Page 1

MiHuerta Año 3 / No 8 / Junio de 2013 / Distribución gratuita

RElatO DE vIajE RECORRImOs EsCUElas DE

fORmOsa

EDUCaCIón:

tIPs PaRa COnsUmIR mEnOs

Y ahORRaR

PRODUCCIón PROPIa DE

COmPOst

El RInCón DE m a RtInIanO

mOlIna ¿POR QUé RECIClaR

tUs REsIDUOs

ORgánICOs? 1

3a Cena Anual 2013

Una publicación de


INSTITUCIONAL

Editorial H

ace 4 años y medio que respiro el mundo Huerta Niño. El proyecto fue cautivante desde un principio y aglutinó desde siempre un camino que yo creía fragmentado: la vocación y la profesión. A simple vista, Huerta Niño lo tiene todo, pero en las entrañas mismas es mucho más. De a poco, las huertas se fueron sucediendo cada una con sus realidades tan palpables. Los proyectos se construyeron desde el esfuerzo, la pasión, la necesidad y sobre todo el compromiso… Abunda la necesidad, pero más que nada se sostiene desde la intención. El proyecto no es una caja de comida, ya que no sólo se trata de dar de comer. y así fuimos caminando, contando que la respuesta es un todo… Comunidad, camino, seguridad, aprendizaje, sociabilización, promoción y humanización. El proyecto es una propuesta de trabajo e inclusión, transmisión de tecnología y trabajo, suma de esfuerzos y valoración! Hoy contamos 200 huertas en casi quince años y vemos cómo el proyecto es apropiado por las comunidades, por sus comedores, por sus padres, por sus maestros y por sus niños... ¿Quién puede dudar de que lo que hacemos está bien?

Aún así, institucionalizar a Huerta Niño es difícil, lograr que el proyecto sea autónomo es difícil, entusiasmar a los que nos acompañan es difícil, transmitir nuestra visión en los equipos es difí​cil y mantener la energía de todos es difícil... Pero allí está nuestro desafío… ¿Quién dijo que una semilla crece en un solo día? ¿O que un equipo se consolida en un año, o que un niño crece en diez? Los niños debieran crecer con la seguridad de su alimento como las plantas: en armonía, con cuidados, y a su debido tiempo. No encuentro otro secreto, salvo el ansia de cubrir tanta desidia y tanto hambre. Ese es nuestro motor, un niño creciendo con todo para crecer. Esa es nuestra realización como equipo de Fundación Huerta Niño

Juan Lapetini Director

3


La revista es financiada gracias al aporte de donantes individuales y empresas* Año 3 / Nro. 8 / Junio 2013

Consejo de Administración

EQUIPO

Presidente: Felipe Lobert Vicepresidente: Héctor Slemenson Tesorera: Silvia Solchaga Secretaria: Bárbara Kuss Consejera: Claudia Laub

Presidente Felipe Lobert lobert@mihuerta.org.ar Director Ejecutivo Juan Lapetini juanlapetini@mihuerta.org.ar Editora Constanza Feldman constanzafeldman@mihuerta.org.ar Colaboración especial Bruno Baldo Coordinación General y Administración Bárbara Kuss barbarakuss@mihuerta.org.ar Desarrollo de Fondos Paula Vázquez paulavazquez@mihuerta.org.ar Jésica Akena jesicaakena@mihuerta.org.ar Martina Moriconi martinamoriconi@mihuerta.org.ar Diana Gervasio dianagervasio@mihuerta.org.ar Área Huertas Matias Conte matiasconte@mihuerta.org.ar Fotografía: Banco de imágenes Quiénes somos Somos una organización sin fines de lucro, con sede en Buenos Aires, que trabaja desde el año 1999 para aliviar la desnutrición y la malnutrición infantil en Argentina, mediante la construcción de huertas orgánicas y comunitarias en escuelas rurales de zonas desfavorecidas. La Fundación Huerta Niño está integrada por un grupo de personas con vocación de trabajo reunidas con la intención de participar de uno de los Objetivos del Milenio, la disminución del hambre en el mundo.

4

Consejo asesor Consejera: Bárbara Kuss Consejero: Felipe Lobert Consejera: Claudia Laub Consejero: Mario Vasquez Consejero: Jean-Pierre Smeets Consejera: Silvina Wittis Consejero: Héctor Slemenson Consejero: Pablo Uribelarrea Consejera: Maria del Carmen Alonso Organización Dirección ejecutiva: Juan Lapetini Coordinación general: Bárbara Kuss Comunicación y Prensa: Constanza Feldman Área huertas: Matías Conte Desarrollo de fondos: Paula Vazquez Desarrollo de fondos: Jésica Akena Desarrollo de fondos: Martina Moriconi Colaboradores y ejecutivos Estudio contable: Trama Social Asesoría legal: Marval O’ Farrell & Mairal / PAGBAM Abogados Recursos Humanos: Fernanda Molina Estudio Notarial: Héctor Slemenson Fotografía y Diseño gráfico: Alfredo Baldo Revista Mi Huerta: Bruno Baldo Publicidad, Comunicación y Web: Maximiliano Tardini Diseño gráfico: Sol Oreña Ilustraciones: Mariana Zacharías Asesoría en redes: Jennifer Domizi Progamación: Guillermo Avondet Newsletter y tecnología: Juan Ignacio Siwak Nutrición y Huertas: Anita Gadze Pasantia en Comunicación: Agostina Moreno

Misión y Visión Trabajamos en forma solidaria en escuelas rurales primarias en donde haya casos de desnutrición y malnutrición, construyendo huertas comunitarias con el fin de brindar una solución sustentable en el tiempo al hambre de los niños. Reducir y suprimir el hambre y la desnutrición de los niños de todo el territorio argentino, y lograr recuperar un “modelo rural” que permita a los niños beneficiarse al máximo de su entorno. Agradecimientos: A Bruno Baldo por la edición final de la revista y la colaboración especial en la sección “Recomendamos” y por la nota “Y pintó Derqui”; a Néstor Blanco, de la Escuela N°198, San Pedro del Iberá, Corrientes, por sus testimonios sobre la huerta; a Pablo Uribelarrea por el relato de viaje “Recibir más de lo que se da”; a Ecomanía por sus “Tips verdes”; a Silvia Rattigan por YO AMO MI HUERTA; a Max Tardini por “¿Por qué sumarte a Huerta Niño?” -Testimonio de un voluntario- ; a Agostina Moreno por la nota de “Compost para mejorar la huerta” y Alfredo Baldo por “Compostera de Palets: ¡Manos a la tierra!”; a Martiniano Molina por el Rincón de Martiniano. Publicación editada por su propietaria Fundación Huerta Niño, Organización sin fines de lucro. Presidente Felipe Lobert, en colaboración con Alfredo Baldo. Diseño: Alfredo Baldo Impresión: Grupo RAM http://gruporam-marketing.com.ar/ 5353-4868 Huerta Niño: Tucumán 811 4º B CP (1049), Capital Federal, Argentina. Tel: 4328-0147/ www.mihuerta.org.ar Derechos Reservados. Está autorizada la reproducción de las notas citando la revista y el autor. *El número de cuenta bancaria para donaciones es 082322523-1, Cuenta Corriente, Banco HSBC. Fundación Huerta Niño. Personería Jurídica I.G.J. Nº000235.”

www.mihuerta.org.ar


INSTITUCIONAL

Huerta Niño en el país JUJUY: 2 huertas

FORMOSA: 16 huertas

SALTA: 10 huertas CHACO:14 huertas TUCUMÁN: 7 huertas MISIONES: 2 huertas

CATAMARCA: 5 huertas LA RIOJA: 3 huertas

SAN JUAN: 2 huertas SAN LUIS: 1 huerta

MENDOZA: 7 huertas

NEUQUÉN: 3 huertas

SGO. DEL ESTERO: 37 huertas CORRIENTES: 8 huertas SANTA FE: 5 huertas ENTRE RÍOS: 6 huertas CÓRDOBA: 7 huertas CIUDAD DE BUENOS AIRES: 3 huertas BUENOS AIRES: 21 huertas LA PAMPA: 1 huerta

RIO NEGRO: 2 huertas

CHUBUT: 5 huertas

10.000 Niños beneficiados 5.000 Familias de la comunidad SANTA CRUZ: 1 huerta

TIERRA DEL FUEGO: 2 huertas

5

170 proyectos de huertas


3a Cena Anual 2013

MENU por Martiniano Molina

ENTRADA TaboulE estacional de Quinoa, frutos secos y brotes de rabanito y alfalfa.

PLATO PRINCIPAL Muslos grillados, risotto de cebada perlada, rucula y reduccion de Malbec y remolachas.

POSTRE Crumble de manzanas, gran helado Chungo y merengues quemados (En honor a mi gran Maestro Gato Dumas)


… a todos aquellos que entienden que la solidaridad es un trabajo conjunto en el cual todo aporte, por pequeño que parezca, es una pieza fundamental para la construcción de una realidad mejor. A los que hicieron posible el éxito de la 3° Cena Solidaria de la Fundación Huerta Niño, nuestro sincero agradecimiento. AG Catering

Jennifer Domizi

Agostina Moreno

Johana Tarnowski

Alfredo Baldo

Luis Valiante Disck Jockey

Bottega Italiana Bruno Baldo Café Martinez Campari Campo Claro Catena Zapata Centro de Formación Profesional N° 405 Valentín Fernandez

7

Makro Marcelo Dueip Marcos Martins Menéndez María Belén Roasio Mariana Zacharías Martiniano Molina Mauro Zorzer

Chungo

Maximiliano Tardini

Cristalino

Nature Crops

Ecomanía

Organic Buenos Aires

Esteban Prol

Pablo Ramírez

Gabriela Lapetini

Paralelo Orgánico

Goody Group

Quilmes

Green Tara Producciones

Revista Lima

GreenVivant

Rita Darrechón

Grupo Ram

Sergio Guzzetti

Guardapolvo Argentino

Sol Oreña

Guillermo Avondet

Timbó


Queridos amigos de los niños,

3a Cena Anual 2013

Tiempo atrás, en un viaje, me pregunté: ¿cómo hay chicos con hambre en un vergel? Tierra, agua, todo era verde. Todo para hacer una huerta ¿y hay hambre? Me dijeron las maestras que esos niños del Chaco calmaban el dolor de panza, que causa el hambre, tomando té de hojas de naranjo. Mas de 500.000 huertas familiares logró el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que se construyan para paliar la desocupación y el hambre provocada por una crisis que cubrió Argentina en el año 2001. ¿Cómo lo logró? Convocando a 12.000 voluntarios, gran parte de ellos desocupados, que extendieron a todos la tecnología de los técnicos del Programa Pro-Huerta. La Fundación Huerta Niño logró generar 200 proyectos de huertas comunitarias en escuelas rurales con los donantes y voluntarios que la apoyan. Como aquí, en esta Cena Solidaria, pues haya crisis o haya paz la vida continúa y los niños que ayudamos nos necesitan. Con el apoyo de todos ustedes vamos a perseverar en esta misión. ¿Cómo sembramos el camino para construir el cambio de cultura que significa producir vegetales? En una escuela construimos una huerta de un cuarto de hectárea y un invernadero, donde los alumnos estarán más de cinco años aprendiendo a cultivar, produciendo vegetales y abasteciendo el comedor escolar. Son huertas orgánicas. Son huertas sustentables. Son proyectos que orientan a todos: a los niños en primer lugar, pero también a los docentes, los padres y a nosotros mismos, para enfrentar los desafíos ecológicos de nuestro futuro. He tenido la gran satisfacción de visitar este año escuelas de las provincias de Formosa y de Buenos Aires, cada una con su propia realidad, todas bien. En un caso donde hace dos años parecía imposible hacer nada, encontré una huerta, en otra me invitaron un sábado para la tercera jornada de construcción del invernadero, trabajé intensamente al lado de alumnos, padres, vecinos, invitados y maestras, dirigidos por un técnico del Pro-Huerta excepcional. Huerta Niño lleva adelante esta “Buena Práctica” para que el Estado haga suya esta idea y la aplique plenamente. Nuestras huertas son el ejemplo a seguir, y estamos avanzando. Por segundo año, la Fundación Huerta Niño participa del concurso Vamos a Sembrar, para todas las escuelas primarias del país, organizado por el INTA y los Ministerios de Educación, Desarrollo Social y Agricultura, Ganadería y Pesca. Este año, nuestra fundación, además de ser parte del Jury, entregará un premio de $ 3.000 a cada escuela premiada por su huerta escolar. Lograr todo esto significa hacer vivir una organización acorde con este objetivo. Debemos asegurar la sustentabilidad de la fundación, y quiero agradecer a todos los que aquí han respondido a nuestra invitación, pues cada uno de ustedes vino para ser partícipe de ella con espíritu solidario. Realmente, sí, los niños necesitan que hagamos el esfuerzo de ayudarlos sin cejar, pues aún hay mucho camino para recorrer. Gracias por apoyar a la fundación, Felipe Lobert Presidente

9


comunidad

Testimonio de Néstor Blanco

“La escuela es el sostén” “…Es como que arrancan a partir de los 16, 17 años, pero a aprender lo básico; y no es que falle el sistema, sino que la mente de ellos se ve que ya está bloqueada por la desnutrición. A veces uno le enseña las vocales, por decir lo más sencillo. Pasás todo el día con eso, después se lo mostrás y ya se olvidaron. Aprenden, salen de acá y ya se olvidan todo. Todo pasa por la alimentación […] Esa es nuestra grave problemática aquí en la zona rural.”

10

L

as familias que habitan el Paraje Galarza del Municipio Santo Tomé, provincia de Corrientes, son en su mayoría constituidas por pobladores con NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas). Existen alrededor de 60 habitantes sub-ocupados mayores de 18 años en edad activa. Gran parte de ellos tiene posibilidades de desarrollar algún tipo de actividad productiva relacionada a la producción primaria. La ausencia de los medios necesarios, tanto financieros como de infraestructura, genera un ambiente de necesidad tal que convoca a una solución de tipo comunitaria e inmediata. La escuela N°198 San Pedro del Iberá se encuentra inserta dentro de la Reserva Natural del Iberá. Allí se halla la formación lacustre conocida como los “Esteros del Iberá”, una de las principales reservas de agua dulce de Sudamérica y centro de atención turística del país.

Néstor Blanco, 42 años, Director de la Escuela N°198 San Pedro del Iberá, Santo Tomé, Corrientes.


Fundación Huerta Niño llegó por primera vez a dicha escuela en el año 2007 en una visita que realizó Felipe Lobert, Presidente y Fundador de Huerta Niño, junto al ex director de la organización, Orlando Viegas. Este fue el primer contacto con la comunidad de Galarza y el primer acercamiento con la difícil realidad en la que vivían. Tiempo después, Felipe volvió a viajar; esta vez con el que para esa época era el nuevo Director Ejecutivo de Huerta Niño: Juan Lapetini. Juntos, tuvieron una charla con Néstor Blanco, Director y Maestro de la escuela, en la que entendieron que el contexto que los rodeaba, más allá de ser una belleza natural, no incidía en nada en relación a las necesidades que sufría la escuela y sus alumnos. Desde el primer momento, Néstor les habló con sinceridad y de forma abierta acerca de la crudeza en la que vivía la realidad de su escuela. “El año antepasado estábamos muy mal, no teníamos ni la huertita chiquita que hay ahora. Me acuerdo de una vez que se me partió el alma: los chicos llegaron acá al mediodía, yo estaba haciendo una comida simple -creo que era arroz blanco, no tenía otra cosa para darles-, y me había sobrado de la noche anterior un fleflé -que es una especie de batido-, que me pareció bien servírselos al día siguiente. Ellos estaban todos a la expectativa, hasta que yo les ofrecí si querían y se abalanzaron todos. Y ahí es cuando empecé a indagar cómo es la realidad de acá. Entonces les pregunté: −¿Ustedes no desayunan antes de venir acá?− Porque se caminan como 7km, salen a las 9 de la mañana y si no los alzan llegan a las 12, 12 y media. Me dijeron: −Maestro, comemos una mandioca frita de desayuno cada uno y venimos, nada más.− Cero nutrientes, cero proteínas, lo que consumen lo gastan en llegar hasta acá… Una cosa es contarlo y otra cosa es verlo.” Luego llegaría la realización del proyecto de huerta de la mano de Fundación Huerta Niño y gracias al apoyo de la Fundación Bunge & Born. El discurso de Néstor se transformaría entonces en otra cosa. “La producción que hemos logrado realmente incidió en todo lo que es la dieta escolar este año. Es notorio el cambio en la

11

dieta y en la nutrición de los chicos, así que no tengo más que agradecerles”, nos contaba emocionado en un video registrado en el año 2010. Para el año 2012, en una de las visitas que Huerta Niño realiza a las diferentes escuelas de las provincias de nuestro país, Néstor nos sorprendió nuevamente con un mensaje optimista y alentador: “Lo que empezó como un pequeño proyecto, hoy es una realidad. […] No solamente es un proyecto en el que se benefician las familias, sino también la educación argentina porque un chico bien alimentado es un chico que tiene más capacidad de aprendizaje y en definitiva podemos lograr mejores objetivos educativos.” La escuela N°198 de San Pedro del Iberá resultó un claro ejemplo del éxito de los proyectos que lleva adelante Huerta Niño. Una comunidad como la del Paraje Galarza, con necesidades pero con ganas de salir adelante, es un objetivo clave a la hora de seleccionar una escuela para implementar un proyecto de desarrollo comunitario como lo es la huerta escolar. Sin embargo, el eje fundamental alrededor del cual giran todos estos componentes es el director de la escuela, en este caso, Néstor “Cachito” Blanco. Él resulta un líder indiscutible no sólo de un proyecto, sino de una comunidad entera. La inspiración que genera en aquellos que lo siguen, el compromiso que emana en su entorno, el amor absoluto y la entrega al otro, a todos los que de alguna manera descansan en él, en su guía, en su pasión por la vida. ¡Gracias Néstor!

Néstor nos acompañó en la Cena Solidaria 2012 y el equipo le entregó una bandera de recuerdo.


INSTITUCIONAL

REL ATO DE VIAJE huerta n iño V i a ja a For mosa

Escuela Nº536 Pozo del Pato.

Recibir más de lo que se da S

oy productor agrícola de la Provincia de Buenos Aires, en la zona de Trenque Lauquen, y tengo el privilegio de trabajar en la zona más rica −agronómicamente hablando− del país. Soy, además, Ingeniero Agrónomo. Cuando hace aproximadamente 10 años Felipe me invitó a hacer un viaje a Santiago del Estero para visitar dos escuelas que estaban en el programa de lo que después se transformó en Huerta Niño, nunca me imaginé lo que eso aportaría a mi vida. Fue un viaje con un amigo a una zona del país que conocía muy poco. Pasó un tiempo y me acerqué nuevamente a la −ahora− Fundación Huerta Niño, ofreciendo mi colaboración, y es así como hoy soy voluntario. Eso lleva como responsabilidad viajar con integrantes de la Fundación para visitar escuelas del programa. Este es el segundo viaje que hago. El primero fue a San Pedro y Zárate, y fue básicamente para

12

ponerme en tema de qué se buscaba con los viajes. Este segundo viaje fue a Formosa, para visitar escuelas localizadas cerca de El Colorado y Juárez.

E

l viaje empezó el lunes 8 de abril por la mañana y llegamos de vuelta el sábado 13 por la noche; es decir, una semana completa y 3.500 km recorridos. Venían, además de Felipe, su hermana Rose Marie y Julien, un periodista cercano a la Fundación que iba a hacer un informe sobre ella y las escuelas de Formosa. A Julien lo conocí en casa, pero con Felipe y Rose Marie nos conocemos desde el colegio, es decir desde hace unos añitos… Fueron 1.100 km muy amenos hasta El Colorado, nuestra primera etapa, que nos sirvió para charlar de otros tiempos y ponernos al tanto del objetivo del viaje. En El Colorado, a la mañana siguiente, conocimos al Técnico de Pro-Huerta del INTA, Ramón Salas. En pocas palabras, un tipazo, conocedor de


REL ATO DE VIAJE la zona, de las escuelas y sobre todo con una llegada muy sentida a los maestros y la gente de la zona.

Entrando a la Escuela Nº 177 Costa Riacho Alazán.

Con él, ese día visitamos cuatro escuelas cercanas a la localidad de Villafañe: Nº 157 “José María Paz” La Picadita. Nº 234 “J. B. Alberdi” Mercedes Cué. Nº 177 Costa Riacho Alazán. Nº 326 “Pablo Leiva”. Más que relatar el estado de avance de cada huerta −ya que están en un buen grado de avance, con sus dificultades particulares− lo que realmente me interesa es transmitirles lo que me hicieron sentir ese conjunto de maestros que son realmente educadores. Lo que impresiona es la falta de recursos y de apoyo de las autoridades; pero eso no les impide trabajar y transmitir el amor por la tierra y que con trabajo se logran las metas que se proponen. La inventiva que tienen para solucionar dificultades y para crear implementos que les permitan lograr su objetivo es maravillosa. También es notable su dedicación para que las comunidades que los rodean reciban el mismo mensaje que les dan a sus alumnos. Lamentablemente, pudimos ver cómo se toman decisiones a nivel oficial, que no se consensuan con los interesados y desarraigan la escuela de la comunidad a la que pretenden servir.

Escuela Nº 234 “J. B. Alberdi” Mercedes Cué.

Escuela Nº273 Manuel Lainez.

Esta jornada, como las que siguieron, fue muy activa y larga. Se terminan con cansancio, pero con alegría. Esto estimula para seguir.

E

l miércoles 10, pude vivir un día muy especial y que fue como la síntesis de todo lo vivido en este viaje. Visitamos la escuela Nº 273 “Manuel Laínez”. Es una escuela diferente a las otras ya que les permite a los alumnos albergarse el tiempo que ellos quieran.

13

13


INSTITUCIONAL

REL ATO DE VIAJE

La vivencia que me dejó es única. La directora «La Clota» y su marido al que todos llaman por su apellido, «Verdún», transformaron ellos mismos a la escuela en albergue. Construyeron junto con los alumnos las cuchetas que les permiten a los alumnos quedarse, en una carpintería que tienen junto a la escuela. Tiene una huerta muy prolija, igual que la escuela. Los alumnos, además de estudiar, hacen de apoyo a las tareas de ordenar donde duermen y en los trabajos de la cocina y el comedor. También lavan su ropa. En una charla con Verdún, después de un muy lindo almuerzo preparado por la directora, me comentó que lo que les importa es la educación integral de los chicos: enseñanza e importancia del trabajo para lograr los objetivos. Lamentablemente tuvimos que seguir para llegar a la tarde a Juárez. Una anécdota de ese viaje es un lamentable encuentro con un carancho que terminó con el pájaro muerto y mi parabrisas semidestruido. A pesar de ese problema pudimos seguir en condiciones seguras y hacer el resto del viaje…gajes del viajante.

E

l Jueves 11 conocí a la Técnica de Pro-Huerta María Inés Cavallero. Para ella valen las mismas apreciaciones que para Ramón. Ella tie-

Marie Rose Lobert rodeada de las cocineras de la escuela.

14

El técnico de Pro-Huerta Ramón Salas junto al Director suplente de la Escuela Nº234 Juan Alberdi, Pablo Uribelarrea y Felipe Lobert.

ne un trabajo más difícil ya que tiene que trabajar con comunidades Wichi. Este día visitamos tres escuelas Nº 499 El Mistolar. Nº 420 Pozo Yacaré. Nº 536 Pozo del Pato. En este caso hay una marcada diferencia entre las dos primeras y la tercera. Las dos primeras son escuelas rurales típicas, pero la tercera es una escuela moderna con grados separados y que incluye preescolar, primaria y secundaria.

Escuela Nº273 Manuel Lainez, El Bellaco.


REL ATO DE VIAJE

Frente de la Escuela Nº273 Manuel Lainez, El Bellaco.

En las tres, la relación con los maestros es fluida y María Inés impresiona por su relación con las comunidades y con los maestros. Vivimos también la dedicación de los maestros para transmitir la importancia de la alimentación y la incorporación de nuevos alimentos en las dietas, y el factor clave que resulta la huerta en esto. En Pozo de Pato pude vivir lo que comenté más arriba. Esta escuela es nueva y tiene casi todas las comodidades que se pueden pedir. Reemplaza a una que estaba sobre el Río Bermejo y tenía problemas con inundaciones. Por ello, el gobierno trasladó la escuela y la comunidad del borde del río a su actual emplazamiento. El problema es que no fueron consultados ni los maestros ni la comunidad. Como ejemplo vale este relato del Director: «Tuvimos que poner candado en las duchas, ya que los alumnos las usaban para jugar, ya que antes lo hacían en el río”. Ellos vivían con el agua y en la actual localización no la tienen.

Hasta aquí pretendí hacerles un relato del viaje. No quiero terminar sin comentarles qué me dejó el viaje. De las primeras cosa que me dejó es el fabuloso esfuerzo que hace la comunidad educativa de esa zona para formar esos «chicos, y no tan chicos». Es realmente emocionante ver lo que hacen y la falta de recursos que tienen. Transitan todos los días por caminos intransitables, si llueve porque llueve; si hay seca, por seca; algunos tienen autos, la mayoría, motos.

Personalmente, terminé el día con un gusto amargo en la boca.

E

l viernes 12 teníamos que visitar la escuela Nº 220 Campo Grande.

Lamentablemente, por una amenaza cierta de lluvia, no pudimos ir. Aprovechamos la mañana para tener una reunión con María Inés, y el resto del día para empezar la vuelta a Buenos Aires.

15

Niños desayunando en la Escuela Nº326 Pablo Leiva.


INSTITUCIONAL

REL ATO DE VIAJE

Las niñas de la Escuela Nº273 Manuel Lainez, El Bellaco.

Salvo dos casos, las instalaciones no son las adecuadas. Como me dijo un maestro ante este comentario: «Peores eran antes». No puedo olvidarme de que soy Agrónomo, lo llevo en el alma, y eso me lleva a expresar mis felicitaciones a los dos Técnicos de Pro-Huerta con los que se trabaja y al equipo de promotores que tienen. Simplemente fabulosos y ¡qué suerte que estén en el programa! Como último comentario, yo me incorporé al proyecto porque creo, como pregona el Dr. Albino y la Fundación CONIN, que “sin una adecuada nutrición, no alimentación, los chicos no tienen un buen futuro”. Por haber tenido la suerte de ser productor de la pampa húmeda y gracias a ello, formar una familia como la que tengo, sentía que estaba en deuda con el país.

16

Al hacer el viaje, creía honestamente que estaba dando algo de lo que creo tengo que dar. ¡Qué sorpresa me llevé cuando el domingo hice un balance del viaje! Me di cuenta de que más que dar, fue recibir… y mucho. Recibí de argentinos que luchan en forma desigual, que luchan contra los elementos y el medioambiente, sin armas, pero igual luchan para salir adelante. Muchas gracias Huerta Niño por lo que me dio y me permitió recibir en este viaje y los que dudan acérquense, participen en la Fundación, van a recibir más de lo que dan. Pablo Uribelarrea


17


COMUNIDAD

RECOMENDA MO S PARA VER EcoJaunt Es un canal de Youtube en el que esta organización pone a disposición videos explicativos de distintas operaciones vinculadas con la producción orgánica y un

modo de vida ecológico y sustentable. Esto incluye desde preparar un buen compost hasta construir un lavarropas manual, pasando por la confección de huerteras con palets y operaciones más com-

plejas, como la instalación de paneles solares. Se trata, en general, de desarrollos que se dan en espacios de granjas pequeñas, pero los conocimientos pueden apli-

carse también al ámbito urbano. Los videos están en inglés, pero siempre se puede obtener la ayuda de los subtítulos automáticos de Youtube.

www.youtube.com/user/ecojaunt

PARA visitar y aprender Huerta terracera de la Asamblea de Villa Urquiza En la ex Pizzería La Ideal funciona a Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Villa Urquiza. Entre otras actividades (biblioteca, videoteca, talleres varios, etc., todas gratuitas), aprovecharon el enorme espacio

de terraza para instalar una hermosa huerta, haciendo una cabal demostración de “las posibilidades de fertilidad urbana hecha con materiales reciclados”. Ahí encontramos una gran cantidad de hortalizas de todo tipo dispuestas con gran esfuerzo a lo largo de dos años de trabajo conjunto.

ves de 17 a 20hs se lleva a cabo un taller de huerta terracera. Ahí se pueden intercambiar ideas, consejos, generando un espacio de aprendizaje colectivo. La Asamblea se encuentra sobre la Av. Además de poder visitarTriunvirato entre Roosela cualquier día, los juevelt y la vía. asambleavillurca.wordpress.com/

PARA LEER Manual de cultivos para la huerta orgánica familiar (INTA) Como parte de su programa Pro Huerta, el INTA produjo este completo manual en el que se recopilan los principales cultivos hortícolas que pueden desarrollarse en una huerta familiar. En él se pueden encontrar

las especificaciones para cada cultivo en cuanto a clima y suelo, forma y época de siembra, cuidados del cultivo y cosecha, constituyendo un material de consulta permanente. Así, el INTA se propone “una manera particular de compartir saberes que nos permitirá mejorar nuestro tra-

bajo diario, contribuyendo a lograr una producción abundante, de alto valor biológico y una mejor calidad de vida”. El manual puede descargarse de forma gratuita y simple, en formato PDF, de la web del INTA http://inta.gob.ar/documentos/ manual-de-cultivos-para-la-huerta-organica-familiar/.

PARA VISITAR Feria Justa en Villa Martelli En la plaza Vienni de Villa Martelli se organiza una vez por mes una feria en la que se nuclean productores independientes y autogestivos, cooperativas, artistas y artesanos para ofrecer

sus productos y compartir talleres y actividades. Tal vez el elemento distintivo, en comparación con otras ferias barriales, sea que se hace especial hincapié en ofrecer productos elaborados con un alto grado de conciencia ambiental, con una lógica de solidari-

dad y justicia a la hora de valorar el trabajo de los productores.

La Feria Justa se desarrolla los 3eros domingos de cada mes, desde las 15hs, en la Plaza Vienni, Laprida y Mitre, Villa Martelli. Para más información, visitar su página en Facebook.

Además de productos agroecológicos y orgánicos, se pueden encontrar accesorios e indumentaria, comidas preparadas, libros, artesanías y números de música en vivo. facebook.com/feria.justa

Fuentes: ecojaunt.blogspot.com / asambleavillurca.wordpress.com / inta.gob.ar / revistadinamo.com

19

19


Y PINTÓ DERQUI…

Jornada de voluntariado en el Hogar Santa Marta (Mural + Huerta)

A

sólo una hora de la Capital Federal, en el Barrio Monterrey de Derqui, partido de Pilar, se encuentra el Hogar Santa Marta, perteneciente a la Congregación de las Hermanas ítalo-chilenas de la Familia del Beato Tomás Reggia, que alberga diariamente a 200 niños de entre 3 y 11 años. El Hogar (que en 2013 llega a sus 25 años de actividad) cuenta con un extenso predio, en el que funcionan, además de amplios espacios de recreación para los chicos, un comedor que ofrece desayuno, almuerzo y merienda, aulas en las que se brinda apoyo pedagógico y un moderno centro de salud abierto a la comunidad, en el que se atienden actualmente más de 3000 pacientes por mes (casi todos vecinos del barrio). En el predio también hay una huerta, que pasó varios años en desuso por falta de mantenimiento, y que en 2012 voluntarios de Fundación Huerta Niño ayudaron a reinstalar casi desde cero. Aquel trabajo rindió sus frutos antes del verano (los chicos gozaron de una buena cosecha de, entre otras cosas, tomates cherry), pero este año la encontró nuevamente con la peligrosa perspectiva de malezas crecidas y tierra seca. Con el objetivo de reactivarla y asesorar a niños y adultos en su mantenimiento, el 19 de abril se llevó a cabo una jornada de trabajo, a la que asistieron alrededor de 20 voluntarios de la Fundación Huerta Niño y que incluyó, además del trabajo de huerta, la instalación de un mural en una pared de 120m², dirigida por el muralista Marcelo Dueip y realizada en conjunto (¡y

20

con gran entusiasmo!) por el artista, los voluntarios y los niños del Hogar. La bienvenida de los chicos y chicas a los voluntarios que fueron llegando a primera mañana fue muy efusiva, y ante todo se podía ver la ansiedad por comenzar con las tareas, tanto en el mural como en la huerta. De forma que, sin demora, voluntarios y niños pusieron manos a la obra.

¡Salvemos la huerta! Si bien se conservaba la forma de los canteros y se veían algunos brotes de las últimas siembras, se optó por una reestructuración del espacio de huerta, con el fin de aprovecharlo mejor y facilitar el mantenimiento. La planificación (siempre el primer paso a la hora de instalar una huerta) estuvo a cargo de los técnicos Matías (Fundación Huerta Niño) y José Luis (Pro Huerta). El siguiente paso, que ocupó toda la mañana (y gran parte de las energías de los voluntarios), fue remover la tierra y desmalezar. Esta actividad involucró sólo a los adultos, ya que se trata fundamentalmente de un trabajo de fuerza y con herramientas pesadas. Para la mayoría de los voluntarios era el primer acercamiento al trabajo de huerta, de modo que -como siempre sucede en estas jornadas- la ayuda brindada vuelve a la vez en forma de aprendizaje. Después de un breve receso para almorzar, comenzó la tarea más fina: limpiar los restos de pasto, reducir los cascotes de tierra, delimitar los canteros y hacer surcos para plantar las semillas. En esta etapa


COMUNIDAD

participaron los 30 chicos de 6to y 7mo grado, los mayores del hogar, que serán, junto con sus docentes, los responsables de mantener la huerta. Ellos fueron los encargados de plantar las semillas de acelga, lechuga, achicoria, rabanito, remolacha, habas, arvejas, todas ellas provistas por el programa Pro Huerta del INTA y los plantines de aromáticas que llevó el equipo de Fundación Huerta Niño.

El mural, otra construcción colectiva Una de las paredes que da al patio central del Hogar cuenta con una superficie de ¡120m²!, lugar ideal para que el muralista Marcelo Dueip fomentara una creación colectiva entre niños y adultos. Durante los 4 días previos a la jornada, él mismo se encargó de blanquear toda la pared de ladrillos y dejarla lista como un espacio de experimentación artística. Desde bien temprano, los niños de preescolar y primer grado, junto con los voluntarios, se encargaron de colorear los dibujos que Marcelo había trazado, un motivo de vegetales gigantes. Hojas, tallos y flores fueron tomando color y hacia horas del mediodía ya habían pasado por las manos creativas de todos los chicos y chicas de hasta 5to grado. Quedaba la tarde entera para que los más grandes dibujaran y colorearan detalles y las partes más altas de la pared. Así, entre mates, charla y consejos artísticos de adultos a niños y viceversa, la pared se fue llenando de colores cada vez más vivos e intensos, como testi-

21


Una familia de productores agropecuarios siente el deber y el orgullo de colaborar con Huerta Niño, para que en el país aseguremos la buena nutrición de nuestros niños.

Pablo Uribelarrea

Escuela N º 273, Formosa


COMUNIDAD

monio gráfico de una jornada que así, intensamente, fue vivida tanto por niños como adultos.

Más sobre el Hogar El trabajo en el Hogar es constante y tiene varios frentes: por un lado, la asistencia pedagógica que reciben los chicos todos los días; además, la alimentación, basada en las donaciones recibidas desde el Banco de Alimentos complementada con donaciones locales y los alimentos obtenidos de la huerta; por último, la salud, desde el Centro de Salud, en el que colaboran Hermanas enfermeras junto con médicos del Hospital Italiano y el Hospital Austral, además de visitas regulares de miembros de la Asociación Odontológica Argentina. Si bien para hacer frente a este trabajo el Hogar recibe ayuda del Ministerio de Desarrollo Social y de donantes individuales, así como también de colectas organizadas para cubrir necesidades específicas, la colaboración de voluntarios siempre es bienvenida, tanto en forma de donaciones (alimentos, vestimenta y útiles escolares son los materiales más necesitados) como en forma de tiempo y trabajo en el Hogar. Para más datos sobre cómo colaborar: http://hogarstamartaderqui.org.ar Bruno Baldo

23


COMUNIDAD

huerta u s a r t s e Hoy mu ciela Rattigan a Silvia Gr Cañuelas, os Aires. en Pcia. de Bu

Yo ❤ mi huerta

¿Cómo se le ocurrió la idea de tener una huerta? ¿desde cuándo la tiene? La idea de una huerta en casa nació de mi hijo Martín hace tres años, y me movilizó poder llevarla a cabo. En un «lugarcito especial» de nuestro parque, con un cerco de jardín coloqué los primeros plantines de especies aromáticas (laurel, orégano, albahaca, romero). ¡Quedaban tan lindos! Y cuando comenzaron a aparecer en nuestras comidas, era emocionante que esa salsa casera tuviera el sabor de esa hoja de laurel que buscábamos en el fondo. ¿Qué tipo de verduras cosecha? Soy Maestra Jardinera y enfrente del jardín de Máximo Paz, en el cual trabajo a la mañana, hay una florería; ahí venden plantines y semillas, y así, de a poco, fueron sumándose morrones, acelgas, berenjenas, espinacas, coliflor, zapallos ancos, tomates, rúcula... ¿Qué beneficios considera que le deja? Los vegetales que cosechamos son totalmente naturales, no tienen agregados químicos, hasta el color y el sabor son muchas veces distintos a los que se comercializan. Considero

24

que son sumamente saludables, y en la economía familiar ayudan de manera positiva. ¿Recomendaría a otros tener una huerta? ¿Por qué? Mi huerta se llama «Mi refugio». Es sumamente placentero plantar, ver cómo nacen los primeros brotes, ¡asombrarse con esa hermosa flor de zapallo! Emocionalmente, es energizante estar en contacto con la tierra, y gratificante mimar a mi familia con una tortilla de acelga, entre tantas otras cosas... Empecé de a poco y con el paso de los días me di cuenta de que «amaba mi huerta»...¡se recibe mucho de la tierra!


COMUNIDAD

¿Por qué sumarte a huerta niño? Testimonio de un voluntario

D

e los suelos de nuestro país siempre destacamos su fertilidad, “tirás una semilla en cualquier lado y crece”, aseguramos. Mi experiencia como voluntario de la fundación me llevó a asegurar algo muy similar acerca de la gente que trabaja, para bien, nuestra tierra. Porque en Huerta Niño tirás una idea y, seguro, algo crece. Sea por el proyecto en sí mismo, por la forma en la que lo llevan adelante o por el equipo de gente con el que cuentan, lo cierto es que desde que empecé a trabajar junto a ellos las cosas se dieron siempre de forma alegre y fluida. Da gusto participar en un lugar así. Los conocí en un evento a principios de 2012. Ahí mismo me explicaron a qué se dedicaban e inmediatamente quedé enganchado: ¿Huertas escolares para combatir el hambre? ¡Qué buena idea! Cuenten conmigo. Desde el primer momento Huerta Niño me ha dado experiencias muy enriquecedoras, y no hablo sólo en un nivel personal sino como profesional también. Porque desde lo laboral uno no siempre puede colaborar con proyectos como éste y cuando sí encuentra el espacio para hacerlo, y puede invertir su tiempo en ideas en las que realmente cree, el trabajo resulta mucho más significativo y placentero. Por eso fui involucrándome más y como voluntario del área de comunicación parti-

25

cipé en distintos proyectos, encontrando siempre en los integrantes de la fundación y en sus voluntarios un grupo de gente comprometida y feliz con el trabajo que realizan. Y es un gusto que debe compartirse. Este espacio que me dan hoy es una oportunidad para agradecerles por su trabajo y por darme la posibilidad de sumarme como uno más. Y creo que la mejor forma de hacerlo es compartir mi experiencia e invitar a otros a participar. Razones para hacerlo abundan. Su propuesta, su forma de trabajo y su equipo son sólo algunas de ellas. Pero elegí nombrar éstas, las que creo esenciales, porque creo que hacen de Huerta Niño un espacio receptivo y sumamente capaz de producir cambios reales. Un lugar donde una idea tan simple como sembrar una semilla logra mejorar cosas tan importantes como la alimentación y la educación que dan forma al futuro de nuestra comunidad. Maximiliano Tardini, 26 años, de Wilde (Avellaneda), Buenos Aires. Soy voluntario en Huerta Niño y comunico proyectos de valor social y natural @ uncordel. Para ver los trabajos que realicé junto a la Fundación Huerta Niño visitá uncordel.com/mihuerta


Qué no? - vidrios - huesos enteros - carne - grasas - plásticos - latas Cómo hacer tu propio compost

- estiércol de animales domésticos - humano

El compost, o abono compuesto, es un preparado natural muy nutritivo para las plantas, que se obtiene de la mezcla de tierra y la descomposición de materia orgánica. Los microorganismos utilizan los residuos orgánicos como alimentos y con la ayuda indispensable del oxígeno y la humedad que estos necesitan para vivir, comienza el proceso.

Cuando el compost esté en su punto tendrá un color negruzco y ya no veremos ningún pedacito de los residuos orgánicos que incorporamos, la tierra tendrá buen olor y estará fría. Los tiempos aproximados son de dos meses en primavera-verano y hasta 5 meses en invierno.

Realizar el compost en casa es realmente muy fácil. Con la ayuda de una compostera o un recipiente sin fondo, y agujeros en toda su superficie, se puede lograr un elaborado que mejorará la fertilidad de la tierra.

De esta manera no sólo podemos mejorar nuestra alimentación a través de la huerta, sino que también ayudamos a reducir la contaminación del medio ambiente mediante la separación de los residuos en origen para ser reutilizados. El compost le devuelve a la tierra todos los nutrientes que ésta necesita.

Lo ideal es intercalar capas de restos de vegetales, restos de comida, hojas, tierra y así sucesivamente. Luego, para asegurar que nuestro compost se mantenga lo suficientemente húmedo, regarlo y cubrirlo con un plástico para protegerlo. Sólo nos quedaría mezclarlo de vez en cuando para oxigenar y acelerar el proceso.

Agostina Moreno Estudiante de Relaciones Públicas Voluntaria de comunicación

Qué nos sirve? - cáscaras de frutas - restos de verdura - cáscaras de huevo - yerba, té, café - hojas

http://mihuertablog.blogspot.com.ar/2013/03/compostpara-mejorar-la-huerta.html

26


EDUCACIÓN

27


EDUCACIÓN www.ecomania.org.ar ERDES *TIPS V Para ahorrar más y consumir menos

1

Sacá la cuenta! Yendo en bici o en transporte público ahorrás en combustible, seguro, patente, reparaciones, estacionamiento. ¡Uff! Y ganás salud.

2

Imprimí doble faz. Un árbol equivale a sólo 6 resmas de papel. Al usar las dos caras de cada hoja, cada resma te cuesta el 50%.

3

Cambiá todas tus lamparitas por otras de bajo consumo. Consumen un 80% menos de energía y duran 8 veces más. La cuenta de luz mucho más liviana y la atmósfera con menos CO2.

4

Usá menos electricidad para refrescarte o calentarte. Además de abaratar tu factura de luz, tu casa se llena de energía verde. Las plantas ayudan a refrescar tu casa y aislar con doble vidrio te protege del frío y del calor.

5

Comprá menos productos de belleza. ¿Sabías que el aceite de tu casa se puede reciclar y convertir en jabón? Olvidate de comprar jabones costosos y sofisticados, ¡hacé el tuyo propio!

6

Descongelá el freezer. Al hacerlo ahorrás hasta 30% de energía. Además podés comprar los que tienen tecnología “No Frost” para ahorrar electricidad.

7

Reciclá tu ropa. Una camiseta vieja puede convertirse en dos repasadores de cocina. Un par de medias en un guante para el horno. ¡No hay límites para el reciclaje!

8

Volvé a usar las bolsas de plástico. Si no pudiste evitar que te la den en algún comercio, ¡no las tires! Dales otro uso, por ejemplo levantar los desechos de tu mascota.

9

Llevá tu propio tupper. Muchas veces pedimos delivery o comemos afuera en nuestra oficina o nuestra casa. Cociná en cantidad, y distribuí las porciones en una semana. Ahorrá dinero y usá menos packaging.

10

¿Te acordás del “prestado”? Reciclá la cultura del prestar y devolver. Sacá libros de la biblioteca, prestá tus cosas o pedí prestadas en vez de comprar siempre nuevo.

29

Fuente: tuverde.com para Ecomanía.


nutrición

El Rincón de Martiniano

S

on tiempos en los que pareciera que el hombre estuviese bastante adormecido. Prueba de esto es la realidad que nos envuelve, el egoísmo que rige las acciones de muchas personas, la competencia desleal, la ambición material y sobre todas las cosas la violencia expresada a través de muchísimos actos cotidianos. Soy de los que piensa que para resolver un problema es necesario, como primera medida, aceptarlo como tal, agudizando nuestra mirada, profundizando en nuestras

almas y recién allí será posible esbozar una posible solución y así comenzar una etapa de transformación de estas dolorosas realidades. Gracias a Dios, y como todos los años, muchísimos seres humanos continúan trabajando unidos para revertir situaciones que rozan el absurdo y la perversidad. Es el caso de mis amigos y compañeros de este camino: la familia de la Fundación Huerta Niño. Este grupo está conformado no solo por los que trabajamos directamente en ella, sino también por todos

los hermanos, parejas, padres, hijos, sobrinos, abuelos, etc., que nos acompañan con su cariño y lealtad ante tan elevada tarea. Todo esto no sería posible sin la ayuda y el compromiso de todos ustedes que renuevan año a año las esperanzas y la alegría de muchísimos niños. Sin esto muchos de ellos no tendrían siquiera la posibilidad de alimentarse correctamente, por consecuencia de pensar con claridad y actuar conscientemente por el bien. Gracias por ayudarnos a ayudarlos. Martiniano

Arroz yamaní cremoso con vegetales y vino tinto Tiempo de preparación ☛ 30 minutos Tiempo de cocción ☛ 25 minutos Menú ☛ guarnición o plato principal Para ☛ 6 personas Plato ☛ vegetariano

INGREDIENTES

500 2 2 1 ½ ½

grs de arroz yamaní,

cebollas medianas, ramitas de apio, puerro, calabaza chica, lt de vino tinto, caldo de verduras natural,

30

50 100 50

grs de manteca, grs de queso rallado,

grs de queso azul (roquefort), perejil fresco,

½

atado de espinacas lavadas y secas,

aceite para freír,

½ 1 3

taza de salsa de soja,

diente de ajo, cucharadas

de aceite de oliva, sal y pimienta negra.


C

PROCEDIMIENTO

olocar la salsa de soja en una ollita pequeña junto con el diente de ajo machacado, granos de pimienta negra y reducir a fuego bajo hasta que la salsa tome una textura algo densa. Reservar tibia. Antes de servir, tamizar.

C

alentar el aceite para freír en una sartén hasta que esté bastante caliente. Incorporar hojas de espinaca de a poco (6 ó 7 a la vez) y dejar que se frían hasta que queden bien crocantes. No se deben quemar porque de lo contrario quedarán amargas. Deben tener cuidado al arrojar las hojas al aceite ya que las mismas, por la cantidad de agua que naturalmente poseen, reaccionarán y salpicarán aceite muy caliente. Por lo tanto colocar de a 1 y retirar rápidamente la mano para evitar quemaduras. Tiempo aproximado de cocción: 1 minuto. Retirar con espumadera y reservar sobre papel absorbente.

31

P

icar finamente las cebollas, ramitas de apio y puerro. Transparentar en una olla de hierro con aceite de oliva hasta que queden bien tiernos los vegetales. Agregar el arroz, levantar el fuego y dorar levemente durante 1 minuto. Cubrir con el vino tinto, bajar el fuego nuevamente y dejar reducir hasta que este se haya evaporado del todo. En ese momento comenzar a incorporar caldo caliente de a poco e ir revolviendo lentamente con cuchara de madera para que el arroz vaya desprendiendo el almidón. Cuando hayan transcurrido 10 minutos, incorporar cubos de calabaza pelada de ½ por ½ cm. aproximadamente. Continuar agregando caldo a medida que la preparación lo necesite y cocinar hasta que se evapore casi todo el líquido incorporado la última vez. Salpimentar, agregar cubos de manteca y queso rallado. Remover, tapar y dejar reposar durante 2 minutos. Agregar perejil fresco picado, rectificar la salazón, revolver nuevamente y servir decorando con hojas de espinaca frita, líneas de reducción de soja y cubitos de queso azul.


ESTAMOS SEMBRANDO EL FUTURO. , En Fundación Huerta Niño ayudamos a construir huertas en escuelas rurales para aliviar la desnutrición , y malnutrición infantil. Queremos que los chicos DONA LLAMANDO aprendan a cultivar la tierra en comunidad de manera sana y sustentable y así transformar la realidad con sus , manos. Porque cuando un chico le da todo a la tierra, Y SEMBRA FUTURO. la tierra le devuelve todo a él.

NOS AYUDAS? AL

?

(54-11) 4328-2180

sembrando juntos el futuro.

Martiniano Molina con alumnos de la escuela Nº 42 “Lucio Norberto Mansilla”, Almacén de Basso, San Pedro.

www.mihuerta.org.ar


nutrici贸n

Temporada de BERENJENAS!

33


MD Soluciones RRHH Proveemos soluciones adaptadas a la necesidad de su organización, en los siguientes ámbitos: Liquidación de haberes Administración de personal Asesoramiento legal en derecho laboral Consultoría en RRHH www.md-rrhh.com.ar


¡Sí, quiero darle una oportunidad a nuestros niños!

Por favor, completá los siguientes datos (* obligatorios) O llamanos al (54 11) 4328-2180.

Formulario de Adhesión Si estás interesado en hacerte socio de la Fundación Huerta Niño y colaborar con la construcción de huertas escolares comunitarias, completá los datos del formulario siguiente y mandánoslo por correo a: Tucumán 811 4º B (1049) C. A. B. A. / Argentina por mail a info@mihuerta.org.ar, o llamando al teléfono (54 11) 4328-2180 Apurate, muchos niños están esperando tu ayuda!

 APELLIDO Y NOMBRE* DOMICILIO* PROVINCIA* C.P. *

LOCALIDAD*

E-MAIL* TELéFONO*

CEL

OCUPACION*

AUTORIZO EL DEBITO MENSUAL DE MI TARJETA |__|__|__|__|__|__|__|__|__|__|__|__|__|__|__|__| FIRMA*

$20

$50

$100

OTRO IMPORTE $ ...................

Para su seguridad nos contactaremos telefónicamente para solicitarle los datos de su tarjeta.


Revista Mi Huerta N°8  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you