Page 1

APERTURA DEL PROYECTO MISIONERO EN “PUERTO MALDONADO” El 28 de agosto de 2012 se realizó la apertura del Proyecto Misionero Congregacional en Puerto Maldonado. Conforman la Comunidad las Hermanas Pamela Robles, chilena de la Provincia “Nuestra Señora del Carmen”, y Gloria Márquez, filipina de la Provincia “San Luis Beltrán”, quienes se acaban de integrar a la comunidad, y junto a Nieves Campión y Amparo Álvarez de la Provincia “Santo Tomás”, acogieron con mucha alegría y cariño a las Hermanas Dominga Garro, Coordinadora General; Irene Díaz, Consejera General para América Latina; Eneida Galarce, Coordinadora del Equipo de Coordinadoras de América Latina-ECLA y Zully Rojas, Coordinadora Provincial de la Provincia “Santo Tomás”. En 1902 llega a estas tierras de la Prefectura Apostólica de Santo Domingo del Urubamba y Madre de Dios Monseñor Ramón Zubieta y Les, OP; y en 1915 las primeras Hermanas acompañadas de M. Ascensión Nicol Goñi; ambos se convierten luego en los Fundadores de la Congregación de Misioneras Dominicas del Rosario, que nace para dar respuesta a una necesidad apremiante de la Iglesia entre los nativos de la Selva Peruana. Es en 1918 cuando se aprueban las Primeras Constituciones que reconocen la fundación de esta Congregación. Este nuevo proyecto tiene entre sus objetivos garantizar una presencia en Puerto Maldonado:  que actualice la pasión de nuestros fundadores por la defensa de la vida, y la ahonde al comprometernos activamente con la Justicia, la Paz y la Integridad de la Creación como respuesta a los desafíos que presenta hoy la zona amazónica que nos vio nacer,  que alimente nuestra espiritualidad misionera y fortalezca así nuestro compromiso profético expresado en la opción radical por los marginados y olvidados de nuestro mundo, en la defensa del medioambiente y de la ecología,  que exprese, además, la voluntad común de las Hermanas de América Latina y El Caribe, de confluir en proyectos congregacionales al servicio de todas las hermanas de la Congregación. La ceremonia de apertura estuvo precedida por el recorrido a los lugares significativos: Centro de Pastoral Social “Ascensión Nicol”, Biblioteca “Ramón Zubieta”, Cementerio de “Los Pioneros” y el día 27 recorrido a “Pueblo Viejo”, lugar donde llegaron y vivieron las primeras Misioneras. Allí dejamos un arreglo floral en memoria de esas vidas entregadas y que hicieron fecunda nuestra Congregación. Terminamos esa tarde paseando y contemplando el río Tambopata desembocando en el río Madre de Dios. El día 28, celebramos en casa la Eucaristía, presidida por Monseñor “Paco”, como cariñosamente le llama la gente, sucesor de nuestro Padre Fundador, quien animó a las Hermanas a reconocer que el Evangelio proclamado – Lc 4, 16-22 - tiene la misma fuerza y aplicación para ellas.


El símbolo que acompañó la procesión de entrada fue el ramo de flores que el día anterior habíamos ofrecido a nuestras Hermanas, reconociendo que el espíritu que les animó a ellas, se ha transformado en savia nueva que nutre el Proyecto y que “somos como esos viejos árboles…que hemos perdido compañeras, paisajes y esperanzas…que vamos a echar nuevas raíces por campos y veredas, para poder andar tiempos que traigan en su entraña esa gran utopía que es la fraternidad…”. En este tiempo corto de convivencia, las Hermanas han perfilado algunos puntos del Proyecto, el mismo que fue compartido en una reunión y ofrecido al Señor en la Eucaristía. Transcribimos algunas intervenciones de las Hermanas y de Monseñor Paco. Monseñor Paco, parte de la Homilía y Acción de Gracias: “Lo que dijeron de Jesús lo dicen ahora de ustedes mismas… ¿“No son éstas las Hermanas que viven allí”? …Ascensión Nicol y compañeras, junto con Ramón Zubieta, vinieron aquí y se levantaron e hicieron la misma lectura; y se dijeron “El Espíritu del Señor…El año de gracia del Señor”… y HOY queremos decir, que con lo que estamos haciendo aquí, se cumple también esta Escritura en presencia de ustedes que toman el relevo de aquello que ellos hicieron, y que hacen todos quienes siguen a Jesús, para hacer y recorrer el mismo camino… y no hay otro camino. Como dice la canción “No se fijen en nadie mas que en El” sólo en El, porque los hombres no siempre somos lo que debemos ser. La inspiración, la bondad, nos va a llegar obedeciendo a esta Palabra Viva, a este Espíritu Vivo que realmente nos descubre, nos abre a nuevas expectativas absolutamente novedosas, porque acudimos a él, porque le rogamos y le suplicamos… Demos gracias por Ascensión Nicol, por todas las Hermanas que conformaron el primer grupo, por todas las que después han ido viniendo, por quienes tienen la responsabilidad de llevar adelante este proyecto de amor, de misericordia, de acompañamiento…Vamos a dar gracias por ellas. Vamos a dar gracias por Monseñor Zubieta, por sus decisiones de gobierno, por los planteamientos que hizo para la congregación, que yo creo que han servido y han valido para que la Congregación pasará de una cosa de andar por casa a misionera; algo que rebasó los propios límites del Vicariato, incluso la misma Orden Dominicana, yendo a otros lugares y trabajando a nivel eclesial…Yo creo que eso Ha sido una bendición, porque como nos dejó dicho Domingo, nuestro fundador “El trigo amontonado se pudre, en cambio esparcido da fruto”. Y vamos a pedir la intercesión de ambos fundadores para que la Congregación que empieza a florecer, porque a través de ustedes su espíritu empieza a latir vivo, fresco, pujante en ayuda de nuestros hermanos y hermanas… Que el Espíritu Santo las anime y les ayude. Ánimo Amparo tú eres la decana.” Hermana Dominga Garro: “Creo que no sólo para la Provincia de “Santo Tomás” donde se ubica esta Comunidad, no sólo para este lugar donde fue el origen de la Congregación; sino para la Congregación


entera, estos gestos de querer vivir en profundidad el compromiso, de dar respuestas nuevas a los retos no solamente nuevos, sino con rostros muchos más sufrientes, mucho más dolorosos y numerosos también; tiene un sentido muy especial este Proyecto y tiene que ser de modo especial para las Hermanas que lo inician, un reto en verdad, pero también una expresión gozosa y que se trasmita y comunique. Deseo que nos ayude a todas las Hermanas, en cualquier lugar donde estemos, a hacer todo lo posible, a vivir con mayor compromiso, con nueva visión lo que nuestros Padres Fundadores iniciaron. Ellos nos prometieron su ayuda, su presencia y seguimos contando que siga siendo así, porque ellos tuvieron el modelo de Jesús, en su compasión, en su cariño por los más pobres. A quienes iniciaron esta aventura, hoy volvemos a contemplarlos y ojala que sepamos alimentarnos de la misma fuente que ellos se alimentaron para iniciar la Congregación y recrear nuestras respuestas.” Hermana Gloria Márquez: “Yo estoy feliz, yo me siento feliz, estoy contenta y ojala que nuestro Proyecto salga bien, con éxito. Ojala que el espíritu de Ascensión Nicol y Ramón Zubieta nos ayude en este nuevo proyecto.” Hermana Amparo Álvarez: “Ofrecemos este Proyecto que busca recrear la obra que iniciaron nuestros Fundadores, nuestras primeras Hermanas. Lo queremos realizar teniendo presente los Derechos Humanos desde la propuesta del Evangelio, al estilo de Jesús. Que sus acciones diseñadas nos permitan humanizar la vida de las personas a quienes vamos a servir.” Hermana Pamela Robles: “Dentro del caminar que hemos hecho, es emocionante también ser parte de este proyecto. Yo recuerdo que cuando hemos ido compartiendo en el espacio de la Formación Permanente, escuchando a nuestra Hermana Cecilia Valbuena, nos compartía que fueron mujeres mayores que emprendieron esta misión, y veíamos, que claro, para adelante eran muchas más mayores y para atrás eran pocas las jóvenes que se sumaban al proyecto. Y ella nos animaba con esto de que el Proyecto se inició con cuatro mujeres que soñaban algo, y que respondieron a una necesidad. Que ese mismo Espíritu que acompañó a nuestras primeras hermanas y que hoy nos acompaña también a nosotras en una época distinta buscando responder al Carisma; que ese mismo Espíritu que nos convoca, nos permita traer a todas las generaciones que hicieron posible transformar en realidad los sueños. Nosotras vamos compartiendo sueños, desafíos y nos sentimos acompañadas; sabemos que no estamos solas, ni podemos llevar adelante esto solas, sino que necesitamos el apoyo de ustedes, que con ustedes, el Señor siga animándonos en las dificultades, en las alegrías; y que todo eso que soñamos se vaya haciendo cada día realidad, que cada uno de esos pasos que podemos dar se transforme en fuerza para el camino y los deseos se hagan realidad. Estamos seguras que el Señor nos acompaña.”


…Dar gracias al Señor porque en distintos momentos nos sigue interpelando. Yo recuerdo que el 2004, cuando estuvimos aquí preparándonos para los votos perpetuos, Paco nos instaba en su predica a dar respuesta a esa actitud misionera presente en nuestros orígenes. Y recordaba también que cuando en Chile me invitaron a participar de este proyecto, una de las primeras cosas que vino a la mente, fue tu invitación a ese grupo de jóvenes, de mantener este proyecto vivo. Esta invitación unida al conocimiento de lo que a ti te acontecía aquí, nos hizo sentir familia y también quería yo manifestar nuestro apoyo por ese compromiso con la realidad de Madre de Dios y reconozco que eso también ayuda a que en otras realidades parecidas a esta, una fortalece su compromiso. Quiero dar gracias al Señor por encontrar también estas experiencias que muchas de ustedes Hermanas, Hermanos, personas tan comprometidas han dado su vida; por todo ello, por esas huellas, gracias Señor.” Hermana Irene Díaz: “Gracias Señor porque fue un varón el que se dio cuenta que era la mujer en su condición de niña no atendida, no tenida en cuenta que urgía de algo diferente, y comprometió a la mujer para que asumiera el reto de apostar por la calidad de la educación, que hoy diríamos Derechos Humanos; en ese momento no se conocía así, pero el Derecho a tener una educación de calidad, era dignificarla en su ser de mujer. Gracias Señor porque a lo largo de estos años ha sido una apuesta de trabajar por los Derechos humanos en sus diferentes expresiones, también por la educación, en la perspectiva de genero. Que este nuevo impulso de darle rostro humano a este Proyecto nos anime a todas a ir revisando las obras que tenemos en los diferentes lugares, para darle el sentido primero que ya lo quisieron e intuyeron nuestros Padres Fundadores. Por el caminar de la Congregación, gracias Señor.” Hermana Eneida Galarce: “Agradecer al Señor por cada una de las hermanas que van a formar parte de esta comunidad, por los talentos, por las cualidades, por las habilidades que cada una de ellas tiene, y puestas al servicio van a ayudar a la misión que aquí se va a realizar. Para que el Señor les siga acompañando Hermanas, que les regale la Sabiduría que van a necesitar para enfrentar distintos momentos, que les regale la fortaleza ante las dificultades, que les regale el consuelo o la capacidad de consolarse unas a otras cuando los momentos sean difíciles. Confiamos a ti este Proyecto. Gracias Señor.” Hermana Nieves Campión: “Este Proyecto que hoy nos convoca y por el cual están presentes aquí nuestras Hermanas que dirigen la Congregación, para mí por lo menos, supone un reto grande. ¿Empezar un Proyecto que va a revitalizar el Carisma? Yo creo que el Carisma está ahí, que no lo vamos a revitalizar, sí quizá vamos a intentar caminar por unos senderos que hoy se presentan


como un verdadero reto. Cuando las primeras hermanas vinieron acá, la primera escuela de la zona la pusieron ellas; era una necesidad vital en la promoción de la mujer, una escuela para niñas y salieron adelante con ello. Hoy es verdad que las escuelas, gracias a Dios, se han multiplicado y hay posibilidad de educarse para casi todos; pero sí aparecen otros retos fuertes como es la promoción de la mujer. Las mujeres, en muchos casos siguen siendo niñas. En sus casas son tratadas no sólo como niñas, sino como sirvientas y soportan los trabajos más duros sin que nadie les hable de su dignidad. Por eso, nos parece importante tomar la alternativa de nuestras Hermanas desde la perspectiva de Formación de la mujer; que nuestro compromiso sea como dice el eslogan del Vicariato con “Compromiso con rostro de mujer”, y eso siempre es un reto grande, porque la misma condición de la mujer, a veces no les hace receptivas a una nueva perspectiva de vida, no se creen capaces y la mujer y especialmente las jóvenes, como otro reto también importante y sí queremos iniciarlo así. Somos conscientes que para ello necesitamos la ayuda del ESPÍRITU con mayúscula y del espíritu que animó a nuestros Padres Fundadores, queremos que este proyecto sea en verdad significativo en la zona, que sea signo del Reino.” Hermana Zully Rojas: “El último día de la Asamblea Provincial, en Lima, a primeros de Agosto enviamos a la nueva misión a las Hermanas de esta comunidad, les entregamos una “inkuña” (manta pequeña) que contenía por escrito nuestros deseos para esta Comunidad y simboliza culturalmente “fuerza para el camino”. Hoy que estamos reunidas celebrando la Eucaristía, quiero agradecer a Dios por la generosidad de nuestras Hermanas que se comprometen con este Proyecto, por todas a las que estamos representando aquí, por la generosidad de Paco, de una vida comprometida al servicio de los más necesitados; y quisiera decirles, sobre todo a ustedes, que juntas vamos a seguir haciendo camino, que juntas vamos a seguir recreando nuestra experiencia de Fe. Nos comprometemos a acompañar y a comunicarnos mutuamente las fuerzas que a veces pueden faltar en el camino, reiterando nuestro deseo de estar cerca, como lo estamos hoy; de estar en los diferentes momentos que se requiera evaluar, y también de modo gratuito. Gracias a Eneida por la generosidad de la Provincia “Nuestra Señora del Carmen”, Gracias Dominga, Gracias Irene, Gracias Luz que representas a Esmilda, Gracias a nuestra Hermana Sulpicia por Gloria, y hagamos memoria de nuestra Hermana Gloria Vásquez que ya en presencia del Padre estará contemplándonos y que su espíritu misionero nos acompañará y les acompañará a ustedes hermanas de modo especial.”

Apertura proyecto Puerto Maldonado  

documento de apertura

Advertisement