Issuu on Google+

La economía subterránea en Colombia

La economía subterránea en Colombia


La economía subterránea en Colombia

Antecedentes: La monarquía española tenía el monopolio del comercio y no permitía que los particulares lo efectuasen; naturalmente esto dio lugar al contrabando, tanto de las importaciones como de exportaciones. Las crónicas prueban que este comercio clandestino y peligroso tuvo un papel muy importante en el desarrollo económico de la Nueva Granada y que los esfuerzos para reprimirlo fueron causa determinante en la maduración de la inconformidad que dio lugar al movimiento de la independencia.


La economía subterránea en Colombia

La época actual En épocas mucho más recientes, la creación de impuestos a la renta y patrimonio ha dado lugar a refinados tipos de evasión tributaria que obliga, a quienes de ello se quieren beneficiar, a mantener bienes fuera del alcance de la mano fiscalista del Estado. La conveniencia de incorporar estos patrimonios a la economía formal hace que el gobierno proponga, y el Congreso apruebe, las denominadas amnistías tributarias con las cuales se logra que un buen porcentaje de este patrimonio sea denunciado tributariamente.


La economía subterránea en Colombia

Por ello hay personas que defienden la tesis de regresar los impuestos indirectos, es decir, los que se aplicaban a consumos, a las ventas, al valor agregado, a los servicios en vez de insistir en la elevación de la tarifa a las rentas. Ya que mientras mayor sea la evasión, la tributación tiende a recaer más onerosamente sobre un menor número de contribuyentes, lo que genera una inminente inequidad. La metodología aplicada para obtener información sobre los múltiples valores agregados de las cuentas nacionales es incapaz de registrar las actividades que se efectúan a través de operaciones no detectables estadísticamente, es decir de las provenientes de la producción de bienes y servicio en pequeña escala.


La economía subterránea en Colombia

La falta de cobertura del DANE y de las oficinas de registro de producciones y transacciones, consideradas como marginales, es decir, las que se efectúan en zonas urbanas y rurales, son de imposible registro estadístico.


La economía subterránea en Colombia