Page 4

MÉXICO Raúl Rodríguez Cortés Columnista @Raul RodríguezC

Regresó el Día del Presidente

P

or el protocolo, los aplausos, el eco mediático, el discurso, su tono y contenido, los anuncios espectaculares, la concurrencia, los abrazos y la escenografía, el segundo Informe de Enrique Peña Nieto fue una reedición de los de Luis Echeverría, José López Portillo y/o Carlos Salinas de Gortari, aunque con el formato (entre amigos) y la locación (fuera de la Cámara de Diputados) que le heredaron los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, expulsados desde 2006 de la máxima tribuna republicana del país. El ritual y la adoración de una imagen vienen de

aquellos sexenios populistas, pero ahora se reciclan en un cuerpo neoliberal. Hay en ello una contradicción, pero así es, lo peor del tricolor en dos tiempos: el fasto populista de antaño, incuestionable y proclive a la adulación, protagonizado ahora por un gobierno genéticamente neoliberal.

La transmisión televisiva, que extraoficialmente encadenó a los canales 2, 4, 11 y 13, lo mostró claramente: El Presidente sale de su despacho en Palacio Nacional con la banda terciada, camina rápido, como con prisa por los majestuosos pasillos del Salón Embajadores, desciende por la escalinata que arropa la historia plasmada en los murales de Diego Rivera y llega al Patio Central en medio de una ovación atronadora. Su paso y su prisa siempre flanqueados por cadetes del Colegio Militar. Sólo él, sin permitir brillo alguno a cualquiera de los otros mil 500 políticos e invitados ahí presentes, a los que va a rendir cuentas. Pompa y circunstancia que el personaje único del evento atenúa con el saludo a los presidentes de las Cámaras de Diputados y Senadores, los perredistas Silvano Auroles y Miguel Barbosa. Y el comentario de lo valioso que sean dos legisladores de la izquierda los que conduzcan ahora a la máxima representación nacional, como clara expresión —dijo— de nuestra “normalidad democrática” y la raigambre republicana de las instituciones. Y sí, ahí estaba esa izquierda electoral, la del PRD, que lo acompañó en el Pacto y que aprobó las hoy festinadas reformas, sabedora de que en ellas estaba la energética que ahora se afana en echar para atrás. Y si algo habría que reconocerle al gobierno de Peña Nieto es precisamente eso: que sacó un paquete de reformas que modifica radicalmente fundamentos jurídicos del proyecto nacional, mediante el quehacer político y su activismo hiperactivo, mediante una interlocución con las cúpulas del poder, no con el ciudadano común que, según los más recientes sondeos, no está de acuerdo con muchos de esos cambios y quiere ser consultado sobre el futuro de su petróleo. Peña Nieto y el grupo político del que es parte; el PRI, su partido; el PAN, que reclama la paternidad de las reformas; y el PRD claudicante de Los Chuchos, tienen en efecto mucho que celebrar.

4

MILED MÉXICO

Jueves 04 de Septiembre de 2014

Proponen diputados programa

de vales para medicamentos “La Cámara de Diputados pidió al Poder Ejecutivo federal instrumentar un programa de vales para fármacos o bien un mecanismo que asegure el suministro oportuno y completo de las recetas de los derechohabientes del IMSS y el ISSSTE”.

A

l fundamentar el punto de acuerdo aprobado por el pleno en votación económica, el diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Enrique Aubry De Castro Palomino, expuso que no existe un mecanismo eficiente que garantice ese abasto. Se pretende generar estrategias que garanticen a los derechohabientes del IMSS e ISSSTE el abasto oportuno de medicamentos y que el gobierno federal dé cumplimiento a los objetivos planteados, tanto en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, como en el Programa Sectorial de Salud, expresó. También se plantea ampliar el acceso a la seguridad social mediante programas de distribución de medicinas que alineen los incentivos de las instituciones de salud pública, los proveedores de medicamentos y los ciudadanos usuarios. El legislador ecologista recordó que en el diagnóstico del Programa Sectorial de Salud 2013-2018, se determinó que existen deficiencias de 35.6 por ciento del surtimiento total de una receta. En tanto, agregó, en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 se señala que los medicamentos constituyen más de 50 por ciento del gasto en salud de los hogares de México. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, indicó, en la mitad de las entidades del país la proporción de recetas surtidas completamente por el gobierno fue de apenas 46 por ciento en 2011. En tanto, Rubén Benjamín Félix Hays, de Nueva Alianza, respaldó la emisión de vales para medicamentos, ya que existe un gran desabasto en los hospitales y clínicas del gobierno, lo que afecta de manera particular a las zonas rurales y marginadas. La petista María del Carmen Martínez Santillán consideró que “se pretende cerrar poco a poco este

sector que debería ser en beneficio de los ciudadanos. Quieren hacer creer que el IMSS y el ISSSTE no cumplen con sus funciones a efecto de privatizarlos”. En su turno, la legisladora perredista, Jessica Salazar Trejo, denunció una intención de beneficiar a las empresas farmacéuticas que ganen la licitación para emitir y surtir los vales de medicina. De su lado, el diputado del PAN, Mario Alberto Dávila Delgado, consideró indispensable mejorar los servicios de salud, como el abasto adecuado de medicamentos, el cual no debe estar subordinado a intereses políticos. El priista Leobardo Alcalá Padilla, refirió que la Encuesta Nacional de Salud 2012 establece que en la falta de suministro de medicamentos las deficiencias alcanzan casi 40 por ciento. M

Miled Mexico 03-09-2014  
Miled Mexico 03-09-2014