Issuu on Google+

MALINCHE Como en todos los relatos siempre hay un protagonista y en este caso es Malinalli y Hernán Cortes. Al principio creí que Malinalli simplemente había sido una traductora para el pero, si nos enfocamos a la historia o el relato veremos que no solo fue así, si no que todo tiene un fin.

Comencemos con Malinalli

quien fue criada por su abuela y regalada por su propia madre, así es como comenzó si vida. Para ella su abuela era el todo ya que le había enseñado muchas cosas como: hacer y entender los códices que asía, pero lo más curioso era que su abuela iba perdiendo la vista la cual Malinalli no se había dado cuenta pero aun así lo mas sorprendente de aquella

anciana

era

que

sabía

perfectamente donde estaba todas aquellas cosas que tenía en su casa. Sin ninguna


preocupación pasaron los días, meses, años, hasta que un día su abuela murió y quedo sola, pero para su fortuna esto no era lo peor que tenía que lidiar sino que fue regalada por el gobernador, el cual fue un obsequio

para

la

llegada

del

dios

Quetzalcóatl y así empezó otro gran viaje para ella, porque ella creía que era su dios, así que siguió con el cual le enseño a que aprendiera el castellano

para que a si le

fuera útil, pero a la vez que transcurría el tiempo Malinalli

se empezaba como a

enamorar más de aquel hombre y se piensa que él le correspondía de tal manera pero solo con miradas y nomas. Así se fue dando hasta que un día se le bautizo a Malinalli cuál iba a creer que el nombre que se le iba a poner iba

a ser

Marina una de las cuales para ella no tenía ningún fin, ningún significado, ya que para ella todo tenía un fin, propósito, un ser, un todo del nada, a si quería un nombre que


tuviera un valor el cual le dijera que es lo y a que vino. Por eso el día que fue bautizada no le agrado al contrario estaba más triste que nunca y lo sabía bien porque al ver en el momento en que el caballo de Hernán Cortes la estaba viendo en él se reflejaba lo que algún día había sentido,

como la

pureza el amor, lealtad. La amistad, la seguridad, sí que nadie o nadie te la pudieran quitar. Después de lo ocurrido Hernán se dispuso a viajar en la cual cuando Malinalli fue al rio a bañarse la sorprendió Hernán y como pudo en un acto de amor por así decirlo se metió de igual manera al rio, ya los dos juntos uno ante el otro se miraron fijamente y continuaron con su gran encuentro, ahí fue su primer

e íntimo momento con el que

creía que era el retorno de su gran dios, pero lo que no sabían era que en cerca de ahí se encontraba Jaramillo,

quien fue el

que presencio todo. Después de lo ocurrido


llegaron a un pueblo cercano a Tenochtitlan en el cual no parecía agradarles la presencia de los españoles ni de las demás pueblo que acompañaban a Hernán yo que esos pueblos habían sido derrotados por la gran civilización de Tenochtitlan, regresando con el relato Hernán Cortes decide hacer una matanza en aquel lugar, cabezas, manos, dedos, sonidos de carne desgarrada es lo que solamente escuchaba Malinalli al estar escondida

en

un

lugar

que

no

la

perjudicara. Ella al ver tanta matanza lo único que hace es tener miedo, y a la vez vio al caballo que a lo igual que ella se reflejaba cual miedo, porque ella sabía que en sus ojos tan puros y sinceros no le gustaba ver tal a masacre por eso toda la noche no pudo dormir. Sino que realizo su propia forma de quedarse dormida, consistía en que ella cerraba los ojos y empezaba a formar códices tales como su abuela le enseño, así


que comenzó pero, ahí está el pero no lo consiguió ya que al ver tan horror por lo que había presenciado no pudo y salió a hablar con su amigo el caballo quien recordara (él fue el que estuvo presente en su bautizo) así que salió y le empezó a platicar. Continuaron su recorrido

hasta llegar a

Tenochtitlan en la cual fueron bien recibidos tanto

del

emperador

como

de

sus

habitantes, ya que según ellos no les parecía que los recibieran bien pero en si así fue. Para Malinalli esto fue sorprendente ya que nunca había venido al gran mercado de Tlatelolco, en donde ella sabía que se vendían

infinidad

de

cosas,

adornos,

comida, frutas que para ella eran extrañas y extravagantes, ya que era algo nuevo y en lo que

respecta

algo

ella

se

sentía

de

maravilla, por a ver estado en aquel lugar donde tantas veces ella se imaginaba y aunque no tuvo tiempo para que viera todo


ella

sabia

para

mañana

iba

a

estar

recorriendo todo el mercado, a si que para entonces ya habían llegado con Moctezuma quien para entonces eran bien recibidos por el propio emperador en el cual se organizo una gran fiesta, pero para esto el día que llegaron fue su primera vez que Malinalli, sintió y vio la presencia de aquel emperador que oyó hablar. En el cual ella no sabía ni como describir lo que estaba viendo ya que ella lo miro directo a los ojos pero cual iba a ser su sorpresa de lo que a continuación, un día después iba a enterarse. A si que para el siguiente día Malinalli salió muy temprano para ver lo que se estaba vendiendo y explorar

en todo el mercado

así que para esto fue viendo en cada rincón y cada lugar hasta que vio en un puesto un hermoso huipil en el cual ella se desidia comprar, por el cual ella lo pago con granos de maíz.


Ya para esto en por la tarde fueron a la fiesta, en el cual se iban a empezar a divertir pero no pudieron por que llegaron noticias de que andaban buscando a Hernán Cortes así que salió de inmediato a combatirlo así que dejo de encargado a uno de sus generales para que estuviese aquí en la fiesta, en cuanto a Hernán Cortes, llego al ya

ahora estado de Veracruz

y ahí fue

donde ataco pero para esto el hizo una táctica en la cual reo9rdeo soldados

y

los

puso

a todos sus alrededor

del

campamento de ellos y ataco solamente con trescientos hombres y aunque eran menos tuvieron la victoria ante mas de tres mil personas así que cuando regresaron a Tenochtitlan vio cual a masacre que de nativos causado por su general inculcado gracias al néctar que se le dio el pulque una bebida embriagante la cual el perdió la razón y empezó a matara todos en el cual el fue quien provoco la muerte del emperador así que cuando regresaron los atacaron y


huyeron asía el sur pero para esto Malinalli vio como su amigo

una de los caballos

fueron quienes quedaron heridos el cual al verlo lo quiso rescatar pero no pudo ya que los venia persiguiendo

y además para

honrarlo le corto la cabeza pero no pudo traérsela con ella ya que ya la habían capturado pero como siempre uno de los españoles vio que la habían apresado fue en su rescate, cual iba a ser su sorpresa que haya sido Jaramillo un comandante de Hernán Cortes la fue a recatar y así en esa noche obscura fue en donde Hernán lloro en un árbol el cual esa noche se le denomino, “la noche triste” y así

también fue

justamente le dio su libertad a Malinalli el cual la caso con Jaramillo y así obtuvo su anhelada libertad. Así paso el tiempo y cuando se dirigió a España nació su hija

pero para esto la

encargo con una dama en lo que regresaba.


Para esto Malinalli después de cinco largos años regreso con sus hijos y con Jaramillo a vivir en paz en su propia casa que ellos mismo crearon e innovaron, ya que Malinalli fue quien la enseño a sus hijos su misma lengua, pero una noche menos esperada ella falleció en su propia casa en una fuente

que tenia y en la cual acaba el relato o historia….

“2013, AÑO DEL BICENTENARIO DE LOS SENTIMIENTOSDE LA NACION “


SUBMODULO III: DESARROLLO ORGANIZACIONAL.

PRESENTA: GABRIEL SÁNCHEZ SÁNCHEZ

ENSAYO DE LECTURA

PROFESOR: JUAN GONZÁLEZ MORENO


SAN ANTONIO ENCHISI A 27 DE SEPTIEMBRE DEL 2013.


Malinche