Issuu on Google+

1

Exposici贸n realizada por Micaela Becker

Ir谩n: juventud, cultura y gatos persas


2

Contenido:

-

“Irán: juventud a escondidas” – Documental de TVE

Extracto: “Irán: entre la amenaza nuclear y el sueño occidental”. Libro de Claire Tréan. -

-

Sinopsis y ficha técnica: Nadie sabe nada de gatos persas

Nota periodística: “Los perros no son bien recibidos en Irán” Crítica de la película Nadie sabe nada sobre gatos persas: Música de subsuelo Hojas de notas Extras: documentales y películas recomendadas. -

-


3

Irán: juventud a escondidas

1

ESTHER VÁZQUEZ 05.06.2009

En Irán, más de la mitad de la población no supera los 30 años. Una generación nacida después de la Revolución Islámica. Como en otros países del mundo, lo que más le preocupa a la mayoría de los jóvenes iraníes es poder comprar un piso, encontrar un buen trabajo o que el sueldo les alcance hasta finales de mes. El deterioro de la economía es una de las cosas que más critican al actual gobierno de Ahmedineyad, que cuando llegó a la presidencia prometió mejorar la situación. Muchos son universitarios. La educación ha sido uno de los logros de esta etapa revolucionaria. Más de la mitad de los jóvenes ha pasado por la Universidad, pero su buena formación no se traduce en un buen puesto de trabajo. Las chicas, que superan en número a sus compañeros en las aulas, se quejan de que incluso es más difícil para ellas. Las mujeres reclaman también más derechos y una legislación que acabe con la discriminación que sufren. Actualmente, el divorcio queda en manos del marido, el testimonio de las mujeres tiene la mitad de valor que el de los hombres y en caso de indemnización las mujeres reciben la mitad de lo que recibiría un varón. Los jovenes también se quejan de falta de libertades, ellosesquivan muchas de las prohibiciones con la rebeldía propia de su edad y a escondidas se saltan muchas de las normas establecidas . En sus casas, ven películas extranjeras prohibidas en los cines o escuchan música moderna, que tampoco está permitida. El hogar protege de la mirada ajena y por eso es muy difícil que se dejen grabar en la intimidad de sus casas. Los jóvenes están divididos entre aquéllos que desean una mayor apertura de su país a Occidente y los más conservadores que ven en el actual régimen un modelo revolucionario, que les permite una independencia de las grandes potencias. En la ciudad de Qom, uno de los lugares más santos del chiísmo, los jóvenes acuden masivamente a matricularse en las escuelas coránicas. Esta ciudad es todo un símbolo de la Revolución, en una de sus escuelas estudió el Imán Jomeini y la ciudad fue escenario de los primeros disturbios, que acabaron con el derrocamiento del Sha de Persia. El programa En Portada ha logrado entrar en una de estas escuelas femeninas, donde las mujeres, después de largos años de estudio, pueden incluso llegar a ser ayatollah, uno de los grados más altos en los estudios de teología. En esa escuela, en la que también están matriculadas alumnas de otros países, algunas europeas, se imparten asignaturas como Sociología o Filosofía.

1 Fuente: http://www.rtve.es/noticias/20090605/iran-juventud-escondidas/279806.shtml


4 El recinto es similar a cualquier Universidad, incluso cuenta con una guardería, donde las mujeres que tienen niños pequeños pueden dejarlos mientras asisten a las clases. La mayoría de estas jóvenes son conservadoras, defienden el estado teocrático y consideran que el gran logro de su sociedad es la unión de las familias. Frente a este sector más conservador, otros jóvenes critican la postura de su Gobierno y ven en la invitación al diálogo del presidente estadounidense Barak Obama, una gran oportunidad para salir del aislamiento. Conservadores y liberales están de acuerdo con el uso pacífico de la energía nuclear y consideran muy injustas las sanciones que sufren por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. En los numerosos puentes sobre el río Zayandeh que cruza la ciudad de Isfaján, uno de los lugares más turísticos del país, se reúnen un gran número de jóvenes. A la caída del Sol, y a escondidas de la policía, que vigila celosamente los parques, cantan canciones de amor para despedirse del día y pedir que el siguiente venga acompañado de paz y felicidad.

El Irán más coqueto El "Contraportada" de "Irán: juventud a escondidas" nos lo encontramos paseando por las calles del país islámico, donde no es raro encontrarse jóvenes con gasas post-operatorias en la nariz; algo lógico en un país donde el 50 % de la juventud confiesa haberse hecho una rinoplastia. Este hecho, muestra del Irán más coqueto, ha permanecido intacto a pesar de la revolución. Curiosamente, la religión no ve nada malo en este tipo de operaciones e incluso las considera positivas porque no dañan la salud y evitan problemas psicológicos. Aunque las mujeres fueron las primeras en acudir a las clínicas, la afición hacia este tipo de cirugía no entiende de géneros: tanto hombres como mujeres parecen inclinados a dar este paso, incluso en tiempos de crisis. Muchos de ellos prefieren ahorrar en otras cosas para poder operarse la nariz.


5

“IRÁN: entre la amenaza nuclear y el sueño occidental” – Claire Tréan (título en francés: “Le paradoxe iranien”) Ediciones Península. 2006. Barcelona, España. •

Con respecto a la legislación en lo cultural

A finales de 2005 no había ocurrido nada que se tradujera en un arranque represivo del nuevo gobierno. Los artistas, los editores esperaban las autorizaciones que obligatoriamente tiene que expedir el Ershad, el ministerio de la Cultura y la «Propagación del Islam», que se encarga de vigilar que todo lo que entre en el país, todo lo que se produzca en un escenario, todo lo que se exponga, todo lo que se imprima, sea conforme al islam. Pero no se habla de endurecimiento de la censura. “De hecho, todo está bloqueado desde hace meses, desde antes de las elecciones presidenciales de junio, tanto en el Ershad como en las otras administraciones, contaba el intelectual; nadie sabe qué va a pasar, como van a evolucionar las cosas, así que todo el mundo espera, ya no se toma ninguna decisión”. En diciembre, las purgas orquestadas por Ahmadineyad en todo el aparato del Estado llegaron al ministerio de Cultura, donde se nombró como responsable a un hombre de su calaña, Husein Safar Harandi. El nuevo ministro anunció que los distintos responsables del cine, los libros y el teatro, habían cambiado y tenían como consigna renovar sus equipos en todos los niveles. “Algunos quieren hacer creer que la cultura no debe enfrentarse a ninguna restricción; lo que nosotros queremos es un cine y un teatro conforme a nuestras creencias religiosas”, declaró el ministro en una reunión en Teherán de los imanes del país encargados de la plegaria del viernes. Anunció que las numerosas asociaciones culturales creadas bajo el gobierno de los reformistas iban a estar vigiladas más de cerca. En cuanto a los periódicos, que también están sometidos a las autoridades del Ershad, “no vamos a cerrarlos porque es lo que están esperando –dijo el ministro- ; vamos a utilizar nuestros instrumentos de control. Hay que advertir a la gente antes de detenerla”. (Pág. 48) •

Sobre la música

Hace años que la circulación de productos y de ideas, de imágenes y de sonidos, de modos y modos de vida, produce que la censura que pretenden imponer los sectores conservadores en Irán sea irrisoria. Mohamed Khatami había comprometido que por ese medio no se protege al régimen de nada, sobre todo no del rídiculo y, durante los ocho años de su mandato, luchó contra esos sectores conservadores que no cedían. El presidente reformista, que había llegado al poder en 1997 en parte por las aspiraciones de una juventud frustrada, había abierto progresivamente brechas en el terreno de lo prohibido, sobre todo en uno de los más importantes para los jóvenes: la música. A principios de la revolución, fue considerada como un instrumento del diablo, un veneno que en 1979 Jomeini había comparado con el opio, un arte proscripto, que no se tenía que enseñar, ni practicar, ni escuchar. Progresivamente, las músicas clásicas y tradicionales volvieron a estar permitidas, luego con el paso del tiempo y con Khatami, los cantantes y los grupos de variedades iraníes pudieron darse a conocer. Las melodías célebres de vedettes de la canción bajo


6 el antiguo régimen fueron absueltas. Se pudieron organizar conciertos pop, aunque en dosis homeopáticas, para un público limitado en número y con una infinidad de barreras puestas por las autoridades para no permitir ningún desbordamiento y evitar que los espectáculos se transformen en manifestaciones descontroladas. Ni hablar de un Woodstock a la iraní. A los jóvenes que asistían a esos conciertos en salas se los sermoneaba debidamente antes del espectáculo. Se les recordaba que es contrario a la decencia aplaudir demasiado vigorosamente, gritar y bailar, en otras palabras, entregar el cuerpo a esa música y al derroche de energía que desprende, capaz de perturbar el orden público islámico. Sobre los desobedientes pesaba una amenaza de expulsión de la sala. (Pág. 49-50) •

Sobre las mujeres en la música

La ley sigue siendo rígida y, en muchos aspectos, risible como en lo de la televisión por satélite y el consumo masivo de videocasetes o casetes de música que se venden en el mercado negro. Por ejemplo, en el país de Gougoush, una cantante exiliada que fue ídolo de los iraníes bajo el régimen del sha, la voz se considera desde la revolución como uno de los atractivos embelesadores que la mujer debe mantener escondidos. Con el tiempo, han empezado a permitir que las mujeres participen en grupos musicales pero como instrumentistas, no como cantantes, o bien como cantantes pero no solas, con la condición de que su voz esté camuflada en un coro predominantemente masculino que proteja al auditorio de sus encantos maléficos. Han acabado permitiendo que las mujeres den conciertos pero únicamente ante auditorios femeninos; es como el caso de las competiciones deportivas, donde les han permitido participar, pero sólo jugando entre ellas y para un público femenino. (Pág. 50) •

Sobre el cine

Las normas de la censura en el terreno del teatro, la pintura, el cine o la literatura son del mismo estilo. (…) Sin embargo, hay direcciones que han conseguido tener un éxito popular en esa jungla. Lo que en Europa se conoce como «cine iraní», es decir el cine de directores de la familia de Kiarostami, que destapan desde hace quince años ciertos aspectos de la psicología y de la sociedad iraní, es alabado en los festivales en el extranjero, aunque la mayoría de obras no se distribuye en Irán. Pero eso no impide que se realice en Irán, inclusive aquellas que encubren contenido subversivo, y que están concebidas más bien para el público del Cahiers du Cinéma que para la diversión de las grandes masas y cuya difusión clandestina en el país no supondría riesgo ninguno de amotinamiento de la población. (Pág. 51) •

Sobre la traducción de libros extranjeros

En los últimos años la censura se ha cebado menos con los escritos de filosofía o de política que con las imágenes y la literatura de ficción. (…) En la literatura novelesca iraní o traducida, la censura persigue principalmente todo lo que se asocia con el erotismo, en una acepción del término que no hace concesiones a ningún tipo de procedimiento literario del autor. Algunos traductores valientes siguen peleándose, en ese contexto, con una abnegación que es digna de admiración. (Pág. 52)


7 •

Sobre Internet

En los últimos años ha surgido un enemigo mucho más temible para el régimen que esas literaturas, un enemigo que se escurre entre los dedos cuando uno cree haberla capturado. Internet. Según unas cifras que han anticipado antiguos responsables gubernamentales, podría haber en Irán unos siete millones de internautas, o sea, uno de cada diez iraníes. (…) Al parecer, se han creado unos cien mil blogs, esas páginas personales en las que cada uno se expresa sin trabas. El números de bloggers se ha disparado desde que fue posible el uso del persa en la red, en 2001, y todavía más después de la represión en las manifestaciones estudiantiles de 2003, que para muchos jóvenes supuso la renuncia a cualquier tipo de esperanza basada en la protesta organizada y en la capacidad de reforma del sistema. Cuando lo real no es más que un entramado de códigos y prohibiciones tan estrechamente tejido que uno se ahoga, el mundo virtual de la web, sin barreras ni tabúes, proporciona una inesperada vía de escape. Intentar recuperar a las ovejas que se descarrían y arrastran a otras en ese espacio sin ley es una empresa sin duda destinada al fracaso pero en el cual los conservadores iraníes aún creen. (…) Después de las legislativas de 2004, primera fase de la reconquistas de las instituciones por parte de los conservadores, se intensificó la represión tanto contra los periodistas como los internautas, muchos de los cuales fueron detenidos. Cayeron pesadas condenas contra los bloggers, por insultar, por hacer propaganda contra el régimen, por atentar contra la seguridad del Estado o los valores sagrados. En un estudio publicado en verano de 2005, unos universitarios occidentales afirmaban que, para dar caza a los internautas, las autoridades iraníes habían recurrido a una empresa norteamericana, Secure Computing; pero la empresa protestó vivamente y juró no haber vendido jamás ninguna licencia a Irán. Sea como fuere, no cambia nada. La censura tiene que adaptar continuamente sus técnicas de filtrado para arrinconar a la libre expresión en internet, los blogs insolentes y las páginas consideradas insanas; es como jugar constantemente al gato y al ratón. (Pág. 52-54)


8

Nadie sabe nada de gatos persas2 Sinopsis

Dos jóvenes músicos -un hombre y una mujer- que acaban de salir de la cárcel deciden formar un grupo musical. Juntos, exploran el submundo del Teherán contemporáneo en busca de otros intérpretes. Cuando las autoridades les prohíben cantar en Irán, planean escapar de su existencia clandestina y sueñan con actuar en Europa, pero, sin dinero y sin pasaportes, no será fácil...

Ficha técnica Director: Bahman Ghobadi Productores: Mij Film Co. Guionistas: Bahman Ghobadi, Hossein Mortezaeiyan Actores: Hamed Behdad, Ashkan Koohzad, Negar Shaghaghi, Hichkas, Hamed Seyyed Javadi Género: Drama País: Irán Duración: 106 min. Año: 2009 Titulo Original: Kasi az gorbehaye irani khabar nadareh

2 Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/trailers/fichas/2010/04/3656_nadie_sabe_nada_de_gatos_persas.html


9 Web Oficial: http://Kasi az gorbehaye irani khabar nadareh

POLÉMICA | Son 'animales sucios'

Los perros no son bien recibidos en Irán

3

ELMUNDO.es | Madrid Actualizado viernes 27/08/2010 18:47 horas

Las autoridades iraníes han prohibido todas las publicidades de perros, de comida para perros y de productos para mascotas. Esta decisión del Ministerio de Cultura y Orientación para el Islam se produce después de que el ayatolá Nasser Makarem Shirazi haya hecho pública una fatua que arremetía contra los perros, según revela el periódico 'The Daily Telegraph'. Aunque tener perros como mascotas goza de mucha popularidad en Iran y más en los últimos años, la fatua hace referencia a la tradición del Islam, que establece que los perros no son animales limpios. En junio, el clérigo Shirazi dictaminó que los perros eran sucios y que sus dueños estan "ciegamente imitando a Occidente" y que su devoción a los animales "resultaría en comportamientos malvados". "Mucha gente en Occidente ama a sus perros más que a sus propias mujeres e hijos", afirmó el ayatolá. La prohibición de anuncios con perros es también un intento del ministerio de Cultura de atacar a la cultura occidental. En julio, Teherán publico un catálogo de peinados para mujeres que sí contaban con el apoyo del gobierno. Esa lista prohibía las colas de caballo.

3 Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/08/27/internacional/1282927673.html


10

CRÍTICA

Música de subsuelo

4

JORDI COSTA 16/04/2010

Hay algo en la joven pareja que protagoniza Nadie sabe nada de gatos persas que recuerda al dúo musical de Once (2006), de John Carney: la misma pureza, la convicción en su compromiso por un arte entendido como expresión íntima, como coraza frente a la intemperie. Entre las dos parejas existe, no obstante, una diferencia fundamental, razón de ser de la última película del iraní Bahman Ghobadi: sus protagonistas, Negar y Ashkan, al contrario que sus homólogos en la distancia, viven en un Teherán que demoniza, por decreto, su forma de expresión creativa. Once y el último Ghobadi podrían formar un buen programa doble, capaz de espolear debate sobre el papel del pop bajo la aparente

permisividad

del

capitalismo

terminal

o

bajo

la

claustrofobia de un régimen represivo. No sería tan sencillo como parece extraer el agua clara de la discusión. El gran personaje es el representante, Nader, pícaro y superviviente

4 Fuente: http://www.elpais.com/articulo/cine/Musica/subsuelo/elpepuculcin/20100416elpepicin_9/Tes

misma


11 Lejos de la complejidad de Las tortugas también vuelan (2004), Ghobadi se contagia del candor de sus personajes en su paseo por la escena underground iraní, tour que adopta el vocabulario del más primitivo vídeo musical de Occidente. La película encuentra a su gran personaje en Nader: el representante, pícaro y superviviente, que lucha por obtener un visado para la pareja de músicos y logra reciclar, en forma de recital tragicómico, una secuencia de interrogatorio policial, sustentada en los humillantes malabarismos que el sospechoso desarrolla sobre su propia dignidad. Ghobadi lleva su voluntad de denuncia en la frente: no está de más preguntarse acerca de los motivos que han propiciado su violenta ruptura con su antiguo mentor, Abbas Kiarostami, soliviantado frente a la narrativa centrífuga de este híbrido, asaz desequilibrado, entre documental y ficción. A Ghobadi le producen una comprensible repulsa los mecanismos de censura y control ideológico del Gobierno iraní. Resulta desconcertante que no le provoquen ni la más mínima inquietud los síntomas de colonialismo cultural que se perciben tanto en la obra musical de sus personajes como en la propia gramática visual de su película. El destino, muy puñetero en las películas de tan acusado corte ideológico, priva a los personajes de poder comprobar, en una hipotética secuela, que en Occidente entran en juego otras mordazas, menos visibles, pero no necesariamente más sutiles.


12

NOTAS


13


14

NOTAS


15

Documentales y pelĂ­culas recomendadas


16

La revuelta verde (Descifrando el laberinto Iraní) (2009) Dirección: David Segarra Año: 2009 Producción: Sebastián Brulez - Guarataro Films y Telesur Duración: 26' Sinopsis: Junio de 2009, norte de Teherán. Jóvenes ataviados de verde denuncian fraude entre nubes de lacrimógenos. Estados Unidos y Europa muestran su solidaridad con los rebeldes. Sms, Blog, Facebook, You Tube, Google y Twitter son las palabras clave. Dos semanas antes de las elecciones una mezquita es volada. Meses atrás las ONGs se activan. La marea verde inunda el ciberespacio, las ondas televisivas y las calles. Pero en unas pocas semanas la borrachera deja paso a una resaca que nos hace preguntarnos si todo fue un sueño. Un sueño hipnótico. Link para ver online:

-

Parte 1: http://www.youtube.com/watch?v=ElqcW-UuCYc&feature=related

-

Parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=nU6VupzJhoY&feature=related

-

Parte 3: http://www.youtube.com/watch?v=nU6VupzJhoY&feature=related

Kick

in Iran (2010) Dirección: Fatima Abdollahyan

Año:

new

2010 Producción: Bayerischer Rundfunk (BR) / Westdeutscher Rundfunk (WDR) / brave work Filmproduktions Duración: 82'

en subordinado.

Sinopsis: Sarah Khoshjamal es la primera mujer atleta profesional de Irán que ha clasificado para los Juegos Olímpicos. La película muestra su largo y pedregoso camino a Beijing 2008, una lucha por el reconocimiento en una sociedad basada las estrictas leyes religiosas, en que las mujeres siguen desempeñando un papel

Link del tráiler: http://www.youtube.com/watch?v=4AquHk1UINI&feature=player_embedded Página oficial: http://www.kickiniran.com/trailer/index.htm


17

A las cinco de las tarde (Panj é asr – at five in the afternoon) (2003) Dirección: Samira Makhmalbaf Año: 2003 Producción: coproducción Irán - Francia Duración: 106' Sinopsis: Tras la caída del régimen talibán en Afganistán, se reabrieron las escuelas para las mujeres. Una de ellas pretende dedicarse a la política e incluso llegar a ser algún día presidenta de la República. Pero el burka, las tradiciones y el régimen machista siguen profundamente anclados en la vida social del país. Link del tráiler (subtítulos en portugués): http://www.youtube.com/watch? v=QTSak5ncaaM&feature=player_embedded

La pizarra (2000) Dirección: Samira Makhmalbaf Año: 2000 Duración: 85' Sinopsis: Rodada en Irán, La pizarra de Samira Makhmalbaf sigue a un grupo de profesores que, tras un bombardeo en el Kurdistán Iraní, vagan de una ciudad a otra buscando estudiantes a los que enseñar. En su camino encuentran gentes de edades y formas de vida variadas en un esfuerzo para ayudar y compartir sus conocimientos con cualquier persona que está dispuesta a aprender. Link del tráiler: http://www.youtube.com/watch?v=uV_Gqz4VAF4


Sobre Irán