Issuu on Google+

Especial Las 7 Maravillas del Mundo Antiguo REPORTAJE “LAS 7 MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO”

EL PODEROSO ZEUS ¿QUÉ DIOS ERES SEGÚN TU SIGNO? ARTICULO ¿ERA LA GRAN PIRÁMIDE UN REACTOR TERMONUCLEAR? MANUEL JOSÉ DELGADO UN VIAJE AL MISTERIO


Las 7 Maravillas del Mundo Editorial Las 7 maravillas del mundo, por otras llamadas "las siete maravillas del mundo", o solamente "maravillas del mundo", son un conjunto de construcciones sorprendentes. Consideradas por muchos como las 7 mejores construcciones del mundo. (Motivo por el cual se les denomina: "las 7 maravillas del mundo") Aunque muchas personas no lo saben, existen "las 7 maravillas del mundo moderno" y "las 7 maravillas del mundo antiguo". Siendo en total 14 maravillas diferentes y no s贸lo 7 煤nicas. (Aunque actualmente en total existen 8 maravillas, ya que de las 14 maravillas, 6 han desaparecido)


Las 7 Maravillas del Mundo Antiguo

c

uando se habla de las maravillas del mundo antiguo, nos referimos a importantes construcciones creadas por la humanidad antes del nacimiento de Jesucristo. De las siete maravillas del mundo antiguo, sólo se conservan las pirámides de Egipto, pero la historia y la arqueología nos permiten reconstruir la historia de las otras 6, todas ellas tesoros perdidos de la humanidad. Las pirámides de Egipto hay más de 800 de estas construcciones, las Pirámides de Guiza, son las más famosas entre todas. Se trata de las monumentales tumbas de tres faraones de la IV dinastía Keops, Kefren y Micerinos, según el nombre que le dieron los griegos, quienes gobernaron el país del Nilo en el siglo XXVII antes de nuestra era. Los jardines colgantes de Semiramis, en Babilonia, constituían una serie de terrazas que, vistas en su conjunto, forma una especie de montañas en las que se plantaron frondosos jardines con toda clase de plantas y con un ingenioso sistema para regarlos. La obra, al parecer, fue emprendida por el rey Nabucodonosor II como ofrenda a su esposa Semiramis.


Templo de Artemisa, hoy en la costa de Turquía fue la construcción de mayores dimensiones realizadas en el mundo griego antiguo. Media 115x55 metros y se construyó a mediados del siglo VI a.C; también era el primer edificio hecho enteramente de Mármol. Según una leyenda antigua muy extendida, un tal Erostrato quiso pasar a la inmortalidad para lo cual no se le ocurrió otra cosa que incendiar el templo en el año 356 a.C. Estatua de Zeus, es una obra de Fidias para el templo de Zeus en Olimpia, de 14m de altura, representaba al padre de los dioses sentado en el trono. Se trataba de una estatua crisoelefantina, es decir, que estaba hecha de oro las vestiduras y marfil las partes de la carne del Dios, en forma de finas laminas claveteadas a una infraestructura de madera. El Mausoleo de Mausolo, en la costa turca del Mar Egeo, era una construcción funeraria mandada levantar hacia el 350 a.C. por Artemisa II para su esposo, el rey Mausolo

Era tan monumental y rica que, desde entonces, a cualquier tumba con pretensiones se la denominaba mausoleo. El Coloso, era una gigantesca estatua de bronce que representaba al dios griego del sol, Helios, que estuvo levantada en la bocana del puerto de la ciudad de Rodas. Con una gran antorcha levantada en las manos y sus 36 metros de altura servía de faro a las naves que se acercaban a la bahía. El faro de Alejandría, erigido hacia el 280 a.C., con una altura de 134 metros, fue el más impresionante del mundo antiguo.


DIANY CASTAÑOS Investigadora de ,Coahuila México

GONZÁLEZ ….Torreón

F

idias esculpió la estatua de Zeus en Olimpia, alrededor del año 433 antes de Cristo, en lo que actualmente se conoce como Grecia. Doce metros de Zeus sentado en un majestuoso trono hecho de cedro, marfil, oro, ébano y piedras preciosas. Nada que no se mereciera el líder de los dioses olímpicos. En su mano derecha llevaba una pequeña estatua de Niké, la diosa griega de la victoria, y en la izquierda un cetro con un águila en la punta, atributos que lo identifican. La estatua se construyó dentro de un templo, conocido como templo de Zeus, porque estaba destinado a albergar la imagen del dios. No se escatimaron fondos para erigirlo. Los frontones y metopas figuran como una de las mejores representaciones escultóricas del arte clásico griego.


Una vez terminado, Fidias fue el creador escogido para tener el honor: su estilo lo hacía merecedor de tan notable hazaña. Equilibrio en la elección de temas, en la composición y la saturación de los colores, la representación concisa que hace de los seres humanos, y sobre todo, la armonía de las formas da tal belleza a sus creaciones que estas parecen supremas. Parecen, y son, la encarnación de los ideales del arte griego. Cuenta la leyenda, que cuando Fidias terminó de esculpir el cuerpo de la estatua en marfil, y las ropas en oro, miró al cielo y pidió al mismísimo Zeus que le enviara una señal de aprobación por el trabajo que había hecho. Entonces un rayo apareció iluminando un día totalmente despejado, y cayó a pocos metros de Fidias. En el siglo VI después de Cristo un terremoto destruyó por completo la estatua.


Ares se considera el dios olímpico de la guerra, aunque es más bien la personificación de la fuerza bruta y la violencia, así como del tumulto, confusión y horrores de las batallas, en contraposición a su hermanastra Atenea, que representa la meditación y sabiduría en los asuntos de la guerra y protege a los hombres y sus habitaciones de sus estragos. Los romanos lo identificaron con Marte, dios romano de la guerra y la agricultura (al que habían heredado de los etruscos), pero éste gozaba entre ellos de mucha mayor estima.

Hera era la diosa del matrimonio, protectora de las mujeres, y la Reina de la Dioses. Hera era hija de Rea y Cronos, y fue tragada al nacer por éste debido a una profecía sobre que uno de sus hijos le arrebataría el trono. Zeus se salvó gracias a un plan urdido por Rea y Gaia: la primera envolvió una piedra en pañales y se la dio a Cronos en su lugar. Mientras tanto, Zeus fue llevado a la cueva de una isla. Más tarde Rea dio a Cronos un hierba que según le dijo lo haría completamente invencible, pero en realidad le hizo regurgitar a los otros cinco

En la mitología griega, Hermes es el gran mensajero de los dioses y además de un guía del Inframundo. Como un Olímpico, él tuvo que marcar las rutas que los viajeros tenían que seguir o construir. Una de sus travesuras fue tomar los sueños del Dios Morfeo y entregarlos a los mortales. Sus símbolos incluyen la tortuga, el gallo, el sombrero con alas, el caduceo y el más reconocible de todos, sus sandalias doradas con alas. Él era el hijo de Zeus y la pléyade Maia, hija del poderoso Titán Atlas.

Artemisa fue una de las deidades más ampliamente veneradas y una de las más antiguas. Fue descrita a menudo como la hija de Zeus y Leto, y la hermana melliza de Apolo. Fue la diosa helena de la caza, los animales salvajes, el terreno virgen, los nacimientos, la virginidad y las doncellas, que traía y aliviaba las enfermedades de las mujeres. Pasó su niñez buscando lo necesario para ser una cazadora, obteniendo su arco y flechas en la isla de Lipara, donde trabajaban Hefestos y los Cíclopes.

Helios es la personificación del Sol. Helios era el dios que todo lo ve era invocado a menudo como testigo en los juramentos. Era hijo de los titanes Hiperión y Thea, y hermano de las diosas Selene, la luna, y Eos, la aurora. Los nombres de estos tres también fueron las palabras en griego común para el sol, la luna y el amanecer. Helios era imaginado como un hermoso dios coronado con la brillante aureola del sol, cada día traía la luz al mundo en su carro tirado por cuatro caballos, atravesando el cielo de este a oeste

Atenea, también conocida como Palas Atenea, es la diosa de la civilización, la guerra, la sabiduría, la fuerza, la estrategia, artesanía, la justicia, y la habilidad. Atenea es también una compañera astuta de los héroes y la diosa del esfuerzo heroico. Es la diosa patrona Virgen de Atenas. Los atenienses construyeron el Partenón en la Acrópolis de la ciudad del mismo nombre, Atenas, en su honor.


En la mitología griega, Afrodita era la diosa del amor, la belleza y la sexualidad. Nació de los genitales de Urano, después de haber sido arrojados al mar por Cronos. Fue a causa de su belleza que los otros dioses temían celos que interrumpiría la paz entre ellos, y los llevaría a la guerra. Entonces Zeus la casó con Hefestos, a quien el resto de los dioses no veían como una amenaza.

Hades era uno de los seis hijos de Cronos y era el marido de Perséfone. Él y sus hermanos fueron salvados por Zeus de la Ira de Cronos. Entonces, cuando vino la Titanomaquia, Zeus, Hades y Poseidón, dioses principales que lucharon, combatieron por la humanidad y, junto con los otros olímpicos, surgieron victoriosos. Después que era necesario ordenar el cosmos, Poseidón tomó las aguas y los océanos, Zeus los cielos y el dominio sobre los dioses y Hades se convirtió en el Dios del Inframundo. La parte más profunda del inframundo es el Tártaro, un lugar del sufrimiento y dolor y el terreno de batalla de la Gran Guerra Zeus era el rey de los Dioses, gobernante del Monte Olimpo y Dios del cielo y los relámpagos. Sus símbolos eran el Rayo, el Águila, el Toro, la Serpiente, y el Roble. Zeus era el hijo de los Titanes Cronos y Rea, y el más joven pero más fuerte de todos sus hermanos. Fue Zeus quien llevó a sus hermanos y hermanas a la batalla contra los Titanes, reclamando el trono de su padre y desterrando a los Titanes al Tártaro. Luego se casó con su hermana Hera, diosa de las mujeres y el matrimonio.

Cronos era el líder y también el más joven de la primera generación de titanes. Durante el reinado de Urano, el cielo, los Hecatonquiros y los Cíclopes de un solo ojo fueron encerrados en el Tártaro, causando un gran dolor hacia Gaia. Ella creó una hoz de piedra para que uno de sus hijos Titanes pudiera matar a Urano y tomar su lugar como el líder. Solamente Cronos estaba dispuesto a hacerlo, y así Gaia le dio la hoz y lo colocó en una emboscada. Cuando Urano se encontró con Gaia, Cronos atacó a su padre y cortó sus órganos genitales, castrándolo y echando el miembro separado en el mar.

Urano fue el dios / titán griego primordial del cielo, hijo y esposo de Gaia, la madre Tierra. Urano salía cada noche a cubrir la tierra acoplándose a Gaia, pero odiaba a los hijos que ella parió. Sus primeros hijos eran los tres Hecatónquiros y los tres gigantes cíclopes. Urano encarceló a los niños de Gaia en el Tártaro, el lugar más profundo del Hades, causándole un gran dolor a Gaia.

En la mitología griega, Poseidón es el dios del mar, las tormentas y, como agitador de la tierra, de los terremotos. Poseidón fue protector de muchas ciudades helenas, aunque perdió el concurso por Atenas tras competir contra Atenea. Cuando se enfadaba o era ignorado, hendía el suelo con su tridente y provocaba manantiales caóticos, terremotos, hundimientos y naufragios. Mantiene un fuerte vínculo con los caballos.


Manuel José Delgado Un viaje al misterio

¿ERA LA GRAN PIRÁMIDE UN REACTOR TERMONUCLEAR?


Gran Pirámide de Giza

AFRONTANDO EL DESAFÍO La Gran Pirámide alberga el legado de antiguos conocimientos que se desarrollaron en las riberas del Nilo mucho antes de la existencia del propio Egipto. Como en ningún otro lugar del planeta, los hombres, generación tras generación, han buscado

allí tesoros materiales o intelectuales, afrontando un desafío descomunal: descubrir el propósito del arquitecto de la Gran Pirámide; todo esto a pesar de que los arqueólogos menos imaginativos han clasificado el monumento como una tumba y nada más. En la meseta de Giza, entre un paisaje monocromático de tonos

ocres, emergiendo de la arena del desierto, se levantan orgullosos casi tres millones de bloques de piedra que pesan cada uno entre dos y sesenta toneladas. Y pese a tan colosales proporciones, sus errores de nivel, angulación, orientación y simetría se cuentan sólo por milímetros. Para los historiadores griegos y romanos, y también para la arqueología oficial, fue una ostentación de locura y riqueza realizada sin máquinas, por medio de la fuerza bruta, y su perfecto acabado se logró por mera casualidad, aduciendo para ello que la ciencia matemática se inició en Grecia, mientras que en Egipto sólo existía una geometría incipiente comparable a un nivel de enseñanza primaria. UNA ESCRITURA DESCONOCIDA Gran Galería El interior de la pirámide parece encontrarse en el


mismo estado en que lo hallaron los árabes en el año 820. Aunque el cofre de granito rojo es su único elemento decorativo, la ausencia de ornamentos no hace sino engrandecer su interior. Nada queda de todo lo que pudieran haber contenido la Cámara del Rey, la de la Reina y la del Caos. Uniendo las tres, hay canales diminutos de significado ignoto, pasajes estrechos que humillan más que dignifican al hombre que los recorre. La Gran Galería, impresionante de tamaño, empequeñece el orgullo cuando uno se enfrenta a lo solemne en la más absoluta soledad. Cuarenta y seis interminables metros de muros, perfectamente paralelos, constituyen la obra magna de la ingeniería pétrea. Todo un entramado que no guarda ni un solo jeroglífico, ni una sola inscripción, ni el más mínimo relieve realizado por la mano de los constructores en ninguno de los 2.800.000 bloques de piedra, en los casi tres millones de metros cúbicos de roca, en los siete millones de toneladas de piedra erigidos como homenaje a la mística, a la ciencia o a la locura. Sin embargo, Abd-al-Latif, historiador árabe del siglo XIII, dijo que en los bloques de revestimiento estuvieron

grabados, con caracteres ininteligibles, un gran número de inscripciones. Herodoto, quien contempló la pirámide hacia el año 440 a.C., comenta los mismos signos, cuya interpretación era para él tan desconocida como para el guía que le acompañaba. Y resulta raro que el significado de las inscripciones fuese un misterio, pues en la época de Herodoto aún se traducían jeroglíficos, como pudo comprobar ese historiador cuando se introdujo en los ritos isíacos de la mano de los sacerdotes de Sais, quienes dominaban los caracteres escritos del Egipto milenario, como demuestra la piedra Roseta, escrita en hierático, demótico y griego. Por tanto, la

escritura que recubría los bloques de revestimiento de la Gran Pirámide era desconocida para los egipcios. EL TEMPLO DE ISIS Una antigua inscripción jeroglífica denominada «La Estela del Inventario» narra cómo la Gran Pirámide estaba ya edificada en tiempo de Keops y era llamada «Templo de Isis». Los grandes dignatarios extranjeros visitaban el «monumento de los antepasados». La idea generalizada de que la Gran Pirámide es la tumba de Keops puede ser cierta, ya que la misma estela cuenta que el faraón se hizo enterrar junto a ella o


dentro de ella. Además, existen pruebas que avalan la teoría de que el monumento fue habilitado por Keops con fines propios. A este respecto, hay que tener en cuenta algunas consideraciones. En primer lugar, se aprecian en la pirámide las manos de dos maestros de obras: uno de ellos, el arquitecto original, que trabajaba a la milésima de milímetro; el otro, menos minucioso, ha dejado su impronta en lo que bien pudiéramos considerar los trabajos de Keops dentro de la pirámide. Entre sus obras se encuentran las 28 entalladuras que recorren la Gran Galería, realizadas de un modo imperfecto, con prisas, apartándose de la meticulosidad con que está construido el monumento. Este número de entalladuras ha despertado la atención de los egiptólogos, ya que Keops era, precisamente, el vigesimoctavo rey después de Menes, según la correlación de dinastías de Manetón. Se desprende de ello que la Gran Galería sería un homenaje a los

antepasados del faraón. Este argumento está avalado por dos antiguos autores árabes. Abu Ya’kub escribió que «allí se encuentran pinturas y estatuas yacentes o de pie y otras muy has cosas, de las que no se conoce el significado». Ibrahim Uasif Sha relató que en la pirámide oriental se habían guardado las estatuas de los abuelos de Keops. Las huellas de martillos a todo lo largo de la Gran Galería y situadas sobre el tercer saledizo pueden cubrir alguna antigua inscripción o los nombres de reyes pasados. Quizás fuese éste el motivo por el que el faraón Keops fue odiado por su pueblo -según narraron a Herodotopor haber utilizado este antiguo «Templo de lsis» como lugar donde construir su tumba. En dinastías posteriores, posiblemente durante la VI, la Gran Pirámide fue saqueada por un pueblo dirigido por los sacerdotes,que destruyeron todo lo que Keops hizo en el interior del monumento,

intentando incluso que su nombre desapareciera de los anales del imperio. Por eso el faraón resulta para la arqueología un perfecto desconocido, del que sólo ha subsistido una pequeña estatua de nueve centímetros de alto que se conserva en el Museo de El Cairo. La Gran Pirámide quedó destripada y desierta durante más de 2.000 años, hasta el advenimiento de Ramsés II. Una inscripción grabada en la roca, frente a la cara norte de la pirámide de Kefrén, nos dice que el Superintendente de los Trabajos, Mai, «Grande del Templo de Maat», y el Intendente de los Trabajos del Templo de Amón en Tebas, Seanj-Pa, trabajaron en la reparación de las dos grandes pirámides de Giza. Bajo la inscripción se encuentra el mismo signo misterioso que se puede observar en el techo de la Cámara del Caos. Es decir, que en tiempos de Ramsés II se emprendieron trabajos en la Gran Pirámide con objeto de poner a punto su interior y de seguir celebrando allí las


Renacimiento cuando se avivó el interés por la ciencia y las cámaras y pasadizos fueron limpiados. La Gran Pirámide empezó a mostrar sus misterios. ¿QUIÉN LEVANTÓ LA GRAN PIRÁMIDE?

iniciaciones isíacas. Ramsés II reestableció un colegio de sacerdotes destinado a las tres pirámides, haciendo que recobraran su papel de templo solar. Así parece indicarlo la inscripción descubierta por Reisner en la mastaba de Pen Meruu, en Giza, que utiliza el determinativo de los templos solares para referirse a la Gran Pirámide. Los autores árabes relatan las peregrinaciones que llegaban hasta la meseta de Giza desde todos los países de la Tierra, en especial desde la Arabia Yemení, ya que los sabeos eran adoradores del Sol. Los sacerdotes de Ramsés II limpiaron todas las estancias destruidas en anteriores expoliaciones.

La Gran Pirámide debió conservarse intacta hasta los siglos XII o XIII. Por aquel tiempo se sucedieron en Egipto enormes terremotos que asolaron el país. Los árabes construyeron su nueva capital, Al Kaherah, que significa «La Victoriosa». Durante muchos años, se fue retirando el revestimiento que cubría la pirámide. La noticia de la ausencia de tesoros se extendió entre los expoliadores y la Gran Pirámide quedó abandonada. Las expoliaciones del revestimiento de los siglos XII y XIII y la arena del desierto acumularon grandes montañas de escombros de más de treinta metros. Fue en el

Los viajeros de la época clásica ya manifestaron su sorpresa ante la ausencia total de dispositivos tecnológicos relacionados con la construcción de las pirámides. La arqueología, desconocedora a veces de la física, la geometría o las matemáticas, ha intentado, con poco acierto, explicar los cómos y los porqués de tan ciclópea construcción. Y desde que en el siglo XIX se descubrieran las relaciones de la Gran Pirámide con los números Pi y Fi se inició una frenética carrera hacia la interpretación de sus medidas, dando como resultado las más insólitas explicaciones. En pulgadas, en yardas, en metros, en litros o en varas, las mediciones conducían a la explicación del presente, del pasado y del futuro, no faltando quien achacaba a errores de construcción los datos que fallaban en su teoría. Otros, incluso, no dudaron en limar alguna arista para que sus elucubraciones


resultasen refrendadas con mayor precisión. Entre la fantasía y la realidad, muchos autores crearon escuela. Fueron tratados como auténticos iluminados, pues pretendieron haber accedido a los secretos herméticos y hasta divinos que encerraría esta «biblia de piedra». Otros les tacharon, simplemente, de majaderos. Y todo este asunto es de lamentar, especialmente porque pueden hacer dudar, o provocar el descrédito, sobre teorías infinitamente más serias acerca de uno de los mayores misterios del pasado. El pensamiento científico adquiere formas ajenas a la

lógica e inclusive, contrarias al sentido común. La ausencia total de referencias a la ciencia y la tecnología en las excavaciones, inscripciones y textos egipcios ha sido interpretada como prueba de que aquel pueblo no poseyó ningún género de tecnología y vivió en una ignorancia científica total. Y es una conclusión obligada si se tiene en cuenta que la primera rueda encontrada pertenece a la XII dinastía, la primera plomada a la XVIII, los primeros textos astronómicos aparecen en sarcófagos de la XI dinastía, el Papiro Rhind, de la dinastía XIII, tiene un nivel científico correspondiente a la

escuela elemental y los primeros cuchillos de hierro corresponden a la XXVI dinastía. En términos concretos, la documentación arqueológica nos muestra una civilización que avanzaba dificultosamente por el camino de la ciencia y que al cabo de 3.000 años de evolución todavía necesitaba importar de Grecia los pocos conocimientos que llegó a poseer Si admitimos que la Gran Pirámide no pudo ser construida por los egipcios de la IV dinastía, nos tenemos que plantear entonces otro tipo de hipótesis que puedan explicar la tecnología empleada y el uso que se le dio a la misma.


Los jardines colgantes de Babilonia (crónica)

Una de las leyendas acerca de la existencia de los jardines atribuyen a este emperador su construcción. Según esta leyenda, Nabucodonosor II tenía por esposa a Amytis, hija del rey de los Medos. Para complacer a su reina, habría mandado construir los jardines, de tal forma que recordaran la tierra natal Amytis, totalmente diferente a la región de Caldea. Otra leyenda dice que los Jardines Colgantes de Babilonia habrían sido construidos en el siglo XI a.C., por Shammuramat (conocida en el mundo griego como Semiramis), quien a la muerte de su esposo el emperador asirio Shamsidad V, gobernó el imperio como regente de su hijo Adadnirari III. Durante su regencia, los asirios conquistaron los grandes imperios de Egipto y la India. Cuando descubrió que su hijo conspiraba para derrocarla, el dolor la llevó al suicidio. ¿Solo un mito? La existencia de los Jardines Colgantes es muy discutida. En las crónicas de las conquistas de Alejandro Magno ni en crónicas de visitantes posteriores aparecen menciones a ellos. Tampoco en los escritos Babilónicos de la época. Sin embargo, el geógrafo griego Estrabón hace una descripción en el siglo I a.C.: “Este consta de terrazas abovedadas alzadas unas


sobre otras, que descansan sobre pilares cúbicos. Éstas son ahuecadas y rellenas con tierra para permitir la plantación de árboles de gran tamaño. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas están construidas con ladrillo cocido y asfalto.” Posteriormente, un escritor judío que vivió en el siglo I d.C., describió a los Jardines Colgantes de la siguiente forma: “Nabucodonosor ordenó levantar cerca de su palacio elevaciones de piedra, darles la forma de montaña y plantarlas con toda clase de árboles. Por deseo de su mujer instaló además un jardín como los había en la patria de ella.” Desde la más alta de las terrazas se situaba un depósito de agua desde el cual corrían varios arroyos. Los jardines probablemente no colgaban realmente en el sentido de estar suspendidos por cables o cuerdas. El nombre proviene de una traducción incorrecta de la palabra griega “kremastos” o del término en latín “pensilis”, que no significa justamente “colgar” pero sí “sobresalir”, como en el caso de una terraza o de un balcón, tal como describió Estrabón los jardines. Hallazgos arqueológicos

Recientemente se llevaron a cabo excavaciones arqueológicas en la antigua Babilonia, en el actual territorio de Iraq, y se encontraron zonas del asentamiento del antiguo palacio de Nabucodonosor II. También se hallaron construcciones abovedadas de paredes gruesas, y una zona de irrigación cerca del palacio. Los arqueólogos atribuyen los hallazgos a los antiguos jardines de Babilonia, pese a que se encuentran situados en un sitio diferente a aquel que señala Estrabón: él decía que se encontraban en el río Éufrates, y las excavaciones se encuentran alejada tierra adentro. Reconstruyeron el lugar del palacio y localizaron los jardines en el área que se extendía del río al palacio. Paredes recientemente descubiertas a orillas del río y que tienen 25 metros de espesor podrían ser de forma escalonada, como las terrazas descritas en los antiguos escritos griegos. No obstante, lejos aún se encuentran los arqueólogos e historiadores de confirmar o no su existencia, y los constantes conflictos bélicos de la región no ayudan a proteger este sitio tan importante para la historia de la humanidad.


ENTREVISTA SOBRE LAS 7 MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO:

NOMBRE DEL ENTREVISTADO (A): GRACIELA WONG ¿Sabe cuáles son las 7 maravillas del mundo antiguo? = Claro que sí. ¿Cuáles son? 1. La Gran Pirámide de Giza, Ubicada en Giza, Egipto 2. Los jardines colgantes de Babilonia. Ubicados en Babilonia, Iraq. 3. El templo de Artemisa en Éfeso. Ubicado en Éfeso, Turquía. 4. La estatua de Zeus en Olimpia. Ubicada en Olimpia, Grecia. 5. El mausoleo de Halicarnaso. Ubicado en Bodrum, Turquía. 6. El coloso de Rodas. Ubicado en Rodas, Grecia. 7. El faro de Alejandría. Ubicado en Alejandría, Egipto. ¿Qué opina acerca de las 7 maravillas del mundo antiguo? =Pues la verdad siempre me han fascinado las 7 maravillas. Pienso que son bien correspondidas al haberlas llamado las 7 maravillas del mundo antiguo, cada una de ellas tienen algo especial. Para mí siempre serán y seguirán siendo las 7 maravillas, aunque en estos tiempos ya hayan nombrado a otros lugares como las 7 maravillas del mundo moderno. Como tan sólo puedo visitar físicamente la primera, ya que el resto no existe en la actualidad ¿Cuál de las 7 maravillas del mundo antiguo le parece la mejor? =Sin excepción, para mí la mejor es “La gran pirámide de Giza”. ¿Alguna vez visitado una de las 7 maravillas del mundo antiguo? =Por supuesto que sí, el lugar que pude visitar fue “La gran pirámide de Giza”, es por eso que la considero la mejor.


LAS 7 MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO Levantar la mirada (observar tus paisajes), planear un viaje, ver un buen documental o leer un buen libro sobre la historia de la humanidad, conocer y admirar otras culturas ¡es algo enriquecedor! Hay tantas maravillas en el planeta que podemos conocer con la accesibilidad que no dan las redes sociales para hacer recorridos virtuales y transportarnos a otras comunidades. Si podemos conocerlas físicamente, mejor. Pero no hay pretexto para conocer un poco más sobre algunos destinos históricos. Algunas de ellas nombradas maravillas del mundo. Ahora clasificadas como las del nuevo mundo y las del mundo antiguo. ¿las conoces? 7 maravillas del mundo antiguo:  Gran pirámide de Guiza (Guiza, Egipto)  Los jardines colgantes de Babilonia (estaban

ubicados en Babilonia, actualmente Irak)  Templo de Artemisa (estaba ubicado en Éfeso, actualmente Turquía)  Estatua de Zeus (estaba ubicado en Olimpia, Grecia)  Mausoleo de Halicarnaso (estaba ubicado en la ciudad griega Halicarnaso, actualmente Turquía)  Coloso de Rodas (estaba ubicado en la isla de Rodas, Grecia)  Faro de Alejandría (estaba ubicado en Alejandría, Egipto) De estas 7 maravillas, sólo la Gran Pirámide de Guiza permanece en pie. Mientras el resto fueron destruidas por desastres naturales o por el hombre. Maravillas que en su tiempo fueron patrimonio de cultura e historia. Riqueza que todo país debe proteger para la admiración de las futuras generaciones.


Trabajo Final Excreción Oral y Escrita Maestra Lic. Azucena Dávila Jiménez 1-C Meca trónica Automatización Integrantes  Elizabeth Aguilar Rodríguez  Jesús Emanuel Cortinas Miranda  Alejandra Valeria Saucedo Lozano


Revista las 7 maravillas del mundo antiguo