Page 1

Año 1 • Nº 5 Diciembre 2012 Enero 2013

Fotografía: Ministerio de Culturas®

Prohibida su venta

Exclusiva con Jorge Sanjinés:


3

Ichapekene Piesta: “para reir y vivir bonito”

4

Columna disco blanco Identidad cultural: estética y estática

6

De la Alasita sus periódicos

8

La historia hecha novela Entrevista a María del Rosario Barahona

10

Una edición memorable

14

Culturas para y por toda Bolivia

16

Periférica Blvd.: dícese de un policial (neo)barroco andino

18

Tres novelistas bolivianos Una visión desde el periodismo y la crítica

20

Movilizaciones por el “Vivir Bien” Las mujeres en Bolivia

22

Chile al acecho

24

Fotógrafa invitada Maya Nemtala

26

1982-2012: Una historia no oficial 30 años de democracia en Bolivia

28

Artista invitado Javier Fernández

30

Cultura en red

31

Jefa de Unidad: de Producción Comunicacional Viviana Maria Vargas Huarita Editor: Juan Pablo Rivero Cortés Diseño: Gabriel G. Aguirre Velasco Roberto A. Calderón Arancibia Consejo editorial: Juan Carlos Pinto Oscar Calasich Ricardo Bajo Manuel Mercado

Encargada de distribución Claudia Mollinedo Calderón identidades2.0@minculturas.gob.bo

www.minculturas.gob.bo

2

Asesoría en Edición de Texto Luis Felipe Sánchez

Colaboraron en este número: Ricardo Bajo Vadik Barrón Jaime Iturri Salmón Ramón Rocha Monroy Daniela Renjel Encinas Martín Zelaya Sánchez Lucila Choque Huarín Eduardo García C. Maya Nemtala Javier Fernández Julio Peñaloza Bretel

Año 1 - No. 5 - Diciembre 2012, Enero 2013

Unidad de Producción Comunicacional Dirección de Promoción Artística y Cultural Viceministerio de Interculturalidad Ministerio de Culturas Estado Plurinacional de Bolivia Depósito Legal: 4-3-93-12 P.O.

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

Fotografía: Ministerio de Culturas

Ministro de Culturas: Pablo César Groux Canedo

San Ignacio de Moxos

Editorial

I Machetero

ÍNDICE


EDITORIAL Cuando el Ministro Pablo Groux nos dio la misión de crear una revista de análisis cultural, el equipo a cargo de hacer llegar esta publicación a sus manos, no sabía de los momentos gratificantes que nos traería el hacer Identidades 2.0, tanto en lo personal como en lo profesional. Debemos agradecer a todos nuestros colaboradores que en estas cinco ediciones engalanaron nuestras páginas y nos permitieron hacer que el público disfrute de un producto de calidad, no los nombramos uno a uno para evitar caer en omisiones. De la misma manera agradecemos a las instituciones y gente amante de la cultura que nos colabora de manera desinteresada con la difusión a nivel nacional. Sin todos ellos esta revista no habría sido posible… Con este quinto número cerramos el primer ciclo de Identidades 2.0, para la siguiente gestión esperamos poder ofrecerles un trabajo aún más depurado y con mayor excelencia en la calidad, aspectos que ya se vienen trabajando. En este último mes de 2012, desde las palabras de su impulsor conoceremos más a fondo nuestras “Culturas en Movimiento”, exitoso festival cultural que llevó las obras del concurso “Eduardo Abaroa”, además de diversas manifestaciones artísticas a las capitales de los nueve departamentos. También celebramos el reconocimiento internacional que se dio a nuestros patrimonios. Primero con la Ichapekene Piesta como nuevo Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y el ingreso de los Periódicos de Alasita como parte de la Memoria Regional, nombramientos grandemente satisfactorios para la cultura de nuestro país y oficializados por la Unesco a inicios de diciembre. Para esta edición contamos además con una entrevista a la escritora e historiadora chuquisaqueña, Maria del Rosario Barahona, ganadora de la décimo cuarta edición del Premio Nacional de Novela, que junto a tres artículos de connotadas personalidades literarias nos dan un paseo imperdible por la realidad de la novela boliviana. Esperemos que disfruten nuestra última entrega del año Identidades 2.0

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

3


La fiesta mayor de San Ignacio de Moxos es Patrimonio de la Humanidad

Ichapekene Piesta:

“para reir y vivir bonito” Ricardo Bajo H. | Periodista

La Ichapekene Piesta de San Ignacio de Moxos ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, aprobado por la Unesco en París, Francia. Cada dos años, Bolivia presen-

ta una de sus innumerables riquezas culturales para que alcance dicha categoría lo que conlleva reconocimiento internacional y especialmente atención turística en todo el mundo. La Alasita de La Paz será uno de los próximos objetivos. La Ichapekene Piesta es una celebración de todo el pueblo de San Ignacio de Moxos en el departamento del Beni (a 96 kilómetros de la capital, Trinidad). La fiesta recrea el mito de la victoria de Ignacio de Loyola frente a los infieles; manteniendo la continuidad con el tiempo de los antepasados y la apropiación de materiales culturales del cristianismo.

Fotografías/Ministerio de Culturas ®

En la recreación, el santo lucha para recuperar la bandera de la cristiandad y defender a los antepasados moxeños de sus enemigos. En la batalla lo ayudan 12 guerreros solares luciendo vistosos plumajes. Los guardianes de la santa bandera son los astros, los “dueños” del bosque y de las aguas, todos convertidos al cristianismo. Una vez victorioso el santo se queda a vivir entre los moxeños, quienes lo denominan “Nacio”, y le reconocen el haber inspirado en ellos una manera de vivir en pluralidad y solidariamente.

4

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


Ichapekene Piesta, entonces, constituye esa actualización del mito fundador en diversos actos religiosos, festivos y lúdicos que se inician con juegos pirotécnicos, en mayo cuando los feligreses entonan salves y alabanzas. Se suceden durante esta gran celebración sincrética diurna y nocturna misas, velorios, limosnas y comilonas desde el 7 de julio hasta el 5 de agosto. La fiesta alcanza su mayor esplendor el 30 y 31 de julio. Astros y ángeles velan por la fiesta; del bosque y de las aguas salen los espíritus dueños de estos para enseñar a los presentes “a reír y vivir bonito”.

El pueblo entero se involucra, desde los más jóvenes a los más viejos, que regalan su trabajo, participan, observando o animando la fiesta. El Cabildo Indigenal de San Ignacio de Moxos -como máxima autoridad tradicional- asume, anualmente, todos los preparativos. En el templo jesuita se guarda la imagen de San Ignacio Apóstol (en madera, perteneciente al siglo XVIII) y los objetos sacros de plata para las procesiones de la fiesta. Allí se congregan a los feligreses para la oración y las autoridades eclesiásticas y político-administrativas bolivianas.

Al Gran Coro que conserva el antiguo repertorio musical barroco-moxeño se unen los 48 conjuntos de personajes danzarines y enmascarados (“Enatirimaikaraiana”) que forman un largo cortejo de humanos y no humanos realizando coreografías al son de los antiguos instrumentos nativos (chuyu’i , bajón, yuruh’i, chiri, cáyure, chiriqui). También participan los gremios y parcialidades que agrupan a hombres y mujeres con sus respectivos oficios en calidad de servidores de la fiesta. Ricardo Bajo Herrera, periodista nacido en Bilbao España, es el director de Le Monde Diplomatique -edición boliviana, trabajó en radio, prensa y televisión además de colaborar periódicamente con varias publicaciones.

En la recreación, el santo lucha para recuperar la bandera de la cristiandad y defender a los antepasados moxeños de sus enemigos

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

5


Columna de opinión

Vadik Barrón | Cantautor y escritor

Si hay un signo de nuestro tiempo (y lugar) es la postulación de posiciones heterogéneas, cuando no antagónicas, sobre el ser boliviano. Nuestra identidad, en constante crisis y construcción, es puesta en foco, cuando no fuertemente cuestionada desde la vertiginosa dinámica social y política, y una vez agotadas las posibilidades de explicar aquella desde el discurso nacionalista,

étnico, regional, político y hasta gastronómico se suele recurrir a la cultura para encontrar elementos que la afirmen. Pero es muy probable que la cultura boliviana, como construcción social, nos deje más preguntas que respuestas. Eso sí, es sin duda un escenario de rica reflexión y discusión, a veces subestimado.

Para empezar, el criterio que quiere una única cultura boliviana, generalmente andina, folklórica u originaria, precisa que la cultura sea una constante, una entidad inmóvil, una pieza blindada de museo. La paradoja es previsible: pretendemos transformaciones profundas como sociedad pero nos negamos a que la cultura tenga el derecho de ir a ninguna parte; celebramos la diversidad, incluyendo a unas expresiones culturales pero simultáneamente le ponemos freno a otras. O mejor dicho: somos diversos, pero hasta por ahí nomás. Así de arbitraria como es nuestra noción de diversidad respecto a la producción artístico cultural generada en Bolivia o por bolivianos, también lo es a la hora de alienarnos. No deja de ser curioso que la misma gente que niega elementos de la cultura universal como el rock, el arte contemporáneo o pop, la poesía concreta, las artes visuales, el performance o la cienciaficción, es la que recibe alegremente la cumbia villera, el reggaeton, las telenovelas, los reality shows y filmes gringos, las multisalas de cine, etc., expresiones de la cultura

6

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


de masas éstas, tan distantes como las primeras de la pretendida bolivianidad.

De ahí somos Me parece importante notar que la valoración de las prácticas y tradiciones originarias o de resistencia a la colonia es un fenómeno nuevo, casi estrictamente contemporáneo, y sería imposible pensarlo en otro contexto histórico y político: pasaron de ser marginadas, afrentadas, perseguidas y, a la larga, distorsionadas, a ser celebradas, legitimadas, institucionalizadas y, a la larga, distorsionadas. El folklore nos distingue, nos integra, nos alegra y nos reafirma, pero reducir la cultura al folklore es cerrar el paso a una dinámica que le es propia a los procesos culturales, es negarle a aquella la posibilidad de incorporar nuevos elementos, de adaptarse y asimilarse a su tiempo histórico. En nombre de un arte o cultura “nacional” deslegitimamos, ignoramos, marginamos las expresiones que por estética, temática o raíz quedan fuera del canon o imaginario folklórico. Aunque suene obvio: todo lo hecho en Bolivia o por bolivianos es boliviano, pero no siempre nos permitimos ponerlo a con-

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

sideración del público con esa consigna, sino que interponemos discursos tradicionalistas o condescendientes. El trabajo desde la gestión cultural institucional o independiente debería ser en todo caso el de viabilizar y garantizar espacios de encuen-

Pero es muy probable que la cultura boliviana, como construcción social, nos deje más preguntas que respuestas. Eso sí, es sin duda un escenario de rica reflexión y discusión, a veces subestimado.

tro entre las diversas culturas y los diversos públicos, sin exclusiones. El arte es un derecho; y el público, finalmente, termina decidiendo lo que quiere. Exponerlo (en el buen sentido) a una multiplicidad de expresiones no puede menos que aportarle diferentes perspectivas que enriquecerán su percepción e interpretación de la realidad. Estamos hechos de buenas intenciones, de nacionalismos chauvinistas, de filiaciones alienadas, de purismos endógenos, de regionalismos fragmentarios, de dogmas (ancestrales y coloniales), de algarabía popular, de oportunismo futbolero, de política salvaje. Ya el Papirri lo llamó Ch’enko Total. La tarea es sacar algo en limpio de todo ello, que la estética no se quede estática sino que sea un vehículo que nos transporte hacia una identidad cultural inclusiva, plural, diversa y divertida. Se puede. La cultura la hacemos entre todos. Vadik Barrón Rollano, cantautor y escritor orureño. Fue líder de la banda “Camaleón” además de tener una carrera de solista, ganó mención en el Premio Nacional de Poesía “Yolanda Bedregal” en 2008.

7


De la Alasita sus periódicos Jaime Iturri Salmón |Periodista

Pequeños, irreverentes, como demostrando que el humor es siempre subversivo. Siempre capaz de estremecer las fibras más íntimas de los seres humanos: esas que se niegan a doblegarse ante el poder, ante los poderosos, ante tanta mentira organizada. Así son los periódicos de Alasita, esos que permiten decir a los periodistas lo que otros momentos les piden que se calle. Es una verdadera carnavalización del mundo, en el sentido que le da a la fiesta el ruso Mijail Bajtín, es decir el mundo al revés, el momento en que el tonto del pueblo es elegido como rey.

Fotografías/Archivo Ministerio de Culturas

He leído desde niño esos periodiquitos que me han hecho reír hasta llorar y, en tiempos en los que trabajé en la prensa escrita, hasta he redactado varios artículos, a veces firmados como Sardina dado que es un pez más pequeño que el que da sentido a mi segundo apellido.

8

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


Y ahora son patrimonio regional. Son la avanzada en el reconocimiento de la fiesta de la abundancia que se expresa en un enano cargado de víveres (el mundo al revés de nuevo).

Y ahora son patrimonio regional. Son la avanzada en el reconocimiento de la fiesta de la abundancia que se expresa en un enano cargado de víveres (el mundo al revés de nuevo). La Alasita es un lugar de encuentro, un espacio para el juego y una construcción de sentido. Ese espacio muestra lo complejo de una sociedad que ha domado hasta a los curas. De manera que los sacerdotes echan agua bendita sobre los billetitos diminutos y sobre las miniaturas de casas, autos y otros objetos que los creyentes compran para que se les haga realidad. Y luego a milluchar porque en la mente de casi todos los paceños y, en general los bolivianos, somos creyentes en el Ekeko, conviven religión y misticismo. No es un proceso extraño a los periódicos que traen en sus entrañas la fuerza de la cultura popular, la fuerza de los de abajo, los ninguneados que encontraron que a través del chiste pueden cambiar las cosas, o por lo menos pueden burlarse de los de arriba. Y eso, eso cuenta y mucho. Son las armas de los desposeídos, porque la gran resistencia está en la cultura, en la palabra escrita, en la fuerza de la mente, en la pasión de la risa. Puede que en unos años más no existan periódicos en papel, pero después de que mueran los grandes matutinos siempre habrán imprentas que saquen periodiquitos de Alasita. Jaime Iturri Salmón, periodista, escritor, docente universitario trabajó en radio, prensa y televisión. Actualmente dirige la Red ATB.

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

9


ESPECIAL

La historia hecha novela:

Entrevista a María del Rosario Barahona Identidades 2.0

Fotografía/María del Rosario Barahona

El 12 de diciembre en un acto en Palacio Chico el Ministerio de Culturas hizo entrega de los premios a los ganadores de los concursos literarios del 2012. Los más importantes de su género, los premiados este año fueron Brayan Mamani con el cuento titulado “Tan cerca de la luna” como primer Premio Nacional de Literatura Infantil, la obra “Sumaq Urqu” de Zulema Pary; en el Premio de Narrativa en idioma originario “Guamán Poma de Ayala-Quechua” y María del Rosario Barahona con su novela ambientada en la Sucre colonial “Y en el fondo tu ausencia” con la que se hizo acreedora al XIV Premio Nacional de Novela 2012. Identidades 2.0 tuvo una conversación extensa con Barahona, entrevista donde la autora chuquisaqueña habla sobre sus influencias, su presente y sus planes a futuro.

De la novela… Identidades 2.0 (I2.0): ¿Cuéntanos cómo nace la novela “Y en el fondo tu ausencia? Rosario Barahona Michel (RBM): Y en el fondo tu ausencia es el resultado de mis recientes estudios de historia y de otrosno tan recientes- de literatura. El estudiar historia en la universidad por una parte, y la investigación científica por otra, me abrieron un abanico de posibilidades impensadas hasta entonces, muy útiles a la hora de arriesgarse a intentar novelar algún hecho histórico o una microhistoria cualquiera que contenga un hecho histórico como telón de fondo. Y digo

10

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


arriesgarse, porque hay que pensarlo bien, calcular el tiempo de la investigación, la autodisciplina que exige, etc. No es, en todo caso, una aventura cualquiera, sino una muy personal y por tanto, con pesada dosis de dificultad porque casi siempre es solitaria. La escritura, de por sí, es muy solitaria.

contextos, para rescatarlos del olvidado mundo de los muertos.

I2.0. ¿Sucre y su rica historia son el escenario de tu libro, coméntanos sobre ello?

RBM: Soy una mujer boliviana, sencilla y trabajadora como cualquier otra boliviana que le interesa su bienestar familiar y que es por eso por lo que lucha y trabaja cada día, unas lo hacemos con la computadora o con la pluma y otras, sembrando en el campo o vendiendo en el mercado.

RBM: Sí, definitivamente creo que fue así. Las calles de esta ciudad colonial parecen hablarnos desde sus muros de piedra, desde las espadañas de sus muchas iglesias, desde los retratos pintados de arzobispos muertos. Cuando un investigador estudia los documentos que revelan a otros seres humanos de otros contextos, de lejanos contextos pasados, es fácil comprender e imaginarse-conociendo la historia- lo que vivieron y por qué reaccionaron de tal o cual forma a lo establecido o a lo que no lo estaba tanto. Por tanto, los documentos que tanto sirven para fines científicos también sirven para aproximarnos a la comprensión de tantas actitudes humanas, con sus luces y sombras, pero humanas al fin y al cabo.

I2.0. ¿Toda esta recuperación de la memoria nacional, debió ser un trabajo extenuante? RBM: La presencia del Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia, con su sede en Sucre es de grandísima importancia porque además de ser un centro especializado en atención al investigador de las ciencias sociales, es un centro que conglomera, valora y apoya al mismo tiempo la actividad de todo intelectual interesado en esos seres humanos de otros

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

De la autora… I2.0: ¿Quién es María del Rosario Barahona Michel?

I2.0: ¿Cuál es tu trayectoria? RBM: En cuanto a mi trabajo literario, hay que decir que no cuento con una “gran” trayectoria, sino más bien me gustaría referirme a una continuidad de mis actividades y vocación literaria. Esta

María del Rosario Barahona con su novela ambientada en su natal Sucre Y en el fondo tu ausencia con la que se hizo acreedora al XIV Premio Nacional de Novela.

continuidad de la que hablo, muchas veces fue privada, es más, hogareña, y acá debo hablar de varias obras mías que están inéditas cuentos, poemas y una novela. Entre 2008-2009 aproximadamente este oficio alcanzó páginas del suplemento literario Puño y letra del diario Correo del sur. De esta manera logré publicar algunas reflexiones y un par de cuentos. En el año 2010, el comité del Bicentenario de Sucre publicó mi primera novela, un trabajo sencillo y contemporáneo que me llevó varios años de escritura y según supe después, salió finalista en el concurso nacional de novela de años pasados. En 2011, mi cuento “Cuando tus palabras resonabas armadas” fue finalista en el concurso nacional de cuento Adela Zamudio de Cochabamba y salió publicado. Esa es toda mi trayectoria literaria. No me he dedicado más a la literatura porque en los últimos años he estado publicando más bien sobre temas históricos.

I2.0.: ¿Cuales son tus influencias literarias? RBM: Sobre mis influencias, que es algo que me han preguntado bastante en estos últimos días, tengo la respuesta a mano: me he declarado hija del realismo mágico. Aunque soy muy apegada a los considerados “clásicos” como Fiódor Dovstoviesky, sueño con William Faulkner y Ernest Hemingway, y me paseo por las arenas encantadas de palabras de Laura Restrepo, Luis Fernanda Siles y María Rosa Montes, creo que al autor que más he leído en mi vida es definitivamente Gabriel García Márquez. Y a la poetisa que más he estudiado es a la chuquisaqueña Matilde Cazasola.

11


ESPECIAL

Del premio… ID2.0.) ¿Qué implica recibir este galardón? RBM: A esta altura de las cosas, considero que es más de lo que esperaba. Y sí, fue muy sorpresivo para mí, desde el hecho de cómo están organizadas las cosas por los patrocinadores del premio, la apertura de la plica ganadora frente a la prensa nacional y el tomar contacto telefónico con el ganador hasta el tema de las entrevistas y las presentaciones, cosas en las que ingenuamente ni siquiera había pensado, mucho menos calculado. En mi caso, más complejo todavía porque llevo a cuestas una timidez casi irreversible.

en el quehacer cultural y de cómo se van desarrollando esos procesos.

y se está tendiendo a mirar más hacia las problemáticas de la mujer. Además, ya va siendo hora de que el trabajo intelectual femenino se visibilice más en el ámbito literario, lo que sí ocurre por ejemplo en el círculo académico de la historia, tenemos historiadoras brillantes que cada vez son más participativas y publican más y más, hablo por ejemplo de Rossana Barragán, María Luisa Soux, Esther Aillón en La Paz, Paula Peña en Santa Cruz, Ana María Lema y Paola Revilla, para Sucre, pero en lo literario esto precisamente es lo que falta. Me refiero a que ya va siendo hora de que las mujeres seamos más competitivas en lo intelectual también, y no sólo en los concursos de belleza.

I2.0) ¿Y su representación?

I2.0: ¿Este año fueron dos autoras las ganadoras de los concursos más importantes de la literatura Por lo demás, comentar que la recepción nacional, que opinión te trae esto? de la noticia acá en Sucre fue simplemente

RBM: Para mí significa que la expresión o manifestación de que nuevos actores de la sociedad boliviana puedan encontrar receptáculos valederos y dignos. Significa (re) considerar que eso es posible y que aún existen dinámicos grupos de personas o instituciones que se interesan

RBM: Sí, creo que el hecho de que sea otra mujer la ganadora de este año, atrajo un poco más el interés de la prensa, y eso está muy bien, no lo digo porque sea yo precisamente el foco de atención, sino porque debido al contexto que vivimos, hay un esfuerzo gubernamental

espectacular. Todos los medios de comunicación se contactaron conmigo, vinieron a casa, se interesaron profundamente en conversar conmigo y fueron muy amables en acomodarse a mis horarios.

Fotografía/imageshack

Aprovecho para agradecer a toda la prensa boliviana.

12

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


“1ª FERIA DEL LIBRO INFANTIL Y JUVENIL DEL LIBRO 2012” “Hojea, lee… no muerde”. 6.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 63 II FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO-EL ALTO 2012. “Deleitamos con la Magia de la Lectura a una Ciudad con Altura”. 5.500 personas aproximadamente Cantidad de expositores 41 IV FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO TARIJA, 2012. “Noble Amigo en quien confiar sabio faro del vivir” 8.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 43. XIII FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO EN SANTA CRUZ “Deleitamos con la Magia de la Lectura a una Ciudad con Altura” 98.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 63. I FERIA NACIONAL DEL LIBRO-VILLA TUNARI-COCHABAMBA “Un libro abierto, un horizonte nuevo” 2.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 32. II FERIA NACIONAL DEL LIBRO POTOSÍ, 2012. 6.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 32. XVII FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO LA PAZ, 2012 90.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 62. “III FERIA NACIONAL DEL LIBRO LLALLAGUA” “El libro…con ciencia y tecnología” 7.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 18. VI FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO COCHABAMBA 20.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 18. I FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO SUCRE, CHUQUISACA 2012. “María Josefa Mujia” 4.000 personas aproximadamente Cantidad de expositores 29.

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

Visitaron las 10 ferias un aproximado de 246.500 personas y tuvieron 363 expositores

13


Una edición

Fotografías/Ministerio de Culturas ®

memorable

14

Ramón Rocha Monroy | Escritor Me alegró la noticia de haber integrado la lista de las 15 novelas fundamentales de la literatura boliviana y ahora la entrega de la colección completa, gracias a un esfuerzo pocas veces visto del Ministerio de Culturas, que así rescata a veces del olvido una parte fundamental de nuestra obra narrativa nacional.

Me alegró a mares, debo confesarlo, pero de inmediato vi que la selección tiene varios atributos. 1) Es también una selección “por defecto”, pues uno piensa de inmediato en las obras no seleccionadas, incluso ni siquiera consideradas no obstante sus méritos, un problema que aparece cuando se

limita el número de obras postulantes. No hay que olvidar que los críticos reunidos consideraron que 10 era poco para escoger y por eso elevaron a 15 el número de obras. Hay obras excelentes entre las no seleccionadas. 2) Tiene un cariz generacional, pues 12 de los autores han muerto y 3 ya estamos en

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


ESPECIAL la sala de preembarque. 3) Una selección así es encomiable, incluso consagratoria, pero los autores corremos el peligro de que caiga sobre nosotros una lápida. Los autores jóvenes son los favoritos del público lector joven; sus obras se leen y comentan, cosa que no ocurre con los libros de escritores viejos, que ya no se los lee con interés y se compra sus libros por puro afán de coleccionismo. El consuelo está en el pasado. Basta revisar las nóminas de autores premiados para aproximarse a una teoría del olvido. Es fama que el Premio Nobel de Literatura brilla más “por defecto”. La lista de los que NO es abrumadora: James Joyce, Virginia Woolf, Oscar Wilde, Jorge Luis Borges, Carlos Fuentes… Lo propio ocurrió con las Ediciones Gallimard y la nómina de autores integrantes de la colección La Pléiade. Boris Vian, por ejemplo, escribió La espuma de los días, una obra que no envejece. Fue postulada al Premio Gallimard y perdió frente a un Jean Valjean, cuya hoja de vida no hallaremos ni fatigando el Google o Wikipedia. Y eso que el premio tenía jurados de la talla de Jean Paul Sartre (su único defensor), André Malraux y otros grandes. Por otra parte, Sartre sedujo a la mujer de Vian y lo despojó de algo que era la razón de su vida, quizás un tanto menos que la literatura, la invención, el rock and roll, la trompeta y tantas aficiones que cultivó en sus escasos 30 años de vida útil. Un buen día, Gallimard necesitaba editar una

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

obra y Vian fue rechazado porque los editores buscaban una novela negra. En una semana Vian los vinculó con un escritor negro nacido en el Bronx, que vendió miles de ejemplares con Escupiré sobre vuestra tumba. Se llamaba Vernon Walters y los periódicos se preguntaban

NO sé si ganó mucho dinero, porque este oficio es como el de micrero, que no se gana pero se goza.

quién era. Por fin un diario parisino cometió la impostura de publicar una entrevista exclusiva al negro y Vian tuvo que aclarar que la novela era suya y que efectivamente la había escrito en menos de una semana. Aun así, como Vian vendió muy poco, pero como Vernon Walters, vendió mucho más. NO sé si ganó mucho dinero, porque este oficio es como el de micrero, que no se gana pero se goza. Boris Vian se lamentaba, por supuesto. Hace unas semanas, Vian fue incorporado en forma póstuma a La Pléiade; hoy se reconoce su enorme influencia entre los escritores “patafísicos” (Cortázar no se entendería sin la óptica de Vian); pero en vida tuvo que admitir un fracaso mayor, el re lativo éxito de su obra, y uno menor, la cortedad de sus días. Volviendo al país, es alentador que la colección de las 15 novelas integre las bibliotecas de las escuelas del país; pero sería también bueno advertir al público lector que aquí no terminó la cosa y que hay al menos tres novelistas que no han cesado de escribir y no hay anuncio ni sospecha de que cesen en los próximos años, salvo que se adelante el beso postrero de la Ñatita, beso indelegable, impostergable y urgente, como se puede entender en El run run de la calavera. Ramón Rocha Monroy es escritor, periodista, investigador ganador de varios premios entre ellos el Premio Nacional de Novela, es uno de los escritores bolivianos más reconocidos.

15


Culturas para y

Artes Escénicas (Domo Teatro) Cada jornada tuvo alrededor de

200

personas

Cine Móvil

60 80

Capacidad de a espectadores rebasando esta capacidad en Tarija y Cobija

Escenario de música

1.200

Fotografías/Ministerio de Culturas ® / Maryley Orozco

Cerca a personas por festival

Feria del Libro

2.500

promedio de visitas por feria

Galería De Arte

2.500

visitas aproximadamente por exposición

16

Ha sido un año en el que por primera vez, el sector cultural de Bolivia ha comenzado a aprovechar y utilizar positivamente los recursos provenientes de la nacionalización de los hidrocarburos. El año 2011 vía Decreto Supremo se asignó al ministerio de Culturas en coordinación con los ministerios de Comunicación y Defensa el 0,02 por ciento de los Recursos provenientes del Impuesto de los Hidrocarburos para poder crear el Fondo de Educación Cívica Ciudadana y Cultural Fondo Mar, con un mandato concreto que considero ha sido la principal herramienta de integración de los bolivianos, el Concurso y Premio Eduardo Abaroa. En marzo de este año inició la aplicación de este decreto, la implementación y ejecución de estos recursos con un premio a la trayectoria de más de treinta artistas, gestores y protagonistas del arte y la cultura de nuestro país, este reconocimiento a la trayectoria tuvo una participación de más de cuatrocientas postulaciones en cada una de las categorías. Un jurado especializado determinó quienes serian las 32 personalidades o instituciones que merecían por primera vez en la historia de Bolivia, el reconocimiento a su trayectoria artística y de gestión cultural. Este era sólo el primer paso de aquello que nos propusimos debía ser un largo camino de integración entre los bolivianos y las bolivianas, por ello casi de inmediato convocamos al Premio Eduardo Abaroa en su modalidad de concurso, seleccionamos 28 categorías y abrimos más de cuatro meses el periodo de inscripción. Para integrar a todo él país, se creó el proyecto Culturas en Movimiento no fue casual iniciar en el departamento

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


por toda Bolivia Datos importantes • Bolivia se recorrió

en 65 días, nueve semanas viajando por todos los departamentos del país de Pando, porque ahí paralelamente al inicio de este recorrido por toda Bolivia dejábamos por primera vez concretada una inversión de cerca cuatro millones de bolivianos, en una infraestructura cultural destinada a poblaciones de frontera que se denomina “La Casa de la Interculturalidad”. Se empezó mostrándole a la ciudadanía pandina los resultados del trabajo de los artistas bolivianos El Fondo Mar por lo tanto y el proyecto Culturas en Movimiento, el concurso Eduardo Abaroa constituyen las tres herramientas fundamentales sobre las cuales el ministerio de Culturas ejercita concretamente este concepto, que definimos como Interculturalidad y que en definitiva es un Viceministerio que estructura el ministerio de Culturas, con estas tres herramientas no sólo hemos promovido la participación artística de los bolivianos, sino que hemos alimentado todas las iniciativas culturales provenientes de la ciudadanía en general desde festivales en provincia, en comunidades, en capitales de departamento, edición de libros, producción de películas recitales, puesta en valor del patrimonio, promoción turística, promoción del país, hasta el hecho de haber puesto en escenario a quienes normalmente no reciben la atención de las instituciones para la difusión de sus expresiones artísticas, son los resultados de un uso transparente y de acuerdo a la normativa que hemos hecho del Fondo Mar, que hemos aplicado en Culturas en Movimiento y que hemos motivado a través del Eduardo Abaroa. Pablo Groux, Ministro de Culturas del Estado Plurinacional de Bolivia Texto extraido del discurso de la autoridad en la rendición pública parcial de cuentas de la cartera cultural del 11 de diciembre de 2012

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

• La caravana comenzó el 6 de octubre con destino a la ciudad de Cobija y concluyó en La Paz el 9 de diciembre de 2012 • Viajaron 30 personas uniendo Bolivia a través de la cultura • Nueve festivales con tres días de duración

cada uno, 27 días de fiesta cultural en todas las capitales de Departamento

*Las cifras son estimadas. Al ser una actividad gratuita, el ingreso era libre. La mayoría de los visitantes disfrutó de más de una actividad

17


ESPECIAL Daniela Renjel Encinas | Periodista y escritora

No deja de ser enigmático que en un país donde la violencia, la corrupción, el manejo de influencias, la impunidad y las más variadas formas de delito y escurrimiento de la justicia son una presencia indiscutible, el género policial no haya tenido más que contadas representaciones. En este sentido, me gustaría mostrar las características principales que hacen de Periférica Boulevard, de Adolfo Cárdenas, el sumun del policial escrito hasta ahora en Bolivia y mucho más que eso.

Fotografías/Editorial Gente común ®

La literatura negra en el país ha sido visiblemente explorada sólo a partir de la década de los 90 con American Visa de Juan de Recacoechea (1994), novela casi fundacional de una práctica explorada por Cé Mendizabal, con Alguien más a cargo (1999), novela de pesquisa-enigma; Ramón Rocha Monroy, creador de Ladies night (2000); Gonzalo Lema y su detective Santiago Blanco, cuyos esfuerzos son recogidos en Santiago Blanco, serie completa (2010), Wilmer Urrelo con Mundo negro (2000) y Fantasmas Asesinos (2006), y Edmundo Paz Soldán, quien escribe Norte (2011) en franca cercanía al género.

18

No obstante, dentro de este cuerpo novelesco, considero que Periférica Blvd. (2004) merece una atención especial, ya que su calidad y recursos son una muestra de novela negra al límite del género, en contacto con la parodia, el comic, una profunda intertextualidad con

los referentes culturales –ahora alterados por el humor y la ironía–, que en la musical noche de los márgenes paceños son el contorno y motor de una manera particular de entender cierta cultura y sociedad andina. La novela es, paradójicamente, una celebración de vida y la cara más amable y significativa de la periferia de una ciudad enmarañada. Construida a partir de la muerte de un pandillero grafitero dada por otro grafitero que, lejos de ser pandillero, resulta ser un teniente de la Policía. Sin embargo, desde un nivel más profundo, PB desborda cualquier subgénero literario; es decir, un llamado policial, novela urbana, novela barroca, o novela “que suena”, lo que hace referencia a un profundo trabajo de replicación, manipulación, creación y transformación del lenguaje coloquial/marginal paceño. Escribir la oralidad de algunos grupos sociales es quizás la primera y principal creación (y demanda para el lector) de Cárdenas; es decir, hacer de una lengua andina posible – transcrita y al mismo tiempo reinventada–, la vedette del show letrado. Así, no deja de ser notable la conciencia de representación que el autor ha procurado que el lector tenga al momento de recorrer la novela; una representación que nos acerca a la ópera, género que abarca casi todas las artes, y a su técnica de guionización, lo que implica abordarla como si se tratara de presenciar un es-

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


pectáculo (tan real, tan vital, tan diario, como artificioso, construido y montado para sacarnos de la ciudad diurna y mejor conocida), tributo a la paceñidad y a su tejido acústico. De la mano de este gesto, la parodia entendida como “transformación con diferencia crítica”, a decir de L. Hutcheon, a partir de la cual este policial se hace mucho más que eso, es una presencia estructurante; y es que en la novela, el detective es además dos veces asesino; el ayudante, detective y el criminal, un testigo (este parece ser su crimen). La presencia del yatiri, por otro lado, es clave para llegar a “la verdad”, poniendo al saber esotérico al mismo nivel de la razón, y haciendo que la distancia cualitativa entre PB y la mayoría de las obras del género radique en la capacidad implícita de celebrar sin anular lo trágico de la pesquisa. Pero, como dije, PB es un hito en la literatura boliviana por ser harto más que un policial, y, conforme con esto, demandar un nuevo lector; uno que además de reproducir la oralidad, practique la lectura en “modo comic”; captura visualtextual de la obra, que a su vez incluye escrituras anónimas, camufladas, violentas, excesivas y codificadas para comprender el asesinato, porque PB es, por si fuera poco, un tributo al barroco en la configuración de este mundo risible y signi-

ficante. Allí donde el detective demandaba, además de razonamiento, austeridad, precisión en los datos y convergencia de la información, tenemos abundancia, derroche, palabrerío, divergencia de imágenes, sonidos, dibujos, fragmentos de música, cambio de tipografías, pasados inimaginables, coronaciones drag, prostíbulos… es decir, un mundo emergente en capítulos que poco tienen que ver con la búsqueda, y que son hermosas digresiones, “núcleos proliferantes” en fuga, diría Alejo Carpentier, y que no concentran nada, porque están ahí para celebrar la dispersión que celebra la cultura popular paceña. Dichas invenciones y transformaciones no serían posibles sin un humor altamente construido, pero que no se regodea en los aspectos más trágicos de la sociedad. Tras la aparente degradación de los personajes, lo que precisamente hace reír, hay una crítica social muy dura, que permite ver la ciudad desde otro ángulo, lo que hace de PB una novela donde cada lector, según su búsqueda, pueda quedar satisfecho, y la coloca como una (si no la más) brillante construcción de los últimos treinta años en Bolivia. Daniela Renjel es licenciada en Literatura de la UMSA, tiene otros estudios superiores en el área de las letras, autora de varios artículos literarios. En la actualidad cursa un doctorado en literatura en la Universidad Católica de Chile.

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

19


ESPECIAL

Tres novelistas bolivianos

Fotografías/ wordpress.com

Martín Zelaya Sánchez | Periodista

Me piden, a la boliviana -es decir, a contrarreloj-, una reflexión sobre la novela, los novelistas o cualquier vaina parecida. Al azar, y mientras cato un buen vino navideño, extraigo una trica de esta especie de “tambor de bolos” que es la memoria, el acumular de bagajes y lecturas: Jesús Urzagasti, Ramón Rocha Monroy y Adolfo Cárdenas, tres de los mayores novelistas bolivianos vivos.

sobrio aunque fumando mucho y muy enfermo.

A Jaime Saenz -autor de Felipe Delgado y Los papeles de Narciso Limá Achá, dos novelas que deben estar en cualquier canon nacional del género- le achacan una dipsomanía de leyenda, aunque en realidad el sólo bebió -y mucho- hasta sus treinta y tantos años, es decir, salvo recaídas esporádicas, pasó las tres últimas décadas de su vida -las más productivas-

“Los libros en gestación siempre me dieron la sorpresa de no saber por dónde van a salir ni cuándo van a aparecer”, me comentó una noche de cervezas y mates Jesús, de quien el poeta argentino Rodolfo Alonso dijo: “solemos referirnos a la poesía cuando una escritura se escapa, sobrepasa la mera descripción, el puro discurrir. Pero si alguna vez ello fue atinado, justo, es con

Aunque no escatima algunas cervezas y singanis, a Jesús Urzagasti, (Chaco, 1941), -otro de los más grandes- le gusta más bien el mate amargo que ceba y ceba, recarga y recarga una y otra vez en la pequeña y atiborrada sala de libros apelmazados en su chalet de Sopocachi.

la obra de Urzagasti… escritura suntuosa y flexible, la de alguien que goza al operarla, y que transmite ese goce a todo lector no sólo dispuesto sino capaz de percibirlo… rebasa la ya acaso arcaica barrera de los géneros y se convierte en un eficaz medio de revelación y sortilegio, de conocimiento y de ensoñación”. Y así es el autor de Tirinea, De la ventana al parque y Los tejedores de la noche, un poeta- narrador tocado por el talento de la palabra embelesadora y cabal, acaso el mayor autor boliviano vivo pero, a pesar de ello, reconocido sólo por ciertos selectos círculos de autores y críticos en América Latina. “Soy como soy por haber mirado en mi juventud un ancho río en la espesura de la noche”, dice el narrador de la novela Los tejedores de la noche, pues si hay algo contundente en la prosa y verso del chaqueño, es el inconfundible halo de lo rural, bucólico y profundamente espiritual. Totalmente urbano (le encanta tomarse vinos en presentaciones de libros y en el icónico pub paceño Bocaisapo), es Adolfo Cárdenas (La Paz, 1951), autor de Chojcho con audio de rock pesado y Periférica Blvd., acaso la novela boliviana más vendida y leída de los últimos 10 años. A Cárdenas muchos encasillan como autor de La Paz marginal, La Paz nocturna de laderas, clases populares y antros de coba y lenguaje entreverado. En parte, es así: Les leo un fragmento:

20

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


“...esa guata que te traiciona como si no te hubiera visto comer aviones de cuatro en cuatro, empujándolos con cerveza, dos más para mi general, mi general, sírvase para curar el ch’aqui de la farra a la que fuimos anoche y donde todo ha corrido por mi cuenta, hasta las putas que se sorprendían ante sus calzoncillos de jerga y sus preservativos camuflados mi general, no me había dado cuenta que es usted igualito que mi general Barrientos que Dios nuestro Señor, que es de derecha, lo tenga en su santísima gloria...”. Pero también se lo ve -a Adolfo Cárdenascomo un maestro del estilo barrocomoderno, casi un creador del neobarroco paceño –si es que esto existe y es posible- y por eso comentaba, en una charla con Aldo Medinaceli, y en referencia al movimiento McOndo del que el cochabambino Edmundo Paz Soldán es impulsor. “Las intenciones del grupo McOndo no me parecían del todo interesantes, porque estaban agarrando formas narrativas que no correspondían a nuestro medio al deshacerse totalmente del barroco, que para mí es una tradición que hemos sabido hacerla nuestra, que está bien fundida con nosotros y que siempre la he tomado como una de las formas estéticas alternativas, que tendría que establecerse ya en América Latina, y en particular en Bolivia. No hay que olvidarse que el barroco americano o barroco mestizo tiene su origen en el Potosí de 1600, entonces creo que esa tradición tiene que ser conservada”. El “Potosí de 1600”, decía Cárdenas y me da pie a pasar al tercer y último novelista boliviano contemporáneo. Hablo de Ramón Rocha Monroy (Cochabamba, 1950), autor de novelas como Ladies Night, El run run de la calavera y, precisamente Potosí 1600, con la que ganó el Premio Nacional de Novela.

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

no me había dado cuenta que es usted igualito que mi general Barrientos que Dios nuestro Señor, que es de derecha, lo tenga en su santísima gloria...”.

El primero es Ramón y el segundo, el Ojo de Vidrio”. Esito sería, y salud, por y con, estos tres gigantes de la literatura boliviana. Martín Zelaya Sánchez, periodista cultural, fue editor del suplemento cultural “Fondo Negro” del periódico La Prensa. Actualmente edita el suplemento “Ideas” en Página Siete.

Ramón no es urbano ni rural. Es cochabambino… es decir, ambas cosas y ninguna a la vez y, claro está, eximio degustador de la buena chicha cliceña. Es uno de los mayores articulistas y cronistas del periodismo boliviano de todos los tiempos, pues ahora mismo colabora con al menos cuatro o cinco diarios de Bolivia y otros países, además de que mantiene un par de blogs actualizados y activos, todos con textos originales y con parejo buen nivel. Pero ante todo -y así lo demuestra en su prolija, prolífica y suculenta prosa, Rocha es un epicureísta y hedonista acabado y en el buen sentido de las palabras. Una vez contó, a propósito de cómo surgió Potosí 1600: “Me propuse escribir una novela sobre el Potosí colonial. Eran días duros en los que viví en un departamento sin sol, sumamente frío y sin muebles de Alto Obrajes. Allí escribí la novela en condiciones extremas de austeridad… A veces tomaba singani por las noches y me levantaba con t’istapi”. “Cuando abrieron la plica, del Premio de Novela –continúa el autor- , y vieron que el ganador era este servidor, algunos miembros del jurado se enojaron, porque tengo fama de hualaycho y poco serio, pero en realidad debo tener dos personalidades, una recogida al estudio y la vida retirada, y otra que transcurre en olor de multitudes.

21


Movilizaciones por el “Vivir Bien”

Las Mujeres en Bolivia Lucila Choque Huarin | Escritora y Docente

Fotografías/ Internet

El 2003, cuando ocurrió la Guerra del Gas, yo era profesora de la Universidad Pública de El Alto, está aún no era reconocida como tal, y El Alto era visto como el patio trasero de La Paz. Fue la primera vez que vi desfilar a miles de mujeres que

tenían por armas palos y piedras. Eran aymaras, quechuas y de otras identidades, eran mineras, gremiales. Más de 2.000 indígenas originarias campesinas participaban de una huelga de hambre y se dirigían a la Radio San Gabriel. Me pregunte

¿Quiénes éramos, por qué nos atrevimos a salir a las calles, para qué?. En el 2002 y 2003, de mayo a septiembre, muchas líderes de la Junta de vecinos de nueve distritos de El Alto (como Celia Salazar del distrito 4; Nelly Orozco; Lucia Clavijo del distrito 6; entre otras), habían acumulado años de experiencia en el trabajo en sus barrios; se informaron mediante CODEPANAL en el Centro de Promoción de la Mujer “Gregoria Apaza” que el gas boliviano se estaba “rifando” -como ellas decían- a precio de gallina muerta a Estados Unidos. Grande mi admiración cuando vi cómo Nelly Orozco, recortaba las noticias de los periódicos que se relacionaban a la venta del gas en Bolivia mediante las Transnacionales. Así fue creciendo la búsqueda por parte de la población de la información relativa a los hidrocarburos ya que varios medios no ofrecían datos reales. Convenimos en salir a las calles a realizar mítines denunciando que el gobierno de Sánchez de Lozada estaba regalando nuestro gas. En esa época un millar de pies cúbicos tenía un coste de 0,90 centavos de dólar, cuando en el mercado internacional se triplicaba el precio, inclusive se vendía el gas con todas sus propiedades. Estos datos los manejaban mucho mejor a quienes llamé «Dirigentas Insurgentas», ellas rompieron todos los esquemas que a las mujeres le había tocado vivir bajo el «rol de lo privado». Una vez, en la Plaza «Tupak Katari» en El Alto, varias mujeres, entre ellas una anciana, nos arrojaban tomates diciéndonos que deberíamos quedarnos en la cocina y en la casa cuidando de nuestros hijos. Habíamos roto todos los esquemas del rol tradicional de ser mujer. Pese a todo seguimos recorriendo varias zonas hasta que llegó octubre y la guerra.

22

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

Fotografías/ wordp


press.com

En las calles, se sentía el olor del valor, de la fuerza de los y las estudiantes, de las 93 juntas de vecinos alteñas, de los pueblos de las 20 provincias, los y las mineras y otros muchos sectores. Caminando día y noche, desde Alto Pampahasi llegaba a pie hasta La Ceja, subía por la chaqanchada, allí nos reuníamos en un lugar que se llamaba “La Prensa”, de ahí volvía a pie a mi casa por la noche, fueron varias caminatas de protesta social, hasta que en marzo de 2003 llegó, la «Guerra del Gas». De octubre, un largo octubre, se mantiene en mi voz quebrada por los recuerdos, mil nudos me aprietan la garganta y aparecen los rostros de mis hermanas. Los y las veía sin armas, sólo con palos y piedras, hondas, pies descalzos… guardatojos, olor a coca, polleras sucias, aguayos, vestidos rotos, bebés llorando, perros y muchos gritos de dolor en las calles, los pies de las mujeres sangraban y se hallaban rotos por tanto andar. ¿Qué hacía que estas mujeres, que en su mayoría no habían asistido a la universidad, ni hablaban bien castellano pero tenían muy clara su conciencia, salieran a la calle? Se habían cansado de las ollas vacías, de quedarse en la casa criando a los hijos, de que no se les reconociera su trabajo sino que solo se les viera como “ayudita” al esposo o cónyuge. Se habían dado cuenta de la importancia de reconocer que los hidrocarburos no eran sólo de Tarija, Santa Cruz o Sucre sino de todas las mujeres, de sus abuelas, abuelos que habían ido a la

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

Guerra del Chaco desde 1932 a 1936, de sus padres, de sus madres que vivieron en el pongueaje, que ahora ellas seguían pobres sin poder darles a sus hijos una educación acorde a sus principios. Celia junto a Lucia Clavijo y Nelly Orozco habían convenido bajar hasta Villa Fátima para pedir ayuda a «la hoyada» -denominación de La Paz-, pero muy pocas las personas las escucharon. De vuelta a El Alto, el 15 de octubre, el presidente de su Junta de vecinos se enfureció contra ellas “estas mujeres hablaban tanto del gas que ahora ellas han traído la mala suerte, a la muerte”, se estaban preparando para otro mitín. De pronto, un grupo grande de hombres les vino encima y comenzaron a golpear a Nelly Orozco y a otras mujeres, Celia Salazar y Lucia Clavijo las defendieron. De pronto varios cuerpos

cayeron, las estaban ametrallando desde un helicóptero. Luis Gómez comenta en su crónica de esos días: «la explotación, procesamiento, transporte y venta del gas está desde hace años en manos de empresas privadas, entre las que se encuentra la española Repsol, la British Gas, Enron». Estas eran las razones que motivaban a estas mujeres a movilizarse y defender las riquezas para todo su pueblo, y esto demuestra que las mujeres cuando salen a espacios de enfrentamiento lo dan todo, hasta la vida. Texto extraído del libro el “Vivir Bien o la construcción de un nuevo proyecto político en el Estado Plurinacional de Bolivia” coordinado por Katu Arkonada, editado y publicado por el Ministerio de Culturas. Lucila Choque Huarin, mujer aymara, originaria de Taraqu de la provincia Ingavi de La Paz, licenciada en trabajo social de UMSA, master en filosofía y ciencias políticas.

De octubre, un largo octubre, se mantiene en mi voz quebrada por los recuerdos, mil nudos me aprietan la garganta y aparecen los rostros de mis hermanas.

23


Chile al acecho Eduardo García C. |Investigador

Para este pequeño artículo tomamos los datos, poco conocidos y utilizados, del libro “El problema continental”, escrito por el historiador Eduardo Diez de Medina bajo el seudónimo de Prescott y editados por Arno Hermanos – Editores, el año 1921. Corría el año 1842 y las riquezas de nuestro Litoral aumentaban en la medida que los mercados extranjeros subían el precio del guano. Hasta ese año Bolivia otorgaba licencias de explotación al sur del grado 24 sin que ninguna autoridad chilena reclamara por esto, obvio, sabían que ese territorio era boliviano. En 1841 el país dio licencia al francés Domingo Latrille para que explote guano en Angamos y Orejas del Mar. Ese año también se dieron concesiones de explotación en Isla del Cobre, Lagartos y Santa María, situadas unos pocos kilómetros al norte del Paposo. En 1842 se concede, a la compañía Sanzetenea, Miers, Bland y Cia, Duley y Barriohert, la explotación de guano en el territorio comprendido entre el Loa y el Paposo.

Fotografías/ Historia (Gráfica) de la Guerra del Pacífico

Valparaíso conocía perfectamente estas transacciones, dado que desde ese puerto se abastecían las compañías, y también se exportaba el guano explotado en nuestro territorio. Es evidente que Chile confirma nuestra integridad territorial al no reclamar estos territorios como suyos, lo que haría recién un año después.

24

Un hecho confirma la territorialidad boliviana al sur del grado 24. En 1841 Bolivia habilitó un bergantín, el General Sucre, para vigilar las costas bolivianas desde el Paposo al Loa y captura la barca chilena Rumena por tratar de exportar guano de Angamos sin licencia, después de dos meses de detención, fuga del puerto La Mar (Cobija). Poco tiempo después, este único guardacostas fue vendido y nunca fue reemplazado quedando nuestras costas desguarnecidas ante la ambición extranjera. El año 1842 la fragata chilena Lacaw contrabandeó guano boliviano a Inglaterra, se inició juicio en Londres por este ilícito, con un fallo favorable para nuestro país. Nada dijo la diplomacia chilena en Londres aceptando el fallo inglés. Pero el año 1843 la codicia del vecino dio paso un nuevo discurso expropiador, ese año el ministro de Relaciones Exteriores chileno, José Miguel Irarrázaval declara “La abundancia de una materia empleada ventajosamente en la agricultura y codiciada por las naciones extranjeras, daba a esa costa repentinamente una importancia de la cual carecía hasta entonces”.

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


Más tarde, en 1920, el historiador chileno Gonzalo Bulnes confirma esta posición: “la situación no podía prolongarse; cada día se hacía más aguda por el mayor interés que despertaba el guano, en vista del incremento que daba el de Chinchas a la riqueza del Perú”. Así, un desierto del país vecino que era visto con total indiferencia pasa a convertirse en un espacio de codicia por parte del Estado chileno y sus hombres de negocios. En octubre de 1842 sacan un torpe decreto que dice “Se declaran de propiedad nacional las guaneras que existen en las costas del departamento de Atacama y las islas e islotes adyacentes”. Pero si Atacama siempre fue boliviana ¿cómo hacerla chilena? Creando una nueva provincia con el mismo nombre. Mediante un decreto del año 1843, Chile incluye en su espacio geográfico una Provincia de Atacama que jamás tuvo. La protesta boliviana fue inmediata, pero a partir de ese momento se había puesto en marcha una política usurpadora mediante la conquista sin mayor título que un par de decretos insulsos. Así lo pensó Chile entonces y lo sigue haciendo hasta hoy. Tal vez la frase más clara al respecto la expresó en 1900 su ministro plenipotenciario en Bolivia “Que el Litoral es rico y que vale muchos millones, eso ya lo sabíamos. Lo guardamos porque vale; que si nada valiera no habría interés en su conservación”.

La protesta boliviana fue inmediata, pero a partir de ese momento se había puesto en marcha una política usurpadora mediante la conquista sin mayor título que un par de decretos insulsos

Eduardo García, investigador, educador popular y periodista. Estudió historia en la Universidad Mayor San Andrés.

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

25


Fot贸grafa invitada

26

Pantanal boliviano

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

Maya Nemtala FOTÓGRAFA

27


1982-2012: Una historia no oficial

30 años de democracia en Bolivia Julio Peñaloza Bretel Periodista | Escritor

Un proyecto editorial referido a lo sucedido con Bolivia en las últimas tres décadas, desde el momento en que el país retornara a la vida democrática para no quebrar, a partir de entonces,

la continuidad de su construcción, con todas sus luces y sombras, es el que a principios de 2013 publicará el Ministerio de Culturas del Estado Plurinacional de Bolivia.

“Bolivia en democracia, 1982-2012” presenta en su primera parte una condensada retrospectiva acerca de su historia constitucional a cargo de Susana Rivero Guzmán, a continuación incluye un largo texto escrito en clave

Fotografías/ Internet

El libro está organizado en tres partes y nada tiene que ver con visiones pretendidamente neutrales que apuntan a erigirse en esas versiones oficiales y reglamentarias sobre lo que sucedió

con los trayectorias de los procesos políticos, económicos y socio-culturales de esta incomparable y abigarrada nación de naciones.

28

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


periodística sobre las presidencias, narración con un “antes” a partir del gobierno de Luis Adolfo Siles Salinas (1969) para luego entrar en el meollo del asunto desde Hernán Siles Zuazo hasta Evo Morales por Julio Peñaloza Bretel y en la última parte del libro se publica un exhaustivo recuento analítico de las relaciones bilaterales Bolivia-Chile a propósito del problema marítimo a manos de Andrés Guzmán Escobari con sus implicaciones trilaterales y multilaterales. Los tres temas, ciertamente, permiten una posibilidad de comprensión de gran parte de las características de nuestra sociedad desde la colonia, pasando por la República, para desembocar en el Estado Plurinacional. Constituciones, presidencias en democracia y la histórica demanda de recuperación de nuestra cualidad marítima, sustentada en una legitimidad histórica que no admite dudas, constituyen esta propuesta que no tiene otra pretensión que la de entregar un conjunto de datos suficientemente ilustrativos y debidamente argumentados

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

que permitan una comprensión real de lo acontecido con nuestro país desde la fundación de la República condimentada de enormes resabios coloniales, desde la recuperación de las libertades ciudadanas a través del ejercicio de los derechos democráticos, con el subrayado de los diferentes intentos de aproximación con el vecino Chile para intentar superar nuestra injusta mediterraneidad a partir de la guerra del Pacífico de 1879. “ Bolivia en democracia, 1982 – 2012” se caracteriza por ser un libro en el que se advierte desde sus primeras líneas una inequívoca toma de posición que reivindica la histórica vocación insurgente de nuestros pueblos, su irrenunciable lucha por la soberanía, su abierta posición antiimperialista en defensa de su vasta y diversa riqueza natural, en síntesis, el derecho que las bolivianas y bolivianos reafirman cotidianamente por construir un país digno y libre de cualquier injerencia. Julio Peñaloza Bretel, es periodista, proyectista, autor y editor de “Bolivia en democracia, 1982-2012”.

29


Foto/thejollynomad®

Artísta invitado

Javier Fernández | Acuarelista 30

IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013


Cultura

en red

Sección que muestra las distintas iniciativas culturales bolivianas en el ciberespacio, compartiremos con nuestro público páginas, blogs y perfiles en redes sociales de instituciones y actores ligados a la cultura.

Ministerio de Culturas http://www.minculturas.gob.bo

Página del Ministerio de Culturas donde se refleja el trabajo actualizado permanentemente de la institución en su periódico cultural digital, además de encontrar la misión, visión y objetivos de la cartera. Pequeñas biografías de sus autoridades y cómo es su organigrama, también usted encuentra las convocatorias y las versiones digitales de las publicaciones auspiciadas por este Ministerio. En esta web se puede acceder a las redes sociales, videos y enlaces de otras instancias del gobierno nacional.

Bolivia te Espera http://www.bolivia.travel

Ventana virtual del Viceministerio de Turismo que ofrece al visitante un contenido multimedia de primer nivel que muestra los distintos patrimonios y sitios culturales y naturales de Bolivia a través de su Marca País. Muestra nuestras tradiciones, los distintos tipos de servicios turísticos y las campañas que ofrece el Viceministerio para brindar un mejor servicio a nuestros visitantes, nacionales y extranjeros. También disponible en ingles.

Bolivia en la Unesco http://unescobolivia.free.fr/net

Diario digital de la delegación del Estado Plurinacional de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Su contenido se enfoca en noticias sobre el trabajo de la legación, además del ámbito cultural y educativo del país. Ofrece la opción de suscribirse vía correo electrónico para sus actualizaciones. IDENTIDADES 2.0 | Diciembre 2012 - Enero 2013

31


Chaco, Tarija

www.bolivia.travel

DONDE LO FANTÁSTICO ES REAL

Identidades 2.0 No.5  

Revista de análisis cultural del Ministerio de Culturas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you