Issuu on Google+

Soluciones de tecnologías de “La Red Del Señor” la información 15 de Febrero de 2012 “Dios es quien me da las redes Yo soy quien Evangelizo a los Hombres”

“Dios es qu“Dios es quien me

Ministerio de Música Pescador.

Presentación.

SEG URIDA D DE

Como parte de nuestra labor Evangelizadora y Apostólica como Ministerio de Música a través de mucha oración y trato con Dios nos hemos dado la tarea de dar a conocer la Alegría de saber que somos hijos y herederos del Reino de Dios.

IN TE R NET Sit xim amet, o consec tetuer o s Pró s Event adipiscing elit, sed diam

Domi ng o nonummy nibh euismod tincidunt 19 /F eb r e ro /20 1 2 dolore magna aliquam. Miuts alaoreet 13 :00 h r s. Par r oqui a St a. Lu cí a PRO TE CCIÓN DE RE D

Comenzamos este largo caminar donde te enviaremos cada quince días un tema nuevo con reflexión para tu vida cotidiana con un tipo de carisma de Alegría y donde nos ayude a sobrellevar día con día todas las exigencias que la vida misma nos pide. Dios es un Dios exigente así que por medio de éste escrito te queremos hacer llegar a ti el cómo vivir de una manera más alegre y Cara a Dios.

Características y ventajas del servicio Dios te Bendiga Hermano.

S em d elad2minim 0 al veniam, 24 de Ut an wisiaenim Febquis r enostrud ro exerci tation Pro duc ción d el CD

Ministerio de Música Pescador Monterrey Nuevo León, México La Red Del Señor, A.C.

ullamcorper.Et iusto odio

dignissim Domi ng o qui blandit zzril 1delenit 26 praeseptatum /F eb r e ro /20 2 Miaugue s a 13duis :00dolore h r s.te feugait Parnulla r oqui a St a. Lu cí a adipiscing elit, sed diam nonummy nibh.

F I R EW A L L S

Acrecentando la Caridad Hermanos, este nuevo artículo hablaremos de un tema que tanto en la antigüedad como en nuestros días, sigue siendo relevante y de vital importancia para las comunidades y la sociedad: la caridad.

PERS ONA LE S Tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volut pat. Ut

¿Qué es la Caridad?

wisi enim ad minim veniam, quis exerci tation ullamcorper cipit lobortis nisl ut aliquip ex.

Desde un punto de vista humano, la caridad es la actitud solidaria con el sufrimiento ajeno, es decir, compadecernos de la desgracia de nuestros hermanos y luchar para conseguir su bienestar. La caridad desde un punto de vista cristiano, es una virtud basada en el principal mandamiento que nos dejó Jesús: amar a Dios sobre todas las cosas por Él mismo y a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios.


“La Red Del Señor” El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas. Hebreos 1:3. Ayudar a nuestros hermanos necesitados va más allá de dar limosna al pobre o un pan al hambriento, la verdadera caridad es rezar por ellos, abrir nuestro corazón, no solo curar los males físicos sino curar las almas. No es dar lo que nos sobra, sino compartir lo poco que tenemos. La Madre Teresa de Calcuta nos dice: “La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis sino mas bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos. El mayor mal es la falta de amor y caridad, la terrible indiferencia hacia nuestro vecino que vive al lado de la calle, asaltado por la explotación,

corrupción,

pobreza

y

enfermedad.”

La indiferencia es un terrible cáncer en nuestra sociedad actual y no solo tiene consecuencias externas, sino personales, pues su falta de amor aísla a la persona en un “yo” y su egoísmo no lo deja ver más allá de sí. Generalmente las personas con estos síntomas relacionan la pobreza con la pereza y holgazanería, y aunque en muchos casos esto ocurra, uno no puede ponerle condiciones a la caridad. “En verdad les digo: siempre que no lo hicieron con alguno de estos más pequeños, ustedes dejaron de hacérmelo a mí.” (Mt 25,45)


“La Red Del Señor” Les compartiré una pequeña experiencia que tuve hace algunos días en la universidad. Tengo un compañero que es ateo y desde que lo conocí he rezado por él y por su conversión, aunque él critique mucho mi fe. Una ocasión yo estaba comiendo en la cafetería, cuando de pronto él me llamo por teléfono y me dijo de forma muy apresurada: “Oye, necesito que me conviertas unos archivos, pero ¡YA!” y me colgó, sin decir por favor o mostrar cualquier otra signo de modestia. En ese momento deje la comida, fui al centro de computo y realicé su petición. Al día siguiente cuando nos vimos, el se me acercó y me dio las gracias. Días después me enteré que el trabajo que desarrollaba era de suma importancia y que si no lo terminaba ese mismo día, él y su equipo (en el cual estaba un muy buen amigo mío) se atrasarían un semestre en la carrera. Ahora me doy cuenta que sin el amor que obtuve gracias a la oración, mi comportamiento hubiera sido otro y con graves consecuencias que afectarían hasta mis amigos más apegados. Ese pequeño acto de caridad que tomo menos de diez minutos, salvó seis meses de tiempo, dinero y esfuerzo para muchas personas. Recordemos que San Pablo nos dice: “Aunque repartiera todos mis bienes a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, de nada me sirve.” (1 Co 13,3). Aquí, San Pablo nos aclara que es más importante amar que hacer milagros, o sacrificarse por una causa, lo cual puede hacerse sin amor. Y entonces, como lo dice la Madre Teresa, “el fruto del servicio es la paz. La caridad no solo se da a los pobres en cuerpo, sino también a los pobres en espíritu y fe”.


“La Red Del Señor” ¿Cómo podemos acrecentar la caridad? Para acrecentar la caridad en nuestras vidas hay un camino que nos ha propuesto la Madre Teresa de Calcuta, el cual parece sencillo pero conlleva un gran cambio en el estilo de nuestras vidas y tiene su origen en el mandamiento que Jesús nos ha dejado: • Amarnos los unos a los otros, como Jesús nos ama. • Para poder amar hay que tener un corazón puro y rezar. • El fruto de la oración es la fe. • El fruto de la fe es el amor. • El fruto del amor es el servicio al prójimo. • El fruto del servicio es la paz. ¿Cómo vamos a pretender dar algo que no tenemos? ¿Cómo vamos a llevar el mensaje de Cristo a través de nuestros actos si no tenemos amor? La caridad sin el amor es un mero acto de egocentrismo para sentirnos mejor con nosotros mismos, o en un caso peor, presumir ante todos que somos “buenas personas” y ayudamos a los necesitados.

Inspirada por Nuestro Hermano Abraham Gómez Dios te Bendiga Hermano.

Ministerio de Música Pescador Monterrey Nuevo León, México Teléfono 818-653-08-26 811-007-14-44 Email: ministeriopescador@gmail.com Facebook: facebook.com/ministeriopescador


17va Edicion La Red del Señor - Acrecentado la Caridad