Page 1

Uso del tiempo en las Escuelas de Jornada Ampliada de la RepĂşblica Dominicana

THE WORLD BANK Washington, D.C.


CONTENIDO INTRODUCCIÓN ............................................................................................................. 6 I.

MÉTODO DE STALLINGS: UN INSTRUMENTO PARA LA OBSERVACIÓN DEL AULA ...... 6 1.1.

¿Qué mide el método de Stallings?.......................................................................... 6

1.2.

¿Por qué utilizar este método? ................................................................................ 8

II.

CARACTERÍSTICAS DE LA MUESTRA Y RECOLECCIÓN DE INFORMACIÓN ................... 8 2.1.

Tamaño de la muestra ............................................................................................. 8

2.2.

Procedimiento de recolección de información ......................................................... 9

2.3.

Características adicionales observadas en las escuelas de la muestra ................... 9

III. LOS DOCENTES EN EL AULA ................................................................................... 11 3.1. Uso del tiempo de los docentes ............................................................................. 11 3.1.1. Panorama general del uso del tiempo ........................................................... 11 3.1.2. Uso del tiempo por ciclo escolar .................................................................... 14 3.1.3. Uso del tiempo por asignatura ....................................................................... 14 3.1.4. Varianza en el tiempo de instrucción entre escuelas ..................................... 15 3.2. Prácticas de los docentes ....................................................................................... 16 3.2.1. Panorama general de las actividades de los docentes ................................... 16 3.2.2. Prácticas de los docentes por ciclo ................................................................. 18 3.3. Materiales utilizados por los docentes .................................................................. 20 3.3.1. Panorama del uso de materiales .................................................................... 20 3.3.2. Uso de materiales por ciclo ............................................................................ 22 3.3.3. Uso de materiales por asignatura .................................................................. 23 IV.

ESTUDIANTES EN EL AULA ................................................................................. 23

4.1. Estudiantes en actividades no académicas “off-task” ........................................... 23 4.1.1. Estudiantes “off-task” por ciclo ...................................................................... 25 4.1.2. Estudiantes “off-task” por asignatura ............................................................ 26 V. INTERACCIÓN DE ESTUDIANTES Y MAESTROS ....................................................... 26 5.1.

Actividades de los docentes y alumnos off-task .................................................... 26

5.2.

Actividades de los estudiantes ante diversas prácticas de los docentes ............... 29

2


VI.

ESCUELAS DE JORNADA EXTENDIDA .................................................................. 30

VII.

EVIDENCIA DEL USO DEL TIEMPO PARA AMÉRICA LATINA .................................. 31

VIII.

CONSIDERACIONES FINALES .............................................................................. 36

IX. ANEXO: GLOSARIO DE TÉRMINOS USADO EN EL MÉTODO DE STALLINGS .............. 39 X.

Referencias........................................................................................................... 41

3


ÍNDICE DE CUADROS Cuadro 1: Actividades en el aula capturadas por el instrumento de Stallings ....................... 7 Cuadro 2: Tamaño de muestra por grado .............................................................................. 8 Cuadro 3: Tamaño de muestra por tipo de jornada ............................................................... 8 Cuadro 4: Actividades del docente y tamaño del grupo de estudiantes involucrados en la actividad del docente ........................................................................................................... 29 Cuadro 5: Distribución de actividades de los estudiantes condicionada a algunas actividades del docente ........................................................................................................ 30 Cuadro 6: Tiempo efectivo de clase en escuelas de jornada normal vs. extendida ............ 31

ÍNDICE DE GRÁFICAS Gráfica 1: Uso del tiempo de instrucción ............................................................................. 11 Gráfica 2: Uso del tiempo de instrucción por tipo de jornada escolar ................................ 12 Gráfica 3: Uso del tiempo de instrucción por número de instantánea ................................ 13 Gráfica 4: Uso del tiempo de instrucción por tamaño de grupo y tipo de jornada ............. 14 Gráfica 5: Uso del tiempo de instrucción por ciclo y tipo de jornada .................................. 14 Gráfica 6: Uso del tiempo de instrucción por asignatura y tipo de jornada ........................ 15 Gráfica 7: Porcentaje del tiempo en actividad académica por escuela y tipo de jornada ... 16 Gráfica 8: Actividades académicas realizadas por los docentes por tipo de jornada .......... 17 Gráfica 9: Actividades de gestión de clase realizadas por los docentes por tipo de jornada .............................................................................................................................................. 17 Gráfica 10: Actividades off-task realizadas por los docentes por tipo de jornada .............. 18 Gráfica 11: Actividades académicas de los docentes por ciclo ............................................ 19 Gráfica 12: Actividades de gestión de clase de los docentes por ciclo ................................ 19 Gráfica 13: Actividades no académicas (off-task) de los docentes por ciclo ....................... 20 Gráfica 14: Materiales utilizados en clase ............................................................................ 21 Gráfica 15: Materiales utilizados en clase por tipo de jornada ............................................ 22 Gráfica 16: Materiales utilizados en clase por ciclo ............................................................. 22 Gráfica 17: Materiales utilizados en clase por asignatura ................................................... 23 Gráfica 18: Porcentaje del tiempo en el aula con estudiantes "off-task" ............................ 24 Gráfica 19: Porcentaje del tiempo en el aula con estudiantes "off-task" por tipo de jornada .............................................................................................................................................. 25 Gráfica 20: Porcentaje del tiempo en el aula con estudiantes "off-task" por ciclo ............. 25 Gráfica 21: Porcentaje del tiempo en el aula con estudiantes "off-task" por asignatura ... 26 Gráfica 22: Uso del tiempo del docente con presencia de estudiantes off-task ................. 27 4


Gráfica 23: Docente en actividades académicas con presencia de estudiantes off-task .... 28 Gráfica 24: Docente en actividades no académicas seleccionadas con presencia de estudiantes off-task .............................................................................................................. 28 Gráfica 25: Uso del tiempo en 6 países de Latinoamérica y referente de la OCDE ............. 32 Gráfica 26: Prácticas pedagógicas en 6 países de Latinoamérica ........................................ 33 Gráfica 27: Uso de materiales en el aula en 6 países de Latinoamérica .............................. 33 Gráfica 28: Alumnos off-task en las aulas de 6 países de Latinoamérica ............................ 34 Gráfica 29: Uso del tiempo de los docentes en Pernambuco y pago de incentivos, 2009 .. 35 Gráfica 30: Resultado en la prueba nacional y tiempo en actividad académica del docente con grupos grandes, México 2011........................................................................................ 35

5


INTRODUCCIÓN En el presente reporte se presentan los resultados de la aplicación de la metodología de Stallings para la observación de las aulas de una muestra de 10 escuelas de educación básica de la República Dominicana. Específicamente, el objetivo de este estudio es analizar el uso del tiempo de instrucción, las prácticas docentes y el uso de materiales en las escuelas del programa piloto de jornada extendida. El programa de jornada extendida inicia en noviembre de 2011, casi al principio del año escolar 2011-2012, con 21 escuelas de educación básica ubicadas en su mayoría en zonas rurales y zonas urbanas de alta marginación. En estas escuelas la jornada escolar es el doble de tiempo de una jornada tradicional; por las mañanas se imparten las actividades escolares con base en el currículo oficial; por las tardes se ofrecen a los estudiantes actividades diversas y enfocadas a reforzar el aprendizaje. Este reporte está organizado de la siguiente manera: en el primer capítulo se presenta un breve resumen sobre la metodología utilizada; enseguida se describen las características de la muestra y la recolección de información. Asimismo, en el capítulo 3 se presentan los indicadores del uso del tiempo y uso materiales por parte de los docentes, en la cuarta sección se presenta un panorama de las actividades de los estudiantes que no trabajan con el docente. Además, en la quinta sección se incluye un breve análisis acerca del grado de interacción entre las actividades del docente y las de los alumnos. En el penúltimo capítulo se presentan algunos indicadores sobre el uso del tiempo de clase en otros países Latinoamericanos y para concluir se presentan algunas consideraciones finales.

I.

MÉTODO DE STALLINGS: UN INSTRUMENTO PARA LA OBSERVACIÓN DEL AULA 1.1. ¿Qué mide el método de Stallings?

En particular, el método de observación de Stallings registra a los participantes, sus actividades y los materiales que se están usando en un aula durante 10 momentos independientes de la hora de clase. En cada “fotografía” o instantánea se registra a las personas, las actividades y los materiales captados en periodos de 10 a 15 segundos. Con la información obtenida, se puede calcular el porcentaje de tiempo que un docente está realizando actividades académicas y no académicas durante la clase. También, este instrumento registra el comportamiento de los estudiantes en el aula incluyendo tanto a los que están atentos a la clase como a los que están socializando o distraídos por otras actividades no relacionadas con el trabajo del maestro.

6


Dentro de un aula de clase, los docentes llevan a cabo actividades del tipo académico y no académico; particularmente en esta segunda categoría se incluyen actividades para la administración de la clase las cuales no forman parte de las actividades de enseñanza de los estudiantes pero que coadyuvan a crear un ambiente positivo y ordenado en el cual se fomenta el aprendizaje. Con base en el instrumento de Stallings, la categoría de actividades académicas está conformada por un conjunto de seis actividades claramente identificables: lectura en voz alta, exposición o demostración, preguntas y respuestas o discusión, repetición o memorización, tareas o trabajo individual y copiado (ver cuadro 1). Asimismo, el conjunto de actividades no académicas está conformado por siete actividades las cuales se enlistan en el cuadro 1. Asimismo, dichas actividades se clasifican en dos tipos: 1) Actividades de administración o gestión de la clase y 2) Actividades no vinculadas a la instrucción o actividades off-task (como se le denomina en inglés). La categoría de gestión de la clase está conformada por las actividades de instrucción verbal, disciplina, administración de la clase y administración de la clase del docente por sí solo. Las actividades off-task de un docente son la interacción social con los alumnos, docente no involucrado o en interacción social con personas externas a la clase y docente fuera del aula (ver Anexo para una descripción completa de las actividades académicas y no académicas). Asimismo, dentro de un aula los estudiantes también realizan actividades académicas y no académicas. Específicamente, las actividades académicas son las mismas enumeradas en el cuadro 1; las actividades de gestión de la clase que realizan los estudiantes son las enumeradas del 7 al 9 en el cuadro 1, y las actividades off-task (no presentadas en el cuadro 1) de los estudiantes son: a) la interacción social con otros compañeros de la clase y b) no estar involucrado en alguna actividad con el docente. Cuadro 1: Actividades en el aula capturadas por el instrumento de Stallings Tipos de Actividad

Actividades académicas o de aprendizaje

Gestión Clase Actividades no académicas

de

la

Docente off-task

Actividades específicas (1) Lectura en voz alta (2)Exposición y/o Demostración (3) Preguntas y/o Respuestas (4) Practicas y/o Memorización (5) Tarea/Trabajo Individual (6) Copiado (7) Instrucción Verbal (8) Disciplina (9) Administración de la clase (10) Docente administra la clase por sí solo (11) Docente fuera de la clase (12) Docente en interacción social con los estudiantes (13) Docente no involucrado o en interacción social con otras personas

7


1.2. ¿Por qué utilizar este método? Existen diferentes estrategias para realizar observaciones en el salón de clases. La mayoría de los métodos son del tipo cualitativo y no están diseñados para presentar resultados estandarizados a gran escala, dificultando realizar un análisis comparativo (Stallings 1985). En años recientes, los investigadores han enfatizado el desarrollo de métodos de observación con medidas de alta confiabilidad y validez (Danielson, McGreal, 2000; Cameron, Connor, & Morrison, 2005; Pianta 2003). En este estudio, se seleccionó la herramienta de observación de aula de Stallings la cual tiene la capacidad de producir resultados estandarizados y de tipo cuantitativo (Stallings 1975; Abadzi, 2006). Asimismo, dicho método permite a los investigadores medir con un alto grado de precisión la dinámica de docentes y estudiantes en el aula, prácticas en la instrucción y el entorno del salón de clase.

II.

CARACTERÍSTICAS INFORMACIÓN

DE

LA

MUESTRA

Y

RECOLECCIÓN

DE

2.1. Tamaño de la muestra Del 15 al 24 de febrero de 2012 se visitaron 10 escuelas públicas de educación básica ubicadas en zonas rurales y urbano marginales. Específicamente, cuatro de las escuelas participan en el programa piloto de jornada extendida y con la finalidad de tener un grupo de comparación se observaron clases de escuelas que operan bajo un esquema de jornada tradicional. En total se observaron 51 clases de educación básica, 28 clases fueron de escuelas de jornada extendida y 23 de escuelas con jornada normal (ver cuadros 2 y 3).

Cuadro 2: Tamaño de muestra por grado Grado 1 2 3

Clases Total 2 5 7

4 5 6 7 8

10 7 2 6 12

Total

51

%

Cuadro 3: Tamaño de muestra por tipo de jornada Jornada

Clases Total

3.9 9.8 13.7

Extendida Mañana Tarde

28 16 7

19.6 13.7 3.9 11.8 23.5

Total

51

% 54.9 31.4 13.7

8


La selección de la muestra fue realizada exclusivamente por el Ministerio de Educación. En una primera etapa se seleccionaron las escuelas de jornada extendida utilizando como principal criterio el incluir escuelas de todos los contextos posibles; una vez determinadas las escuelas de jornada ampliada, se eligieron las escuelas de jornada normal bajo el criterio de similitud en tamaño, contexto y ubicación a las primeras. Las clases de las escuelas de jornada tradicional servirán como grupo de comparación para el análisis de los indicadores.

2.2. Procedimiento de recolección de información Las observaciones de aula fueron realizadas por una consultora externa con experiencia en la aplicación del método de observación de Stallings en otros países de Latinoamérica; ella fue acompañada por personal del Ministerio de Educación quienes se encargaron de facilitar el acceso a las escuelas. Para minimizar el sesgo en la información por cambios en el comportamiento de los docentes o directivos, cada escuela fue informada de la visita con muy pocos días de antelación y no se proporcionó información detallada del objetivo y metodología de las observaciones. Al llegar a cada escuela, se contactó al director o encargado y se solicitó el horario completo de clases de la escuela; de esta forma, la consultora seleccionó aleatoriamente las clases a observar y en la medida de lo posible se seleccionaban clases de las asignaturas de Español, Matemáticas y Ciencias e incluyendo clases de los dos distintos ciclos educativos. En teoría y conforme a lo establecido por el Ministerio, una clase dura 45 minutos y en todas las escuelas debiesen existir horarios establecidos en los cuales se imparten las distintas asignaturas, no obstante, en algunos casos los docentes del ciclo 1 ajustan o modifican los horarios establecidos de acuerdo a su contexto o ritmo de trabajo con los estudiantes.

2.3. Características adicionales observadas en las escuelas de la muestra Al realizar las visitas a las escuelas se observaron algunos aspectos importantes de la gestión y el ambiente escolar las cuales se resumen a continuación con la finalidad de aportar elementos del contexto de la muestra. a. En la mayoría de las escuelas visitadas hay problemas con la organización e identificación del horario escolar. En las escuelas de jornada ampliada, los directores aun realizan ajustes para integrar al horario escolar las actividades adicionales y a los nuevos docentes o tutores (también denominados monitores). En las escuelas de jornada tradicional, donde no han habido cambios recientes, los directores no cuentan con un esquema de organización e identificación de horarios

9


eficiente y esto en algunos casos retrasó la identificación y selección de las clases a observar. b. En general, se observó que hay un considerable número de días de suspensión de las actividades académicas en las escuelas. Primeramente, no se pudieron realizar visitas el 14 de febrero debido a que la mayoría de las escuelas habían suspendido las actividades académicas normales y realizaron festivales. Asimismo, el 17 de febrero, la escuela visitada por la mañana tenía programado un festejo para celebrar el día del estudiante y como resultado de la notificación de la visita de observación fue reprogramado y se impartieron clases normalmente; en ese mismo día la escuela programada para la visita por la tarde suspendió la jornada completa y no fue posible visitarla. Posteriormente, el 22 de febrero la escuela visitada por la tarde tenía programadas actividades de preparación para el carnaval en todas las clases, ante esto, el personal del Ministerio solicitó se impartieran clases de forma tradicional. No obstante, se presentaron dos sacerdotes a realizar una ceremonia religiosa en la escuela y se suspendió una parte de la jornada escolar. c. En la mayoría de las escuelas de jornada tradicional se observó que la duración de jornada (4 horas) difícilmente se cumple. En algunas de las escuelas visitadas, había padres a la salida de la escuela antes del horario oficial de término de la jornada; en otros casos los estudiantes mencionaron que como resultado de la visita habían permanecido más tiempo en la escuela, y en otros casos se observó que los docentes llegaban tarde a la escuela. d. En prácticamente todas las clases observadas, se observó una baja calidad en las técnicas de enseñanza por parte de los docentes. Así como también, en casi todos los casos, se observó un grado de complejidad muy básico en los contenidos expuestos en las clases. e. En algunos casos, se observaron importantes deficiencias en el desempeño académico de los estudiantes; por ejemplo, estudiantes de tercer grado que no leen y estudiantes de octavo grado que copian muy lentamente del pizarrón al cuaderno e impidiendo al docente continuar con otra actividad. f. En las escuelas de jornada ampliada se observó un ambiente escolar más positivo y de comunicación efectiva entre los docentes y los directivos en comparación con las escuelas de jornada tradicional. Asimismo, los docentes mostraron tener una relación más cordial y afectiva con sus estudiantes en comparación con los docentes de las escuelas de jornada tradicional. g. El programa de escuelas de jornada ampliada es un conjunto de múltiples intervenciones que ha beneficiado a una muestra de escuelas. En dichos establecimientos no solo se ha invertido en ampliar la jornada escolar utilizando más recursos para el pago del tiempo extra de los docentes o contratación de nuevos docentes, sino también se han ofrecido cursos de capacitación a docentes y directivos, se han invertido recursos en el mejoramiento del equipamiento e 10


infraestructura de los planteles y se proveen alimentos para el desayuno y la comida ofrecida a los estudiantes, entre otros.

III.

LOS DOCENTES EN EL AULA

3.1. Uso del tiempo de los docentes En esta sección se presentan los principales indicadores del uso del tiempo, uso de materiales y un perfil de la distribución de actividades académicas que realizan los docentes de la muestra de escuelas participantes en este estudio. En la mayoría de los indicadores presentados se hace la distinción entre los resultados de las escuelas de jornada tradicional y las de jornada ampliada. 3.1.1. Panorama general del uso del tiempo Como se presenta en la gráfica 1, en promedio, los docentes de todas las escuelas observadas utilizan el 59 por ciento del tiempo de una clase para realizar actividades de tipo académico. De la misma forma, durante el 30 por ciento del tiempo los docentes realizan actividades de gestión o administración de clase y el 10 por ciento realizan actividades no académicas (off-task). Este indicador nos cuantifica de forma importante la baja eficiencia del sistema educativo; en pocas palabras, el tiempo que efectivamente los estudiantes aprovechan para educarse y aprender en el aula equivale a poco más de la mitad del tiempo de instrucción que está establecido en el calendario escolar oficial. Lo anterior implica que en una clase típica de educación básica, durante los 45 minutos de clase, solo 27 minutos se aprovechan efectivamente para enseñar a los estudiantes, durante más de 13 minutos el docente realiza actividades de gestión de la clase y cerca de 4 minutos el docente atiende asuntos del tipo no académico o que no se requieren realizar en el aula.

Gráfica 1: Uso del tiempo de instrucción

10,6%

30,1% 59,3%

Actividades Académicas

Administración de la Clase

Actividades No Académicas

11


En la gráfica 2 se presentan los mismos indicadores del uso de tiempo por tipo de jornada de la escuela. Se observa que en las escuelas con jornada extendida el tiempo de instrucción es casi 63 por ciento en comparación con un 55 por ciento de las escuelas de jornada tradicional. Asimismo, los docentes de las escuelas de jornada ampliada utilizan menos tiempo para realizar actividades de gestión de clase, aunque está diferencia con respecto a los docentes de escuelas de jornada normal solo asciende a 2.5 puntos porcentuales. Finalmente, se observa que los docentes de escuelas con jornada normal utilizan más tiempo para realizar actividades off-task en comparación con las escuelas de jornada ampliada, y la diferencia es estadísticamente significativa y asciende a más de 5 puntos porcentuales. Gráfica 2: Uso del tiempo de instrucción por tipo de jornada escolar 70% 60%

62,9% 55,0%

50% 40%

31,4% 28,9%

30%

Normal Extendida

20%

13,5% 8,2%

10% 0% Actividades Académicas

Administración de la Clase

Actividades No Académicas

Es importante tener presente que la metodología de Stallings consiste de 10 instantáneas o fotografías diferentes de un aula de clases típica. Por ello, con los datos recolectados se obtiene información valiosa acerca de la dinámica ocurrida durante todo el periodo de clase. En la gráfica 3 se observa que al estimar el uso del tiempo en actividades académicas por el número de la instantánea se observan variaciones importantes de acuerdo al momento y al tipo de jornada escolar. Por ejemplo, en promedio, en la 4ª observación (15 minutos después del inicio de la clase) los docentes de las escuelas con jornada extendida alcanzan el máximo porcentaje, 75 por ciento, del tiempo en actividades académicas, en contraste, con las escuelas de jornada tradicional donde el máximo porcentaje, 69.6 por ciento, se alcanza hasta la sexta observación (23 minutos después de iniciada la clase). Asimismo, se observa que en la mayoría de los momentos de observación la distribución de las escuelas de jornada ampliada está por encima de la de escuelas de jornada normal, lo cual refuerza que en promedio los docentes de escuelas de 12


jornada ampliada están en actividad académica más tiempo que los de jornada tradicional.

Gráfica 3: Uso del tiempo de instrucción por número de instantánea

70% 60% 50% 40% 30% 1

2

3

4

Muestra Total

5

6 Normal

7

8

9

10

Extendida

Con el instrumento de Stallings también se puede capturar de forma estandarizada la proporción de alumnos de una clase con las que trabaja el docente. En la gráfica 4 se presenta el tiempo en actividad académica desagregado por el tamaño del grupo con el cual trabaja el docente y se presenta para las escuelas de jornada normal, jornada extendida y la muestra completa. Se observa que en las escuelas de jornada extendida los docentes trabajan casi el 47 por ciento del tiempo de clase con un grupo grande (seis o más alumnos) mientras que en las escuelas de jornada normal solo lo hacen un 34.5 por ciento del tiempo. La proporción del tiempo en que el docente trabaja con toda la clase es ligeramente superior en las escuelas con jornada normal (6.6 por ciento) que en las escuelas con jornada extendida (5 por ciento).

13


Gráfica 4: Uso del tiempo de instrucción por tamaño de grupo y tipo de jornada 70% 5,0%

60% 50%

5,7%

6,6% Toda la clase

40% 30%

46,8%

34,5%

Grupo grande

41,3%

Grupo pequeño Un estudiante

20% 10% 0%

7,4% 6,6%

5,7% 5,4%

6,5% 5,9%

Normal

Extendida

Muestra Total

3.1.2. Uso del tiempo por ciclo escolar

Analizando la información por ciclo educativo se encuentra que para toda la muestra de escuelas el tiempo efectivo de instrucción es 9 puntos porcentuales superior para los estudiantes del ciclo 2 en comparación con los estudiantes del ciclo 1 (ver gráfica 5). En las escuelas de jornada tradicional el tiempo efectivo de instrucción es similar entre los docentes que imparten clases en los dos ciclos. Y en contraste, en las escuelas de jornada extendida, los docentes asignan un mayor tiempo de instrucción en las clases del ciclo 2 en comparación con las del ciclo 1. Gráfica 5: Uso del tiempo de instrucción por ciclo y tipo de jornada 80%

70,6%

70% 60%

63,6% 56,7%

53,2%

52,5%

54,6%

50% 40%

ciclo 1

30%

ciclo 2

20% 10% 0% Normal

Extendida

Muestra total

3.1.3. Uso del tiempo por asignatura

Se observaron clases de diversos cursos, no obstante, se priorizó en observar asignaturas académicas de Español, Matemáticas, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales. Para las 14


escuelas de jornada extendida también se observaron cursos de tutoría y talleres los cuales eran impartidos principalmente por las tardes. En las gráfica 6 se observa que para todas las asignaturas el tiempo de instrucción es menor en las escuelas con jornada tradicional. Asimismo, sobresale el caso de los cursos de Matemáticas en donde la diferencia en el tiempo en actividad académica entre los dos tipos de escuelas es substancial; en las escuelas con jornada normal se utiliza efectivamente un 55 por ciento del tiempo de clase y en las de jornada extendida un 73 por ciento, es decir 18 puntos porcentuales de diferencia. Un aspecto que sobresale es el tiempo en actividad académica en las tutorías y talleres de las escuelas de jornada extendida, el cual asciende, en promedio, al 70 por ciento del tiempo de una clase. Lo anterior revela que los estudiantes de las escuelas participantes en el programa si están ofreciendo más tiempo de instrucción a los estudiantes que asisten a ellas. Gráfica 6: Uso del tiempo de instrucción por asignatura y tipo de jornada 80% 70% 60% 50%

73,6%

66,7% 70,0% 55,0% 56,0%

55,6%

48,9%

70,0% 53,3% 43,3%

40,0%

40% 30% 20% 10% 0%

C. Naturales

C. Sociales

Español

Normal

Matemáticas

Otras

Tutoría o Taller

Extendida

3.1.4. Varianza en el tiempo de instrucción entre escuelas

A continuación se presenta el porcentaje de tiempo en actividad académica promedio por escuela observada. Dado que la muestra es pequeña se presentan los promedios para cada una de las 10 escuelas de la muestra separando por tipo de jornada escolar. En la gráfica 7 se observa que el rango del tiempo efectivo de instrucción entre las escuelas de jornada tradicional asciende a 35 puntos porcentuales; por su parte en las escuelas de jornada extendida la diferencia entre la escuela más efectiva y la menos efectiva es de 16 puntos porcentuales. Esta evidencia puede indicar que hay más heterogeneidad en el uso del tiempo entre las escuelas de jornada tradicional.

15


Gráfica 7: Porcentaje del tiempo en actividad académica por escuela y tipo de jornada 75% 70%

70,0%

65%

65,0%

60%

60,0% 56,4%

55% 50% 45%

68,8% 68,6% 60,0% 52,9%

47,5%

40% 35%

35,0%

30% Normal

Extendida

3.2. Prácticas de los docentes A continuación se presenta la descomposición de las actividades académicas y no académicas que se llevan a cabo en las escuelas de la muestra. Concretamente, se presentarán los indicadores para toda la muestra, por ciclo y diferenciando por el tipo de jornada. En esta sección, no se presentan indicadores por asignatura porque tal desagregación no puede realizarse con el actual tamaño de la muestra. 3.2.1. Panorama general de las actividades de los docentes

En la gráfica 8 se presenta la distribución de las actividades académicas capturadas en el instrumento de observación de Stallings; cada actividad está en términos del tiempo total de la clase, por lo anterior, la suma de los porcentajes es igual al porcentaje del tiempo en actividad académica presentado en la sección 3.1.1. Se advierte que a lo largo de toda la muestra las prácticas más frecuentes utilizadas en el aula son: las preguntas y el debate con un 22 por ciento de uso, el trabajo individual con 11 por ciento del tiempo y el copiado con un 12 por ciento del tiempo de clase. En las escuelas de jornada extendida se asigna más tiempo, en prácticamente todas las actividades académicas, en comparación a las escuelas de tiempo completo, la única excepción es la actividad de lectura en voz alta. No obstante, las principales diferencias se presentan en las actividades de debate/discusión y exposición.

16


Gráfica 8: Actividades académicas realizadas por los docentes por tipo de jornada 70% 60%

12,9%

12,2%

50%

11,4%

40%

10,9% 0,4%

2,1%

11,2% 1,4%

19,7%

23,9%

22,0%

5,7% 7,0%

9,3% 3,2%

7,7% 4,9%

Normal

Extendida

Muestra Total

30% 20% 10% 0%

11,4%

Copiado Tarea/trabajo individual Práctica/memorización Debate/discusión Exposición/demostración Lectura en voz alta

Por otra parte, en la gráfica 9 se presenta la distribución de actividades de administración de la clase en las escuelas de la muestra y diferenciando por tipo de jornada. Como ya se mencionó previamente, el porcentaje total que los docentes utilizan para hacer estas actividades es mayor en las escuelas de jornada normal, de esta forma en dichas escuelas los docentes realizan más administración de la clase solos, más actividades de disciplina y durante un poco más de tiempo dan instrucciones a los estudiantes en comparación con los docentes de las escuelas de jornada ampliada. En contraste, en las escuelas de jornada ampliada los docentes asignan más tiempo a actividades de administración de la clase en conjunto con los estudiantes.

Gráfica 9: Actividades de gestión de clase realizadas por los docentes por tipo de jornada 35,0% 30,0% 25,0% 20,0%

8,7%

5,0%

6,7%

7,4%

10,7%

9,2%

15,0% 10,0% 5,0%

Administración de la clase (solo) Administración de la clase Disciplina

8,3%

7,1%

7,7%

7,0%

6,1%

6,5%

Normal

Extendida

Muestra Total

Instrucción verbal

0,0%

17


En las actividades no académicas o denominadas off-task (gráfica 10) se observa una diferencia notable entre las clases de los dos tipos de jornadas. Específicamente, en las escuelas con jornada tradicional los docentes se ausentan del aula, en promedio, un 6.6 por ciento del tiempo de clase en comparación con 1.1 por ciento de ausencia del docente en las escuelas con jornada extendida. En las actividades de interacción social con alumnos o con personas externas a la clase el patrón de uso de tiempo de los docentes es casi idéntico entre los dos tipos de escuelas. Gráfica 10: Actividades off-task realizadas por los docentes por tipo de jornada 16,0% 14,0% 12,0% 10,0%

Docente fuera del aula

6,6% 3,5%

8,0%

1,1%

6,0% 4,0%

5,7%

5,7%

5,7%

1,3%

1,4%

1,4%

Normal

Extendida

Muestra Total

Interacción social del docente Interacción social

2,0% 0,0%

3.2.2. Prácticas de los docentes por ciclo

Abajo se presenta la distribución de las prácticas académicas desglosada por ciclo educativo. En ambos ciclos la principal actividad que realizan los docentes es la realización de preguntas y respuestas o debates en clase, específicamente esta actividad ocupa el 20 por ciento del tiempo en las clases del ciclo 1 y casi 24 por ciento en las clases del ciclo 2. También el copiado y la exposición son utilizadas con más frecuencia por parte de los docentes del ciclo 2 en comparación con los del ciclo 1. En cambio, el trabajo individual es más utilizado como práctica de enseñanza en las clases del ciclo 1 y es la segunda actividad más frecuente en dicho ciclo. Finalmente, en promedio, las actividades de práctica y memorización son escasamente utilizadas en ambos ciclos.

18


Gráfica 11: Actividades académicas de los docentes por ciclo 70% 60% 50%

14,1% 10,0%

40%

12,9%

30%

1,3%

20%

12,2% Copiado

9,7% 1,5% 23,8%

20,0%

11,2% 1,4%

Tarea/trabajo individual Práctica/memorización Debate/discusión

22,0%

Exposición/demostración Lectura en voz alta

10% 0%

4,6% 5,8%

10,4% 4,1%

7,7% 4,9%

Ciclo 1

Ciclo 2

Muestra Total

En la gráfica 12 se presenta el tiempo en actividades de gestión de clase por ciclo escolar y para toda la muestra. En específico, se observa que los docentes del ciclo 1 asignan, en promedio, 36 por ciento del tiempo de clase a este tipo de actividades mientras los docentes del ciclo 2 asignan un 24.5 por ciento del tiempo. La principal diferencia entre ambos ciclos es que los docentes del ciclo 1 utilizan más tiempo para disciplinar y mantener el orden en clase y para realizar actividades de administración de clase en conjunto con los estudiantes.

Gráfica 12: Actividades de gestión de clase de los docentes por ciclo 40,0% 35,0%

6,7%

30,0% 25,0%

10,0%

9,2% 12,5%

Administración de la clase (solo) Administración de la clase

6,7%

20,0% 15,0%

6,7%

Disciplina

8,6% 7,7%

10,0%

Instrucción verbal

3,3% 5,0%

7,1%

5,9%

6,5%

Ciclo 1

Ciclo 2

Muestra Total

0,0%

19


Las actividades off-task que realizan los docentes se presentan en la gráfica 13, se observa que en promedio, los docentes del ciclo 2 asignan casi el 12 por ciento del tiempo de clase para este tipo de actividades mientras que los del ciclo 1 utilizan cerca del 9 por ciento. En ambos ciclos la actividad preponderante es la interacción social del docente con personas externas a la clase.

Gráfica 13: Actividades no académicas (off-task) de los docentes por ciclo 14,0% 12,0% 10,0%

4,5% 3,5%

8,0%

2,5% Interacción social del docente

6,0% 4,0%

Docente fuera del aula

4,6%

6,7%

5,7%

0,7%

1,4%

Ciclo 2

Muestra Total

Interacción social

2,0% 2,1% 0,0% Ciclo 1

3.3. Materiales utilizados por los docentes En esta sección se presenta el panorama del uso de materiales por parte de los docentes mientras realizan una actividad académica en clase. Al igual que en la sección previa se presenta la distribución para toda la muestra, por ciclo, por asignatura y distinguiendo por el tipo de jornada escolar. 3.3.1. Panorama del uso de materiales

Los datos recolectados muestran que la pizarra o tablero es el material más utilizado en las escuelas de la muestra, en específico, este material se utiliza en casi 31 por ciento del tiempo que el docente enseña a sus estudiantes. En promedio, 28 por ciento del tiempo los docentes utilizaban los elementos de escritura (cuaderno, etc.), y en tercer lugar, en el 26.5 por ciento del tiempo de instrucción el docente no utiliza ningún material como apoyo a la enseñanza (ver gráfica 14). También, es evidente el escaso uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) las cuales se utilizan, en promedio, solo el 1 por ciento del tiempo en que los docentes están en una actividad académica en clase. Por último, en ninguna de las clases 20


observadas se presentó la categoría de trabajo cooperativo y por ello se refleja una participación nula de esta actividad. Es importante clarificar que si bien está categoría no constituye un material en sí, se incluye en el instrumento con el objeto de capturar el tiempo en que los estudiantes desarrollan el aprendizaje cooperativo y se estimulan habilidades de orden cognitivo superior. Este resultado indica que en las escuelas participantes en el estudio aún persiste una preferencia por parte de los docentes hacia modelos de enseñanza tradicional en donde se planifican actividades homogéneas para todos los estudiantes.

Gráfica 14: Materiales utilizados en clase

1,0%

0,0%

7,3%

Sin Material 26,5%

Libro de Texto Cuaderno

30,8%

Pizarra 6,3%

Material Didáctico TIC

28,1%

Cooperativo

Si se analiza el uso de materiales por el tipo de jornada en la escuela se encuentran diferencias importantes (ver gráfica 15). En las escuelas de jornada extendida el material más utilizado es el cuaderno con casi 32 por ciento del tiempo, por otro lado, en las escuelas de jornada tradicional la pizarra es el material más utilizado. Resalta también que en las escuelas de jornada extendida es escaso el uso de libros de texto en comparación con las escuelas de jornada tradicional.

21


Gráfica 15: Materiales utilizados en clase por tipo de jornada 100%

4,0%

90% 80%

35,7%

70%

9,7%

7,3%

27,3%

30,8%

TIC

60% 50%

Material Didáctico

23,0%

31,8%

28,1%

4,5%

6,3%

28,6%

25,0%

26,5%

Normal

Extendida

Muestra Total

40% 30%

8,7%

Pizarra Cuaderno

20% 10%

Cooperativo

Libro de Texto Sin Material

0%

3.3.2. Uso de materiales por ciclo

En la gráfica 16 se presenta la distribución del uso de materiales por ciclo educativo; en ambos ciclos el material más utilizado por los docentes es la pizarra y se utiliza con mayor frecuencia por parte de los docentes del ciclo 2. Además, el segundo material más utilizado en ambos ciclos es el cuaderno o elementos de escritura. Finalmente, es notorio que en el ciclo 1 los libros de texto se utilizan, en promedio, un 13 por ciento del tiempo de instrucción, mientras que en el ciclo 2 dicho material apenas se utiliza en el uno por ciento del tiempo. Gráfica 16: Materiales utilizados en clase por ciclo 100%

5,3%

90% 80%

8,8%

28,2% 32,7%

70%

7,3% 30,8%

TIC

60% 50%

Material Didáctico

27,5% 28,7%

40% 30%

13,0%

28,1%

Pizarra Cuaderno

1,2%

6,3%

26,0%

26,9%

26,5%

ciclo 1

ciclo 2

Muestra Total

20% 10%

Cooperativo

Libro de Texto Sin Material

0%

22


3.3.3. Uso de materiales por asignatura

Para complementar el análisis, en la gráfica de abajo se presenta la distribución del uso de materiales por asignatura. Los aspectos más relevantes que nos revela la gráfica 17 son los siguientes: 1) En promedio, en las clases de matemáticas, el 58 por ciento del tiempo efectivo de clase se utiliza la pizarra; 2) En las clases de Ciencias Sociales y Ciencias Naturales, alrededor del 40 por ciento del tiempo no se utiliza ningún material como apoyo para la instrucción; 3) En los cursos de Español y en las tutorías y talleres de las escuelas con jornada extendida, los elementos de escritura son los materiales más utilizados; finalmente, 4) El libro de texto es más utilizado en las clases de Ciencias Sociales con un 16 por ciento del tiempo de actividad académica. Gráfica 17: Materiales utilizados en clase por asignatura 100% 90% 80% 70%

9%

2% 16%

15% 18%

5%

20%

16%

Cooperativo 21%

60%

58%

59%

20%

38%

50%

15%

40%

3%

39%

TIC Material Didáctico

18%

Pizarra 8%

30% 20%

4%

43%

45% 20%

28%

33%

3% 14%

0% 14%

0% 14%

Español

Matemáticas

Otras

Tutoría o Taller

10%

Cuaderno Libro de Texto Sin Material

0% C. Naturales

IV.

C. Sociales

ESTUDIANTES EN EL AULA

En esta sección, se presentan los hallazgos más relevantes relacionados al comportamiento de los estudiantes en el aula. Es importante tener en cuenta que la caracterización de las actividades de los estudiantes es más compleja que la de los docentes y esto es debido a que los estudiantes de una clase pueden estar en varias actividades en un mismo momento.

4.1. Estudiantes en actividades no académicas “off-task” En promedio, en el 40 por ciento del tiempo de clase hay al menos un grupo pequeño de estudiantes conversando o en interacción social; un resultado aún más sorprendente es que en más del 80 por ciento del tiempo de clase se registró la presencia de al menos un 23


estudiante no involucrado con la actividad del docente y en 88 por ciento del tiempo al menos un estudiante se encontraba en alguna de estas dos actividades no académicas (off-task). Si acotamos el análisis para identificar la presencia de grupos grandes de estudiantes en actividades off-task, se observa que en 13 por ciento del tiempo hay un grupo grande en interacción social, en 29 por ciento un grupo grande de alumnos no está involucrado y en el 33 por ciento del tiempo de instrucción sucede alguno de estos dos fenómenos con un grupo de 6 o más estudiantes en el aula (ver gráfica 18).

Gráfica 18: Porcentaje del tiempo en el aula con estudiantes "off-task" 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0%

88%

83%

40% 29%

33%

13%

Interacción Social

Alumno No Involucrado

Al menos un Estudiante

Ambos

Grupo Grande

En la gráfica 19 se presenta el porcentaje del tiempo en que se registra la presencia de alumnos off-task por tipo de jornada. En particular, se observa que en las clases de escuelas con jornada extendida es más frecuente la presencia de al menos un estudiante en actividades off-task en comparación con las escuelas de jornada tradicional; no obstante, cuando se analiza la presencia de grupos grandes de estudiantes la diferencia entre las escuelas de jornada extendida y jornada normal es mínima (1 por ciento). Es importante que el lector tenga en cuenta que la gráfica 18 presenta el tiempo de clase en donde se hay alumnos en las dos situaciones off-task: interacción social o alumnos no involucrados, es decir, estas cifras son equivalentes en su cálculo a la tercera columna de la gráfica 18.

24


Gráfica 19: Porcentaje del tiempo en el aula con estudiantes "off-task" por tipo de jornada 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0%

90%

86%

34%

33%

Normal

88%

Extendida Al menos un Estudiante

33%

Muestra Total Grupo Grande

4.1.1. Estudiantes “off-task” por ciclo

La gráfica 20 muestra el porcentaje de tiempo en que se registran alumnos en alguna de las dos actividades off-task (interacción social o alumnos no involucrados) por ciclo educativo. En términos generales, la gráfica nos muestra que durante la mayor parte de una clase hay presencia de estudiantes que no trabajan con el docente y en el primer ciclo este fenómeno es más pronunciado. Específicamente, para las clases del ciclo 1, en promedio, 92 por ciento del tiempo hay al menos un estudiante off-task en comparación con un 85 por ciento del tiempo en las clases del ciclo 2. Si se analiza la presencia de grupos grandes de estudiantes, en promedio, 44 por ciento del tiempo hay estudiantes off-task en las clases del ciclo 1.

Gráfica 20: Porcentaje del tiempo en el aula con estudiantes "off-task" por ciclo 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0%

92%

88%

85%

44% 33% 24%

Ciclo 1

Ciclo 2 Al menos un Estudiante

Muestra Total Grupo Grande

25


4.1.2. Estudiantes “off-task” por asignatura

En la gráfica 21 se observa que el porcentaje de tiempo de instrucción con presencia de alumnos off-task es similar entre las diferentes asignaturas. Más aun en las clases de Español y en las tutorías o talleres, prácticamente durante toda una clase (más del 90 por ciento del tiempo) hay al menos un alumno realizando una actividad que no contribuye a su aprendizaje. Si se identifica la presencia de grupos grandes de estudiantes en actividades off-task destacan las clases de Ciencias Naturales en donde, en promedio, más de la mitad del tiempo de clase hay un grupo de 6 o más estudiantes no involucrados con el docente o en actividades sociales. Gráfica 21: Porcentaje del tiempo en el aula con estudiantes "off-task" por asignatura 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0%

86%

87%

94% 83%

54% 40%

35% 27%

22%

C. Naturales

C. Sociales

Español

Al menos un Estudiante

V.

93% 85%

Matemáticas

26%

Otras

Tutoría o Taller

Grupo Grande

INTERACCIÓN DE ESTUDIANTES Y MAESTROS

En esta sección se presentan algunos indicadores cuyo objetivo es proveer evidencia para responder a las interrogantes de ¿cómo se afecta el uso del tiempo del docente cuando los estudiantes no están atentos a su clase? o ¿qué hacen algunos estudiantes en el aula ante algunas actividades de los docentes? y de esta forma contribuir a entender la dinámica de interacción entre el docente y los estudiantes en el aula de clase.

5.1. Actividades de los docentes y alumnos off-task En la gráfica 22 se presenta la distribución del tiempo de los docentes condicionada a que hay al menos un estudiante off-task en su clase (es decir estudiantes en interacción social 26


o no involucrados). La gráfica revela que cuando hay estudiantes en interacción social, los docentes disminuyen casi un 9 por ciento su tiempo efectivo de enseñanza en comparación con el tiempo promedio de instrucción de la muestra; lo anterior se observa en la primera columna azul de la gráfica de abajo en donde se indica un 50.5 por ciento del tiempo en actividades académicas con presencia de estudiantes en interacción social y se compara con la última columna azul la cual muestra el porcentaje promedio de toda la muestra. Por otro lado, la presencia en el aula de estudiantes no involucrados, parece no afectar el tiempo de instrucción del docente, lo anterior se observa en la proporción del tiempo en actividad académica condicionada a que al menos hay un estudiante no involucrado, 58.8 por ciento, la cual es muy similar a la del promedio general de la muestra.

Gráfica 22: Uso del tiempo del docente con presencia de estudiantes off-task 70,0% 60,0% 50,0%

59,3%

58,8% 50,5% 49,5% 41,2%

40,7%

40,0% 30,0% 20,0% 10,0% 0,0% Estudiante en Interacción Social

Estudiantes No involucrados

Docente en Actividad Académica

Promedio general

Docente en Actividad No Académica

En la gráfica 23, se presenta la distribución de cada una de las actividades académicas que realizan los docentes condicionada a la presencia de estudiantes en actividades off-task. De la gráfica se observa que en las aulas donde hay estudiantes en interacción social (columnas en color rojo) el tiempo utilizado para cada actividad académica disminuye en relación al promedio de la muestra (columnas en color morado), la excepción es la actividad de copiado. Asimismo, la actividad que más se afecta es la del debate o discusión o preguntas y respuestas. Finalmente, en las aulas donde hay presencia de alumnos no involucrados (columnas en color verde) el tiempo en actividad académica de los docentes es prácticamente igual al promedio de la muestra.

27


Gráfica 23: Docente en actividades académicas con presencia de estudiantes off-task 25%

22% 22%

20% 15%

12% 11%

11%11% 10%

10% 5%

16%

15%

8% 8% 4% 5% 5%

6%

0%

1% 1%

0% Lectura en voz alta

Exposición

Debate

Estudiante en Interacción Social

Práctica

Estudiantes No involucrados

Trabajo individual

Copiado

Promedio general

Del mismo modo, en la gráfica 24 se presenta la distribución de algunas actividades no académicas del docente condicionada a la presencia de estudiantes off-task en el aula. De la gráfica se interpreta que, en promedio, los docentes no aumentan su proporción de tiempo en actividades como la disciplina o la instrucción verbal cuando tienen estudiantes off-task y en su lugar dedican más tiempo a realizar actividades de gestión de clase y a interactuar socialmente con sus estudiantes. En pocas palabras, estos resultados nos aportan evidencia de que la presencia de estudiantes en interacción social está asociada a un menor tiempo efectivo de instrucción y los docentes de la muestra invierten poco esfuerzo para establecer el orden de los estudiantes en la clase e involucrar a las actividades académicas a los estudiantes no involucrados. Gráfica 24: Docente en actividades no académicas seleccionadas con presencia de estudiantes off-task 12,0%

10,8%

10,3% 10,0% 8,0% 6,0%

8,3% 7,7%

9,3% 9,2% 8,3% 7,4% 6,7%

6,4% 6,5% 5,7%

4,0% 2,0% 1,4%1,4%

2,0% 0,0% Instrucción verbal

Disciplina

Estudiante en Interacción Social

Admón. de la clase

Admón. de la clase (solo)

Estudiantes No involucrados

Interacción social

Promedio general

28


5.2. Actividades de los estudiantes ante diversas prácticas de los docentes Primeramente, en el cuadro 4 se presenta el porcentaje del tiempo que un docente trabaja con toda la clase o con una proporción de estudiantes de la clase para dos actividades académicas seleccionadas. Analizando el trabajo del docente en las dos actividades, se observa que cuando la actividad que realiza el docente es el debate o discusión, en promedio, solo el 9 por ciento del tiempo trabaja con toda la clase y por lo tanto el 91 por ciento del tiempo trabaja solo con una parte de los estudiantes de su clase. De la misma forma, cuando el docente lidera una actividad de trabajo individual con los estudiantes, menos del 2 por ciento del tiempo lo hace con toda la clase y casi 98 por ciento del tiempo es solo con una parte de los estudiantes de una clase.

Cuadro 4: Actividades del docente y tamaño del grupo de estudiantes involucrados en la actividad del docente Actividades de los Docentes Tamaño del grupo

Toda la clase Con un estudiante, grupo pequeño o grupo grande

Debate/ Tarea/trabajo discusión individual 8.9%

1.8%

91.1%

98.2%

En el cuadro 5 se presenta la distribución del tiempo de las actividades de los estudiantes que no trabajan con el docente para algunas actividades seleccionadas. En promedio, cuando los docentes realizaron actividades de preguntas y respuestas o discusión, el 16 por ciento del tiempo había estudiantes trabajando de forma individual, en 26 por ciento del tiempo había un grupo de alumnos conversando entre ellos y en 83 por ciento del tiempo había por lo menos un estudiante no involucrado, un patrón similar ocurre cuando el docente supervisa el trabajo individual de los estudiantes. Cuando el docente realiza actividades de gestión de forma autónoma, en más del 90 por ciento del tiempo hay estudiantes no involucrados y en casi 65 por ciento del tiempo hay estudiantes en interacción social. Finalmente, cuando el docente está fuera del aula, se encuentra que durante el 50 por ciento del tiempo hay estudiantes trabajando, 44 por

29


ciento del tiempo hay estudiantes conversando y 83 por ciento del tiempo hay presencia de estudiantes no involucrados en ninguna actividad académica. Cuadro 5: Distribución de actividades de los estudiantes condicionada a algunas actividades del docente Actividades de los docentes Admón. Docente Debate/ Tarea/trabajo de la fuera del discusión individual clase aula (solo) Estudiantes en actividad académica distinta Lectura en voz alta 0.00% 0.00% 0.00% 0.00% Exposición/demostración 0.00% 0.00% 0.00% 0.00% Debate/discusión 0.00% 0.00% 0.00% 0.00% Práctica/memorización 0.00% 0.00% 0.00% 0.00% Tarea/trabajo individual 16.07% 14.04% 20.59% 55.56% Copiado 3.57% 3.51% 23.53% 11.11% Actividades de los estudiantes que no siguen al docente

Estudiantes en actividad no académica Instrucción verbal 0.00% Interacción social 26.79% Estudiante no involucrado 83.04% Disciplina 0.00% Administración de la clase 2.68%

VI.

0.00% 35.09% 84.21% 0.00% 3.51%

0.00% 64.71% 91.18% 0.00% 5.88%

0.00% 44.44% 83.33% 0.00% 0.00%

ESCUELAS DE JORNADA EXTENDIDA

El calendario escolar oficial, publicado por el Ministerio de Educación, establece que en los centros educativos de educación básica con jornada normal se ofrecen 5 periodos de clase al día, de 45 minutos cada uno. En las escuelas de jornada matutina, las clases son impartidas de las 8:00 a las 12:30 horas y en las escuelas con jornada vespertina el horario es de 14:00 a 16:00 horas. Por otro lado, en las escuelas de jornada extendida el horario oficial es de 8:00 a 16:00 horas con aproximadamente 3 recesos y en donde se ofrecen a los estudiantes 5 periodos de clase por la mañana y 3 periodos de talleres o actividades de tutoría por la tarde, dando un total de 8 periodos de 45 minutos. 30


La información oficial del tiempo de clase se resume en el cuadro 6, asimismo, utilizando el indicador del porcentaje de tiempo en el cual los docentes están en una actividad académica (presentado en la sección 3.1.1), se obtiene una estimación del tiempo efectivo de instrucción en ambos tipos de escuelas. En el cuadro se observa que, en promedio, en las escuelas de jornada normal los estudiantes trabajan 2.1 horas (124 minutos) diarias en una actividad de aprendizaje con los docentes. Por su parte, en las escuelas de jornada extendida el tiempo de instrucción efectiva asciende a 3.8 horas (226 minutos) diarias, es decir casi el doble del tiempo que el ofrecido en las escuelas de jornada normal.

Jornada

Cuadro 6: Tiempo oficial de clase y tiempo efectivo de clase en escuelas de jornada normal vs. extendida Estimación del tiempo efectivo de Tiempo oficial de clase clase Periodos (45 minutos c/u)

Minutos

Horas

tiempo en actividad académica

Minutos

Horas

Normal

5

225

3.75

55%

124

2.1

Extendida

8

360

6

63%

226

3.8

En resumen, la evidencia recolectada mediante el método de Stallings nos indica que en las escuelas de jornada extendida los docentes hacen un uso más eficiente del tiempo de instrucción en comparación con los docentes de las escuelas de jornada normal; de esta forma, los estudiantes de las escuelas de jornada extendida reciben casi el doble de tiempo de instrucción en relación a los estudiantes de escuelas de una jornada normal. Es importante considerar que este resultado es únicamente para las escuelas de la muestra y no considera otros factores como la calidad de las prácticas pedagógicas ni el dominio de los contenidos curriculares, etc.

VII.

EVIDENCIA DEL USO DEL TIEMPO PARA AMÉRICA LATINA

La información recolectada por el método de Stallings es de gran utilidad para las autoridades educativas, directores, maestros y todos aquellos interesados en mejorar la efectividad del sistema educativo; dicho instrumento nos permite entrar al salón de clase de una manera más profunda, observar y sistematizar las prácticas del docente, los materiales que utilizan y la interacción docente-alumno para mejorar nuestro entendimiento de lo que ahí sucede. En esta última sección se presenta una breve síntesis con los principales indicadores acerca del uso del tiempo en el aula en otros países latinoamericanos los cuales participan en el estudio sobre la calidad de los docentes en América Latina que actualmente realiza el Banco Mundial. Específicamente, se incluye información sobre el uso del tiempo de 31


instrucción de los docentes en Río de Janeiro, Brasil; Honduras; Jamaica; el Distrito Federal, México y algunos referentes de buenas prácticas que recomienda la OCDE. Estos indicadores contribuyen a poner un referente en el contexto internacional a los resultados de la muestra de escuelas de la República Dominicana. A continuación se presentan los resultados más importantes que se observan en las aulas de clase en Latinoamérica. 1)

El uso del tiempo de los docentes en Latinoamérica está muy distante del referente de buenas prácticas de la OCDE. La gráfica 25 demuestra como los docentes aun están lejos de alcanzar un 85 por ciento del tiempo en actividades de aprendizaje y solamente un 15 por ciento dedicado a la gestión de la clase. Se encuentra que Colombia destaca por su mayor proporción de tiempo en actividad académica—un 66 por ciento del tiempo, mientras que la muestra en la capital de México (Distrito Federal) tuvo un promedio de solo 52 por ciento del tiempo en actividades de aprendizaje.

Gráfica 25: Uso del tiempo en 6 países de Latinoamérica y referente de la OCDE 85%

90% 80% 70% 60% 52% 50% 39% 40%

62%

59%

31%

30%

30% 20% 10%

9% 4%

66%

64%

62%

11% 4%

22%

21% 16% 7% 2%

6%

25% 15%

12% 4%

9% 6%

0% México, D.F.

R.Dominicana

Actividades Académicas

2)

Jamaica

Río, Brasil

Administración de la Clase

Honduras

Colombia

Actividades No Académicas

OCDE

Docente Ausente

En la mayoría de los países del estudio la práctica docente está centrada en el trabajo individual, la demostración o exposición y la discusión o debate.

32


Gráfica 26: Prácticas pedagógicas en 6 países de Latinoamérica 70% 60% 50%

6%

40%

15%

12% 11%

5%

4%

19%

16%

2%

20%

13%

22%

10%

11% 4%

8% 5%

21% 4%

México, D.F.

R.Dominicana

Río, Brasil

3)

1%

1%

12%

30%

0%

16%

1% 1%

8% 13%

11%

16%

14%

23% 10% 7%

18% 4%

25% 3%

Jamaica

Honduras

Colombia

Lectura Voz Alta

Exposición

Preguntas/Debate

Memorización

Trabajo Individual

Copiar

En Latinoamérica predomina el uso de la pizarra y es muy escaso el uso de las tecnologías de la información (TICs) en las actividades de instrucción. Entre los países del estudio, se encontró que los docentes trabajan entre un 19 por ciento del tiempo en México y un 39 por ciento en Honduras con la pizarra o tablero. En todos los países también se observó que entre 8 y 10 minutos de la clase, no se utilizan materiales durante actividades de aprendizaje. Este resultado es importante porque da información sobre que tan frecuente se usan materiales nuevos (como las TICs) y que tanto permanece el uso de materiales más convencionales (como la pizarra). Gráfica 27: Uso de materiales en el aula en 6 países de Latinoamérica 45% 39%

40% 35%

33%

31% 26%

30%

33% 30% 24%

25% 20%

19% 15%

16%

16%

14%

15% 10% 5%

3%

1%

1%

1%

0%

2%

0% México, D.F. R.Dominicana

Jamaica

Pizarra

Río, Brasil

Sin Material

Honduras

Colombia

TIC

33


4)

En las aulas de América Latina, un gran porcentaje del tiempo de clase hay presencia de estudiantes en actividades off-task. Como se demuestra en la gráfica de abajo, entre todos los países se encuentra que por lo menos en la mitad del tiempo instructivo hay al menos un estudiante en interacción social o no involucrado con el docente, asimismo en al menos el 20 por ciento del tiempo de una clase hay un grupo de 6 o más estudiantes en actividades off-task. Gráfica 28: Alumnos off-task en las aulas de 6 países de Latinoamérica 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0%

88%

57%

33% 23%

20%

México, D.F. R.Dominicana

Jamaica

Al menos un Estudiante

5)

67%

65%

63%

61%

22%

22%

Río, Brasil

Honduras

27%

Colombia

Grupo Grande

El tiempo dedicado a las actividades académicas está asociado con mejores resultados en pruebas estandarizadas. Particularmente, se ha encontrado que un mayor tiempo de aprendizaje en el aula está correlacionado con un mejor desempeño académico, este patrón se ha encontrado de forma consistente en dos estados en Brasil (Pernambuco y Río de Janeiro) y también en México, D.F. En el Estado de Pernambuco se encontró que más tiempo dedicado a las actividades académicas predice el pago de bonos o incentivos para los docentes. Es decir, los docentes que trabajaron más tiempo en actividades de aprendizaje lograron mejorar el aprendizaje de sus estudiantes y por ello recibieron un incentivo económico (ver gráfica 29).

34


Gráfica 29: Uso del tiempo de los docentes en Pernambuco y pago de incentivos, 2009 Recibieron el Bono

9%

No Recibieron el Bono

8%

11% 16%

25%

51%

58% 22%

Actividades Académicas

Actividades Académicas

Administración de la Clase

Administración de la Clase

Actividades No Académicas

Actividades No Académicas

Docente Ausente

Docente Ausente

Finalmente, en el caso de México en las aulas del quintil de desempeño más bajo en la prueba estandarizada nacional (ENLACE) el tiempo en actividad académica del docente es menor que en las aulas del mejor quintil de desempeño. En la gráfica 30 se presentan los resultados para 3º, 6º y 9º grados.

Gráfica 30: Resultado en la prueba nacional y tiempo en actividad académica del docente con grupos grandes, México 2011

70% 64,8%

65% 60% 53,2%

55% 50%

54,8% 51,2%

50,0%

47,4%

45% 40% 3rd - 1st 3rd - 5th 6th - 1st 6th - 5th 9th - 1st 9th - 5th Resultados ENLACE por quintil de desempeño

35


VIII. CONSIDERACIONES FINALES En este reporte se presentan las principales dinámicas de clase identificadas en una muestra de escuelas públicas de la República Dominicana a través del método de observación de Stallings. Los resultados de las observaciones nos dicen que los docentes están, en promedio, 59 por ciento del tiempo realizando actividades académicas; 30 por ciento del tiempo realizan actividades de gestión de clase y 10 por ciento del tiempo realizan actividades que potencialmente pueden realizarse fuera del tiempo de clase. Además de la identificación del perfil de uso del tiempo de los docentes, las observaciones también identificaron que en cerca del 90 por ciento del tiempo de una clase hay presencia de estudiantes en actividades off-task y en una tercera parte del tiempo de clase es un grupo grande de estudiantes que no están involucrados con el docente. También se encontró que la presencia de estudiantes en interacción social está asociada con un menor tiempo efectivo de instrucción, y en promedio, los docentes con presencia de estudiantes en alguna actividad off-task invierten poco esfuerzo en involucrar a dichos estudiantes en las actividades académicas. Con relación a los indicadores de las escuelas de jornada extendida, a continuación se presenta un resumen con los resultados más importantes: 1) Los docentes de las escuelas de jornada extendida, en promedio, utilizan más tiempo de clase (63 por ciento) para realizar actividades académicas con sus estudiantes en comparación con los docentes de escuelas de jornada tradicional (55 por ciento). 2) Los docentes de las escuelas de jornada extendida, en promedio, utilizan menos tiempo en el aula para realizar actividades de gestión de clase (29 por ciento) y actividades off-task (8 por ciento) en comparación con los docentes de escuelas de jornada tradicional (31 y 14 por ciento respectivamente). 3) En promedio, los docentes de las escuelas de jornada extendida trabajan durante más tiempo con grupos grandes de estudiantes en comparación con los docentes de escuelas de jornada tradicional. 4) En la mayoría de las asignaturas, los docentes de las escuelas de jornada ampliada asignan más tiempo a la instrucción efectiva en relación a los docentes de escuelas de jornada normal. Resalta principalmente las diferencias en el uso del tiempo de los docentes de las asignaturas de matemáticas. 5) En la muestra se identificó menos variabilidad en el uso del tiempo entre las escuelas de jornada ampliada en comparación a las escuelas de jornada tradicional. No obstante, este resultado se debe tomar con precaución ya que la muestra no fue seleccionada con criterios estrictamente aleatorios. 6) El tiempo dedicado por los docentes a las actividades de debate/ discusión y la exposición/demostración es aproximadamente 4 por ciento superior en las escuelas 36


de jornada ampliada en relación a las escuelas de jornada tradicional. En el resto de las actividades las diferencias son menores. 7) Los docentes de las escuelas de jornada ampliada, en promedio, se ausentan el 1 por ciento del tiempo de la clase en comparación con casi 7 por ciento del tiempo en las escuelas de jornada normal. 8) En las escuelas de jornada extendida, los materiales más utilizados son los elementos de escritura (cuaderno, cuaderno de trabajo, etc.), por su parte en las escuelas de jornada normal se utiliza con mayor frecuencia la pizarra. En relación a las escuelas de jornada normal, en las escuelas de jornada extendida los docentes trabajan una proporción menor del tiempo sin material. Asimismo, en las escuelas de jornada extendida en menos del 5 por ciento del tiempo de instrucción se utilizan los libros de texto. 9) La presencia de al menos un estudiante en actividades off-task es cerca del 90 por ciento del tiempo en los dos tipos de escuelas, con un porcentaje levemente mayor en las escuelas de jornada extendida. También, la presencia de grupos grandes de estudiantes off-task es alrededor de un tercio de tiempo de una clase en los dos tipos de escuelas. 10) Los estudiantes de las escuelas de jornada extendida reciben casi el doble de tiempo efectivo de instrucción en relación a los estudiantes de escuelas de jornada normal (3.8 horas versus 2.1 horas al día). En resumen, la evidencia proporcionada por las observaciones de aula indica que las escuelas participantes en el programa de jornada ampliada son más efectivas en el uso del tiempo de clase que las escuelas no participantes en el programa. No obstante, los indicadores de uso del tiempo aún están por debajo de los referentes internacionales. Más aún el porcentaje de tiempo dedicado a actividades de gestión de la clase es relativamente de los más altos en comparación con otros países latinoamericanos. Ante el panorama presentado en este reporte, se identifican las siguientes oportunidades de mejora: 1. Es necesario apoyar a los docentes con herramientas para lograr una administración eficiente del tiempo de clase y de esta forma acercar a las escuelas a los referentes internacionales; por ejemplo, el referente de buenas prácticas de la OCDE es que el tiempo efectivo de instrucción ascienda al 85 por ciento del tiempo de clase. 2. Es necesario investigar a profundidad la razón del alto porcentaje del tiempo de clase dedicado a la administración de la clase, y con base en eso, diseñar una política efectiva para reducirlo. 3. Diseñar o complementar los actuales cursos de capacitación para docentes que les ayude a desarrollar las habilidades para involucrar y atraer la atención de todos los estudiantes, principalmente la de aquellos que no están en la misma actividad.

37


También estas herramientas deberían ser provistas a los potenciales docentes que están a punto de egresar de las universidades. 4. Apoyar a los docentes a fomentar los métodos de instrucción activa y el trabajo cooperativo entre los estudiantes y de esta forma minimizar los métodos pasivos como el copiado y el monitoreo del trabajo individual. 5. Profundizar en estudios acerca de la efectividad del material didáctico en el aprendizaje de los estudiantes considerando el porcentaje de uso de los materiales presentados en este estudio. Finalmente, es importante tener presente que los resultados de este reporte son limitados y ayudan a comprender una de las múltiples dimensiones de la dinámica de una clase, por ello deben de ser interpretados como parte de un fenómeno más complejo. Es decir, con el instrumento de Stallings se captura información sobre el uso del tiempo por parte de los docentes entre actividades académicas y no académicas, pero no permite recolectar datos sobre la calidad de la información transmitida a los estudiantes, el grado de implementación del currículo, la efectividad de las prácticas de disciplina y control del orden en la clase, entre otras. Dichas limitaciones del instrumento deben de ser claramente reconocidas para hacer el más apropiado uso de estos resultados.

38


IX.

ANEXO: GLOSARIO DE TÉRMINOS USADO EN EL MÉTODO DE STALLINGS

TAMAÑO DEL GRUPO: ABREVIATURAS 1 se refiere a una actividad con un estudiante P

se refiere a un grupo pequeño de estudiantes (2 a 5 estudiantes)

G

se refiere a un grupo grande de estudiantes (6 o más estudiantes)

T

se refiere a todo el grupo incluyendo el docente

ACTIVIDADES EN LA CLASE a) Lectura en voz alta: El docente o uno o más estudiantes están leyendo en voz alta. Uno o más estudiantes están leyendo de un libro de texto, el pizarrón, su propia redacción o un material reproducido. El docente o estudiante también puede leer en voz alta mientras el resto de la clase lo sigue en sus propios textos. b) Exposición y demostración: En general, el/la docente está introduciendo nuevo material de estudio a los estudiantes. c) Preguntas y respuestas, Debate/Discusión: Los estudiantes y/o el/la docente interactúan en una discusión académica es decir, un intercambio verbal de ideas u opiniones o una discusión sobre algo académico como los ejercicios asignados por el docente. d) Práctica y memorización: Actividades que se emprenden con el objetivo de memorizar material como las tablas de multiplicar, vocabulario o deletreo de palabras. e) Tarea/Trabajo Individual/Ejercicios: Uno o más estudiantes están escribiendo ensayos, resolviendo ejercicios matemáticos, haciendo una actividad en sus cuadernos, o están ocupados en otro trabajo de escritura en sus asientos o en el pizarrón. f) Copiar: Los estudiantes están copiando del pizarrón, libro de texto u otro material. g) Instrucción Verbal: El docente está asignando verbalmente el trabajo esperado para la próxima actividad para desarrollar en clase o como tarea para la casa. h) Estudiante no involucrado: Si un estudiante está mirando por la ventana, apoyando su cabeza en el escritorio o durmiendo, esta categoría se registra como estudiante no involucrado. i) Disciplina: Uno o más estudiantes son disciplinados por su comportamiento o son enviados fuera del aula por razones disciplinarias. j) Administración de la clase: El/la docente y/o estudiantes participan en la gestión de la clase: pasando papeles, cambiando actividades, guardando materiales, preparándose para salir.

39


k) Administración de la clase por si solo: Únicamente el docente está ocupado en la actividad de gestión de la clase: repartiendo tareas, cambiando actividades, guardando materiales, preparando la salida. l) Interacción social del docente o docente no involucrado: El docente y otra persona (director, otros docentes, padres, un visitante, miembros de la comunidad) están interactuando. m) Docente fuera del aula: El docente no está presente en el aula durante la “instantánea”. MATERIALES UTILIZADOS EN LA CLASE  Sin material: No se está usando ningún tipo de material en el aula. 

Libro de texto: Esta categoría se refiere al material impreso en el que los estudiantes no escriben directamente. Incluye libros de texto, antologías, publicaciones periódicas, fotocopias, revistas o periódicos.

Cuadernos/elementos de escritura: Esta categoría se refiere a los materiales con los que los estudiantes trabajan y escriben. Por ejemplo: cuadernos; cuadernos de trabajo; hojas de ejercicios; libretos de hojas de papel en blanco en que los estudiantes solucionan problemas, escriben respuestas o escriben ensayos e historias.

Pizarrón: Pizarrón, tablero o similar.

Material Didáctico: En esta categoría se incluyen las ayudas visuales y material fungible que utilizan los docentes para acompañar la enseñanza y mejorar la comprensión del estudiante. Material didáctico incluye presentación en Power Point, mapas, láminas, gráficos, fotos, carteles, transparencias en proyector y diapositivas, y otros materiales como los utilizados en experimentos, instrumentos musicales, reglas, compases, bloques, tarjetas con dibujos o frases, palos, cintas, o maquetas de cuerpos humanos.

TIC (Tecnología de Información y Comunicación): En esta categoría se incluyen los elementos electrónicos usados para apoyar el aprendizaje tales como radios, televisores, videos y computadoras.

Cooperativo: Esta categoría se registra cuando los estudiantes trabajan juntos en pequeños y grandes grupos para producir un producto común o compartido. No constituye en estricto sentido un material.

40


X.

REFERENCIAS

Abadzi, H. “Efficient Learning for the Poor: Insights from the Frontier of Cognitive Neuroscience”, The World Bank. Chetty, R., Friedman, J., & Rockoff, J. 2011. “The Long-Term Impacts of Teachers: Teacher Value-Added and Student Outcomes in Adulthood”. NBER Working Paper No. 17699, December 2011. Danielson, Charlotte., & Thomas L. McGreal. (2000). Teacher evaluation to enhance professional practice. Alexandria, Va.: Association for Supervision and Curriculum Development. Hanushek, Eric A. 2011. “The Economic Value of Higher Teacher Quality”. Economics of Education Review 30: 466-479 Hanushek, Eric A., and Steven G. Rivkin. 2010. “Using Value-Added Measures of Teacher Quality.” American Economic Review 100(2):267–71. Kane, T., Taylor, E., Tyler, J., and Amy Wooten. 2011. “Identifying Effective Classroom Practices Using Student Achievement Data”. Journal of Human Resources 46(3): 587-613. Ministerio de Educación. ”Calendario Escolar 2011-2012” disponible en Internet: http://www.see.gob.do/documentosminerd/Curricular%20y%20Docente/calendario1112.pdf Pianta, R. C. (2003). Standardized observations from pre-K to 3rd grade: A mechanism for improving access to high-quality classroom experiences and practices during the p-3 years (Working paper). New York: Foundation for Child Development. Stallings, J., & Kaskowitz, D. 1974. Follow through classroom observation evaluation, 19721973 (SRI Project URU- 7370). Menlo Park, CA: Stanford Research Institute. Stallings, J. 1980. “Allocated academic learning time revisited, or beyond time on task”. Educational Researcher, 9( 11), 11-16. Stallings, J. 1985. “Implications from the research on teaching for teacher preparation”. In I. E. Housego & P. P. Grinunett (Eels.), Teaching and teacher education: Generating and utilizing valid knowledge for profes¬sional socialization (pp 161-179). Vancouver: The University of British Columbia, Centre for the Study of Teacher Education, Faculty of Education.

41

2012 reporte uso del tiempo rdominicana v2  

Informe sobre la investigación del uso del tiempo en la educación dominicana, patrocinada por el banco mundial.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you