Page 5

- Esta es la historia de una vida, mi vida, y de una victoria que no es mía, por que es de Cristo. - Yo nací en una familia de obreros, pobres pero con lo necesario para vivir, soy el mayor de dos hermanos, en la actualidad tengo 35 años. - Cuando apenas tenía 10 años mi madre enfermó de gravedad, cáncer, una enfermedad que la postro en cama largas temporadas hasta el momento de su muerte. - No se si fue por eso o por mi propio carácter pero yo siempre fui un niño tímido e introvertido, me costaba comunicarme con los demás. Pero a la edad de 13 años probé el alcohol y todo cambió me sentía desinhibido, era el rey de la fiesta. En poco tiempo me presentaron a los cigarrillos de hacheéis y marihuana "porros" y eso si que era buena onda, mas

to a mis padres. Mi padre intentó disciplinarme, pero todo era inútil. Por aquel entonces conocí a la que ahora es mi esposa, Montse, con ella llevaba una doble vida, la engañaba, me comportaba como un caballero para conquistarla, aunque en aquel momento de mi vida mentir no era complicado, pues me había convertido en el príncipe de la mentira, el engaño y la estafa.

- Al cumplir los 18 años me marche de casa " ya no necesitaba a nadie", y mucho menos la mirada de reproche de mi padre que veía como me estaba perdiendo, me fui y deje solo a mi hermano al cargo de mi madre moribunda, pues mi padre tenía que trabajar muchas horas para mantener la casa. Poco a poco todas estas personas se convertirían en victimas de lo que sería mi vida. - Al cumplir los 19 alguien me presento a la que estuvo a punto de quitarme la vida, "la tarde fueron las anfetaminas y L.S.D, cada heroína", apenas la conocí y caí rendido en escalón era todavía mejor que el anterior y sus brazos, me conquistó, se hizo la dueña en menos de 2 años me había convertido en absoluta de mi vida sin que yo me diera autentico experto en todo lo que tuviera que cuenta. Durante algunos años estuve juganver con drogas "blandas". do con "ella", o "ella" con migo mejor dicho, - En casa me había transformado en un ser pensé que podría engañarla, que yo nunca violento y despreciable que golpeaba con sería como uno de aquellos yonquies que saña a mi hermano menor y faltaba el respe- andan mendigando una dosis por las cloa-

Marihuana  

folleto sobre la marihuna

Advertisement