Issuu on Google+

This saved To Pl appli Adob Com optio Optio savin Save

MI DINERO Tu Revista de Finanzas Personales

Número 24 | Abril 2013 ISSN 2174-176X

E

special “mente”

This saved To Pl appli Adob Com optio Optio savin Save

los límites que nos imponemos con respecto al dinero

niños & adultos educación financiera para niñOS ACTITUDES CREENCIAS, VALORES Y COMPORTAMIENTOS IRRACIONALES HACIA EL DINERO

más

economía para gente madura ¿quieres conocer tu coeficiente de irracionalidad (C.I.) ?

empresas la ley del líder

This saved To Pl appli Adob Com optio Optio savin Save

novedades patio de recreo EL JUGLAR FINANCIERO finanzas con amigos

www.revistamidinero.com

primerA revista digital gratuita DE finanzas personales

This saved To Pl appli Adob Com optio Optio savin Save


EDITORIAL

Minidocs Tu Editorial® www.minidocs.es - Alicante - Madrid - Buenos Aires Directora Editorial Verónica Deambrogio editorial@minidocs.es El editor de la revista no necesariamente comparte las opiniones expresadas por colaboradores y/o autores. Derechos reservados Minidocs® Está obra está sujeta a la licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported de Creative Commons. Para ver una copia de esta licencia, visitehttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/. (Minidocs®). Reservados todos los derechos. ISSN 2174-176X Copyright Minidocs® 2011. Minidocs no es propietario de los derechos de las imágenes pero posee la licencia para su utilización otorgada por Clipart.com, y Shutterstock que al igual, prohibe su uso, copia, reproducción, y utilización de las mismas, sin su correspondiente autorización por escrito.

¡Hola de nuevo! Si nos sigues regularmente, tal vez hayas notado que este número no salió el último viernes de cada mes, como es habitual. Me encantaría poder contarte que estamos haciendo unas sofisticadas pruebas estadísticas para averiguar cuál es el día de la semana más idóneo para publicar la revista. Sin embargo, prefiero ser sincera contigo: abril nos ha pillado a todos con muchísimo trabajo (afortunadamente) y, como suele suceder, el deber se impuso al placer. Además, he querido darme un regalo: este mes, la revista sale en el día de mi cumpleaños.

Con este número especial “MENTE” esperamos ayudarte a reflexionar. Nos encontramos de nuevo en mayo, porque no puedes perderte nuestro número especial ¡Segundo aniversario! Y sí, el tiempo pasa... nos vamos volviendo viejos... ¡pero esperamos que más sabios también! Hasta el próximo número.

A pesar del retraso, hemos escrito un gran e interesante número, dedicado a las creencias, comportamientos, decisiones y actitudes que solemos tener sobre el dinero, porque creemos que de vez en cuando es importante detenernos y reflexionar.

1 Verónica Deambrogio

Los expertos afirman que somos lo que pensamos. Es decir, nuestros pensamientos determinan nuestras actitudes y comportamientos, e inclusive nuestros sentimientos. Sin embargo, creemos que “pensar” es algo casi automático e innato, y la mayoría de las veces perdemos la oportunidad de analizar cómo modificar esos pensamientos que nos detienen, nos paralizan o nos impiden avanzar .

www.revistamidinero.com


Colaboradores

ÍNDICE

Tu Revista de Finanzas Personales

2

MI DINERO

VERONICA DEAMBROGIO (Argentina, 1975) Empresaria, Consultora en Finanzas Personales, Directora de Addkeen Consulting, Minidocs Tu Editorial y del programa educativo Educación Financiera para Todos para España y Europa.

MARÍA INÉS SARMIENTO (Colombia) Psicóloga, docente universitaria, formadora de forniños, reputada autora y conferencista internacional.

MIGUEL MARTÍNEZ CLEMENTE (España, 1973)

Actitudes, creencias, valores y comportamientos irracionales hacia el dinero ¿Cómo se los transmitimos a los niños? El Patio de recreo Cómo elegir un hobby La jubilación de Peter Pan Novedades Contacta con nosotros

Asesor Financiero Personal y Consultor de Gestión Empresarial. Consultor experto en administración y www.administracionpyme.com

NOS PATROCINA: CRISTINA CARRILLO (España,1966) Economista, abogada y divulgadora del sentido copara Latinoamérica.

www.revistamidinero.com

EDITORIAL Colaboradores Índice Los límites que nos ponemos con respecto al dinero La ley del líder

1 2 2 3 5 8 11 14 15 17 17 18 19


Opinión

Los límites que nos ponemos con respecto al dinero

Educación financiera para todos

D

esde que comencé, hace muchos años, a dedicarme a las finanzas personales y a la educación financiera, siempre me llamaron la atención las creencias, actitudes y comportamientos que solemos tener las personas con respecto al dinero. Algunas podríamos catalogarlas como “normales”, pero otras... ¡enriquecen y aumentan constantemente mi capacidad de asombro! ¿Por qué actuamos como lo hacemos respecto al dinero? ¿Cómo tomamos nuestras decisiones financieras?

Verónica Deambrogio

@verodeambrogio facebook.com/verodeambrogio facebook.com/educacionfinancieraparatodos http://www.educacionfinancieraparatodos.com E-mail: editorial@minidocs.es

Como diría Dan Ariely, experto en comportamiento económico, somos más irracionales de lo que creemos y de lo que nos gustaría reconocer. Dar una respuesta certera y completa a estas preguntas es tan apasionante como difícil, y además excedería con mucho las dimen-

siones de este artículo (¡y de los próximos!). Por eso voy a concentrarme hoy en dos aspectos clave: nuestros pensamientos sobre el dinero y las creencias que hay detrás. Como me gusta hablar con propiedad y no cometer errores, si puedo evitarlo, voy a transcribir a continuación algunos de los significados de “creencias” y de “pensamientos”, según el Diccionario de la Real Academia: Creencias: Firme asentimiento y conformidad con algo. Pensamientos: Conjunto de ideas propias de una persona o colectividad. Es decir, una creencia es una idea de la que estamos “convencidos” (es cierta para nosotros, aunque no tiene por qué serlo para otros). Ela-

boramos nuestros pensamientos sobre la base de esas convicciones. El problema es que no siempre tenemos bien definidas las creencias que después convertimos en pensamientos. Mientras nuestras ideas sobre la religión que deseamos profesar suelen ser bastante claras, otras muchas creencias están ocultas y ni siquiera somos conscientes de poseerlas. ¿No me crees? Vamos a ver si logro convencerte. Muchas de las creencias que tenemos sobre el dinero se fueron formando en nosotros en la niñez. Aunque te parezca que tus padres jamás te hablaron de dinero o pienses que sólo te enseñaron lo básico (como creemos la mayoría), en realidad aprendiste sobre el dinero mucho más de lo que imaginas, sin darte cuenta siquiera. Nuestros padres nos “hablaron de dinero” todo el tiempo, al igual que nosotros hablamos de dinero con nuestros hijos sin ser conscientes de ello. La relación buena o mala que tengamos con el dinero dependerá del lenguaje que hayamos escuchado o de las actitudes que hayamos observado en nuestra niñez. Estoy segura de que, si has crecido escuchando que el dinero es algo maravilloso, un medio que nos permite alcanzar nuestros sueños, que hay que saber administrarlo para que trabaje para nosotros y no seamos nosotros sus esclavos, etc., hoy tendrás una muy buena relación con el dinero. No tendrás miedo de usarlo ni te sentirás mal por desear tener más; eres capaz de hablar de dinero con naturalidad y no sentirás que es imprudente, impropio o de mal gusto hacerlo, sencillamente porque entiendes que es sólo un medio y no un fin en sí mismo. www.revistamidinero.com

3


Los límites que nos ponemos con respecto al dinero

Opinión

Sin embargo, si has oído durante tu infancia comentarios como “el dinero no hace la felicidad”, “no hay que hablar de dinero porque es de mal gusto y parecerás avaricioso”, o simplemente era algo que nunca se mencionaba por ser un tema tabú, hoy seguramente tendrás una relación ambivalente con el dinero. Entenderás que es necesario, pero a la vez te producirá incomodidad tener que administrarlo o hablar sobre él, o sentirás que no tienes suficientes conocimientos para tomar decisiones financiera adecuadas. También la actitud que tenían nuestros padres con respecto al dinero nos ha enseñado muchos comportamientos relacionados con él (así como las actitudes que nosotros tengamos serán las conductas que aprenderán nuestros hijos).

4

Si tuvimos padres muy trabajadores y ahorradores, probablemente aprendimos el valor del esfuerzo y del ahorro. Si, por el contrario, tuvimos padres despilfarradores y endeudados, habremos aprendido que el dinero no tiene importancia y que sólo trae problemas. Situaciones cotidianas, como ir con nuestros padres al supermercado, nos enseñaron estrategias de planificación financiera y de administración de los ingresos: si llevaban listas de compra, pagaban en efectivo, si la compra era controlada de acuerdo con dinero que se poseía… También es posible que, por el contrario, nos “enseñaran” a no llevar un presuwww.revistamidinero.com

puesto ni a planificar nuestras compras, haciéndolas de forma descontrolada, impulsiva o por capricho. Obviamente, hay casos en los que al hacernos adultos nos rebelamos contra esas referencias parentales y podemos actuar de forma opuesta a la suya, pero la mayoría de las veces seguimos ciertos patrones de conducta aprendidos. ¿A qué viene esto? Como dije anteriormente, las creencias son la base de nuestros pensamientos, y la semilla de lo que creemos da como fruto lo que pensamos. Hay dos tipos de creencias: las limitantes y las expansivas. Las creencias limitantes son las que nos detienen, nos tiran hacia atrás, las que nos hacen dar la vuelta antes de haberlo intentado siquiera, las que nos dicen que no somos capaces de hacer algo. En cambio, las creencias expansivas nos impulsan hacia adelante, hacen que nos atrevamos a perseguir metas que nunca habíamos alcanzado antes, nos permiten superar el fracaso y creer en nuestras habilidades.

Si crees que el dinero es “malo” o que tener mucho dinero te hace mala persona o avariciosa, simplemente no atraerás dinero a tu vida. Dejarás pasar las oportunidades de prosperar o no sabrás reconocerlas. Dejarás tu futuro económico en manos del destino o del azar, y no podrás conseguir lo que desees económicamente (una casa grande, viajar con tu familia etc.) porque no te creerás capaz de conseguirlo y no confiarás en tus habilidades. Tú mismo limitarás tu éxito. Si por el contrario piensas que el dinero es algo bueno, un medio que te ayudará a lograr muchos de tus deseos económicos y personales, lucharás por prosperar, estarás siempre a la búsqueda de oportunidades para mejorar y motivarás a los demás, porque te sobrará energía y no te rendirás a las adversidades. Estarás persiguiendo sueños, no dinero, y entonces el dinero vendrá hacia ti. Para terminar, recuerda las palabras de Henry Ford: “Tanto si crees que puedes hacer algo como si piensas que no puedes, en ambos casos tienes razón”. Hasta el próximo número!

Por eso es muy importante descubrir y conocer qué tipos de creencias tienes sobre el dinero: porque ellas están definiendo tus pensamientos, tus pensamientos están definiendo tus actitudes, tus actitudes están definiendo tus acciones y tus acciones están definiendo, nada más y nada menos, que ¡TU DESTINO!

Verónica Deambrogio


Opinión

La ley del líder

Suma y sigue

Miguel Martínez Clemente

www.facebook.com/miguelmclemente es.linkedin.com/in/miguelmartinezclemente http://administracionpyme.com

E

n tu casa. En tu trabajo. Con tus amigos. Con tu familia. Con tus compañeros de trabajo. En el club social al que acudes. En numerosas situaciones y entornos, con un grupo más o menos numeroso, e incluso solo, es necesario que tomes la iniciativa, des un paso adelante y hagas posible un objetivo deseado. Y por favor, no me digas nunca más “yo para eso no valgo”. Claro que sí vales. Tal vez desconozcas el camino, pero sí que vales para alcanzarlo. Quizá ese sea tu primer objetivo: descubrir cómo conseguirlo. Otro día hablaremos de los pasos a seguir para alcanzar una meta. Hoy te traigo la Ley del Líder. Mejor dicho, varias de ellas. Si buscas sobre el tema puedes encontrar una lista más o menos extensa, pero finalmente todas se resumen en lo mismo. Porque lo que debes tener claro es que para liderar tu vida y cualquiera de los aspectos que la componen, necesitas tener unas normas y criterios por los que regirte. Estos son los doce principios o leyes de un buen líder: Ley 1.- Se valora a sí mismo

Al contrario de lo que muchos piensan, liderar es un acto de generosidad hacia los demás. Implica explicar y enseñar a los demás qué hacer, cómo y cuándo, con la única finalidad de que lleguen a ser mejores que el propio líder. A menudo encuentro empresarios o directivos que repiten lo de que “si no lo hago yo, nadie lo hace bien”. ¡Atento! El día que digas esto, lo que realmente estarás admitiendo es que eres un pésimo líder, incapaz de explicar y orientar a aquellos a los que pretendes liderar. Ser líder es un acto de generosidad, pero para ser generoso es imprescindible tener plena

Los problemas tienen su origen en el conformismo, por una parte, y en la falta de objetivos y visiones comunes de todos los que estén implicados en el proyecto empresarial confianza en las posibilidades que todos y cada uno de nosotros tenemos. Cree en ti y en tus capacidades y sigue el camino que consideres correcto. Sólo así evitarás acabar rodeado de mediocres. Ley 2.- Felicita en caliente Estamos demasiado acostumbrados a señalar todo lo que está mal o no nos gusta, y a recriminar a aquellos que no estuvieron a la altura de nuestras expectativas. Hay que corregir, sí. Pero también hay que felicitar, y eso lo hacemos muy poco. Además, tenemos que hacerlo en caliente, en el momento, de inmediato. No lo dejes para después. Hazlo hoy, ahora, ya. Comencemos a desterrar algunas frases como “es su obligación” o “ha hecho lo que debía”. Sí, puede que sea verdad. Pero si cada vez que alguien no cumple con su deber se lo señalamos, ¿por qué no habríamos de felicitarle cuando lo hace bien? Y sin olvidar que el reconocimiento debe ser inmediato.

lideramos. En lugar de un colaborador o un subordinado, estaremos creando un enemigo. Por otra parte, la corrección se hará siempre con autodominio y mostrando el camino correcto mediante la corrección y la educación, creando sentido de la responsabilidad. Ley 4.- Busca el feedback Para obtenerlo basta con hablar con la gente a la que lideras. Un “¿Cómo te va?” es suficiente para recibir una primera impresión de esa persona que tienes frente a ti e iniciar una conversación. Ten presente que tu condición de líder no debe impedir que cualquier miembro de la organización, con independencia de cuál sea su puesto o de quién dependa directamente, pueda contactar contigo. Romper las barreras de comunicación te permitirá conseguir información muy valiosa sobre los sentimientos y el funcionamiento del grupo. Ley 5.- Sabe cuándo y cómo delegar Las principales causas por las que un líder puede mostrarse reacio a delegar, o cometer errores cuando finalmente se decide a hacerlo, son que no se seleccione las personas adecuadas o que no sepa proporcionarles la formación y la orientación necesarias. En cualquier caso, el problema es del líder que no apuesta por reciclarse.

Ley 3.- Corrige estimulando Criticar la falta de destreza y el error es fácil. Lo que realmente supone un reto es hacer una crítica constructiva, corregir estimulando. Y para ello debemos autocontrolarnos. Por una parte, debemos controlar el impulso de hacer la crítica públicamente, para no herir el orgullo y el amor propio de las personas a las que

Eso se nota cuando dice frases del tipo “En el tiempo que tardo en explicártelo, ya lo hago yo”. Y mañana también tendrás que hacerlo de nuevo, hasta que por ocuparte tú de todo termines desatendiendo asuntos y responsabilidades más importantes, de las que nadie puede ocuparse en tu lugar.

www.revistamidinero.com

5


La ley del líder

Ley 6.- No interfiere Es una ley fundamental. Todo tiene un tiempo de maduración. Cada cual tiene sus responsabilidades. Jamás se debe anular la acción o la responsabilidad de un colaborador, porque afecta a su prestigio y a su autoridad y muestra poco respeto a su trabajo. Sólo en casos extremos, o en ausencia de la persona responsable, será conveniente nuestra intervención.

Opinión

La principal función del líder es enseñar, motivar y entusiasmar a su equipo impartiendo “doctrina” para que se superen a sí mismos. la moral del colaborador, disminuirá su sentido de la responsabilidad y acabaremos teniendo un subordinado descontento.

Ley 7.- Es el maestro Ley 10.- Identifica al líder natural Pocas veces somos conscientes que ser el líder implica mucho más que ordenar y exigir rendimiento de los colaboradores. La principal función del líder es enseñar, motivar y entusiasmar a su equipo impartiendo “doctrina” para que se superen a sí mismos. Pero hemos de ir más allá para no quedarnos sólo en 6 predicar, sino en dar ejemplo. Ley 8.- Cualifica a los colaboradores Desde el principio de los tiempos, la humanidad ha ido evolucionando de forma paulatina hasta alcanzar grandes logros, paso a paso. De lo fácil a lo difícil. Debemos identificar las cualidades de nuestros colaboradores para potenciarlas y desarrollar aquellas en las que destacan menos. Así desterraremos de nuestros equipos la improvisación, las prisas y el omitir fases. Cada persona debe estar bien entrenada para alcanzar la maestría en la materia que le ha sido asignada. Ley 9.- Respeta la autonomía de los demás Delegar es un acto de confianza y de fe en el colaborador. Tras asegurarnos de que la tarea ha sido delegada en la persona correcta, debemos esperar los resultados. Estar constantemente supervisando, orientando e interviniendo en el desarrollo de los trabajos minará www.revistamidinero.com

Hay personas que por su carisma, por su trayectoria o por sus cualidades se convierten en líderes naturales, sin necesidad de que se les asigne un cargo o unas funciones. Es fundamental identificar a este tipo de personas porque el resto de colaboradores tenderán a seguirle. Nosotros, como líderes, debemos ser lo suficientemente hábiles como para tenerle siempre a nuestro lado. Ley 11.- Sabe mandar A saber mandar se aprende. Un buen líder debe ser consciente de que sus procesos mentales, sus conocimientos y su visión global del proyecto y de cómo alcanzar los objetivos no es seguido de igual forma por sus colaboradores, por razones culturales y de experiencia. Por tanto, más que saber mandar, el líder debe saber comunicar eficientemente sus pensamientos, motivando y animando a realizar un trabajo perfecto. Sólo así evitaremos malas interpretaciones y resultados no deseados. Ley 12.- Analiza la personalidad de cada colaborador No hay dos personas iguales. Todos y cada uno de nosotros tenemos un carácter que ha sido formado por la experiencia, la educación recibida y el entorno

en el que nos hemos desenvuelto. Es nuestra obligación tener el máximo grado de conocimiento sobre estos aspectos de nuestros colaboradores, para transmitirles las orientaciones de manera adecuada y oportuna, formarles, motivarles y aprovechar sus cualidades positivas. Estas son las doce leyes que todo líder debe cumplir. Incluso cuando se trata de liderar nuestra economía personal o nuestra empresa. Sé consciente de que hay un líder en ti. Saludos cordiales. Miguel Martínez Clemente


Publicidad

7

www.revistamidinero.com


Economía para gente madura

¿Quieres conocer tu coeficiente de irracionalidad (C.I.)?

Economía para gente madura

Cristina Carrillo Rivero

8

@addkeen @addkeen_eng cristinacarrillo.addkeen http://ar.linkedin.com/in/cristinacarrillo http://www.addkeen.net E-mail: info@addkeen.net

www.revistamidinero.com

Opinión

¿

De dónde salen las decisiones que tomamos sobre el dinero? ¿De la cabeza, del corazón, del estómago o de alguna otra víscera? Dicho con más elegancia, la pregunta es si nuestros comportamientos económicos son razonados y razonables o si, por el contrario, actuamos movidos por impulsos, costumbres o instintos. La respuesta está muy clara: si no utilizamos la razón en casi ningún ámbito de nuestra vida, ¿por qué se espera de nosotros un comportamiento diferente cuando se trata de dinero? Nadie fuma o conduce a 200 km/h porque sea lógico hacerlo, sino porque resulta agradable, o divertido, o glamouroso, o excitante o… ¡porque sí! Siempre hay algún motivo, aunque a veces ni siquiera nosotros mismos somos capaces de identificarlo. Tampoco es que importe mucho: nuestros comportamientos nos parecen de lo más razonable… porque son nuestros. Por el contrario, todos estamos equipados con un eficacísimo radar que nos permite detectar de inmediato las decisiones absurdas que toman los demás. “No me extraña que le haya pasado tal cosa a Menganito. ¡Si es que nunca ha tenido ni una pizca de sentido común!”. “Se estaba viendo venir lo de Fulanita… La pobre no tiene ni dos dedos de frente”. Desde luego, todas las conductas que no encajan con lo que nosotros haríamos (o creemos que haríamos) nos parecen una insensatez. ¿Te mueres de ganas de comprobar si, como sospechas, eres muchísimo más racional que los descerebrados que te rodean? Entonces es tu día de suerte: ¡estás a punto de confirmarlo!

Con nuestra habitual vocación de servicio público, este mes te ofrecemos una herramienta indispensable y revolucionaria de autoconocimiento personal: el Coeficiente de Irracionalidad. Que nadie se ponga nervioso: no tiene nada que ver con el Cociente de Inteligencia, más allá de compartir las iniciales. Nuestro C.I., pese a su brevedad, te dará pistas muy claras sobre el nivel de racionalidad o emocionalidad que aplicas a tus decisiones económicas. ¡Que lo disfrutes! 1) Pasas delante de un comercio y entras en éxtasis al ver expuesto un traje muy elegante, de una marca carísima. El cartel anuncia que está rebajado en un 60%. ¡Puedes verte usándolo dentro de dos semanas en la reunión anual de la empresa! ¿Cuál sería tu comportamiento más probable? es para ti. Tal vez en otra vida. a) Compruebas que llevas contigo la tarjeta de crédito y entras sin vacilar para comprarlo. ¡Un 60% de rebaja es una ganga! b) Entras para ver cuál es exactamente el precio final. Resulta demasiado caro para tu presupuesto. ¡Otra vez será! c) Entras para ver cuál es exactamente el precio final. Resulta demasiado caro para tu presupuesto, pero te lo pruebas de todas formas. Te queda perfecto… Es importante dar buena imagen en el trabajo. En realidad, ¡comprarlo es una buenísima inversión! d) Un 60% de “algo carísimo” sigue siendo “algo carísimo”. Aún sin conocer el precio inicial ni el rebajado, con toda seguridad no

2) Para acompañar las comidas familiares del domingo, sueles comprar en el hipermercado que hay junto a tu casa una determinada marca de vino, a 15 euros la botella. Te enteras de que, en una tienda que está tres bloques más abajo, la misma botella vale 8 euros. ¿Vale la pena el esfuerzo de caminar un poco más? a) ¡Ni en sueños! Como si no tuvieras nada mejor que hacer que recorrerte todo el vecindario por 7 eurillos de nada. b) Por supuesto que sí. Todo son ventajas: haces algo de ejercicio y te ahorras 7 euros.c) Por supuesto que sí. ¡Te ahorras casi la mitad!


¿Quieres conocer tu coeficiente de irracionalidad (C.I.)?

c) ¡Ni hablar! Al final la diferencia no es para tanto, prefieres ahorrarte el tiempo y el esfuerzo. d) ¿Para qué? Es un robo en ambos casos: demasiado dinero por algo que la semana que viene ya se habrá quedado anticuado.

d) No. Seguro que en el sitio barato el vino está estropeado. 3) Vas a regalarle a tu hija una netbook que cuesta 347 euros en el hipermercado que hay junto a tu casa. Un amigo te comenta que, a tres bloques de distancia, la misma netbook vale 340 euros. ¿Vale la pena el esfuerzo de caminar un poco más? a) ¡Ni en sueños! Como si no tuvieras nada mejor que hacer que recorrerte todo el vecindario por 7 eurillos de nada. b) Por supuesto que sí. Todo son ventajas: haces algo de ejercicio y te ahorras 7 euros.

4) Un buen amigo que suele estar muy bien informado te habla de una interesantísima inversión que acaba de realizar. Las rendimientos esperados son excelentes y no hay riesgo alguno. Aunque no entiende muy bien el producto, se ve que los responsables saben lo que hacen, porque tienen unas oficinas espectaculares. ¡Está claro que les va muy bien! Te sugiere que sigas su ejemplo e inviertas tú también. ¿Qué le contestas?

Opinión

to de remate por creer todavía en Santa Claus. 5)Tu negocio no marcha muy bien últimamente: algunos meses apenas consigues cubrir costes. ¿Cómo abordas esta situación? a) Jugando a la lotería todas las semanas. Total, las cantidades que juegas son pequeñas, tampoco te iban a solucionar nada. Además, tus probabilidades de ganar son mayores porque le has puesto una ramita de perejil a San Pancracio. b) Revisas todas tus previsiones de ingresos y gastos y tratas de ajustar los costes de forma inteligente, sin poner en peligro la calidad.

a) ¡Por supuesto! Tú confías en tu amigo y él confía en esa gente… ¡No hace falta saber más!

c) Como dice el refrán, no hay pena ni alegría que cien años dure. Antes o después las cosas tendrán que mejorar y, hasta entonces, ¡a aguantar! Lo importante es tener salud.

b) Que suena demasiado bonito para ser verdad. Nadie va por ahí compartiendo el secreto para hacerse rico. Mira lo que pasó con el Madoff ese.

d) ¿Y qué se supone que puedo hacer yo? Si las cosas están mal no es por mi culpa, que lo arreglen los que lo estropearon.

c) Te aseguras de haber entendido bien. ¿De verdad le prometen esa cifra? Guauuuu… Eso es mucho más de lo que te está dando tu banco. Igual te animas a invertir una pequeña cantidad, a ver qué pasa.

6) Tu pareja se ha quedado sin empleo y, de momento, tu sueldo es el único ingreso familiar, por lo que últimamente tienes mucho cuidado con los gastos. Tu hijo de 13 años necesita unas nuevas deportivas, pero no le vale cualquier marca: te pide que le compres unas muy, muy caras. ¡Son las

d)

Opinas que tu amigo es ton-

que tienen todos sus amigos! ¡Todos, todos, todos! Ante el inminente drama pre-adolescente, ¿cuál es tu reacción? a)Se las compras sin rechistar, por supuesto. ¡No quieres que sea el paria del grupo! Además, si no disfruta a esa edad, ¿cuándo lo va a hacer? Ya ajustarás el presupuesto por otro lado. b)Entiendes su decepción, pero le explicas lo importante que es su apoyo para toda la familia. Con sólo aceptar unas zapatillas algo más económicas, ya estará ayudando muchísimo a superar la mala racha. Buen momento para recordarle que un logo conocido no siempre significa mayor calidad.

c) Como si no tuvieras ya bastantes preocupaciones, ¿encima tienes que aguantar el mal humor del niño? Ni hablar. Le compras las deportivas que a ti te parecen adecuadas y que se aguante, así va aprendiendo que en la vida uno casi nunca consigue lo que quiere. d) La culpa es de tu pareja, que siempre le ha consentido todo al mocoso. A ti que te dejen en paz, tienes cosas más importantes en la cabeza que los caprichos del niño. 7) Tu banco funciona bien, tiene comisiones muy bajas y atienden correctamente tus dudas. Estás contento con ellos, pero… acaban de abrir junto a tu casa una sucursal de otro banco, con ofertas muy interesantes: si cambias allí todas tus cuentas, te regalan un reproductor portátil de DVD. ¿Te animas a cambiar de banco? a) ¡Pues claro! ¡Un reproductor de DVD! ¡Qué chulo! Total, todos los bancos son iguales, si puedes aprovechar la ocasión para conseguir algo gratis, sería de tontos no hacerlo. b) No. Prefieres tener claras las condiciones y que no te distraigan con juguetitos. Ni se te ocurre creerte que se trata de un regalo: está claro que te lo van a cobrar de alguna forma (más comisiones y/o menos intereses). Además, si quisieras tener un reproductor de DVD (que no quieres), te gustaría elegirlo a ti.

www.revistamidinero.com

9


¿Quieres conocer tu coeficiente de irracionalidad (C.I.)?

regalan… Bien pensado, puede venir muy bien para entretener a los niños durante los viajes. d) Ni hablar. La cosa tiene truco, seguro. ¡Más vale lo malo conocido! ¡Has llegado al final del cuestionario! Para calcular tu coeficiente de irracionalidad, asigna a tus respuestas el siguiente baremo. Después, súmalos y comprueba los resultados.

10

Respuesta

Puntos

a

20

b

10

c

15

d

2

• C.I. superior a 100: Situación alarmante. Padeces un caso grave de irracionalidad auto-destructiva. De haber nacido en otra época, habrías sido un firme candidato a terminar en prisión por deudas. • C.I. ente 70 y 100: Sin ánimo de ofender, eres un irracional del montón. Bien acompañado por el 80% de la humanidad, presentas lo que se conoce como irracionalidad creativa estándar. Haces con tu dinero lo que te pide el cuerpo y después buscas una justificación

www.revistamidinero.com

aceptable. Te gusta vivir peligrosamente, ¿eh? • C.I. entre 15 y 70: Pese a vivir en una sociedad que prima el consumo irreflexivo, casi siempre consigues hacer gala de una racionalidad impecable. Perteneces a una especie en vías de extinción, así que… ¡cuidado! Es probable que acabes viviendo en una reserva, como los indios de Norteamérica (ya que tus actitudes son muy nocivas para la supervivencia del actual sistema económico). • C.I.C inferior a 15: Lo tuyo va más allá de la racionalidad. Eres un pesimista y un cenizo. Desde el punto de vista de la conservación de tu patrimonio, no nos queda más remedio que felicitarte: es improbable que alguien o algo consiga inducirte a realizar un gasto que no deseas. A cambio, tu vida va a ser terriblemente triste y solitaria. Como resumen y conclusión de todo lo anterior, formulamos en rigurosa primicia para nuestros lectores las dos leyes universales de la lógica económica: LEYES UNIVERSALES DE LA LÓGICA ECONÓMICA 1) Ley de la creatividad infinita. Por muy estúpidas que sean nuestras decisiones económicas y muy lamentables que sean sus resultados, siempre es posible encontrar uno o varios argumentos con los que convencernos a nosotros mismos (a veces, incluso a los demás) de que se

Opinión

trataba de la mejor opción. 2) Ley de la culpa alternativa. En los casos extremos y excepcionales en los que no se cumpla la Ley anterior, siempre es posible encontrar a otra persona a quien atribuir la responsabilidad de nuestra equivocación. ¡Hasta el mes que viene! Cristina Carrillo Rivero

c) Te da un poco de pereza cambiar de banco, pero a nadie le amarga un dulce. Nunca se te hubiera ocurrido comprar unodo lo anterior, formulamos en rigurosa primicia para nuestros lectores las dos


Opinión

Actitudes, creencias, valores y comportamientos irracionales hacia el dinero ¿Cómo se los transmitimos a los niños?

Educación financiera para niños

María Inés Sarmiento

L

as actitudes son las formas habituales de creer (componente cognoscitivo), de sentir (componente afectivo) y de comportarnos (componente comportamental) en relación con algo (sea una persona, situación, objeto, etc.). Por ejemplo, tenemos actitudes hacia los animales. Podemos pensar que son seres que tienen derecho a compartir el mundo con nosotros (componente cognoscitivo), sentir agrado frente a ellos (componente afectivo) y acariciarlos cuando estamos con alguno (componente comportamental). O podemos pensar que los animales son útiles para los seres humanos y su vida depende de la utilidad que nos presten (componente cognoscitivo), sentir miedo cuando nos encontramos frente a un animal desconocido (componente afectivo) y huir de ellos o cazarlos (componente comportamental). En este artículo quiero detenerme en las actitudes que tenemos hacia el dinero.

¿Sabías qué? María Inés Sarmiento Díaz es también autora de la colección completa digital de educación financiera para niños “Cómo enseñar a los niños sobre el dinero” que encontrarás en www. minidocs.es

Por ejemplo, podemos pensar que el dinero nos permite adquirir o comprar lo que queramos (ser consumidores) o pensar que el dinero no lo compra todo (componente cognoscitivo). Podemos sentirnos bien cuando poseemos dinero o sentirnos mal cuando carecemos de él (componente afectivo) y podemos comprar lo que nos muestra la publicidad o podemos rechazar comprar productos que atentan contra el medio ambiente (componente comportamental). Quienes trabajan en publicidad saben muy bien la importancia de las actitudes en nuestros comportamientos de consumo, y buscan influir en ellas para que compremos lo que ofrecen las empresas que los contratan. De ahí

Cuando una persona presenta actitudes incongruentes de manera exagerada, las demás personas pueden calificar sus comportamientos como “raros”, “ilógicos”, “sin sentido”, “absurdos”, “irracionales”, incluso pueden comentar que la persona no tiene claras sus prioridades. la importancia de analizar con nuestros hijos la publicidad que nos llega a través de los medios de comunicación. En relación con el dinero, podemos tener actitudes positivas, es decir, creer, sentir y actuar de manera positiva hacia el mismo. Por ejemplo, creer que el dinero nos trae muchos beneficios, sentirnos bien con el mismo y actuar en consecuencia, atrayendo el dinero a nuestra vida. O podemos tener actitudes negativas hacia el dinero: pensar que es la raíz de todos los males, sentirnos avergonzados cuando tenemos abundancia y actuar de tal manera que ocultamos el dinero que tenemos o lo alejamos de nuestra vida. En ambos casos, nuestras creencias, nuestro sentir y nuestros comportamientos son acordes, son coherentes, ya sean nuestras actitudes negativas o positivas. Transmitimos a nuestros hijos las actitudes que tenemos, de uno u otro tipo. Pero también encontramos personas cuyas actitudes son incongruentes: piensan una cosa, sienten otra y actúan de manera diferente. Por ejemplo: un individuo piensa que el dinero es malo (eso le enseñaron en su familia); sin embargo, siente que es importante, que le gustaría tenerlo. Cuando lo recibe, se siente

ambivalente: por un lado, está feliz pues lo saca de muchos apuros, pero por otro se siente avergonzado de tener dinero cuando siempre ha pregonado que es malo. Y su comportamiento es igualmente ambivalente: puede dilapidarlo o puede acumularlo. O puede que a una persona le guste un producto (le parece bonito, útil o cómodo) y a la vez lo rechace y decida no adquirirlo, porque lo hacen en fábricas que utilizan de manera inadecuada mano de obra infantil. Cuando una persona presenta actitudes incongruentes de manera exagerada, las demás personas pueden calificar sus comportamientos como “raros”, “ilógicos”, “sin sentido”, “absurdos”, “irracionales”, incluso pueden 11 comentar que la persona no tiene claras sus prioridades. Veamos algunos ejemplos de la vida real: - Es tan importante para Silvia mostrar que tiene mucho dinero, que compró un apartamento muy costoso. Además de quedar sobre-endeudada, no tiene cómo mantenerlo… Eso sí, está feliz pues sus amistades hablan de lo lindo que es su apartamento. - Adriana se siente incómoda de que su familia sepa que su esposo está desempleado. Para evitar comentarios, inventó que él está trabajando en una gran empresa y gana muy bien. - Gerardo es un ejecutivo que gana muy buenos ingresos y mantiene un alto nivel de vida. Tiene muchos compromisos en los que se gasta todo el dinero que recibe y no hace provisiones. Cuando llegó el mes de tener que pagar www.revistamidinero.com


Actitudes, creencias, valores y comportamientos irracionales hacia el dinero ¿Cómo se los transmitimos a los niños?

sus impuestos, se encontró con que no tenía liquidez para hacerlo. Le tocó pedir un préstamo para poder pagarlos. - Cuando falleció Juana, una indigente que pedía limosna frente a una Iglesia muy concurrida, sus hijas encontraron dentro del colchón de su cama grandes fajos de dinero que había acumulado durante toda su vida. - Jeremías, el alcalde de una ciudad, critica permanentemente a los “ricos” por vivir en barrios lujosos y tener carros ostentosos. Él quiere ser “el alcalde de los pobres”. Un día la prensa filtró la foto de la casa del alcalde y de todos los lujos que en su interior tenía.

12

tienen ante el dinero provienen de los comportamientos que han observado en nosotros y/o de las actitudes que subyacen a dichos comportamientos.

¿Cómo transmitir actitudes congruentes a los niños? ¿Cómo cambiar nuestras actitudes para transmitirles a nuestros hijos actitudes más positivas hacia el dinero?

No siempre los hijos hacen lo mismo que sus padres. A veces, deciden tener comportamientos diferentes de los que observaron, y así encontramos hijos que ahorran porque no quieren parecerse a sus padres, que dilapidaron su dinero gastándolo todo y sin guardar para situaciones imprevistas.

Podemos cambiar nuestras actitudes, abordando nuestras creencias, emociones o comportamientos. Veamos algunas maneras de llevarlo a la práctica:

De todas maneras, lo que pensamos y sentimos y la forma en que actuamos, ya sea como consumidores o en relación con el dinero, lo transmitimos a nuestros hijos, ya sea que ellos sigan nuestros pasos o se rebelen contra los mismos.

- Lina vive con su esposo y dos hijos. Ambos tenían un negocio y quebraron, quedando con muchas deudas. El único patrimonio que tienen es la vivienda que adquirieron recién casados. Quieren vender su vivienda para pagar parte de las deudas.

Lo mejor que podemos hacer como padres es analizar nuestros comportamientos y descubrir las creencias y los sentimientos que están detrás de nuestras actuaciones. Al hacernos conscientes de nuestras actitudes hacia el dinero, es más fácil cambiarlas o hacerlas coherentes. Si esta actividad la realizamos en conjunto con nuestros hijos, será más fácil para ellos hacer lo mismo.

Los anteriores ejemplos muestran comportamientos con algún grado de incongruencia entre las creencias, sentimientos y comportamientos relacionados con el dinero. Los comportamientos que nuestros hijos www.revistamidinero.com

En relación con nuestras creencias (componente cognoscitivo), podemos buscar nueva información en relación con el dinero, encontrar lecturas relacionadas con los beneficios que trae a nuestras vidas, buscar la manera de utilizarlo como una herramienta que nos permite ayudar a otros y a hacer de este un mundo mejor, cambiar en voz alta lo que decimos del dinero para centrarnos en las cosas positivas en lugar de mencionar las negativas, etc.

En relación con nuestros sentimientos (componente afectivo), podemos hacer consciente el bienestar y la gratitud por aquello que podemos hacer con el dinero cuando lo tenemos, podemos buscar actividades u objetos agradables en los que gastar nuestro dinero, podemos darnos gusto y sentirnos bien con las posibilidades que nos permite, etc. En otras palabras, podemos despertar nuestras emociones positivas, asociando el dinero con las cosas buenas que podemos hacer con él.

O vemos padres que deciden darles todo lo que pueden a sus hijos, para que no tengan las privaciones que ellos vivieron en su niñez.

- Diego, después de un periodo largo de desempleo, comenzó a trabajar y a ganar dinero. Él no gasta nada y prefiere que su esposa lo siga manteniendo, pues dice que se siente inestable y no sabe en qué momento vaya a perder su empleo.

- Pedro perdió su empleo y decidió comenzar a jugar y a apostar el dinero que ahorró porque, aunque sabe que es riesgoso, tiene la “corazonada” de que va a ganar mucho dinero.

Mostrar a nuestros hijos que estamos dispuestos a revisar nuestros comportamientos, a analizarlos y modificarlos en bien personal y de la familia, es darles una lección de flexibilidad y enseñarles que podemos equivocarnos, pero también que podemos rectificar lo que consideramos que no funciona bien en nuestra vida.

Opinión


Actitudes, creencias, valores y comportamientos irracionales hacia el dinero ¿Cómo se los transmitimos a los niños?

En relación con nuestros comportamientos, podemos gastar el dinero en satisfacer las necesidades y deseos nuestros y de nuestra familia, podemos pagar las deudas, podemos ahorrar y comprar en el futuro algo que anhelamos, podemos invertir para hacer crecer el dinero y ponerlo a trabajar para nosotros, podemos compartirlo con otras personas, etc. En otras palabras, comenzar a tener comportamientos equilibrados en relación con el uso del dinero. Al incluir distintos rubros en nuestra forma de administrar el dinero, les enseñamos nancieros son importantes, mientras no sean exagerados. Esto genera armonía en el manejo del dinero y en nuestras actitudes hacia el mismo. - Podemos cambiar nuestros comportamientos y esto nos lleva a cambiar nuestras creencias para que sean acordes con nuestra nueva manera de actuar, o podemos cambiar nuestras creencias y ajustar nuestras acciones para que haya congruencia, o cambiar nuestras emociones de modo que afecte a nuestras creencias y comportamientos.

Opinión

la consecución de nuestras metas, porque no nos ponemos de acuerdo con nosotros mismos: una parte de nosotros desea alcanzarlas y otra parte no. Enseñar a los niños a ser congruentes entre lo que piensan, sienten y cómo actúan frente sanas y un manejo adecuado del dinero. La principal forma de enseñarles a ser congruentes es mediante el ejemplo: siendo nosotros congruentes en nuestra relación con el dinero, de acuerdo con las indicaciones que hemos ido mencionando.

13

Saludos cordiales. María Inés Sarmiento

Si solamente cambiamos creencias sin ajustar nuestros comportamientos, o si cambiamos nuestras acciones sin cambiar nuestras creencias, tarde o temprano nos sentiremos incongruentes y este sentimiento nos llevará a hacer ajustes. Ser congruentes facilita el logro de las no, pues nuestras actitudes, creencias, sentires y comportamientos van en la misma dirección (hacia la meta).

www.revistamidinero.com


El Patio de Recreo

14

Actividad extraída del Manual de Actividades Nro. 3: Aprendiendo sobre las creencias

www.revistamidinero.com

¿Qué hubieras pensado tú en esa situación?


Finanzas con amigos

Hoy: Raúl Rico Aranibar

Cómo elegir un hobby

U

n hobby es una actividad que se suele practicar para desconectar del trabajo y otras preocupaciones. Es algo muy beneficioso para nuestra salud, ya que nos aleja del estrés mientras aprendemos algo, desarrollamos una faceta personal o, simplemente, estamos prestando atención a algo placentero. Tener una afición (o varias) es algo recomendable para todos, independientemente de la edad y de las circunstancias personales. Pero, ¿cómo encontrar el hobby perfecto? Veamos los factores a considerar antes de elegir un hobby:

Gustos personales Si un buen número de semejantes ocupan su tiempo de esparcimiento siguiendo las aventuras de su equipo de fútbol favorito o discutiendo la trama de las telenovelas del momento, y eso es algo que a ti no te motiva, no temas ser “raro”. Elige algo que te guste, aunque no sea del todo típico ni frecuente. ¿Qué importa eso? El presupuesto Hay hobbies carísimos, como coleccionar

artículos exclusivos o viajar cada mes a un rincón paradisíaco del planeta. Tú haz cuentas. Dentro de lo que te gusta, ¿hay algo que se adapte bien a tu presupuesto? Seguro que sí. La facilidad de aprendizaje Contando con que ya tengas una actividad que te guste y que no le haga daño a tu bolsillo, ahora tienes que ver lo fácil que puede resultarte avanzar en ella. Es recomendable que elijas algo asequible,

Tiempo disponible

Reseña del autor

Hay personas que trabajan prácticamente todo el día y apenas les queda tiempo en la agenda para descansar. ¿Se puede tener un hobby en estos casos?

15

Precisamente ahí es cuando se hace más necesario acudir a una actividad que nos ayuDesde hace algunos años ando en la búsqueda incesante del verdadero de a desconectar, aunque sea por poco tiempo. éxito financiero personal y de la superación total, y ahora ha llegado el Prácticamente es imperativo tener un hobby. momento de plasmar un poco de mi experiencia personal y presentarte Dormir o ver la televisión, por ejemplo, no un “sistema totalmente probado” que te llevará de la mano (paso a paso), hacia la consecución de una vida rica en bienes materiales, pero sobre todo, sirven, porque el hobby se supone que es algo rica en valores, superación personal, tiempo libre y la capacidad de poder que ejercita el cerebro y/o el cuerpo. En cambio, si se tiene la televisión puesta mientras se hace decidir tu vida, minuto a minuto. un puzzle o se teje, es otra cosa. Para ello te invito a que visites mi blog, http://www.exitofinancieropasoapaso.com, que he creado para ayudarte a entender que la promesa de Seguro que tienes la imaginación necesaria aprender a construir tu éxito financiero es totalmente factible, al menos si para encontrar un hobby que se adapte a tu “pagas el precio” del aprendizaje. apretada agenda. Hola, mi nombre es Raúl Alejandro Rico Aranibar.

También, si lo deseas, puedes contactarme en: info@exitofinancieroAsí sea aprender canciones en distintos pasoapaso.com idiomas mientras planchas, experimentar con recetas de cocina rápida o estar cinco minutos lanzándole dardos a una fotografía antipática. www.revistamidinero.com


Cómo elegir un hobby

Opinión

que sea fácil de aprender para ti; de lo contrario, el hobby dejaría de cumplir su función anti-estrés.

hacer fotos? ¿Degustar platos típicos de otras culturas o cocinarlos tú mismo?¿Cómo lo pasarías mejor?

Y, además, se trata de que avances progresivamente. Esto es de cajón, ¿verdad? Si, por ejemplo, empiezas a tocar el piano, tus primeras partituras serán piezas sencillas, no se te ocurriría ponerte a ensayar una fuga de Bach.

¿Solo o en grupo? Los hobbies compartidos son estupendos para socializar y establecer vínculos, pero hay quien se encuentra más relajado practicando una actividad en solitario. Puedes escoger entre leer, montar en bicicleta, tocar la guitarra, jugar con tus mascotas, etc…

La base de conocimientos ¿Cuál es tu caso? Si no deseas partir desde cero en una afición, porque te resulte algo poco motivador, puedes echarle un vistazo a esas actividades que realizabas años atrás y de las que, seguro, queda un poco de interés y conocimiento.

16

Un saludo. Raúl Rico Aranibar.

Por ejemplo, ¿qué te gustaba hacer cuando eras niño? ¿Coleccionabas algo? Bucea en el pasado para retomar tus inquietudes. ¿Sedentario o en movimiento? ¿Te relajas más con una actividad física o, cuanto menos haya que moverse, mejor? La variedad es tal que puedes animarte a hacer puenting, descargando la adrenalina acumulada, o practicar la meditación, moviendo contados músculos de tu cuerpo. Eso es. ¿Qué es lo que te pide el cuerpo? ¿Activo o pasivo? Cuando te gusta mucho una actividad (deportiva, artística, etc.), tienes la opción de saberlo todo sobre ella, observando a quienes la practican o, directamente, practicándola tú mismo. ¿Seguir a un equipo deportivo o practicar el deporte? ¿Visitar exposiciones fotográficas o www.revistamidinero.com


El juglar financiero

Finanzas con amigos

U La jubilación de Peter Pan

na de las muchas ventajas de ser Peter Pan es que, cuando no te gusta cómo se ponen las cosas en el País de Nunca Jamás, no tienes más que echar a volar y buscar algún otro sitio con mejor ambiente, sin preocuparte por las leyes de inmigración. En este momento, Peter está bastante molesto porque ha recibido una carta muy agresiva del Ministro Super Plenipotenciario para el Futuro de las Pensiones, en la que le comunica formalmente que, si persiste en su negativa a hacerse adulto e incorporarse al mercado laboral, ya puede irse olvidando de cobrar algún día la pensión de jubilación. La antipática misiva rezaba más o menos así: “Estimado Señor Pan: Con la seguridad de que al recibo de la presente se encontrará usted en un inmejorable estado de salud, como cabe esperar de cualquier individuo entregado a su ocioso e insolidario estilo de vida, me complace comunicarle lo siguiente: Según los cálculos actuariales de nuestros expertos, considerando el número de años que lleva usted postergando su afiliación a la ASPA (Agencia de Sufridos Pagadores Asalariados), en el improbable caso de que decidiera comenzar a trabajar en este mismo momento necesitaría cotizar durante los próximos 235 años para tener derecho a la pensión mínima de jubilación de 24 jamases mensuales (le recuerdo que, con el tipo de cambio actual, 1 jamás equivale a 0.003 dólares americanos). No obstante, haciendo gala del ánimo conciliador que caracteriza todas las acciones de este Gobierno, estoy autorizado para plantearle una ventajosa e inmerecida propuesta.

Estamos dispuestos a olvidar paternalmente su dilatada adolescencia y a concederle la jubilación dentro de los 97 años reglamentarios con la única condición de que, en el plazo máximo de 15 días desde la recepción de este escrito, formalice su alta en el RAE (Registro de Autónomos Exprimidos) y comience a abonar las cuotas correspondientes a su actividad en el rubro de “guía turístico volador”, por el módico importe de 350 jamases mensuales. Atentamente…” Después de charlar un rato con Wendy por Skype, de darse una vuelta con Campanilla y de molestar al Capitán Garfio tirándole unos cuantos cocos hasta acertarle en la cabeza, Peter se sintió mucho mejor y escribió su respuesta al señor ministro:

17

“Hola, viejo. No cuentes conmigo para aumentar la recaudación. Yo paseo gratis a mis amigos a lo largo y ancho de Nunca Jamás por simple diversión, y creo que ese rubro aún no existe en tus leyes fiscales. La verdad es que no alcanzo a entender por qué piensas que me pueden interesar tus míseras, remotas e imprevisibles pensiones de jubilación. Te comunico que, a lo largo de mi dilatada adolescencia, he puesto en marcha diversas fuentes de ingresos pasivos (por los que ya pago impuestos) que, gracias a la magia del interés compuesto, me garantizan un futuro feliz y tranquilo, además de servir para que muchos de mis amigos también ganen dinero. Si insistes en aburrirme con tus improcedentes exigencias de pago me veré obligado a trasladarme a algún lugar más paradisíaco, y ni siquiera contarás con los ingresos de los turistas que vienen a ver al genuino e irrepetible Peter Pan. Atentamente…” El juglar financiero www.revistamidinero.com


Novedades

18

SUSCRรBETE ยกGRATIS!

www.addkeen.net/newsletter

www.revistamidinero.com


Contacto

¿Quieres contactarnos? Realmente deseamos saber de ti, tus opiniones, sugerencias, y comentarios que nos interesan, porque estamos en constante evolución, por eso siéntete libre de escribirnos cuantas veces lo desees. La dirección de correo para contactarnos directamente es: midinero@minidocs.es También nos encuentras en nuestra fanpage de Facebook, puedes seguirnos en Twitter, donde te avisaremos de la próxima edición o ver nuestros vídeos en Youtube. Si quieres enviar tus dudas y consultas para la sección “El Consultorio”

puedes hacerlo escribiendo en nuestro muro de Facebook o enviando ,y un e-mail a el : responderemos tus inquietudes en la próxima edición. Recuerda que sólo aceptamos 100 suscriptores mensuales, así que si quieres recomendarnos a tus amigos HAZLO PRONTO, antes de que se acabe el cupo. HAZ CLICK AQUÍ

!#

Nos apoyan:

19 $ $

$

$ $

$

$

$ $

'(

$

Para solicitar información sobre publicidad y patrocinio contactar a: marketing@minidocs.es

www.revistamidinero.com


MI DINERO: Tu Revista de Finanzas Personales Nro. 24 (Abril 2013)