Page 27

Hawa Mahal. (el palacio de los vientos, dispone de 953 ventanas) Frente al Hawa Mahal o Palacio de los vientos, que fue construido para las mujeres del harem de Sawai Pratap Singh. El monumento fue concebido originalmente con el objetivo de permitir a las señoras de la casa real contemplar la vida diaria y las reales procesiones de la ciudad. La parte superior del edificio dibuja la cola de un pavo real, uno de los animales que en la India tiene un valor simbólico.

Palacio sobre el agua en Jaipur

27 Vacas por las calles de Jaipur

Nuestra llegada a Jaipur, la Ciudad Rosa, el color de la hospitalidad, capital del estado de Rajasthan ( de donde proceden todos los gitanos del mundo ) sus valles y llanuras albergan fuentes, palacios y templos, un pasado feudal que permanece vivo en los magníficos restos arquitectónicos y en una cultura tradicional y muy enraizada. La localidad nos recibió con el desbarajuste circulatorio habitual del país ( dicen que en la India, no se conduce, se esquiva. Las vacas sagradas que simbolizan la madre tierra, la naturaleza y por extensión, la fertilidad y la abundancia, como proveedora de leche se la considera como una madre y conviven en las calles con ellas tranquilamente. Los indios son vegetarianos la mayoría y ellos dicen que su sistema inmunológico es más fuerte y sus cuerpos más puros. Jaipur tiene un laberinto de fascinantes bazares, los camellos se abren paso entre las motocicletas y los ancianos aldeanos con turbante conviven con jóvenes en pantalón vaquero. El edificio más sorprendente y emblemático de la ciudad, es Hawa Mahal o Palacio de los Vientos cuya arquitectura singular de color rojizo, no nos deja indiferentes, el Palacio Albert Hall construido por el maharajá de Jaipur para conmemorar la visita del rey Jorge de Inglaterra, hoy convertido en museo. Imposible enumerar la cantidad de maravillas que hay que visitar, y por mucho más Jaipur es un destino muy interesante.

LA ALCAZABA 10  

REVISTA SOCIOCULURAL