Page 1

 Cuadrilla  de  costaleros de  la Lanzada

18/04/09 Queridos hermanos En primer lugar, pediros disculpas a todos por no poder acompañaros en la  Passio, pero mi espalda no me ha dejado hacerlo. Lo siento de todo corazón. En segundo lugar, comentaros que ha llegado la hora en la que, sin más  remedio, tengo que colgar el costal después de unos cuantos años, por  problemas físicos. Para mí, estos años han sido los mejores de mi vida y quiero agradeceros a  todos el que me hayáis dejado disfrutarlos con vosotros. Empecé un año que ya no recuerdo y fue (ahora ya lo puedo decir) por una  promesa en la que me comprometí por tres años, pero el Moreno es mucho  Moreno y ha querido que siguiera con Él no tres, sino trece años. Recuerdo el día en que me incorporé a esta magnífica cuadrilla de valientes,  entonces encabezada por Rafa  y Pepe Tapia, de los que he aprendido lo poco  que sé.  En esa época, trabajábamos a hombros y la verdad sea dicha, también  se pasaban buenos y malos momentos.  De esos años, aún recuerdo a costaleros  como Antonio, Julio, Curro, José Ángel Pozo, Víctor Tijeras (que fue el  “culpable” de que yo terminara en esta cuadrilla de costaleros), Esaú Núñez y  un largo desfile de nombres, que haría la lista interminable. Con el cambio a costal, recuerdo que, al principio, todos teníamos un “poquito”  de miedo, pero conforme fuimos cogiendo confianza, nos dimos cuenta de que  se podía y en realidad,  se trabaja bastante mejor y es menos arriesgado siempre  y cuando se levante en condiciones y, a pesar de los malos momentos, os puedo  asegurar que, al final, sólo se recuerdan los buenos. Durante todos estos años, he conocido a un gran número de magníficas  personas, todas ellas luchando y peleando por sacar adelante nuestra  Hermandad Zaidinera y por realizar cada día mejor cualquier necesidad de la  misma. He esperado durante unos cuantos años, el poder sacar a nuestro Santísimo por  una puerta digna de Él, pero no ha podido ser.  Sé que en un futuro no muy  lejano, se conseguirá realizar su Casa y tendrá la puerta que tanto Él como su 

 


Madre, nuestra querida Virgen de la Caridad merecen. No quiero ser muy pesado, además, los que me conocéis, sabéis que soy una  persona de pocas palabras. Tan sólo quiero ya dar las gracias a Rafa y Pepe Tapia, por lo que me han  ensañado, a Francis Rabaza (antes costalero y ahora nuestro Hermano Mayor),  José Pozo, Javier Sierra, Miguel Ángel Peláez, Diego, Antonio y Ángel  Montoro, Pepe Melero, Alex Aroca, Quino, Rafa Bueno, Rafita, al cuerpo de  Capataces (con Alejandro al frente junto a Javi Sierra) y a todos y cada uno de  vosotros (si sigo escribiendo nombres no acabaré nunca y no quiero robaros  más tiempo). Deciros que, aunque ya no estaré con vosotros en la trabajadera, os animo a  que, una vez que os llegue la hora de tener que dejar de estar ahí, os animéis,  como yo voy a hacer, a seguir acompañando a nuestros Sagrados Titulares con  un cirio, que es otra forma de hacer hermanad. Eso sí, espero que cuando me entre el famoso gusanillo de la trabajadera, me  dejéis un huequito para estar un ratito con vosotros y con nuestro Santísimo  Cristo de la Lanzada. Qué Él os proteja y os permita que lo portéis sobre vuestros cuellos durante  muchísimos años y que María Santísima de la Caridad os guarde. Un fuerte abrazo para todos y cada uno de los hermanos que formaron y  forman parte de LA VALIENTE, todos estaréis siempre en mi corazón. Nos veremos muy pronto Luis Tijeras

Página 2/2

Luis Tijeras  

Luis Tijeras

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you