Page 1


Parque Nacional Galápagos

En 1934 el Gobierno Ecuatoriano proclamó las primeras leyes que protegían las islas, declararandolé Parque Nacional en 1959. Más tarde, en el año 1668, fueron creados los Servicios de Parque Nacional Galápagos para proteger la diversidad biológica. De aquí en adelante, la Institución garantiza el desarrollo sostenible en la extensión entera de las islas: de 7.882 de la superficie terrestre del archipiélago, el 97 % corresponde al Parque Nacional y el 3 % restante pertenece a los establecimientos humanos. En 1979 la UNESCO declaró a las Islas Galápagos como un Sitio de Herencia Natural, en 1990 el Santuario de Ballenas, y recientemente, en el año 2001 la Reserva Marina Galápagos fueron incluidos en la lista del Sitio de Herencia Natural. OBJETIVOS

1. Participar en la formulación y ejecución de estudios y proyectos que


satisfagan los requerimientos específicos de las dos instituciones. 2. Realizar cursos de transferencia de tecnología en los sistemas y metodologías empleados o resultantes de la ejecución del convenio. 3. Llevar a cabo de manera participativa estudios y proyectos relacionados al Parque Nacional y la Reserva Marina de Galápagos. 4. Implicar a los habitantes, y visitantes en los significados de la conservación. ACCIONES DE LA CONSERVACION 1. Controlar las áreas del Parque Nacional para asegurar el uso de reglas de conserva ordenadas por el PNG. 2. Poblar de nuevo las islas con la especies endémicas y natal criada en el cautiverio manteniendo la diversidad biológica y la relación simbiótica entre los ecosistemas. 3. Para educar la población y los visitantes del archipiélago alcanzar la importancia de diversidad biológica y la responsabilidad tenemos en la especie de conservación. 4. Las instalaciones del conocimiento, valoración e interpretación ambiental de los recursos naturales manos y terrestres para visitantes nacionales y extranjero.


REGLAS DEL PARQUE NACIONAL GALAPAGOS El Servicio del Parque Nacional Galápagos regula todas las actividades de los visitante dentro de las fronteras del parque, incluyendo los itinerarios de los navíos. Visita tanto dentro de los sitios de Parque Nacional como de la Reserva Marina es conducida por Guías de Naturalista autorizadas. 1. Debido a su única especie, las plantas, animales y piedras, deben seguir siendo indestructibles para no causar cambios de cualquier tipo. No se permitía tomar algo de las islas, con la excepción de fotografías. 2. Cada isla del archipiélago tiene flora, fauna y rasgos naturales único a esa isla, para que cualquier ingreso de organismos extranjeros, como animales, semillas, plantas y insectos, pueda causar problemas serios. 3. No deben tocarse los animales del Galápagos para su seguridad personal, porque esto cambiará su conducta rápidamente y destruirá su intrepidez hacia las personas. 4. La fauna endémica y nativa de Galápagos tiene su propia manera natural de alimento para qué razón que ninguna comida de cualquier tipo debe darse a ellos, esto puede ser muy dañoso.


5. Cada miles de años los visitantes vienen a Galápagos. ¿Puede imaginar usted lo que pasaría si cada uno tomara una cáscara, o una planta, o perturbar un animal...? 6. Pájaros marinos, cuando los perturbamos se asustan, rápidamente abandonan sus nidos, permitiendo huevos y polluelos para caerse a la tierra, o dejándolos expusieron al sol: por esta razón debe guardarse una distancia de por lo menos 2 metros al observar tales pájaros. 7. Al visitar las islas, se prohibía traer animales domésticos o otros animales, estos animales ponen en peligro la flora nativa y fauna de Galápagos. 8. Si desea acampar, las campañas sus sitios están designados, para ello, debe obtener el permiso de las Autoridades del Parque. 9. Los áreas de visitar y senderos de Galápagos, el Parque Nacional son marca para garantizar su seguridad. Usted debe quedarse en los senderos. 10. La Pesca no se permite a barcos turísticos.

Especies invasoras en Galápagos


La historia de las especies introducidas por el ser humano en Galápagos, y el consiguiente comienzo de la degradación de sus ecosistemas, se remonta a los primeros visitantes. Balleneros y piratas introdujeron especies como ratas, cabras e insectos, pero no fue sino hasta la segunda mitad del Siglo XX que, con el incremento poblacional de las islas, el flujo de especies invasoras comenzó de lleno. A principios de la década de 1950 había aproximadamente 1.340 habitantes en las Islas Galápagos. El movimiento de gente y productos por el mundo es hoy mayor que nunca en toda la historia humana. Con más gente viviendo en las islas Galápagos y más turistas visitándolas, el tráfico de indeseables polizontes como insectos, roedores, plantas y enfermedades a las islas también aumenta. (galapagospark.org) Casi todos tenían su finca y un barco con víveres llegaba desde el continente cada 6 meses o más. Ahora en cambio, hay cerca de 30.000 personas y más 170.000 turistas que llegan cada año. La previa introducción de muchas especies fue intencional, para respaldar la producción agrícola y ganadera. Sin embargo, algunas ellas se dispersaron fuera de control y se convirtieron en plagas, como árboles frutales, maderables y medicinales. Las plantas ornamentales para jardines, como la supirosa suponen alrededor del 60% de las especies de plantas introducidas en las Islas Galápagos. Muchos animales traídos para ayudar al ser humano como las vacas, burros, caballos perros o gatos se han vueltas salvajes, dispersándose por varias islas y reproduciéndose en poblaciones estables o


crecientes, desplazando a la flora y fauna nativa, y poniendo en peligro la supervivencia de varias especies emblemáticas de Galápagos y únicas en el mundo. Entre los vertebrados más nocivos se encuentran las cabras, cerdos, ganado, asnos, gatos, perros y roedores. Muchas otras especies, como las hormigas, llegaron como invitados indeseables. Hasta 2008, los investigadores han encontrado más de 1488 especies introducidas frente a 112 registradas en 1900. Entre estas especies se encuentran 888 plantas, 490 especies de insectos y otras 53 especies de invertebrados. Las única forma de ingreso de plantas y animales es por barco o avión. Una vez en las islas, las especies se dispersan por lancha o avioneta. Los insectos llegan en aviones, barcos cargueros, botes de turismo y yates privados. Debido a su pequeño tamaño, no son fáciles de detectar y controlar. Los reptiles, anfibios, ratas, mascotas e invertebrados terrestres pueden vivir a bordo de las naves y llegar junto con plantas ornamentales. La polilla y otros insectos se ven atraídos por las luces de estas naves y viajan desde el continente y después de una isla a otra. Probablemente llegaron en embarques de carga de banano y se esparcieron por el archipiélago en botes de pesca, aviones y botes de carga. Dos especies de hormigas de fuego han anidado en las islas desde inicios del siglo XX. Año a año, se requieren más vuelos para servir a la numerosa población residente, y al turismo. Cada año se incrementa la demanda. El mayor número de vuelos y de viajes de cargueros hace mucho más difícil mantener la barrera ecológica entre las Islas Galápagos y el continente. En la mayoría de los casos, una vez que


arriba y se establece una nueva especie, resulta muy difícil controlarla. Hoy, la mayoría de las especies introducidas llegan con los productos orgánicos importados del Ecuador continental. Con el incremento poblacional en las islas, aumenta la necesidad de bienes y servicios y aumenta la dependencia de las islas del continente, debido a los productos que traen. A muchos agricultores les resulta más rentable dedicarse al turismo, la pesca o los negocios y así han abandonado las tierras, facilitando la propagación de especies invasoras. Durante el año 2008, el Sistema de Inspección y Cuarentena de las Islas Galápagos confisco más de 2.700 productos infestados con especies introducidas de la carga y equipaje de aviones. Según un estudio sobre la eficacia del Sistema de Inspección y Cuarentena de Galápagos, se estima que los funcionarios interceptan aproximadamente una de cada 8.000 productos infestados que llegan a las Islas Galápagos. De todos modos, no todas las especies introducidas son invasoras. Por ejemplo, hay unas plantas introducidas inofensivas como las cebollas, zanahorias o papas, que sólo se usan en cultivos pero no se convierten en plagas. En cambio, la guayaba, la mora, vertebrados e insectos como la mosca de la fruta o la hormiga de fuego se han vuelto plagas en las Islas Galápagos. Por eso, AGROCALIDAD-SICGAL ha establecido una lista de productos orgánicos de ingreso permitido, restringido y prohibido


según el nivel de riesgo del producto para introducir nuevas especies, la facilidad de dispersión de semillas y si son o no portadores de plagas o enfermedades y una normas generales para transportar los productos a las islas. El SICGAL[2]junto con la agencia nacional AGROCALIDAD son las encargadas de realizar inspecciones y fumigaciones a las embarcaciones y aeronaves que entran a Galápagos. También realizan la inspección de equipaje y carga entre islas. El nivel de éxito de este trabajo es directamente proporcional a los recursos humanos y logísticos empleado para ello. Desafortunadamente, en los últimos diez años, mientras el tráfico a las islas y la población local han continuado un aumento acelerado, los recursos para la inspección de carga, equipaje, aviones y barcos disminuyó un 20%. Varias instituciones, entre ellas la Dirección del Parque Nacional Galápagos y la Fundación Charles Darwin, están capacitadas para reconocer una especie nueva en Galápagos. Sin embargo, su detección suele darse cuando ya ha habido una significativa expansión de la especie. Muchas veces, como en el caso de la mosca de la fruta, incluso una detección temprana no garantiza que la expansión a otras islas no se dé. Cuando se detecta una nueva especie, se pone en marcha un programa de control y erradicación que reúne las capacidades científicas y logísticas de varias instituciones para su erradicación. En algunos casos, como las hormigas o plantas introducidas, la erradicación ya no es posible, por lo que se habla de un control total de estas especies, con Programas de Manejo indefinidos, diseñados para evitar daños mayores a los ecosistemas naturales. En las zonas pobladas, los CIMEI[3]de los Municipios son los encargados de llevar a cabo acciones de control de plagas como insectos o roedores, así como el control de mascotas y los animales de granja.

Grupo2 Protección a la Naturaleza  

Protección a la Naturaleza Estudios Sociales Grupo 2

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you