Issuu on Google+

Treinta días trae septiembre Con abril, junio y noviembre De veintiocho sólo hay uno Y los demás, treinta y uno

EL CONEJO RABITO SE METIÓ EN SU HUEQUITO CALENTITO SE DURMIÓ DE MAÑANA DESPERTÓ Y ACABÓ CON ESTA HISTORIA

Cinco lobitos tuvo una Loba, blancos y negros tras de la escoba. Cinco crió, cinco cuidó y a todos ellos solita les enseñó.


Eres una persona maravillosa eres demasiado preciosa te regalo esta rosa que como tu esta hermosa

Soy un oso blanco, soy un oso polar, nacĂ­ en Alaska, me gusta cantar. Si quieres conmigo venir a jugar, te invito a mi casa y te enseĂąo a pescar.


A la vuelta de la esquina, me encontr茅 con Don Pinocho, Y me dijo que contara hasta ocho: Pin una, pin dos, pin tres, pin cuatro Pin cinco, pin seis, pin siete y pin ocho.

El gato sin botas de puro goloso amaneci贸 enfermo de un mal doloroso. Ella puso en tu boca la dulzura de la oraci贸n primera balbucida y plegando tus manos en ternura, te ense帽aba la ciencia de la vida.


Dos y dos son cuatro cuatro y dos son seis seis y dos son ocho y ocho dieciséis.

A, E, I, O, U Dime cuántos años tienes tú.

A, E, I, O, U Dime qué nombre llevas tú.


Rimas1