Issuu on Google+

2013: AÑO DE LA REDENCIÓN

Por Moisés Hassan, presidente del PAC

El año 2012 llegó a su final. Terminó un año en el que la despiadada dictadura nepótica continuó atropellando a nuestra Patria. Un año en el que la familia Ortega-Murillo no se dio tregua en su empeño de convertir al pueblo nicaragüense en un sumiso rebaño de embrutecidos mendigos que entonen cánticos de alabanza a quienes, corruptos e ineptos, son los principales responsables de su innegable miseria. Fue el 2012 la natural extensión de los que han transcurrido desde aquel aciago 10 de enero de 2007, cuando, cabalgando un canallesco pacto, y auxiliada por un claro fraude electoral —acogido con complacencia por algunos que debieron ser los primeros en rechazarlo— irrumpió en la escena política nicaragüense la dictadura que, cada vez más insolente, nos irrespeta y oprime. Consecuencia fatal de tanta tropelía, el año 2013 sale al encuentro de una Nicaragua enferma, en estado de postración. Algunos de sus padecimientos, por demás conocidos: 1. Las instituciones que dan coherencia y sentido a la existencia de un Estado, entre nosotros no son más que burdos remedos, burlas sangrientas. Los individuos graciosamente conocidos como

magistrados, ministros, contralores, diputados, procuradores.son, en su casi totalidad, simples, lastimosos títeres. Que sin vergüenza ni pudor alguno esperan ansiosamente las señales que les manden sus amos, el usurpador de las funciones de la Presidencia de la República y su asesora, su implacable, ateperetada, secretaria ejecutiva. Prestos a cumplir los reales deseos. 2. Las leyes se interpretan, estiran, encogen y aplican de acuerdo a lo que el usurpador considere su conveniencia. Anteayer decidió quienes son magistrados, ayer se autonombró candidato y, seguidamente, Presidente, hoy designó alcaldes y concejales.Sin que le quitaran el sueño las sombras de hombres golpeados o encarcelados —y hasta muertos— y mujeres ultrajadas por defender su derecho a elegir: ¿y mañana?.Mañana, hijos de Nicaragua, nada será distinto; no se marchará la angustia por la puerta del fondo.A menos que luchemos por el cambio, que la forcemos a que se marche. 3. Los recursos venezolanos —que algún día habremos de pagar, o al menos de suplicar que nos sean regalados— han servido para enriquecer a un grupo de corruptos cuya infamia hace palidecer la de aquellos inhumanos sujetos que despojaron a las víctimas del huracán Mitch, o a las del terremoto que hace 40 años destruyó —al parecer para siempre— la ciudad de Managua. ¡Cuánto empleo digno y productivo, cuantas mejoras en los sistemas de educación y salud, se podría hacer con esos recursos, cuyas migajas se destinan ahora a degradar al pueblo nicaragüense!

El año 2013 tiene que ser el año de la redención. El año en el que las fuerzas patrióticas articulen un gran movimiento político y social y creen un frente que, apelando a diversas formas de lucha cívica, ponga fin a la dictadura orteguista y sus oprobios. Este movimiento debe aglutinar múltiples organizaciones políticas, sociales, civiles y comunitarias, cohesionadas por unos pocos y trascendentales principios y acuerdos que abran paso a un nuevo contrato social cuyo reflejo sea una Constitución Política justa y democrática. Demolida la dictadura, y con esa nueva Carta Magna como guía, espera a las fuerzas patrióticas la gigantesca tarea, por siglos postergada, de construir, sin mezquinos intereses, un régimen auténticamente democrático, en el que los ciudadanos disfruten de sus legítimos y naturales derechos e, idealmente, cumplan con orgullo y fidelidad sus deberes. Patriotas nicaragüenses: ¡de prisa! ¡No hay tiempo que perder!

En esta Edición Editorial................................. 2 Resistencia civil contra el fraude........................ 3 ¿Qué esperar de la política exterior de Obama?................. 4 El problema de Nicaragua es Ortega.............................. 6 Propuestas estratégicas del PAC……................................ 7


Pagina 2

Editorial IMPERIOSO: UNIDAD DE TODAS LAS FUERZAS PARA DERROTAR LA DICTADURA Una largamente gestada tragicomedia alcanzó su sombrío colofón el recién pasado 4 de noviembre. Aciago final presenciado por los impotentes, encolerizados, ojos de cerca del 70% de los ciudadanos nicaragüenses, víctimas, una vez más, de la conculcación del sagrado derecho de elegir a sus autoridades. Tres características novedosas, que lo diferencian de los anteriores, a nuestro juicio tuvo el nuevo fraude: la gigantesca abstención con la que la población puso de manifiesto su repudio a las nauseabundas maniobras del orteguismo; los brotes de violencia en los que, al lado de sus líderes locales, se han visto involucrados algunos ciudadanos que, con entereza, han decidido defender su derecho a elegir; y la amenazante presencia y actitud de miembros de la policía y –ominosa señal del rumbo por el que Ortega, si pudiera, nos conduciría- del ejército nacional. Ojalá éste y sus mandos no se dejen convertir, mansamente, en una nueva y sometida guardia pretoriana, con las mismas o parecidas trágicas e inevitables consecuencias.

Fuerzas son estas que sin dificultad alguna comprenderían que el primer, ineludible, paso en el largo camino para dar a luz la auténtica república que nunca hemos conocido, es el derrumbe de la inescrupulosa dictadura dinástica Ortega-Murillo. Esto es, la caída del arrogante reinado del irrespeto a la dignidad de los nicaragüenses, a quienes pretende convertir en degradados mendigos que supliquen, como favores, lo que podrían exigir como derechos indiscutibles; en seres que además contemplen, sin indignarse, los repetidos e insolentes atropellos a instituciones y leyes, a los que acompaña una corrupción al parecer insaciable; y que acepten, como inevitable, esa absoluta ineptitud que apela, como sustituto del trabajo y el estudio productivos, inteligentes y enaltecedores, a la dádiva recibida por hacer genuflexiones ante mandamases de otros países. Dádiva cuyas migajas se usan para tratar de embrutecer y servilizar al pueblo nicaragüense.

Desde luego, los acontecimientos que nos ocupan han dejado algunas lecciones. Acaso la más importante: se ha evidenciado, con meridiana claridad, lo impostergable, lo imperioso, de la necesidad de unir a todas las fuerzas dispersas que sientan cariño por la Patria; aquellas a las que no guíen enfermizas obsesiones de largamente codiciadas riquezas, o angustiosamente anhelados poder, posiciones y protagonismo; las mismas que ansíen sacar a Nicaragua de la absurda, injustificable, miseria material y moral en la que la han hundido; fuerzas, en fin, para las que carezca de sentido enfrascarse en mutuas disputas y recriminaciones que sólo hacen feliz al enemigo común.

A esas fuerzas, de que ellas existen estoy seguro, hay que unir. Cuanto antes. Y esa unión no sería “la unidad de la oposición”, como erradamente y con harta frecuencia se la denomina. Pues la única fuerza opositora, la única oposición existente en Nicaragua, es aquella que, encabezada por la familia Ortega-Murillo y su servidumbre, se opone tenazmente, con todas su tenebroso poderío, al avance ético, moral, material e intelectual de nuestro país. He ahí la auténtica, pútrida, oposición, sus cimientos construidos a base de una vergonzosa, pero frágil, mezcla de corrupción, privilegios, impunidad, y rastrera sumisión. A ella tenemos que derrotar. Por el bien de Nicaragua.


Pagina 3 Ortega no es tan fuerte como lo pintan:

La resistencia civil contra el fraude en las elecciones municipales. Después de concluidas las elecciones municipales, donde el Orteguismo se recetó para si, nada mas y nada menos que 133 alcaldías, una buena cantidad de ellas con los métodos habituales con que se ejerce el gobierno en este país, o sea, con métodos fraudulentos y el resto facilitada por la masiva abstención de los ciudadanos.

Sin embargo, no todo fue fácil para la nueva dictadura. En una buena cantidad de municipios la población salió decididamente a defender su voto y puso en serios aprietos a las fuerzas represivas y a los simpatizantes del partido de gobierno. La defensa del voto en forma de resistencia civil, en algunos casos con características insurreccionales, se llevó a efecto por lo menos en 8 municipios del país, algo que expresa con claridad meridiana que Nicaragua es un polvorín que podría estallar en cualquier momento.

Al leer o escuchar a los comentaristas políticos del país uno no puede dejar de asombrarse como la gran mayoría de ellos expresan con disimulada admiración que la dictadura orteguista es extremadamente fuerte y que tiene aplastado a sus rivales y completamente contralado al pueblo nicaragüense. Para nada comentan o analizan las manifestaciones de resistencia popular que se vivieron en esos municipios. Para ellos y para algunos pseudorigentes políticos es como si eso no hubiera existido, dado que en su cómoda posición la resistencia popular es más bien molesta, incómoda, ya que los obliga a rasgarse las vestiduras y presentarse tal cual son, es decir, demagogos incapaces de ponerse al frente de la movilización popular para enfrentar a la dictadura. La resistencia popular en La Paz Centro, Ciudad Darío, Nueva Guinea, La Trinidad, Matiguás, etcétera, golpeó contundentemente a las huestes de asalariados paramilitares del orteguismo, quien se vio obligado a recurrir al ejército y a la policía para que acudieran en ayuda de sus asalariados y evitar que fueran aplastadas por la movilización popular que defendía y reclamaba su derecho a elegir y ser electo.

Las tomas televisivas exhibían las imágenes de la lucha y movilización de la población de esos municipios y de los preocupados y atemorizados miembros del partido orteguista acompañados de la policía y en algunos casos del ejército, defendiéndose de la ira popular que inevitablemente irá en aumento a medida que la dictadura se entronice y continúe pisoteando los derechos mas elementales del pueblo nicaragüense. En Ciudad ´Darío la resistencia civil fue reprimida a balazos y cobró una víctima mortal. En la Paz Centro la lucha callejera contra el dispositivo represivo del orteguismo adquirió niveles que recuerdan los procesos de resistencia y de lucha contra la dictadura somocista. En Nueva Guinea las fuerzas represivas encarcelaron y han recurrido a la tortura y a los vejámenes contra mujeres y ciudadanos indefensos para crear un clima de terror y que nos recuerda a las campesinas del Cuá reprimidas y torturadas por la guardia pretoriana de Somoza. Matiguás tuvo que ser militarizado. En La Trinidad, los pobladores levantaron tranques por espacio de algunas horas. En San Nicolás, los pobladores indignados destruyeron parcialmente la alcaldía. Estamos seguro que los luchadores de los pueblos que se atrevieron a desafiar el dispositivo represivo de la dictadura orteguista para defender su derecho a elegir y ser electo aprendieron mucho de estas jornadas de lucha, aprendizaje que, sin la menor duda, será utilizado en las jornadas venideras. La crisis económica, política y social que vive Nicaragua augura, de manera inevitable, incesantes enfrentamientos entre el movimiento popular, que desea y necesita el cambio, y las fuerzas que sustentan a la dictadura. Tal como se manifestó en estos ocho combativos municipios: las condiciones para la movilización popular contra la dictadura existen, lo que falta es una dirección política consecuente, que asuma como tarea fundamental la salida inmediata de Ortega del gobierno. El Partido Acción Ciudadana (PAC) está trabajando para construir esa nueva alternativa que tanto necesita Nicaragua.


Pagina 4

¿Habrá cambios en la política exterior de Obama? Por Carlos Rivas. Muchos tienen la idea de que por el amplio apoyo del voto latino en las recién pasadas elecciones presidenciales de los Estados Unidos, el presidente Obama tendrá una política más dirigida hacia Latinoamérica en el próximo periodo presidencial (2013-2017). Al respecto hay que señalar que la política hacia la región continuará siendo la misma que se mantuvo en el actual periodo. Nos continúan considerando su traspatio seguro. Quizás los matices nuevos vengan dados por la nueva situación que podría crear la desaparición de Hugo Chávez, o la baja del perfil de Brasil en su política de influencia en el cono sur, ante los problemas económicos que está enfrentando. Estos dos hechos pueden potenciar el rol del Eje del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile), la alianza pronorteamericana de la región. A esta alianza se la querrá hacer parte del nuevo tratado de libre comercio que están impulsando en con los países asiáticos (Alianza del Pacífico) para contraponerlos a la influencia económica China.

PRIORIZAR LA POLÍTICA HACIA EL ESTE DE ASIA La alianza que se está gestando en torno al tratado de libre comercio entre Estados Unidos y los países del sudeste asiático y el Pacífico Sur persigue contener el avance de China, dificultando su comercio, el acceso a aguas internacionales en el Pacífico y busca además ser una extensión de la OTAN en Asia. El 5 de enero de este año, el presidente Obama anunció su decisión de fortalecer la presencia norteamericana en Asia y el Océano Pacífico para asegurar la hegemonía de los Estados Unidos en el mundo, pese a la crisis económica y a la disminución de su influencia en el planeta ante la

decadencia de su poderío global. La nueva estrategia de seguridad se resume el documento: ‘’Asegurar el liderazgo global de Estados Unidos: prioridades para la Defensa del Siglo XXI’’. Asia es su prioridad, China está en la mira. Es considerada el mayor desafío a enfrentar, pues su creciente poderío económico pone en riesgo la hegemonía del imperio en decadencia. Estados Unidos ha atizado conflictos por mares territoriales en el Pacífico meridional (Mar de China), buscando tensionamiento entre China y Japón, Corea del Sur, Viet Nam, Filipinas, etc. Sólo Filipinas le ha hecho el juego y está aumentando el tamaño de sus fuerzas militares y modernizando su armamento. Obviamente con jugosos contratos con las empresas del complejo bélico industrial norteamericano. Pero en general, ante el camino de tensionamientos bélicos auspiciados por los norteamericanos, los países del sudeste asiático prefieren el camino de incremento del comercio y sus economías que ofrece China. Por ejemplo, Indonesia está muy satisfecha por el apoyo chino a sus planes de desarrollo económico y a su plan de los ‘’seis corredores’’: que perfila la economía indonesa conforme regiones y sus características, Sumatra como centro para energía y agricultura, Java para industria y servicios, etc. Además de manera creciente el comercio en la región se realiza en sus propias monedas y el papel del dólar ha disminuido dramáticamente, a la par que el papel del yuan ha crecido, augurando su próximo rol de divisa global. Esto es una estocada a la economía norteamericana y a sus posibilidades de apalancamiento financiero. CAMBIOS EN CENTRAL

LA

POLÍTICA

HACIA

ASIA

El otro juego de los Estados Unidos en la región (Asia Central) es la construcción de la nueva ‘’ruta de la seda’’ que consiste en el dominio de los oleoductos que canalizaran el petróleo y el gas de los países “Stanes”: Turkmenistan, Tajikistan,


Pagina 5 Uzbekistán, Kazakhstan, etc., países islamitas de Asia Central, que formaron parte de la Unión Soviética y son ricos en petróleo. Estados Unidos quiere evitar que ese petróleo alimente la economía china y quiere canalizarlo hacia Europa, a través del proyecto Nabucco, con pingües ganancias para las empresas petroleras americanas. El gobierno norteamericano quiere dejar atrás sus problemas en Irak y Afganistán, en una retirada que sea manejable y no sea percibida como derrota. Asimismo, busca convertir a Afganistán en un centro de comercio entre Asia Central y el sudeste asiático y que otros países acarreen con los costos económicos de este proyecto. Los Estados Unidos tienen que reducir su enorme presupuesto militar, no compatible con un país que esta al borde del precipicio fiscal. Cuando los imperios no pueden sufragar sus gastos militares y sus guerras, es que están en sus últimos días, sino preguntémosle a Inglaterra, cabeza del desdentado imperio británico. EN EL CERCANO ORIENTE: LEVE DISTANCIAMIENTO DE ISRAEL En el Cercano Oriente las tendencias apuntan a mantener Israel como el aliado de siempre, pero no seguir considerando los intereses de Israel como los intereses de Estados Unidos, como ha sido hasta el momento. Muchos estrategas consideran que esta identificación le causa animadversión, aun entre los sectores árabes moderados, que resienten la creciente agresividad de los sionistas que gobiernan a Israel. Esta posición era defendida por el recién defenestrado ex-jefe de la CIA. El congreso de los Estados Unidos en pleno respalda a Israel. Obedeciendo los dictados del poderoso lobby sionista. El poder ejecutivo, Obama, ha mantenido un leve distanciamiento de Israel y no lo ha acompañado en todas sus posiciones en el Cercano Oriente; no ha respondido a todas las expectativas israelíes en torno a Irán. Ha explorado nuevas opciones entre los árabes moderados y se ha acercado a la Hermandad Musulmana, relanzado un papel más beligerante de Egipto, su presidente Morsi y su papel de aparente mediación en la reciente agresión de Israel a la franja de Gaza. La hermandad musulmana juega un papel también en Siria. PANORAMA DE LA POLÍTICA HACIA LA REGIÓN LATINOAMERICANA Volvamos a nuestro patio, las variantes que pueden presentar la desaparición física de Chávez y la baja del perfil de Brasil, pueden ser contrarrestadas por el creciente intercambio

económico entre China y la región, en especial en el cono sur. Son crecientes las inversiones chinas en Bolivia, Perú, Argentina, Brasil! Chile y la misma Colombia: Compran todos los minerales y alimentos, ofrecen centenares de miles de millones de dólares para los proyectos de infraestructura e inversión en general y en contrapartida que ofrecen los Estados Unidos ¿Qué pone Estados Unidos sobre la mesa ahora y… dentro de diez años? Esto varía las perspectivas, porque además de los Estados Unidos otro postor está pujando en la región. El plan norteamericano para Colombia es convertirla en su Israel de las America, fortalecer sus fuerzas armadas, para que sean su contraparte regional, y cuando sea necesario convocar al TIAR para restablecer el orden de cosas. Establecieron ahí bases militares que apuntan hacia las estratégicas reservas de agua, hidrocarburos y minerales de la Amazonía y resto del cono sur. Para este plan han contado con el apoyo incondicional de los sectores dominantes, de la “ruling class” colombiana. El sector terrateniente sigue apoyando incondicionalmente este plan, pero la fracción modernizante, ligada a la industria y servicios, comienza a ver con interés las posibilidades que ofrece la explotación de minerales, que demanda la economía china. Las tendencias son tendencias y la necesidad de maximizar el capital es el leit motiv del capitalismo. Por ahí podría haber un poco de ruido para los planes imperiales. POLÍTICA NORTEAMERICANA HACIA NICARAGUA: SIN CAMBIOS La política de la administración Obama hacia Nicaragua continuará siendo la misma que desarrollo en el primer periodo, que podríamos denominar como de fría cordialidad. Mantendrá su política de no tensionar innecesariamente las relaciones siempre que el gobierno nicaragüense mantenga su política de frenar el flujo de drogas y de inmigrantes; cosas que Managua ha cumplido… y muy bien. Además, el gobierno de Nicaragua mantiene una excelente relación con el sector empresarial en general y con el bancario en especial, y estos la hacen lobby cuando es necesario, como ocurrió con las gestiones de AMCHAM y el COSEP en pro del otorgamiento del waiver por el gobierno norteamericano. Además, como no existe una oposición válida y beligerante no hay razones para que la política hacia Nicaragua cambie significativamente.


Pagina 6

El problema fundamental en Nicaragua es Ortega Por Fernando Noguera. Cualquier persona que desee estar un poco informado en Nicaragua y recurra a los medios noticiosos escritos, radiales y televisivos no puedo dejar de observar como, con obstinada insistencia, la absoluta mayoría de los políticos (en ello incluyo a los “creadores de opinión”) sostienen que el problema político fundamental en Nicaragua es la existencia de un Consejo Supremo Electoral corrupto. Por lo que asumen como su posición política principal el que los funcionarios de esta institución deben ser cambiados para el restablecimiento de la democracia en Nicaragua. Este planteamiento además de ser ingenuo y partir de un enfoque absolutamente distorsionado de la realidad en las que estamos insertos los nicaragüenses, es favorable a la dictadura orteguista, pues conlleva a encauzar el descontento popular contra un corrupto y servil sirviente y no contra su creador y promotor. Este planteamiento distorsiona la realidad porque conlleva a suponer que Roberto Rivas y sus secuaces son los creadores de la dictadura y no viceversa. En realidad es la dictadura la que ha corrompido a niveles extremos todas las instituciones del Estado nicaragüense en donde obviamente se incluye el famoso Consejo Supremo Electoral. El grupito corrupto que tiene como figura relevante a Roberto Rivas no es más que un grupito de funcionarios bien pagados de un

régimen que ha corrompido y, mediante ello, ha pasado a controlar todos los cimientos del Estado nicaragüense. Actualmente, no hay institución que no esté infectada y bajo el control absoluto de la dictadura orteguista. Basta ver el comportamiento de la policía y el ejército en las pasadas elecciones municipales. Ya no digamos ese nido de asalariados de Ortega que es la Asamblea Nacional y ese aparato político represivo (totalmente corroído por la corrupción) en que han convertido toda la estructura estatal donde se administra la justicia en Nicaragua. El corrupto Roberto Rivas y sus secuaces son parte del problema, pero no son el problema fundamental. El problema fundamental es Ortega, la dictadura que a través de su persona y su consorte se ha establecido en Nicaragua. Cambiar a Rivas y compañía no afecta mayor cosa a la dictadura. Es más lo puede hacer en cualquier momento que desee y le convenga. Posiblemente la permanencia de esta mafia que actualmente administra el Poder Electoral obedezca a que Ortega desea medir la capacidad de resistencia que tiene la llamada oposición nicaragüense, obedezca a caprichos juguetones del dictador, al interés de demostrar con soberbia la impotencia de quienes dicen adversarlo, pero nada más. Roberto Rivas y sus corrompidos muchachos no llegan siquiera a tener la importancia que tiene la mafia que dirige Rafael Solís en el poder judicial o la que actualmente ha pasado a ostentar los principales cargos

del policía nacional. Plantear, como lo hacen algunas organizaciones políticas que el problema principal en Nicaragua es el corrupto Consejo Supremo electoral es una capitulación abierta a la dictadura que está buscando afanosamente como consolidarse. Sin embargo, una lucha donde prive la movilización popular para obligar a Ortega a cambiar a los miembros del corrupto CSE es bienvenida en la medida que contribuya a sacar al pueblo nicaragüense de la apatía en que está sumido, aunque, sin perder nunca de vista, que el problema fundamental en Nicaragua tiene nombre y apellido y se llama Daniel Ortega. El Partido Acción Ciudadana llama al pueblo a luchar por la salida inmediata de Ortega del gobierno ya que su permanencia ahí es ilegal, ilegítima y producto de un fraude. El PAC considera que es Ortega quien ha corrompido y destruido la institucionalidad del país por ello debe ser sustituido por un gobierno provisional democrático que convoque a una Asamblea Nacional Constituyente mediante la cual se transforme de raíz el actual régimen político corrupto e ineficiente que a diario nos vemos obligados a soportar los nicaragüenses.

¡Fuera Ortega del gobierno! ¡Por la instalación inmediata de un gobierno provisional democrático que convoque una Asamblea Nacional Constituyente!


Pagina 7

Propuestas fundamentales del Partido Acción Ciudadana. Propuestas Políticas. Objetivo de las Propuestas: Transformar el régimen político actual corrupto y dictatorial, en un régimen político democrático y eficiente. 1. El actual gobierno es ilegítimo, producto de un fraude y de la violación a la Constitución Política, por tanto, el Partido Acción Ciudadana (PAC) desconoce este gobierno y llama a luchar para sea sustituido por un Gobierno Provisional Democrático que restituya los derechos democráticos de los nicaragüenses y convoque de manera inmediata a una Asamblea Nacional Constituyente libre, soberana e independiente que transforme el actual régimen político dictatorial, prebendario y corrupto en uno democrático y eficiente. 2. Restitución y ampliación de las libertades democráticas actualmente pisoteadas por el gobierno dictatorial. Se hace necesario restituir, entre otros, los siguientes derechos: La libertad de organización, seriamente afectada por el arbitraje amañado y parcializado del CSE, el aparato de justicia y otras instancias que actúan contra las organizaciones independientes. La libertad de movilización que es atacada persistentemente por los grupos de choque y fuerzas paramilitares del gobierno dictatorial.

La libertad de expresión que se ha visto afectada por el control de la familia gobernante sobre los presiones políticas y económicas que ejercen a los medios independientes. El derecho a elegir y ser electo en cargos de representación popular en procesos electorales equitativos, limpios y transparentes mediante una nueva ley electoral y una limpieza efectiva del personal corrupto que actualmente controla y maneja este poder el Estado. 3. Conformar un Estado representativo y económico mediante la disminución del número de diputados de la Asamblea Nacional de 92 a 50. Ello contribuiría a una mejor selección de los representantes del pueblo, disminuiría el apetito de los partidos políticos por obtener las diputaciones, generaría menos gasto público, le daría una mayor eficiencia al trabajo legislativo. 4. Disminución de la cantidad de miembros que conforman los otros poderes del Estado y afinamiento de los criterios y los procedimientos para su elección.

5. Promover la integración política centroamericana. Es imperativo trabajar por la existencia de un pasaporte único para todos los ciudadanos centroamericanos, legislación fundamental común, y promover la creación de una unión de estados federado


Pagina 8 Propuestas Económicas. Objetivo de la Propuesta: Fortalecer y ampliar la capacidad productiva del país a todos los niveles para avanzar por la senda del desarrollo económico y social. 1. Regular las tasas de interés con características de usura que se aplican a los créditos (como el caso de las tarjetas de crédito), tanto a nivel de la banca, micro financieras y entidades comerciales. 2. Promover medidas económicas y fiscales para permitir que el sector financiero oriente el crédito principalmente a las actividades productivas. 3. Constituir un verdadero Banco de Fomento de primer piso que compita con las entidades financieras privadas. 4. Invertir en programas de obras públicas con énfasis en la infraestructura, privilegiando la inversión pública sobre el gasto corriente. 5. Regular los precios de los hidrocarburos (gasolina, diesel, gas butano, etc.) ya que son precios estratégicos que inciden significativamente en la estructura de costos de nuestras actividades productivas. 6. Que la cooperación venezolana se realice a través de las instancias estatales correspondientes y que se integre en el presupuesto nacional, para una mayor transparencia y uso apropiado de los recursos. 7. Austeridad, eficacia y eficiencia en el uso y orientación del gasto público.

Severas y ejemplares sanciones a funcionarios corruptos o abusivos, y a sus cómplices del sector privado. 8. Promover la integración económica centroamericana: libre movilidad de mercancías, capitales y fuerza de trabajo. Propuesta Social. Objetivo de la propuesta: Impulsar la educación integral y la salud de los nicaragüenses, para encarar las actividades productivas, políticas y sociales que la patria demande 1. Transformar el actual sistema educativo deficiente en uno que enfatice más calidad que cantidad. Para ello se debe asignar los recursos suficientes a la educación básica, media y técnica, destinando el caudal financiero requerido al presupuesto de gasto del Ministerio de Educación en el marco de un plan nacional de desarrollo educativo. Una parte considerable de esos recursos deben de mejorar ampliamente el salario y la formación de los educadores. 2. Crear un sistema de acreditación de las universidades sobre parámetros de alta calidad utilizando el criterio “mas vale poco pero bueno” y utilizando estándares internacionales para su acreditación. 3. Control efectivo sobre el seis por ciento constitucional que se le asignan a las universidades para contribuir a una inversión educativa eficiente; asimismo se requiere la plena recuperación de la autonomía de las universidades estatales.


Boletin la ciudadania no 10