Page 1


1

2


Reportaje

3

La historia del vino en México Durante la época precolombina en México, los indígenas utilizaban la vid para hacer una bebida mezclada con frutas y miel, esta bebida se llama acachul y se sigue consumiendo en algunas partes del país; sin embargo, los indígenas no conocían el vino.

misioneros lo requerían para oficiar misa, por lo que rápidamente importaron las uvas europeas y desarrollaron su producción en la Nueva España. Iniciaron cosechando alrededor de la ciudad de México, capital del virreinato, en Querétaro, Guanajuato y San Luis Potosí.

Durante la era de la conquista, los colonizadores necesitaban Posteriormente se utilizaron el vino como parte fundamen- las fértiles tierras del Valle de tal de su ingesta cotidiana y los Parras, Baja California y Sono-

4

ra para su cultivo.

lla.

Los jesuitas cultivaron la uva en sus misiones de Baja California y los Franciscanos lo hicieron en California. Fraile Junípero de Serra estableció 21 misiones desde San Diego hasta Sonora, el vino que éstas produjeron era reconocido por su calidad en todo México. La uva que estos misioneros plantaban se llamó uva misión, ahora es conocida como crio-

Hernán Cortés, gobernador de Nueva España, ordenó en 1524 que cada colono debía plantar 1,000 pies de vid por cada cien indígenas. En 1539 el capitán Francisco de Urdiñola estableció la bodega vinícola de la Hacienda de Santa María de Parras, en Coahuila. Después de este gran auge, la corona española temió que los vinos de la Nueva España compitieran


5

contra los producidos en España, por lo que prohibió sembrar viñas en México, aunque permitió seguir utilizando los viñedos que ya existían. Los misioneros se negaron a acatar esta disposición y continuaron produciendo vinos en la Nueva España, aunque a menor escala. A principios del siglo XX, la producción de vino en el mundo estuvo severamente afectada por los conflictos políticos y guerras, teniendo adultera-

ción, fraude y sobreproducción. Durante esa época, el vino en México también sufrió dificultades debido a que la mayoría de los viñedos fueron destruidos por la filoxera (plaga que ataca la vid) y los conflictos políticos. En 1920, México volvió a producir vinos pero eran de muy mala calidad debido a la falta de conocimiento sobre vinicultura, el mal estado del equipo y la mala selección de variedades.

de Francia y 45 de España. En 1987 se vendieron veinticuatro millones de botellas de 750 mililitros en México, el 98% de éstas era de producción nacional. Actualmente, el 80% de la uva mexicana se utiliza en la producción de vinos de mesa para consumo nacional y de El consumo per capita de vino exportación. en México era de la tercera parte de una botella durante la década de 1970 y actualmente es de alrededor de 200 mililitros, que es insignificante frente a los 62 litros de Italia, 58 A partir de 1970 los vinos mexicanos mejoraron gracias a la creación de asociaciones de vitivinicultores, una mejor calidad de vida, esfuerzos comerciales de las grandes marcas y la correcta selección de variedades de uvas.

6


7

8


Una copa de cultura

Las variedades de uvas que se producen en México son: las tintas Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Merlot, Garnacha, Cariñena, Salvador, Alicante, Barbera, Zinfandel y Misión; más las blancas Ungi Blanc, Chenin Blanc, Riesling, Palomino, Verdona, FeherZagos, Malaga y Colombard. La industria mexicana actualmente ofrece 200 diferentes tipos de vinos, los cuales han ganado más de 300 premios y reconocimientos internacionales en los últimos 15 años. Las regiones en las que se cultivan estas uvas son las siguientes. 9

Baja California La producción vitivinícola de Baja California se encuentra desde Mexicali hasta Ensenada, dentro de una zona conocida como la franja del vino con una buena influencia de los vientos marinos. El clima de esta región favorece cosechas de máxima calidad por sus inviernos húmedos y veranos secos y templados. Las zonas de cultivo más importantes son Valle de Guadalupe, Valle de San Antonio de las Minas y Valle de Calafia al noroeste de Ensenada, Valle de Santo Tomás y Valle de San Vicente al sur de Ensenada. Según Emile Peynaud, Consejero de la Escuela de Enología de Burdeos en Francia, el viñedo de Calafia que se encuentra a 335 metros sobre el nivel del mar es donde se encuentran reu-

nidas en una colección botánica las mejores variedades de uva en el mundo.

Coahuila Esta zona tiene un clima extremadamente caluroso durante el largo verano con cambios bruscos de temperatura durante la corta temporada de invierno. La empresa Domecq tiene dos plantas de vinificación y destilación en Coahuila, incluyendo la de Ramos Arizpe, donde se iniciaron los primeros procesos de esta casa vinícola. Casa Vitivinícola Madero se encuentra en la ciudad de Parras de la Fuente, fue la primera vitivinícola en Latinoamérica, fundada en 1597. El Museo del Vino en su antigua hacienda está abierto al público. Casa Ferriño y Vinícola Vitali se encuentran en el municipio de Cuatro Ciénengas. La Compañía Vinícola del Vergel, fue fundada en 1943 y produce brandy y vinos jóvenes.

Allí encuentran las vitivinícolas La Bordaleza y Dinastía. La Casa Vitivinícola Leal de La Bordaleza lleva más de tres décadas dedicada a la producción de uva. Sus viñedos tienen una extensión de 180 hectáreas a 1820 metros sobre el nivel del mar, condiciones correctas para producir las uvas con las que se elaboran vinos de mesa, brandy y concentrado de uva.

10

Zacatecas Las áreas de vitivinicultura en el estado de Zacatecas son Ojo Caliente y Valle de la Macarena. Gracias a sus condiciones climáticas produce variedades finas de uva ricas en azúcar y Aguascalientes de rápida maduración. Las regiones de viticultura dentro del estado El primer productor en esta región fue Bodegas del Altiplano, seguida por Casa Cachola, funde Aguascalientes son Calvillo, Paredón y Los Romo. Se encuentran en un amplio valle dada en 1984. En el estado se producen cerca de 400 mil jorentre dos cadenas montañosas. Es de clima templado con lluvias en verano y un suelo con nales de uva al año en tres mil 800 hectáreas dedicadas a su cultivo. gran cantidad de sales solubles.


Querétaro

11

En la zona vinícola de San Juan del Río en Ezequiel Montes, Querétaro, está una zona famosa por tierra fértil que produce uva de excelente calidad. Las características climáticas de la región son óptimas para la vid, ubicada a 2,000 metros sobre el nivel del mar y condiciones extremas que oscilan entre 25° C durante el día y 0° C en las noches. Existen dos fincas de importante producción vitivinícola dentro del municipio. Una es Freixenet de México, productora de vino espumoso en base al ancestral Método Champenoise de fermentación en botella, descubierto por Dom Perignon en el siglo XVII; está abierta al turismo para que los visitantes conozcan el proceso de elaboración de sus vinos. La otra es Compañía Vinícola Los Eucaliptos, productora de vino, jerez, brandy, amareto, ron, vinagre y sangrita. Vinos Hidalgo La Madrileña es una bodega fundada por un inmigrante español, produce vinos en sus propias bodegas de San Juan del Río.

Sonora Las regiones de viticultura en el estado de Sonora son Hermosillo, Bahía Padre Kino y Caborca. Su clima de desierto caliente y escasa precipitación pluvial hacen crucial el uso de sistemas de riego. La Casa Pedro Domecq inauguró el proyecto Agro Industrial Sonora en 1993 para la producción de uva.

12


Pata de perro

Pareciera que turistear por la ciudad es algo sumamente sencillo, y es que los lugares emblemáticos del DF, aquellos que visitamos una y otra vez con amigos y familiares que vienen de fuera, suelen ser llevar consigo el sello “satisfacción garantizada”. Sin mencionar que, usualmente somos animales de costumbre y vamos al mismo lugar una y otra vez. 13 Conocer más allá de lo evidente requiere de un ánimo aventurero y de un poco más de planeación, con lo cual, no sólo sus visitas terminarán sorprendidas, sino también usted mismo. Por ejemplo, que tal si introducimos algunas

variantes a las típicas visitas al zócalo y a centros coloniales como San Ángel y Coyoacán, por ejemplo, qué tal un recorrido por la colonia Roma, fundada en 1902, que aún conserva hermosas edificaciones elaboradas bajo los preceptos del eclecticismo francés. De manera puntual, no está de más un recorrido por Álvaro Obregón y por la Plaza Río de Janeiro, pero por ejemplo, vale la pena visitar la Plaza de la Romita (entre Puebla, Morelia, el callejón de Durango y av. Cuauhtémoc), que alberga uno de los pocos templos del siglo XVI que aún quedan en la ciudad, su iglesia, consagrada a San Francisco Javier pero conocida por todos como La Romita, fue fundada en 1530. En esta plaza,

rodeada de pintorescos callejones, fue escenario de la cinta Los olvidados, de Luis Buñuel. Ya una vez por la zona, valdría la pena darse una vuelta a La Maisson de Caravanserai (Orizaba 101, Interior A, Tel. 5511 2877), un elegante y recargado recinto de Té, de ambiente desparpajado, que por momentos nos recuerda a la cinta La princesita. De paso, puede comprar los objetos de diseño que ahí se exhiben. O bien, puede darse una vuelta a El Delirio (sobre Álvaro Obregón), la tienda gourmet de Mónica Patiño y tomar café, acompañado de un pan de chocolate, por ejemplo, además puede uno surtirse de artículos delicatessen para llevar a casa. Si decide presumir la colonia Condesa, hágalo de noche, es mejor: vale la pena abrir el apetito con un buen mezcal artesanal en La Botica (Alfonso Reyes 120 y Campeche 396), en cualquier de sus dos sucursales. Luego, pase a visitar la pizzería 50 Friends(Cadereyta 19. Tel. 5553 4353), y pruebe sus pizzas gourmet estilo argentino, de lo mejor en la ciudad, acompañadas de un par de copitas de vino y una ensalada, si así lo desea. Ojo, si va un fin de semana

por la noche puede encontrar que el lugar está lleno, pero vale la pena la espera. Otra opción para cenar puede ser el restaurante Primos (Michoacán 168. Tel. 5256 0950), con deliciosa variedad de sofisticados sándwiches y ensaladas. Cuenta con un pequeño espacio para fumar. Si va al centro visite El Cardenal, pero la sucursal del Hotel Sheraton María Isabel (av Juárez 70. Tel. 5518 6632), para probar un buen tequila y unos escamoles, luego tómese un café en la Plaza comercial que está al lado y dé el típico paseo por laAlameda Central y Bellas Artes, o en la Terraza de Sears. Si desea conocer un museo nuevo y diferente, visite el Museo del Estanquillo (Isabel la Católica 26. tel. 5521 3052) donde se exhibe la colección privada de Carlos Monsiváis, aquí también se encontrarán también exposiciones temporales. 14 Del centro, vale la pena moverse a Polanco por Paseo de la Reforma para disfrutar de la vista. Una vez allá, entrar a los museos de Arte Moderno, Tamayo,Antropología e Historia y al


Castillo de Chapultepec es visita obligada, pero también lo es el Biko (Masaryk 407. Tel. 5282 2064), uno de los mejores restaurantes en el mundo, según la Lista San Pellegrino, fundado por Mikel Alonso y Bruno Oteiza, alumnos del Chef Arzak. En este bastión de la gastronomía Vasca podrán encontrarse lo mismo platillos tradicionales como lo último en gastronomía de vanguardia. En esa misma zona se localiza el restaurante más caro de la ciudad: Nemi (Masaryk 390. Tel. 3300 3950). Este delicioso lugar de cocina internacional es obra de Michael Mina. El precio promedio por personas es. mínimo $700. (OJO Actualización: este lugar ya cerró)

15

Si desea tomar una copa por esa zona, el bar de tapas Diagonal es una buena opción: chic, elegante, con gran variedad de cocteles dentro de los cuales encontramos diversas combinaciones de esa bebida legendaria llamada absenta. Si desea surtirse de artículos vitivinícolas, así como de algunos utensilios para disfrutar de

sus dotes de enólogo, o simplemente, para beber buen vino, visite el Riedel Winebar (Campos Eliseos 199, Interior L-C. Tel. 5280 4825), de la famosa enóloga Debby Beard. Para otras compras, Plaza Antara es un must, claro, siempre y cuando el presupuesto nos alcance pues ahí se encuentras diversas tiendas de diseñador como Armani, Kipling, Steve Maden, Carolina Herrera o Burberry. Aunque también se pueden encontrar tiendas como Zara, Nokia, Playcity y el clásico Starbucks. Muy al sur, cerca del Centro Comercial Perisur, puede ir al centro de Tlalpan y visitar Plaza Cuicuilco (Insurgentes casi esquina con Periférico) y la Pirámide conexa, pero a un lado de la plaza, por av. San Fernando, se recomienda visitar elParque Ecológico de Loreto y Peña pobre, donde sería bueno comprar alguna de las delicias de la Casa del Pan o probar alguno de los platillos de la Terraza Verde. Si desea comer algo más sustancioso, algo así como un buen corte de carne, vuelva a Plaza Cuicuilco y coma en el restaurante Piantao (un lugar sumamen-

te amplio) un buen bife de chirizo, con jugo de carne y un par de empanadas. Por la zona de San Ángel, vale la pena visitar la nueva sucursal de Mama Rumba(Altamirano 46, dentro de Plaza Loreto. Tel. 5550 2959), donde además de bailar son cubano, podrá pasar la noche en compañía de unos deliciosos mojitos. Y si lo caribeño no es lo suyo, el Kings Pub (también Plaza Loreto. Tel. 5616 6920), y sus cervezas importadas, con alguna botana como unos dedos de queso o alguna hamburguesa, pueden brindarnos una grata compañía. Se pensaría que las áreas verdes son sumamente raras en un monstruo como la Ciudad de México, y aunque hay mucho de cierto en esto, también es interesante descubrir que existen diversos espacios boscosos en la capital, dentro de los cuales vale la pena destacar los dinamos, una zona recién reforestada que forma parte del Área Natural Protegida de los Bosques de la Cañada. Para llegar en auto, tome las avenidas San Jerónimo, San Francisco o Camino a Santa Teresa-Av. México, hasta la Cañada y seguir por la carretera de los Dinamos. Todavía más hacia el sur, si piensa ir a Xochimilco (Patrimonio Cultural de la Humanidad), sería bueno que le variara un poquito y en vez de ir a los típicos embarcaderos, cambie de aires y se embarque en Cuemanco (Periférico Sur junto a la Pista Olímpica de Remo y Canotaje), en donde, si bien no se ofrecen servicios de música y alimentos, el recorrido vale la pena porque atraviesa la zona ecológica (se está haciendo un esfuerzo grande para devolverle la vida a los canales de aquella región) y chinampera, la cual comienza a tener mayor actividad de

tal forma, que ya se pueden conseguir diversos productos orgánicos, cosechados en estas chinampas (www.delachinampa.com), para surtir nuestras despensas. Por último, en la zona de Santa Fé, vale la pena subir para ver los imponentes edificios de la zona, pero por allá se encuentran, además del Centro Comercial Santa Fé, excepcionales restaurantes como el Shu (Calle 3 no. 55. Tel. 5292 4834), de corte oriental, el Guadiana (Guillermo González Camarena 1000, Tel. 5292 1085) de comida mexicana contemporánea, un buen lugar, no sólo para comer sino para echar la copa, y el Al Andalus (Centro Comercial Zéntrika. Lateral Autopista México-Toluca 1235, local 11. Tel. 5292 8683), un espacio de comida árabe en donde puede usted fumar en la típica Narguile. (*El Al Andalus sucursal Santa Fe, acaba de cerrar. Quedan su sucursal en la Ná16 poles y en el Centro). Esto es tan sólo una probada de la enorme oferta de ocio y entretenimiento de la Ciudad, que usualmente se encuentra al lado de aquellos lugares emblemáticos que sirven para impresionar a todo aquel que nos visita, y que nos sirven de pretexto para no sentirnos como extraños en nuestra propia ciudad.


Vino para el alma

17

La vinoterapia tiene como principal meta eliminar células muertas; ahora este elíxir ocupado en las mesas de cata, se vuelve efectivo en un peeling corporal por los compuestos naturales extraídos de la uva. El vino ha sido un elemento tan placentero en la vida del hombre desde la antigüedad, que incluso se designó una deidad para él en cada una de las diferentes culturas. Desde su origen en Francia, la terapia con vinos ha tomado un auge importante a nivel mundial. Matilde Cathiard y Bertrand Thomas sus creadores, fueron los primeros en inaugurar una clínica en Bordeaux donde se aplicaron los primeros tratamientos de vino de Chianti, Lambrusco, Cabernet y Merlot. Las diferentes técnicas que los SPA´s y clínicas han desarrollado consisten en el uso de distintos tipos de vino y otros derivados de la uva,

de la piel y sus finos aromas que nos recuerdan la tierra y el campo. En cuanto a los tratamientos actuales contra el envejecimiento, se dice que la winetherapy es más eficaz que los tratamientos con vitamina E, pues las sustancias contenidas en el vino para combatir los radicales libres son muy poderosas. El secreto está en los polifenoles, sustancias que se obtiene a partir de la semilla de uva. Asimismo, la rapa de la uva (tallo y hojas) contiene taninos, potasio, calcio y agua; la piel es fuente de enzimas, proteínas, vitaminas, sales minerales y polifenoles (excelentes antioxidantes); la pulpa, la parte interior, contiene azúcares y ácidos.

aunque siempre tinto, por contener muchas más propiedades que el blanco, con el fin de explotarlas al máximo en pro de la belleza. Por todo ello, los tratamientos van desde relajantes, rejuvenecedores, humectantes, reductores, tonificantes y circulatorios. La vinoterapia se realiza con un masaje con aceite de pepita de uva a cuatro manos para liberar el estrés; más adelante, el cuerpo es envuelto con la vid roja para rejuvenecerlo gracias a sus propiedades antioxidantes que, al mismo tiempo, estimulan y protegen a todo su sistema circulatorio. Tras un breve reposo en medio del olor a uva viene la tonificación, seguida de un nuevo masaje terapéutico que libera endorfinas aumentando el bienestar que hace olvidar el dolor, el estrés, la depresión y todos los sentimientos negativos. Para terminar, un baño de tina al vino tinto para combatir las impurezas

Vinoterapia internacional * El centro de belleza Sources de Caudalie en Francia, fue el primero en ofrecer los tratamientos con vino; actualmente es reconocido en el mundo por sus terapias con base en uvas. * En la región de la Romagna y en las termas de Salvarola en Italia, se combinan las aguas termales con los masajes de uva Lambrusco apenas cultivada y se realizan aplicaciones de mosto fresco de Trebbiano.

* En Niagara on the Lake, Canadá, una región rica en vinos, el tratamiento estrella es el White Oaks que tiene como base el vino. * En México, muchos spas de prestigio ofrecen vinoterapia como el del hotel Meliá y el Fiesta Americana Grand Los Cabos que recientemente inauguró el Somma Wine Spa. La mayoría de ellos realizan la exfoliación con pulpa de uvas, la inmersión en vino, el masaje con aceite de pepita de uva y mascarillas faciales de este fruto. Belleza y salud con vino * La vinoterapia beneficia lo siguiente: estimula la circulación cardiovascular, equilibra las grasas del organismo, combate el envejecimiento y mantiene la elasticidad de la piel. * Los tratamientos con vino consiguen reducir el abdomen, afirmar los glúteos, tonificar los senos y rejuvenecer la piel. * Los polifenoles aumentan la resistencia de los vasos sanguíneos, refuerzan la microcirculación, impiden la distribución del ácido glicérido y del hialurónico, protegen las fibras de elastina y colágeno.

18


19

20


De visita en

en el diseño de las antiguas haciendas mexicanas. La construcción consta de 2 edificios : Área de oficinas, atención de visitantes, salones para eventos privados y área de producción, almacenamiento y cava subterranea a 25 mts. de profundidad, además de las extensas tierras donde se siembra la vid. Vino Mexicano de Exportación

Cava Freixenet 21

En pleno corazón de la zona vitivinícola de Querétaro en el Municipio de Ezequiel Montes se encuentran las mejores cavas del continente americano; Las Cavas Freixenet. Un paseo por demás interesante y fuera de lo común es la vista a las Cavas Freixenet, que te ofrece diariamente recorridos gratuitos para que puedas conocer acerca de la elaboración de vinos. La visita comienza con un video donde puedes conocer algo de la historia de Freixenet, para después pasear por la planta donde conocerás el proceso completo, desde cómo se extrae el líquido después de la cosecha, hasta el proceso final de embotellado

y etiquetado. Las cavas están construidas a 25 metros de profundidad en donde los cambios de temperatura son mínimos para favorecer la crianza de los vinos. La ubicación fue escogida por ser un lugar con características geoclimáticas óptimas para la elaboración de buenos vinos. Al estar a unos 2,000 metros sobre el nivel del mar provoca una maduración de las uvas en unas condiciones extremas y peculiares (25 C en el día y 0 C por la noche). La finca donde está asentada esta empresa es una construcción hecha especialmente para Freixenet. Basada

entre todas las empresas dedicadas a la elaboración del vino. Las líneas de productos Freixenet de México, cuenta con dos líneas de producto: Vino Espumoso, que es el 80% de la producción total y el 20% restante son vinos de mesa. BOUTIQUE DE VINOS: Cavas Freixenet cuenta también con una tienda en donde ustedes podrán encontrar todos los vinos que aquí se elaboran, así como los importados desde España.

Bajo el método tradicional “Champenoise”, pero con materia prima y mano de obra mexicana, se produce el vino espumoso que forma parte de la marca líder de producción y ventas

22


L a compañia del vino

Sangria

Ingredientes: 1 botella de vino tinto 1 copa de brandy 1 copa de contreau 2 cucharadas de azucar Rodajas de limón y naranja soda o limonada al gusto. Preparación: Vierta todos los ingredientes en una jarra con abundante hielo. Remueva bien y colá sobre un vaso alto con hielo.

Clericot

23

Vaina Chileña

Ingredientes: 2 medidas de vino tinto 1 medida de vermout blanco 1 medida de cacao en polvo 1 yema de huevo Preparación: Vierta todos los ingredientes en la batidora con hielo picado. Bata durante unos segundos y sirva en copa de coctel.

Crimea

3 oz vino blanco seco 1 cointreau Soda Preparación: Mezcle el vino y el cointreau. Sirva en copa de vino con un cubito de hielo y complete con soda.

Fruta natural picada (manzana, melón, pina, sandia, fresa, etc.) Fruta en almíbar (durazno, pina) jugo de limón Jarabe natural o del almíbar 2 oz. vino tinto Refresco de manzana o lima limón Preparación: Macerar la fruta con jugo de limón, jarabe y vino tinto. Reservar. En una copa de vino añadir un poco de fruta macerada, vino tinto y rellenar con refresco.

Claret Lemonade

Almibar - 30 ml Jugo de limón - 25 ml Limón - 1 rodaja Vino tinto - 120 ml Preparación: Agitar todos los ingredientes en coctelera con abundante hielo y colar en copa de vino con hielo nuevo dentro. Decorar con la rodaja de limón.

24


25

26


Con el tiempo mejor

27

Entonces sobresale una duda ¿Cómo saber cando es momento de abrir un vino? Esto depende de cada vino de su producción y su calidad, usualmente los vinos más dulces son pára abrirse inmediatamente, los que tienen toques a madera es preferible dejarlos reposar por años. En general los vinos los mantiene la cava hasta que es prudente abrirlos entonces se ponen a la venta. La recomendación que te damos es leer con detenimiento lo que el fabricante sugiere pero en la mayoría de los casos esto es a prueba y error. Solo disfruta y relájate en compañía de la selección de vinos de su preferencia. Qué debemos saber antes de consumir un vino. Primero se debe saber si lo que se desea adquirir es un vino tinto, blanco o rosado.

Decidir si se quiere un vino dulce o seco (es decir que no es dulce) Es importante considerar lo siguiente al elegir un vino: • Bajo taninos o alto en taninos: Los taninos son un ingrediente vital en los vinos, sobre todo en los tintos. Procede de los tallos, las pieles y las pepitas de la uva. Los taninos de un vino joven producen un sabor amargo. • Paladar largo ó corto: La “longitud” de un vino es la cantidad de tiempo que las sensaciones del gusto y el aroma persisten después de beberlo. • Grado de Acidez: Los ácidos de diversos tipos están presentes en el vino, y son esenciales para la conservación del

vino y también para su disfrute. Muy poca acidez puede afectar la calidad del vino y el exceso puede hacerlo un desastre directamente. A mayor acidez el sabor del vino será más agrio y amargo, mientras que una baja acidez hará que el sabor del vino sea plano y sin brío. • Cuando la acidez está presente en cantidades adecuadas, es el elemento que hace que todos los otros sabores en el vino destaquen, entre ellos las frutas, especias y hierbas. El sabor del vino que se podría describir como penetrante, agudo, refrescante, vigorizante, brillante o crujiente depende de la acidez. • Con mucho o poco cuerpo: Para tener una idea de las diferencias entre

28


29

un vino de cuerpo ligero y un vino con cuerpo. En este caso mucho depende de su consistencia. Lo que lo hace aún más fácil de identificar, es que el cuerpo de un vino es directamente proporcional a su contenido de alcohol. • En barrica de roble: Los vinos pueden ser almacenados en barricas de roble, por lo general para impartir sabores adicionales y más complejos. Los términos de vainilla tostada, eneldo, cedro y ahumado indican las buenas cualidades que proporciona el roble; quemado, tostado, cedro verde indican sus cualidades indeseables. • Comprar vino que está cuidado. Es importante comprar vino de un sitio que cuide sus botellas de vino, la mejor opción es comprarlo

directamente a la bodega que lo produce, aunque a veces esto no siempre es posible. El calor o frío extremo, la exposición directa al sol y las fluctuaciones dramáticas de temperatura no es bueno para el vino. • Asimismo, antes de comprar, asegurarse de que el vino está lleno hasta el cuello de la botella, que el corcho no sobresale fuera de la botella y que no hay señales de fugas. • Compre el vino por cajas. Cuando realmente se disfrute de un vino se recomienda comprar por cajas (12 botellas). Algunas bodegas ofrecen descuentos. Cinco Cabernet Sauvignon de diferentes estilos y precios para disfrutar de

esta variedad: Te daremos los 5 mejores vinos tomando e cuenta precio sabor y consistencia he aquí las recomendaciones Sur de Los Andes Cabernet Sauvignon 2010 - Bodega Sur de Los Andes - Precio sugerido: $50 Argentino de sabor amargo y sobrio especial para acompañar carnes. A la nariz presenta notas de frutos rojos frescos, seguido por un leve touch de pimiento que aporta la tipicidad del varietal. En boca se presenta grácil, con buenos niveles de acidez y un paso durante el cual se percibe con mayor intensidad su perfil frutado. Mantra Cabernet Sauvignon 2011 - Bo-

dega Secreto Patagónico - Precio sugerido: $65 Es un vino que, más allá de su juventud, muestra interesantes atributos: tiene cuerpo y buen peso en la boca, con excelente agarre, sumado a un nivel de acidez en su punto justo y un final de persistencia entre medio y largo, durante el cual se liberan ricos aromas a ciruelas y algo especiado, como pimienta negra. Jairala Oller Roble Cabernet Sauvignon 2009 - Bodega Jairala Oller - Precio sugerido:$70 Vino equilibrado en nariz, que revela un pimiento verde muy suave, en dosis justas, acompañado por notas de ciruelas y un touch ahumado leve. En

30


31

boca es sumamente amigable, de paso ágil. La acidez es agradable y los taninos dulces, sedosos y sin astringencia le terminan de dar redondez. Final de persistencia media. Las Perdices Reserva Cabernet Sauvignon 2010 - Bodega Las Perdices - Precio sugerido: $79 se muestra bastante exuberante, con frutos negros al frente y notas tostadas que revelan el uso de buena madera, rematado por un fondo levemente especiado. En boca es un vino súper envolvente, caudaloso, acompañado por taninos firmes y dulzones que lo vuelve un Cabernet Sauvignon sumamente agradable Urraca Cabernet Sauvignon 2008 - Viñedos Urraca - Precio sugerido: $120

A medida que se va abriendo, la madera -que no enmascara nada, sino que acompaña- irá liberando notas tostadas y de vainilla. Al paladar se presenta pleno, con taninos sedosos que lo vuelven ágil y jugoso. Antes de extinguirse en un final de persistencia media, termina explotando ese pimiento que cautiva en la nariz. Todo en su lugar para alumbrar un Cabernet Sauvignon de estilo moderno pero sin resignar un centímetro de elegancia. Son de fácil acceso todos ellos los puedes encontrar e centro comerciales y tiendas de autoservios, solo falta hacer la elección .

32


Beba y hagase rico

33

¿Cómo? En comparación con países como España, Italia o Francia, donde el consumo se estima en 50 litros per cápita, aproximadamente, en México alcanza apenas los 550 ml. por persona, situación que no ha variado mucho durante los últimos años. Pero, contrario a lo que muchos pueden pensar, dicha situación no es tan negativa. Que los índices de consumo no hayan cambiado durante una recesión mundial tan profunda como la reciente es un verdadero signo de crecimiento, especialmente cuando la mayoría de los países redujo dicho porcentaje. Dicho de otra forma: obviando la crisis, se puede decir que el consumo aumentó. En 2009, por ejemplo, se alcanzaron ventas de 66 millones de litros, incrementándose en 2% con respecto al año anterior.

Incluso un estudio de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en el país, llamado “El Mercado del Vino en México”, estimó una tasa de crecimiento anual de consumo aproximada de 12% para los próximos años. Oportunidad para extranjeras Según los expertos del sector, se puede considerar la venta de vino en México como “un mercado en pleno ascenso”, donde cada año aumenta tanto la producción de vino nacional e importaciones de vino extranjero, como su consumo. En el país existe una cantidad importante de marcas (más de dos mil etiquetas) aunque muchas son nuevas. De hecho, se estima que 33% de las etiquetas vendidas son recién incorporadas al mercado, es decir, se sustituyen rápidamente unas a otras. Situación que termina por generar una verdadera “saturación de mercado para nuevas marcas”.

Estas empresas suelen operar a nivel regional, ya que pocos tienen la capacidad operativa para ofrecer una cobertura a nivel nacional, dadas las dimensiones de México. Como paréntesis, se puede decir que el consumo de vino se encuentra fuertemente concentrado en el área de la Ciudad de México, en algunas ciudades importantes como Monterrey y Guadalajara y en las zonas costeras más turísticas. Sin embargo, no son las empresas nacionales las que dominan este mercado. La baja potencia que poseen éstas ha sido tomada como una “oportuni-

dad para las empresas extranjeras”, quienes son generadoras del 65% del vino que se consume en México. De este modo, el vino importado está experimentando una mayor presencia en el mercado. Según la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en el país, “el mercado mexicano se presenta como un mercado con alto potencial de crecimiento para las bodegas extranjeras que buscan nuevos mercados en Latino América”. A pesar de que el consumo sea bajo, se estima que el crecimiento sea constante a medio y largo plazo, indican en su

34


35

36


37

estudio. Por otro lado, han surgido además nuevos nichos enfocados a consumidores más jóvenes y con una percepción del vino más económica que la actual. Trámites Para aquellas empresas que quieran tomar esta oportunidad, los trámites que debe seguir el importador son: Mostrar los documentos pertinentes a la importación. A continuación se procede a la revisión por parte de la autoridad aduanera en los almace-

nes fiscales, botella por botella para añadir los marbetes19, una vez se ha pagado el Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS). Posteriormente, el importador transporta el producto a sus bodegas (almacenes). Cabe destacar que la mayoría de importadores contratan seguros para la mercancía y custodian los camiones que la transportan. Finalmente, es cuando se inicia el proceso de comercialización directa a los clientes, se realiza la venta a través de la fuerza de distribución propia, aunque algunos subcontratan este servicio.

El vino en México a través de los años

Aquí te damos una breve historia del desarrollo de los vinos en México Se hace un breve relato sobre el desarrollo que ha tenido el vino en nuestro país desde la llegada de los españoles hasta nuestros días. Asociación Mexicana de Sommeliers 1493: Las primeras cepas llegaron al nuevo mundo en 1493, entre la impedimenta que Colón incluyó en su segundo viaje. 1521: Los españoles introdujeron la vitivinicultura a México durante la conquista. 1524: Tres años después de la conquista de Tenochtitlán, el 20 de marzo de este año, Hernán Cortés dispuso que todo encomendero que tuviere repartimiento, sembrara mil sarmientos por cada cien indios.

1531: Carlos V ordenó que todos los navíos con destino a las indias llevaran viñas y olivos para plantar. 1536: Fray Toribio de Benavente relata que en este año ya había un viñedo en el valle de cristo, a cuatro leguas de puebla y también se describen plantaciones de vid en Tehuacan y Michoacán. 1593: Francisco de Urdiñona introdujo el cultivo de la vid en nueva Vizcaya, de donde fue gobernador y estableció las primeras bodegas vinícolas de las que se tiene noticia, en la hacienda de Santa María de las Parras, hoy del Rosario, de la que actualmente solo conserva una pared de adobe empotrada en una de las

38


39

modernas oficinas de la empresa vitivinícola del Marqués de Aguayo. Para estas fechas la vitivinicultura florece en el nuevo mundo y sus vinos producidos se convierten en fuerte competencia para los vinos importados de España. 1595: En este año, Felipe II presionado por los productores españoles prohíbe plantar cepas en todo el nuevo mundo y decreta la destrucción de los viñedos ya existentes. Este decreto surte mayor efecto en el centro de América donde residían los poderes, pero a pesar de la prohibición el cultivo de la vid y la producción de vinos se extiende por Sudamérica principalmente Chile, Perú y Argentina.

El Marqués de Monte Carlo reitera las órdenes de prohibición pero permite el usufructo de las viñas ya plantadas. Fray Junípero Serra llevó la vid a California y la Cepa misión traída de Europa se cultivó con éxito en muchos lugares conquistados. 1597: Felipe II rey de España, otorga los títulos de propiedad de tierras y manantiales a Don Lorenzo García y funda Bodegas de San Lorenzo, hoy Casa Madero. 1626: Cerca de las tierras de Urdiñona, en Parras de la Fuente Coahuila, Lorenzo García incrementa los viñedos de la región y, Clavijero atribuye al misionero Jesuita Juan de Ugarte la plantación de la primera viña de Baja California en el

año de 1717. 1767: Los misioneros Jesuitas también habían traído vides para poder fabricar el vino sacramental en México; la vid primitiva conocida como misión, floreció en Baja California. En este año los Jesuitas fueron expulsados de la Baja California y se radicaron en California; en la misión de San Diego, Fray Junípero Serra plantó la primera vid. 1774: Se prohíbe la importación de vinos y aguardientes de Chile y Perú. 1803: El Virrey, presionado una vez más por los productores españoles da órdenes de arrancar las cepas en las provincias septentrionales, pero esta orden no se cumple.

1810: Antes de que se iniciara la lucha insurgente de 1810, Don Miguel Hidalgo y Costilla incremento los viñedos existentes en los contornos de la población de Dolores. 1822: Después de la consumación de la Independencia Nacional, en 1822, los vinos extranjeros se gravaron con un 20% de su costo y los vinos nacionales con el 12%. Un año después, la tasa de importación había subido al 40%, y en cambio se habían suprimido los impuestos a las plantaciones del café, cacao, olivo y vid existentes en el país. Esto constituyó un fuerte estímulo para la industria vitivinícola nacional. Se hicieron grandes plantaciones en Tehuacán y en Celaya, como

40


41

en el norte de la República. 1823: Iturbide dicta leyes para proteger el cultivo de la vid y se crea la escuela de agricultura que estudia los mejores cultivos. Con la plaga de la filoxera quedan arrasadas prácticamente todas las viñas y el cultivo de la vid queda solo a título anecdótico. 1870: Para 1870, Evaristo Madero Elizondo adquirió en Parras la Hacienda y las bodegas de San Lorenzo, que fue la primera que se estableció en la Nueva España. Don Evaristo, tío del iniciador de la Revolución Mexicana, Don Francisco I. Madero, importó de Europa en 1884, las más ricas varie-

dades de uva y compró en Limoges, maderas de roble (limousin), con las que armó cubas y barriles e introdujo mejoras en la elaboración de vinos, que le dieron la satisfacción de ganar importantes premios en varias exposiciones internacionales. También en Parras se han establecido las bodegas del Delfín de Perote y del Vesubio, y cerca de Parras, en Gómez Palacio, se encuentra ubicada la Compañía vinícola del Vergel, con plantíos en la frontera entre Coahuila y Durango. 1890: En 1890, el español Francisco Andonegui plantó de vides los terrenos de la antigua misión domi-

nicana de Santo Tomás, en los fértiles valles del norte de la península de Baja California y elaboró una gran producción de vino, logrado a base de técnicas modernas. Durante este siglo se implantan cepas francesas y españolas, destacando el Padre Eusebio Kino que dio un gran impulso a la viticultura Mexicana. 1906: Llegan a México 300 Rusos Caucasianos y fundan la colonia Guadalupe en Baja California y plantan gran cantidad de viñedos en es zona. Francisco Villa protege el cultivo de la vid pero durante la revolución el viñedo se abandona, comenzando otra época negra para viticultura mexicana.

1939: En el centro del País, Don Narciso Ortiz Garza inicio la industria vinícola de Saltillo en Aguascalientes, conformando la empresa vitivinícola San Marcos. En el Valle de San Juan del Río se encuentran enormes cantidades de viñedos de la compañía Cavas de San Juan, y cerca de Tequisquiapan ya estaba instalada la casa Martell, de Francia, quien producía brandy y vinos de mesa. En resumen, podemos decir que en 1939, la superficie plantada de viñedos era de 15,000 Hectáreas. 1941-45: Durante la segunda guerra mundial empezó el gran crecimiento de la industria vitivinícola mexicana,

42


43

44


45

ya que prácticamente no se importaban vinos de otros países y el consumo del vino nacional se incrementó. 1948: Se crea la Asociación Nacional de Vitivinicultores que agrupaba en ese tiempo a la mayoría de los productores nacionales. 1962: Se realiza la primera conferencia Latinoamericana de la uva, y como resultado de esta, se crea la Organización Latinoamericana integrada por Argentina, Brasil, Chile, México, Paraguay, Perú y Uruguay. 1970: México ingresa en la O.I.V. 1973: Se crea el programa nacional vitivinícola y empieza el verdadero auge del vino mexicano. Se importan cepas Europeas y se plantan viñedos

nuevos en el territorio nacional, las bodegas renuevan su maquinaria y se contratan enólogos de prestigio, el vino mexicano alcanza nivel de reconocimiento en todo el mundo. 1980: O.I.V. Escogió a México para celebrar su asamblea anual. 1987: El consumo per cápita de vino en México no es mayor a 180 mililitros al año, en tanto que el de los brandies se sitúa en 10 lts. por año. La bodega Monte Xanic saca al mercado su primera cosecha, con lo que se inicia la producción de vinos mexicanos Premium. 1994: Surge una nueva crisis económica en nuestro país, dando como resultado que varias bodegas de vinos

tuvieran que cerrar su puertas, arrastrando con ello a muchos agricultores, que posteriormente utilizaron sus tierras para plantar otro tipo de productos, disminuyendo con esto el número de hectáreas de viñedos plantados en México. 1996: Existían tan sólo 7 bodegas elaborando vino (las más grandes) 2000 a 2007 surgen una gran cantidad de empresas vitivinícolas pequeñas en la región de Ensenada. Se incrementa el cultivo de variedades de uvas (43 variedades actualmente) Se incrementa el número de etiquetas de vinos nacionales (más de 300) Se duplica el consumo per cápita anual de vino (500 mililitros) Los vinos nacionales participan en concursos internacionales obteniendo año con año premios y reconocimientos, hoy suman más de 450 medallas El 20% de los vinos nacionales se exportan a 26 países. En la actualidad existen 3600 hectáreas de viñedos para vinificar. Se espera que la cultura del vino en nuestro país siga creciendo año con año, tanto en producción como en consumo, ya que la calidad de nuestros vinos es una realidad tanto para propios como extraños.

Actualmente es presidente de la Asociación Mexicana de sommeliers, empezó su historia en 1980 cuando llevaba las materias relacionadas con el vino en el Politécnico Nacional. Desde ese momento y hasta 1993 su relación fue de trabajo empresarial, más tarde inició su primer diplomado con uno de los mejores sommeliers europeos, así se formó profesionalmente en el arte del vino. Sobre los vinos comenta: Cualquier persona puede catar y degustar un vino, y encontrar las diferentes características de un vino que no se vea como una bebida de ocasión o festejo, que se deguste como una bebida de consumo cotidiano que tiene que ver con el buen gusto… con la buena mesa. A mí me gustaría que no lo vieran como una bebida alcohólica, si no como un alimento, como se hace en Europa, esto ayudaría a disminuir el grado de alcoholismo y estaríamos promoviendo algo que tiene que ver con la salud.

46


47

48


Las palabras se las lleva el vino

49

Poema Oda Al Vino

VINO color de día, vino color de noche, vino con pies de púrpura o sangre de topacio, vino, estrellado hijo de la tierra, vino, liso como una espada de oro, suave como un desordenado terciopelo, vino encaracolado y suspendido,

amoroso marino, nunca has cabido en una copa, en un canto, en un hombre, coral, gregario eres, y cuando menos, mutuo. A veces te nutres de recuerdos mortales, en tu ola vamos de tumba en tumba, picapedrero de sepulcro helado, y lloramos lágrimas transitorias,

al beso del amor sume su beso.

pero tu hermoso traje de primavera es diferente, el corazón sube a las ramas, el viento mueve el día, nada queda dentro de tu alma inmóvil. El vino mueve la primavera, crece como una planta la alegría, caen muros, peñascos, se cierran los abismos, nace el canto. Oh tú, jarra de vino, en el desierto con la sabrosa que amo, dijo el viejo poeta. Que el cántaro de vino

Amor mío, de pronto tu cadera es la curva colmada de la copa, tu pecho es el racimo, la luz del alcohol tu cabellera, las uvas tus pezones, tu ombligo sello puro estampado en tu vientre de vasija, y tu amor la cascada de vino inextinguible, la claridad que cae en mis sentidos, el esplendor terrestre de la vida. Pero no sólo amor, beso quemante o corazón quemado eres, vino de vida, sino amistad de los seres, transparencia, coro de disciplina, abundancia de flores. Amo sobre una mesa, cuando se habla, la luz de una botella de inteligente vino. Que lo beban, que recuerden en cada gota de oro o copa de topacio o cuchara de púrpura

50


que trabajó el otoño hasta llenar de vino las vasijas y aprenda el hombre oscuro, en el ceremonial de su negocio, a recordar la tierra y sus deberes, a propagar el cántico del fruto. Pablo Neruda

fluye rojo a lo largo de las generaciones como el río del tiempo y en el arduo camino nos prodiga su música, su fuego y sus leones. En la noche del júbilo o en la jornada adversa exalta la alegría o mitiga el espanto y el ditirambo nuevo que este día le canto otrora lo cantaron el árabe y el persa. Vino, enséñame el arte de ver mi propia historia como si ésta ya fuera ceniza en la memoria.

51

Jorge Luis Borges

El vino del asesino

Soneto del vino

¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa conjunción de los astros, en qué secreto día que el mármol no ha salvado, surgió la valerosa y singular idea de inventar la alegría? Con otoños de oro la inventaron. El vino

¡Murió ella y yo soy libre! Ahora puedo emborracharme. De volver sin un centavo, Me gritaba destrozándome. Tan feliz soy como un rey; Qué aire puro, transparente… ¡Fue un verano semejante Cuando me prendé de ella! Esta horrible sed que quema,

Nadie entiende. ¿Es que no hay Entre tantos ebrios tontos Quien soñase en noche mórbida Con el vino hacer mortaja?

Necesita beber tanto Vino como el que cupiese En su tumba; - que no es poco: La tiré al fondo de un pozo, Y también eché sobre ella Todas las piedras que obtuve. - ¡Y la olvidaré si puedo! Hice tiernos juramentos, De los que jamás se rompen, Y para reconciliarnos Con los ebrios, buenos tiempos, Yo le imploré un encuentro De noche, en un sitio oscuro. ¡Y ella vino! - ¡pobre loca! ¡Es que locos somos todos! ¡Era bella todavía, Aunque algo ajada! ¡Y yo La quería tanto! Así Que le dije: ¡Has de morir!

¡Esta invulnerable crápula, Como máquinas de hierro, Ni en invierno ni en verano, Supo el verdadero amor, Con su negro encantamiento, Sus alarmas infernales, Sus ponzoñas y sus lágrimas, Ruido a huesos y cadenas! ¡Mírenme, libre y solito! Esta noche beberé, A morir, sin miedo o culpa, Para echarme luego en tierra, Y dormir como los perros! Que las ruedas de algún carro, Lleno de barro y de piedras, O el vagón furioso quieran Aplastar mi testa infame, O cortarme medio a medio, ¡Me reiré de ellos, de Dios, De Satán y el Sacramento! Charles Baudelaire

52


53

54


55

EL ALMA DEL VINO Cantaba un día el alma del vino en las botellas. “Hombre, hacia ti yo envío, oh tú, desheredado mi cárcel de vidrio y con mis lacres rojos, una canción de luz y de fraternidad! Yo sé cuánta fatiga, sobre el otero en llamas, cuánto sudor y sol ardiente se precisa, para engendrar mi vida y para darme el alma; mas no he de ser ingrato ni tampoco maligno, Porque siento una dicha inmensa cuando caigo en el gaznate de alguien a quien gasta el trabajo, y su cálido pecho es una dulce tumba donde yo me complazco más que en mis frías cavas. ¿Escuchas cómo suenan las coplas del domingo, la esperanza que trina en mi vívido seno? Los codos en la mesa y bien arremangado, me has de glorificar, y estarás satisfecho; Yo encenderé los ojos de tu esposa extasiada;

su fuerza y sus colores devolveré a tu hijo y le seré a este endeble atleta de la vida el óleo que a los músculos del luchador da fuerzas. ¡En ti yo caeré, vegetal ambrosía, grano por el eterno Sembrador arrojado, para que la poesía nazca de nuestro amor y germine hacia Dios como una flor extraña! - El vino de los traperos A menudo, a la roja claridad de un farol Cuyas llamas y vidrios tortura y bate el viento, En un viejo suburbio, laberinto fangoso, Miasma humano que estalla en fermentos de ira, Se ve a algún trapero, moviendo la cabeza, Y andar como un poeta, chocándose los muros, Sin cuidar quién escuche, sin temer lo denuncien, Y en el alma expandir sus gloriosos

proyectos. Y presta juramento, y dicta grandes leyes, Fulmina al criminal, rescata al inocente, Y bajo un firmamento que le parece un palio, Se embriaga en esplendores de su propia virtud. Sí, esas gentes hastiadas de problemas domésticos, Que deslomó el trabajo, que atormentó la edad, Demolidos, quebrados sobre los basurales, Un vómito confuso del múltiple París, Regresan con perfume de esencia de toneles, Junto a sus camaradas, curtidos de batallas, Parecen sus bigotes como banderas viejas. ¡Los pendones, las flores y los arcos de triunfo Ante ellos se yerguen, como magia solemne! Y en la ensordecedora y luminosa orgía,

Los clarines, los soles, los gritos, los tambores, ¡Cantan gloria a los pueblos embriagados de amor! Y así recorre el oro del vino por la frívola Humanidad, auríferas corrientes del Pactolo; Y entona sus hazañas cruzando las gargantas, Y reina por sus dones como un rey de verdad. Para ahogar el rencor y acunar la indolencia De esos viejos malditos que mueren en silencio, Dios engendró el sueño, en Su remordimiento; ¡El Hombre agregó el Vino, hijo sacro del Sol! El vino del solitario El mirar singular de una mujer galante Que en nosotros derrámase igual que el rayo blanco, Que la luna ondulante envía al lago trémulo, Cuando quiere bañar su belleza

56


indolente; Las últimas monedas que el jugador tantea; Un beso libertino de la magra Adelina; Los sones de una música enervante y mimosa, Semejante al lejano aullido del dolor,

57

Nada vale ante ti, oh botella profunda, Y los ahondantes bálsamos que tu ubérrima panza Guarda al sediento pecho del piadoso poeta; Tú le das la esperanza, el verdor y la vida, - ¡Y orgullo, ese tesoro de todo pordiosero, Que nos torna triunfantes, semejantes a Dioses! EL VINO DE LOS AMANTES ¡Espléndido es hoy el espacio! ¡Sin freno, sin bridas ni espuelas, a caballo partamos sobre el vino a un cielo mágico y divino! Como dos ángeles que tortura una fiebre que no se aplaca, ¡en el cristal azul del día

vayamos tras nuestro espejismo! Balanceados sobre el ala, del torbellino inteligente, en un delirio paralelo, juntos nadando, hermana mía, escaparemos sin reposo ¡al paraíso de mis sueños! “El vino se parece al hombre: nunca se sabe hasta qué punto se le puede apreciar o despreciar, amar u odiar; ni cuantos actos sublimes o crímenes monstruosos es capaz de realizar. No seamos, entonces, más crueles con él que con nosotros mismos y tratémosle como a un igual.” Charles Baudelarie

Ruta del vino

Ruta del Vino

Al norte de Baja California, de Ensenada a Tecate, se ubica el Valle de Guadalupe, la principal región productora de vino mexicano. Puedes recorrerla en auto o con los diferentes operadores que te llevan a conocer los viñedos y su proceso de elaboración. En El Sauzal, en dirección a Tecate, 15 minutos adelante la primera parada son los viñedos Vinisterra y Tres Valles en San Antonio de las Minas, famosos por la gran calidad en su producción de uva; continúan los de Casa de Piedra y Viña de Liceaga, ahí podrás recorrer sus campos y conocer los diferentes tipos de vino además de

degustarlos, sólo tienes que registrar tu visita con anticipación. 15 minutos adelante visita los viñedos Mogor-Badán donde disfrutarás de vinos artesanales: tintos, rosados y blancos. Súbete al coche y a 5 minutos encontrarás una desviación a la derecha (de terracería) que te llevará a conocer La Casa de Doña Lupe para degustar vino artesanal y pizzas orgánicas; frente a estos viñedos están los de L.A Cetto, recorre su planta vitivinícola de más de 80 años de tradición, ya en la salida a la carretera, se encuentra la famosa Casa Pedro Domecq, la primera vitivinícola en el valle que cultiva más de 14 variedades de uva de calidad mundial.

58


59

60


El Placer de la Vid  

Revista relacionada a vinos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you