Issuu on Google+

MIRAEDUCA 2010 Ponentes:

− − − −

Evelyn Aliaga Carmen Malca Verónica Rivas Adriana Russac

Especialista del Nivel Inicial: VICTORIA AVALOS PURIZACA

Municipalidad de Miraflores GERENCIA DE EDUCACIÓN SUB-GERENCIA DE GESTIÓN PEDAGÓGICA E INSTITUCIONAL

DESARROLLO DE LA DIMENSIÓN PERSONAL ] Curso taller de actualización docente 04, 05 y 06 de agosto de 2010

1


ESTRATEGIAS PARA EL DESARROLLO DE LA DIMENSIÓN PERSONAL DOCENTE DIMENSIÓN PERSONAL DEL DOCENTE La persona pasa de un nivel de conducta a otro. Hay tres dimensiones (niveles) principales de conducta, dentro de los que una persona encuentra su expresión: en el mejoramiento de sus relaciones sociales, el enriquecimiento de los valores y de la personalidad, así como también de su vida moral. La primera dimensión es la biosocial. Una persona se prepara a sí misma para vivir en la sociedad, aprendiendo a obedecer reglas coercitivas y regulaciones que surgen de la constante amenaza y presión del ambiente exterior y de la naturaleza inadecuada. La segunda dimensión es de la integración psíquica con la sociedad. Para su desarrollo y plenitud interiores, la persona debe vivir en armonía e intimidad con sus semejantes. La tercera dimensión es espiritual. Donde una persona pueda adquirir una competencia y un aplomo interior mediante una armonización con el orden cósmico y con Dios (felicidad espiritual). Las Competencias Personales del Docente •

Establece prioridades en la adquisición de los valores que moldean su conducta y hace posible la convivencia con sus semejantes.

Actúa con responsabilidad en la toma de decisiones y lo hace en forma consistente.

Aprecia que sus valores morales le sirven para desarrollar su propia seguridad, autoconcepto y autoestima.

Demuestra que los valores morales de sinceridad, comprensión, comunicación, colaboración y responsabilidad optimizan su tarea educativa.

Propone normas adecuadas para transformar positivamente la conducta de sus entornos: escolar, familiar y comunal.

EL DOCENTE: LÍDER DEL PROCESO DE CAMBIOS Los valores están relacionados con nuestra propia existencia, afectan nuestra conducta, configuran y modelan nuestras ideas y condicionan nuestros sentimientos. Generan una situación mutable y dinámica, que nos ofrece diversas alternativas. Su incidencia positiva depende en gran medida del grado de interiorización y socialización que hayamos alcanzado, por consiguiente: de las ideas y actitudes que modelan nuestra conducta. La asertividad guarda relación con la autoestima, el autoconcepto, y la autoconfianza

LA CONDUCTA ASERTIVA DEL DOCENTE 2


De acuerdo a los diversos estudios y tratados de psicología y opinión de eminentes científicos, entre ellos el mexicano Gerardo Metz, existen diferentes áreas dentro de las conductas asertivas: áreas efectivas, áreas de desarrollo y áreas de oportunidad; que se encuentran inmersas dentro de la personalidad de cada uno de nosotros. De allí que sea importante partir de la autoevaluación de nuestros comportamientos para reconocerlas y propender a su mejoramiento o perfeccionamiento. ÁREAS EFECTIVAS Esta actividad implica autocrítica (algunos de nosotros no estamos muy acostumbrados a autocriticarnos), lo que ya de por sí habla de gran asertividad. La megalomanía o la llamada hipertrofia de la autoestima es un mal enraizado en casi todos los maestros; sobre todo, en aquellos que han trascendido en algún aspecto de su campo académico. Esta megalomanía es una forma exagerada de autoestima y de autoconfianza, por lo tanto, hay que saber modularla. Son: sobrados o creídos. En este sentido una de las principales áreas efectivas de nuestra propia asertividad debe ser siempre el control de esta megalomanía y megaconfianza, forma de una real expresión de moderación con respecto a sí mismo. La transmisión de la confianza y la seguridad personal, sin caer en la megalomanía hacia los demás, particularmente a nuestros niños, siempre debe ser una de las características principales para mejorar la calidad de la educación. El proporcionar estrategias para el aprendizaje de nuestros niños es otra forma de asertividad. Esto implica la indagación de aspectos que están más allá de la demostración simple de la adquisición de conocimientos nuevos, por tanto; requiere determinar las características subjetivas y/o cualitativas de los niños, como: su propia capacidad de expresión de juicios, de sentimientos y de valores: honestidad, disciplina y el gusto por construir el aprendizaje nuevo. En el ámbito académico y personal, a claridad del lenguaje, la libertad de ser lo que uno quiere, la capacidad de concertación en situaciones de conflicto, la exigencia de respeto como principal requisito en las relaciones interpersonales y el derecho a decidir sobre nosotros mismos deben ser las principales características asertivas durante toda nuestra vida. ÁREAS DE DESARROLLO Dentro de las áreas de desarrollo asertivo de nuestra personalidad se pueden distinguir: las académicas, las profesionales y las personales. 1. Académicas. Una conducta racional y comprensiva, sin adelantar juicios; con bases en informaciones documentadas sobre las reales necesidades y propósitos de la educación puesta en marcha a nivel del país y mundial, propicia en nuestro entorno una sana y esclarecedora polémica, evitándose el agravamiento de la discordancia. 2. Personal. Los principales factores de éxito en cualquier empresa y sobre todo en la educación, son: la capacidad de trabajo en equipo y las buenas relaciones interpersonales. Son dos áreas cuyo desarrollo debemos procurar continuamente. Es importante el trabajo en equipo por ser más productivo, eficaz y eficiente que el personal. 3


Nos cuesta todavía, trabajar de esa forma; pues sucede que la mayoría de personas manifiesta sentirse mas a gusto trabajando de manera personal. Sin embargo, lo ideal es conceder un tiempo al trabajo en equipo, que nos permitirá: trascender, desarrollarnos socialmente y de forma integral. ÁREAS DE OPORTUNIDAD Si los maestros influenciamos a nuestros discípulos, tanto en los aspectos psicológicos como en los cognitivos: es nuestro deber prepararlos para entregar a la sociedad profesionales altamente asertivos, particularmente en todos los aspectos positivos encaminados hacia el logro de éxitos personales y sociales. Como ya mencionamos, privilegiar el trabajo en equipo y mejorar constantemente las relaciones interpersonales son los principales factores para el éxito, tanto personal como de lo que implica la actividad educativa. Los tropiezos que todos hemos tenido en nuestro quehacer profesional pueden transformarse en experiencia útiles para el futuro, dejando de ser recuerdos amargos. Es otra área de oportunidad en el proceso asertivo.

DIFICULTADES Y LIMITACIONES EN EL DESARROLLO DE LA DIMENSIÓN PERSONAL DEL DOCENTE El “Stress” producto de la frustración se convierte en agresividad…

LA AGRESIVIDAD En ocasiones inconscientemente influidos por nuestros propios problemas socioeconómicos somos sarcásticos o irónicos sin darnos cuenta, hasta que alguien nos lo hace notar. Esto sucede a menudo cuando una persona o compañero de trabajo hace alguna observación en la que estamos en desacuerdo racional. Entonces magnificamos la perspectiva diferencial a nuestro favor con tendencia a ridiculizar a nuestro ocasional interlocutor. La agresividad refleja miedo inconsciente, miedo a perder. En una actividad académica o profesional lo que se pierde: es prestigio, posición y credibilidad. Rara vez se pierde algo tangible. Entonces la estrategia es perder ese miedo incrementando la seguridad en nosotros mismos. PÉRDIDA DE LIDERAZGO El docente tiene la necesidad de tener el control de sus estudiantes. Esto va en relación con la obligación tácita de mantener el liderazgo por convencimiento en el aula. Sin embargo, a veces esa necesidad de mantener el liderazgo deriva en un incremento de la agresividad, lo que es antiasertivo. El docente debe ser flexible en el control del grupo, que no siempre es indispensable. Optimizado el trabajo, el control debe estar a cargo de los propios alumnos. Por ello, 4


es recomendable propiciar un ambiente lúdico porque la experiencia demuestra que esto favorece la creatividad y la productividad en el aula. DESACREDITAR Caemos en conductas antiasertivas cuando permitimos críticas innecesarias, con la única finalidad de desacreditar a quien es blanco de nuestras críticas, sin expectativas constructivas. Cuando analizamos el por qué de esta actitud, casi siempre nos damos cuenta que los “blancos” son colegas de nuestro mismo nivel jerárquico y, en ocasiones también, pueden ser subalternos o superiores. Ello refleja una desleal lucha competitiva, como si la educación fuera una cuestión de negocios en que a la competencia se le destruye. Las críticas a los colegas tienen la finalidad de destruirlos, y las hacemos porque ellos “podrían” representan una amenaza potencial. “La mejor estrategia contra esa conducta errónea es incrementar la autoconfianza, la certeza de que el trabajo propio es de alta calidad y para ser reconocido no se precisa de desacreditar a los demás”.

5


ESTRATEGIAS PARA PERSONAL DOCENTE

EL

DESARROLLO

DE

LA

DIMENSIÓN

ACCIONES DE CAPACITACIÓN DOCENTE IN SITU Estas acciones son de diverso tipo y extensión que van desde cursos breves, seminarios, jornadas y actividades de taller, los cuales llevan a los usuarios a la obtención de beneficios que mejoran su calidad de desempeño académico y actitudinal en sus labores técnico pedagógicas y humanizantes, así como también la obtención de certificados, diplomados (Programa Nacional de Formación Docente) y por ende a un perfeccionamiento del desarrollo de su identidad personal y social.

ACCIONES DE CAPACITACIÓN DOCENTE “VIRTUAL” Estas acciones se realizan haciendo uso de la tecnología de información y comunicación (TICs). Son acciones motivacionales y de sensibilización sobre el desarrollo académico y personal del docente vía programas radiales (“Escuela del Aire”), televisivos, foros virtuales, cursos a distancia, entre otros.

ACCIONES DE ACOMPAÑAMIENTO PSICOPEDAGÓGICO, TUTORÍAS PRESENCIALES Y VIRTUALES PARA EL DESARROLLO PERSONAL DEL DOCENTE Gracias a estas tutorías podemos conocer y ejecutar estrategias para aliviar la agresividad que tenemos como defecto en nuestra dimensión personal docente, la cual consiste en comentar con nuestros estudiantes esta conducta agresiva, y pedirles que cada vez que seamos agresivos nos lo hagan notar. Siguiendo esto es posible que progresivamente disminuya nuestra agresividad, lo que será un claro indicador de que estamos superando este defecto.

TÉCNICAS DE DINÁMICA DE GRUPO 6


Juego de Roles. Llamada también “DESEMPEÑO DE PAPELES” consiste en la caracterización de un caso, de un hecho o una situación, haciendo que los participantes representen un papel determinado. Con ésta técnica analizamos problemas interpersonales y de cambio de actitudes así como para el desarrollo de habilidades en las relaciones humanas. Estudio de Casos. Consiste en la presentación al grupo de una situación real conflictiva o problemática que ha sido exhaustivamente investigada, a fin de ser estudiada por todos los participantes y extraer conclusiones representativas. Nos permite ésta técnica capacitar a los docentes en asuntos relacionados con problemas de conductas existentes en el grupo. La Investigación Activa. Consiste en el planteo y análisis de una situación educacional no satisfactoria, tratando de buscar soluciones sin que se interrumpa el ritmo normal de trabajo. Permite propiciar el trabajo cooperativo de los docentes, así como el estudio y análisis de los problemas y dificultades comunes. Promoción de ideas. Consiste en reunir un grupo de personas para una libre presentación de ideas, sin restricciones ni imitaciones sobre un determinado tema. Permite: dar al grupo la oportunidad de considerar alternativas y explorar nuevas posibilidades respecto a una situación, desarrollar al máximo la creatividad y estimulación recíproca entre los integrantes de un grupo, establecer una atmósfera de ideas, de comunicación que permita la consideración de cambios importantes en los planes de acción grupal, resolver problemas académicos y valorativos y desinhibir a los integrantes de un grupo frente a una evaluación o análisis de un problema.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL TRABAJO GRUPAL

Ambiente físico adecuado: debe favorecer la interacción y comunicación de todos los participantes. Reducción de la intimidación: el grupo debe trabajar sin tensiones, generarse en el grupo excelentes relaciones interpersonales (amabilidad, tolerancia, colaboración, sentido de unidad, etc.). Liderazgo compartido: la conducción del grupo debe ser rotativa con el fin de que todos tengan la oportunidad de desarrollar esta capacidad y de no crear anticuerpos o tensiones. Formulación clara de los objetivos: los objetivos del trabajo grupal deben estar perfectamente bien definidos y ser del conocimiento de todos los miembros del grupo, quienes además deben participar en su formulación. Flexibilidad: los objetivos, metodologías y estrategias deben ser flexibles y adaptarse a las nuevas circunstancias y necesidades que se presenten. Acuerdo mutuo: debe existir en el grupo un clima apropiado para el trabajo, voluntad para llegar a un consenso, seleccionando las mejores ideas o alternativas, para el logro de los objetivos propuestos. 7


Comprensión del proceso del grupo: a fin de favorecer una participación efectiva y oportuna de los integrantes del grupo, estos deben conocer detalladamente la técnica que se emplea, así como las conductas, actitudes y reacciones que se dan al interior del trabajo grupal. Evaluación Continua: Permanentemente deben evaluarse los objetivos y actividades del grupo a fin de reencauzar o introducir los cambios que sean pertinentes para hacer eficiente el trabajo. ¿CÓMO ELEGIR LA TÉCNICA ADECUADA? Un asunto fundamental para el éxito de la capacitación, es la elección de la técnica adecuada para los propósitos que se persiguen. Es claro que las personas responsables de la capacitación tienen sobre sí esta responsabilidad: se trata de elegir, para cada caso, la técnica que sea más apropiada. 1. Es conveniente, para este fin, considerar los siguientes factores: 2. Naturaleza de los objetivos que se pretenden lograr. 3. Madurez y entrenamiento del grupo 4. Tamaño del grupo Ambiente físico y otras necesidades materiales que exigen el empleo de las técnicas. 5. Entorno del grupo, es decir características externas al grupo. 6. Características de los motivaciones, edad,etc.)

participantes:

(Experiencia,

nivel

académico,

7. Capacidad del conductor del grupo: Su entrenamiento y experiencia es fundamental para el éxito del trabajo grupal. NORMAS GENERALES QUE AFECTAN A TODAS LAS TÉCNICAS DE TRABAJO GRUPAL P. Ortiz de Urbina y D. del RípS; en su libro Enseñar o Aprender: Reflexiones sobre una Metodología Moderna, plantean la existencia de normas de carácter general aplicables a todas las técnicas, entré las que se pueden mencionar las siguientes: 1. Además de conocer la estructura, dinámica, posibilidades y riesgos de una determinada técnica grupal, se deben conocer, antes de utilizarla, los fundamentos teóricos de la dinámica de grupos. 2. Las técnicas de grupo deben aplicarse con un objetivo claro y bien definido. Debe seguirse en todo lo posible el procedimiento indicado en cada caso. 3. Cualquier técnica requiere una atmósfera cordial y democrática para facilitar la participación efectiva de todos los miembros. 4. Los miembros deben adquirir conciencia de que el grupo existe en y por ellos mismos. Sentirán igualmente que están trabajando en "su" grupo. 5. Las finalidades implícitas de todas las técnicas de grupo son: Desarrollar el sentimiento del "nosotros" y las capacidades de cooperación, intercambio, 8


responsabilidad, autonomía y creación. 6. Enseñar a pensar activamente y a escuchar dé modo comprensivo. 7. Crear una actitud positiva ante los problemas de las relaciones humanas, favorable a la adaptación social del individuo. BIBLIOGRAFÍA PACHECO, Máximo. (1995). “Los Derechos Fundamentales de la Persona Humana”· En estudio de Derechos Humanos.T.II, San José de Costa Rica: Instituto Interamericano de DD.HH. VASAK, Karel. (1997) “La Larga Lucha por los Derechos Humanos”. El Correo de la UNESCO. NIÑO, Carlos. (1984), “Ética y Derechos Humanos”. Buenos Aires. Ed. Raidos. ALCABES.N. (2000)

"Metodología de enseñanza de Adultos" ESAN.

ANZIEU, D; MARTIN, Y BRUNER.I. (1971)."La Dinámica de los Grupos Pequeños" Kapehisz, Buenos Aires, BRUNER, J. (1972) "El proceso de la educación" Unión Tipográfica, Editorial Hispano Americana (U.T.E.H.A) México,. CAMPOS ARENAS, A. (1986) "Micro enseñanza" Edic.. UNIFE, Urna DRIGLIANO, G. Y VILLAVEKDE (2000) Humanitas, Buenos Aires.

" Dinámica de Grupos y Educación" Ed.

GAGNE, R. (1999) , "Las Condiciones del Aprendizaje" Aguiiar-, Madrid. MOR Y, F. (2001) "Enseñanza individual y trabajo por equipos" Kapelusz, Buenos Aires.

9


Desarrollo Personal