Issuu on Google+

¡QUITATE! Por: Pastor Miguel Arrázola

OFRENDA (Pastora Ma. Paula Arrazola) Lucas 11:1, La gente cree que no hay que pedirle a Dios, porque nuestro Padre sabe de que tenemos necesidad pero el mismo Jesús dijo: Pedid y se os dará. Hay que estar pidiendo, llamando, importunando hasta recibir respuesta de parte de Dios, es una mentira evangélica de que al Padre no se le debe pedir, el Señor quiere que le pidamos para el mismo día, el se complace en ver a nosotros sus hijos con nuestras necesidades suplidas, el quiere que no carezcamos de comida, ni de vestido, la voluntad de Dios es que antes de cerrar nuestros ojos comamos hasta saciarnos, es la voluntad de Dios suplir las necesidades de nosotros sus hijos, y hasta los deseos nuestros. No límite a Dios usted no recibe no porque Dios no quiera darle sino porque cree incorrectamente, cambie su manera de ser y de creer para que disfrute, este año te bendeciré cien veces más dijo el Señor, el pan es provisión y es sanidad porque la sanidad es el pan de los hijos. Dando activas que el Padre se mueva a tu favor, la Palabra dice Dad y se os dará una medida apretada, remecida, buena, por eso pide tu pan de cada día porque eres hijo de Dios, tienes derecho a la sanidad, derecho a la salvación, derecho a la prosperidad, desatemos la bendición de Dios con nuestros diezmos y ofrendas. ENSEÑANZA (Pastor Miguel Arrázola) Isaías 700 años antes del nacimiento de Jesús vio en el espíritu lo que acontecería referente a Jesús, y aún cuando no vio el Sanedrín, ni los soldados romanos que lanzaron su costado, él vio un hijo castigado por su Padre, herido de Dios y abatido, más Jehová cargó en él los pecados del mundo, con todo lo que le hicieron no abrió su boca, Jehová quiso quebrantarlo sujetándolo a padecimientos, ¿Quién a aquel que mató a su hijo le perdonaría?, ¿Quién dejaría herencia al que mató a su hijo?, sin embargo Dios aún cuando éramos reos de muerte sin derecho a vivir el Señor nos dio vida, siendo que no merecíamos nada, Dios nos perdonó nuestros pecados a través de la muerte de su hijo que murió por nuestra culpa, aún cuando estuvo angustiado y afligido no abrió su boca, ciertamente llevó nuestras enfermedades, sufrió nuestros dolores, la fe no tiene nada que ver con el futuro, sino con lo sucedido trasladado al presente, tal cual como lo vio el profeta Isaías se cumplió. Mateo 8:16, lo refiere cuando se enfermó la suegra de Pedro. Cristo nos redimió de la maldición de la Ley para que por Él fuéramos libres, sanos, santos. Usted no tiene que estar viviendo en nada malo sino en la buena, agradable y


perfecta voluntad de Dios. Galatas 3:29, soy heredero de Abraham, linaje de la promesa. Yo no oro para que seas sano porque ya lo fuiste, oro para que recibas la sanidad que desde hace dos mil años te fue otorgada en la cruz, los enfermos tienen el derecho de ser sanos y deben pelear para no dejarse quitar la sanidad. Marcos 11:23-24, dice que cualquiera que diga a este monte quítate, no dice que solo los pastores o líderes sino cualquiera que no dudare en su corazón, le será dado lo que diga, el pensamiento no sana la boca si. No puedes seguir consintiendo la enfermedad dile: quítate, lárgate, vete, así te digan loco, es mejor ser loco pero bendecido, este verso es para cualquiera que tenga ganas de salir adelante, cualquiera que se levante hoy, lo malo es un cristiano enfermo que no haga nada. No se lleve la enfermedad para el 2010, déjela, échela. No moriré sino que viviré y contaré las obras de Jehová, no pienso en la muerte pienso en lo que Dios me permitirá hacer antes del rapto, hay que sacar al diablo hoy de la casa, Jesús le dio la autoridad a La Iglesia para echar fuera demonios, ya el cumplió ahora te toca a ti, ejerce autoridad, no te dejes, demonio que llegue patéelo, seamos esforzados y valientes, echemos afuera brujería, hechicería, autoridad fue lo que Jesús delegó. Hoy vine a decirte Feliz Navidad, vine a decirte que por sus llagas fuiste sanado, te vine a decir: Levántate, no consiento enfermos, levanto muertos, el consuelo no saca a nadie adelante solo mitiga el dolor, Por eso el Espíritu Santo te guía a la verdad, que te hará libre. Hoy se acaban tus problemas mentales, déle duro al diablo, uno de los dos debe salir vivo y será usted quien salga vivo, ordénele que se quite, échelo, Jesús no es débil, cuando te da una orden hazla tal como Él te la ordena para que puedas ver resultados. Por lo tanto, cuando dijo: sin dudar en tu corazón, no tema que cuando echa un demonio no se le pasa a usted, cuando usted entra las potestades retroceden, Dios no le dio un espíritu de cobardía sino de amor de verdad y de dominio propio, Dios no te dio a gasparín para que te acompañara te dio el Espíritu Santo. Alguien está peleando hoy su bendición, hoy es tu día, no lo describa, repréndalo queme esos exámenes, duerma con música cristiana, haga guerra a las tres de la mañana, venga a La Iglesia, así el vecino se moleste. Solo serán echas las cosas que digas, con la enfermedad y con el diablo hay que ser rudos, no trate con buenos modales a la enfermedad. Por tanto todo lo que pidieres orando, confesando y declarando, tienes que tener la seguridad de que lo tendrás, el día es hoy, comience a creer lo que quiere, no andamos por vista sino por fe, hay gente que aparece no más a ver lo malo que te pasa, a esos no los tengas de amigos, es mejor tener pocos amigos y que sean de la fe, busca aquellos que celebren contigo la victoria y no la muerte, cree que ya es tuyo, no se trata de sentir se trata de creer La Palabra para recibir algo de Dios debes creerla primero, cuando la crees el sentimiento se cambia. Aquellos que creen contra todo pronostico son los que reciben sanación, la reciben desde el día que creen así se


manifieste después, creer que ya lo he recibido es lo que se obtiene. Nada ni nadie me va a detener en el 2010, 2 Corintios 4:13, dice que teniendo en mismo espíritu de fe, creí por lo cual hablé, si usted lo cree lo habla, cuando Dios quiso que el universo fuera el habló y creó, usted de la nada habla y crea, cree su milagro con la boca, créalo, creer y creación, tienen el mismo origen, el milagro lo tengo en la boca, por eso le dijo Dios a Josué nunca se apartará de tu boca, Creí por lo cual hablé, porque hay un poder creativo en su boca. Con la boca hablo lo que creo y creo lo que hablo, en mi boca hay un milagro, nosotros tambien creemos por lo cual hablamos, yo creo lo que hablo y hablo lo que creo. Esta leve tribulación momentánea, no te va a tumbar, todo lo que venga en contra tuya se cae, ningún arma forjada en contra tuya prosperará, lo que tienes es momentáneo y leve, no te va a hacer daño, está ahí para que compruebes que La Palabra de Dios tiene poder en tu boca. Produce en nosotros un cada vez más excelente peso de gloria. No mirando las cosas que se ven, el que mira pierde, así como le pasó a la esposa de Lot, no mirando las cosas que se ven, para que miras el cáncer, el quiste o el tumor, para que miras el noticiero y todo aquello que no inspire Dios. No mirando las cosas que se ven sino lo que no se ve, la sanidad, la prosperidad, el gozo, mírate corriendo, trotando, ministrando, gozando la vida, viendo a tus hijos en la playa corriendo, no mires el funeral sino los cumpleaños de tus hijos y nietos que vas a ver todos los años, mírate yéndote en el rapto. Mire su victoria, las cosas que se ven son temporales, las que no se ven que están en La Palabra de Dios son eternas y lo eterno controla lo temporal, por que por fe andamos no por vista (2Corintios 5:7), porque yo creo lo que hablo y hablo lo que creo. Marcos 11:12 está escrito en el contexto de algo poderoso, ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida y en la casa de Jehová moraré por largos días. La vida y la muerte están en la boca, este año vamos a blanquear al diablo siete a cero. Jesús el día anterior maldijo la higuera y no pasó nada aparentemente, Jesús no trata con el síntoma, trata con la raíz del problema, y pasando por la mañana es decir, al otro día vieron lo que el día anterior habló. Si quieres ver tu mañana habla en tu noche. Por que los días buenos no llegan se llaman desde el día anterior. Voy a hablar hoy para mañana verlo, Jesús le decía a los enfermos: Levántate, camina, no llame más la atención con la enfermedad, si cree que así va a llamar la atención de los hijos es mentira se van más lejos, no manipule con conmiseración, yo ando por fe no por vista. Tu hoy ves lo que ayer hablaste, tu palabra en tu boca seca el problema. Debemos tener el mismo tipo de fe que tiene Dios, no moriré sino que viviré y contaré las obras de Jehová, mayor es el que está en mi que el que está en el mundo. Se que fueron sanos por el gozo con que les vi gritar cuando les di la Palabra. Cuando el diablo te muestre funerales y fechas en que pasan cosas tristes en tu casa piensa que en esa fecha murió el diablo en tu casa, recuerda Dios te sana para que le sirvas, para que hagas redes, tengas tu casa de vida. Luego que te sana no te vayas a hacer lo incorrecto por que te mueres. Vivimos para contar las obras maravillosas de Dios.


Métase en la visión de lleno, en Jesús, en la Iglesia, aquí hay un profeta de Dios que dice “no vas a morir” esta Iglesia está destinada a irse en el rapto. No hables más mal de nada ni de nadie, hable lo bueno porque le será hecho lo que dice, hable lo bueno. Cánceres y miomas cayeron impresionantes. Dios no me dio la cabeza para sanarme me dio el corazón para creerle, con el corazón es que uno cree, no le preste atención a la mente, póngase a cantar, si sigue diciendo que llegó su hora si morirá. Jesús te prometió larga vida, usted es hijo de Dios y está atado al rapto de La Iglesia. SANTA CENA Hay gente como nosotros sus pastores que no creemos nada malo de ustedes, raíz de todos los males antes de amor al dinero es querer ser más importante, Pablo no estuvo en la última cena, pero tuvo una visión de la santa cena. Los panes y levaduras celebraban la salida de Israel de Egipto, Jesús cambió los significados del pan y del vino, la sangre de Éxodo 2, que era de macho cabrío, ahora anunciamos a Jesús, dos maneras de comer indignamente la cena: no discerniendo el sacrificio de Jesús o no discerniendo que tambien murió por mi hermano y no hablarle, cuando comemos la cena sentimos sanidad, liberación y perdón. La cena del Señor es más poderosa que una imposición de manos, el conflicto, la disensión, la pelea, traen enfermedad, no apropiarnos de los derechos que Jesús no dio trae enfermedad, si usted no se deja tratar como hijo será juzgado, ni enfermos, ni debilitados, ni que muramos antes del tiempo quiere Dios. Somos juzgados mirando el cuerpo y la sangre analizando cada área de nuestras vidas que no están bien. La Santa Cena es una oportunidad más que nos da Dios para vivir. El Señor nos castiga con La Palabra pero en el mundo se castiga con cosas horribles, Dios nos corrige con La Palabra no con lo malo. No seamos codiciosos, la codicia mata, no podemos participar de la idolatría y a la vez participar de La Santa Cena, detrás de todo ídolo hay un demonio, lo que los gentiles sacrifican a los demonios lo hacen, por eso hay ataduras, pobrezas, dudas los pueblos idolatras comen y beben, ni forniquemos, cuidado con el pecado de fornicación, no tentemos al Señor, no podemos pecar hasta ver cuanto aguanta Dios el juicio. No hablemos mal de nadie, no critiquemos, seamos agradecidos. Nosotros hemos alcanzado los fines de los siglos por eso somos la mejor generación, aún cuando el mundo va mal La Iglesia va de gloria en gloria y de victoria en victoria. La copa de bendición que bendecimos ¿no es la comunión con La Sangre de Cristo?, así como cuando uno viaja y ve la foto de su familia y la recuerda, así significa que muy pronto veremos a Jesús, No podemos beber la copa del Señor y tambien la de los demonios o ¿provocaremos a celos al Señor?, los no creyentes no debieran participar de La Santa Cena, tiene un poder sanador y perdonador, lo que representa es lo que trae bendición a nuestras vidas.


Si hay debilitados aquí hay sanidad, si está durmiendo despierta y si está enfermo será sano. Es como un ponernos a paz con el Señor, como si Dios perdonará y dijera vete en paz a tu hogar. No se tire la cena con peleas después.


Quitate