Issuu on Google+

Foto gentileza Grupo Ukamau®

Exclusiva con Jorge Sanjinés:


ÍNDICE Editorial

3

Derechos de autor, propiedad intelectual y pueblos indígenas Versos desde Pando El murmullo de la selva Uno es de donde le dan de beber Cochabamba ayer y hoy

4 6 8tt 10

La provincia de Atacama (1825 - 1842) El audiovisual como rescate de la memoria

12 14 16

Bartolina Sisa: Guerra aymara

18

Tras los sonidos de Bolivia “Nos escucharemos: Uyaricuna Ist´asiñani”

20

La mañana despues de la guerra Desandar una ruptura

23

Fotógrafo Invitado David Illanes - La Paz de noche

24

La ganadería del futuro Descolonización alimentaria

26

La BICeBé® festeja los 25 años de La Paz Festijazz

27

De generaciones: “ Lo nuevo”

28

Agenda Cultural

29

Artista invitado Mario Conde

30

Cultura en Red

31

Ministro de Culturas Pablo César Groux Canedo Jefa de Unidad de Producción Comunicacional Viviana Maria Vargas Huarita Editor Juan Pablo Rivero Cortés Diseño Roberto A. Calderón Arancibia Gabriel G. Aguirre Velasco Encargada de distribución Claudia Mollinedo Calderón Consejo editorial Juan Carlos Pinto Oscar Calasich Ricardo Bajo Manuel Mercado

Colaboraron con este número: Ramón Rocha Monroy Fernando Cajías de la Vega Jimmy Iturri Benjamín Chávez Iván Sanjinés Gastón Núñez Boris Miranda Ángel Careaga Bernardo Rozo Vadik Barrón Mario Conde David Illanes Año 1 - No.2 - Septiembre 2012 Unidad de Producción Comunicacional Dirección de Promoción Artística y Cultural Viceministerio de Interculturalidad Ministerio de Culturas Estado Plurinacional de Bolivia Depósito Legal: 4-3-93-12 P.O.

identidades2.0@minculturas.gob.bo www.minculturas.gob.bo

Tejido Amaguaya

Foto/Viceministerio de Descolonización®

Construyendo comunicación desde las Comunidades El Cine indígena


EDITORIAL Han transcurrido más de cien años de aquel injusto enfrentamiento de 1879, donde el país perdía la única salida a las costas del Pacífico. A partir de aquellos hechos y desde entonces, bolivianos y bolivianas han alzado su voz para expresar un reclamo legítimo, el mismo que ha encontrado eco en diferentes instancias; pero algunos momentos perdió importancia. Ahora nuestro reclamo se constituye en una política de Estado impulsada por el Gobierno Nacional que sostiene una firme decisión de no renunciar a una salida soberana al Litoral perdido. Es por esta y muchas otras razones que el Ministerio de Culturas con apoyo de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (DIREMAR) presentan en este segundo número de IDENTIDADES 2.0 el mapa de Bolivia de 1859, evidencia histórica que demuestra que Bolivia nació a la vida independiente con amplias costas al Pacifico. Este documento histórico es una prueba más para fortalecer nuestra reivindicación marítima; el cual queremos obsequiarlo a nuestros lectores para que las futuras generaciones nunca olviden que el mar nos pertenece por derecho. Fernando Cajías nos habla del proceso de creación de su libro “La Provincia de Atacama”, que forma parte de la colección de Libros Históricos de la Guerra del Pacífico, de la cartera de Culturas y la DIREMAR, junto a otros tres volúmenes de Gustavo Adolfo Otero, Mariano Baptista y Rodolfo Becerra de la Roca, que promueven la reivindicación marítima. En esta nueva edición también rendimos homenaje a los aniversarios de los gritos libertarios de Cochabamba y Santa Cruz y de la fundación de Pando, el más novel de los departamentos, exponiendo de éstos sus peculiares características culturales, que son muestra de la diversidad de Bolivia. En nuestro sector de entrevistas, el maestro compositor y arreglista Javier Parrado junto a Willy Pozadas Director de la Orquesta Sinfónica nos cuentan sobre el trabajo de investigación y recopilación de música nativa y folklórica que vienen realizando desde hace más de un quinquenio. Para ustedes, el segundo número de la Revista Identidades2.0

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

3


Derechos de autor, propiedad intelectual y Pueblos Indígenas Bernardo Rozo L. | Etnomusicólogo

Al parecer, la relación que existe o que podría existir entre las culturas indígenas del país con los esquemas hoy vigentes de Derechos de Autor y Propiedad Intelectual, aún no ha sido suficientemente analizada ni discutida en los diferentes ámbitos . Un aspecto que, al parecer, atañe a ambos esquemas, es: ¿cómo lograr la difusión de estos casos a la humanidad sin vulnerar a estas comunidades diferenciadas? Empero, este aspecto no es el único que se pone en evidencia. Recordemos que la idea de propiedad intelectual fue concebida para motivar la

4

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


creatividad, buscando un balance entre derechos y responsabilidades de creadores y usuarios. Originalmente, la protección de las creaciones no debían existir para siempre, ya que en algún momento dichas obras pasen a ser de uso libre y colectivo. Tampoco se buscaba la consolidación de ningún tipo de monopolio sobre las expresiones culturales, buscando más bien una incidencia positiva en el bien colectivo y el acceso público a la cultura. En muchos casos, este principio de acceso público ha demostrado que puede violentar algunas estructuras indígenas. ¿Por qué?

Fotos gentileza Viceministerio de Turismo®

El esquema de propiedad intelectual vigente en el mundo entero, aún no ha conseguido dar respuestas consensuadas y definitivas a cuestiones críticas: a) ¿Cómo controlar el usos de productos culturales que están en constante circulación, intercambio y uso por el mundo entero, y luego ejercer la protección de derechos individuales?; b) ¿Cómo evitar que la renovación y prolongación de los plazos de protección sobre los productos culturales, no atenten contra el derecho de la humanidad de acceder a la cultura, en tanto dominio público, y pongan en riesgo el fomento a la creatividad? Frente a ese panorama, existe la preocupación de que la opción del domino público, no sea la mejor solución. Muchas veces las expresiones y saberes indígenas son usadas sin ningún cuidado ni reconocimiento, llegando a ser una fuente de recursos creativos para individuos que no pertenecen a una nación indígena. Entonces, si bien para muchos la idea de domino público puede resultar una solución, para algunos grupos indígenas no lo es, principalmente con relación a la circulación de lo que se considera como sagrado y secreto.

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

Es menester analizar y detectar de manera consultiva e inclusiva qué elementos de estas normas se adecúan o pueden adecuarse a la realidad cultural del país, sobre todo la indígena. ¿Cómo adecuar los esquemas de Propiedad Intelectual a formas colectivas de creatividad, reconociendo que dichas formas funcionan y existen en base a otros principios, otras razones de ser y motivaciones que no están contemplados en una lógica de propiedad? Por su parte, el esquema de Derechos de Autor también puede presentar desventajas con relación a las expresiones culturales indígenas. Por ejemplo, se teme que dicho esquema incida negativamente

Recordemos que la idea de Propiedad Intelectual fue concebida para motivar la creatividad, buscando un balance entre derechos y responsabilidades de creadores y usuarios

en dos aspectos principales, aunque probablemente no sean los únicos: a) No mostrarse muy abierto a aquellos sistemas de expresión que son más bien de tradición oral: Dado que no se puede reconocer derechos de autoría sobre una idea sino sobre la expresión, este esquema requiere que, para que sean protegidos, los productos culturales deben presentarse en forma tangible (por lo general, muchas veces requiere de un soporte físico específico), dejando al margen aquellas expresiones no trascendentales, cuyo carácter efímero y razón de ser se sustentan de los eventos, los tiempos, los espacios y, por ende, las construcciones colectivas; b) No acomodarse a la lógica colectiva porque depende de la idea de un ‘autor individual’, que muchas veces debe presentarse como la figura de un creador genial y original que está por encima de una colectividad. En Bolivia, no todos los que trabajamos con formas de expresión artística y cultural, tenemos los mismos intereses; no todos respondemos a las mismas lógicas y visiones de lo que es ‘expresar’, ‘compartir’, ‘crear’ y ‘disfrutar’. Por ende, es evidente que no todos los que trabajamos en ello buscamos ser parte de la industria cultural de este país ni de los mercados donde circulan productos artísticos, como sucede en la actualidad. En ese sentido, ¿cómo satisfacer las necesidades de reconocimiento a esta amplia y compleja diversidad? Las diferencias entre la idea de ‘artista’ y ‘autor’, en Bolivia, nos muestran no sólo que hay mucha cultura fuera de las galerías, las pasarelas, las salas de concierto. También imponen la necesidad de visibilizar en el territorio nacional, a todos los sujetos que crean cultura y viven de ello. Bernardo Rozo, etnomusicólogo, artista e investigador independiente. Miembro de ALTA-PI

5


Versos desde Pando

El Murmullo de la selva Benjamín Chávez | Poeta

Fotos gentileza Viceministerio de Turismo®

Si una noche de invierno un viajero –en ese extremo pandino, tripartito punto de vasta significación cartográfica, pero apenas una minúscula aldea en tierra llamada Bolpebra–, prestará atención al imposible silencio de la selva, escucharía el murmullo milenario y poderoso de los elementos naturales. Arrullo perpetuo de misterios ocultos que a veces se revelan por vehículo de la literatura.

6

Así como las bibliotecas suelen emparentarse con los cementerios (vivo en conversación con los difuntos, Quevedo dixit), todo viaje puede guardar relación de reflejo simbólico con la escritura pues, tal como dijo Umberto Eco: en determinado momento uno no sabe si viaja para escribir o escribe para viajar. De los apuntes que iba tomando en la mesa de algún acogedor pahuichi, en el vientre de una canoa o a la sombra de un tajibo, mientras transcurría mi viaje por las selvas pandinas, pude pasar a la lectura de esa misma selva en el papel impreso por uno de esos azares concurrentes –tan caros al poeta cubano José Lezama Lima– al conocer la obra de Ramón Campos Tibi, el poeta más destacado de Pando y cuyos versos me salieron al encuentro de la mano

del Riberalteño Pedro Shimose, quien acababa de publicar la antología “Poetas del oriente boliviano”. En dicho libro, el antologador describe que Ramón Campos Tibi nació en Cobija el 16 de noviembre de 1956; su prolífica obra literaria está parcialmente publicada en periódicos y un par de libros: Después de la distancia (1993) y Segunda elegía (1995) y que es miembro fundador de la Sociedad de Escritores y de la Sociedad Geográfica de Pando. A partir de la lectura de sus poemas, con qué arrobadora luz asistir a los amaneceres tropicales, cuán limpio respirar los renovados aromas, con qué frescor en la mirada percibir el vuelo de las aves y la savia del habitante de tierra caliente, la faena del siringuero y la estirpe amazónica personificada en nombres legendarios como los de su abuelo Arlindo Paruma. Ahora, una vez más, recurro agradecido a la antología de Shimose para volver a escuchar esa voz nacida en lo profundo del bosque y surcada por sempiterna sangre fluvial. Benjamín Chávez, poeta nació en Santa Cruz y radica en Oruro, en 2006 gana el Premio Nacional de Poesía “Yolanda Bedregal”. Tiene publicado hasta el momento siete poemarios.

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


Dos poemas de Ramón Campos Tibi:

Las tres voces de Arlindo Paruma (fragmento) Del Padre Mirá hijo, si la vida lo tiene todo, el hombre sólo tiene que vivirla. Y si no sabe vivirla, es como un tronco seco. ¿No mirás, acaso, cómo vive la selva? ¿No mirás, acaso, cómo baila? Pero ya soy como un gajo seco que habla con la ayuda del viento Soy como un tronco seco botado en este pueblo. Soy como un chaco recién quemado, sin fuerza de la vida; como una ramita que se cae, como toda cosa que ya no tiene voz, como un pueblo callado a la espera de la voz del viento.

La casa (fragmento)

Pies descalzos, barriga grande y desnudo el hijo del siringuero desde un barranco mira un horizonte que no entiende. Sólo sabe que en su vida van y vienen las noches y los días; que hace sol y que la lluvia viene con las grandes nubes; sólo sabe si el río está seco o está lleno; si hay carne, yuca y arroz.

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

Nada más en la rutina de este chico que en su entraña tiene otro río, otra historia seguramente paralela, incolora y dirigida al monte, al castañal, donde la castaña y la siringa le aseguran la otra rueda del tiempo, pero está, seguro que está. Cuando la madre, garrote en mano, golpea y golpea trapos que antes fueron camisas y pantalones. Cuando el padre, trazao en mano, yamachí a la espalda, escopeta al hombro, sostiene la tradición, porque la vida en el pahuichi del siringuero son estas cosas y mucho más: en el pahuichi está el hilo invisible de una historia intacta porque es siringuera, persistente porque es macha, continua porque es humana, divina porque existe. He ahí lo que esconde la distancia: San Antonio, Fortaleza, Palma Real, una existencia continua en el castañal con el siringuero respirando la brisa del atardecer, en un barranco del Madre de Dios, con las manos en alto, pero vivo, persistente, leal.

7


Uno es de donde le dan de beber Angel Careaga | Comunicador

Foto Cristo gentileza maartenzam®

Estaba a punto de caer la tarde, el calor húmedo y penetrante se colaba por las ventanillas del vehículo y de un momento a otro, luego de casi 16 horas de viaje, se dibujo en mi mirada la silueta del monumento icono de la cruceñidad en los últimos años, El Cristo redentor, que me daba la bienvenida, estaba finalmente en la ciudad de Santa Cruz. Rápidamente, me comenzó a inundar la aparente acelerada manera de vivir que tiene esa ciudad, pareciera que no solo crece sin detenerse un segundo, esta ciudad, vive sin freno, sin pausa; alguien me dijo que es la mezcla de su alegría, de sus pasarelas,

8

de sus fotos y de sus modas; es la presencia silenciosa de sus asaditos y de su patasca casi infiltradas en las rotondas; camufladas entre el glamour de sus mujeres y la verborrea tan peculiar de sus hombres; los bocinazos en el semáforo cuando aun está en rojo, las carreras descontroladas en el segundo anillo o lo lento y tedioso de su transitar en vehículo por la calle Libertad o la Rene Moreno en las horas pico; sin embargo, como una necesidad de dar un suspiro, te puedes encontrar con rituales que te devuelven a esa misma ciudad pero en paz y en ese clima de tranquilidad tan suyo. Camino por la plaza

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


En el último tiempo ha sido abrumadora la cantidad de gente que busca en el arte y en la cultura retornar a su esencia. Por estos días, el campo ferial luce su mejor cara, para recibir a tanto expositor no solo nacional sino también extranjero y en una importante cantidad. En paralelo, el FENAVID y su Quijote 2.0 invaden también la ciudad, el mas importante concurso del audiovisual sucede hace mas de 10 años en esta ciudad. Hace unos días que se viene escuchando jazz en diferentes puntos de la ciudad, y junto a un par de amigos nos quedamos con la cara larga porque no encontramos entradas para ninguna función de la orquesta sinfónica de Santa Cruz. Los ciclos de cine independiente están en boca de todos, la escuela

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

nacional de teatro comienza a mostrarnos a sus profesionales en sendas temporadas de obras que se han preparado para el consumo interno, hace unos meses, estábamos despidiendo a nuestro buen Fabio y su Azul Azul, de la mundialmente conocida “Bomba”; y casi de manera simultanea podíamos dar la bienvenida y apreciar toda la energía que transmite Pirai Vaca y un cuarteto de guitarras, que nos dejo admirados; Ronaldo Vaca Pereyra volvió hace poco de hacer una gira, visitó Brasil y Argentina, Matamba también viajó y nuevamente nos trajo esa alegría de compartir con la gente de otras ciudades ese trabajo tan suyo pero que nos lo regala cada vez con más cariño; Cristian Kraus se instaló en la ciudad y semana a semana también comparte su trabajo; Querembas con otros muchos grupos más, también encuentran sus espacios; y claro Glen Vargas con Track transitan el ser esa leyenda andante; los grupos culturales en los barrios, cada vez son mas visibilizados; el maravilloso trabajo en el centro cultural San Isidro del Plan Tres Mil, acaba de llevar adelante su segundo festival de hip hop, y en estos días presentó su primera revista informativa radial, luego de hacer por mucho tiempo su radio bocina, un proyecto maravilloso donde se formaron periodistas urbanos que cuentan y construyen ciudadanía desde sus visiones y sus vivencias.

Fotos Madre India, Catedral gentileza Viceministerio de Turismo®

principal y me detengo súbitamente ante la mirada enternecedora de un oso perezoso, que lentamente asciende por un árbol y parece decirme con sus movimientos, que haga una pausa y que mire verdaderamente a mi alrededor. Claro, de cuando en cuando, suceden estas cosas en Santa Cruz, que comencé describiendo casi sin detenerme, tal cual es, pero que al final del día en realidad es un resumen de momentos que hacen del vivir, un disfrute pleno. Santa Cruz no solo es la bondad de su clima, la belleza de sus mujeres, o lo generoso de su suelo para la producción; si la hospitalidad es ley del cruceño, es porque justamente la forma de vivir de este, es simple, sin arrebatos; al cruceño le gustan las cosas sencillas de la vida, el cruceño mantiene esa bella cualidad de estar en familia los fines de semana, el churrasco o un majadito pueden ser los pretextos, pero en realidad es que luego de vivir la semana, se siente la necesidad de retornar al núcleo, los hijos, los hermanos, los primos, los abuelos, los padres, parecen transformarse en el centro de las necesidades de todos; es como una catarsis que ayuda a retomar la siguiente semana, son sus afectos a flor de piel.

Santa Cruz no sólo es la bondad de su clima, la belleza de sus mujeres, o lo generoso de su suelo para la producción, si la hospitalidad es ley del cruceño, es porque justamente la forma de vivir de éste, es simple, sin arrebatos

Hace unos días pensaba en todo esto, sentado en un banco de la plaza principal de Santa Cruz, mientras acompañaba con la mirada a un perezoso y un buen hombre se me acerco y me dijo “uno es de donde le dan de beber” y fue en ese momento en el que comenzaron a escribirse estas líneas… GRACIAS SANTA CRUZ. Ángel Careaga, periodista, actor, gestor cultural y productor, nació en La Paz, por siete años condujo el programa Salamandra en Bolivia TV. El 2011 decidió trasladarse a Santa Cruz actualmente dirige Full TV.

9


Cochabamba Ayer y hoy

Fotos gentileza Viceministerio de Turismo®

Ramón Rocha Monroy | Escritor

En toda cultura hay una herencia en visión del mundo, en usos y costumbres, que contribuye a moldear la sociedad actual. ¿Cuál es la herencia que recibimos en Cochabamba? Sin duda, la de una sociedad agraria, con fuertes raíces en los valles productores, pero tan móvil que allí nació la leyenda de la bandera de chicha en la luna. Plaza 24 de Septiembre

10

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


¡Dónde no hay cochabambinos! Los mitayos de la Colonia se daban modos para negociar su retorno a los valles en épocas de cosecha para volver con productos alimenticios: trigo para los españoles y maíz para las laguas de los mitayos. Grano, siempre grano, que es el mejor alimento y está en la raíz de hombres y mujeres fuertes, aptos para el trabajo, el esfuerzo, los viajes a pie y la alimentación frugal siempre a base de laguas, pito, tostado, mote, humintas o choclo fresco. Nuestros abuelos y nuestros padres no tenían la costumbre del té inglés, introducido en La Paz y Oruro con el ferrocarril y las importaciones. El desayuno frecuente era una taza de infusión de cedrón con pan de harina integral al amanecer, el almuerzo a las diez de la mañana, consistente en una sustanciosa lagua, un chaqe, un lluspichi o un chupe servido en un ch’illami o plato grande, y nada más. Hasta hoy las viejas pensiones ofrecen “almuerzo y segundo”, como si el almuerzo fuera el caldo por antonomasia, porque el segundo se servía después de las 4 de la tarde (a veces, alrededor de las tres, un aperitivo llamado sajra hora, la hora mala, consistente en un k’allu, un solterito o unos choclos con queso y locoto). De ahí quizá viene una costumbre muy cochabambina que no hay en otros valles: la del plato de la tarde, una sola especialidad por día, no el menú de un restaurante sino el plato del figón, común para todos los comensales. Estas costumbres agrarias son muy sanas, pues un plato a las 4 de la tarde es digerido con calma antes de acostarse, al calor de una jarra de chicha, para descansar cuando se entra el sol y levantarse al amanecer a reiniciar la jornada. La semana agraria se inicia el martes. ¿Por qué? Porque el sábado es el día más laborioso, es el día de Cancha, cuando hay que realizar los productos de la agricultura, la ganadería, la artesanía o el comercio en general, y esto dura todo el día y determina que el “viernes de soltero”

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

Las mujeres cochabambinas, en particular las cholas, se destacan por su extraordinaria laboriosidad y fortaleza. Como decía Augusto Céspedes, ellas son mujeres emancipadas “económica y sexualmente”. Son cabezas de familia.

no sea una costumbre típica del valle agrario sino una imposición de la burocracia que trabaja de lunes a viernes. Aquí no: el viernes por la noche hay que preparar “la mercadería” para el sábado. De ahí viene la costumbre del domingo familiar y del lunes “de zapatero”: el domingo para la familia, que comparte un plato comunitario, por lo general un chicharrón de cerdo rociado de chicha y durante el día. Esto porque somos borrachos solares: nuestras pilas funcionan mientras hay sol; podemos iniciar la jornada de disfrute a las 9 o 10 de la mañana y prolongarla todo el día para acostarnos temprano. Esta es a raíz de un reproche frecuente de los visitantes de ciudades más grandes, que se quejan de que en Cochabamba “no hay vida nocturna”, un resabio de la sociedad agraria que se va perdiendo en las zonas de consumo noctámbulo, particularmente en la zona norte. Llega el lunes y uno está “a media fuerza” porque ha trabajado intensamente el día sábado, ha compartido con la familia el domingo y el lunes está presto a disfrutarlo con los amigos, a la sombra de un plato frío, el escabeche de patitas de cerdo o el enrollado de carne del mismo animal, la

rayuela como juego que sustituyó al sapo y la infaltable chicha, que hoy es “chamborneada”, es decir, mezclada con cerveza: a un balde de chicha, una botella de cerveza. Total, ambos vienen del grano y se fortalecen mutuamente. Las mujeres cochabambinas, en particular las cholas, se destacan por su extraordinaria laboriosidad y fortaleza. Como decía Augusto Céspedes, ellas son mujeres emancipadas “económica y sexualmente”. Son cabezas de familia. No es posible comparar la extraordinaria devoción de los hijos por la madre cochabambina con el trato respetuoso e indiferente al padre. El cumpleaños de la madre es una fiesta de tres días; en cambio, el del padre puede ser sólo de un plato bien servido, a veces sin fiesta. Pero el varón es necesario “porque es el respeto de la casa”. El varón es artesano, empleado público o empleado a secas, y gana menos que su mujer, pero ésta lo conserva para “hacerse respetar”. Estas costumbres se van perdiendo. Ahora, cuando llega la ceremonia del matrimonio, nos vestimos muy elegantes, tenemos abundancia de damitas, contratamos un “local”, bebemos sidra de cuarta y ron de cuarta, y bailamos el vals sin que nadie nos haya enseñado a bailar ese torbellino inventado en Viena, muy mal. Y todo en lugar de vestirnos a la cochabambina, contratar un “viaje” de buena chicha punateña o cliceña, servir un picante suculento y bailar cueca. Hoy consumimos poco grano, nos han invadido el pollo a la broaster, la cocacola y las hamburguesas, que hacen negra competencia al silpancho, el trancapecho y el sándwich de chola, los fast food de la vieja sociedad agraria. Hoy somos cada vez más noctámbulos y ya no nos citamos para compartir “un platito” sino para beber en una plazuela ron barato mezclado con cualquier cola. Ramón Rocha Monroy, escritor, periodista, investigador. Ganador de varios premios entre ellos el Premio Nacional de Novela en 2001, uno de los escritores de mayor renombre de Bolivia.

11


Construyendo comunicación desde las comunidades

El Cine Indígena Iván Sanjinés S. | Comunicador y videasta

Desde siempre los pueblos indígenas originarios expresan, comparten, recuerdan y van guardando y transmitiendo de generación en generación a través de la oralidad un importante legado que se constituye en la memoria histórica, desde códigos y símbolos propios, reflejo de su diversidad, conocimiento y cosmovisión. Sin embargo históricamente han tenido muchas dificultades para acceder al espacio público a través de los medios de comunicación masivos, en su mayoría contrarios a sus reivindicaciones históricas… Sin embargo, paso a paso, han logrado ir construyendo propias formas e instrumentos de comunicación, apropiándose además de herramientas tecnológicas que han asumido como cómplices y aliados de su voluntad de seguir existiendo, de avanzar en construir un imaginario propio y de proyectarse en el presente y el futuro…. A lo largo y ancho del continente se puede observar el crecimiento imparable de un cine indígena, de un audiovisual

construido desde las comunidades… desde las culturas y las cosmovisiones, desde la imagen como reflejo de la necesidad de estar presente y decir su palabra desde una comunicación participativa, debatiendo un nuevo protagonismo social y participando, como en el caso de Bolivia, desde lo cultural y lo político en el proceso de transformación de la sociedad… Es el espacio donde se construyen guiones colectivos y no hay directores sino equipos responsables y donde las miradas vienen apuntando desde el inicio al desafío de la descolonización… El proceso de mayor relevancia en Bolivia tiene mas de 15 años de vida y es protagonizado por comunicadoras y comunicadores indígenas de las tierras altas y bajas, del Chaco, la Amazonía y el Altiplano que desde 1996-97, con cámaras de video en mano testimonian el potenciamiento y rescate de la memoria histórica y cultural, así como la lucha por sus derechos y territorios; de igual forma vienen recorriendo comunidades y llegando a los lugares más lejanos para establecer los puentes del diálogo entre las culturas, de la reflexión y el análisis; del fortalecimiento de la propia identidad, de reflexión de la realidad y de la búsqueda de una transformación de la sociedad desde la descolonización… de interpelación y necesidad de contacto con la sociedad no indígena. Un uso combinado de medios y herramientas donde convive la expresión desde lo audiovisual, las nuevas tecnologías y el tan extendido uso, que es histórico en nuestro Estado Plurinacional, de la importante presencia de la radio comunitaria. Nace por la decisión de organizaciones nacionales indígenas originarias y campesinas con la presencia de CEFREC, Centro de Formación y Realización Cinematográfica y CAIB, Coordinadora Audiovisual Indígena Originaria de Bolivia. Este proceso fecundo de auto representación indígena en busca de reconstruir un imaginario propio esta contribuyendo al

12

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


Paralelo a un cine y audiovisual que trata de responder a las necesidades de un público en buena parte domesticado por la televisión comercial y el cine de Hollywood, se ha trabajado esforzadamente, desde otras lógicas y se ha potenciado su esfuerzo en colectivo, en solidaridad, en reciprocidad, en colaboración, en una visión cooperativa. Construyendo comunicación desde las comunidades Los pueblos indígenas avanzan hoy en un desafío importante que es trabajar desde diferentes espacios, sea de liderazgo, sea como productores de mensajes y emisores en los medios masivos, para interpelar, divulgar propuestas, reflexionar sobre su identidad, cultura, tierra y territorio, autonomía y autodeterminación; al mismo tiempo que van desarrollando sus propias formas de construcción de mensajes, elaborando y relaborando lo que constituye una propia manera indígena de acercamiento a los lenguajes y narrativas cinematográficas y televisivas. Hasta el momento se han elaborado, como ejemplo de este proceso y su potencialidad, más de 400 producciones en géneros como

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

documental, ficción, docuficción, videos educativos, video carta entre otros; además de más de 600 programas de televisión. El video y el cine indígena comprenden una mirada colectiva, un pensamiento colectivo, pensar siempre en tu público y tu espectador está ahí mismo, es con quien tú estás grabando, es con quien estás trabajando, entonces es una mirada colectiva, dejando de lado y a veces sacrificando la autoría (donde no hay directores al estilo occidental sino responsables) y por momentos una cierta libertad creativa en pos de que el mensaje sea colectivizado, sea recibido mejor, sea emitido de una forma que no es personal necesariamente, siendo el comunicador indígena un traductor de un pensamiento colectivo, el uso del plural, el nosotros y no el yo, que a veces se ve mucho en los festivales de cine o de arte experimental, “yo di esta idea y yo hice esto”. Acá es más bien “quisimos decir esto o nos parece importante esto o nos está pasando esto”, pero siendo un pensamiento colectivo volcado en el audiovisual. Iván Sanjinés, comunicador y videasta, es fundador del Centro de Formación y Realización Cinematográfica (CEFREC), es reconocido a nivel internacional y nacional por ser formador de comunicadores indígenas.

Es el espacio donde se construyen guiones colectivos y no hay directores sino equipos responsables y donde las miradas vienen apuntando desde el inicio al desafío de la descolonización…

Fotos gentileza Viceministerio de Turismo®

audiovisual contemporáneo y apunta a desnudar cánones convencionales. Son indígenas que en sus obras hacen critica a los valores del consumismo, individualismo, mercantilismo e irrespeto a la Madre Tierra, a tiempo de ensayar la construcción de lenguajes y narrativas propias, reapropiando las formas existentes y develando nuevas. Donde se lucha por una comunicación liberadora y no opresora, desde una critica a la mentalidad cartesiana lógica limitante, y se avanza en el aprender haciendo, en busca de liberar la imaginación y creatividad como actos de amor y de esperanza, de dolor pero también de resistencia; superando las barreras de la lectura, escritura, los esquemas los prejuicios y el racismo que aún permea en la sociedad.

13


La provincia de Atacama (1825 – 1842) Fernando Cajías de la Vega | Historiador

Con el auspicio de los Ministerios de Culturas, Comunicación y Defensa y, especialmente, con el de la Dirección de Reivindicación Marítima, luego de 25 años de su primera edición, se ha reeditado mi obra “La Provincia de Atacama (1825 – 1842)”, junto con otras tres obras fundamentales sobre la cuestión marítima, con un tiraje muy significativo, para que las obras sean distribuidas gratuitamente. Para ello se han unido el objetivo del Ministerio de Culturas de democratizar la cultura con ediciones masivas y gratuitas, con el de DIREMAR de sensibilizar a la población sobre el tema marítimo, socializando obras referidas al tema.

Fotos Extractada del Libro original de la provincia de Atacama®

Profundamente agradecido porque mi obra forme parte de este primer paquete de libros, y, respondiendo, a la gentil invitación de la Revista IDENTIDADES 2.0, me permito presentar una breve reseña de este libro que tantas satisfacciones me ha dado.

14

IDENTIDADES IDENTIDADES 2.0 | 2.0 Septiembre | Agosto 2012


En los últimos años de mi formación como historiador, en la Carrera de Historia de la UMSA, inicié mis investigaciones sobre las Relaciones diplomáticas entre Bolivia y Chile, antes de la Guerra del Pacífico, con el objetivo principal de indagar sobre las causas de la Guerra, tuve también la oportunidad de viajar a Chile durante el gobierno de Allende y trabajar, en las Memorias de los Ministerios chilenos antes de 1840 y no encontré ninguna referencia a la provincia de Atacama, lo que probaba que la ambición chilena sobre la provincia empezó con la valorización del guano en los mercados europeos. Mis investigaciones en Chile se frustraron por el golpe de Pinochet y pude salir, no sin antes pasar por una decena de peripecias, entre ellas el decomiso de todos los mapas que había conseguido. Sin desmerecer el gran valor de las fuentes antes consignadas, las fuentes que marcaron definitivamente el rumbo de la investigación, fueron las del Archivo Nacional de Bolivia. Su Director, Gunnar Mendoza, me informó de la cuantiosa documentación que existía sobre la provincia de Atacama tanto de la época colonial como del siglo XIX y así la tesis, luego convertida en libro, que pretendía ser de larga duración, se redujo a la historia de Atacama en los primeros quince años de vida republicana, es decir, desde la fundación hasta el inicio de la ambición chilena por ese territorio. El libro tiene una transversal principal: demostrar la dependencia de la provincia de Atacama de la Intendencia de Potosí, por ende de la Audiencia de Charcas y, por tanto de Bolivia, como república heredera de los territorios de la Audiencia. En el libro analizo la propiedad y posesión de Bolivia sobre el territorio de Atacama, entendido éste como cordillera, desierto, oasis y costa; el cambio de capital de la provincia de un oasis del desierto (San Pedro) hacia la costa (Cobija) y el proceso que permitió el paso de provincia de Atacama a

IDENTIDADES 2.0 |IDENTIDADES Septiembre2.0 2012 | Agosto 2012

Departamento del Litoral. La habilitación del Puerto de Cobija, la comunicación del Puerto y del Departamento del Litoral con el interior y el exterior de Bolivia; la población del Departamento y del Puerto; la presencia de guarniciones militares y policía; la administración de justicia, la educación, la salud, la religión, administrados todos estos aspectos por funcionarios, educadores, sacerdotes, enviados por el gobierno de Bolivia. También estudio la situación política de la provincia; las repercusiones de la política interna en su desarrollo, así como los conflictos internacionales con los países vecinos; los conflictos internos, especialmente entre las autoridades bolivianas y los migrantes. También analizo la situación económica de la provincia: su agricultura, ganadería, minería, el comercio, la contribución indígena; egresos e ingresos del tesoro público de Cobija. Mi principal conclusión es que el estudio “es una demostración de la posesión innegable que tenía Bolivia sobre Atacama”, con cientos de documentos de respaldo, lo que es muy importante, dado que antes, como ahora, existen historiadores y políticos chilenos que afirman que Bolivia nunca tuvo costa. En las conclusiones también afirmo, con la necesaria autocrítica que “la reconstrucción de la realidad de Atacama entre 1825 y 1842 nos ha llevado a determinar no sólo que la provincia formaba parte de Bolivia; sino que, por esos años ya eran visibles los factores que determinarían su pérdida: posesión precaria, malos caminos, pobreza del erario, inestabilidad política, guarnición pequeña, falta de flota mercante y escuadra, comercio y concesiones mineras en manos extranjeras…” Esto último se agravó posteriormente con la estrecha alianza entre el capital inglés y el chileno en el Litoral boliviano y en la vecina provincia de Tarapacá.

Mi principal conclusión es que el estudio “es una demostración de la posesión innegable que tenía Bolivia sobre Atacama”, con cientos de documentos de respaldo, lo que es muy importante, dado que antes, como ahora, existen historiadores y políticos chilenos que afirman que Bolivia nunca tuvo costa.

Reitero mi agradecimiento a los auspiciadores de la reedición de mi libro, mi deseo es que contribuya a fortalecer la conciencia que tenemos los bolivianos de la necesidad que tiene Bolivia de una salida soberana al mar; ya que la mediterraneidad nos produce dependencia y por ella nuestra soberanía está trunca y limitada. Fernando Cajías, doctor en historia y gestor cultural, es autor de libros considerados hitos dentro de la recuperación de la memoria nacional. Actualmente se desempeña como investigador de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima.

15


Una entrevista a Cecilia Quiroga

El audiovisual como rescate de la memoria Identidades 2.0

El año 2006 Bolivia da uno de los pasos históricos más importantes de los últimos tiempos con la instalación, en su capital Sucre, de la Asamblea Constituyente, con la tarea fundamental de crear el nuevo Estado Plurinacional de Bolivia con una nueva Constitución, acorde a los tiempos de cambio que se iniciaban. Este encuentro de la bolivianidad en todos sus sectores, este reflejo del país en esa coyuntura, fue captado, aún antes de instalarse, por la reconocida realizadora Cecilia Quiroga y un equipo profesional de primer nivel que en próximos días presentaran su documental “Por Siglos Despierto”. Quiroga nos da un acercamiento al trabajó de este thinku que cambió muchas cosas en Bolivia. ¿Cuéntenos sus expectativas con el documental “Por Siglos Despierto”? El documental da a conocer, muestra y refleja los tipos de dialogo y comunicación que se han dado dentro de la Asamblea Constituyente, creo que este es el mayor aporte, porque lo que nos han mostrando los diferentes medios de comunicación, es una imagen de sesiones muy mecánicas, donde la gente iba con una consigna y levantaba la mano, no había discusión ni debate. Creo que el mérito del proyecto, está justamente en mostrar y develar, los niveles de discusión, de diálogo, de debate que se dio en la Asamblea Constituyente. Lo que nosotros hemos tratado de hacer ya concretamente, es mostrar esa faceta, que tiene que ver sobre todo con los aspectos culturales, porque si bien hacemos toda una contextualización histórica, esta parte es justamente la forma que en Bolivia se han ido dando las relaciones entre

16

diferentes culturas, como las expresiones de racismo incluso desde antes de la independencia, han ido evolucionando, los conflictos que se generaron desde el año 2000 y llegamos a la Asamblea donde justamente mostramos la forma en que los asambleístas se comunicaban y creo que esa es su contribución a la cultura. Por esos entendimientos, no entendimientos, encuentros, desencuentros por eso es que se nos vino a la cabeza la imagen del thinku y hay algo que quiero destacar, la generosidad de Mela Márquez que nos facilitó su película Sayari cuyas imágenes, tan poéticas, cruzan por todo el documental. ¿Cuál es el formato y el estilo del documento audiovisual? Dura setenta minutos, es un largometraje documental, yo lo definiría como un video de acopio en sentido de que va acumulando imágenes ajenas y propias; grabaciones que

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


la Asamblea Constituyente fue un reflejo de la lucha del pueblo boliviano, de sus esperanzas, de sus tristezas, de su reconocimiento.

están en archivos tomados por los realizadores que son parte del equipo del video, pero también material de otras realizaciones, distintas fuentes, recientes y algunas muy antiguas, por ejemplo, imágenes inéditas de la marcha del 90, tenemos una serie de manifiestos que se repartían y que son poco conocidos que documentan ya en esa época, que se hablaba literalmente del Proceso de Cambio. También trabajamos mucho con hemerotecas, tenemos los titulares de las noticias, fotografías, ilustraciones, producto de un constante seguimiento, contamos con un registro de voces, de sonidos y de manifiestos. ¿Cuándo se presenta el documental? Pensamos lanzarlo en octubre, porque consideramos que ese mes es muy emblemático, tenemos varias cosas que recordar, por ejemplo la recuperación de la democracia; el 12 de octubre que siempre se lo pensó como el día del descubrimiento de América, pero ahora con todo este proceso es como el día de la Descolonización. Otra fecha importante es cuando una gran marcha llegó a La Paz, el 21 de octubre del 2008 pidiendo el referéndum para la aprobación de la Asamblea Constituyente; y otro aspecto muy importante es que también que se promulgó el 2010, la IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

ley Contra el Racismo y toda forma de Discriminación. Entonces, este video que se llama “Por Siglos Despierto”, toca muchísimo esta problemática en nuestra sociedad, entonces creo que es un mes interesante para poder presentarlo. ¿Cómo se hará su difusión? Este documental es una herramienta sobre todo para el debate y la reflexión, en ese sentido se ha diseñado una estrategia de difusión, no queremos quedarnos en un acto de presentación que luego desemboque en unos cuantos días de exhibición en alguna sala, sino que fundamentalmente sea una herramienta para ser discutido en centros educativos, en organizaciones sociales y en universidades. Este plan de difusión prevé justamente eso como centro, sería muy interesante que participen los asambleístas; los protagonistas más cercanos a la Asamblea, para discutir esos temas, como llegamos a la Asamblea Constituyente, el gran camino que recorre la sociedad, un largo camino que no ha terminado, no es que con la Asamblea terminó, seguimos en la lucha por la construcción de un Estado Plurinacional; el camino continua con muchas dificultades como corresponde a cualquier proceso de transformación y seguimos avanzando.

17


Bartolina Sisa:

Guerrera aymara Gastón Núñez | Periodista

Bartolina, el principio Bartolina Sisa, nació un 25 de agosto de 1750 en Sullkawi, aunque hay historiadores que manejan otra fecha (12 de agosto de 1750 en Qara Qhatu, cerca de la ciudad de La Paz). Bartolina, es hija de José Sisa y Josefa Vargas pareja aymara que desde inicio se dedicó a la compra y venta de coca, debido a esta labor comercial llegaban a los Yungas y otros pueblos alejados llevando a Bartolina consigo. Posteriormente establecieron su negocio en Sica sica. Muchos señalan que la propia Bartolina prosiguió el comercio de la coca e incluso se dedicó a tejidos nativos llegando a poblaciones del Perú, Cochabamba y Potosí. Allí pudo ver los atropellos que se cometían con las poblaciones indígenas y fue en esas situaciones que conoció en carne propia el sometimiento y la opresión que vivían las comunidades a causa de la imposición del colonialismo de aquellos tiempos. La conciencia de Bartolina fue creciendo hasta lograr la convicción de lucha plena para alcanzar la emancipación de las comunidades que entonces libraban una justa lucha contra la cultura racista que se imponía. Dedicó su vida a luchar contra la opresión de los colonizadores, buscando la libertad y una vida digna para sus hermanos indígenas. En estas andanzas conoció a Julián Apaza con quien se casó en Sica sica por el año 1770, yéndose posteriormente a vivir a Sapahaqui. Juntos en la misma labor percibieron el sufrimiento de los mitayos, la crueldad de los encomenderos, las

18

expoliaciones de los corregidores y todas las injusticias del régimen colonial. De ahí la decisión de luchar para dar fin a la dominación española.

creciendo en varias ciudades y poblados indígenas.

Ellos se unen a Tupac Amaru II (José Gabriel Condorcanqui) y a su esposa Micaela Bastidas, dos guerreros incansables, en busca del mismo propósito de libertad para sus pueblos y que lideraban el grupo de los quechuas. Fue en estas circunstancias que estalla la insurgencia aymara-quechua,

Cuando se produjo el alzamiento en Ayo Ayo (1781) bajo el caudillaje de Tupaj Katari, Bartolina su esposa, le acompañó en todas las circunstancias de la insurrección. Esta notable mujer tomó parte activa en la organización de los campamentos militares de la sublevación aymara en La Paz, en Chacaltaya, en Killikilli y en el Calvario; en el valle de Potopoto -hoy Miraflores- y en las alturas de Pampahasi.

Bartolina, con espíritu soberano e independiente, vive, permanece vigente y palpitante en la memoria colectiva del pueblo, en nuestra raza y en nuestra sangre que se ofrenda año tras año, para remarcar que, mujeres como ella, viven en medio de nosotros.

Bartolina, mujer guerrera

Bartolina Sisa liderando el comando, en el cuidado de la alimentación, así como empuñar las armas, acaudillar a las tropas, enrolar combatientes, tomar decisiones y conducir a los alzados, asumió un rol muy activo en la guerra contra los españoles, dirigiendo batallas junto a su esposo; teniendo a su cargo el ejército aymara. Es importante recalcar en este proceso, el carácter de su sólido y aguerrido espíritu guerrero de sus combatientes estando presentes o turnándose para estar en los diferentes campamentos solucionando problemas y atendiendo necesidades. Bartolina adoptó las dotes de virreina durante la insurrección, lo cual indignaba al Oidor Diez de Medina, fue en esas circunstancias que se ganó la fama y el respeto de sus seguidores y del enemigo. Traición y sentencia de muerte Sus propios compañeros la traicionaron y la entregaron a Sebastián Segurola como prisionera de guerra, después de las derrotas de Calamarca y Ventilla, el ejército español

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


se propuso capturar a los líderes utilizando a delatores y traidores, lo que consiguió gracias al apoyo de un grupo de desleales, tomándola presa en una emboscada a la Virreina y su escribientes (el mestizo Juan Hinojosa) el 2 de julio de 1781. Gastón Núñez, periodista conduce el programa “Memorias de Nuestra América”, que se emite los domingos en Radio Patria Nueva.

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

Fotos gentileza Viceministerio de Descolonización®

El 5 de Septiembre de 1782, en lo que hoy se conoce como la Plaza Murillo, se cumple esta sentencia colonizadora: “A Bartolina Sisa Mujer del Feroz Julián Apaza o Tupaj Catari, en pena ordinaria de Suplicio, que sea sacada del Cuartel a la Plaza mayor atada a la cola de un Caballo, con una soga al Cuello y plumas, un aspa afianzada sobre un bastón de palo en la mano y conducida por la voz del pregonero a la Horca hasta que muera, y después se clave su cabeza y manos en Picotas con el rótulo correspondiente, para el escarmiento público en los lugares de Cruzpata, Alto de San Pedro, y Pampahasi donde estaba acampada y presidía sus juntas sediciosas; y después de días se conduzca la cabeza a los pueblos de Ayoayo y Sapahagui en la Provincia de Sicasica, con orden para que se quemen después de un tiempo y se arrojen las cenizas al aire, donde estime convenir”, dicen escritos que, por generaciones, pervivirán en quienes siguen su camino.

19


Tras los sonidos de Bolivia

“Nos escucharemos: Uyaricuna Ist`asiñani” Identidades 2.0

Una entrevista al Maestro Javier Parrado Fue en el año de 1999 que el maestro Javier Parrado empezó una investigación muy ambiciosa que fue la de recuperar las sonoridades de Bolivia en su más pura expresión, primero en la música de los pueblos y etnias para continuar con el folklore nacional. Fue en 2006 que el también maestro Willy Pozadas con similares iniciativas, comienzan lo que hoy se conoce como el proyecto “Uyaricuna Ist`asiñani, Nos escucharemos”, que a la fecha ya llevó a distintos ritmos bolivianos a ser interpretados en cinco conciertos por la Orquesta Sinfónica Nacional. ¿Cómo nace este proyecto de recopilación musical y cómo unirla con la orquesta sinfónica? Hace muchos años hicimos un primer concierto con este trabajo sobre la relación histórica entre las culturas Aymara y Chiriguana que quedó en la memoria, en la parte de las tierras altas y después empecé a trabajar en obras basadas en esta temática para varios instrumentos que gustó mucho. Si tomamos la historia del siglo XX muchos compositores han tratado de acercarse con diferentes resultados. Con respecto a lo boliviano, Eduardo Caba fue uno de los compositores más exitosos, en el caso mío es tratar de encontrar una relación con el entorno que he vivido, con mi historia, en ese sentido, este proyecto “Nos Escucharemos”, me permite conocer muchas propuestas de nuestra historia, de nuestras

20

culturas y eso lo hemos proyectado en la Orquesta de Música de Cámara. ¿Antes de ustedes ya hubo acercamiento de músicos académicos hacia las melodías nacionales? Ya se había hecho arreglos de música folklórica durante muchos años, retrocediendo casi hasta el comienzo de la Orquesta Sinfónica. A finales de los años cuarenta, con los arreglos que quedaron en archivo hechos por Erich Fisner de varios compositores bolivianos. De ahí hasta los setenta con Alberto Villalpando. Posteriormente la Orquesta de Cámara Municipal también trabajó sobre el género, luego en la década de los noventa, con David Handel donde se hace más frecuentemente este tipo de programa. A raíz de eso viendo hacia atrás la historia, nos damos cuenta que no se había trabajado la música que se la llama autóctona nativa y empezamos con un trabajo de investigación que significaba primero escuchar, escucharnos, escuchar

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


Es fascinante como vemos las fotos de Morenos en el Altiplano, morenos de comienzos de siglo que están en el Museo Nacional de Etnografía y Folclore, como esto llega a la ciudad, a la zona del Gran Poder y de ahí se extiende al otro. Ver las dimensiones sonoras que ofrece lo nativo, cuáles son sus valores, entenderlos y nos dimos cuenta que un arreglo no funciona, es decir, un arreglo es tomar una melodía en su estructura musical y adaptarla, aumentarle cosas pero mantener exactamente su estructura, su forma; hay un momento en el trabajo que hacíamos donde empezó a aparecer el aspecto creativo, los primeros trabajos estaban en un terreno fronterizo entre lo que es el arreglo y la creación. Nos dimos cuenta que paradójicamente que debemos respetar los valores de la música nativa de un canto. ¿Cómo fue el proceso de recopilación de la música en su investigación? Esta primera etapa que con el tiempo se cristaliza en el proyecto en conjunción con el maestro Willy Pozadas es un descubrimiento, son varias obras a la manera de un documental cinematográfico en el que se empezó a recoger aquellas cosas que impactan y conmueven de lo andino.

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

¿Varía el significado de la música en las diversas regiones de Bolivia? Si, cada lugar tiene un concepto específico, se toca en un momento determinado, es parte de una cosa más grande, no esta separada. Sabemos que estamos dividiendo eso en términos sonoros, pero se va interpretar un khantu que es una cosa profundamente ritual, se toca en la época seca. ¿Y sus similitudes? En ambos casos la necesidad de utilizar la organización del sonido como un hecho ritual es similar, es utilizada para asociarla en un momento específico concreto, es el decir una cosa, acordarse de algo, es el instante para poder crear, en ambos casos son instantes únicos los procesos de creación. ¿Coméntenos sobre la fusión de nuestra música e instrumentos con la Orquesta Sinfónica? Hasta el 2006 es que recién podemos cristalizar un concierto completo de la Orquesta Sinfónica Nacional dedicada a la música de las tierras altas, son muchos años de recopilación y creación, en ese recital tenemos música de varias provincias de Oruro, Potosí y La Paz, fue una coordinación entre la cooperación Suiza y la orquesta. Si bien fue un concierto completo tuvo un proceso de casi dos años de investigación.

21


tiempo y hay un par de solos planeados, por ejemplo: Tengo un solo de guitarra pendiente de para trabajar, con un grupo de Cámara que ojalá se pueda reunir entre músicos que vengan de varias áreas musicales.

Otra etapa importante es la del concierto homenaje al Gran Poder, y hacemos una interpretación con las cosas que están en la festividad, lo cholo, lo andino, lo nativo, lo folklórico todo eso. Es fascinante como vemos las fotos de morenos en el altiplano, morenos de comienzos de siglo que están en el MUSEF, como eso llega a la ciudad a la zona del Gran Poder y de ahí se extiende, y eso tiene un antecedente muy interesante. También con la Orquesta está el recital que hicimos cuando fue expulsado Gonzalo Sánchez de Lozada, ese año tan complejo la Orquesta continuó funcionando, hice una obra que cerré con una fanfarria basada en materiales de bandas de La Paz, esa irrupción en el centro paceño de gente que se entrega completamente por una causa fue el 2008.

¿Qué parte del país será ahora objeto de investigación? Este año volvimos a visitar los archivos del Museo de Etnografía y Folklore (MUSEF) y lo que encontramos y coincidimos con su director es que tenemos una deuda con las tierras bajas, hay que investigar en detalle. Sólo por departamentos, es tal la cantidad de etnias que viven y faltan investigar al detalle como Beni, Pando, Santa Cruz, el norte de La Paz y toda el área amazónica, lo cual requiere una investigada científica que incluso no tenemos en el MUSEF, todas las provincias de La Paz y ni hablar de Potosí.

El año pasado, hicimos un homenaje, una composición utilizando las sonoridades del K´hantu a la gente que derramó su sangre en esta zona, en la Plaza Murillo que tiene una carga histórica emotiva, esta vez tomando cosas de la ritualidad del instrumento. Este año hemos podido tener un programa de la Orquesta Sinfónica Nacional completamente dedicado a la mayor cantidad posible de departamentos y regiones de Bolivia. ¿Cuál es el futuro de “Uyaricuna”? La necesidad de componer que tengo sigue ahí, estoy comprometido con estos materiales que he encontrado, que por el respeto que tengo, los trabajaré en algo creativo, tengo trabajo en el área de Cámara, son partituras que están desde hace

22

SINFÓNICA NACIONAL

La música es fascinante y ojalá podamos concretar un proyecto donde haya músicos profesionales, antropólogos, historiadores, un equipo multidisciplinario para hacer una investigación sostenida sobre esta música, con técnicas de la composición del siglo XX. Es difícil describir realmente las sonoridades amazónicas, son seres que llevan una paz por dentro, sus estructuras sonoras parecen ser muy sencillas respecto a las estructuras andinas, las cuales son más combativas, más insurgentes. “Uyaricuna” es caminar, recrear y recoger sonidos.

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


La mañana después de la guerra

Desandar una ruptura Boris Miranda | Periodista

Un hecho de similar trascendencia y naturaleza ocurrió en septiembre de 2008. Sólo que esta vez el choque de ejércitos no se definió en el altiplano boliviano, sino en las barriadas cruceñas y provincias amazónicas. Casi sin saberlo, los muchachos del Plan 3.000, los campesinos de Pando y el movimiento indígena de tierras bajas protagonizaba los últimos combates de una guerra que empezó con la batalla por el agua en Cochabamba. Cuando todo eso terminó, llegó la mañana después de la guerra. Apenas cuatro años han pasado y las heridas siguen abiertas. El miedo no se ha disipado y los rencores todavía están allí, esperando una nueva oportunidad. El tiempo es efímero, pero pletórico a la vez. Ya han pasado cuatro años y todavía no sabemos bien que pasó. El vértigo y la trascendencia de todos los episodios que se mezclaron en ese 2008 todavía nos impiden dimensionar lo sucedido. Y es así que, con mucho más intuición que certidumbres, decido iniciar la investigación que concluyó con la publicación de La mañana después de la guerra. Desde Estados Unidos, a finales de 2009, recibí una pista. Una pauta para reconstruir una serie de planes muy peligrosos y temerarios. En cierto momento la guerra de baja intensidad debía pasar a una situación de confrontación civil

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

Sentí que el terreno era por demás fértil para la crónica. Medio centenar de entrevistas, una revisión hemerográfica y una larga recopilación documental fueron la base con la que reconstruí las historias que componen el libro.

sostenida que desemboque en la ruptura o la intervención extranjera. Estaban dispuestos a reventarlo todo. Justo por esos días conocí la ciudadela cruceña de mayor crecimiento en las últimas décadas. En medio de los partidos de fútbol comencé a escuchar las historias de la resistencia. Las noches de vigilia para defender el barrio, para evitar que tomen la rotonda. Alguno todavía tenía las cicatrices por los petardos que los unionistas le reventaron en las piernas. Sobre estos antecedentes comencé a investigar a un país rabioso, apasionado, irracional y obstinado. A una Bolivia que se juega la vida, que llega al límite y apuesta hasta la ropa. Así vivíamos hace cuatro años. Presenciábamos y protagonizábamos un nuevo esfuerzo de este pedazo de mundo por reencontrarse y reconocerse. Sentí que el terreno era por demás fértil para la crónica. Medio centenar de entrevistas, una revisión hemerográfica y una larga recopilación documental fueron la base con la que reconstruí las historias que componen el libro. Sólo a través de este género periodístico podría transmitir las sensaciones, los miedos, las miserias y grandezas de un periodo excepcionalmente intenso en nuestra historia. Poder relatarlo, desandarlo, ha sido el privilegio más lindo de mi carrera. Porque lo sentía una urgencia. En 2008, como en el 52 y en el 86, la jugada era por todo o por nada. Nuevamente las urnas quedarían subyugadas a las calles. Al enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Septiembre de 2008 fue el choque de ejércitos y ahí cambió la historia. Boris Miranda, periodista y escritor, es Premio Municipal de Periodismo 2010. Este año presentó su primer libro en la Feria del Libro de La Paz, siendo uno de los más comentados y vendidos del encuentro.

Fotos gentileza Editorial El Cuervo®

Cuando los mineros no pudieron superar el cerco militar de Calamarca, en agosto de 1986, se rompió la historia. La derrota de la marcha “Por la vida” significó el nacimiento de la etapa neoliberal de la historia de Bolivia y la muerte de un sujeto histórico encarnado en el proletariado minero.

23


fot贸grafo invitado

La Paz de noche 24

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012


IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

David Illanes FOTÓGRAFO

25


La ganadería del futuro

Descolonización alimentaria Jimmy Iturri | Periodista, escritor

Hace 20 años la carne de llama era vilipendiada al considerarla como de inferior calidad a sus similares, por ejemplo vacuna. Así cuando uno quería comer una hamburguesa barata pedía a las caseritas “una llamita”. Hoy los científicos han demostrado que la carne de los camélidos es mucho más rica en proteínas que cualquier otra y que además tiene cero de colesterol, siendo la más saludable de cuantas se conocen. Eso ha elevado el prestigio y su precio también. El gran problema que enfrentan las comunidades para aumentar sus hatos de llamas y vicuñas es la falta de alimento. Crecer en medio de la montaña y la nieve Vivir sobre los 4 mil metros de altura, más cerca del cielo, pero en condiciones muy difíciles por la orografía y la tierra poco fértil, parece ser una labor de titanes. Pero la Pachamama protegió a los hijos que creyeron en ella dando las armas

para sobrevivir. Estas fueron tres: La papa, la quinua y la domesticación de los camélidos. Y todo ocurrió alrededor de los 5000 años antes de Cristo. Sin estos tres elementos los andinos no habrían podido lograr la hazaña de construir Tiawuanaku y todo lo que implica en artesanías y palacios. Tampoco habrían podido viajar hasta a las costas ni a la Amazonía. Y el secreto está en la muy alta tecnología desarrollada por los andinos, tanto los aymaras como los quechuas, que lograron desidratar la papa y la carne de llama creando el chuño, la tunta y el charque. Así la comida podía durar muchos meses. Las fronteras se expandieron. El hambre, cuando había sequía o inundaciones, podría ser paliada. Pero además la llama, prima hermana de los dromedarios y de los camellos, que también son originarios de América, era y es un gran animal de carga, lo que hacía más llevaderos los viajes y su lana es la más abrigadora de todas. En resumen, sin los camélidos la nutrición andina sería mucho más baja, los cuerpos padecerían de frío y el comercio mucho más difícil. Sin ellos, sencillamente, no habríamos podido construir las portentosas civilizaciones que pueblan los andes. Y, ahora no podríamos pensar el futuro desde estas tierras sin la llama y sus primas la alpaca y la vicuña cuya lana y cuero son de primera calidad y con ellas se hacen productos de exportación. Jimmy Iturri Salmón, periodista, escritor y docente universitario, trabajó en radio y televisión actualmente es director de la red ATB.

26

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

Fotos gentileza mgabelmann®

Como en muchas otras cosas los ojos hacia el futuro deben recobrar el pasado. Es el caso de los camélidos andinos, hoy una respuesta para paliar el hambre y para tener una mejor alimentación.


De Generaciones [2]:

Lo “nuevo” Vadik Barrón | Músico y poeta

Buenas nuevas Sospecho que el ansia de novedad es tan anti­gua como el hombre. También es posible ima­ginar a un segundo cavernícola –chocho– con la segunda rueda entre sus manos siendo denunciado como plagiario ante su comunidad. En las comunicaciones, la sola mención de “lo nuevo” da un sentido positivo y be­nefactor que hace que las gentes prefiramos su empleo aunque no siempre su reflexión. Claro que queremos cosas nuevas, después de todo nadie quiere admitir que está en el lugar y tiempo equivocados, que vive la repetición o degeneración de un sueño soñado por gente que no exhibe mayor mérito que el de haber nacido antes. En el ámbito del arte, que funge muchas veces como un universo paralelo, donde son valores la provocación, el cuestionamiento y la remo­ ción (sesuda o gratuita) de las estructuras previas (reales o imaginadas), el sendero se hace cada vez más estrecho y accidentado. Para colmo, ya hay abuelos marihuaneros slash punks, slash tatuados, echándole en cara a las nuevas genera­ciones su falta de compromiso político, reviente mental y actitud combativa al sistema. En lo que atinge a la dinámica de la música popular impuesta por la economía, nos tienta invocar someramente al “Eterno Retorno” (ese que Nietszche adopta y Borges vindica deliciosamente), pero nadie quiere re­visitar los albores de la creación artística o dis­cutir la repetición y/o variación de unos pocos paradigmas: el engreído mundo occidental no se lo permitiría. Así que es mejor y más fácil declarar que “los ochenta volvieron” y a continuación -y con el mismo entu­ siasmo- que (digamos) Lady Gaga está revolu­ cionando la industria musical. Y a cobrar. No es casual que sea precisamente la misma máquina mediática que te dice que nada cam­biará, la que periódicamente nos anuncia la gran nueva cosa de la música. El propósito detrás de esto es el mismo: vender. Gene­ralmente se apela a la escasa formación e infor­mación del público para presentar las cosas como nuevas. El problema es que si nos halláramos de hecho ante una invención, no estaríamos en con­diciones de apreciarla porque nos lo impide un reduccionismo purista. Los propios músicos caen en la perorata de la vuelta a las raíces, ,a lo vintage, al “sonido de los 70’s”, las bandas “de garaje”, propugnando una

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

hasta los que me­ramente los maquillan, continúan o plagian, constantemente se anuncian noveda­des en la pro­ducción artística al público. Pero esto no signi­fica que todo sean buenas nuevas, ni tampoco que el arte sea un mero derivado o continuador de los ciclos del mercado del arte.

autenticidad que –genera­cionalmente- los negaría. Cualquier actitud y contribución “nueva” en el sentido cronológico se anuncia como el “regreso” de algo. Como si crudeza, experimentación y aún des­fachatez, fueran atributos generacionales y no una consecuencia natural del sonido rock y la reapropiación desde la creación colectiva. ¿Cuál crisis? Uno de los momentos que se reiteran a lo largo de los últimos –al menos- 50 años, cuando alguna canción antigua es reactualizada y po­ pularizada por un nuevo artista en una nueva versión. Cada episodio reaviva el debate de cuál es la mejor versión, desenmascara la ignoran­cia y las ansias de trivia de artistas y de la prensa, y ejercita un tan divertido como inocuo versus entre Hoy y Ayer. Propongo descreer de aquellos que dicen que la música está en crisis. Sucede simplemente que la principal fuente de ingresos de la industria discográfica se ha desplazado o, más bien, concentrado en eventos en vivo, el merchandising, los ringtones y las derivacio­nes relacionadas a los nuevos formatos. Las disqueras son demasiado hábiles en su ambición como para perder. Entonces, se victimizan, ponen el foco en los “chicos malos” (la piratería, los impuestos estatales, los odio­sos artistas independientes, el tercer mundo) y dejan sin publicar que durante décadas fueron las que lucraron con la mú­sica en proporción mucho mayor a los pocos artistas afortunados que, para colmo, desde sus millones, salen dando cara por esa estructura piramidal y perversa. Es una paradoja exquisita asistir a las declaraciones de un rockero defen­diendo el capital y las buenas costumbres. Desde los trabajos que derivan, varían, parodian, recrean y versionan respecto de sus antecesores,

En un particular y delicado intersticio se en­ cuentra (o debería hallarse) un arte nuevo, deu­ dor de las vanguardias y cánones preexistentes, y al mismo tiempo atento al propio contexto histórico, espacial, político, económico, social o culturales, sin ser necesariamente explícito en su discurso. Ese es idealmente el arte nuevo: expresión contemporánea en el sentido tempo­ ral, arriesgada en tanto cuestione los cánones (y no necesariamente borronee sus límites) y con la autenticidad, impacto y consistencia estéti­ ca suficientes para resistir el paso del tiempo y continuar brillando entre las múltiples lucecitas decadentes del hit fugaz. Habitualmente esta valoración es postrera: cuando un arte se pro­pone como nuevo se sospecha de él, se lo relati­viza; para cuando ha dado muestras de ser legítimo, ya es mainstream, clásico, institución. Casi podría decirse que el arte nuevo es valorado como tal sólo cuando –en términos estrictamente cronológicos- ya no es novedad. ¿Qué hacer ante tanta producción sin caer ni el reduccionismo ni en el apantallamiento? Por supuesto que no tengo ni pájara idea, pero se me ocurre que puede ser tan saludable la ar­ bitrariedad y aleatoriedad como el decurso ló­ gico e historiado (aún cuando limite todo a su genealogía) en nuestra aproximación a la música y a las artes en general. Tan sólo el libertino link (vínculo) del internet ofrece la caótica pero divertidísima oportunidad de ir en la vasta geografía artística sin que medien más que escasos y fortuitos pun­tos en común entre uno y otro. Entre el artista indocto que ignora las raíces e influencias de su propio sonido y los farsantes cuyo úni­co mérito pasa por repetir cabalmente lo que ya se hizo sin despeinarse, hay mucho por escuchar, gente con mucho que decir. La proliferación del arte, debería invitarnos a trazar líneas imaginarias entre los presentes y pa­ sados que piden multiplicidad para coexistir. La Música devino en Las Músicas, que pueden no ser ni nuevas ni originales, pero (con su historia a cuestas) son lo que hay, que no es poco.

27


Agenda

cultural

IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

Este espacio, estรก abierto a todas las actividades culturales de Bolivia, contรกctenos a nuestras redes sociales.

29


Mario Conde ACUARELISTA


Cultura

en red

Sección que muestra las distintas iniciativas culturales bolivianas en el ciberespacio, compartiremos con nuestro público páginas, blogs y perfiles en redes sociales de instituciones y actores ligados a la cultura.

Diccionario Cultural Boliviano http://elias-blanco.blogspot.com/

Con más de 2000 biografías de artistas, escritores, músicos, gestores y gente ligada a la cultura, el blog “Diccionario Cultural Boliviano” del periodista cultural Elías Blanco Mamani, es sin duda uno de los espacios bolivianos más completos del área en la world wide web. Elías Blanco es autor de varios libros, donde resaltan publicaciones biográficas de personajes culturales de todo el país en sus distintas épocas. Este trabajo de décadas fue puesto a disposición del público nacional e internacional, para que esta enciclopedia digital pueda consultarce de manera gratuita. Este blog ya cuenta con más de 215.000 visitas.

Aullidos de la Calle

http://aullidosdelacalle.blogspot.com/

Blog cultural creado en Santa Cruz y liderado por Mónica Heinrich, columnista del diario el Deber. Definido a si mismo como “Revista en estado semi-comatoso. Dizque de arte y cultura” nos presenta en sus entradas un acercamiento y crítica a los últimos estrenos del cine boliviano e internacional.

Yerba Mala Cartonera http://yerbamalacartonera.blogspot.com/

La editorial Yerba Mala Cartonera es conocida por sus libros artesanales y sus tapas de cartón únicas. En su blog uno puede conocer las diversas actividades de la editorial, además de subscribirse vía correo electrónico para acceder a sus textos y descargarlos gratuitamente, lo que constituye uno de los mayores atractivos del sitio. www.minculturas.gob.bo IDENTIDADES 2.0 | Septiembre 2012

31


AmazonĂ­a


Identidades 2.0