Issuu on Google+

BURGOS11

LUNES 23 DE JULIO DE 2007 DIARIO DE BURGOS

i ALGUNOS DETALLES

El punto limpio, la opción más ecológica

> Durante el primer trimestre del presente año 2007 ya se han registrado 7.292 entradas frente a las 6.862 que hubo en el mismo periodo del año anterior, lo que pone de relieve la concienciación de los ciudadanos en materia de reciclado. > Los particulares son los visitantes más frecuentes con 5.918 entradas durante este primer trimestre, seguidos de lejos por los profesionales ligados al comercio, con 609. > El residuo que más se lleva al punto limpio es el escombro, seguido de muebles y metales. Electrodomésticos, aceite vegetal y pantallas de televisión y ordenador son otros de los desechos que más se reciben en este lugar.

Las cifras ponen de relieve que la sociedad burgalesa está concienciada con la importancia del reciclaje MÍRIAM LÓPEZ / BURGOS

A

unque España esté más retrasada que el resto de Europa en asuntos de reciclaje no podemos quejarnos de la actitud ecológica que ha tomado desde hace unos años nuestra ciudad. La sociedad burgalesa está informada sobre la importancia del reciclaje, por lo que separar o no los residuos en el hogar es una cuestión personal. Pero cuando la ‘basura’ ya no entra en su bolsa es el momento de visitar el punto limpio más cercano. En el primer trimestre de este año ya son más de 7.292 personas las que han acudido al punto limpio norte (una media de 2.431 al mes). Cada año la cifra sigue aumentando, lo que indica que la conciencia del reciclaje cada vez está más instaurada entre los burgaleses. La mayoría de los usuarios de este servicio municipal tiene entre 25 y 40 años. La persona debe llevar hasta las instalaciones su residuo; allí los trabajadores toman control de la entrada del desecho, anotando qué es y la cantidad. Posteriormente le indican cuál es el contenedor en el que debe depositarlo. Cuando estos se llenan, algunos más de dos veces por semana, un camión los recoge y los distribuye según el gestor de residuos que corresponda.

TIPOS. Los puntos limpios aceptan una amplia gama de desechos. Se clasifican en dos grupos: los de gran volumen y los peligrosos. En el primero podemos incluir los muebles, escombros, chatarras y otros objetos que, normalmente, provienen de pequeñas reformas de la vivienda. Pilas, baterías, aceites o disolventes son algunos de los denominados residuos peligrosos de origen doméstico.

Pero no sólo se puede acudir a este servicio para dejar aquello de lo que prescindimos sino que también es posible llevarse algunos de los enseres de los que otros se han desprendido. Para ello es necesario acudir previamente al Ayuntamiento y rellenar una solicitud en la que se anota qué deseamos retirar. Sólo es posible esta práctica con determinados objetos como colchones, sofás o muebles. Por tanto, queda prohibido sacar del recinto aquellos objetos que supongan algún riesgo. Antes los puntos limpios eran también el lugar donde los ciudadanos debían llevar sus fármacos caducados. Ahora el destino de los medicamentos es la farmacia. Del mismo modo, otras empresas están llevando a cabo lo que se denomina ‘Sistema integral de residuos’. Al establecer el coste del producto se le suma un canon que servirá para financiar su correspondiente gestión cuando estos productos queden obsoletos. Uno de los problemas que se han detectado en el servicio es una práctica que están llevando a cabo algunas empresas o comercios y que consiste en pedir a sus clientes cuando compran un nuevo objeto doméstico (colchones, muebles, electrodomésticos...) un dinero extra que, según dicen, utilizarán para la gestión del antiguo. Posteriormente, lo llevan al punto limpio para no tener que hacerse cargo de los pagos a los gestores del residuo, por lo que el gasto lo asume el Ayuntamiento y ese dinero que se le exigió al comprador va a la empresa. OTRA OPCIÓN, SEMAT. El servicio de recogida y tratamiento de basuras del Ayuntamiento ofrece a los ciudadanos la posi-

i ¿QUÉ OCURRE DESPUÉS? Los responsables de los puntos limpios contactan con un gestor autorizado que se encarga de llevar los diferentes desechos a una planta de tratamiento específico. 4Aceites de cocina. Se mezclan con agua y sosa para fabricar jabones. También se hacen velas, pinturas, piensos, lubricantes industriales y biocombustible. 4Pilas. Las pilas normales se trituran y se obtiene, por un lado, la parte metálica y, por otra, la salina, de la que se recupera sulfato de zinc y sales de manganeso. En el caso de las pilas de botón lo que se recupera es el mercurio. 4Fluorescentes. Se rompe el vacío para separar sus componentes Se desencapsula y se limpia el interior de polvos y mercurio. El vidrio se tritura y se envía ala industria vidriera para reciclarlo y del resto se recupera el mercurio.

La fotografía muestra el punto limpio del G-3. / JESÚS J.MATÍAS

Los puntos limpios son un lugar gratuito en el que depositar ciertos residuos

Los desechos que se recogen son de dos tipos: de gran volumen y peligrosos

bilidad de hacerse cargo de aquellos enseres de los que deseen deshacerse. Para todos los que no puedan acercarse hasta un punto limpio, existe la posibilidad de llamar a este servicio y, tras dejar los datos y acordar un lugar de recogida, los operarios se encargarán tanto de la recogida como de la gestión posterior del bulto.


punto limpio