Page 1

FARMACOLOGÍA II

ANTISÉPTICOS Y DESINFECTANTES

E. A. Vives, V. Posse, M. L. Oyarvide, G. Pérez Marc, D. Medvedovsky y R. Rothlin

2004

1


ANTISÉPTICOS Y DESINFECTANTES Definición y generalidades Los antisépticos son drogas de acción inespecífica y de uso estrictamente externo, capaces de destruir o inhibir el desarrollo de microorganismos que habitan o se encuentran transitoriamente presentes en la piel o mucosas. Para lograrlo deben reunir suficiente actividad antimicrobiana en el sitio de acción y una buena tolerancia local y general. Los desinfectantes son agentes antimicrobianos que se emplean estrictamente sobre objetos inanimados o medios inertes ya que son tóxicos celulares protoplasmáticos (con capacidad para destruir materia viva). Según el efecto obtenido; de menor o mayor profundidad; se decriben varios tipos diferentes:

Limpieza

Remoción de materia orgánica ajena al organismo.

Descontaminación

Generación de materia biosegura (por ej.: eliminación de HBV y HIV)

Desinfección

Eliminación de todos los microorganismos patógenos con excepción de los esporos bacterianos.

Esterilización

Eliminación completa de toda forma de vida microbiana (incluyendo esporas).

Tabla 1: diferentes efectos buscados con el uso de desinfectantes.

Dicha clasificación no siempre es muy clara, ya que con el término desinfección también se designa a la preparación de la piel normal antes de ciertas maniobras cruentas, verbigracia: antes del acto quirúrgico. Por otra parte, muchas drogas son a la vez antisépticas y desinfectantes según la dosis que se utilice. Los antisépticos y desinfectantes se diferencian de los quimioterápicos en: · La toxicidad sobre los tejidos del huésped (mucho mayor en el caso de los antisépticos y desinfectantes). · La especificidad de acción: mientras los quimioterápicos son de acción específica, los desinfectantes y antisépticos son de acción inespecífica, al producir alteraciones en la permeabilidad de la membrana plásmática (efecto más 2


frecuente), en las proteínas estructurales y en las enzimas (incluyendo aquellas que intervienen en la respiración celular). DESINFECTANTES / QUIMIOTERÁPICOS ANTISÉPTICOS Toxicidad selectiva para microorganismos Acción

Escasa

Alta

Inespecífica Antisépticos Desinfectantes

Específica

Utilización in vivo Utilización in vitro Tabla 2: diferencias entre antisépticos/desinfectantes y quimioterápicos.

Los fármacos que se agregan a los preparados farmacéuticos para evitar la contaminacion con microorganismos se denominan preservativos o conservadores. Los más empleados son los pardosenos (metilparabeno, nipagrin, propilparabeno) y el timerosal. Estos no deben usarse por vía peridural o intradural (raquídea).

Farmacodinamia Actividad antimicrobiana Los antisépticos pueden ser microbiostáticos o microbicidas, mientras que los desinfectantes deben ser microbicidas. Los antisépticos y desinfectantes se consideran de alta, mediana o baja actividad según la variedad de microorganismos que pueden afectar. Sólo son realmente importantes los antisépticos de alta actividad (afectan virus, hongos y bacterias de todo tipo incluyendo la forma esporulada). Según el espectro antimicrobiano de antisépticos y desinfectantes. se consideran: · De alto nivel: cuando elimina los cuatro tipos de microorganismos: bacterias, hongos, virus e incluso esporas. · De nivel intermedio: cuando no se afectan las formas esporuladas de algunos hongos o virus. · De bajo nivel: cuando solamente afectan a las formas vegetativas de las bacterias (no ácido-alcohol resistentes) y a algunos hongos y virus.

MÉTODO FÍSICO

Pasteurización

- Glutaraldehído - Formaldehído - Peroxígenos - Clorógenos TRATAMIENTO Utilización de desinfectantes de - Alcoholes CON AGENTES - Iodóforos nivel intermedio - Fenoles QUÍMICOS - Amonios cuaternarios Utilización de desinfectantes de - Compuestos anfóteros - Compuestos mercuriales bajo nivel - Sales de Plata Tabla 3: principales métodos de desinfección y antisepsia.

Utilización de desinfectantes de alto nivel

3


Cinética de lisis de los microorganismos

Bacterias viables (bact/ml)

El único criterio válido de muerte bacteriana es su pérdida irreversible de la capacidad de reproducción. Cuando una población bacteriana se expone a un agente letal o se somete a un procedimiento físico de esterilización se produce; a medida que transcurre el tiempo; una progresiva reducción del número de bacterias sobrevivientes. Es decir, el número de microorganismos viables disminuye en forma exponencial (siguiendo la cinética de orden 1, figura 1). Por este motivo, debe esperarse un tiempo adecuado entre la aplicación del antiséptico y la intervención quirúrgica (por ejemplo: inyección, incisión, etc.). En las intervenciones mayores se suele preparar el campo operatorio luego de aplicar el antiséptico. Mientras se prepara el campo transcurre tiempo suficiente como para que el antiséptico ejerza su acción. En cambio, en las intervenciones menores (por ejemplo: inyecciones, colocación de cateteres por punción,etc.), muchas veces no se deja pasar un tiempo suficiente como para que actúe el antiséptico, con el consiguiente riesgo de infección.

Tiempo (min) Figura 1: cinética de lisis de microorganismos (de orden 1).

Factores que influyen sobre los procedimientos de desinfección Carga microbiana Los antisépticos y desinfectantes son tanto más efectivos cuanto menor es la cantidad de microorganismos. Por este motivo es imprescindible lavar bien la piel (lo ideal es con un jabón antiséptico) antes de pasar la solución antiséptica; si se coloca en cambio sobre piel sucia se pierde gran parte de su efectividad. Materia orgánica

4


La presencia de restos proteicos y celulares, pus, etc, disminuyen la efectividad de la mayoría de los antisépticos y desinfectantes: como son drogas de acción inespecífica reaccionan con cualquier elemento proteico y por lo tanto disminuyen la concentración de droga libre. Por este motivo, es conveniente eliminar el pus y todo resto orgánico que se encuentre en la superficie sobre la cual se aplicará el antiséptico. Resistencia A pesar de ser los antisépticos y desinfectantes drogas de acción inespecífica, se han documentado mecanismos de resistencia a ellos (por ejemplo resistencia a la agresión oxidativa). Por otra parte, ningún antiséptico es activo sobre el 100% de los microorganismos existentes: las soluciones antisépticas suelen contaminarse si no están adecuadamente conservadas. Una pésima practica es conservar el antiséptico en envases abiertos en las sala de cirugía o en los conos de curación, pues no es raro que los antisépticos se colonicen entonces con bacterias resistentes (por ejemplo: se ha cultivado Pseudomona aeruginosa en Iodopovidona conservada en envases abiertos). Sustantividad Se denomina sustantividad a la propiedad de un antiséptico de permanecer activo en el sitio de aplicación. Se puede medir de dos maneras : · Tiempo necesario para que la actividad del antiséptico disminuya hasta un porcentaje dado (por ejemplo: tiempo en que la actividad del antiséptico disminuye a la mitad ). · Porcentaje de la actividad antiséptica (respecto de la inicial) que se conserva luego de un tiempo dado (por ejemplo: 24 horas). Para la aplicación de inyecciones, canalizaciones venosas y otras intervenciones muy cortas, la sustantividad carece de importancia práctica; en cambio para las intervenciones más prolongadas y para la antisepsia de la piel pericatéter, constituye una propiedad de fundamental importancia. Cuando se deja un catéter colocado en una vena es necesario volver a aplicar el antiséptico sobre la piel con una cierta periodicidad dependiendo de la sustantividad del fármaco. A menudo no se efectúa esta antisepsia con la frecuencia necesaria, por lo que no es de extrañar que la piel sea la vía de entrada más común de las bacterias que colonizan los catéteres intravenosos.

Clasificación A los antisépticos se los suele clasificar tomando en cuenta simultáneamente su estructura química y su mecanismo de acción.

5


CLASIFICACIÓN

INORGÁNICOS

HALOGENADOS

GASES

METALES PESADOS

MECANISMO DE ACCIÓN

·

Yoduros

Oxidación de componentes bacterianos y precipitación de proteinas.

·

Cloruros

IDEM Yoduros.

·

Hipoclorito de sodio (agua lavandina)

·

Óxido de Etileno

Compuestos de Mercurio: · Inorgánicos: Cloruro de Mercurio Óxido amarillo · Orgánicos: Timerosal (Merthiolate®)

Desnaturalización proteica. Inhibición irreversible de enzimas celulares.

Reacción con los grupos SH de las proteínas microbianas, inhibiendo la actividad de los sistemas enzimáticos.

ORGÁNICOS

Compuestos de Plata: · Nitrato de Plata OXIDANTES

· ·

Peróxido de hidrógeno Producción de oxígeno molecular por la acción de catalasas Permanganato de tisulares. potasio

ALCOHOLES

·

Etanol

FENOLES

· ·

Fenol Cresoles

BIGUANIDAS

·

Clorhexidina

·

Aniónicos: Jabones

·

Catiónicos

·

Anfóteros

·

Enzimáticos

·

Glutaraldehído

·

Formaldehído

DETERGENTES

ALDEHÍDOS

Desnaturalización proteica. Precipitación de proteínas bacterianas.

Alteración de la integridad de la membrana, y facilitación del arrastre mecánico del material contaminado. Alquilación de proteínas a ph alcalino. Desnaturalización proteica a ph alcalino.

Tabla 4: antisépticos y desinfectantes.

Ácidos yodados Son los germicidas más activos in vivo. Su amplio espectro abarca bacterias de todos los grupos, hongos, virus e incluso esporas. Su efecto se debe a la yodación de proteínas vitales para los microorganismos (altera su estructura proteica y los ácidos nucleicos). Su acción está limitada por la inactivación por sangre y otros materiales biológicos. Generalmente han sido utilizados tanto para desinfectar piel intacta como para decontaminar heridas pequeñas. La forma más utilizada es en soluciones yodadas 6


(principalmente iodo-ioduro de potasio en alcohol); que si bien son altamente efectivas; presentan los siguientes inconvenientes: · Reacciones de hipersensibilidad . · Irritación del área tratada por el componente de alcohol. · Quemaduras en caso de que la solución tenga iodo concentrado a más del 2%. · Eosinofilia (rara). Iodóforos Un iodóforo es un agente solubilizante o portador del yodo con el que se combina en forma reversible. El complejo resultante provee un reservorio de liberación sostenida de iodo libre en solución acuosa (libera iodo lentamente). Son de mayor sustantividad que las soluciones iodo-ioduradas. Los más empleados son: · Iodopovidona (polivinilpirrolidona iodada): es la droga de elección para la antisepsis quirúrgica incluyendo inyecciones y cateterizaciones. Debe emplearse en soluciones al 10% para asegurar una concentración en iodo libre igual o superior al 1%. En soluciones jabonosas o como jabón sólido es útil para limpieza de manos y para limpieza prequirúrgica de la piel. · Iodoformo: químicamente es el equivalente iodado del cloroformo; muy utilizado en odontología . · Cadexómero iodado: iodo incorporado a un polisacárido reticular. Las principales indicaciones de los ácidos yodados son: 1. Antisepsia de piel: previa a inyección intramuscular o subcutánea, venopunturas, intervenciones quirúrgicas, punciones biopsias, piel pericatéter, etc.. 2. Antisepsia de la mucosa bucal previa intervención odontológica. 3. Curación oclusiva de heridas y úlceras. 4. Desinfección del tapón de los frascos-ampolla. Debe esperarse un mínimo de 30 minutos en mucosas o 2 horas en piel, entre la aplicación del antiséptico iodado y la iniciación de la práctica quirúrgica (incisión, inyección, etc.). No son recomendables como desinfectantes, excepto en el caso del tapón de los frascos-ampolla. Hipoclorito de sodio Es uno de los desinfectantes más antiguos. Se lo conoce popularmente como agua lavandina. El principio activo es el ácido hipocloroso no disociado; el cuál es bactericida para bacterias Gram(+) y Gram(-), fungistático (especialmente para Cándida albicans) y viricida (incluyendo al virus de la HBV y HIV-1). Se lo clasifica como un desinfectante de nivel intermedio. La mínima disociación se obtiene entre pH 6 y 8. La materia orgánica (pero no las aguas duras) reducen su efectividad, pues se cree que su acción se basa en la desnaturalizacion proteica. Es corrosivo para metales. Su efecto es rápido, requiriéndose solamente unos pocos minutos de exposición, con excepción de su utilización en la desinfección de agua destinada al consumo humano, en la que se recomienda una exposición relativamente prolongada debido a que se utiliza en bajas concentraciones. Es inestable y su actividad disminuye por efecto de la luz y la temperatura. 7


Una grave falencia de las regulaciones orgánicas, es permitir la venta de hipoclorito de sodio sin fecha de vencimiento y/o en envases transparentes. Debe recomendarse a los pacientes: · Utilizar solamente agua lavandina comercializada en envases opacos y con fecha de elaboración. · Controlar la fecha de elaboración en el envase original y taparlo inmediatamente cada vez que se lo utiliza . · Conservar en sitio fresco. Se lo utiliza generalmente como desinfectante. En endodoncia, se lo emplea para el lavado de los conductos. Sus concentraciones se expresan como cantidad de cloro por litro de solución . Alcohol etílico Es el antiséptico más antiguo de todos, el más popular y económico. Actúa por desnaturalización de proteínas y debe emplearse en solución acuosa al 70% v/v, pues: · Concentraciones mayores deshidratan a los microorganismos conservándolos en lugar de destruirlos. · Concentraciones menores son menos eficaces. Es bactericida y moderadamente fungicida. Es poco o nada eficaz contra esporos, microbacterias y varios tipos de virus. Su efectividad es rápida pero de corta duración porque tiende a evaporarse. Su eficacia para el tratamiento de heridas superficiales es limitada. Para el lavado de manos tiene una eficacia similar a la de los jabones. Puede potenciar la acción de otros antisépticos para los que se utiliza como solvente. Su volatilidad le otorga escasa sustantividad y se hace difícil obtener un tiempo de contacto adecuado. El etanol ha sido usado para desinfectar termómetros y pequeñas superficies tales como la superficie externa de tapones de goma y de los frascos-ampolla que contienen múltiples dosis de medicamentos. También se utiliza para desinfectar superficies externas de estetoscopios y equipos para la asistencia respiratoria o áreas de preparación de medicamentos. La desventaja de los alcoholes como desinfectantes de equipos es que su uso prolongado daña los materiales de montaje de las lentes, disuelve las gomas y ciertas tubuladuras plásticas. Además son inflamables, por lo que deben ser conservados en áreas frescas y ventiladas. Deben dejarse transcurrir 30 minutos (en mucosas) o 2 a 5 minutos (en piel), entre la aplicación de alcohol y el comienzo del procedimiento quirúrgico (incisión, inyección, etc.). Generalmente se lo comercializa al 96% v/v debiendo ser diluido si se desea un efecto antiséptico eficaz. Efectos adversos El etanol puede causar xerodermia, heridas o úlceras. Debe controlarse la posible absorción abdominal transcutánea en niños, en quienes se ha observado intoxicación por administración sobre superficies extensas o por aplicación de compresas con etanol (remedio popular para dolores abdominales).

8


Timerosal Es el más utilizado de los antisépticos mercuriales. Su actividad es del tipo bacteriostárica, más marcada sobre bacterias Gram(+), con nula o escasa actividad sobre otros microorganismos. Su efecto se debe a una inhibición enzimática con grupos sulfhidrilos y es una droga de baja actividad. Su eficacia aún no ha demostrado ser superior a la del solvente hidroalcohólico en que se encuentra diluído. Es muy utilizado como conservador de soluciones tópicas (por ejemplo: colirios). Debe ser conservado al abrigo de la luz y el tiempo que debe dejarse transcurrir después de su aplicación es de 30 minutos en mucosas o 5 minutos en piel. Efectos adversos Puede ocasionar irritación y dermatitis de contacto y forma compuestos cáusticos con el iodo, por lo que nunca deben asociarse. Detergentes Un detergente es una sustancia que disminuye la tensión superficial permitiendo la emulsión de sus lípidos solubilizándolos en agua, lo que facilita su remoción. · Los detergentes aniónicos se denominan jabones y se utilizan fundamentalmente para limpieza de la piel y superficies de los ámbitos en que se desarrolla la atención clínica o quirúrgica de pacientes. · Los detergentes catiónicos son un grupo numeroso de fármacos de actividad variable, cuyo uso mas importante es en la limpieza de la piel antes de la aplicación de otros antisépticos. Actúan alterando la permeabilidad de la membrana plásmaticas y son activos contra bacterias vegetativas, hongos, pero no contra micobacterias, esporos ni virus. No está establecido cual es el tiempo de exposición a los detergentes catiónicos cuando se los aplica como antisépticos en mucosa. En piel se requieren 7 minutos al utilizarlo como antiséptico, y como desinfectante en intervenciones quirúrgicas, 3 horas. No son efectivos como desinfectantes de equipos. · Los detergentes anfóteros poseen actividad contra bacterias, hongos y virus. No se inactivan frente a la suciedad, grasas ni proteínas. Se los utiliza para limpieza o desinfección. Un ejemplo es el conocido con el nombre comercial de Tego 51Ò (carece de nombre genérico) · Los detergentes enzimáticos son limpiadores a base de enzimas, proteasas, etc.; que disuelven sangre, mucosidades, etc.. Son bacteriostáticos y son 100% biodegradables. Clorhexidina Es un antiséptico antimicrobiano activo contra bacterias Gram(+) y Gram(-), bacterias aerobias, y anaerobias facultativas. Se lo utiliza como alternativa en pacientes en quienes el iodo está contraindicado y es de aplicación tópica como desinfectante. El área a desinfectar debe ser lavada durante por lo menos 2 o 3 minutos y más tarde secada con una toalla estéril. Luego debe repetirse el proceso por otros 2 o 3 minutos. Si se utiliza en mucosa oral deben hacerse buches durante 30 segundos, después del lavado dental. 9


La clorhexidina es pobremente absorbida a través de la piel intacta, no se acumula en el organismo y es mínimamente metabolizada. Efectos adversos El efecto adverso principal es la irritación de la piel y; a nivel bucal; la pigmentación dentaria. Este último es un problema estético solamente y puede ser solucionado con un lavado dental profesional. También se han reportado alteraciones en el gusto y sordera en aquellos casos en que fue utilizado a nivel del oído medio, por afectación del tímpano. Glutaraldehído Es un desinfectante de alto nivel, esterilizante y esporicida. Su actividad depende del pH: las soluciones alcalinas son más efectivas que las ácidas. No se inactivan por la presencia de materia orgánica. Sus efectos se producirían debido a la reacción con los grupos amino de las proteínas. Los compuestos a base de Glutaraldehído son de uso común como desinfectantes de alto nivel para equipos médicos tales como endoscopios, respiradores, citoscopios, hemostatos y equipos de anestesia y hemodiálisis, por no ser corrosivos ni dañar instrumentos ópticos; pero es muy irritante para piel y mucosas. Esto condiciona la utilización de antiparras, barbijo, guantes y delantales para la protección del personal. Debe emplearse solamente en locales bien ventilados. Para obtener esterilización se debe mantener sumergido el material durante 20 a 30 minutos cuidando que la solución de glutaraldehído penetre por todo el sistema (poros, canales, etc.). Luego debe enjuagarse con agua estéril. Los preparados comerciales traen un activador para alcanzar un ph alcalino. La solución debe mantenerse tapada para evitar la propagación de vapores irritantes y permanece activa durante 14 a 28 días, siendo conveniente controlar la activación con monitoreos especiales. Formaldehído Se usa tanto en fase gaseosa como en fase líquida. La solución acuosa (formol o formalina) contiene del 34 al 38% de principio activo. El formaldehído es bactericida, tuberculicida y esporicida, pero de acción más lenta que el Glutaraldehído. Se combina rápidamente con las proteínas y por lo tanto es menos efectivo en presencia de materia orgánica. Su uso como esterilizante y desinfectante está limitado por ser potencialmente carcinogénico. Óxido de etileno Es un gas soluble en agua con acción esporicida. Su actividad es por alquilación de ácidos nucleicos. Para utilizar este gas como estirilizante se debe contar con autoclaves y utilizar una temperatura de 58ºC durante 4 horas. Es un gas muy difusible y penetra papeles, celofán, cartón, fibras textiles y algunos plásticos; excepto el polietileno al que penetra muy poco. No atraviesa materiales cristalinos. Un factor que influye en la actividad del óxido de etileno es la humedad: se recomienda el uso de una humedad relativa del 30 al 40%. 10


El Oxido de Etileno es muy inflamable, por lo que se lo utiliza diluido en CO2 u otro gas inerte. Otra dificultad que plantea su uso es la eliminación de residuos del gas que pudieran quedar retenidos en los elementos esterilizados. Estos residuos son altamente irritantes al contacto con la piel y se ha demostrado que es un carcinógeno potencial. Es de suma importancia realizar una correcta evaluación y estandarización de las condiciones a emplear, como por ejemplo: las autoclaves son especiales y dedicadas exclusivamente a este fin. Una esterilización “casera” en cajas metálicas en la que se rompe una ampolla de vidrio que contiene gas, es una mala práctica porque no permite controlar la concentración del gas ni las condiciones de temperatura o humedad y además expone a quien la efectúa a pérdidas de gas que pueden causar lesiones de córnea, dermatitis o efectos cancerígenos. Se esteriliza con Oxido de Etileno el material termosensible que no soporta las temperaturas del autoclave convencional (vapor de agua) o de esterilización en seco, pero que puede soportar una temperatura de unos 50ºC. Luego de esterilizar el material; éste debe permanecer “en cuarentena” durante un tiempo para asegurar la total eliminación del gas. La esterilización con Oxido de etileno no es útil cuando el material debe ser utilizado con relativa urgencia pues no se puede acortar el tiempo de cuarentena. Es criminal utilizar óxido de etileno para la reestirilización de material descartable. Peroxígenos Los más importantes son el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y el ácido peracético. La actividad del Peróxido de hidrógeno depende de la concentración: al 6% se comporta como esporicida y al 3% es bactericida pero sólo ligeramente esporicida. Otro factor que influye en su actividad es su baja estabilidad, ya que se descompone en presencia de metales, sales metálicas, calor y agitación; es relativamente estable en presencia de exceso de ácidos. El agua oxigenada disponible comercialmente (peróxido de hidrógeno al 3%) es un desinfectante estable y efectivo. Las concentraciones del 3 al 6% se utilizan como desinfectantes para lentes de contacto blandas. En el comercio el Acido Paracético se vende al 40%. Se considera más potente como esporicida con respecto al peróxido de hidrógeno. El Peróxido de hidrógeno es útil para la limpieza de cierto tipo de úlceras o heridas y para el tratamiento de la gingivitis úlcero necrotizante no complicada. Efectos adversos Irritación de la piel o mucosas e hipertrofia de las papilas linguales en caso de uso prolongado como enjuague bucal. También se ha propuesto la producción de émbolos de oxígeno en el tratamiento perioperatorio. Otros antisépticos El Nitrato de plata, el Permanganato de potasio, los Fenoles y Cresoles y los antisépticos mercuriales (distintos al Timerosal) son drogas de medio o bajo nivel, de muy escaso uso o que se utilizan solamente para ciertas indicaciones especiales.

11


Antisepticos y desinfectantes  

Farmacologia

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you