Page 1

Viernes 16 mayo 2014 Expansión 27

Expansión

JURÍDICO

El despegue de las ‘start up’ lanza nuevas firmas legales La tendencia emprendedora en el sector jurídico ha cambiado el panorama de las firmas, en una evolución continua. Los nuevos negocios abarcan ya toda clase de servicios para abogados y clientes. Almudena Vigil. Madrid

El sector jurídico está empezando a abrirse camino y emprende nuevos modelos de negocio con los que, a través de la innovación, ofrece servicios que hacen la vida más fácil a abogados y clientes. Pese a tratarse de un colectivo conservador, las cifras muestran cómo, en los últimos años, se han dado importantes pasos hacia la creación de start up del mundo legal. Este cambio de tendencia coincide, precisamente, con unos años que no han sido los mejores para el mundo de la abogacía fuera y dentro de nuestras fronteras. La crisis económica ha hecho mella en un sector en el que uno de cada tres abogados reconoce que le cuesta vivir de su trabajo en España y, en otros países, como Estados Unidos, se ha visto cómo los recién licenciados cada vez lo tienen más difícil para encontrar trabajo como abogados, teniendo en cuenta el adelgazamiento de las grandes firmas, las fusiones de despachos e incluso la bancarrota de alguno de ellos. En el mercado estadounidense la tendencia es clarísima y los datos hablan por sí solos: mientras que en el año 2009 apenas figuraban 15 nuevos negocios de este ámbito en la lista de los business angels más importantes, ahora ya hay más de 400 y casi 1.000 inversores interesados en estos emprendedores. Además, en los tres primeros meses del año se ha notado una tendencia al alza, habiendo logrado las start up tecnológicas legales reunir hasta 50 millones de financiación. La tecnología está siendo la aliada perfecta para lanzar estos nuevos modelos de negocio que en el país norteamericano están abarcando cada segmento del mercado legal, incluyendo cuestiones como motores de búsquedas (Judicata); modelos de autoayuda legal (Shaker Law); la resolu-

El objetivo es ayudar a reducir costes y mejorar los resultados de abogados y clientes

Burkhart Goebel.

NOMBRAMIENTO

El socio de Hogan Lovells en Madrid Burkhart Goebel, nuevo director para Europa Carlos García-León. Madrid

AXIOM LAW Esta nueva firma de servicios legales, creada por Mark Harris, ha recibido recientemente 28 millones de dólares de capital privado. Su modelo de negocio se basa en la realización de proyectos y servicios de ‘outsourcing’ para las asesorías jurídicas de las 500 mayores compañías de Estados Unidos.

ROCKET LAWYER Esta ‘start up’, fundada por Charley Moore, proporciona servicios legales online, además de una red de abogados que consumidores y pequeñas empresas pueden consultar para cuestiones jurídicas. Ha recibido 43 millones de dólares en financiación y genera más de 20 millones en ingresos anuales.

ción de disputas online (Modria); la automatización de contratos (Diligence Engine); las técnicas de investigación electrónica, conocidas como electronic discovery (Logikcull); herramientas de gestión de la práctica (Clio); plataformas en las que los abogados ofrecen sus servicios (UpCounsel); educación en el ámbito legal (Mootus) o analíticas (Lex Machina), entre otras muchas. En la mayoría de los casos, el objetivo con el que nacen estas empresas es el de facilitar el trabajo a abogados y clientes, logrando re-

surgiendo herramientas que facilitan el día a día de los letrados. Por ejemplo, está Terminis, un servicio online cuya función es certificar textos legales y contenidos publicados en páginas web o aplicaciones móviles. Además, tanto colegios de abogados como los propios despachos están dando pasos para aumentar su presencia en las aplicaciones móviles con una serie de aplicaciones que incluyen, por ejemplo, calculadoras de tasas o de interés legal, etc. En Estados Unidos algunos expertos consideran que la in-

ducir costes y mejorar sus resultados. Pasos tímidos Aunque en España también se están percibiendo algunos avances en este sentido, los pasos que se han dado en nuestro país son más tímidos. Se han creado algunas start up vinculadas al mundo legal como plataformas que ponen en contacto a despachos y clientes o que actúan como comparadores de abogado. Es el caso de LawYeah, Promolex, Unabogado o ContratarAbogados, por ejemplo. También están

Los despachos se adaptan a un nuevo mercado Si bien en España hay todavía mucho camino por recorrer en cuanto a la creación de ‘start up’ ligadas al mundo de la abogacía, es cierto que los despachos son conscientes de la creciente tendencia emprendedora y están buscando el modo de aprovechar las oportunidades que se presentan en el asesoramiento a negocios incipientes. Así lo muestra, por ejemplo, el hecho de que

actualmente estén diseñando nuevas vías de cobro de honorarios cuando su cliente es una ‘start up’. Según explica el abogado Alejandro Touriño, socio del despacho Ecija, el mercado legal está cambiando mucho en el modo de facturar, alejándose de los honorarios por horas y buscando alternativas. Por ejemplo, existe una tendencia a jugar con los volúmenes, es decir, intentar llegar a acuerdos con incubadoras de 'start up'

que permitan al despacho acceder a un número alto de clientes de este tipo y trabajar con ellos de forma automatizada. Aunque la rentabilidad sea baja, puede resultar interesante para el bufete si de esos nuevos negocios alguno triunfa. Por otro lado, otros despachos están apostando por entrar como socios en el capital social de la 'start up', lo que implica una apuesta más arriesgada si el proyecto no funciona.

La tendencia es más evidente en Estados Unidos que en España, donde queda camino por recorrer novación, tanto en las firmas de abogados como en nuevos proyectos vinculados al sector, crecerá más cuando se suavice la normativa y se permita, por ejemplo, que los dueños de despachos no sean necesariamente abogados. En opinión del abogado Francisco Pérez-Bes “variar la forma social de los despachos no tiene por qué significar mayor innovación”. Cosa distinta, explica, es que “el peofesional, por su propia formación y carácter, no tenga mentalidad de empresario aventurero y se dedique en exclusiva al ejercicio de la abogacía tradicional. Pero estamos viendo a muchos compañeros que comienzan interesantes proyectos relacionados con los servicios jurídicos, fuera –pero en paralelo– al ejercicio profesional”. A su modo de ver, “la innovación en el ámbito legal depende más de las inquietudes y creatividad de los abogados que de la existencia de trabas legales que impidan ese desarrollo”.

El socio de Madrid de Hogan Lovells, Burkhart Goebel, ha sido nombrado nuevo socio director de la firma en Europa continental, que representa la cuarta parte de la facturación de la compañía y que cuenta con 15 oficinas, 185 socios y más de 1.600 profesionales. Goebel es también socio responsable internacional de la práctica de propiedad intelectual e industrial y nuevas tecnologías. Es experto en asesoramiento legal y litigación internacional de marcas, diseños, derechos de autor, competencia desleal e indicaciones geográficas. Representa habitualmente a sus clientes ante tribunales en España y Alemania, ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE) y ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, además de asesorar en procedimientos WTO de solución de controversias. Procedente de la oficina de Hamburgo, Goebel se trasladó a España hace diez años, donde lidera un equipo local de siete socios y más de treinta abogados especialistas en propiedad intelectual. Consejo mundial Con este nombramiento, Burkhart Goebel también se incorpora al consejo de administración mundial que dirige y toma las decisiones clave sobre estrategia y operaciones de la firma. A partir de julio, el bufete resultado de la fusión entre el británico Lovells y el estadounidense Hogan & Hartson tendrá como nuevo consejero delegado único a Steve Immelt, que sustituirá a David Harris y Warren Gorrell.

El despegue de las 'start up' lanza nuevas firmas legales  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you