Issuu on Google+

43. UNA MIRADA A LAS MOTIVACIONES DEL CONFLICTO: LAS BARRAS BRAVAS

Juan Pablo Madrigal Herrera Estudiante de Ingeniería Administrativa Universidad Nacional de Colombia jpmadrig@unalmed.edu.co

RESUMEN

El objetivo de esta ponencia es analizar el problema urbano asociado a las barras bravas, primero entendiendo su comportamiento desde el punto de vista psicológico y sociológico, a partir de ahí observar las implicaciones que dichas barras traen a la sociedad.

Se iniciará dando la definición de algunos conceptos claves, los orígenes del problema, quiénes integran las barras bravas, datos acerca de sus consecuencias (accidentes, tragedias) para que de esta manera se pueda entender de mejor forma la magnitud del problema.

Después de entender cuál es el problema se hablará de por qué el comportamiento de los barristas, por qué el fútbol y no otros deportes, ¿Es un comportamiento simplemente violento? o ¿Tiene algo de racional? y si es así, con base en qué es dicha racionalidad. Para continuar se enunciará la relación de las barras con la violencia juvenil y si es una consecuencia de la estructura social

Se analizará posteriormente el fondo del problema y se debatirá desde dónde se debe atacar el problema, los diferentes enfoques serían: Público, desde lo penal – administrativo y privado con respecto a responsabilidad social.


Posteriormente se tratará la problemática colombiana en relación a las barras bravas. Después de la investigación se podría concluir que las barras bravas son una manifestación de violencia juvenil promovida por falencias en las estructuras sociales.

Como recomendación las sociedades deben buscar mejores bases sociales, tales como el núcleo familiar, igualdad de oportunidades en educación y empleo, para evitar conflictos sociales causados por la violencia juvenil.

ABSTRACT

The objective of this presentation is to analyze the urban problem associated with the hooligans, first of all understanding his behavior from the psychological and sociological point of view, then observing the implications that the hooligans bring to the society.

It will begin giving the definition of some key concepts, the origins of the problem, who integrate the hooligans, information about consequences (accidents, tragedies) and in this way the problem could be understanding in all its magnitude.

After understanding which is the problem then it’s talk about why the behavior of the hooligans, why the football and not other sports, is it a simply violent behavior? Or has it something of rationally? And if it is like that, with base in what is it rationality. To continue will be enunciated the relation of the hooligans with the juvenile violence and if it is a consequence of the social structure.

Next, The bottom of the problem will be analyzed and will be debated from where should be attack the problem, the different approaches will be: Public, from the penal - administrative and private thing with regard to social responsibility.


After that will be enunciated the Colombian problem respects hooligans. After the investigation it might conclude that the hooligans are a manifestation of juvenile violence promoted by failings in the social structures.

To finish it is possible to show the importance of better social factors, such as familiar bases, equality of opportunities in education and employment, avoid social conflicts caused by the juvenile violence.

43.1. INTRODUCCIÓN

Desde que los ingleses inventaron el fútbol, este ha estado ligado a la violencia y a partir de finales del siglo XIX se vieron los primeros hinchas de comportamiento violento y rápidamente esta corriente se fue desplazando desde el continente europeo hasta América Latina, lo cual ha resultado en un exorbitante número de muertos alrededor del planeta. (BBC, 2005 < En Línea>).

El objetivo de esta ponencia es estudiar los aspectos psicológicos y sociológicos que llevan a los barristas o “hooligans” a desarrollar acciones violentas; así como también, dar un breve comentario acerca de su relación con otros conflictos juveniles y posibles maneras en que las ciudades pueden abordar y frenar este problema. Como todo tema psicológico y/o sociológico, no tiene una verdad universal por lo tanto el alcance de esta ponencia es mostrar las razones que los expertos del tema dan al comportamiento de los barristas.

Este tema en particular requiere mucho trabajo experimental para entender la esencia del conflicto, lo que claramente es una limitación para esta ponencia que se fundamenta básicamente en la lectura y análisis de diferentes enfoques y puntos de vista sobre cómo entender el problema. Las barras bravas son un tema de mucha importancia en las ciudades, ya que son perjudiciales para la sana convivencia de las mismas; sumado a los daños en infraestructura y las vidas humanas que le pueden causar a las ciudades.


El método utilizado para la investigación fue la recolección, organización y redacción de revistas indexadas y varias fuentes confiables encontradas a través de Internet

43.2. ORIGEN, ANTECEDENTES Y COMPONENTES DE LAS BARRAS BRAVAS

Para exponer cualquier tema de manera coherente lo primero que se debe hacer es mirar sus orígenes y/o antecedentes, por eso lo primero que tratará esta ponencia es responder a las siguientes preguntas. ¿Qué es una barra brava? Orígenes. ¿Por qué combatir las barras bravas? y por último ¿Quiénes la conforman?

Lo primero a responder será qué es una barra brava. Una barra brava puede ser entendida por un grupo de seguidores de un equipo de fútbol que muestran un comportamiento violento y agresivo, esta definición se pude deducir del significado que da La Real Academia Española de La Lengua (RAE) al término Hooligan: “Hincha británico de comportamiento violento y agresivo”. (Real Academia de la Lengua, 2006. < En Línea >). Los hooligans son el origen de las barras bravas y se cree que su nombre se originó en un informe policiaco de Londres en el año de 1898, lo que muestra lo antiguo del problema. Son originarias de Inglaterra pero entraron al continente americano inicialmente en Argentina y ya se ven comúnmente en países como Perú, Brasil, Chile y Colombia. (BBC, 2005 < En Línea>). Ya se sabe qué es una barra brava, pero para entender mejor el problema se debe echar un vistazo a los acontecimientos más trágicos a través de la historia causados por las barras bravas, por ejemplo en 1985 en el estado de Heysel, en Brúcelas, Bélgica 39 personas murieron durante la final de La Copa de Europa que disputaban Liverpool de Inglaterra y Juventus de Italia .También en 1985 el 11 de mayo, el incendio de una tribuna en el estadio de Bradford City ocasiono la


muerte de 85 personas En 1989 en el estado de Hillsborough en Sheffield, Inglaterra cerca de 96 personas murieron en la final de la copa FA que enfrentaba al Liverpool con el Nottingham Forest. (FAIN, 2005 < En Línea>). Si bien es cierto, en América Latina no se ha llegado a tan funestas consecuencias, desde el inicio de las barras en Argentina se contabilizan aproximadamente 160 muertos, esto demuestra un camino a tragedias aún más graves, por esto hay que estudiar las bases del problema y entender las necesidades de los jóvenes que hacen parte de las ciudades, para acabar con este problema desde la raíz y evitar consecuencias que puedan afectar más las ciudades latinoamericanas y encaminar este deporte a unir la sociedad y no a resquebrajarla como esta pasando.(BBC, 2005 < En Línea>). Para ratificar que efectivamente es un problema mundial, a continuación se enunciarán las principales barras presentes en ciudades alrededor del mundo. - Alemania Eurofightur’ 97, del Shalke 04 (Shalke) - Argentina La 12, del Boca Juniors (Buenos Aires) Los Borrachos del Tablón. (Buenos Aires). Guardia Imperial, de Racing (Avellaneda). Diablos de Avellaneda. - Uruguay La Banda del Parque, de Nacional. (Montevideo) - Chile Los de Abajo.(Santiago) La Garra Blanca. (Santiago) - Perú Comando Sur. (Lima) Trinchera Norte (Callao) - Brasil La Garra Negra, de Corinthians. (Río de Janeiro)


- México Adicción Rayada (Monterrey). (Colombiano,2002,<En Línea>) Otro aspecto necesario para entender el problema urbano asociado a las barras bravas es diferenciar, los tipos de personas que asisten a presenciar un partido de fútbol, de esto Kenneth Hunt y dos colaboradores, hablan en su articulo “A conceptual approach to classifying sports fans “ y define cinco tipo de seguidores deportivos. (HUNT, BRISTOL Y BASHAU, 1999, < En Línea >). - Seguidores temporales: Son el resultado del gran marketing que rodea un evento, es decir; son aquellos que siguen el equipo o evento por la fama y cuando pasa el auge se olvidan de este. Es limitado por el tiempo. Asisten a los estadios de forma casual. (HUNT, BRISTOL Y BASHAU, 1999, < En Línea >). - Seguidores locales: Son aquellos que siguen un equipo solo por este ser del lugar en el que viven. Es limitado por la geografía. Asisten a los estadio de forma casual. (HUNT, BRISTOL Y BASHAU, 1999, < En Línea >). - Seguidores devotos: Sienten lealtad por su equipo, su grado de compromiso es alto pero no interfiere con su vida diaria. Lo normal es que asistan a los estadios continuamente. (HUNT, BRISTOL Y BASHAU, 1999, < En Línea >). - Seguidor fanático: Es aquel en el cual, el equipo se convierte en una parte de su auto identificación, los resultados de su equipo influyen en su vida diaria y se comprometen sentimentalmente en un alto grado con los resultados de su equipo. Asisten a estadio siempre que le sea posible y además lo hacen uniformados, pintados o distinguiendo que son seguidores de su club. (HUNT, BRISTOL Y BASHAU, 1999, < En Línea >). - Seguidor disfuncional: Estos son los componentes de las barras bravas, se diferencian por que su fanatismo afecta su comportamiento social, se auto identifican completamente con su club, viven por él, sienten repulsión en contra de las personas que siguen un club diferente al suyo y crean disturbios fundamentando que son fans de un club. Un ejemplo de esto son los “hooligans” o barristas. (HUNT, BRISTOL Y BASHAU, 1999, < En Línea >).


Ya hablando propiamente de las barras bravas sus componentes son una subcultura de la sociedad que se caracterizan por: su edad esta ente 14 y 25 años, siente la necesidad de hacer parte y ser reconocidos por un grupo y el uso de drogas, narcóticos o cualquier fármaco que los estimule y los impulse a su comportamiento violento. (RECASENS, 1999 < En Línea >). 43.3. ASPECTO PSICOLÓGICO Después de saber cuál es el problema y el por qué la importancia de analizarlo, prevenirlo y combatirlo, se debe entender las razones de su origen desde el punto de vista ya no de la historia, sino, desde el punto de vista psicológico, qué lleva a los barristas hacia esa agresividad y violencia desmesurada, a mostrar tanto odio y cuál es la relación de estos comportamientos con los problemas básicos de las ciudades y con los elementos propios del fútbol. Varios autores han escrito al respecto, y son pocos los que coinciden en algo, por ejemplo, Kevin Young docente de La Universidad McMaster en la revisión del libro “Hooligans Abroad: The Behaviour and Control of English Fans in Continental Europe”, escrito por John Williams profesor de La Universidad de Leicester y un grupo de ayudantes, afirma que uno de los aportes más importantes del libro es que todo comportamiento humano involucra algo de racionalidad; sabiendo que este comportamiento se da en jóvenes de las clases bajas, en el libro comentan que ellos ven la violencia como la única forma de defender su territorio o la única manera de que los vean con respeto, además complementa que esta misma racionalidad está asociada al consumo de mucho alcohol y a la explotación sexual, aparte, argumenta también estos comportamientos producen en ellos una excitación placentera. (YOUNG, 1986 <En línea>). Por otro lado Gary Amstrong en su libro “Football Hooligans” afirma que el comportamiento de los hooligans es inexplicable, que solamente se puede describir y evaluar. (HOFFMAN, 1999 < En Línea >). Desde otro punto de vista Anthony King dice que solamente se puede mirar el problema desde entender que es propio de la lógica de un comportamiento grupal, y que como tal se debe atacar de la misma forma; en otras palabras, ellos solamente tienen comportamiento violento cuando están en grupo y se mueven con lemas como “collective memory” o memoria colectiva, el


cual se refiere a que una ofensa nunca se olvida, esto lo supo directamente de un hooligan llamado Sean, que afirmó que asociado a esta “collective memory “ está el honor del Hooligan.(KING, 2001 < En Línea >) Los autores que se han mencionado hasta el momento, no presentan al fútbol como responsable de dicha violencia, así lo indican también Jhon Govern y Jeffrey Goldstein al afirmar que el problema solo se puede mirar desde el punto de vista de la estructura social y no como una consecuencia normal del fútbol. (GOVERN y GOLDSTEIN, 1986 < En Línea>). Aunque esto mismo no opinan directamente los hinchas chilenos entrevistados por Recasens que afirman que los medios de comunicación, los dirigentes de los clubes, los mismos hinchas, las fuerzas de orden y los infiltrados en sus barras son los causantes de que ellos realicen actos de violencia. Recasens habla de cuatro factores que pueden ser causantes de la violencia, los cuales son: Falta de personalidad; fuerza de liderazgo por unos cuantos que lleva al resto a la violencia; hacer parte de un grupo y alcanzar el reconocimiento del mismo; y por último la edad, estrato socioeconómico y nivel cultural. (RECASENS, 1999 < En Línea >) Ahora entendidas las razones de la violencia ligada al fútbol, se debe abordar una pregunta que es de difícil respuesta, ¿Por qué el fútbol? Y no otros deportes, a esta pregunta son pocas las respuestas claras que se han dado. El fútbol se podría considerar como uno de los fenómenos sociales más importantes del siglo XX, su capacidad de despertar sentimientos, pasiones, alegrías, tristezas, guerras, fiesta, etc., no conoce fronteras tangibles ni intangibles. (RIVERA, 2004 < En Línea >). Esta puede ser una de las razones más importantes, pero también se puede argumentar que el reglamento del fútbol deja mucho espacio para la apreciación del juez, lo que no pasa en deportes de características mas violentas, como el fútbol americano o el básquetbol, los cuales se valen de ayudas tecnológicas como las repeticiones mostradas tanto a los árbitros como a todos los presentes en el estadio, lo que deja ver una mayor justicia de parte del reglamento y evita sentimientos de ira de los aficionados hacia el espectáculo. (ROADBURG, 1980, < En Línea>). 43.4. ASPECTOS SOCIOLÓGICOS


Se puede determinar que las barras bravas son una forma de expresión de violencia juvenil, la cual ha existido en las ciudades a través de los tiempos, pero se ha expresado de diferentes formas, como lo dicen Margo y Nixon en su artículo “¿Crisis of youth?” los problemas en la juventud siempre han estado presentes en las ciudades, pero ahora lo que interesa es la problemática actual (MARGO y NIXON ,2006, <En Línea>) y se debe entender los aspectos sociológicos que conllevan a dicha violencia, desde lo social se pueden ver seis aspectos determinantes, como lo son: educación, desempleo, familia, violencia social o política, el mundo paradójico en el que viven los jóvenes y los medios de comunicación.

- Educación: el bajo nivel de educación asociado a las familia pobres, ya sea por su baja calidad o peor aún por su ausencia es un factor muy influyente; para el psicólogo peruano Carlos Arenas las escuelas urbanas son muchas veces promotoras o simplemente refuerzan los comportamientos violentos en los jóvenes. (ARENAS, 1998, < En Línea >).

- Desempleo: otra de las razones en las que se fundamenta dicha violencia es el desempleo y Arenas lo explica de la siguiente forma, “Los jóvenes son el grupo de edad más afectado por el desempleo, subempleo y los bajos ingresos, a pesar de tener mejores promedios educativos que los otros grupos, dos ejemplos lo evidencian: la terciarización de la fuerza laboral juvenil, con un sesgo de género, pues las mujeres son las que predominan en este sector, o las reducidas oportunidades de empleo para los jóvenes los presionan a ocupaciones precarias, en condiciones de sobre-explotación, lo que genera y refuerza una mentalidad generalizada de subvaloración del joven trabajador“.(ARENAS, 1998, <En Línea>).

- Familia: Las familias pobres tienden a ser disfuncionales o ausentes de figuras paternas, lo que genera un profundo vacío en lo jóvenes, vacío que intentan llenar haciendo parte de pandillas juveniles; otro factor es el no acompañamiento del


joven durante su crecimiento lo que termina en una deficiente educación del joven con deficientes bases sociales y autoestima. (CEPAL, 2004, < En Línea>).

- Violencia social y política: “los conflictos propios de la sociedad así como las secuelas de la violencia política, urbana, conflictos propios del estado y sus instituciones también influyen de manera directa a los jóvenes y podrían generar en estos comportamientos violentos”. (ARENAS, 1998, < En Línea >).

- Mundo paradójico: De acuerdo con la Organización Iberoamericana de La Juventud una serie de paradojas explican por qué los jóvenes viven con mayor dramatismo que las otras dos categorías, niñez y adultos. Entre estas están: “Más acceso a educación y menos acceso a empleo.”, “ Más acceso a información y menos acceso a poder.”, ” Más expectativas de autonomía y menos opciones para materializarla.”, ” Entre receptores de políticas y protagonistas del cambio”, “Multiplicación del consumo simbólico y restricción del consumo material.”, “Más volcados hacia el presente y más exigidos por el futuro.” (HOPENHAYN, 2003 < En Línea>).

- Medios de Comunicación: estos tienen como todo el mundo sabe, un gran poder de influencia en la sociedad y por lo tanto en los jóvenes. Esto se puede ver fácilmente

evidenciado

por

medio

de

los

comentaristas

deportivos.

“El

comentarista deportivo, es un personaje movilizador de masas, por medio de su lenguaje manifiesta arraigadas posiciones y sucesos acaecidos antes, durante y/o después del partido de fútbol, siendo en esta medida, artífice y responsable de tres expresiones particulares del fútbol: la fiesta, la guerra simbólica y la guerra materializada. “ (RIVERA, 2005 < En Línea >), por lo tanto pueden llegar a ser unos impulsadores o por el contrario pueden prevenir actos violentos a costa de ese gran poder que tienen.

43.5. EL CONFLICTO DE LAS BARRAS BRAVAS EN COLOMBIA


Las barras bravas se empezaron a conformar en Colombia desde 1998 principalmente en ciudades como Bogotá, Cali y Medellín, pero el problema se extendió rápidamente a ciudades como Pereira, Manizales, Armenia, Ibagué y Pasto, aunque los disturbios allí no han sido mayores ya que normalmente en estas ciudades solamente existe un equipo profesional, los mayores problemas se presentaron entre 2000 y 2003, últimamente han disminuido los enfrentamientos entre las barras pero el problema parece estar dormido, mas no controlado. (El COLOMBIANO, 2002 <En Línea>). Las barras bravas en Colombia están muy ligadas a regionalismos y lucha de clases como lo evidencia “El Colombiano” en una serie de artículos que presentó en el año 2002 estas enuncian “El regionalismo es un componente trascendental en la rivalidad que existe entre las barras colombianas, la mayoría de veces acrecentado por el manejo irresponsable de un sector de la prensa”, además “Otro elemento a tener en cuenta es el factor socioeconómico que diferencia a las barras en cada ciudad, que termina en una lucha de clases. Los de Sur, Los Ultras, Frente Radical y Comandos Azules #13 representan estratos altos de la sociedad, contrario a sus rivales, disputas que salen a flote y se reflejan en estribillos y graffitis. “y aunque en menor forma se empiezan a evidenciar factores políticos dentro de las barras. (El COLOMBIANO, 2002 <En Línea>) Es normal la actitud de los jóvenes colombianos, debido a las falencias en la estructura

social

colombiana,

además

los

colombianos

como

buenos

latinoamericanos tienen tendencia a imitar conductas, este tipo de conductas son el reflejo de la sociedad violenta en que se vive. Pero que sea normal no indica que esto no sea preocupante, por lo tanto se deben emprender campañas que involucren todos los componentes de las ciudades, desde lo publico liderado por el estado y desde lo privado liderado por los clubes para evitar un hecatombe que puede causar un daño talvez irreparable nuestras ciudades. (El COLOMBIANO, 2002 <En Línea>). Ya se observó el por qué del problema, ahora se debe mirar cómo enfrentarlo desde los diferentes ámbitos.


43.6. DESDE EL PUNTO DE VISTA PÚBLICO

Ante la ineficiencia del Estado para resolver problemas de desigualdad, pobreza, y educación en las ciudades, el problema de las barras bravas se debe enfrentar en un principio desde la cultura ciudadana, a partir de campañas sociales; y para su prevención y castigo, desde el punto de vista penal-administrativo. Por ejemplo en Inglaterra después de varios acontecimientos que terminaron en tragedias decidieron hacer una campaña de cultura ciudadana acompañada de quitar los alambrados de los estadios y a su vez tener una política penal más severa lo que en el largo tiempo condujo a una gran disminución de los muertos y de los arrestos. (HOME OFFICE, 2004 < En Línea >). Esto teniendo en cuenta que el barrista actúa de forma dolosa, lo que indica que este puede ser considerado como un criminal. Desde el punto de vista penal Enrique Ghersi un abogado peruano argumenta que se podría proponer una reforma al código penal que tipifique los delitos de las barras bravas y tengan penas con especial severidad o los priven de algunos beneficios tales como libertad condicional, fianzas, etc. Otra propuesta que presenta Ghersi, es la identificación y a partir de esta la prohibición de la entrada a los estadios a los barristas, esta acción podría ser desde lo penal o desde lo administrativo de los estadios. (GHERSI, 2002,< En Línea>).

43.7. DESDE EL PUNTO DE VISTA PRIVADO

Esto más que todo corresponde a la responsabilidad de los clubes. En Europa existe la llamada responsabilidad por culpa, que tiene altos costos de funcionamiento, pero es muy eficiente, esta se refiere a la identificación de toda persona que entra al estadio, así la persona que incurra en un daño o lesión será fácilmente encontrada y procesada. Pero en América Latina es en este momento de imposible aplicación por lo cual se podría utilizar según Ghersi otro tipo de responsabilidad por culpa, la cual recaería sobre los clubes, así los clubes


buscarían tener una relación mas cercana con las barras y tendrían que trabajar de manera exhaustiva para educar dicha barra. (GHERSI, 2002 > En Línea)

Como recomendación Ghersi siempre argumenta que las campañas ex ante son mucho mas productivas que las ex post, ya que estas tendrían beneficios a largo plazo y talvez solucionar parte del problema desde la raíz. (GHERSI, 2002 > En Línea). 43.8. CONCLUSIONES Como se pudo observar en el desarrollo del tema el problema de las barras bravas es un tema controversial que aunque para algunos autores no tiene explicación racional y simplemente es una conducta violenta por naturaleza, muchos coinciden en que es producto de una deficiente estructura social y económica de las ciudades. Las barras bravas son una de las formas de violencia juvenil urbana, pero esta violencia no es propia de estos tiempos, ha estado presente a través de la historia de las ciudades, aunque se ha expresado de diferentes maneras, esta violencia se debe a las diferentes presiones que recaen sobre dichos jóvenes y a las dificultades propias de su edad. Ante la impotencia del Estado de resolver los problemas básicos de la ciudad, que son los mayores causantes de la violencia juvenil urbana, la responsabilidad recae sobre la propia sociedad liderada por el Estado que a través de campañas de cultura ciudadana que deben impedir el crecimiento de dichas barras y llevarlas por un camino pacífico a disfrutar de los eventos deportivos en comunidad, bajo la euforia del apoyo incondicional a sus equipos, esto acompañado de la ayuda de los clubes y de un eficiente sistema penal. Las barras bravas son perjudiciales para las ciudades y más aún en ciudades tan golpeadas por la violencia, como lo son las ciudades latinoamericanas, en especial las colombianas. 43.9. RECOMENDACIONES Gracias a lo enunciado en la ponencia, la sociedad debería trabajar en los siguientes aspectos para prevenir, disminuir o erradicar las barras bravas.


Las campañas ciudadanas. Estas juegan un papel muy importante, para que los barristas tomen conciencia del daño que le ocasionan a la ciudad, además buscan un mayor compromiso de los padres de familia para evitar que les permitan a sus hijos hacer parte de dichas barras. Obviamente el aspecto que más contribuiría al no desarrollo de las barras bravas seria un sistema social, económico y político igualitario, que presentara para todas las personas las mismas oportunidades. Un sistema penal eficiente con cárceles educadoras y condenas no permisivas que hagan que el barrista piense mas de dos veces antes de arremeter contra la propiedad privada o pública y contra las vidas humanas. 43.10. BIBLIOGRAFÍA ARENAS IPARRAQUIRRE, Carlos. Los Rostros Escondidos Y La Acción Social Frente a la Marginalidad: Violencia Juvenil a Fines de los 90. Revista de Psicología.

Vol.

2.

Número

1.

Enero

1998.

Disponible

en

Internet:

<http://sisbib.unmsm.edu.pe/BVRevistas/psicologia/1998_n1/rostros.htm> (Consultado en: Septiembre 18 de 2006).

BBC, Mundo. De los hooligans a las barras bravas. Noviembre de 2005 Disponible en Internet <http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/specials/newsid_4371000/4371158.stm> (Consultado en: Septiembre 18 de 2006).

COLOMBIANO, El. Series El Colombiano. Deportes. Las Barras Bravas o La Violencia

en

el

Fútbol.

Marzo

de

2002

<http://www.elcolombiano.com/proyectos/serieselcolombiano/textos/barras_bravas /home_barras.htm> (Consultado en: 23 de septiembre de 2006)

Comisión económica para América Latina y El Caribe. (CEPAL) .Adolescencia y juventud en América Latina y el Caribe: problemas, oportunidades y desafíos en el comienzo de un nuevo siglo. Julio de 2004. Disponible en Internet: <http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/3/5663/lcl1445.pdf>


(Consultado en: Septiembre 10 de 2006).

FAIN BINDA, Raúl. Paradoja del bebedor reformado. Agosto de 2005. Disponible Internet en: <http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/deportes/newsid_4166000/4166728.stm> (Consultado en: Septiembre 18 de 2006)

GHERSI, Enrique. Barras Bravas: Teoría Económica y Fútbol. Enero de 2003. Disponible

en

Internet:

<http://www.elcato.org/node/1273>

(Consultado

en:

Septiembre 10 de 2006).

GOVERN, John y GOLDSTEIN, Jeffrey H. Hooligans Abroad: The Behaviour and Control of English Fans in Continental Europe. Aggressive Behavior 1986, Vol. 12 ISE

3,

p223-224,

2p.

Disponible

en

Internet

en:

<

http://www.sinab.unal.edu.co:2337/login.aspx?direct=true&db=aph&AN=11948810 &amp;lang=es&site=ehost-live > (Consultado en Septiembre 15 de 2006) HOFFMAN, Shirl J. Reviewed Work(s): Reviewed Work(s): Football Hooligans by Gary Armstrong. > (Mar., 1999), pp. 191-192 Contemporary Sociology Vol. 28, No. 2

(Mar.,

1999),

pp.

191-192.

Disponible

en

Internet:

<

http://links.jstor.org/sici?sici=00943061%28199903%2928%3A2%3C191%3AFH% 3E2.0.CO%3B2-I > (Consultado en Septiembre 12 de 2006).

HOME OFFICE. Statistics on football-related arrests and banning orders 20032004.Octubre de 2004. Disponible en: Internet <http://www.homeoffice.gov.uk/documents/football-arrests-0304>.(Consultado

en:

Septiembre 12 de 2006).

HOPENHAYN, Martín. La juventud latinoamericana y sus problemas de integración. Marzo 2003. Comisión económica para América Latina y El Caribe. (CEPAL). Disponible en Internet: <http://www.eclac.cl/de/agenda/0/22000/Hopenhayn.pdf>


(Consultado en: Septiembre 12 de 2006).

HUNT, Kenneth, BRISTOL, Terry y BASHAW, Edward. A conceptual approach to classifying sports fans. Journal of Services Marketing. Vol. 13, Edición 6, pp. 439 – 452.

(1999).

Disponible

en

Internet

en:

<http://www.emeraldinsight.com>

(Consultado en Octubre 13 de 2006).

KING, Anthony .Violent pasts: collective memory and football hooliganism. En: The Sociological Review Volume 49, ISE 4, (Nov 2001); p. 568-585. Disponible en Internet:

<http://www.blackwell-synergy.com/doi/pdf/10.1111/1467-954X.00348>

(Consultado en: Agosto 28 de 2006).

MARGO, Julia y DIXON Mark. Crisis of youth? Childhood, youth and the civic order. Public Policy Research Volume 13, ISE 1, Page 48-53, Mar 2006. Disponible en Internet <http://www.blackwell-synergy.com/doi/pdf/10.1111/j.10703535.2006.00420.x> (Consultado en: Septiembre 19 de 2006).

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. Diccionario de la lengua española. Agosto 2006. Disponible en Internet: <http://www.rae.es/> (Consultado 20 de Agosto de 2006).

RECASENS SALVO, Andrés. Las barras bravas. Santiago de Chile, 1999. Disponible

en

Internet:

<

http://rehue.csociales.uchile.cl/rehuehome/facultad/publicaciones/Excerpta/excrpta 4/antece.htm> (Consultado Septiembre 13 de 2006).

RIVERA GÓMEZ, Juan Fernando. La tribuna como otro terreno de juego. Buenos Aires. Año 10 - Nº 69 - Febrero de 2004. Disponible en Internet: <http://www.efdeportes.com/efd69/tribuna.htm> (Consultado Septiembre 13 de 2006).


ROADBURG, Alan. Factors Precipitating Fan Violence: A Comparison of Professional Soccer in Britain and North America. En: The British Journal of Sociology.

Volumen

31,

Número

2

(junio

1980);

página

265-276.

<http://www.sinab.unal.edu.co:2065/search/BasicSearch?Query=soccer+violence& si=1&hp=25&Search=Search> (Consultado 18 de octubre de 2006 )

YOUNG, Kevin. Reviewed Work(s): Hooligans Abroad: The Behaviour and Control of English Fans in Continental Europe. By John Williams; Eric Dunning; Patrick Murphy. Contemporary Sociology Disponible

en

Vol. 15, No. 2 (Mar., 1986), pp. 229-230.

Internet:

<http://links.jstor.org/sici?sici=0094-

3061%28198603%2915%3A2%3C229%3AHATBAC%3E2.0.CO%3B2-V> (consultado en Septiembre 12 de 2006).


Barras Bravas