Page 1

Los Masais “LOS MASÁI”


Los masái o masáis (también se escribe frecuentemente maasái) son un pueblo estimado en unos 883.000 habitantes, que viven en Kenia meridional y en Tanzania septentrional. Hablan maa que es una lengua nilótica oriental, si bien muchos de ellos son capaces de expresarse correctamente en suajili e inglés. Su principal actividad económica es el pastoreo, por lo que tradicionalmente ha sido una sociedad nómada. Hasta tal punto influye el ganado en la cultura masái, que su dieta se basa exclusivamente en tres alimentos: carne, leche y sangre.


Se visten de rojo, es para ahuyentar a los animales de mayor tamaño, como pueden ser los elefantes o los rinocerontes. Pero sus principales enemigos son los felinos, de los cuales se protegen con la lanza que siempre llevan consigo. Una punta de la lanza está pensada para ayudar a recorrer las largas distancias que hacen a diario en busca de pastos para el ganado. La otra es afilada para clavársela a aquel león que ose molestar a sus animales. Aparte de las telas con las que se cubren el cuerpo, su indumentaria sólo se compone de unas sandalias, curvas porque están fabricadas por ellos mismos con caucho de ruedas de coche. Además, los masáis se adornan con vistosos collares y suelen alargar los lóbulos de sus orejas para colgarse pesados pendientes.


Los masĂĄi viven en asentamientos llamados manyattas, cĂ­rculos de chozas hechas de ramitas y rodeadas por empalizadas (bomas) para encerrar el ganado. Las chozas se construyen con unos ladrillos preparados a base de excrementos de animales, paja y barro a fin de impermeabilizarlos y endurecerlos. Las paredes interiores son alisadas y posteriormente ahumadas. Suelen contar con diminutos tragaluces, pero no ventanas.


Las mujeres llevan la cabeza rapada y pasan muchas horas charlando y confeccionando collares de abalorios. Las mujeres están sometidas al dominio del hombre dentro de una sociedad patriarcal fuerte. Para convertirse en mujeres aptas para el matrimonio y la procreación, hay un rito de iniciación (al entrar en al pubertad) sufren la extirpación del clítoris y luego les enseñan la vida del ganado. Antes del momento de casarse viven mantenidas en el clan del padre, pudiendo relacionarse con los jóvenes guerreros que deseen. En la sociedad masai no esta mal vista la promiscuidad masculina y femenina.


Cuando los niños cumplen los quince años, justo antes de convertirse en guerreros, es cuando se celebra la ceremonia de iniciación, consistente en una serie de rituales que se desarrollan durante varios días, en los que se realizan fiestas, participando en ellas todos los habitantes del poblado. Terminadas las fiestas y ceremonias de la iniciación, los jóvenes guerreros adquieren un estatus muy especial: son mantenidos y alimentados por la madre, se les lleva prostitutas al poblado donde habitan y llevan una vida disciplinada con el objetivo de ser buenos guerreros, porque de ellos han dependido, a lo largo del tiempo, la prosperidad de su pueblo. También reciben las armas como atributo inseparable. El armamento consiste en una lanza de hierro con mango de cuero, un sable o cuchillo largo y escudo, que suele estar adornado con dibujos que identifican al clan de procedencia. El primer acto que los jóvenes deben realizar para consagrarse definitivamente como guerreros y que forma parte del ritual de iniciación, es dar muerte a un león armados exclusivamente con la lanza y el machete, con el que han de cortar la melena de la fiera para luego enarbolarla como señal de victoria en las danzas festivas. Ello será la prueba de fuego para demostrar su valor como buen guerrero.


La religión de los Masais son creencias místicas que conciernen a su etnia, a su ganado y a Engai que es el Dios Supremo. Hay dos aspectos diferentes de este Dios: Engai Narok, el Dios negro, el Dios bueno y benévolo; y Engai Nanyokie, el rojo o vengativo. El Dios negro se muestra a través del trueno y es el que trae las lluvias, la hierba para las vacas y la prosperidad para la comunidad; el Dios rojo se expresa a través de relámpagos violentos que pueden golpear y matar, y es el responsable de las sequías que traen el hambre y la muerte. Para los Maasai y Samburu, Ngai es el amo de la vida y de la muerte.


MOTIVOS DE ORACIÓN: •QUE CONOZCAN AL DIOS VERDADERO. •POR EL GOBIERNO. •POR LOS NIÑOS (AS). •MISIONEROS EN EL LUGAR.


Ora por una etnia africana - Masai  

www.misionafrica.org

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you