Page 1

UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO ESCUELA NACIONAL PREPARATORIANA PLANTEL #5 “JOSE VASCONCELOS”

UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

Ledesma Rodríguez Ximena Ramírez Rosales Zyanya Torres Cruz Miranda 425 B


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

CONTRAPORTADA

http://www.sanildefonso.org.mx/expos/preparatoria/

https://www.eluniversal.com.mx/mochilazo-en-el-tiempo/antes-hacienda-hoy-es-la-prepa-5-dela-unam http://prepa5.sems.udg.mx/portal/historia

Agradecemos a nuestra orientadora educativa, María Luisa Estrada Méndez por habernos impulsado a profundizar nuestro conocimiento en los entornos de la universidad Nacional Autónoma de México. Haciendo de este trabajo algo fácil y enriquecedor a nuestros conocimientos.

2


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

ORIGEN DE LA ESCUELA NACIONAL PREPARATORIA La Escuela Nacional Preparatoria (ENP) ha sido el proyecto educativo de bachillerato más importante en México, desde su creación y hasta el día de hoy. Su fundación fue un elemento fundamental de la Ley Orgánica de la Instrucción Pública del Distrito Federal, expedida por el presidente Benito Juárez el 2 de diciembre de 1867, quien nombró como primer director al doctor Gabino Barreda. El primer ciclo escolar de la preparatoria inició el 3 de febrero de 1868, con una matrícula de 900 alumnos; doscientos de los cuales eran internos en las instalaciones del Ant i g u o Colegio de San Ildefonso, que se ocupó como escuela hasta 1982. Con el paso del tiempo, la Escuela Nacional Preparatoria salió del Barrio Universitario y, paulatinamente, se abrieron nuevas sedes en diversas zonas de la Ciudad de México. El Plan de Estudios de la Escuela Nacional Preparatoria se diseñó bajó la premisa de la educación como una condición necesaria para lograr el orden y la estabilidad en México, sobre todo por el panorama tan crítico que se vivió desde el estallido de la guerra de Independen-

cia. Su pretensión era la formación integral de los estudiantes y no solamente educar profesionales. Desde sus orígenes, la enseñanza en la preparatoria se concibió en su carácter teórico práctico; en las clases cotidianas se incluyeron prácticas en los laboratorios, talleres y visitas. Más aún, el plan de estudios otorgó un cuerpo común de verdades científicas y se estableció como modelo nacional para las escuelas particulares. Después de la derrota del Segundo Imperio, el gobierno mexicano fue reinstalado en la capital del p a í s y comenzaron a enunciarse leyes p a r a e m prender la m a r c h a de la nueva República. La educación se colocó como una prioridad para la prosperidad de los mexicanos, a través de la escuela pública. En ese contexto, el gobierno de Juárez emitió, el 2 de diciembre de 1867, la Ley Orgánica de Instrucción Pública en el Distrito Federal. Esta ley reformó el sistema educativo en los niveles elemental, secundario, medio y superior, quedando bajo la inspección directa del gobierno

3


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA federal. Se estableció a la enseñanza primaria como obligatoria y gratuita, e incluso, se instituyó una escuela para sordomudos. Asimismo, dicha reforma estableció la instrucción secundaria y la estructuración de la Escuela Preparatoria. La Escuela Nacional Preparatoria, el proyecto educativo más ambicioso del siglo XIX, se alojó en el inmueble del Colegio de San Ildefonso. San Ildefonso abrió s u s puert a s oficialmente como sede de la E s cuela Nacional Preparatoria, el 3 de febrero de 1868. Los espacios, que antes fueran para el alojamiento de los jesuitas, se adaptaron gradualmente en aulas, laboratorios y gabinetes. Se instalaron también un jardín botánico y un invernadero, así como un pequeño zoológico. La biblioteca se ubicó en la capilla y se construyó un observatorio. En la década siguiente, Gabino Barreda autorizó la realización de la obra El triunfo de la ciencia y el trabajo sobre la envidia y la ignorancia que años más tarde se demolió para instalar el vitral La Bienvenida El final de la Revolución de 1910, significó un cambio en el pensamiento alentado por José Vasconcelos, entonces Secretario de Educación Pública. A partir de 1922, bajo la idea vasconcelista, la institución acogió a un amplio grupo de pintores para plasmar en sus muros la historia del país. La demanda de estudiantes obligó a optimizar el uso del inmueble. Se organizaron un segundo y tercer turno (nocturno), que significó un importante logro impulsado por estudiantes que

trabajaban. En la segunda mitad del siglo XX, se edificaron nuevos espacios diseñados y equipados para atender las necesidades de la preparatoria marcando así la salida de la preparatoria del Centro Histórico, siendo la generación 1978-1980 la última en ocupar las instalaciones de San Ildefonso. Para la celebración en su primer centenario y como homenaje a sus maestros distinguidos, los nueve planteles llevan sus nombres: Plantel 1 Gabino Barreda; Plantel 2 Erasmo Castellanos; Plantel 3 Justo Sierra; Plantel 4 Vidal Castañeda y Nájera; Plantel 5 José Vasconcelos; Plantel 6 Antonio Caso; Plantel 7 Ezequiel A. Chávez; Plantel 8 Miguel E. Schulz; y Plantel 9 Pedro de Alba.

4


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

HISTORIA DEL PLANTEL #5 “JOSÉ VASCONCELOS” La escuela Nacional Preparatoria número 5 ocupa parte del terreno que alguna vez fue una sección de la Hacienda de San José de Coapa al sur de la capital. Fue en 1954 cuando toco el turno a la Escuela Nacional Preparatoria de buscar nuevas sedes para sus planteles, ya que tanto el incremento en su plantilla estudiantil como el evidente interés por ingresar en un futuro, hacía insuficientes a los cuatro planteles ya existentes. Siguiendo el ejemplo de Ciudad Universitaria se tuvo la idea de abrir un nuevo plantel concebido como una Ciudad Preparatoriana, lejos del centro y con una gran extensión donde pudiera tener auditorios, bibliotecas, e instalaciones deportivas permitiendo así el incremento de la matrícula. Las búsquedas del terreno se concentraron en la periferia de la ciudad, por los alrededores de la colonia Portales y la calzada de Tlalpan, ya que era un punto estratégico en donde se podían conectar con la población de Xochimilco, San Ángel, Coyoacán y Tlalpan, desafortunadamente la búsqueda no fue exitosa.

A principios de 1955 se encontró un terreno de casi 10 hectáreas, que tres décadas atrás había formado parte de la hacienda de San José de Coapa, una histórica hacienda fundada en 1534 como parte de las encomiendas repartidas por Hernán Cortes, propiedad que tuvo gran relevancia en los movimientos armados de la historia de México como en la intervención estadounidense, teniendo entre sus propietarios a muchos personajes en diferentes épocas, quizá el más importante llego a ser Benito Juárez quien tiempo después la heredo a su hija Felicitas Juárez. Después de la revolución mexicana, la hacienda se desintegro y los terrenos fueron puestos a la venta por hectáreas. A pesar que el terreno tenía buena comunicación viajando por la calzada de Tlalpan, llegar a ellos por calzada del Hueso era muy pesado ya que tenían que cruzar 800 metros de campo de alfalfa. El nuevo plantel construyó su identidad basándose en su lejanía; sus alrededores no fueron edificios si no campos de maíz, canales de riego, vacas, establos, y un enorme casco de la antigua hacienda.

5


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA Se dice que el ambiente campirano entusiasmó rápidamente a alumnos y maestros, pues tan sólo trasladarse a ella significaba una aventura. Lo que alguna vez fue un foro cinematográfico se convirtió en un gimnasio, un tapanco en salón de danza y taller de teatro, y los campos donde se plantaba alfalfa en canchas. Fue en ese momento que se coreó por primera vez la tradicional porra de Prepa 5: “alfalfa vacas y caca, alfalfa vacas y caca… arriba, arriba ¡la facultad de Coapa! Así mismo, la preparatoria adoptó como su escudo de identidad un glifo prehispánico que aparece en diferentes códices antiguos, de un asentamiento que se ubicó en esta zona y que tuvo su esplendor en tiempos previos a la llegada de los españoles: “coapan” traducido como “lugar de culebras” En 1968, con motivo de los festejos del centenario de la Escuela Nacional Preparatoria, los nueve planteles recibieron nombres de ilustres universitarios, quedando asignado al Plantel No. 5 “José Vasconcelos” uno de los intelectuales y funcionarios públicos más importantes del siglo XX.

6


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

7


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

HIMNO DEL PLANTEL No. 5 “JOSE VASCONCELOS”

CANTO A LA PREPARATORIA Escuela Nacional Preparatoria te canta con amor la juventud, la patria se ennoblece con tu historia prodigio de saber y de virtud, y todo el continente de tu gloria cual nimbo de radial excelsitud. I Formidable como un rito y triunfal como un poema te escribió Barreda un lema que su nombre perpetuó, y al clamar con entusiasmo Amor, Orden y Progreso de la patria el dulce beso tu ideal santificó.

II En tus aulas Justo Sierra con lecciones inmortales dejó impresos tus anales de radiante brillantez, y también manó fulgores el gran indio mexicano Don Ignacio Altamirano de la raza honor y prez. III Al que aspire a la grandeza de la patria de Morelos al que tenga en sus anhelos de un Olimpo la visión nuestra escuela los conduce, a alcanzar tan noble palma y al nutrirse en cuerpo y alma de saber y de instrucción.

8


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

PORRA Y ESCUDOS DEL PLANTEL No. 5 “JOSÉ VASCONCELOS”

ALFALFA VACAS Y CACA, ALFALFA VACAS Y CACA… ARRIBA ARRIBA LA FACULTAD DE COAPA 9


UN ENCUENTRO CON MI ESCUELA. MI IDENTIDAD PREPARATORIANA

Reflexión El hecho de tener a nuestra disposición información de la Escuela Nacional Preparatoria y nuestro plantel “José Vasconcelos” nos hace valorar la educación que recibimos en la actualidad, pues ahora apreciamos las instalaciones que se nos han brindado y nos hacen pensar acerca de lo difícil que pudo haber sido el conseguir el lugar en donde se puedan establecer los actuales planteles. Gracias a lo que antes era la Hacienda de San José de Coapa, tenemos lo que actualmente es la Escuela Nacional Preparatoria, Plantel Número 5, “José Vasconcelos”, orgullosamente como parte de la comunidad de la preparatoria número 5, podemos decir que el esfuerzo de tantas personas a lo largo de la historia, ha dado frutos beneficiosos, pues hasta la fecha la ENP, ofrece una educación de calidad y eficiencia, para que quienes la saben aprovechar puedan tener un futuro de bien. Como estudiantes nos corresponde engrandecer el nombre de nuestro plantel con responsabilidad y compromiso; pertenecer a la ENP no es un orgullo que siente cualquiera y tenemos ese privilegio de pertenecer orgullosamente a la Universidad Nacional Autónoma de México. ¡Cómo no querer a esta maravillosa institución si mi corazón es azul y mi piel dorada!

10

Profile for mirat-10

Revista Electrónica  

Revista Electrónica  

Profile for mirat-10
Advertisement