Issuu on Google+

Escribiendo TU Nombre en el Libro de La Vida Eterna


SU PLAN DE SALVACION EN

4

PASOS

1.- ACEPTE EL AMOR DE DIOS Dios ama a todo ser humano, en toda nación y pueblo, por eso envió a su hijo a morir en la cruz. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en El cree, no se pierda, más tenga vida eterna”. Juan 3:16

2.- RECONOZCA QUE ES PECADOR El hombre separa al hombre de la comunión con Dios. “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.” Romanos 3:23 “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 6:23 “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino.” Isaías 53:6 “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.” Eclesiastés 7:20 “No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” Romanos 3:12 3.- RECONOZCA QUE JESUS MURIO POR SUS PECADOS Jesús derramó su sangre por sus pecados. “Mas Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros.” Isaías 53:6 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” Romanos 5:8 “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos 4:12 “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ese es ladrón y salteador.” Juan 10:9-1


4.- RECIBA A JESUS COMO SU SEÑOR Y SALVADOR Reciba a Jesús hoy mismo y será salvo. "Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación." Romanos 10: 9-10 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos” 1ra. Timoteo 2: 5-6 “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le hecho fuera.” Juan 6:37 “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” Apocalipsis 3:20 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 14:6 LA VIDA ETERNA ES UN REGALO “…y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie los arrebatará de mi mano” Juan 10:28 “Cree en el señor Jesucristo y serás salvo, tú y tu casa” Hechos 16:31 “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” Juan 1:12 SI USTED HA DECIDIDO RECIBIR A CRISTO EN SU VIDA AHORA, ORE DE LA SIGUIENTE MANERA: “Amado Dios, acepto a Jesucristo su hijo ahora mismo como mi único y suficiente Salvador de mi alma. Le acepto públicamente y no me avergüenzo de él; Señor Jesús perdone mis pecados. Entre en mí corazón y cambie mi vida, láveme con su sangre, y ayúdeme a que persevere firme en su camino para que sea bautizado y lleno del Espíritu Santo. Escriba mi nombre en el Libro de la Vida Eterna. ¡¡Le amo Jesús!!. Porque he creído en usted y ahora soy salvo, Amen.” FELICIDADES!!! AHORA USTED ES PARTE DE LA FAMILIA DE DIOS, USTED HA NACIDO DE NUEVO!!! BIENVENIDO A LA VIDA.


¡Felicitaciones!¡Ha hecho una decisión de cambio de vida! Si se esta preguntando, ¿Y ahora qué tengo que hacer con el resto de mi vida? Los 5 pasos mencionados a continuación le servirán de guía. 1.- Asegúrese de entender la salvación. 1ra. Juan 5:13 dice: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna.” ¡Ese es el mensaje de salvación! Si ha puesto su fe en Jesucristo como su Salvador, ¡¡USTED ES SALVO!! Todos sus pecados son perdonados, y Dios promete nunca dejarlo o desampararlo, Recuerde, su salvación está segura en Jesucristo. ¡Si usted confía solo en Jesús como su Salvador, puede tener la confianza que va a pasar la eternidad con Dios en el cielo! 2. Encuentre una iglesia cristiana que enseñe la Biblia. 2da. Timoteo 3:16-17 dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” No piense en la iglesia como un edificio. La iglesia es la gente, y es muy importante que los creyentes en Jesucristo tengan compañerismo unos con otros. Ahora que usted ha puesto su fe en Jesucristo, le animamos firmemente a buscar una iglesia donde aprender de Dios. 3. Aparte cada día un tiempo para enfocarse en Dios. Es muy importante pasar un tiempo con Dios. ¿Pero que debemos hacer para tener nuestro tiempo a solas con Dios? Oración.- La oración sencillamente es hablar con Dios, decirle cuanto lo amamos, declararle nuestras preocupaciones y problemas, pedirle que nos de sabiduría y guía, que provea todas nuestras necesidades y mucho mas. De eso se trata la oración. La oración es una arma poderosa…¡¡¡USELA!!! Lectura Bíblica.- Además de recibir enseñanza Bíblica en la iglesia, es necesario que lea la Biblia por usted mismo. La Biblia contiene la guía de Dios para tomar decisiones sabias, cómo conocer la voluntad de Dios, cómo comportarnos y cómo crecer espiritualmente. La Biblia es el manual para saber cómo vivir nuestra vida de una manera agradarle a Dios.

4. Relaciónese con gente que puede ayudarle espiritualmente. 1ra. Corintios 15:33 dice: “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.” La Biblia está llena de advertencias acerca de la influencia que la gente “mala” puede tener sobre nosotros. Pasar tiempo con aquellos que se ocupan de actividades pecaminosas, va a causar que seamos tentados por aquellas actividades. Por esa razón es tan importante rodearse de gente que ama al Señor y está comprometida con El. Esto no significa que tiene que abandonar a todos sus amigos que no conocen al Señor Jesús como su Salvador, pero pídale a Dios que le de oportunidades para compartir de Jesús con sus amigos para que vengan a los pies de Jesucristo también.

5. Bautizarse. La palabra “bautizar” significa sumergir en agua, y la acción de ser sumergido ilustra el ser enterrado con Cristo y la acción de salir del agua representa la resurrección de Cristo. Romanos 6:3-4 dice: “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?, Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.” AHORA USTED SABE CÓMO SEGUIR AL SEÑOR, DIOS LE BENDIGA.

Ministerio Evangelistico Salvadoreño San Salvador, El Salvador


Tratado Evangelistico