubo necesidad d e una ley especial, la ya recordada N.° 2626, para hacer extensivos a los profesores de instrucción especial otros beneficios análogos y esos ítems sólo servirían, entonces, para demandar del Fisco lo que graciosamente quiso el legislador acordar para el respectivo año y desde que, tratándose de interpretar una ley, en nada influye la aplicación práctica que se le haya dado algunas veces; 7° Que, por último, siendo un beneficio o privilegio, el de que se trata en este juicio, no puede por analogía, hacérsele extensivo a otras personas diversas de aquéllas que han sido favorecidas por la ley, a lo que se agrega que, cuando el sentido de la ley es claro, no se desatenderá su tenor literal con el pretexto de consultar su espíritu; 8.° Que las anteriores consideraciones son bastantes para concluir que es fuera de duda que la sentencia recurrida, al acoger la demanda, ha infringido los artículos 1.° y 44 de la mencionada Ley de 9 de enero de 1879, con influencia decisiva en lo dispositivo del fallo, puesto que, estableciendo el primero de ellos una marcada diferencia entre las diversas ramas de la instrucción pública y refiriéndose el último únicamente a dos de ellas, a la instrucción secundaria y superior, lo hace extensivo a la enseñanza especial, cuyos profesores han sido excluidos claramente del beneficio que ese proyecto acuerda; y 9. ° Que acogiéndose un recurso de casación en el fondo por infracciones de ley que han tenido influencia decisiva en lo dispositivo del fallo recurrido, es inoficioso considerar las


M I C R O J U R I S NOVEDADES BOLETÍN EXTRAORDINARIO FIESTAS PATRIAS

Por estos fundamentos y visto, también, lo que dispone el artículo 941 del Código de Procedimiento Civil se declara que ha lugar al recurso de casación en el fondo deducido por el Fisco en esta causa, y que es nula la sentencia reclamada, la cual se reemplaza por la que a continuación dicta este Tribunal.

DIECISEIS DE SEPTIEMBRE DE 2O11

4.° Que para este efecto es útil y pertinente advertir que los artículos 2, 3 y 4 de la misma ley declaran, que "es gratuita la instrucción secundaria y superior costeada por el Estado"; que "toda persona natural o jurídica a quien la ley no se lo prohíba, podrá fundar establecimientos de instrucción secundaria y superior y enseñar pública o privadamente cualquiera Acordada contra el voto de los señores Minis- ciencia o arte, sin sujeción a ninguna medida tros Trueco y Hermosilla, quiénes fueron de preventiva ni a métodos o textos especiales" y parecer de desechar el recurso de casación que "no podrán fundar establecimientos de interpuesto por el Fisco por las mismas consiinstrucción secundaria ni superior, ni enseñar deraciones con que la Excma. Corte desechó el públicamente ninguna ciencia o arte, los recurso de casación interpuesto por el Fisco, en que hubieren sido condenados por crimen o la sentencia de 15 de octubre de 1925, dictada simples delitos que traigan consigo inhabilidad en la causa que se siguió entre doña Clotilde absoluta o especial para el desempeño de carPinto v. de Urra por sí y en representación de gos u oficios públicos o profesiones titulares los herederos de don Francisco Urra y el Fisco, mientras dure la condena, etc.", y todavía los y en que se discutió y falló la misma cuestión artículos 9, 11 y 46 dictan también disposiciojurídica que se somete nuevamente a la resolu- nes en que se emplean las expresiones ción de esta Corte. "instrucción secundaria o superior", y si en tales términos no debiera comprenderse la enTienen, además, presente los señores Ministros señanza especial, habría que admitir la absurda disidentes para no dar lugar al recurso, los siconclusión de que ésta no debía ser gratuita; de guientes fundamentos: que no estaba sometida a la superintendencia del Consejo de Instrucción Pública; y que 1. ° Que es regla primordial de interpretación podrán fundar tales establecimientos aún los de la ley la que se consigna en el artículo 22 condenados por delitos contra la moralidad del Código Civil, según el cual el contexto de pública a los cuales incapacita de un modo la ley sirve para ilustrar el sentido de cada una perpetuo el artículo 4°, antes transcrito en parde sus partes, de manera que haya entre todas te; todo lo cual, unido a la consideración de ellas la debida correspondencia y armonía; que la Ley de 1879 tiene por epígrafe "de la precepto que excluye, entonces, la interpretainstrucción secundaria y superior en general", ción exegética de un texto de la ley; es bastante de por sí, para comprender que toda enseñanza regida por esta ley, debe compren2. ° Que si como acaba de expresarse, el conderle en alguna de esas dos categorías; texto de la ley sirve para ilustrar el sentido de cada una de las partes, habrá que penetrar en 5. ° Que la conclusión preinserta cobra mayor los designios del legislador expresados en el relieve si, prescindiendo del contexto de la ley, artículo 44 de la Ley de 9 de enero de 1879, quisiera averiguarse la intención o espíritu del recurriendo a las numerosas y restantes dispo- legislador al establecer los premios en favor de siciones de esta misma ley, que, como es sabi- los rectores y profesores de la enseñanza, ya do, constituyó por muchos años el cuerpo que ellos, a no dudar, van encaminados a aseorgánico de la instrucción pública de Chile y gurar la permanencia en el servicio de los proes la que rige la presente controversia; fesores que han logrado, en la práctica de la enseñanza la especial idoneidad que ella per3.° Que para averiguar si las profesoras de las mite alcanzar y tales benéficos fines de perfecEscuelas Profesionales de Niñas tienen derecionamiento del profesor no se vé porqué cho a los premios que otorga el artículo 44 de razón no habría de perseguirlo el Estado con la ley antes expresada es preciso dilucidar si respecto a la enseñanza especial; tales establecimientos de enseñanza pertenecen a alguna de las categorías a que alude dicho 6.° Que en todo caso y cualquiera que sea el artículo, o en otros términos, si los establecimérito que quiera atribuirse a una semejante mientos de instrucción especial, deben o nó interpretación derivada con rigurosa lógica del considerarse como formando parte de los insti- contexto de la ley y de su espíritu, es lo cierto tutos de enseñanza secundaria o superior, que ella ha perdido gran parte de su importan-

de dejar privado a una parte del personal docente del Estado de los beneficios de los premios, manifestando claramente su voluntad de concederlos a los rectores y profesores de instrucción especial en diversas leyes de Presupuestos promulgadas aún con posterioridad a la ley de 1879, especialmente en la correspondiente al año de 1918, en la cual se lee, en la glosa del ítem correspondiente a las Escuelas Profesionales de Niñas, "sueldos con derecho a premios, y compatibles entre sí en los términos establecidos para la instrucción secundaria por los artículos 43 y 44 de la Ley de 9 de enero de 1879, estimando en $ 150, etc.", declaración de voluntad soberana que no por haberse hecho en la ley de Presupuesto deja de tener la fuerza obligatoria propia de una ley que aclara y declara lo dispuesto por esos artículos y, por lo mismo, procede aplicar con efecto retroactivo; 7.° Que en nada restringe el vigor y alcance de las declaraciones legislativas hechas en las leyes de Presupuestos la circunstancia de que éstas sean de duración temporal en cuanto fijan los gastos a que debe sujetarse la Nación durante el período de un año; porque es notorio que el legislador aprovecha constantemente la dictación de una ley para disponer medidas de carácter permanente, del más variado orden, ya referentes a la reorganización de los servicios públicos, ya al establecimiento de incompatibilidades en el ejercicio de ciertos cargos, ya al otorgamiento de fuero en favor de cierto personal, como los carabineros, etc., etc.; y tales disposiciones legislativas siempre han sido reconocidas como legítimas, como no podían menos dé serlo, por los Tribunales de Justicia, por el Tribunal de Cuentas, y por todos los organismos administrativos encargados de cumplirlas y acatarlas. Redacción del señor Ministro Novoa. — Humberto Trueco. — C. Alberto Novoa. — Romilio Burgos. — Gregorio Schepeler. — Mariano Fontecilla. — J. M. Hermosilla. — Eulogio Robles Rodríguez. Dictando sentencia con igual fecha. La Corte: Vistos: Dando cumplimiento a lo que dispone el artículo 959 del Código de Procedimiento Civil, reproduciendo la parte expositiva de la sentencia de 24 de mayo de 1926, corriente a fojas 112, y teniendo presente


M I C R O J U R I S NOVEDADES BOLETÍN EXTRAORDINARIO FIESTAS PATRIAS

1.° Que las demandantes invocan como causa de pedir de la acción que en este juicio ejercitan en contra del Fisco, el artículo 44 de la Ley de 9 de enero de 1879, disposición que, en su concepto, les dá derecho para exigir del demandado el pago de los premios de constancia que han devengado en sus cargos de profesoras de Escuelas Profesionales de Niñas, desde las fechas en que respectivamente los desempeñan y en circunstancia que textualmente dispone: "Los Rectores y Profesores de los establecimientos de instrucción secundaria y superior tendrán. . ."; 2. ° Que la citada Ley de 9 de enero de 1879 legisla "sobre instrucción secundaria y superior", como se encarga de decirlo ella misma al designar su objeto en sus primeras líneas y aunque el artículo 1.° expresa que con fondos nacionales se sostendrán establecimientos de enseñanza destinados: 1.°) a la instrucción secundaria; 2°) a la instrucción especial, teórica y práctica: 3.°) a la instrucción superior; y 4.°) a la instrucción científica y literaria, se desprende de todos sus preceptos que ella dicta normas sobre instrucción secundaria y superior preferentemente, de donde se infiere que lejos de deducirse de su mecanismo, como lo cree la sentencia apelada, que ella comprende en su artículo 44 también a los profe sores de instrucción especial, los ha excluido expresamente de los beneficios que ese artículo acuerda únicamente a los de secundaria y superior;

DIECISEIS DE SEPTIEMBRE DE 2O11

a los de enseñanza especial "para los efectos de lo dispuesto en el inciso 2. ° del artículo 43 de la Ley de 9 de enero de 1879", lo que revela, una vez más, que se quiso crear una categoría independiente de establecimientos de instrucción especial, que estaban fuera del beneficio acordado por el referido artículo 43 de gozar de dos sueldos íntegros, como lo tenían los profesores de instrucción secundaria; pero les concedió únicamente este beneficio y nó otros de los que contiene la ley de 1879; y de aquí se deduce, a contrario sensu, que los profesores de establecimientos de instrucción especial quedaron al margen de estos últimos beneficios;

5.° Que cualquiera que sea el alcance que pretenda darse a las leyes de Presupuestos, que en ocasiones han consultado ítems para pagar también a los profesores de instrucción especial la gratificación por premios de constancia e interpretándolas en armonía con su característica sui generis de fijar anualmente las entradas y gastos de la Nación, la redacción de esos ítems impide darles el alcance de preceptos interpretativos de la Ley de 1879 y que debieran entenderse incorporados a ésta, máxime si se tiene presente que hubo necesidad de una ley especial, la ya recordada N.° 2626 para hacer extensivos a los profesores de instrucción especial otros beneficios análogos y esos ítems sólo servirían, entonces, para demandar del Fisco lo que graciosamente quiso el legislador acordar para el respectivo año y desde que 3.° Que esta situación que el legislador ha que- tratándose de interpretar una ley, en nada influrido establecer de separación entre los estable- ye la aplicación práctica que se le haya dado cimientos de instrucción especial y los de ense- algunas veces; ñanza secundaria y superior queda de manifiesto si se atiende a otros preceptos de la ley 6. ° Que, por último, siendo un beneficio o en estudio, principalmente los artículos 31 y 32 privilegio, el de que se trata en este inciso no en los que se provee con acopio de detalles a puede por analogía hacérsele extensivo a otras las necesidades de la segunda clase en los esta- personas diversas de aquéllas que han sido blecimientos que acaban de mencionarse, sin favorecidas por la ley a lo que se agrega que confundirlos con los "especiales" y consintien- cuando el sentido de la ley es claro no se desdo por vía sólo de excepción, en que el Presiatenderá su tenor literal con el pretexto de condente de la República pueda, en ciertas condi- sultar su espíritu; ciones, autorizar en aquellos la enseñanza de cursos especiales, excepción que demuestra, 7. ° Que de los anteriores razonamientos se asimismo, la separación y distinta esfera dodesprende que la demanda carece de base legal cente que se atribuye a tales asignaturas; puesto que estableciendo el artículo l.9 de la ya recordada Ley de 1879 una diferencia marcada 4.° Que, después de promulgada la Ley de entre las diversas ramas de la instrucción 1879, el legislador ha manifestado su criterio pública y refiriéndose el artículo 44 de la missobre los establecimientos de instrucción espe- ma únicamente a dos de ellas, a la instrucción cial y, en efecto, la Ley N.° 2626, de 5 de fesecundaria y superior, no. puede hacerse extenbrero de 1912, declara establecimientos de sivo a la instrucción especial, cuyos profesores

Por estos fundamentos y disposiciones legales citadas se revoca la sentencia referida al principio y se declara sin lugar la demanda. Se omite un pronunciamiento sobre las excepciones de prescripción opuestas por el Fisco por ser incompatible con la resolución que desecha la demanda. Acordada contra el voto de los señores Ministros Trueco y Hermosilla, quiénes estuvieron por confirmar dicha sentencia. No firman los señores Rondanelli y Carvajal, no obstante haber concurrido a la vista de la causa y acuerdo del fallo por encontrarse con licencia y ausentes. Redacción del señor Ministro Novoa. — Humberto Trueco. — C. Alberto Novoa. — Romilio Burgos. — Gregorio Schepeler. — Mariano Fontecilla — J. M. Hermosilla. — Eulogio Robles Rodríguez.

News Especial Fiestas Patrias 2011  

Legislacion y jurisprudencia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you