Issuu on Google+

MUNDO EQUINO

1 DE DICIEMBRE DEL 2016


HISTORIA DEL CABALLO el caballo fue domesticado hace cinco o seis mil años, los primeros en incursionar en la domesticación del caballo fueron las tribus nómadas, a medida que viajaban a través de las regiones de los mares Caspio y Negro. En la clasificación de los caballos posglaciares del Viejo mundo que manejaron los primeros domesticadores no se habla de especies sino de varios tipos:

1. El pony celta de Ewart, mejor conocido como pony atlántico. Las razas modernas que más se le asemejan son la Exmoor y cierta subraza islandesa.

2. El caballo escandinavo de Ewart, habitó en el norte de Eurasia. Las razas modernas que más se asemejan son el pony de los fiordos noruegos, cierto tipo de pony de las Tierras Altas y el caballo de tiro pesado Noriker.


3. El caballo de Asia central. Las razas modernas que más se le asemejan son el caballo portugués Soraya, de color arcilla, y con una forma más esterilizada, el Akhal- Teké de Asia Central y el Karabakh, ambos castaño-dorados. Siendo los antecesores de las razas niseana y bactriana, las cuales contribuyeron un 59%, a través de los caballos turco, bactriano y andaluz, a la creación del pura sangre inglés.

Se tienen datos de que durante el tercer milenio antes de Cristo la domesticación ya había tomado lugar en ciertas partes del mundo, sin embargo a consecuencia de diversas investigaciones arqueológicas, la fecha se remonta hacia los primeros siglos de dicho milenio al nordeste del Mediterráneo abarcando desde la cuenca de Oxus (AmuDaria) hasta los confines más lejanos de Siberia, en el litoral del estrecho de Bering, o en algún punto de la línea que une en diagonal estos dos límites.


ALIMENTACIÓN Los caballos son animales que se alimentan fundamentalmente mediante el pastoreo y tienen un sistema digestivo delicado, el estómago solo es capaz de procesar pequeñas cantidades de comida debido al tamaño tan pequeño que tienen. Cuando alimentamos a los caballos con cantidades de comida relativamente grandes debemos tener mucho cuidado con lo que le damos y cómo lo hacemos. La cantidad de alimentos que un caballo necesita varía de acuerdo a la actividad, la edad, la raza, el clima, la calidad de los alimentos, la calidad de la vivienda y la condición de los dientes.


Pasto La comida más natural para los caballos es el pasto de buena calidad. Ellos son animales herbívoros muy selectivos y necesitan una gran superficie para satisfacer sus necesidades nutricionales. El hecho de que un campo esté verde, no quiere decir que contiene pasto suficiente para un caballo, y dependiendo del lugar, en ocasiones durante gran parte del año no hay pasto disponible. Una forma para optimizar la cantidad de pasto disponible es dividir el área en secciones e ir pasando a los caballos por cada una de ellas, de esta manera tendrá oportunidad de que la hierba vuelva a crecer en cada zona y de limpiar el estiércol.

Heno El heno es el alimento básico de los caballos domésticos, pero antes de comprarlo, debe ser inspeccionado cuidadosamente. Siempre asegúrese de que las pacas estén verdes y libres de polvo y moho, además introduzca una mano hacia el centro de una paca y compruebe que no esté caliente. Alimentar a un caballo con heno mohoso puede provocar cólicos y el heno polvoriento puede causar problemas respiratorios. Una buena idea para evitar el polvo es apartando los copos y agitarlos bien antes de suministrarlos. Como medida de precaución, también puede remojar el heno antes de la alimentación.


Concentrados El heno por sí solo no puede proporcionar una nutrición suficiente para aquellos caballos que hacen trabajos forzados, para las yeguas preñadas o que están amamantando, ni para los potros en crecimiento. En estos casos se necesitan concentrados para complementar el heno, aunque este debe constituir la mayor parte de la dieta, ya que una alimentación con granos en exceso puede causar problemas.

Sal y Minerales El caballo debe disponer de sales mineralizadas disponibles a su libre elección. También se le pueden ofrecer otros suplementos de vitaminas, minerales y hierbas, luego de consultarlo con un veterinario.


CUIDADOS NECESARIOS El cuidado de estos animales lleva tiempo y hay cosas que usted debe hacer como una rutina diaria, semanal, mensual e incluso anual, para atender adecuadamente a su caballo.

Cuidados diarios

Proporciónele siempre agua limpia y fresca, el agua abundante y fácilmente disponible es esencial para el buen cuidado del caballo.

Proporciónele la cantidad adecuada de pasto y concentrados, si la alimentación es a base de heno, el caballo debe comer aproximadamente entre el 2% y 3% de su peso corporal cada día.

Proporciónele cobertizo que lo proteja de las condiciones del tiempo, los caballos necesitan un lugar para cubrirse del viento y la humedad.


Haga una revisión visual en busca de rasguños, cortes, contusiones y heridas punzantes en las piernas de su caballo, la cabeza y el cuerpo, trate cualquier lesión inmediatamente, se debe tener un botiquín de primeros auxilios para caballo a mano.

Haga una revisión visual para detectar signos de enfermedad tales como ojos y nariz llorosos sonidos de tos o mucha saliva.

Limpiar los cascos de su caballo y comprobar si hay grietas o están sueltos.

Si el caballo permanece en un establo, límpielo pues el amoníaco del estiércol y la orina son perjudiciales para los cascos y los pulmones de los caballos, pudiendo causar problemas como la candidiasis.


Cuidados semanales

Compruebe la cantidad de concentrados, pasto y paja que tiene a la mano, es importante contar con los suministros necesarios para al menos 2 semanas para evitar que le falten en caso de emergencia.

Si su caballo permanece en un área pequeña al aire libre, limpie el estiércol ya que esto reduce la presencia de moscas, mantiene los jardines limpios y permite tener un ambiente agradable para usted y su caballo.

Compruebe si en el área existen vallas, rieles rotos, cables sueltos, clavos salientes, que puedan ocasionar lesiones.


Limpie la bandeja de agua y los cubos de alimentaciรณn.

Cuidado cada 6 u 8 semanas Haga que su herrador, dejar que los cascos crezcan ilimitadamente puede resultar poco saludable.


Cuidados cada 2 o 3 meses AdminĂ­strele medicamentos antiparasitarios, es importante tener un programa de desparasitaciĂłn para mantener sano a su caballo.

Cuidados anuales Haga que un dentista equino o veterinario examine los dientes y suminĂ­strele las vacunas necesarias a su caballo.


SALUD En yeguas preñadas: Intoxicaciones

Festucosis en Equinos La ingestión de festuca infectada por un hongo conocido bajo el nombre de acremonium, causa en la yegua preñada, una serie de efectos y perdidas que el criador no debe desconocer.

Este hongo genera toxinas que son las responsables de producir los desordenes fisiológicos en los equinos. La yegua preñada es muy sensible a las toxinas, sobre todo en los últimos 30 a 60 días de gestación. +

Se han realizado varios estudios sobre que porcentaje de festuca infectada es perjudicial, algunos autores hablan de que un 5 a 10% ya causa problemas. En mi experiencia personal, festucas con un 30% de festucosis, causaron graves problemas en el 90% de las yeguas que la consumieron.


La festuca tiene la particularidad de ser una planta muy rústica, genera mucha densidad de pasto, es resistente a las sequías con respecto a otras plantas y es palatable para los equinos; es por eso que en los establecimientos donde hay pasturas con algún porcentaje de festuca infectada, y se presenta un año muy seco, las yeguas la consumen y comienzan los problemas.

Principales problemas que causa en la yegua preñada Gestación prolongada: puede llegar a los 13 meses de gestación.

Distocia: El excesivo tamaño de los potrillos por una gestación prolongada, causa problemas en el parto.


Retenci贸n de placenta Placenta engrosada

Muerte de los potrillos: Algunos potrillos nacen vivos con falta de equilibrio por lesiones en el cerebelo y mueren a las pocas horas. Agalactia: Escasa o nula producci贸n de leche. Infamaci贸n del endometrio Mortalidad en yeguas: La distocia, retenci贸n de placenta, etc., algunas veces termina con la muerte.


Control y prevención: En caso de pasturas infectadas se deben eliminar, reemplazando por festucas libres u otros forrajes. El hongo se disemina a través de la semilla, por lo tanto es importante conocer el estado de infección antes de la siembra. El hongo pierde la viabilidad luego de un periodo de almacenamiento de los granos, a partir de los 15 a 16 meses. Retirar las yeguas preñadas de los potreros que tengan festuca 60 días pre-parto. No confiar que las yeguas no van a comer festuca, aunque tengan otros pastos en la pastura, ya que le resulta muy palatable. Tratamiento: Existe una droga en el mercado (domperidona), la cual es efectiva para el tratamiento de la yegua que esta consumiendo festuca con festucosis.



Mundo equino