Issuu on Google+

M O D E L O PEDAGÓGICO

AÑO: 2012 - 2013


MODELO PEDAGÓGICO

GIMNASIO FEMENINO AÑO: 2012 - 2013


| TABLA DE CONTENIDO Modelo Pedagógico. ........................................................................................................................ 5 Concepto de ser humano ............................................................................................................ 5 Relación maestro-estudiante ...................................................................................................... 7 Los contenidos .............................................................................................................................. 8 Metodología ................................................................................................................................. 10 Evaluación ................................................................................................................................... 11 BIBLIOGRAFÍA ............................................................................................................................... 14

GIMNASIO FEMENINO

4


El Modelo Pedagógico Institucional del Colegio Gimnasio Femenino es el fundamento en permanente construcción que establece la manera como los actores de la comunidad gimnasiana —docentes, estudiantes, directivos— conciben la educación. Por lo tanto, en él se definen los criterios filosóficos, antropológicos, sociales, científicos, éticos y pedagógicos que están en la base del proyecto educativo del colegio, y se señalan los lineamientos de los procesos de formación, a partir de los siguientes elementos. 

Definición del concepto del ser humano en el que se fundamenta el proyecto educativo del colegio.

Determinación del tipo de relación docente-estudiante que enmarca las prácticas educativas del colegio.

Definición de los contenidos que se espera que las estudiantes apropien durante su formación.

Descripción de la metodología que define el tipo de aprendizaje que se propicia en las estudiantes.

Definición de la función, los objetivos y la metodología de la evaluación que se realiza en el colegio.

Concepto de ser humano La mujer que se forma en el Gimnasio Femenino es una ciudadana del mundo, responsable, libre, creativa, solidaria y autónoma. En el Gimnasio Femenino el concepto de ser humano se estructura a partir de una visión humanista, en la cual la persona se concibe como un ser universal, con una dignidad y un valor como individuo, y se concreta en los principios gimnasianos y en los valores fundamentales que se promueven desde todos los contextos de la institución de manera sistemática: la responsabilidad, la solidaridad, la libertad, la creatividad y la autonomía. Estos valores, que definen el perfil que se busca alcanzar en todos los miembros de la institución y coinciden con las características del perfil del Bachillerato Internacional, se trabajan con base en una formación integral que invita a cada individuo a dar lo mejor de sí mediante el desarrollo de todas sus dimensiones,

GIMNASIO FEMENINO

5


con conciencia del otro, y de la responsabilidad que tiene frente a la sociedad a la cual pertenece. En esta formación integral cobra entonces gran importancia el desarrollo de la autonomía y el respeto por el individuo como creación única; de ahí que el Gimnasio Femenino promueve espacios que les permiten a las estudiantes el desarrollo de su personalidad y de las particularidades de cada una, como seres únicos e irrepetibles, con conciencia de sí mismas, para que puedan ir más allá de lo que la escuela, la familia y la sociedad les ofrecen, y fortalecer su yo en la búsqueda de la felicidad. Sin embargo, este respeto a la individualidad no es ajeno a la comprensión de los límites que la cultura y la sociedad imponen, pues la realización del ser humano no se reduce solo al logro de metas individuales, sino que cobra sentido en la medida en que dicha construcción personal se ponga al servicio del otro y de la sociedad. La libertad, entendida como una facultad para tomar decisiones responsables y respetuosas de los demás, es otro elemento fundamental de la construcción del ser humano en el Gimnasio Femenino, por consiguiente la institución promueve su desarrollo dentro y fuera del aula por medio de actividades que le permitan a la estudiante tomar decisiones y reflexionara partir de las consecuencias de sus actos. Este ejercicio de construcción del ser humano libre y autónomo se da en el transcurso de diversas etapas, acordes con el nivel de madurez de cada edad, en las que se va pasando paulatinamente de la obediencia y la heteronomía de la infancia y los primeros años de la adolescencia, a la autonomía libre y responsable de la edad madura. En el ámbito de la formación humanista no se puede dejar de lado el concepto de creatividad, entendida como la capacidad de producir cosas nuevas y valiosas. Esta capacidad se desarrolla desde los primeros años de la infancia y sienta las bases para la formación del pensamiento divergente; por lo tanto, en el Gimnasio Femenino se propician desde el preescolar, espacios para favorecerla desde todas las áreas del conocimiento. Por otra parte, respecto de la dimensión espiritual y la trascendencia, el Gimnasio Femenino siempre se ha preocupado por formar mujeres con alto sentido de la solidaridad y del servicio a los demás, pues se considera que esta es la verdadera trascendencia del ser humano y la forma más sencilla de parecerse a Dios; tal como lo afirmaba Juan Pablo II: “entre los seres naturales, solo el hombre participa del modo de ser propio de Dios: es un ser personal, inteligente y libre, capaz de amar”(Artigas,2005). A partir de esa concepción del ser humano, este colegio ha venido construyendo, en sus más de 85 años de existencia y gracias a una permanente reflexión y

GIMNASIO FEMENINO

6


concertación, un proyecto educativo que ofrece a sus estudiantes la posibilidad de conformar proyectos de vida constructivos y creadores, en el plano de lo personal

y lo social, que aporten a la consolidación de una sociedad más inclusiva, justa e integralmente humana. Nuestra institución siempre ha buscado ofrecer a sus estudiantes una formación integral que les permita asumir los retos que el mundo y la sociedad les exige. Este camino se ha recorrido teniendo en cuenta las necesidades de la mujer en cada época histórica, lo cual garantiza que aquellas que tienen la oportunidad de pasar catorce años en el colegio logren desarrollar todo el potencial que tienen en las diferentes dimensiones. Relación maestro-estudiante En el Gimnasio Femenino la relación maestro-estudiante está basada en el respeto, la amabilidad y la construcción de aprendizaje mutuo para garantizar confianza y gusto por el conocimiento. En nuestro colegio se considera que la relación maestro-estudiante debe partir de una comprensión rigurosa, responsable y generosa de cada una de las estudiantes, pues como bien lo explicó Agustín Nieto Caballero, “no podremos comprender jamás al niño mientras no lo estudiemos; ni juzgarlo, ni dirigirlo, mientras no lo comprendamos” (Nieto Caballero, 1987). Desde esta perspectiva, los docentes que asumen el reto de formar a las niñas y las jóvenes del Gimnasio Femenino requieren tener un conocimiento de las múltiples dimensiones del ser humano, que les permita tanto comprender la realidad particular de cada estudiante, como hacer una permanente reflexión sobre su propia formación ética y moral y sobre todas aquellas actitudes y comportamientos que afectan directamente su labor educativa, de acuerdo con lo que plantean los lineamientos curriculares de ética y valores establecidos por el Ministerio de Educación Nacional(MEN, 1998). Uno de los principales objetivos que se persiguen en esta relación maestropermitir que las estudiantes conozcan sus fortalezas y debilidades como seres humanos y consolidar su autoestima y autonomía, no solo en el ámbito escolar, sino también en el familiar y el social. Este proceso se inicia en el salón de clase, pues es allí donde las estudiantes adquieren las habilidades para expresar sus sentimientos, solucionar conflictos y definir unos mínimos éticos y un posicionamiento dentro del grupo. Por lo tanto, es de vital importancia que el maestro evite señalar el camino a seguir; el docente debe ser más bien un facilitador, un orientador y un interlocutor, para que las jóvenes puedan adquirir el espíritu crítico, la autodisciplina y el pensamiento

GIMNASIO FEMENINO

7


autónomo que les permiten dar el paso de la regulación externa a la autorregulación.

Finalmente, es importante recalcar el papel que desempeña la comunicación en la búsqueda de dicho tipo de relación entre docentes y estudiantes. En este sentido podemos afirmar que nuestras prácticas educativas pretenden incorporar y fomentar una convivencia solidaria, en la cual la vida colectiva se desarrolle mediante acciones comunicativas en las que los individuos estén en posición de hablar y escuchar para entenderse; es decir, en las que tanto docentes como estudiantes se reconozcan como interlocutores válidos para la construcción responsable de un aprendizaje colectivo que responda a los intereses, las necesidades y las inquietudes de todos los que participan en ese proceso. Los contenidos En el Gimnasio Femenino se desarrollan todas las dimensiones humanas de las estudiantes por medio de conceptos, habilidades, actitudes y valores. En el modelo pedagógico del Gimnasio los contenidos responden al ¿qué enseñar? Desde esta perspectiva, podríamos definirlos como todos aquellos elementos del proceso educativo que se espera que las estudiantes apropien para su formación. Estos contenidos se organizan desde cada área del conocimiento e incluyen las habilidades, conceptos, actitudes y valores que se requieren para ser competentes en cada una de ellas, y están claramente definidos en los estándares establecidos por el Ministerio de Educación Nacional y por los lineamientos definidos por la Organización del Bachillerato Internacional. No obstante, el currículo no solo está determinado por los aspectos formales de la enseñanza, sino además por todos aquellos elementos que mediante la interacción de la comunidad educativa participan en la construcción del ser humano, de tal manera que, como bien se explica en la siguiente cita, podríamos hablar de varios tipos de currículos: “El currículo escrito corresponde a todo lo que se quiere enseñar, se estructura teniendo en cuenta que la estudiante estará catorce años en el colegio y debe tener la oportunidad de abarcar en su totalidad, todos los contenidos. También se trabaja el currículo enseñado, que responde a la pregunta ¿cuál es la mejor manera de aprender? Y el currículo evaluado, que responde a la pregunta ¿cómo sabremos lo que hemos aprendido?; este currículo operativo es un currículo vivo, que se transforma todo el tiempo a lo largo del trabajo.” (Programa del Bachillerato Internacional, IBO,2009). Además del currículo oficial, existe el currículo oculto, que define una particular

GIMNASIO FEMENINO

8


manera de ser de toda la comunidad educativa: “La escuela, dentro de lo que en nuestro contexto se denomina educación formal, es entendida […] como un espacio simbólico y comunicativo en el que ocurren acciones intencionadas pedagógicamente, pero donde a la vez es entendida como un espacio (que no necesariamente es el espacio físico) en el que los sujetos, estudiantes, docentes, comunidad, construyen proyectos comunes y se socializan alrededor del desarrollo de saberes y competencias, construcción de formas de interacción, desarrollo del sentido estético, etcétera (MEN, “Lineamientos generales de procesos curriculares”, 1998). Teniendo en cuenta lo anterior, resulta claro que: “Los significados que finalmente construye el alumno son el resultado de una compleja serie de interacciones en las que intervienen como mínimo tres elementos: el propio alumno los contenidos del aprendizaje y el profesor. Ciertamente el alumno es el responsable último del aprendizaje en la medida en que construye su conocimiento atribuyendo sentido y significado a los contenidos de la enseñanza, y es el profesor el que define con su actuación, con su enseñanza, las actividades que posibilitan un mayor o menor grado de amplitud y profundidad de los significados construidos […]” (Coll,1998). Desde la perspectiva anterior, responder a qué enseñar en el Gimnasio Femenino no significa, entonces, describir o enumerar en un listado aquello que se pretende que las estudiantes aprendan, sino más bien preocuparse del cómo despertar en ellas el amor y el interés por el conocimiento, para alcanzar paso a paso el desarrollo de nuevas estructuras de pensamiento, el manejo de nuevos conceptos y la apropiación de todos aquellos elementos que les permitirán ser competentes para abordar diferentes áreas del conocimiento y a la vez cimentar habilidades para la vida. Hablar de currículo en el Gimnasio Femenino implica mirar integralmente a las estudiantes con el fin de ofrecerles las experiencias de aprendizaje necesarias para desarrollar todo el potencial, las habilidades y los talentos que tenga cada una en los tiempos adecuados y en las etapas más favorables de su desarrollo. De aquí que, nuevamente, debamos resaltarla importancia de que nuestros docentes tengan amplio conocimiento tanto de las diversas dimensiones del ser humano como de las distintas etapas de su evolución para proporcionarle a las estudiantes las mejores experiencias y así sentar las bases de la construcción de un ser humano integral.

GIMNASIO FEMENINO

9


Metodología En el Gimnasio Femenino se propicia un aprendizaje significativo para desarrollar habilidades de pensamiento que fomenten la autonomía en la construcción de conocimiento. El Gimnasio Femenino cree con firmeza en el potencial que poseen las estudiantes para “construir” conocimiento a partir de sus vivencias y del modelo guiado por sus pares y docentes. Este potencial no está relacionado únicamente con conceptos académicos, sino que integra la dimensión social para desarrollar competencias socio-afectivas que les permitan desenvolverse de manera adecuada en comunidad. Para alcanzar estos logros el Gimnasio Femenino ha propuesto una metodología que, en términos pedagógicos y didácticos, recoge las prácticas dela Escuela Activa, en la cual se concibe la acción antes que la comprensión, y esta acción en calidad de mediadora del aprendizaje. Esta escuela modelo de hoy es la escuela del movimiento, la escuela de la vida. Se hacen a un lado los caducos libros de texto —los cuadernos de apuntes llevados por los niños los reemplazan con grandísima ventaja— […]. Se marcha el maestro al campo con su caravana de discípulos: allí enseña, más bien parece que con ellos estudia geografía, siguiendo el curso del riachuelo, o historia natural en presencia de insectos y de las plantas. Con ellos va a una fábrica y allí los niños se dan cuenta del trabajo —lección de estudios sociales— y advierten el progreso de las industrias (lección de física o de química aplicada). Sale con ellos de paseo por la ciudad, y ante un edificio nacional, ante la estatua de un héroe, les da una sentida y eficaz lección de historia patria(Nieto Caballero, 1987). Queremos maestros que salgan del aula, que observen la vida y que partan de las experiencias vitales de las estudiantes para convertirlas en el eje fundamental del aprendizaje; que se preocupen por el desarrollo personal de ellas; que antepongan la reflexión a la memoria y a la repetición mecánica de contenidos, la independencia personal y el trabajo creativo, a la disciplina pasiva. Reconocer que el aprendizaje constituye no solo un proceso de apropiación de la experiencia histórico-social, sino que es un proceso de naturaleza individual, en el que se estimula la creatividad de las estudiantes, la participación activa en la apropiación de los conocimientos, la mayor ejercitación del aprender autónomo y el enfoque curricular por competencias, contextualiza el tipo de aprendizaje que da norte a la metodología del Gimnasio Femenino. Por ello se habla de “[…] un aprendizaje significativo, problémico y desarrollador, un aprendizaje vivencial e integrador que tenga como punto de partida la vida de las estudiantes para modelar en el aula de clases los problemas que existen en la sociedad y simular

GIMNASIO FEMENINO

10


los procesos que rodean su conducta cotidiana” (Ortiz, 2012). En esta metodología la construcción del conocimiento está impulsada por la apropiación de conceptos como centro del proceso de aprendizaje y se basa en la pregunta o la indagación permanentes, pues esta es la herramienta que permite relacionar el nuevo aprendizaje con lo que ya se conoce, con las experiencias propias, con los conocimientos previamente adquiridos, con los significados ya construidos; como bien lo explica Short, “la indagación es un proceso total que atraviesa e integra los conocimientos personales y sociales, los sistemas de conocimiento y los sistemas de signos dentro de un contexto basado en la educación para la democracia” (Short,1999). Con un enfoque transdisciplinar en el preescolar y la primaria, y disciplinar en el bachillerato, nuestra metodología se realiza a través del aprendizaje colaborativo entre maestro y estudiantes en el que se busca “atender tanto al sentido como al significado del aprendizaje escolar; renunciar a las connotaciones más individualistas del proceso de construcción de significados y sentidos; y resituar este proceso de construcción en el contexto de relación y comunicación interpersonal que es intrínseca al acto de enseñanza” (Coll,1998). Evaluación En el Gimnasio Femenino la evaluación es una actividad sistemática que permite revisar, reconocer y valorar la realización personal de las estudiantes y el logro de los ideales educativos planteados. El diseño de los instrumentos de evaluación que contribuyen a la formación integral de las estudiantes del Gimnasio Femenino desde premontessori hasta grado once, se estructura en la denominada evaluación formativa. La finalidad principal de la evaluación formativa es la de proporcionar información detallada sobre la naturaleza de los puntos fuertes y débiles de las estudiantes y contribuir al desarrollo de sus capacidades; para esto son especialmente útiles los métodos de evaluación que implican interacción directa entre profesor y estudiante. El profesor es quien apoya el aprendizaje, con la utilización de las estrategias e instrumentos de evaluación que acompañen a la estudiante en lo que Vygotsky denomina “zona de desarrollo próximo”. Dicha zona, como lo señala el autor, no es más que “[...] la distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema, y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración de un compañero más capaz”(Vygotsky, 1989).Por lo tanto, el objetivo del profesor debe ser el de establecer evaluaciones formativas adecuadas a estos dos niveles y continuar ajustándolas de acuerdo al progreso que el alumno vaya logrando en el proceso de aprendizaje. Una evaluación que forme y de la cual aprendan los actores involucrados en ella, es la ideal. Al afirmar que la evaluación forma hacemos referencia a lo intelectual y a lo humanístico, pues la experiencia de autoevaluarse, evaluar a otros y ser

GIMNASIO FEMENINO

11


evaluado permite a cualquier sujeto mejorar sus vivencias consigo mismo y con los otros, además de aportarle conocimiento sobre su proceso de aprendizaje individual. Este tipo de evaluación también es motivadora y orientadora, ya que a partir de ella se impulsa a las estudiantes a identificar sus fortalezas, debilidades, avances o retrocesos, para que con esta información trabajen de manera participativa, activa, efectiva y responsable en su proceso formativo. Por otra parte, si la evaluación es una acción de la que todos aprenden, ella será vista por estudiantes y docentes, como una oportunidad de mejorar. Para concluir este apartado podemos afirmar que, además de los aspectos mencionados, los procesos de evaluación llevados a cabo en el Gimnasio Femenino se caracterizan por: 

Evaluar a sus estudiantes en todos los momentos del proceso educativo (cuando trabajan en grupo o en su interacción social, al conversar sobre determinado tema, preguntar sobre algo que no comprenden, explicar a sus pares, realizar sus registros etnográficos sobre las acciones diarias del aula, etc.), pues cada una de estas actividades posibilita observar y recibir información sobre uno o varios aspectos del proceso de aprendizaje, lo que permite al docente triangular sus datos y fuentes para realizar mejores diagnósticos y apoyar de manera más efectiva a las estudiantes en su formación.

Concentrarse en identificar correctamente los conocimientos, destrezas y grado de comprensión que deben desarrollar las estudiantes, más que medir con exactitud el nivel de logro de cada una.

Acompañar los procesos educativos con reflexiones y preguntas tales como: ¿por qué evaluar?, ¿para qué evaluar?, ¿qué uso hacemos los profesores de la evaluación?, ¿qué uso hacen las estudiantes de ella, para qué les sirve?, ¿qué funciones desempeña realmente la evaluación?, ¿la evaluación asegura la calidad del aprendizaje, de la enseñanza y de la educación?

Establecer en cada una de las áreas criterios de valoración claros, públicos y publicados, con el fin de dar transparencia e introducir elementos de justicia y equidad al proceso de valoración.

Considerar que la evaluación es un elemento de aprendizaje para todos y que la valoración continua hace parte integral del proceso educativo.

Complementar la evaluación formativa con otra sumativa, que se utiliza

GIMNASIO FEMENINO

12


para proporcionar información sobre los logros de las alumnas, con la finalidad de permitir la certificación y la selección, hacer una valoración de profesores e impulsar reformas del currículo. Utilizar la evaluación como una actividad que permite revisar, reconocer y valorar la realización personal de las estudiantes y el logro de los ideales educativos planteados por la institución.

La formación integral de la mujer es una necesidad de hoy y de siempre; por lo tanto, el Gimnasio Femenino con su Proyecto Educativo Institucional fundamentado en una filosofía humanista seguirá trabajando para formar líderes competentes, reflexivas y críticas, con responsabilidad social y ecológica, capaces de asumir los retos de un mundo complejo y en constante cambio.

GIMNASIO FEMENINO

13


BIBLIOGRAFÍA ACODESI (abril de 2003). Acodesi - Formación integral y sus dimensiones. Texto didáctico, recuperado el 15 de enero de 2012, de http://es.scribd.com/doc/37649261/ACODESI-Formacion-integral-y-susdimensiones. ARTIGAS, Mariano. cryf 15 de noviembre de 2005. Texto inédito: La espiritualidad del ser humano, publicado en la Universidad de Navarra. Frase dicha por Juan Pablo II en Audiencia General L´uomo Immagine di Dio, 6 de dic 1978. BELTRÁN, J. Y BUENO, J.A. (1995).Psicología de la educación. Barcelona: Boixared Universitaria. COLL, C. (1988). Significado y sentido en el aprendizaje escolar. Reflexiones en torno al concepto de aprendizaje significativo. Barcelona: Universidad de Barcelona. DÍAZ BARRIGA, A. (1993).El problema de la teoría de la evaluación y de la cuantificación del aprendizaje en el examen: textos para su historia y debate. México, D. F.: Universidad Nacional Autónoma de México. FREIRE, P. (2007). La educación como práctica de la libertad. Montevideo: Siglo XXI. FERNÁNDEZ PÉREZ, M. (1994). Las tareas de la profesión de enseñar. Madrid: Siglo XXI. FICIRE, P. (1998). "Educación y calidad", en Política y educación. México, D. F.: Siglo XXI. IBO (abril de 2009). El Programa Diploma: de los principios a la práctica, recuperado el 15 de enero de 2012, de http://occ.ibo.org/ibis/documents/dp/d_x_dpyyy_mon_0904_1_s.pdf. IBO. Cómo hacer realidad el PEP: (2009). Un marco curricular para la educación primaria internacional. Ginebra: s. e. REPÚBLICA DE COLOMBIA, MINISTERIO DE EDUCACIÓN NACIONAL (1998). Lineamientos curriculares generales. Bogotá: Ministerio de Educación Nacional. Lineamientos curriculares de ética y valores. (1.998). Bogotá: Ministerio de Educación Nacional.

GIMNASIO FEMENINO

14


NIETO CABALLERO, A. (1987). La Escuela Activa. Bogotá: Fondo de Publicaciones Gimnasio Moderno. ORTIZ OCAÑA, A. (2012). Metodología del aprendizaje significativo, problémico y desarrollador. Hacia una didáctica integradora y vivencial. España: Antillas. SHORT, K.; SCHROEDER, J. yLAIRD, Julie (1999).El aprendizaje a través de la indagación: docentes y alumnos diseñan juntos el currículo. España: Gedisa. VIGOTSKY, L. (1989), "El problema de la enseñanza y del desarrollo mental en la edad escolar" en El proceso de formación de la psicología marxista. Moscú: Progreso. VIGOTSKY, L. (1934). Lenguaje y pensamiento. s. l.: Paidós. VILLADA OSORIO, D. (1997). Evaluación integral de los procesos educativos. San José Universidad de Manizales. VIZCARRO, C. (1997). "La evaluación como parte del proceso de enseñanza y aprendizaje, la evaluación tradicional y sus alternativas", en Nuevas tecnologías para el aprendizaje. Madrid: Pirámide.

GIMNASIO FEMENINO

15


Modelo Pedagógico