Page 1

por

siempre HOMENAJE. Su gambeta endiablada y su carisma lo convirtieron en ídolo de multitudes. Marco Antonio se despide esta noche. Le presentamos un informe completo sobre su vida y carrera

RICARDO MONTERO

ETCHEVERRY

Santa Cruz de la Sierra Jueves 30 de marzo de 2006 • 12 páginas

GRATIS: exige tu póster autografiado por el Diablo


2 EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

GENIO El partido entre la Selección de Bolivia y Resto de América será el plato fuerte del espectáculo

n espectáculo sin precedentes será lo que se observará hoy en la despedida del fútbol de Marco Antonio Etcheverry, denominada ‘La Última Diablura’, que se realizará desde las 18:00 en el estadio Tahuichi. El ídolo boliviano tendrá una velada a su altura con un partido entre la Selección de Bolivia, que logró la histórica clasificación al Mundial de Estados Unidos 94, y el Resto de América. Este enfrentamiento será el plato fuerte de la jornada. La despedida, que tendrá cuatro horas de duración y que se prevé llenará de público el escenario deportivo, también contempla un encuentro entre los Amigos de Marco. Otra de la atracciones del acto será el show musical de varios grupos, entre los que destaca a Azul Azul. La velada tendrá un cierre de lujo con fuegos artificiales de siete minutos de duración. Entre las figuras internacionales que integrarán el equipo de Resto de América figuran los chilenos Iván Zamorano y Patricio Yáñez; el paraguayo José Luis Chilavert y el ecuatoriano Álex Aguinaga. Mientras que entre los nacionales y que estarán en el equipo de la Selección de Bolivia están Jaime Moreno, que juega en el D.C. United de la MLS, Carlos Fernando Borja, Erwin Sánchez, Julio César Baldivieso y Luis Héctor Cristaldo. Todos ellos fueron las amistades que hizo Etcheverry, en los diferentes equipos que jugó y en la selección nacional.

U

Marco dispuso que los que estén al mando de los equipos sean dos técnicos que fueron importantes para que él se convierta en uno de los referentes del fútbol nacional. La Selección de Bolivia estará dirigida por Eduardo Guilarte, que fue el técnico que hizo debutar al Diablo en Destroyers. Por su parte, el director técnico del Resto de América será Bruce Arena, entrenador con el que triunfó Marco en el D.C. United y que en la actualidad dirige a la selección de Estados Unidos. ‘La Última Diablura’ ha despertado el interés internacional porque la cadena Fox Sport transmitirá el espectáculo el sábado, mientras que Unitel también lo hará para todo el país en diferido, a partir de las 22:00.

STAFF Edición: MIGUEL ÁNGEL SOUZA souza@eldeber.com.bo Periodistas: JUAN CARLOS MONTAÑO jcmontano@eldeber.com.bo GERY ZURITA gueryzm@hotmail.com ROBERTO AGUIRRE raguirre@eldeber.com.bo Fotografía: RICARDO MONTERO JORGE GUTIÉRREZ JOSÉ CARRANZA Diseño: JUAN CARLOS GUTIÉRREZ JUAN CARLOS MARTÍNEZ JOSÉ ARIAS ERNESTO GUERRERO ALBERTO ROCHA AURELIO PASCOÉ MICHEL MANSILLA

RICARDO MONTERO

El adiós de un APOYO.Penalty entregó ayer los uniformes y balones que utilizarán los equipos hoy en la despedida de Marco Antonio

DIABLURAS n LLEGADA MASIVA La mayor parte de los jugadores que fueron invitados a la despedida llegó anoche. n EL CELULAR SE ‘CALENTÓ’ El teléfono móvil de Marco no paró de sonar nunca; las llamadas locales, nacionales e inter-

LOS AMIGOS DE MARCO

1. Diego Soñora 2. Diego Latorre 3. Fernando Gamboa 4.Wálter Pico 5. Daniel Musladini 6. José Luis Chilavert 7. Leo Rodríguez 8. Alberto Acosta 9. Óscar Passet 10. Mario Gori 11. José Herrera 12. Juan Carrasco 13. Álex Escobar 14. Álex Aguinaga 15. Marcelo Vega 16. Iván Zamorano 17. Javier Margas 18. Patricio Yáñez 19.Mauricio Serna 20. Leo Fernández 21. Marcelo Fracchia 22. José C. Fernández 23. Joselito Vaca

Ex Boca Juniors (Arg) Ex Boca Juniors (Arg) Ex Boca Juniors (Arg) Ex Boca Juniors (Arg) Ex Boca Juniors (Arg) Ex V. Sarsfield (Arg) Ex San Lorenzo (Arg) Ex San Lorenzo (Arg) Ex San Lorenzo (Arg) Ex Central (Arg) Ex Atl. Nacional (Col) Ex Nacional (Uru) Ex América (Col) Liga de Quito (Ecu) Ex Colo Colo (Chi) Ex Real Madrid Ex Colo Colo (Chi) Ex Colo Colo (Chi) Ex Boca (Arg) Palestino (Chi) Ex Colo Colo (Uru) U. de Chile Blooming

nacionales fueron constantes. n PATROCINADORES Las principales empresas que apoyan el evento son AeroSur, Penalty, Hotel Yotaú y EL DEBER. n YÁÑEZ RECORDÓ LA LESIÓN A su llegada a Santa Cruz, Patricio Yáñez no pudo evitar re-

ESTRELLAS DE BOLIVIA

1. Milton Melgar 2. Óscar Sánchez 3. Marco Sandy 4. Miguel Rimba 5. Carlos Borja 6. Modesto Soruco 7.Vladimir Soria 8.William Ramallo 9. Erwin Sánchez 10. Gustavo Quinteros 11. Álvaro Peña 12. Jaime Moreno 13. Darío Rojas 14. Marcelo Torrico 15. Luis Cristaldo 16. Julio C. Baldivieso 17. Rubén Tufiño 18. Sebastián Brusco 19. Lisandro Sacripanti 20. Gualberto Mojica 21. Luis G. Ribeiro 22. Limberg Gutiérrez 23. Líder Paz 24. Miguel Hoyos 25. Róger Suárez

Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Ex mundialista Blooming Blooming Blooming Blooming Bolívar Bolívar The Strongest Oriente Dep. Cuenca (Ecuador)

cordar la lesión que el Diablo sufrió cuando jugaba para Colo Colo, en 1993. “Lo que pasa es que yo fui el que empujó accidentalmente al jugador de Universidad Católica, que se cayó encima de la pierna de Marco”, explicó.

GANADORES DE ENTRADAS

1.Silvia Flores Jiménez 2.- Tito Algarañaz Chávez 3. Vivian F.Algarañaz Alba 4. Carlos Alberto Osinaga 5.Renso Sena Camacho 6.Isaac Villca Cari 7. Víctor Hugo Lima Leaño 8.Freddy Téllez 9. Wilfredo Barboza Virreira 10.Tiri Luzgarda Cuéllar 11. Luis Alberto López 12.Paulina Argüelo Aguilar 13.Juany Quitón Zabala 14.Melina D.Terrazas S. 15.- Alfredo Álvarez 16.Pablo R.Calle Ortega 17. Carlos R.Zurita Franco 18.Esther Rodríguez S. 1. Roy Róger Zabala C. 20.Sebastiana Aguirre

3179349 sc 2803401 sc 5846588 sc 7682555 3252422 sc 686753 or 6343954 2830636 3206344sc 5869359 3289727 4951060 2320348 7679153 2975261 8067906 2820492 sc 3859043 2815921 3216894

EL TIEMPO Grados

25

Vientos

15

Humedad

85

NO HARÁ MUCHO CALOR KILÓMETROS POR HORA

PORCENTAJE ALTO

Según pronósticos de meteorología, hoy durante en el día hará una temperatura entre los 28 y 22 grados, con algunos chubascos en la tarde.

Los pronósticos aseguran que la humedad puede llegar hoy al 85%, debido a las lluvias de las últimas horas.

El viento tendrá una velocidad de entre 10 y 20 kilómetros por hora. La intensidad será regular, con relación a los otros días de la semana.


EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

LAS FRASES

AGENDA DE HOY

Siento una tristeza porque no veremos más el fútbol de Marco ”

08:30

Etcheverry ofrecerá el desayuno para todos sus invitados en el hotel Yotaú.

10:00

Patricio Yáñez| Ex compañero

Los invitados brindarán una conferencia de prensa en el hotel Yotaú.

Etcheverry se merece esta despedida porque le dio mucho a Bolivia”

12:30

La organización (49 Producciones) dará el almuerzo.

18:00

Jaime Moreno | Ex compañero

Inicio del primer partido entre los Amigos de Etcheverry. La duración será de 20 minutos por lado (40 en total).

Estoy cansado por el trajín, pero contento porque siento el aprecio de la gente”

19:15

El show musical lo darán ocho bandas nacionales, con algunas canciones del Diablo.

20:00

Encuentro central entre la selección de Bolivia del 94 y Resto de América.

Marco Etcheverry| ex jugador

Otra jornada agotadora Apenas pudo dormir. Ayer, desde las 05:30, Marco Antonio Etcheverry estuvo de pie para atender todos los compromisos, previos a su despedida que será esta noche en el Tahuichi. El ‘Diablo’ recibió en el domicilio de su madre, doña Elda Vargas (barrio Ramafa), a todos los medios televisivos que tienen programas matinales (Unitel, ATB, Megavisión, red Uno), que hicieron contactos en vivo y directo. La red Uno ganó la pulseada entre los medios y se lo llevó a

3

sus estudios para tenerlo durante todo el programa El Mañanero (hasta las 09:10), conducido por Pedro García, que le preparó una escenografía especial (llena de velas). Allí, grupos musicales le cantaron en vivo al ídolo boliviano. Luego se dirigió al hotel Yotaú para saludar a su ex entrenador, en DC United, Bruce Arena, y sus amigos Jaime Moreno y Marcelo Fracchia, que fueron los que llegaron en la mañana. A las 10:30 estuvo en la conferencia que realizó la marca de

material deportivo Penalty, que hizo la entrega de la indumentaria que usarán los equipos esta noche y lo balones con los que se jugará. Al mediodía, el 'Diablo' invitó a almorzar a Arena y Fracchia en la casa de su madre, y luego se tomó un par de horas de descanso, ya que a las 16:30 estuvo, también con su familia, en el Café de la Siesta de EL DEBER. Por último (en la noche), recibió al resto de los invitados, con quienes cenó en Kaabá.

EL DATO Lo destacado será la presencia del presidente de la República, Evo Morales, que en una conferencia de prensa confirmó su participación a la despedida de Etcheverry

21:45

Acto de despedida de Etcheverry, que colgará las chuteras y luego será distinguido por varias instituciones.

22:10

Actuación especial del grupo Azul Azul que estrenará la canción que compuso al ‘Diablo.

22:30

Cierre de la velada en el Tahuichi con una demostración de fuegos artificiales (7minutos).

23:15

Fiesta privada para los invitados en el bingo Bahiti.


4 EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

EN SU DESPEDIDA

MARCO ANTONIO ETCHEVERRY

EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

Nacido de un Ángel, el mediocampista cruceño de las ‘endiabladas’ gambetas cuelga hoy las chuteras, pero no el tridente. Hay cientos de historias para recordar, pero también capítulos por escribir ahora que tiene el título de entrenador. Si ríe al ser consciente de que se acerca a los 40 años, porque más sabe el diablo por viejo...

“Nunca tuve miedo en una cancha”

volví, el entrenador era Eduardo Guilarte, él me habló de frente. Me dijo que si yo no corregía mi conducta, me iba al fracaso. En esa etapa me ayudaron mucho Mauricio Ramos, Erwin Sánchez, también Elba, mi esposa, con la que ya empezaba a enamorar. Guilarte me llevó a vivir seis meses a su casa, viví en una especie de concentración, también Erwin me llevó donde sus padres. Así me recuperé para jugar el torneo Juventud de América en Argentina. Me fue bien, pero como sumé dos amonestaciones y estaba suspendido para la última fecha, Guilarte fue a traerme para jugar las finales con Destroyers. Al otro año jugué otra final, contra Oriente. Era un gran grupo, estábamos los que llamaban el trío de oro, conmigo, Mauricio y Erwin, más otra gente grande como Roberto Pérez y el argentino Beccerica. No ganaba mucha plata al comienzo, pero los resultados se iban dando y el que era presidente, don Lorgio Blanco, decidió que la plata de las recaudaciones fuera para nosotros. Fue una linda época.

RICARDO MONTERO

¿J

uega Etcheverry? Era lo primero que casi siempre preguntaban los periodistas extranjeros cuando Bolivia tenía que afrontar un partido internacional, fuera un amistoso o contra Alemania en la Copa del Mundo. El de la casaca número 10 inquietaba y no era por su apodo de ‘Diablo’. En la cancha improvisaba y eso rompía cualquier esquema. Fuera de la cancha supo cosechar más amigos y admiradores que detractores. - ¿Cuál es tu primer recuerdo ligado al fútbol? - Yo nací en el barrio Ramafa, comencé a jugar en la calle y en la cancha del colegio ‘Domingo Leigue’. Media hora antes del inicio de clases me iba al colegio para jugar. Es que mi barrio era futbolero y las canchas de la zona se llenaban. - ¿Cómo fue que llegaste a la Tahuichi? - Cuando yo tenía 8 años un

brasileño, Luis Pereira, cortejo de mi hermana, me vio jugar y me contó que se había abierto una academia de fútbol. Me inscribió y me llevaba en el auto de mi padre. - ¿Quién fue tu primer entrenador? - Dagoberto Ponce, el chileno. Fue espectacular. - ¿Y tu primer equipo? - Yo entré a Florida, uno de los cuatro equipos que tenía la la Tahuichi en el torneo interbarrios. Pero el DT vio que tenía condiciones y me ascendió a Tahuichi, que era el primer equipo. - ¿En qué puesto jugabas? - Empecé de puntero izquierdo. Me acuerdo que la primera vez que salí en la prensa fue en EL DEBER, en esa columna que se llamaba ‘Semillero de crack’. Publicaron mi foto con mi nombre. En Florida todos eran ‘jugadorazos’, por eso me baja-

ron de lateral izquierdo. Encima, me enfermé de varicela y cuando volví me pusieron de líbero. Entonces, llegó la convocatoria para el Mundial de China, pero teníamos dos marcadores centrales buenísimos, que eran Ko Ishikawa y ‘Negro’ Ayala. Jugué de volante de contención, me costó adaptarme, corría y corría... hasta que me gané un puesto. Luego vino el Mundial de China y el Sudamericano de Perú; me hicieron capitán... Lo que vino después tiene mucho de historia conocida, pero hay entretelones que valen la pena evocar (de boca del protagonista) como el fracaso en dos mundiales de menores, la consagración en Lima, el salto a la Liga, el ‘reinado’ en Estados Unidos... - ¿Por qué fue tan mala la campaña en el Mundial de China? - Nos preparamos bien con la Tahuichi, goleamos en nuestros

amistosos a Flamengo, Universidad Católica, Boca Juniors, Ponte Petra y otros. Tal vez el error fue ir a jugar antes un torneo en Suecia. Creo que ahí dejamos toda la motivación y la energía. Encima, había un ambiente en el que nos hicieron sentir ídolos y, a esa edad, estar en Europa era para nosotros como estar en el paraíso. En cambio, en China había un ambiente de pobreza, no entendíamos nada, casi no salíamos del hotel, la comida era mala... Pasamos de un extremo a otro. En el debut, metimos un gol y el anfitrión nos empató. Fue parecido con Estados Unidos, que nos empató y ganó. Nueva Guinea nos dio el tiro de gracia. Fue duro, pero el fútbol es así. - ¿La revancha fue el Sudamericano? - Sólo nuestras madres fueron a despedirnos al aeropuerto. Allá nos fue bien, yo salí mejor jugador y goleador, el equipo fue campeón y recibió el

premio Fair Play. El Presidente de la República mandó un avión para traernos de Lima. Recuperamos prestigio con el título sudamericano. Ahí empezó mi etapa de jugador requerido por clubes de la Liga. Yo esperaba ir a Blooming o a Oriente Petrolero. Pero pasé a Destroyers. - ¿Cuándo decidiste dedicarte de lleno al fútbol? - Fue antes de irme al Mundial de China. Mis padres se esforzaron para darme una buena educación, por eso me inscribieron en el colegio Marista. Y cuando pedí permiso para suspender unos exámenes porque debía concentrarme con el equipo, el director me dijo que eligiera entre el fútbol y el colegio. Yo le respondí que ése era un ‘colegiazo’, pero que había otros igual de buenos en Santa Cruz, en cambio a China no tendría la oportunidad de ir nunca más en mi vida. Mi madre se portó de maravilla, me

5

apoyó. Ése fue el primer paso. Fui a China y al Sudamericano, y salí bachiller del colegio Raúl Otero Reiche. Después vino un proceso malo, con indisciplina... - Podés dar detalles... - Claro. Es que yo en ese momento era considerado el mejor futbolista de América en mi categoría y no estaba preparado para la fama, los amigos, las peladas, una fiesta acá y otra más allá. Por eso me faltaba a las prácticas de Destroyers. El entrenador era el peruano Moisés Barack, él me daba oportunidades, pero yo le fallaba. Fui a otro Mundial juvenil, el de Canadá, nos fue mal. Cuando

- ¿Cuál fue tu sensación al ser traspasado a Bolívar? - Fue como llegar a los ‘galácticos’ de esa época en Bolivia. Pero no me asusté. Yo nunca tuve miedo en una cancha. Más bien me agrandaba ante los rivales difíciles. Entrar a un estadio lleno de gente me motivaba. Hasta era burlesco, atrevido. Me agarraba a codazos y puñetes con rivales más experimentados. Bolívar transfirió a Platiní y me llevó en su lugar. El técnico era Jorge Habegger, que me dijo: “Entrá al equipo que tenés muchas condiciones; divertite y jugá”. Era un entrenador detallista, aprendí mucho de él. - Habegger también te convocó a la selección... - Claro, para la Copa América de Brasil. Fue una campaña aceptable, me acuerdo que a la vuelta convocaron a Chichi Romero, que era mi ídolo. Había jugado contra él, pero no lo había tenido de compañero. Vino la eliminatoria y fue

un sector de la prensa televisiva repitió las imágenes y me hicieron bolsa. Eso me bajoneó. El psicólogo del club diagnosticó que estaba saturado de fútbol, ya que venía jugando varios años sin vacaciones, porque en el receso de la Liga, a mitad de año, siempre había una Copa América o eliminatorias. Me dieron dos meses de vacaciones. Fui a una agencia de viajes a buscar un destino de turismo, entonces, vi unas postales de Bolivia... me dio tiricia y pedí pasajes para Santa Cruz y me vine.

PERFIL nw Nombre: Marco Antonio Etcheverry nw Apodo: Diablo nw Creador del apodo: Belisario Suárez, Belicoso nw Fecha de nacimiento: 26/09/1970 nw Lugar de nacimiento: Santa Cruz (Bolivia) nw Estatura: 1,76m nw Peso: 78 kg nw Posición: volante de enganche nw Padres: José Ángel Etcheverry y Elda Vargas nw Esposa: Elba Justiniano nw Hijos: Marco Antonio (19), Maikol (16), Christian (11) y Fiorella (7) nw Hincha: Oriente Petrolero cuando quedamos fuera del Mundial 90 por diferencia de goles, y fue el inicio de varios jóvenes como yo, Erwin, Arturo García, Rómer Roca, Marciano Saldías, que nos juntamos con veteranos como Fontana, Martínez, Milton Melgar, Carlos Borja y otros. - En 1992 tuviste tu primera salida al exterior, fue al Albacete, ¿por qué no funcionó? - Me iba bien hasta que hice una doble jugada de picardía sudamericana. Primero, me llevé la pelota con la mano antes de anotar un gol. En la otra jugada, fingí un penal y también fue gol. Ganamos, pero

- Después vino el ciclo histórico con la selección en la eliminatoria del 93... - Hay gente que hasta ahora nos critica porque nosotros seguimos entrenando, mientras los colegas hicieron huelga y se paró el campeonato de la Liga. Pero no quisimos hacer daño a nadie. Nadie se la jugó por salvar al fútbol, ese receso lo buscaron los dirigentes, fue un pretexto, pero benefició a la selección. Además, tuvimos un entrenador muy comprensivo. A Xabier le dijeron que no me convocara a mí y a otros, por indisciplina, por cualquier cosa. Pero él habló con nosotros, nos dio una oportunidad, nos daba charlas que nos llegaban y nos hizo responsables. Nos hizo ver que el futbolista boliviano no había ganado nada, pero que era capaz de hacerlo. - ¿Tu mejor gol fue en esa eliminatoria frente a Brasil? - Yo siempre digo que más bien fue el más feo. Y en el festejo, todos se me vinieron encima. Volví a la mitad de la cancha, para el saque, me puse en cuclillas para tomar aire, y por eso no vi el segundo gol, el de Álvaro Peña. - La lesión que sufriste en Chile, antes del Mundial, ¿sentís que no pudiste volver a jugar como antes? - Claro. Nunca fue lo mismo. Perdí calidad con el balón, me hizo más lento. Yo era explosivo, encaraba mucho, tenía velocidad; yo era, como dicen,

un mediapunta. Luego me transformé en un jugador más creativo, más armador. - Y el incidente del Mundial, que te costó la expulsión... - Empezó antes, desde que entramos en la cancha. Desde la banca, le gritaba de todo a los alemanes. Yo estaba ansioso. En la jugada del pelotazo junto al córner fuimos a chocar con Lothar Matthaus, él me cruzó y después sentí que se vino a darme, entonces, yo hice el ademán de darle una patada por debajo Pero no llegué a dársela. El árbitro mexicano Brizzio me expulsó por figurón. - Tras el regreso a Colo Colo, te llevaron a la Major League Soccer y tuviste ocho temporadas exitosas... - Y pensar que la nieve casi me corrió. Porque el frío en la zona de Washington es intenso, la nieve que cae es impresionante. Por eso, cada invierno yo me escapaba para ir a jugar a Colombia, Ecuador, a cualquier parte... La gente allá me trata de maravilla, te respeta, aunque seas del equipo rival, porque entienden que estás haciendo tu trabajo. La Liga es muy organizada. - ¿Y cuándo decidiste dejar de jugar? - Después estuve la segunda vez en Bolívar, en 2004, acabó el contrato y me reintegré al D.C. United. Un día me levanté para ir a la práctica, estaba manejando, esperaba que el semáforo cambie, cuando sentí que no tenía ganas de ir a entrenar, de jugar. Entonces, di la vuelta a casa y llamé al club para avisar que no jugaba más. Ahora puede volver a un Mundial, pero ya no como futbolista, sino como entrenador. Sacó el título en Estados Unidos y espera un llamado de Bruce Arena, su ex DT en el DC United y actual entrenador de la selección estadounidense. Podría ir como asistente a la Copa de Alemania 2006, o dirigir un club. Ser dirigente, en cambio, no lo entusiasma.


6 EL DEBER

EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

Jueves 30 de marzo de 2006

7

MARCO ANTONIO ETCHEVERRY

Diabluras en 17 años de carrera Jugó en nueve equipos de seis países. Su época de oro fue en el D.C. United aseó su fútbol por cinco países americanos y uno europeo. En los nueve equipos que jugó dejó su huella, llegando incluso a convertirse en ídolo y figura en algunos. Todo ello lo consiguió en 17 años de carrera futbolística, siendo un referente del fútbol boliviano. Su extensa carrera la comenzó en 1988 en Destroyers, integrando en aquella época el famoso trío de oro, junto a Erwin Sánchez y Mauricio Ramos. Los tres se formaron en la Academia Tahuichi. La figura de Etcheverry se fue agrandando desde su debut en el profesionalismo, cuando marcó un gol en la victoria de Destroyers frente a Blooming, el 4 de abril de 1988. De ahí en más, El Diablo fue un ídolo en casi todos los equipos que jugó. En Bolívar fue campeón dos veces y pasó a Albacete de España, donde no se adaptó y se volvió. Luego en Colo Colo de Chile, en tan sólo ocho partidos se convirtió en un ídolo para la hinchada, que lo disfrutó poco porque luego sufrió una grave lesión de la rodilla. Después volvió al equipo colocolino, pero sin la magia de antes. En este ínterin tuvo un periodo corto en América de Cali de Colombia. En 1996 pasó a D.C. United de Estados Unidos, donde vivió su época de oro. En los ocho años que estuvo en la MLS logró tres títulos nacionales y dos internacionales (Concacaf e Interamericana). Además fue la imagen indiscutible de esa liga, cumpliendo el ‘sueño americano’ al conseguir fama y dinero. En esta etapa se dio tiempo para tener actuaciones espléndidas en los dos grandes de Ecuador. Con Barcelona fue campeón y con Emelec obtuvo el subcampeonato, en 1997 y 1998, respectivamente. En 2001 se dio el gusto de disputar la Copa Libertadores con Oriente Petrolero, equipo del cual es hincha declarado. En 2003, al abandonar el D.C. United por la puerta grande, se vino a Bolivia para jugar en Bolí-

P

ARCHIVO

a sus filas,

RETIRO. Bolívar fue el último equipo profesional en el que jugó Etcheverry en 2004

De Tahuichi a Destroyers

15.000

El equipo canario pagó esa cantidad de dinero por Etcheverry.El monto total de la transacción era de $us 45.000, pero incluía a Erwin Sánchez y a Mauricio Ramos.

De Destroyers a Bolívar

80.000 El Diablo ya deslumbraba y por ello la academia paceña no dudó en llevárselo.Además del dinero,Bolívar le cedió algunos pases de jugadores a Destroyers.

De Bolívar a Colo Colo

750.000

Bolívar fue una vitrina para Etcheverry y Colo Colo no perdió la oportunidad de comprarlo. La cifra pagada por el club Cacique fue récord en esa época para Bolivia y Chile.

De Colo Colo a D. C. United

1.200.000 En 1996,la MLS decidió comprar la ficha de Etcheverry para que juegue en el D.C.United.Marco no defraudó,fue la imagen de la Liga y se convirtió en ídolo de los hinchas.

var. Allí estuvo seis meses y luego se retiró del fútbol. Fue el adiós de un crack, de ésos que son insustituibles, especialmente en Bolivia.

TIRO LIBRE

BAJO LA LUPA INTERNACIONAL su gran clase” “No se adaptó y no rindió” “Mostró “Llegó con una enorme expectativa

GUILARTE LO HIZO DEBUTAR “Fue una verdadera sorpresa su debut porque ingresó en lugar del brasileño Reveliz, que era titular indiscutible hasta ese momento”, recuerda el DT Eduardo Guilarte, que en 1988 le dio la oportunidad a Etcheverry. El Diablo no lo defraudó porque convirtió uno de los goles con los que Destroyers derrotó a Blooming por 2-1.

n

n MORENO, COMPAÑERO IDEAL Jaime Moreno fue el amigo y compañero ideal de Marco Antonio Etcheverry. Ambos llegaron juntos al D. C. United en 1996 y rápidamente se convirtieron en figuras al lograr tres títulos. Moreno continúa jugando en Estados Unidos y sigue siendo uno de los mejores del D. C. United.

LA AMISTAD SOBRE TODO Los futbolistas consultados por EL DEBER destacaron que Marco Antonio Etcheverry hace prevalecer la amistad sobre todas la cosas. Algunos, incluso, aseguraron que su fama no sólo se debe a sus condiciones para el fútbol, sino también a este aspecto.

n

JOSÉ CARRANZA

SUSTRASPASOS ($US)

TRÍO DE ORO. Etcheverry (izq.), Ramos y Sánchez provocaron sensación por su juego en Destroyers, en 1988 y 1989

LAS FRASES Marco es un gran jugador. Le deseo lo mejor en esta nueva etapa de su vida que está iniciando” Mauricio Ramos | Ex futbolista

El trío de oro era habilidad, explosividad y alegría. Fue la novedad de la época en el fútbol nacional” Eduardo Guilarte |Técnico

En esa época se jugaba con estadio lleno gracias al trío de oro y al buen equipo que tenía Destroyers” Marco Antonio Etcheverry| Ex futbolista

“Etcheverry es un jugador explosivo y veloz, que en España no llegó a rendir porque le costó adaptarse al cambio de horario y al fútbol europeo. Otro aspecto que influyó es que cuando comenzaba a destacar se lesionó el tobillo. Además aumentó unos kilitos. En resumen, le faltó suerte y acoplamiento para poder triunfar en el equipo de Benito Floro. Sin embargo, a pesar de todos los problemas que tuvo, Etcheverry demostró ser un jugador diferente, que dejó destellos de su clase en Albacete”.

a América de Cali. Pese a que no tuvo regularidad en los encuentros que disputó, mostró su gran clase gracias a su gambeta y, en especial, a las jugadas con pelota parada. Además, se caracterizó por ser un futbolista que se sacrificaba y que dejaba todo en los entrenamientos y en los par tidos. En 1995, América de Cali obtuvo el cuarto puesto en el torneo colombiano. Fue un buen lugar si se tiene en cuenta que se le habían ido varios jugadores clave”.

Juan Carrizo | Diario La Tribuna (España)

F.Henao | Diario El País (Colombia)

“Es un gran campeón”

“Maravilló a los hinchas”

Kevin Payne | Pdte.del D.C.United

F.Giménez | Diario Hoy (Ecuador)

“Es imposible poder cuantificar lo que Marco Antonio Etcheverry ha significado para el D.C. United. Marco ha sido un gran compañero, un gran campeón y un gran amigo. Pienso que en los años venideros, será recordado como uno de los jugadores más importantes en la historia de todos los equipos deportivos de Washington. Sin duda alguna, él ha sido el jugador más impor tante en estos primeros años de la Major League Soccer. Lo vamos a extrañar, por ello Marco siempre tendrá una casa aquí en el D.C. United”.

“Etcheverry llegó en el segundo semestre de 1997 a Barcelona y fue clave para que el equipo logre el título. Gracias a ello, se convirtió en un ídolo más del club. Maravilló a los hinchas por su forma rápida de jugar y la magia para hacer los pases de gol. Además, impresionó la serenidad que mostró a la hora de la definición. En 1998 vistió la casaca de Emelec, pero fue un periodo corto en el cual el equipo fue subcampeón. A pesar de los años, Etcheverry es recordado con mucho cariño por los seguidores de Barcelona”.

Javier PIÑEIRO Diario El Mercurio de Chile

“Es recordado con gratitud” M

arco Antonio Etcheverry es recordado con gratitud por la hinchada de Colo Colo y con respeto por los aficionados de aquellos clubes que sufrieron su desequilibrio ofensivo. Es que el ‘Diablo’ resultó decisivo en la campaña de 1993, que fue coronada con el decimonoveno título del club. El boliviano aterrizó en Santiago el 30 de julio de 1993. Y convenció de inmediato: el martes 3 de agosto debutó con un golazo de tiro libre que eliminó a Vasco da Gama en la hoy fenecida Copa Conmebol. Sería el aperitivo para un breve, pero refulgente aporte. Cuando Etcheverry se estaba consolidando como la estrella colocolina y barnizaba su talento con carisma y simpatía, sufrió la rotura de ligamentos cruzados el 14 de noviembre de 1993 en un clásico contra Universidad de Chile. Alcanzó a disputar ocho partidos locales, con deslumbrantes actuaciones. Dos perlas: contra Everton

y O'Higgins definió ajustados trámites gracias a acciones individuales en las que desparramó rivales. Y aunque la lesión lo marginó de la recta final del certamen, el Monumental lo ovacionó cuando llegó con muletas a alzar el trofeo de campeón. Luego de recuperarse de la lesión de rodilla, su rendimiento en el segundo semestre de 1994 ofreció sólo chispazos en un equipo que naufragó en todo ámbito. La crisis económica castigó a Colo Colo en 1995, por lo que aceptó la oferta de América de Cali para cederlo a préstamo por seis meses. Ya en julio, regresó desde Colombia. Marcó diferencias, pero el conjunto albo sucumbió ante una Universidad de Chile que lucía a un ascendente goleador: Marcelo Salas. Etcheverry se despediría en diciembre de dicho año para enrolarse en la Major League Soccer. Allá también dejaría su sello. Un crack.


8 EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

La zurda

FECHAS HISTÓRICAS 19/10/1986

Con dos goles de jerarquía, en el último partido, Etcheverry fue clave para que Bolivia empate con Ecuador 2-2 y obtenga el título del campeonato Sudamericano sub 16, que se realizó en Perú. El volante también fue goleador del certamen con 7 anotaciones y mejor jugador. En este torneo, la selección se clasificó para el Mundial prejuvenil de Canadá.

Marcó época en la selección boliviana na camada de futbolistas comandados por el técnico español Xabier Azkargorta fue la que dio una de la mayores alegrías a Bolivia: la clasificación al Mundial de Estados Unidos de 1994. En ese equipo destacó Marco Antonio Etcheverry, convertido en figura y emblema de una generación de excelentes jugadores que se extinguió poco a poco. Por su liderazgo, actuaciones espléndidas y gambeta endiablada, Etcheverry marcó época en la selección. Debutó el 22 de junio de 1989 en un amistoso

U

que Bolivia perdió frente a Chile por 1-0, en el estadio Tahuichi. El último encuentro del Diablo con la casaca verde fue en la eliminatoria para el Mundial de Alemania 2006. En el choque, que se disputó el 15 de noviembre de 2003 en Buenos Aires, la selección perdió frente a Argentina 3-0. Fueron 15 años de carrera, pero Etcheverry alcanzó su mejor nivel en las eliminatorias de 1993 para el Mundial de Estados Unidos. En esas eliminatorias marcó cuatro goles en los seis partidos

que disputó. Los restantes dos encuentros no los jugó por lesión. En esta etapa se hizo famosa su zurda ‘mágica’, que desparramaba rivales. Después sufrió una grave lesión de la rodilla, que lo alejó del fútbol por más de seis meses. Volvió para el primer partido del Mundial de 1994 frente a Alemania, pero sólo jugó cuatros minuto porque fue expulsado. Marco también destacó en las selecciones menores. Su primer gran hazaña fue el título Sudamericano sub 16, que fue ganado por Bolivia en 1886 en Perú.

25/07/1993

El Diablo inició la carrera en media cancha, luego llegó al fondo para rematar desde una posición sin ángulo, pero la pelota ingresó en el arco de Taffarel. Fue el 1-0, después Álvaro Peña marcaría el 2-0. Con la victoria, Bolivia le quitó el invicto en eliminatorias a Brasil, después de 39 años y 7 meses.

19/09/1993

Aunque no jugó este encuentro, Etcheverry celebró a todo pulmón el 1-1 de visitante conseguido frente a Ecuador. Con el empate, Bolivia logró el punto que necesitaba para ubicarse segundo del grupo B de las eliminatorias sudamericanas y así clasificarse para el Mundial de Estados Unidos de 1994.

14/11/1993

15 AÑOS

Fueron los que Etcheverry defendió los colores de la selección

Se disputaba el clásico entre Colo Colo y Universidad de Chile, cuando un rival cae encima de la rodilla de Etcheverry y le provoca rotura de ligamentos cruzados. La lesión lo alejó de las canchas durante más de seis meses.

17/06/1994

Recuperado a medias de su lesión de rodilla, Etcheverry volvió a jugar un partido oficial en el debut de Bolivia en el Mundial de Estados Unidos frente a Alemania. Ese día pasó lo imprevisto, Marco ingresó en el minuto 78 y fue expulsado a los 82, luego de que le aplicara un puntapié leve al capitán alemán Lothar Matthaus

CON EL DIABLO EL 93 La selección obtiene la mayor goleada a favor como visitante en la historia del fútbol sudamericano (7-1, contra Venezuela). n Bolivia logra la mayor goleada a favor como local en toda su historia (7-0, frente a Venezuela). n

n El equipo nacional mantiene el mejor promedio de encuentros invictos en toda su historia (7 en total). n La selección le quita el invicto a Brasil en las eliminatorias. n Primera clasificación boliviana a un Mundial.

FOTOS: LIBRO EL SALTO AL FUTURO

EN CIFRAS


DEPORTES

EL DEBER

Jueves 30 de marzo de 2006

9

FOTOS: LIBRO EL SALTO AL FUTURO

DE MODA. La fiebre mundialista en Bolivia.Chaplin y los dobles de los héroes

ETIQUETA. Marco, tercero de la izquierda, listo para viajar al Mundial 1994

Mosaico de un

Ídolo QUERIDO. Su carisma y humildad lo convirtieron en el preferido por los hinchas

EUFORIA. El grito a todo pulmón de Etcheverry, luego de marcar su segundo gol en la victoria de local frente a Venezuela por 7-0. Fue en 1993

SUS INICIOS.Arriba, Etcheverry recibiendo la copa de campeón del Sudamericano sub 16 de Perú.A la izquierda, a los 10 años en el estadio departamental, cuando recién había ingresado a la Tahuichi


10 EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

“Gracias por darle tanto

AL FÚTBOL” Desde China, el DT Xabier Azkargorta contó algunas vivencias con Etcheverry

Marco Antonio Etcheverry no lo llamés a la selección. Está acabado. Lo mismo que a Julio César Baldivieso. A ninguno de los dos”. Así me aconsejaron algunos sabios cuando llegué a Bolivia para hacerme cargo de la selección. Menos mal que aunque sé escuchar, suelo hacerme el sordo en algunas cosas. Marco es una buena persona que juega al fútbol. Quizás demasiado bueno, lo que hace que mucha gente a su alrededor quiera abusar de él. Le cuesta mucho decir que no. Es generoso, sabe de lo que se habla cuando la gente cuenta sus necesidades y penurias. Conoce el vértigo que se siente cuando todo el mundo te halaga y estás en la cumbre. En esos instantes uno está tan feliz arriba, con sus cosas, su familia, su gloria, y siente que alguien jala hacia abajo, que te mete la mano en el bolsillo para robarte la felicidad y ofrecerte paraísos artificiales, que se acaban rápido. Y uno no sabe decir que no. Sin embargo, los malos son conscientes de que no les negarás nada, de que tienes la debilidad de los genios, la bondad de los humildes, y te jalan. Cosas como ésas provocaron que un día de mayo de 1993 en Cochabamba ingresaras en mi habitación para decirme que te ibas, que no podías más, que volvías a casa para dedicarte al trabajo en el campo. Te invité un cigarro. Sabía que fumabas y yo lo hacía como un carretero. Ahora, hace diez años que no fumo ninguno. Aceptaste el cigarrillo, te sentaste y comenzamos a hablar. Estuvimos hasta que salió el sol contándonos cosas de la vida. Al final, te volviste a tu habitación y decidiste seguir con tu equipo, con tus amigos, y fuimos juntos al Mundial. Eso demuestra que uno nunca sabe cuándo va a cambiar su vida, cuál es el minuto más importante del partido y, por ello, necesitas jugar todos los balones como si fueran los decisivos. Para bien, seguiste jugando, y le marcaste aquel gol a Brasil con la ayudita de Tafarell. Producto de la euforia por el gol, de pronto te encontraste asfixiado en un córner por una muralla de amigos, convertida en una torre humana. Me contaste que sentiste que te ahogabas. Yo me quedé en el banquillo, solo, relamiendo el gozo del triunfo, mirando feliz a la distancia. Luego, Álvaro remató la faena con el segundo gol. Al final del partido, en el vestuario me recibiste con un coro que tú dirigías, saltando y bailando al ritmo de “poronponpón, poronponpón, es el equipo del Bigotón”. Antes habíamos dejado nocaut a Venezuela en Puerto Ordaz y ya nadie nos podía parar. Después te fuiste a Chile y vino aquel maldito noviembre de 1993. Estábamos jugando en Tenerife y llegó la noticia de tu lesión en la rodilla. Crucé la cordillera para visitarte y animarte. Y ahí demostraste que eres de buena pasta. Con mucho dolor y sacrificio te recuperaste y lograste jugar unos minutos en el Mundial de 1994. Ahí sufriste un golpe futbolístico. Demasiada tensión acumulada que buscó el escape en una patadita que un decepcionante Lothar Matthaeus recibió como si le hubieras disparado un misil; fue en el partido frente a Alemania, que abría el telón del Mundial. Un ‘valiente’ juez mexicano te expulsó. Los árbitros son siempre muy valientes con equipos como Bolivia. Luego, seguiste jugando, conquistando territorio gringo, y ahora se te hace un homenaje merecido. Lástima que no podré estar. Estoy en China, muy lejos, pero estaré cerca de ti, lo mismo que muchos de tus amigos, algunos como Rolando Aguilera, el doctor Miguel Elías Zaiduni y Ramiro Castillo. Ellos están lejos, pero a la vez muy cerca; es la ventaja de estar en el cielo. Marco, gracias por haberle dado tanto al fútbol, a Bolivia y a la selección boliviana. Cuídate mucho, sobre todo de ésos que jalan y jalan hasta que lo arrastran a uno a su altura; mejor dicho, a su bajura. Mantente firme al lado de tu familia y de tus amigos, que somos muchos y en todo el mundo. Un abrazo enorme desde el otro lado del océano Pacífico de tu seleccionador mundialista, El Bigotón.

A


EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

11

LA MÚSICA HECHA PASIÓN “AL DIABLO ETCHEVERRY” Letra e intérprete: Ivar Angulo Parra Arreglos musicales: Richard Ramos Ritmo: Taquirari Ivar Angulo Parra

Diablo Etcheverry nació en Santa Cruz de la Sierra cuna de grandes valores del fútbol nacional Es el mejor del milenio no lo podemos negar ejemplo de juventudes espejo de la niñez Hizo diabluras aquí hizo diabluras allá ese el fútbol del Diablo Diablo Etcheverry señor

REENCUENTRO. Familiares y amigos de Etcheverry se juntaron ayer en la casa de la madre del ídolo, Elda.Allí recordaron algunas vivencias de infancia

Esa gambeta endiablada en la Tahuchi nació la selección de la patria la lleva en el corazón

Un ‘grande’ humilde

En las canchas extranjeras siempre jugando él está poniendo en alto a Bolivia nuestro fútbol nacional

Etcheverry siempre fue el mismo a pesar de la fama que logró

Intérprete: Azul Azul Letra y musica: Fabio Zambrana

ólo basta hablar con sus amigos de infancia, con los que jugaba fútbol en las calles del barrio Ramafa, para comprobar que Marco Antonio Etcheverry no cambió a pesar de la fama y dinero que consiguió en los 17 años de carrera como futbolista profesional. Los amigos aseguran que siempre que Marco llegaba a pasar sus vacaciones en Santa Cruz, los buscaba para jugar un picadito como en los viejos tiempos. “Siempre fue la misma persona, simple y humilde con sus amigos de barrio y por eso todos lo queremos mucho”,

Diablo (diablo), Diablo (diablo) Tu zurda es un regalo de Dios; Diablo (diablo), Diablo (diablo) Tu zurda es un regalo de Dios.

S

dice Chichina Bravo, su vecina en Ramafa. También aseguran que en varias ocasiones compartieron un churrasco de confraternización y que allí él era uno más del grupo, que contaba todas sus experiencias. “Cuando ya era una figura internacional nos buscaba casa por casa para reunirnos”, comenta William Ramos, amigo de infancia. La actitud de Marco no ha cambiado y así lo demuestra con la invitación que ha hecho para que todos sus amigos lo acompañen esta noche en su despedida del fútbol profesional.

Eduardo Franco| Amigo

Diablo (diablo), Diablo (diablo) Tu zurda es un regalo de Dios; Diablo (diablo), Diablo (diablo) Tu zurda es un regalo de Dios. Le dicen el Diablo Etcheverry, Por esa su gambeta endiablada, Se ganó el respeto del mundo Y el mundo entero lo recordará. (Diablo) siempre fuiste pa‚ delante, (Diablo) demostrando que se puede, (Diablo) derrotar a los gigantes Con un gol, gol, gol, gol, gol.

Siempre fue un chico humilde y muy alegre. Nunca se olvidó de su gente” Piedades Campos |Vecina

“UN REGALO DE DIOS”

Aquí en Bolivia, en la Tahuichi, Marco Etcheverry empezó a soñar; Roly Aguilera le mostró el camino Que un día al éxito lo Fabio Zambrana iba a llevar.

LAS FRASES Desde niño se destacó en la cancha, para mí que nació con talento y Tahuichi lo pulió”

******************

Marco Etcheverry está jugando, Todo el mundo está mirando, Toda Bolivia está vibrando, Está gritando. Diablo, siempre fuiste pa‚ delante, Diablo, demostrando que se puede, Diablo, derrotar a los gigantes, ¡Gracias Marco! EN FAMILIA. Christian (hijo), Elda (madre), Marco Antonio y José Ángel (padre)


12 EL DEBER

DEPORTES

Jueves 30 de marzo de 2006

Un crack desde niño

Pedro RIVERO J. Periodista

Su primer DT dice que nació para el fútbol

Agradecidos por la magia hecha fútbol

T

l de esta noche será el último acto de Marco Antonio Etcheverry como futbolista, aunque en realidad hace ya algún tiempo que dejó de serlo en el ámbito profesional. Como no podía ser de otra manera, eligió la tierra que lo vio nacer para su ‘partido de despedida’, aunque es muy probable que, como quiera que lleva el fútbol en la sangre, no perderá la oportunidad para prenderse en algún ‘picadito’ con los cumpas de siempre o donde lo convoquen y no pueda resistir la tentación de volverse a calzar las chuteras. Y es que le llevará tiempo perder las ganas de llevar la pelota como con la mano bajo la suela de su prodigiosa zurda, amagando por un lado para salir por el otro, haciendo en fin, las ‘diabluras’ que seguramente todavía le permite la magia que siempre caracterizó su juego. Fue en lo personal una suerte de privilegio asistir al alumbramiento de uno de los más grandes y mejores jugadores del fútbol boliviano. Desde que empezó a hacer sus primeras armas en la Academia ‘Tahuichi’ hasta su llegada al profesionalismo donde por vez primera vistió los colores de Destroyers y junto a ‘Platiní’ Sánchez y ‘Tapera’ Ramos formó el que fue bautizado, no sin razón, el ‘trío de oro’. Los tres juntos eran capaces de desparramar a cualquier defensa y hacer con su juego una fiesta para los ojos y el espíritu tribunero. Aún en filas de la academia y ya con su melenita al viento, Marco Antonio mostró sus credenciales en el torneo Sudamericano sub 16 que se jugó en 1986 en Lima (Perú). Allí fue artífice de una conquista inolvidable cuando el fútbol que practicaban los chicos bolivianos era considerado ‘cosa seria’ y parecía tener una proyección formidable que, lamentablemente, no tuvo el impulso y sustento necesario en otros niveles. Pero eso es harina de otro costal. En aquel torneo, Bolivia lo ganó todo y quien comenzaba a hacer sus primeras ‘diabluras’, fue el máximo goleador y considerado, además, como la mejor figura de la competición.

E

JUAN CARLOS MONTAÑO E.

enía 9 años cuando vino por primera vez a entrenar. Era calladito, pero desde su llegada mostró sus condiciones. Él nació para el fútbol”, recuerda el chileno Dagoberto Ponce, el primer entrenador que tuvo Marco Antonio Etcheverry en la Tahuichi. El DT explica que a Marco lo puso de lateral en las primeras prácticas y que luego lo subió de volante porque tenía buen dominio de balón y un toque seguro. “Ya hacía maravillas con la pelota”, dice. Al observar la pasta de crack que tenía Etcheverry, Ponce hizo que le den una beca. “No me equivoqué, porque al poco tiempo comenzó a destacar en las selecciones de la Tahuichi que viajaban a

RECUERDO. Ponce muestra uno de los primeros equipos de Etcheverry

jugar al exterior”, afirma. Erwin, hijo del desaparecido fundador de la Tahuichi, Rolando Aguilera, tuvo a Etcheverry de compañero de

equipo en esa época. “Era técnico, gambeteador y se encargaba de los tiros libres. En la academia pulió su talento natural”, explica.

Después vinieron Bolívar y las selecciones nacionales en sus diferentes categorías. La que logró el pasaporte al Mundial USA 94 marcó, sin embargo, el mayor pico de la carrera de Etcheverry y lo erigió en ídolo de todos los hinchas del país. Una dimensión que Marco también alcanzó en Colo Colo de Chile donde, desafortunadamente, sufrió uno de sus peores momentos con la grave lesión de su rodilla y que le impidió llegar en la mejor forma a su primera Copa del Mundo. Otra podría haber sido la historia para Bolivia en aquel Mundial con el ‘Diablo’ en la plenitud de sus condiciones. Por eso lo traicionaron los nervios cuando en el partido de apertura contra Alemania, que los teutones ganaron por la mínima diferencia, se engarzó en un incidente con Lothar Matthaeus a pocos minutos de que el vasco Xavier Azkargorta, como sacando un as bajo la manga, lo incluyera en el segundo tiempo y un juez implacable le señalara el camino a las duchas. Mucho se ha dicho y escrito de Marco Antonio Etcheverry, una figura que, como pocas, trascendió con su talento y habilidad inagotables las fronteras futbolísticas del país. Su paso por Estados Unidos dejó huella, acicateando la práctica del fútbol en aquella potencia donde ahora funciona una escuela creada con su esfuerzo y sus propios recursos y donde los ‘gringuitos’ sueñan con emular o parecerse al hombre capaz de hacer magia con un balón. Pero Marco Antonio no solamente fue de los mejores pisando una cancha. También supo triunfar en la vida, administrando sus éxitos y glorias sin despegar los pies del suelo. Y porque era un predestinado, porque la fama le tenía reservado un lugar de privilegio, él fue capaz de capear los malos pasajes, de reaccionar a tiempo y de enderezar el rumbo. ¿Qué más se puede decir de y a quien hoy dizque hará sus últimas ‘diabluras’? Además de rendirle el homenaje que se merece, un mil gracias del alma por todo lo que le brindó al fútbol y al hincha.

Marco Etcheverry despedida en Bolivia  

Despedida de Marco Antonio Etcheverry en Bolivia. 'El Diablo' es considerado el jugador más grande de la historia del país.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you