__MAIN_TEXT__

Page 1

MiHuerta

Año 6 / No 15 / Noviembre de 2016 / Distribución gratuita

TRABAJO EN RED: LA ARTICULACIÓN

MEJORA LA CALIDAD DE LOS

PROYECTOS INFOGRAFÍA: CONSTRUYENDO

MI HUERTA

ORGÁNICA

Una publicación de

REPORTAJE: GUILLERMO NOVELLIS


EDITORIAL

Comienza otro año y nuevamente la página está en blanco encontrándonos con la responsabilidad de escribir esta parte de la historia. Nuestro foco hacia adelante está en abarcar escuelas regionalmente, fortalecer la calidad y acompañar la evolución de los proyectos que apoyamos desde hace ya 17 años manteniendo así un Programa efectivo. Hay una delgada línea entre abarcar algo de manera efectiva y no dejar el vínculo atrás. Vale el esfuerzo caminar siempre sobre esa línea y reorientar nuestro camino cada tanto para seguir allí. Transformarnos es crecer y hacerlo no es dejar todo lo conocido atrás sino apoyarse en las buenas prácticas para estar mejor parados y aportar mayor valor. Nos basamos en la cercanía con nuestras comunidades. Forjando el vínculo logramos una verdadera interpretación de las necesidades de las distintas comunidades que acompañamos: sus saberes y cultura marcan el punto de inicio para incorporar otros conocimientos e instalar capital social. Así sellamos el compromiso mutuo para con los niños. Tenemos el deseo de ser mejores y cuando lo logremos, comenzaremos a buscar de nuevo. Para ello nos involucramos. Sabemos que hay que ponerle el cuerpo. Nuestro faro? Tenemos 31.500 pares de ojos que nos alumbran el camino!

Bárbara Kuss Directora Ejecutiva de FHN


La revista es financiada gracias al aporte de donantes individuales y empresas* STAFF Año 6 Nro. 15/ Noviembre 2016 Directora Ejecutiva Bárbara Kuss barbarakuss@mihuerta.org.ar

Consejo de Administración Presidente: Felipe Lobert Vicepresidente: Héctor Slemenson Tesorera: Fernanda Molina Secretario: Juan Lapetini

Área Desarrollo de fondos

Consejera: Claudia Laub

Keltze Azpirichaga

Consejo asesor

keltzeazpirichaga@mihuerta.org.ar

Consejera: María del Carmen Alonso

Agostina Amato Varela

Consejero: Jean-Pierre Smeets

agostinaamato@mihuerta.org.ar

Consejera: Silvina Wittis

Área de programas

Consejero: Pablo Uribelarrea

Fiorella Constantino

Agradecimientos:

fiorellacostantino@mihuerta.org.ar

A todo el equipo FHN por su colaboración con la revista; a Fabian Lotario por su testimonio de la Escuela 776 nivel primario del Paraje 20 de Junio, a Guillermo Novellis por la entrevista y la buena onda, a las escuelas Nro. 11 de William Morris y Nro. 48 de Caseros por compartir el crecimiento de sus proyectos, a Fernando San Martin por la infografía, a Javier Castillo y Lidia Quiroga por su testimonio de trabajo articulado y acompañamiento en territorio, a Graciela Lumbia por su testimonio en la nota de la escuela Nro. 3 de San Vicente, a Micaela Adornetto por la colaboración en los contenidos, a Manuel Escalante por la receta y especialmente a todos los voluntarios y donantes por su tan importante apoyo.

Guido Urruchúa guidourruchua@mihuerta.org.ar

Paula Dotti pauladotti@mihuerta.org.ar

Ignacio Rivera ignaciomihuerta@gmail.comr

Voluntariado Corporativo Diana Gervasio dianagervasio@mihuerta.org.ar

Diseño Alfredo Baldo baldo.alfredo@gmail.com

Impresión Nippon Print nipponprint@gmail.com

Distribución OCA

Publicación editada por su propietaria Fundación Huerta Niño, Organización sin fines de lucro. Huerta Niño: Tucumán 811 Entrepiso CP (1049), Capital Federal, Argentina. Tel: 4328-0147/ www. mihuerta.org.ar

Derechos Reservados. Está autorizada la reproducción de las notas citando la revista y el autor.

Construimos huertas en escuelas rurales para mejorar la alimentación de los niños en la Argentina. *El número de cuenta bancaria para donaciones es 082322523-1, Cuenta Corriente, Banco HSBC. Fundación Huerta Niño. Personería Jurídica I.G.J. Nº000235.”

2


ESTAMOS SEMBRANDO EL FUTURO. , ?

En Fundación Huerta Niño ayudamos a construir huertas en escuelas rurales para aliviar la desnutrición y malnutrición infantil. Queremos que los chicos aprendan a cultivar la tierra en comunidad de manera sana y sustentable y así transformar la realidad con sus manos. Porque cuando un chico le da todo a la tierra, la tierra le devuelve todo a él.

NOS, AYUDAS?

DONA LLAMANDO AL

(54-11)4328-0147 , Y SEMBRA FUTURO. www.mihuerta.org.ar

sembrando juntos el futuro.


4


¿Por que sumamos kilometros de recorrido por todo nuestro pais?

El Programa Mi Huerta actúa principalmente en la construcción de huertas en comunidades de zonas desfavorecidas, la escuela trabaja dentro de la comunidad como centro de aprendizaje y muchas veces como ámbito de contención. Es por ello que conocerlos en su propio espacio nos permite interpretar sus necesidades y compromiso para potenciar sus habilidades y lograr un proyecto sustentable que impacte directamente en los niños intentando reducir los efectos de la desnutrición y la malnutrición infantil. Viajes de relevamiento En 2016 hemos recorrido más de 50.000 kms visitando las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Tierra del Fuego, Córdoba, San Luis, Chaco, Mendoza, La Pampa, Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes, Misiones y Salta. En total logramos visitar ¡214 escuelas! reconocimos sus ne-

cesidades y evaluamos proyectos de huertas para ellas a futuro. Realizamos un total de 10 viajes al interior del país y mas de 10 relevamientos en GBA para conocer nuevas escuelas y sus necesidades, brindándoles herramientas de cambio y oportunidad con el apoyo de la creación de huertas comunitarias que logren acompañar su nutrición en períodos de crecimiento y aprendizaje. Pero ¿en qué consiste un viaje? ¿Cuál es su objetivo fundamental? ¿Realmente tiene una diferencia en el proyecto? Los viajes de relevamiento son esenciales para llevar a cabo nuestra misión. En ellos logramos identificar las necesidades de distintas zonas rurales y acercarles una solución eficaz y sustentable en el tiempo. Pero para que este proyecto de huerta sea realmente sustentable en el tiempo es fundamental el compromiso por parte de la comunidad, lograr que se institucionalice en la escuela,

5


que atraviese la curricula escolar y que los papás, docentes y alumnos sean parte. Por lo tanto no sería posible medir el compromiso de una institución sin conocerla. En Fundación Huerta Niño realizamos anualmente entre 7 a 10 viajes de una semana de duración para recorrer una región específica planificada a principio de año, en cada uno de ellos visitamos a un gran número de escuelas buscando lo más esencial: el contacto directo. Lejos de ser viajes de mero registro, se busca conectar. Una condición de cada integrante del equipo de Huerta Niño, hace ya varios años, es que todos viajan por lo menos una vez al año aún no trabajando en un área técnica. Necesitamos tener presente el para qué hacemos nuestro trabajo y tener información en primera persona para transmitir a nuestros donantes, aliados y amigos. Pero el objetivo de realizar los viajes no es solo seguir sumando nuevas huertas también es un apoyo continuo durante la construcción de los proyectos aprobados y visitar proyectos históricos con el fin de conocer su situación y lograr que se institucinalice en su continuidad y sostenibilidad. Por la diferencia climática, geográfica y social de cada institución y de las diferentes etapas que atraviesan es primordial tener un acercamiento con cada proyecto en campo. En nuestros viajes relevamos las distintas etapas en la vida de un proyecto: Proyectos nuevos: Visitamos nuevas escuelas y comunidades interesadas en tener su proyecto de huerta (o darle un salto de calidad al que ya tienen) y poder considerarlas para un futuro. Proyectos en construcción: Visitamos escuelas que se encuentran en plena construcción de su huerta para afianzar el vínculo, orientarlos en los problemas que puedan surgir y supervisar que el avance se encuentre dentro de los planteado conjuntamente. Proyectos en seguimiento: Visitamos escuelas a las que hemos apoyado en años anteriores y están totalmente arraigados en la escuela y su comuni-

6


“ Viajar para Huerta Niño fue y será importante siempre, es estar en contacto en primera persona, nos da otro sentido al trabajo que hacemos todos en Huerta Niño, el proyecto de huerta ya deja de ser uno más, un papel, para transformarse en una cara, una sonrisa, un mate amargo compartido.” Guido Urruchúa, mapeo y logistica de viajes, Área de Programas.

dad. Los acompañamos con el fin de mantener el vínculo, conocer las cuestiones que han cambiado, si tienen obstáculos y nuevas inquietudes. Además tenemos grandes satisfacciones cuando vemos evolucionar los proyectos por sí mismos como, por ejemplo, ver que la primera huerta acompañada por Huerta Niño sigue vigente desde 1999. Eso es lo que le da sentido a todo. Para poder vivenciar y comprender, la importancia que tiene los viajes para la organización, le pedimos a Guido Urruchúa, líder de viajes dentro de la Fundación que nos dé su testimonio, con una sola pregunta en el aire: ¿Por qué es importante viajar para Fundación Huerta Niño? “Viajar para la Fundación resulta imprescindible ya que le otorga presencia en campo. El salir a conocer el país es lo que le da a Huerta Niño su manera de ser, su impronta tan característica.

¿Por qué viajamos? Los viajes tienen diferentes objetivos, pero todos se resumen a uno: conocer la realidad de primera mano, algo que no se consigue de ninguna otra manera. Es salir y conocer las realidades, las dificultades y las historias de vida. Viajamos para fortalecer nuestra presencia en campo y vínculos territoriales, un gran aliado de la Fundación son los técnicos del ProHuerta, quienes hacen realmente el acompañamiento cotidiano, generalmente los días de visita a escuelas se recorre todo el día junto al técnico regional y entre mates uno va conociéndolo y conociendo a través de sus relatos e historias la idiosincrasia del lugar, lo que permite fortalecer nuestras alianzas en su base y conocer los obstáculos y realidades de la zona, pudiendo dar así una solución más integral."

7


MiHuerta - Aviso Resonant.pdf 1 7/31/2015 13:52:04


EL REPORTE ANUAL ¿Qué es el reporte para toda la comunidad de Huerta Niño y por qué tenemos un motivo y una necesidad de hacerlo todos los años? Somos una iniciativa que nació de un deseo y que fue un embrión que creció con suerte. Se transformó en un proyecto y con más suerte se convirtió en una Fundación con proyección a futuro, esto indica que cierta buena práctica se ha tenido que aplicar. Hoy, en ocasión del Reporte Anual FHN 2016, hablamos de la buena práctica del Plan anual al inicio del año y del Reporte al final: dos claves para “tener suerte”. La vida de la Fundación obliga constantemente a imaginar cambios, realizarlos y tratar de plasmarlos en cosas concretas, la solidaridad no acepta ninguna otra alternativa que resultados concretos. Aquí el camino de las buenas prácticas significa que, con una visión cierta, año tras año pensamos las cosas mejor. Gracias a esto nuestros planes mejoran cada vez y nuestra evaluación final, el Reporte, así lo va reflejando. Para todos nosotros una palabra es la que más nos importa: la sustentabilidad de cada proyecto de huerta a largo plazo. Por eso estamos siempre en el terreno. Sea un paraje rural o un suburbio de una ciudad, no queremos trabajar a distancia pues el contacto humano es lo que nos marca la realidad y es necesaria para el éxito. La práctica del Plan y el Reporte es una de las llaves para nuestros logros. En este momento sabemos que hemos logrado apoyar a 75 de los 70 proyectos del Plan 2016, que ya planificamos que vamos a hacer más en el 2017 y que lograremos seguramente. Consideramos a través de este trabajo estar construyendo la sustentabilidad del año 2017. A todos ustedes que nos acompañan en nuestro camino, les decimos gracias por los niños. Felipe Lobert, Presidente y Fundador de FHN.


Si el trabajo es de todos vuelve a la comunidad una historia de crecimiento e integracion La Escuela Provincial nº 776 nivel primario del Paraje 20 de Junio, municipio San Antonio en la Provincia de Misiones, fue creada el 13 de agosto de 1991. Se encuentra en zona rural a 34 km de esta localidad y se inició con una matrícula de 38 alumnos distribuidos en dos turnos, todos hijos de agricultores.

En marzo del 2008, Fabián Lotario Figueredo fue designado en esta Escuela para cumplir funciones Director-docente como personal único. Él pudo observar que la comunidad no se sentía parte íntegra de la institución y por consiguiente no conocían ni valoraban totalmente el verdadero rol de la escuela; fue entonces que comenzó a buscar estrategias para revertir esta situación: primero dialogando mucho con los niños, luego, realizando reuniones periódicas con los padres y consultando continuamente con colegas y amigos. En agosto de ese mismo año, después de haberse creado ya un buen vínculo escuela-comunidad se decidió: “Desde ese momento puedo asegurar que se inició un cambio muy positivo desde el punto de vista social, comunitario y por sobre todo educativo ya que comenzamos a desarrollar, efectivizar y dar constancia conjuntamente con las familias, docentes y alumnos de un proyecto general llamado “LA ESCUELA UNA GRAN FAMILIA” que integra a otros varios proyectos institucionales y comunitarios con excelentes resultados y beneficios durante todos estos años y que incluye el proyecto de huerta.” Comenta Fabián Lotario. Desde Abril del 2008 se construye la primera huerta con la intención de brindar una alimentación más salu-

10

dable y nutritiva a los alumnos. Hoy la huerta escolar brinda muchas y variadas verduras y hortalizas al menú del comedor. Este proyecto se ha logrado con la participación de los alumnos, padres, personal del INTA y asesoramiento de otros, con excelentes producciones. Cabe aclarar que después del 2014, se realizaron varias capacitaciones y charlas a los alumnos y familias sobre “Alimentación Sana” “Dulces con productos Regionales” “Comidas a base de Verduras y Hortalizas” “Remedios Naturales” entre otras. Continúa actualmente y en busca de seguir brindando una mejor alimentación es que Fundación Huerta Niño apoyará el proyecto de mejora y ampliación de la huerta Escolar. “En el 2008, cuando implementamos el proyecto “La Huerta Orgánica en la Escuela” logramos inculcar y transmitir en los niños y familias la importancia de tener y contar con diversas ensaladas. Preparamos comidas más nutritivas y naturales en los almuerzos diarios que compartimos alumnos, docentes y en ocasiones con los padres. Sumar también en chicos y grandes las experiencias-aprendizajes adquiridas con el trabajo en equipo, las técnicas de cultivos, las estrategias para


su elaboración y mantenimiento de la misma.” Nos comenta el Director. Como la mayoría de estas familias son de bajos recursos y les imposibilitaba económicamente enviar a sus hijos a otros establecimientos de nivel medio alejados a sus hogares, motivó en Fabián y con el acompañamiento de todos los padres y colegas a solicitar e insistir constantemente la inclusión del Secundario Rural en nuestro establecimiento; hecho que se concretó en abril de 2013! logrando dar un gran paso para estos jóvenes que podrían extender sus estudios hasta 3er año. Esta lucha no finalizó allí porque las aspiraciones y la dedicación demostrada por los alumnos y la responsabilidad por parte de la comunidad en mantener y mejorar aún más esta Institución se ha incrementado considerablemente la matrícula, por ello comenzaron a realizar las gestiones necesarias para que el Estado garantice la continuidad del 4to y 5to año, cuestión que después de mucha persistencia se logró en agosto de este 2016. Esto significa nada más y nada menos que un alumno inicia Nivel Inicial y finaliza el secundario en este Establecimiento; demostrando continuamente que la Escuela es y seguirá siendo una Gran Familia y debemos recurrir siempre a ella. En lo pedagógico también hubo un gran cambio: en los últimos 15 años solo un 5% de los niños contibuaban con sus estudios secundarios. Hoy ese porcentaje subió a más del 95%

FABIAN LOTARIO FIGUEREDO, Director Escuela Prov. N 776. Fabian ha recibido, el 9 de septiembre último, una mención en el denominado “Buenos Educadores de la Argentina 2014” entregado por el Ministerio de Educación de la Nación. Este logro se debe a la participación en el Proyecto Educativo Institucional (P.E.I).

“Nuestra función como maestros es la de favorecer el autodescubrimiento del niño y porque no la de los adultos, quienes recordarán sus momentos de infancia en la escuela e inclusive hacerles experimentar a otros esa sensación que no tuvieron en su niñez. El desafío era y sigue siendo entonces, crear una atmósfera propicia y contenedora que conduzca a la exploración y al crecimiento, ya que en esta zona no hay áreas de esparcimiento y estamos seguros que la escuela es el lugar más adecuado. Realizando siempre actividades innovadoras y atrayentes con ellos: incentivándolos y logrando al mismo tiempo su continuidad en la escuela, desenvolviendo a la vez actitudes, aptitudes y valores acorde a su necesidad actual y futura; además, inculcar y demostrar a los padres la importancia de que sus hijos continúen estudiando. 11


“Uno intenta devolver un poco de todo Guillermo Novellis, dueño de una alegría que contagia y de una generosidad de la que parece no darse cuenta, no dudó un instante en compartir con nosotros sus reflexiones. Guillermo, ¿Qué buscas comunicar en tu rol de persona pública? Como personaje público intento mostrar integridad, no creo que con mis canciones vaya a cambiar el mundo pero puedo mostrar una coherencia en mi proceder, educación, sensibilidad y honradez. Tal vez es lo mismo que transmito para mi familia, que me vean como un personaje familiar confiable y querible que tiene algo para decir a través de su música.

12

Te vemos en contacto con actividades solidarias ¿Surgió de manera natural? Estoy en contacto con actividades solidarias pero en forma indirecta, no soy gestor de eso. Estoy presente cada vez que me convocan y que me lo permita la agenda porque generalmente todo sucede los fines de semana y estoy ocupado con mi trabajo. Trato de estar y colaborar, siempre digo la frase “uno intenta devolver un poco de todo lo que ha recibido” ¿Cuál crees que es el rol de Fundación Huerta Niño en la sociedad? A mí me parece muy importante el rol que tienen porque creo mucho en ese dicho que dice “No des pescado, enséñale a pescar” y creo que mucho de los males de alguna


personalidad, el carácter y lo que va a ser una persona cuando sea adulta. Respondiendo, creo que en todo: soy lo que fui de niño. ¿Tuviste o tenés huerta? Personalmente no hice huerta pero si mis abuelos! También mis suegros. La huerta del fondo de mi casa siempre estuvo presente, ahora la vida no me llevó a ese lado tal vez no tengo una necesidad pero no es una mala práctica. Vivo en un pueblo chico y mucha gente tiene huerta aunque antes había mucho más. Nuestros pilares son la alimentación, la educación y el desarrollo comunitario. ¿Qué relación sentís entre ellos?

lo que ha recibido” sociedad está el facilismo. Hacer tu propia huerta conlleva una cultura del trabajo que te hace conseguir tus propios logros. Tiene que ver con que la humanidad cambió cuando dejo de ser nómade y se estableció porque tenía que esperar que los cultivos florecieran, es muy importante en las familias y en los chicos inculcar este principio de buscar tus logros por tus propios medios. Recordando tu niñez ¿Qué conexión tiene con tus acciones de hoy? Sí, hay una conexión con nuestra niñez. Esos primeros años de vida son, absolutamente, los más formativos de todos. Más allá de la información que podamos recibir en la escuela secundaria o en la universidad, los años de la niñez en la escuela primaria forjan la

La educación es la base fundamental para el desarrollo y un chico mal comido en los primeros años de vida no se puede desarrollar ni personalmente ni en su comunidad, no va a encontrar lugar, tampoco la manera de ser útil y al mismo tiempo tener una remuneración por eso. En el mundo capitalista todos damos un servicio, nuestro tiempo y nuestro conocimiento a cambio de poder vivir. Creo que hay una relación muy estrecha que comienza con la alimentación, sigue con la educación y termina con el desarrollo. Totalmente vincular. ¿Cuál es el proyecto que más sentido ha tenido en tu vida? Evidentemente el proyecto más importante de mi vida fue La Mosca, porque fue un grupo de pares organizándonos y aprendiendo: a hacer canciones, a movernos en el medio, averiguando como se hacía para llegar o que puertas había que golpear. Es un trabajo comunitario, un trabajo de todos y se puede contar porque fue un trabajo exitoso! Se puede trasladar a cualquier disciplina: trabajando con honestidad, con mucha fuerza y apelando a la suerte que también es necesaria pero si no compras el boleto de lotería nunca te la vas a sacar. La Mosca está presentando su nuevo single “Todas las lindas son crueles”. El video ha sido rodado en San Nicolas, Provincia de Buenos Aires y dirigido por Leandro Peón. @lamoscaoficial

13


Cosechando la siembra : como evo La evolución de los proyectos de huertas escolares, es de los momentos más emocionantes ¡y nos encanta registrarlos! Los directores, los niños y la comunidad cuidan a diario aquella semilla que pudimos plantar entre todos, para luego, con gran esmero, ansias y alegría cosechar la siembra. Lo cierto, es que lo que termina por cosecharse en jóvenes y adultos es mucho más que el alimento. En el proceso del crecimiento de las semillas, se consolidan valores únicos en los niños: el trabajo en equipo, la perseverancia, el compromiso, la autonomía, la paciencia y la responsabilidad. Luego, junto con la evolución de las siembras, llega la sensación de orgullo por todo lo logrado y las verduras a cosechar son las pruebas simbólicas de que el trabajo por una mejor alimentación en los niños, está en nuestras manos. Queremos compartir con ustedes el registro de los avances de dos escuelas del Gran Buenos Aires, que reflejan la importancia del compromiso de la institución para el éxito de una huerta escolar.

Caseros En el mes de mayo estuvimos en la Escuela primaria Nº48 de la localidad de Caseros; Buenos Aires realizando un voluntariado corporativo. Trabajamos en la realización de un cerco perimetral, en el armado de canteros de altura, con neumáticos reutilizados como grandes macetas y en huertas verticales con botellas. Dos meses después, la escuela nos envió los avances de su huerta y nos mostraron su primera cosecha. Nos cuentan que nunca habían consumido lechuga en alguno de sus almuerzos y que, gracias a la incorporación de la huerta en su insti-

14


lucionan los proyectos de huerta? tución, la comerán por primera vez como así también otras verduras de estación. “Hoy acompañamos el almuerzo por primera vez con una ensalada de lechuga” María de los Ángeles Cinelli, Maestra de huerta.

William Morris También estuvimos en la Escuela primaria Nº 11 de la localidad de William Morris, Buenos Aires; en la que el equipo de Huerta Niño construyó un invernáculo para la institución y los avances de su cosecha ¡son increíbles! Los niños concurren a la escuela en jornada completa y desayunan, almuerzan y meriendan allí. Gracias a la huerta, logramos incluir en sus almuerzos diarios distintas verduras de estación, beneficiando así a más de 250 niños que concurren a la institución diariamente. Los registros de los avances son un claro ejemplo y un fiel reflejo de que las huertas escolares funcionan como una solución eficaz y sustentable en el tiempo, que logran aliviar los problemas de malnutrición infantil. El cambio es real.

Hoy llevamos mas de 370 proyectos activos, beneficiando a más de 31.500 niños gracias a la construcción de huertas escolares, logrando grandes recompensas que contribuyen a la mejora de las etapas de crecimiento y aprendizaje en los niños.

15


Construyendo mi huerta orgánica Una forma de producir hortalizas sanas durante todo el año es armando una huerta orgánica. Podremos imitar los procesos de la naturaleza y producir hortalizas sin usar productos químicos. Requisitos

Al cerco se lo puede aprovechar para sembrar plantas altas y trepadoras (arvejas, porotos, papa del aire, aromáticas, etc.)

La luna y la siembra

Un cerco para proteger el terreno de la entrada de animales.

Creciente Menguante

Un terreno soleado al menos 5 horas.

Hortalizas de fruto

Asegurarmos una buena disponiblidad de agua. Semillas y herramientas.

Todo lo de raíz

S

40 cm

E

Si no disponemos de terreno podemos utilizar macetas, tarros o cajones. La profunidad mínima para permiter el desarrollo de las raíces es de 40 centímetros.

N

En regiones secas o muy calurosas, como en el norte del país, se debe ubicar la huerta en un lugar apartado del sol fuerte.

O

Siembra en almácigo Colocamos las semillas en los surcos cubrimos con tierra y regamos

10 cm

Tierra fina con abono

10 cm

La mejor tierra

Piedras para el drenaje

El transplante lo hacemos cuando las plantas tienen 3 o 4 hojas (lechugas, repollos, acelgas, coliflores, etc). Cuando el tallo es del grosor de un lápiz (tomates, berenjenas, pimientos, cebollas y puerros).

Transplante 1 Regamos bien el almácigo.

2 Sacamos los

4 Abrimos agujeros

plantines de a uno con una cuchara.

usando un palo de madera. Regamos.

3 Marcamos una

línea sobre el tablón (podemos usar estacas e hilo).

Infografía: Fernando San Martín Mail: fernandojsanmartin@hotmail.com

Fuente: Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)

5 Colocamos los

plantines, evitando desprender la tierra de las raíces. Si tenemos abono compuesto, lo usamos para tapar la superficie.

Gallinero


Siembra directa Las semillas grandes y fuertes para germinar las Zapallo sembramos directo en el cantero. Maíz

Especies que no Zanahoria toleran el transplante.

Preparación de los canteros

Zapallito

Melón

Poroto

Sandía

Perejil

La profundidad de siembra es 3 veces el tamaño de la semilla.

1

Pasillo para poder circular con la carretilla.

2

Limpiamos el terreno: quitamos los yuyos y cascotes.

Marcamos los canteros con estaca e hilo. 1,20 m 30 a 40 cm.

3 Cavamos

4 Hacemos cortes de panes de

una zanja y colocamos la tierra de la zanja en la cabecera del 30 cm cantero.

Rabanito

tierra de 5 cm sin darlos vuelta y los colocamos en la zanja anterior. Trabajamos todo el largo del cantero.

30 cm Radicheta Espinaca Remolacha

Monte frutal

Chacra Especies grandes que requieren menos cuidados como: maíz, zapallo, porotos, habas, mandioca, etc

5 Demenuzamos

6 Por último, rastrillamos

los terrenos grandes de tierra don la azada

para dejar la superficie pareja y nivelada.

Chacra de verano a 18° C (primeros días de octubre en la Pampa húmeda).

Trazamos el terreno en cuadrículas.

En las esquinas hacemos unos pozos. 30 cm 10 cm

1,40 m

Dejamos la tierra bien floja y suelta en el fondo.

1,40 m

b Sembramos en Almácigos

cruz en los pozos. Luego regamos.

Abonera

2 ó 3 cm 4 semillas

Chacra de otoño e invierno En el otoño se pican las cañas de maíz con machete y se pican los tocones con la pala.

Se puntea la tierra, siguiendo la línea de los tocones.

Tierra punteada

30 a 40 cm

Huerta orgánica intensiva hortalizas de hoja, raíz y bulbo.

6 Presionamos la tierra junto a la planta con ambas manos para que queden firmes y regamos alrededor de los plantines.

En las franjas puenteadas sembramos dos líneas de habas o arvejas.

7 Cubrimos la

tierra con pasto seco para proteger la tierra del sol y los golpes del agua de riego.

Hacer el transplante al atardecer o en días nublados.

1,40 m

30 a 40 cm Verano: regar 3 a 5 litros por metro cuadrado.

3 a 5 lt. Invierno: no regar tan seguido. Solo regar al mediodía.


San Vicente: una comunidad comprometida. La Escuela Nro 3 José Manuel Estrada de San Vicente cuenta con solo 14 alumnos, sumando jardín y primaria en plurigrado. Su directora Graciela Lumbia, apasionada por su vocación, soñaba con un proyecto que ayudara a mejorar la alimentación de los chicos y donde pudiera en un lugar con tan difícil acceso, beneficiarlo con algo que ellos pudieran vivenciar. A finales del mes de septiembre concurrimos a la escuela Nro. 3 en San Vicente para construir un proyecto de huerta, junto al apoyo de la comunidad, docentes, alumnos y Fundación Banco Provincia. Un ejemplo de comunidad comprometida donde los docentes no están solos y donde más que nunca se demuestra que se necesita el apoyo de todos para lograr el bien común.. “Años anteriores habíamos comenzado con el proyecto de huerta pero no teníamos los medios necesarios como para poder expandirlo, difundirlo y que sea un proyecto que realmente tenga sus frutos. Este año nos propusimos hacer un proyecto que se difunda a la comunidad junto con el jardín, haciendo un proyecto articulado, tuvimos comunicación con la Fundación Huerta Niño, que se acercó al establecimiento, quiso conocer el lugar, quiso conocer a los docentes y a los niños y, de esa forma, comenzó este proyecto. La Fundación Banco Provincia se sumó a este gran proyecto: nos acompaña y nos van a dar los medios

18

necesarios para que se pueda lograr. Hoy estamos reunidos acá porque estamos concretando nuestro sueño” “Somos una gran familia la escuela rural, estamos todo el tiempo pensando qué más podemos hacer por estas familias, qué más podemos hacer por los niños. Y hoy nos dan la oportunidad de seguir creyendo que los sueños se pueden cumplir, que si pensamos fuerte podemos cumplir todos nuestros sueños y ahora más que nunca, con un gran compromiso que tenemos de que nuestra huerta sea exitosa, que los chicos puedan tener alimentos saludables, que puedan llevar cada uno de ellos su bolsita de comida para sus hogares, verduras frescas que no las tienen, porque los días de lluvia no pueden salir a comprar, no pueden tener esos alimentos. Por eso hoy, empiezan a concretarse nuestros sueños” Graciela Lumbia , Directora de la Escuela Nro. 3 San Vicente.


En una gran jornada, donde los protagonistas fueron docentes, alumnos de la escuela técnica y padres de la comunidad, se construyó un proyecto de huerta. El proyecto Mi Huerta, nació para que escuelas como esta, pudieran aliviar una necesidad como el hambre, pero también para que los chicos vivan la oportunidad de sembrar con sus pequeñas manos y cosechar grandes frutos. “Yo estoy cuidando un campo ganadero y a su vez ayudo un poco a la escuela. Vengo a ayudar a la escuela rural, me emociona este día que es una ayuda entre todos. Todos parece que somos uno acá. O sea entre todos hacemos uno. Vamos para adelante con todo. Eso lleva a uno a que se emociona. Más que todo porque eso lo ven en los chicos, no es que para otra cosa. Para que tengan un futuro mejor, ayudar a la escuela, por lo menos tenes algo en qué pensar que te lleva a ayudarlos. Esto es por ellos” José Luis Porres, padre y voluntario de la comunidad. “Yo empecé primer grado acá, en mis tiempos era de pri-

mero a sexto, termine en el 64. Es muy lindo ver este nuevo proyecto, porque en mis tiempos en esta escuela nosotros hacíamos huerta. Es como volver a mi juventud, a trabajar de nuevo el campo y cosechar de nuestra hermosa tierra” Margarita Isabel Guardemendía, Ex alumna y voluntaria de la comunidad. “Lo más gratificante es poder ver la articulación: el donante y la fundación trabajando por hacer realidad el proyecto de huerta para la escuela, pero ver a la comunidad que estudió acá o que tiene sus chicos acá, con una pala en la mano queriendo dejarles ellos mismos a sus hijos o nuevas generaciones, la posibilidad de sembrar el fruto para que puedan tener una mejor nutrición y una mejor alimentación. Es tener lo propio y hacer lo propio del proyecto. No es un proyecto que vino alguien y dejó, sino ellos mismos se empoderan y lo hacen. Es lo más bonito” Keltze Azpirichaga, Fundación Huerta Niño. “Para los chicos es sumamente importante el tema de tener la huerta, para poder también hablar de alimentación saludable. Todo esto tiene un proceso que no es solamente la huerta en sí, sino que conlleva mucho más y que esperamos que esto redunde en el trabajo que están haciendo las maestras con los chicos. Lo que vemos es tanto entusiasmo que no podemos más que emocionarnos y alegrarnos muchísimo de haber podido ser parte de este día” María Figueras, Presidente de la Fundación Banco Provincia.

19


Reporte Anual 2016 Fundación Huerta Niño El desafío de seguir sembrando futuro No solo tenemos un fin solidario, además lo hacemos de forma transparente. 373 Proyectos de huerta 31.500 niños beneficiados 75 Proyectos en 2016 56 Proyectos de huerta 19 Proyectos de mejora 36 Actividades de Voluntariado Corporativo


Voluntariado :

Empatía, coordinación de tareas y transformación del espacio

La jornada de Voluntariado es una intervención puntual dentro de la vida de un proyecto, es por ello que para lograr su autonomía; el relevamiento, capacitación de la comunidad, seguimiento y supervisión es manejado de la misma forma que un proyecto convencional de huerta. Esto aumenta las posibilidades de que quede arraigado en la institución y por ende el compromiso de la escuela permita que el proyecto sea sustentable en el tiempo. Algunas de estas actividades se hacen el mismo día de manera simultánea, por lo que se convierten en jornadas que requieren una alta coordinación que son un desafío para todo el equipo FHN. La energía de estar en tantos lugares trabajando por un mismo objetivo es realmente especial. Del total de las 36 actividades de voluntariados en distintas provincias del país, 8 fueron en simultáneo: en Abril con dos proyectos donde voluntarios de Salta y Tierra del Fuego unieron de punta a punta el país y en Octubre donde 6 actividades fueron parte de un gran día de jornada. Para llevar a cabo estas actividades de impacto en paralelo contamos con personas capacitadas para coordinar estas jornadas, aunque casi todo el equipo sale a campo para dar apoyo y de primera mano nos cuentan su experiencia:

22

“C

omenzamos el día en la escuela y tuvimos la oportunidad de hablar con la Directora y maestra de huerta, que si bien sorteaban las problemáticas típicas de una escuela urbana, apuestan a generar nuevas experiencias para la escuela. En esta jornada dimos comienzo y un gran impulso al proyecto de huerta que estaba naciendo para la secundaria, el desafío principal radicaba en la apropiación por parte de los alumnos del espacio de huerta y su participación en la jornada. Gracias a la predisposición, buena voluntad,  y generosidad de todo el grupo de voluntarios pudimos en conjunto mostrar como los grandes proyectos necesitan de la participación de todos los involucrados.” Paula Dotti – Área de Programas de FHN, en la Actividad de Voluntariado en la escuela Nro. 85, La Plata, Provincia de Buenos Aires.

“I

ntervenir con voluntarios en la vida de un proyecto de huertas es impulsar en los chicos las ganas de crear, de sembrar y de tener sus propios frutos. En esta actividad logramos transmitir la importancia del trabajo en equipo y de las alianzas, es una actividad muy especial. Es esencial el poder articular entre la fundación, el donante y la escuela para ofrecer una mejor alimentación y un mejor futuro; y no hay mejor experiencia que


el poder hacerlo en 4 proyectos simultáneos con más de 80 voluntarios, donando su tiempo y su energía para hacerlo posible.” Keltze Azpirichaga – Área Desarrollo de Fondos de FHN, en la actividad de voluntariado realizada en la Escuela IPEM Nº160 Hipólito Vieytes, en Laguna Larga, Córdoba.

“L

a escuela abre sus puertas preparando todo desde días anteriores, para ellos es una celebración porque están cumpliendo sueños. Es un ejemplo ver un grupo de personas dedicando su día a ayudarlos y eso lo saben valorar. Los voluntarios dejan horas, fuerza y trabajo en la institución pero coinciden en que se llevan mucho más. Tener la capacidad de mirar al otro, poder y querer ayudar nos fortalece como comunidad. La huerta nos da muchas oportunidades, aprendemos a alimentarnos mejor y valorar todo lo que es posible lograr trabajando juntos.” Diana Gervasio – Voluntariado Corporativo de FHN, en la actividad de voluntariado realizada en la Escuela IPEM Nº160 Hipólito Vieytes, en Laguna Larga, Córdoba.

“F

ue un día de simbiosis donde tres Fundaciones: Todavía Es Tiempo, Fundación Telefonica y Fundación Huerta Niño, que en lo cotidiano tienen misiones diferentes, se aliaron para participar con un objetivo único y común. En pocas horas, pero con mucha voluntad, trabajo y cooperación, alcanzamos las metas propuestas. Lo que para nosotros fue un día de voluntariado, para la gente del lugar, tiene como significado una mejora en la calidad de sus vidas. Lo mágico de la obra es que la consecuencia no es la suma de palos y clavos, más bien es un resultado vivo reflejado esa tarde en la alegría de la gente del lugar. “ Ignacio Ribero – Área Programas, en Fundación Todavía es Tiempo, Jardín comedor, Paso del Rey, Gran Buenos Aires.

“D

esde el momento en que uno ingresa a la escuela ya es recibido por un abrazo enorme y emocionante por parte de la directora y de la maestra de huerta.

Durante toda la jornada los voluntarios trabajan con mucha energía y alegría, buscando continuamente cómo hacer para seguir aportando, lo cual es sumamente valorable. Siempre es un placer enorme poder compartir este tipo de jornadas, es una actividad de un día, sin embargo, es un cambio en los niños para toda la vida. Esta jornada es un pequeño retrato del cambio que generamos en la vida de los niños. ¡Cada experiencia con los chicos es única e inolvidable! “ Agostina Amato Varela – Área de Donantes Individuales de FHN, en la Actividad de Voluntariado en la escuela Nro. 85, La Plata, Provincia de Buenos Aires. Historias y testimonios como estos nacen en cada una de las jornadas, todos tienen una reflexión muy similar: la importancia de la intervención en las comunidades por pequeña que sea y en donde los niños sienten que sus sueños se van cumpliendo de a poco. Aunque el proyecto de huerta abarque mucho más que una jornada, el compromiso creado hace que lo continúen para mejorar su alimentación y calidad de vida como escuela y como comunidad.

23


VI Cena Anual solidaria FHN, concretamos nuevos suenos

24


, una noche en la que juntos E

n una exitosa noche, llevamos a cabo nuestra VI Cena Anual Solidaria con el objetivo de fortalecer nuestra misión y reforzar los distintos lazos institucionales, para así mejorar el trabajo en equipo por nuestros niños y su futuro. El evento, conducido por Federica Pais y Pancho Muñoz tuvo lugar en el Salón Renoir del Palacio San Miguel el pasado 3 de agosto. Compartimos la noche con 500 comensales, en la que participaron más de 80 empresas colaboradoras, invitados de prensa y más de 50 voluntarios que nos acompañaron a lo largo de todo el evento. Además, contamos con más de 350 premios entregados en el sorteo de la noche. La cena a beneficio tenía como objetivo la concreción de 10 nuevos proyectos de huerta en distintas provincias de nuestro país y ¡lo alcanzamos! Con la recaudación obtenida lograremos concretar la construcción de nuevas huertas en las provincias de Salta, Mendoza, San Luis, San Juan, Tierra del Fuego, Chaco y Córdoba, estimándose que beneficiará a más de 1.500 niños de nuestro país. Los nuevos 10 proyectos logrados se sumarán a los 373 proyectos activos y a los más de 31.500 niños beneficiados en todo el territorio de nuestro país. La mejor manera de conocer nuestro proyecto es escucharlo en primera persono y es por ello que invitamos a compartir su experiencia al director de la escuela rural de Las Cañadas, Córdoba, Carlos Perez; quién obtuvo la concreción del invernáculo para su institución en representación de la Huerta Nº 10 conseguida en la noche. Un momento en que las donaciones se convirtieron en un proyecto tangible, compartiendo la conmovedora sensación de lograrlo juntos. La Cena a Beneficio es para nosotros una noche única y memorable: en ella celebramos nuestros logros, recordando el camino ya realizado, habiendo crecido en cada paso y sumando con ansías nuevos kilómetros en esta ruta. Seguimos trabajando por una oportunidad de cambio, factible y sustentable, para miles de niños. Es la noche en la que todos los que son partícipes del cambio, decimos juntos y a viva voz que: ¡seguimos sembrando futuro! ¡Agradecemos a todos los que fueron parte de nuestra VI Cena a Beneficio!

25


La calidad mejora con el trabajo articulado El trabajo en red con distintos actores locales sirve de anclaje para la labor de Huerta Niño en la comunidad. Trabajar articuladamente puede ser complejo pero es imprescindible, no solo para tener mayor alcance sino para que cada uno pueda aportar valor a través de su especialidad. Actualmente el Programa Mi Huerta se ve reflejado en más 370 proyectos repartidos en todo el territorio nacional y beneficiando así a más de 31.500 niños beneficiados. Esto es un logro de Fundación Huerta Niño pero es posible gracias a la articulación con diferentes aliados en las comunidades: Pro Huerta INTA, Ministerios, Municipalidades y programas sociales, agrónomos y voluntarios en campo. Es así como logramos obtener mayor calidad y estar presentes en todo el país y llevar a las escuelas más necesitadas el Programa Mi Huerta. Nos apoyamos en principios que se complementan dotando al programa de una fuerte penetración territorial, valoración social y eficacia para la incorporación en la dieta de los hogares pobres de alimentos frescos; constituyéndolo así en una herramienta válida para

26

mejorar y diversificar la alimentación de sectores socialmente vulnerables. También logramos la expansión territorial y solidez del programa gracias a la red que hemos establecido con otras ONG nos permite multiplicar nuestras oportunidades y mejorar nuestro trabajo gracias a las buenas influencias que esto remite a través de conocimientos transmitidos, contactos, eventos, financiación, apoyos mutuos, etc. Lidia Quiroga, Técnica del Programa Pro Huerta nos cuenta su testimonio acerca de una actividad donde trabajamos conjuntamente para que una escuela pueda tener su proyecto de huerta. Pero este trabajo va mucho más allá de un día de trabajo: previamente viajamos al Departamento de Tunuyán, provincia de Mendoza. La ciudad de Tunuyán se encuentra a 83 km al sur de la ciudad de Mendoza. Nos encontramos con Lidia y con el Ing. Javier Castillo de INTA con quienes fuimos a relevar las 4 escuelas propuestas por ellos mismos, esto es una garantía ya conocen el terreno, a las comunidades y sobretodo al compromiso de llevar un proyecto adelante.


Tiempo después de relevado el espacio, de analizar el proyecto, gestionar los recursos y acordar los pasos a seguir llegó el día de la actividad, excusa para dar comienzo a un proyecto que ya había nacido bastante tiempo atrás. “7 de Setiembre de 2016, qué gran día!, Con la llegada de Paula, Huerta Niño se hace presente en la Escuela 1-293, Gabriela Mistral, La Primavera, Tunuyán, Mendoza. Con mucha alegría junto a un grupo de voluntarios, el Ing. Javier Castillo de INTA y los Técnicos Pro Huerta Lidia Quiroga e Iván Quiroga de INTA se da inicio a la jornada midiendo el predio, haciendo pozos, poniendo postes y en horas colocando la tela. Ese mismo trabajo fue dibujando el espacio para la futura huerta, la que hoy le permite a los docentes planificar y desarrollar actividades integradas en toda la currícula escolar con las distintas materias y relacionándolo temas de nutrición, seguridad y soberanía alimentaria, logros que deseamos obtener desde Pro Huerta INTA. La huerta es un recurso para facilitar y en-

riquecer el aprendizaje de los alumnos que luego multiplicarán en sus hogares. Esta aula a cielo abierto es usada como laboratorio natural y vivo donde se visualiza y se comparte la teoría y la práctica, se puede investigar, indagar y trabajar y así mejorar la calidad de vida de los niños, sus familias y por ende a la comunidad, la cual es muy carenciada con NBI muy visibles. Esperamos conseguir estos logros en un trabajo en equipo interinstitucional y que la huerta sea un lugar de encuentro diario donde se logre conformar un sistema agroecológico-sustentable, respetando la naturaleza, valorando el medio ambiente, aplicando experiencias de los abuelos e incorporando el ingenio de los chicos. A futuro se podrán armar y diseñar proyectos creativos para poder aprovechar tantas riquezas. Esperamos que las metas propuestas por la comunidad educativa finalicen con logros exitosos. Muchas gracias a la 'FUNDACION HUERTA NIÑO'”

27


como referente de la Educacion Rural

Fundación Huerta Niño lleva adelante su misión sobre 3 ejes primordiales: nutricional, educativo y comunitario. Este año hemos tenido grandes novedades en el eje educativo, es por ello que queremos compartírselas: Nuestro programa Mi Huerta fue declarado nuevamente como interés educativo a nivel Nacional por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación. Participamos en el 1º encuentro públicoprivado por la educación rural y agropecuaria como una de las organizaciones referentes que llevan a cabo su misión en espacios educativos rurales.  Nuestro programa Mi Huerta fue declarado nuevamente como interés educativo a nivel Nacional por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación. El programa “Mi Huerta”, tiene como objetivo de combatir la desnutrición y malnutrición

28

infantil de zonas rurales desfavorecidas de nuestro país a través de la construcción de huertas comunitarias en escuelas rurales. A través de este Programa se brindó apoyo y seguimiento para la construcción y funcionamiento de 350  huertas comunitarias en escuelas rurales, que beneficiaron a más de 30.000 estudiantes y sus comunidades en todo el país. Por otro lado, la propuesta permite articular el desarrollo de la huerta comunitaria con la currícula escolar, generando  novedosas maneras de enseñar y nuevas instancias de aprendizaje para los estudiantes. Como Fundación estamos participando activamente como miembro de Edurural y por tal motivo, estuvimos presentes  en el 1er Encuentro Nacional público-privado por la educación rural y agropecuaria, como una de las organizaciones sociales referentes en el ámbito educativo rural.  El encuentro tuvo como objetivo “privilegiar a los docentes, directores y supervisores en su formación y capacitación; alentar y facilitar el trabajo en red entre instituciones educativas; y garantizar los recursos necesarios a todas las escuelas”.


Nuestra presencia fue posible, ya que el programa “Mi Huerta”, no sólo trabaja con la misión de aliviar la malnutrición infantil en todas las provincias del país, sino que la construcción de una huerta tiene, además, fines educativos. La  huerta logra atravesar la currícula escolar y tiene un rol activo en las asignaturas escolares, al utilizarse como elemento y complemento para el aprendizaje y el conocimiento. De esta forma, la huerta se adentra en el aprendizaje diario no sólo como un nuevo conocimiento extra-programático sino que, muchos de sus recursos son ejemplificadores y funcionan como sostén y apoyo para el desarrollar el conocimiento de las disciplinas regulares. En este evento también participaron 34 organizaciones de la sociedad civil dedicadas al tema educativo, donde trabajamos juntas en promover ejes prioritarios en lo referido a educación rural y agropecuaria. Basándose en el derecho que todo niño de nuestro país tiene de recibir una educación de calidad y teniendo presente el motor que, para la Ar-

gentina, representa el campo, es que se debatió sobre grandes temáticas de alta relevancia para las políticas públicas relativas a la escuela rural y agropecuaria. Algunas de estas temáticas están basadas en la formación y capacitación de docentes y directores; facilitar el trabajo en red entre instituciones educativas y garantizar los recursos necesarios a todas las escuelas. En definitiva, este encuentro fue el inicio de un gran trabajo articulado para mejorar la educación rural y agropecuaria, con el fin de brindar igualdad de oportunidades para la educación y el desarrollo. Fundación Huerta Niño, continúa creciendo con proyectos a lo largo de La Argentina, con el fin de intervenir con el proyecto de huerta en las más de 17.000 escuelas que existen. Es un largo camino, pero con una ruta y un propósito claro:

¡Sembrar el futuro de los Niños!

29


una receta llena de sabor

Manuel Escalante, es chef y voluntario de la Fundación. Manu ha coordinado como chef voluntario la preparación de los platos para 500 comensales en nuestra 6ta Cena a Beneficio. Además, nos ha acompañado en diferentes roles como voluntario, desde trabajar la tierra, armar kits de huerta y lo mejor ¡Su compromiso es igual de grande que su amor por los niños! En esta oportunidad nos comparte esta receta fácil de hacer y muy sabrosa ¡Gracias Manu!

Gratinado de zapallitos, zucchinis y berenjenas INGREDIENTES 2 zucchinis cortados en rodajas de 1/2 cm. 2 zapallitos de tronco cortados en rodajas de 1/2 cm. 2 Berenjenas cortadas en en rodajas de 1/2 cm. 4 tomates maduros cortados en cubitos.

PROCEDIMIENTO PROCEDIMIENTO Sudar (cocinar sin dorar hasta trasparentar) cebollas y ajos en aceite de oliva con sal y pimienta. Agregar los tomates y cocinar a fuego medio por 10/15 minutos hasta hacer una salsa rápida de tomates. Poner las rodajas de zucchini, zapallito y berenjena en un bowl, agregar sal y pimienta y rociar con un poco de aceite de oliva. Grillar las rodajas de ambos lados en la plancha o en la parrilla. Reservar.

2 cebollas medianas cortadas en rodajas finitas.

En una fuente para horno poner la salsa de tomate como base y luego apilar las rodajas de vegetales grillados intercalando con las ramitas de tomillo, algo de sal y pimienta si es necesario.

2 dientes de ajo picado.

Cubrir con queso parmesano rallado.

10 ramitas de tomillo fresco. Queso parmesano rallado. Aceite de oliva Sal y pimienta

Tapar con papel metálico y cocinar en un horno fuerte por 20 minutos en la rejilla del medio, luego sacar en papel metálico y gratinar el queso en la rejilla de arriba. Nota: Esta receta puede servirse sola como plato principal o como guarnición acompañando un bife a la plancha, pescado o pollo. Se puede servir tibia que queda riquísima!

31


¡El momento de donar es HOY!

Hacete socio de la Fundación Huerta Niño y colaborá con la construcción de huertas escolares. Contactanos: (54-11) 4328.0147 info@mihuerta.org.ar

También nos encontrás en

Escanealo en tu smartphone con una aplicación del tipo "QR Code Reader" Para su seguridad nos contactaremos telefónicamente para solicitarle los datos de su tarjeta.


JUJUY: 6 huertas

FORMOSA: 18 huertas

SALTA: 15 huertas TUCUMÁN: 14 huertas CATAMARCA: 16 huertas LA RIOJA: 4 huertas

SAN JUAN: 5 huertas SAN LUIS: 2 huerta MENDOZA: 15 huertas

NEUQUÉN: 5 huertas RIO NEGRO: 11 huertas

CHUBUT: 10 huertas

SANTA CRUZ: 1 huerta

TIERRA DEL FUEGO: 6 huertas

CHACO: 23 huertas MISIONES: 12 huertas

SGO. DEL ESTERO: 36 huertas CORRIENTES: 16 huertas SANTA FE: 17 huertas ENTRE RÍOS: 6 huertas CÓRDOBA: 17 huertas CIUDAD DE BUENOS AIRES: 5 huertas GRAN BUENOS AIRES: 56 huertas BUENOS AIRES: 57 huertas LA PAMPA: 5 huertas

373 proyectos 31.500 niños beneficiados

Profile for Fundación Huerta Niño

Revista Mi huerta Nº 15  

Edición Nº 15 de la revista de Fundación Huerta Niño. Revista Institucional, educativa, comunitaria y nutricional.

Revista Mi huerta Nº 15  

Edición Nº 15 de la revista de Fundación Huerta Niño. Revista Institucional, educativa, comunitaria y nutricional.

Profile for mihuerta
Advertisement