Page 1

CULTO Y ADVOCACIÓN ADVOCACIÓN A SANTA ANA EN LA COMARCA: MontijoMontijo-Cordobilla de Lácara. Siglos XVIXVI-XVIII XVIII Siguiendo con la línea de monográficos en relación a las efemérides del mes julio, hoy nos adentramos en la de Santa (25 julio san Joaquín y Santa Ana). Resulta ser obviamente una advocación mucho más peculiar y particular que la que nos ofrecía el apóstol Santiago pero no por ello, exenta de riqueza e interés histórico puesto que se adentra en el más puro estilo de piedad y religiosidad popular. Para el caso de Montijo aparece mencionada por primera vez en la visita del año 1605 que como podemos leer se trata de un edificio totalmente edificado por lo que es posible que, no mencionándose en el año 1551, naciera en la segunda mitad del siglo XVI. Se trataba de una ermita situada en las afueras de la villa, concretamente al poniente, levantada sobre paredes de piedra grajeadas con cal y rejas de ladrillo. Poseía dos puertas, una de ellas era grande y se encontraba en la dirección donde sale el sol mientras que la otra se ubicaba al mediodía. Sobre la primera de ellas se colocó un portal de cinco arcos, labrados con sus columnas, basa y capitel. Dicen los visitadores de la Orden Militar de Santiago que la techumbre de este portal era de cuartones de pino, alfajías y caña. La otra puerta situada al mediodía tenía también un portal sobre arco de ladrillo, con molduras del mismo material y sus puertas eran de madera y clavazón. Debió de ser significativa la ermita y por tal la advocación del pueblo montijano hacia santa Ana. Lar ermita tenía dos naves, estando en la capilla mayor el altar con una imagen de la titular toda ella de bulto vestida, con el niño Jesús en los brazos (a diferencia de la actual que es madera policromada y santa Ana tiene a la Virgen niña, a parte de saber fecha y autor de la obra, ya lo aclararemos más adelante). Toda la techumbre de la capilla era tabla, cuartones y alfajías, y madera de pino. En el año 1605 poseía la ermita un cáliz de plata con una media luna de plata. Era en el año 1605 mayordomo de la ermita Martín Asensio quien indicaba en los años iniciales del siglo XVII que la principal fuente de ingresos de la fábrica de la ermita eran las limosnas que se recogían los domingos y el día de su festividad en que se realizaba sermón. El abandono y la dejadez de la ermita hizo que esta amenazara derrumbe por lo que en el siglo XVIII pasó su retablo mayor a la iglesia de San Pedro Apóstol, acontecimiento que se produjo en 1777. La imagen referida igualmente debía de estar en mal estado por lo que la parroquia, a través de la cofradía existente encargó en el año 1782 una nueva imagen al escultor valenciano afincado en Sevilla Blas Molner. Esta es la imagen y éste es el retablo que se encuentra hoy en el templo parroquial a la derecha del Evangelio frente a la puerta de acceso al Archivo Parroquial. Gastó en la imagen la fábrica de la parroquia 13.300 reales. Estamos ante una de las imágenes más preciadas del arte barroco presente en Montijo. Hablamos de una talla toda ella en madera policromada que presenta a la madre de la Virgen con ella en el regazo, portando en la mano derecha una sandalia del pie derecho de María, mientras que la mano derecha se pierda cariñosamente entre la de la Virgen.


Estamos hablando pues de una imagen en madera tallada, estofada y ricamente policromada (140x70x57 cms). Sentada sobre un sillón, cuyo respaldo se remata en un arco, inclinando santa Ana ligeramente la cabeza hacia el derecho como decimos en una actitud de contemplar a la Virgen niña. Su rica decoración floral policromada contribuye a que podamos observar una delicada talla en todo su conjunto dentro de un estilo muy propio de la época. Con motivo del 150 Aniversario de la Declaración Dogmática de la “Inmaculada Concepción”, esta imagen de Santa con la Virgen niña fue por primera llevada a una exposición, concretamente en el Claustro de la San Iglesia Catedral de Badajoz desde el 4 de mayo 4 de junio del año 2005, exposición que bajo el título “Gratia Plena”. ¿Quién fue Blas Molner? Blas Molner Zamora nació en el año 1737 en Valencia y falleció en 1812 en Sevilla donde estuvo afincado desde 1766, ciudad en la ejerció su actividad docente llegando a ser directos de la Academia de las Tres Nobles Artes y profesor de la sección de escultura. De Molner en Montijo poseemos otra obra no menos interesante que ésta que centra nuestra atención ahora. Es un Crucificado que forma parte del Calvario que acoge el Sagrario en la ermita de Jesús Nazareno, precisamente Molner destaca por su imaginería religiosa. Es uno de los grandes representantes del Neoclasicismo como bien pueden ser estas referidas en Montijo. Sevilla era un auténtico foco de arte en el siglo XVIII lo que unido a otros elementos que no podemos detenernos ahora en ellos, hicieron que la parroquia de San Pedro Apóstol encargar al taller del artistita valenciano esta preciada talla. Pero en nuestra Comarca no sólo es Montijo el que ha mostrado un seguimiento de advocación popular a la figura de santa Ana. La Orden de Santiago amplió en algunas zonas las visitas hasta los años 1560 y aparece el lugar anexionado de Santa Ana apareciendo como un lugar anexo a Cordobilla de Lácara. Estamos entre los años 1549-1551 cuando se nos habla de ella por primera vez de la que se dice que no hay alcaldes ni mayordomos de concejo (siempre aparece en las visitas a Cordobilla de Lácara). Su iglesia principal es la de Santa Ana, edificación pequeña, toda ella cubierta de caña, sobre madrea de pino. Poseía un cáliz de plata y era mayordomo en el año 1550 Antón Fernández, sobre el que desatacaron precisamente los mandamientos este mismo año al tener que realizar una serie de obras sobre el tejado de la iglesia, especialmente sobre su capilla principal mandándose cubrir de madera de pino y ser sustituida la caña. Son más amplias las noticias en torno a este lugar como por ejemplo, la cantidad con la que contribuía a la Mesa Maestral o las referencias a inicios del siglo XVII de que este lugar al no poseer más de seis o siete vecinos, fuera incluido definitivamente en las visita a Cordobilla. BIBLIOGRAFÍA. -

Iglesias Aunión, Pablo: Historia de la Comarca de Lácara. Del Medioevo a la Modernidad. Edita: Adecóm-Lácara. Diputación Provincial de Badajoz. Badajoz, 2000. Tríptico Informativo sobre la Parroquia de San Pedro Apóstol. Archivo Histórico Parroquial. Edita: Parroquia de San Pedro Apóstol. Montijo, 1999.


La ermita de Santa en Montijo y Comarca  

Culto a la imagen de santa Ana en la Comarca

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you