Page 1

CIUDAD Y UTOPÍA


CIUDAD Y UTOPÍA

Hemos escogido dos lugares en los cuales podemos representar estos dos contrastes de vivienda ideal Según la Real Academia de la Lengua Española la

que atraviesa la ciudad de Medellín hoy día. Uno de

utopía se define como “Plan, proyecto, doctrina o

ellos es el barrio “Prado centro” y el otro el proyecto

sistema optimista que aparece como irrealizable

urbanístico “Ciudad del Rio”.

en el momento de su formulación” La ciudad de Medellín debido a su crecimiento poblaEs la necesidad ideal de un pensamiento, de una

cional inminente en los últimos años se ha visto gol-

ideología, de un lugar. En las ciudades modernas

peada por estos problemas anteriormente menciona-

el concepto de lo ideal, de lo que debería ser se

dos, y ha buscado solución en la construcción de vi-

transforma hacia el concepto y el hecho de la solu-

viendas de interés “social”, que dé social sólo tiene el

ción inmediata. En el asunto arquitectónico es muy

cumplimiento de la norma constitucional.

notoria la diferencia del ideal de vivienda para la construcción de sociedades integras, y entre la

Por otro lado está el ideal de vivienda, donde se lleve

solución rápida a un problema de pobreza, sobre-

a cabo el proceso de socialización, y en donde se

población y desplazamiento.

forme para el bienestar de los hombres.


PRADO CENTRO

Arquitectónicamente, el valor que tiene el barrio es que todas sus casas están construidas bajo estilos diferentes. Es como si fuera un gran museo de arquitectura oriental, republicana, colonial, belle epoque, neoclásicas, incluso kitsch, que los ricos de la época veían en sus viajes por el mundo y traían en sus fotos de viaje. Sobre esas fotografías, el puñado de arquitectos que apenas existía, ponían manos a la obra.

La arquitectura que cubre la urbe de Prado para nosotros se convierte en un ideal de vida que no debería relegarse, resaltando en su estructura un desarrollo de vida importante en todas las situaciones que debería convocar el desarrollo del ser humano por diversas situaciones de cambio, que en muchos casos han resultado positivo, pero otras no tanto. Deseamos resaltar como era la vida tradicionalista de aquel entonces, un lugar que buscaba convocar, un lugar de gran

Las familias que tradicionalmente ocupaban las quintas han

densidad que permitía el intercambio e interacción, pero

emigrado a otros sitios de la ciudad, a Laureles, en la margen

que además permitía que las personas tuvieran su propio

occidental, y en los últimos años, a las colinas de El Poblado

espacio, uno que no estuviese marginado por la ausencia

en el sur. Un éxodo que han aprovechado algunas clínicas,

de lugares de esparcimiento, si bien es cierto que cada épo-

como la del Prado, del CES, Noel, Carisma y Sagrado Co-

ca convoca diferentes escenarios de vida, de hábitos, de

razón, para construir sus sedes, pero también muchas orga-

costumbres, es sumamente importante tener en cuenta que

nizaciones no gubernamentales, grupos de teatro y entidades

la vida también debe estar marcada por procesos y espa-

sin ánimo de lucro que toman estas casas como centro de

cios que congreguen como parte de la formación y desarro-

operaciones.

llo integro del ser humano.


“El barrio es el espacio de una relación con el otro como ser social, y la práctica del barrio, desde la infancia, es una práctica de reconocimiento del espacio en calidad de espacio social, pero también del lugar propio” “La experiencia de caminar por sus calles, contemplar los gestos arquitectónicos, escuchar el canto de los pájaros que se posan en lo alto de los árboles, o seguir la caída de la flor de guayacán, ‘la consideración de un pasado que siempre fue mejor’ “ El caminar por el barrio Prado, las huellas de su memoria nos remiten a un pasado construido por colectividades, un modo de vida arraigado por una cultura por la preservación y recreación de lugares que nos hagan sentir en familia y que generen la tranquilidad Un espacio en el cual se establezca la importancia de la

que tanto añoramos los seres humanos.

“casa” como “el hogar”, que recrea no solo la capacidad de habitar un lugar, sino de ir más allá de lo que represen-

Las ciudades ideales son formas de utopía no narradas sino repre-

ta el compartir con: la familia, los amigos, los vecinos, ese

sentadas que han cambiado en el tiempo, tienen modelo espacial

espacio que congrega y se convierte en el marco del de-

pero no social. No pretendemos que la ciudad cambie de un mo-

sarrollo, ese que busca el encuentro con el otro, el com-

mento a otro, y mucho menos que se construya una nueva ciudad

pañerismo, la amistad y la distracción, un imaginario

en base en el barrio Prado. Lo que buscamos es la consciencia de

construido a partir de la creación de un lugar para los

viviendas realmente dignas, con espacios amables para el hombre y

afectos, un lugar de referencia para compartir, un lugar de

con sentido realmente social. Porque en esta era de las Tecnolog-

contemplación de espacios trazados por el verde; cubier-

ías y la Información, sumándole los problemas de seguridad, orden

tos de árboles y lugares sin tanta polución, en el que se

social y conflicto armado se debe optar por otras estrategias para

respire un poco más de aire puro.

comenzar a construir una nueva sociedad.


CIUDAD DEL RÍO

Cambio - Características Es el redesarrollo de un espacio tradicionalmente destinado para la industria, mediante un Plan Parcial que introduce un

- Autonomía para las empresas existentes: las industrias exis-

concepto urbanístico de alto impacto para la ciudad.

tentes gozan del derecho de seguir operando en el predio, esto es el principio de autonomía, que les permite, de manera inde-

Ciudad Del Río propiciará una renovación de este sector, a

pendiente, decidir el tiempo de permanencia en la zona.

través de la introducción de nuevos usos y la sana convivencia de estos, generando así, mayor calidad de vida para los

- Introducción de nuevos usos: el ingreso de nuevos usos, co-

habitantes de Medellín.

mo el comercial, de servicios y residencial responde a la necesidad que tiene la ciudad de crecer en su interior, tal como lo

Este Plan "permite la vinculación de nuevas zonas a un de-

establece el POT.

sarrollo estructurado de ciudad y la redefinición de estos espacios que tradicionalmente estaban dispuestos para usos

- Desarrollo Flexible: por la ubicación privilegiada de estos pre-

industriales, adaptándolos de acuerdo con las necesidades

dios la distribución porcentual de usos es de 40% para vivienda

de los habitantes", afirmó Jorge Jaramillo Ochoa, jefe del

y 40% para usos distintos a vivienda, el 20% restante será un

proyecto.

comodín para ser desarrollado en cualquiera de los dos anteriores.

A la fecha, Ciudad Del Río, concluyó las demoliciones y avanza en actividades de urbanismo como licencias, estu-

- Concepto innovador: integrar actividades económicas, cultura,

dios de suelos, diseños constructivos de parques y vías, y la

esparcimiento y vivienda en un sólo lugar, generando el am-

recuperación de Talleres Robledo. Igualmente, inició las

biente de una nueva ciudad para la ciudad.

ventas de las diferentes Unidades de Gestión, de las cuales ya negoció las dos primeras, que serán destinadas al desarrollo de un proyecto de vivienda.

- Espacio con vida propia: por sus múltiples usos y atributos le permite tener vida propia y generar mayor calidad de vida para los habitantes de la ciudad de Medellín.


Este proyecto está orientado más a un tema comercial y económico, beneficiando sin duda alguna a la empresa privada, desenfocándose en el bienestar del residente. Como es evidente, el mega proyecto “Ciudad del río” busca involucrar aspectos como: La vivienda, actividades económicas y culturales, además del tema del esparcimiento. Pero pese a esto, nuestro proyecto de investigación busca evidenciar de qué manera es posible que este proyecto pueda ser realizado y enfocado para el desarrollo integro de una sociedad, cuando su marco principal se centra en el desarrollo económico e indus-

Es evidente que proyectos como estos desencadenan otro

trial.

tipo de usufructos, pero es triste que se acabe con los recur-

Las grandes diferencias que se enmarcan entre “Prado y Ciudad del río” Son evidentes, mientras que en Prado son más los espacios de esparcimiento y convivencia de las personas, en “Ciudad del río” se evidencian espacios

sos naturales, además de que se pierda ese ideal de lugares de interacción que generen paz, tranquilidad y respeto para que cada persona pueda compartir el espacio que desee sin ser marginado por otros.

muy reducidos de interacción, las viviendas se concen-

¿Hasta qué punto este ideal podría ser beneficioso para el

tran en grandes torres de dimensiones exactas, agrupan-

desarrollo integro de la infancia y la vejez de los seres huma-

do a los individuos y condenando el desarrollo integro

nos?

de las necesidades, además de que su magnitud se constituye en mínimas condiciones su costo es elevado. Los lugares de esparcimiento que probablemente puedan constituirse son pequeños parques aglutinados por poblaciones desmedidas que no nos permiten experimentar sensaciones de tranquilidad, todo esto sumado al daño ambiental y la polución que conlleva la construcción desmedida y la a minoración de los recursos naturales, porque aunque se siembren árboles y unas cuantas plantas, estas no constituyen ni la tercera parte del recurso ambiental desabastecido.

Los utopistas creen que la sociedad será mejor entre menos se diferencien los individuos y menos importancia tenga lo individual respecto a lo colectivo. Esa concepción toma forma en espacios urbanos hechos de casas idénticas (con una misma dotación y amueblamiento) que ocupan un lugar específico de la ciudad definido jerárquicamente con respecto a otros. Imaginan ciudades ordenadas a partir de líneas rectas, ángulos y simetrías; hermosas por su estética depurada de detalles que destaca la forma elemental; atravesada por enormes espacios destinados a hacer una vida en común. En esas ciudades los edificios representativos son los del gobierno y el orden; los que simbolizaban el progreso, la ciencia, la técnica y la razón


Quizás el problema está en estrategias como la construcción de edificios, torres edificadas en todas partes, hasta en la montaña más alta, sin interesarles la afectación de la naturaleza, sin importarles las consecuencias futuras, sin tener responsabilidad social, sólo es un asunto económico y comercial, y más si observamos que adquirir una vivienda de este tipo no es asequible para toda la población. Las Ciudad del Río sí puede ser modelo de ciudad, dejando de

edificaciones vuelven al ser humano menos humano, con-

lado el tema del espacio, pero para el individuo de una clase

virtiéndose en un materialista frívolo encerrado en sí mis-

social media-alta donde solo se interesa por el confort y la

mo. En nuestro pensar la ciudad utópica sería un lugar

comodidad, pero se olvidan de lo tradicional, espacios sufi-

donde todos convivan sin desigualdad social teniendo las

cientes para una mejor convivencia. Creemos que Ciudad del

mismas condiciones con beneficios para todos. Aunque

Río es un lugar donde puedes encontrar todo sin tener que

ahora es obvio que eso no se pueda dar, es trabajar por

desplazarse de un lugar a otro, y por supuesto es cómodo

ello, es buscar nuevas formas de construir sociedades

pero en esta idealización de ciudad se está olvidando la ciu-

equilibradas.

dad en sí misma pues solo se centran y aglomeran en una burbuja de cristal donde se creen protegidos y seguros, y a su vez dejan de lado el contacto con la sociedad, con el centro, con lo cotidiano y simplemente abandonan las relaciones comunes con el otro. Por esto las ciudades-jardín como Ciudad del Rio podrían considerarse como un modelo de individualismo excesivo. Es así que para nosotros no es tan impor-

No es negativo el hecho de la construcción de edificios para contrarrestar problemas de urbanización, porque se es consciente de la urgencia de estrategias y métodos para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la ciudad, que cada vez se ve más envuelto en situaciones de necesidad y menos de sociedad.

tante el beneficio económico que este proyecto tenga, sino la

Porque las ciudades construidas en su conjunto según un

tranquilidad de tener una vivienda digna donde haya seguri-

modelo estético utilizado actualmente excluye al individuo

dad pero a la vez no se pierda la relación con el colectivo.

de la sociedad en la medida que los convierten en inquili-

Para nosotros el estilo urbanístico ideal debería ofrecer al

nos con una forma de ser insegura y transitoria.

individuo la posibilidad de establecer condiciones aptas en el

Necesitamos un cambio en el modelo de construcción que

arte de la vivienda, no contar solo con 60 2 metros cuadrados.

contribuya a la integridad ciudadana y logre ayudar a la

El ideal para nosotros no es que se acaben las calles como

desaparición del desplazamiento, una vivienda con sentido

en Ciudad del Río si no que afuera de las casa las calles

social y dando al habitante una verdadera calidad de vida,

existan para no perder el contacto con el mundo que vivimos.

sin el juego del comercio y el lujo desmedido.


TRABAJO ACADÉMICO PARA: LENGUAJE Y CREATIVIDAD

REALIZADO POR: MARIA CAMILA PARRA MERCADO DIANA ARISTIZÁBAL GÓMEZ KAISY MENDOZA VENTÉ KATHERÍN CUARTAS CASAS

CON LA COLABORACIÓN DE: MARTHA GRAJALES

FACULTAD DE COMUNICACIÓN UNIVERSIDAD DE MEDELLÍN 2012


BIBLIOGRAFÍA

Definición Utopía. Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española Medellín y ciudadanía. Consultado en: http://www.medellindigital.gov.co/Mediateca/ repositorio%20de%20recursos/Ensayo_DetallesyColores.pdf La ciudad ideal se llama 'eco-utopía'; no es un sueño, ya se trabaja en materializar esta idea. Consultado en: http://www.portafolio.co/archivo/documento/CMS-7786457 Prieto, Peréz Santiago. Escribe: Ciudad ideal. Ars Medica. Revista de Humanidades. 2007 Pirenne H. Las ciudades de la Edad Media. Madrid: Alianza Editorial, SA. Club Internacional del Libro. Colección Biblioteca fundamental de nuestro tiempo, 1984. Rosenau H. La ciudad ideal: su evolución arquitectónica en Europa. Madrid: Editorial Alianza. 1999

Revista Ciudad y Utopía  

Revista académica para la materia Lenguaje y creatividad

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you