Page 1

De la ficci贸n a la realidad por Miguel Ru铆z


Miguel Ruiz es un estudiante del quinto cuatrimestre de la licenciatura en Ciencias de la Comunicaci贸n. Ha dedicado su tiempo libre a inventar historias. Ha escrito para peri贸dicos y revistas de Ciudad del Carmen. Actualmente escribe relatos para concursos a nivel internacional, esperando llevarse uno de los prestigiosos premios.


Título Original: Peter Pan 1º edición: Abril 2014 © 2014, Miguel Ruiz © Ediciones B, S.A. 2014 para el sello Zeta Bolsillo Bailén, 84 – 08009 Barcelona (España) www.edicionesb.com www.edicionesb.com.mx ISBN: 978-607-480-238-2 Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establecidas en las leyes, queda rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares del copyright, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamos públicos.


Peter Pan

Miguel Ruiz


Para todos los que creemos en sueños, en especial para mi “abue”.


Peter Pan: De la ficción a la realidad Peter fue enviado junto con Cameron a Siria, habían tenido misiones bastante fuertes, pero esta sin lugar a duda los haría temblar, en medio de la guerra en aquél país, ambos irían a socorrer a los niños como anteriormente lo habían hecho en Venezuela, en Tailandia y en Ucrania; Peter seguía la tradición de la fundación “Neverland” la cual rescataba a niños abandonados o lesionados y les daban un hogar y una cura a sus enfermedades o heridas. Cameron y Peter eran jóvenes egresados de Harvard que en algún momento formaron parte de Neverland.


Peter Pan: De la ficción a la realidad

Cuando en 1987 hubieron manifestantes en Israel, todo el país se encontraba devastado, Jessica y Sebastian periodistas americanos viajaron a Cisjordania para tener información de primera mano para el periódico nacional, entonces dejaron a Cameron con su abuela Christina, durante un reportaje ellos fueron atacados por la multitud y murieron, “Came” como su abuela la llamaba tenía apenas 2 años de edad, luego de que Christina se enterara del fallecimiento de su hija y su yerno, tuvo un infarto y murió en su propia casa mientras cargaba a Cameron, los vecinos escucharon los gritos de la bebé y corrieron a ayudarla, llamaron a Neverland y las madres superioras se hicieron cargo de la niña.


Miguel Ruiz Mientras viajaban en el avión que los llevaría de Estados Unidos a Siria, Cameron intentaba recrear esa imagen en su mente, la madre superiora le contó esa historia unas 2 veces, sin embargo Cameron la había memorizado escena a escena, pareciera que ella estaba ahí presente sin poder hacer nada, queriéndose ayudar a sí misma y a su abuela, pero era incapaz, pues todo era producto de su imaginación. Al llegar a Siria abrazó fuerte a Peter y bajaron del avión con la esperanza de ayudar a más niños, mientras caminaban en las calles destrozadas por la guerra, veían a esposas llorando al cuerpo de sus esposos, niños abrazando el cuerpo moribundo de sus familiares, Peter se acercó a cada uno de ellos, tratando de curar sus heridas, por suerte los niños aun tenían familiares. Después de una larga tarde atendiendo a familias enteras, Peter y Cameron buscaban un lugar donde pudieran dormir y refugiarse de los ataques que aun eran constantes en esa parte de la ciudad. Una de las personas que atendieron le ofreció su casa, ellos accedieron y caminaron juntos hacia allá.


Peter Pan: De la ficción a la realidad Lina- Entonces un hombrecito entró a la casa y perdió su sombra, él intentaba atraparla, pero su sombra era más inteligente que él y se escapaba, por eso Wendy lo ayudó costurando la sombra a los pies de Peter, luego les ofreció ir a un lugar lejano donde todos serían niños por toda la eternidad. Kadar- Yo quiero ir. Munir- No seas tonto, es solo un cuento, nada de eso pasó en realidad. Cuando entraron al edificio abandonado donde iban a dormir, Peter escuchó unas risas infantiles y corrió a buscar las risas, llegó a una puerta que estaba entreabierta y se asomó, vio a Lina y sus hermanos riendo, se mantuvo ahí un momento, hasta que Lina sintió que alguien los observaba, entonces se acercó a la puerta y al ver a Peter le preguntó: -¿Se te perdió algo? -Mi sombra, tal vez – contestó Peter, asombrado de los ojos enormes de Lina. -¿Tu sombra? Cómo Peter Pan – dijo el hermano más pequeño. Peter se acercó al niño y escucharon los gritos de Cameron que buscaba a Peter. -Peter, Peter, Peter ¿Dónde estás? – gritaba Cameron con mucha fuerza, asustada. -Por acá estoy – contestó Peter. Cameron corrió hasta él y al ver a los niños les preguntó sobre su familia. -¿Eres Peter? ¿Peter Pan? – Preguntó el hermano mediano -Me llamo Peter – Le contestó al niño flacucho, larguirucho y de lentes grandes sobre su rostro. Lina se acerca al oído de Cameron y le responde: -Mi papá está allá afuera luchando por la libertad de mi país y mi mamá ella seguramente está en un bar de mala muerte.


Miguel Ruiz -¿Ya comieron? – preguntó Cameron. -¿Traes comida? Hace días que no comemos – le dijo Kadar -Cállate Kadar, no sabemos quiénes son, quizás son enemigos – dijo Munir, al mismo tiempo que empujaba a Kadar hacia dentro de la habitación. -Yo soy Cameron, Peter y yo rescatamos niños abandonados por la guerra y los llevamos a una casa donde son atendidos y tratados como reyes – al mismo tiempo que hablaba se iba introduciendo a la casa igual que Peter, los niños le ofrecieron sentarse sobre su cama. -Eres bonita como las hadas de los cuentos, como las princesas – dijo Kadar -Gracias pequeño, miren aquí en mi bolso traigo comida – saca de su mochila unos trastes de plásticos con comida, se los da a los niños y estos empiezan a comer.


Peter Pan: De la ficción a la realidad

-¿Neverland? Eso no existe es solo una historia que les cuento a mis hermanitos para que puedan dormir – Lina estaba incrédula de todo lo que decían. -Neverland se llama la casa en la que todos los niños abandonados llegan y nosotros los cuidamos, nosotros crecimos ahí, nosotros fuimos abandonados y ahí nos hicimos familia – Peter insistía, el aspecto descuidado de los niños lo obligaba a llevarlos con ellos y volverlos parte de su familia. Cameron se levantó de la cama y jaló a Peter a hablar en privado. -Estos niños tienen familia, sus padres pueden volver y si no los encuentran podemos meternos en problemas, las reglas son que si tienen familia, no podemos llevarlos con nosotros – Cameron estaba molesta. -Ellos necesitan comer, estar limpios, sanos, y aquí su aspecto es muy malo, puedo ver signos de deshidratación en ellos, tenemos que llevarlos –Peter solía ser terco, volteó hacía los niños - ¿Qué les parece si mañana se van con nosotros a Neverland? -Peter, ¡estás loco! De ninguna manera, ellos no pueden ir – Cameron se acerca a los pequeños – Niños ustedes no podrían ir porque sus papás les van a extrañar. -No lo creo, no los vemos desde hace mucho, a los únicos que vemos son a los señores que viven en el mismo edificio – Lina con una mirada seria y vacía platicaba con Cameron – Si nos llevan con ustedes podríamos dejar una carta a mi papá y después volveríamos ¿no? Cuando acabe la guerra.


Miguel Ruiz

Esa una excelente idea y Peter lo sabía –Entonces escribamos la carta y mañana nos vamos a América, ustedes estarán mejor, conocerán más niños como ustedes y serán muy felices, no les faltará ni comida, ni amor. Cameron no estaba completamente de acuerdo, ahora deberían subir al avión de la fundación con tres niños que sí tenían papás, era como un secuestro, sin embargo los niños ahora estarían mejor y alejados de la guerra, ese edificio viejo en que vivían en cualquier momento podía ser destruido por una bomba o podía ser un refugio para los terroristas. Cuando terminaron de comer, escribieron la carta que dejarían a sus papás, se acostaron a dormir y por la mañana despertaron dentro del automóvil frente al avión que los llevaría a América. -¿Eso es un avión? – preguntó Munir. -Sí – le contestó Lina - ¿No ves? En eso podremos volar. -¿Volar? Pero necesitaremos magia – Kadar estaba asustado y abrazó a Lina. -Si crees en la magia entonces no debes de tener miedo – les dijo Peter para calmarlos.


Peter Pan: De la ficción a la realidad Subieron al avión, la misión en los países árabes había concluido, las medicinas habían llegado a cada persona que la necesitaba, habían tenido tiempo de atender a varios heridos y ahora se encontraban nuevamente rumbo a Estados Unidos, para continuar con sus labores, pero ahora acompañados de tres pequeños que no dejaban de asombrarse al mirar por las ventanas del avión y ver tantas nubes, era como estar en el cielo, ellos eran un ave, incluso se habían olvidado de sus papás, se habían olvidado de todo y se sentían entusiasmados de conocer a otros niños, de otros países, con otras culturas, el idioma no sería un impedimento, la amistad es universal y la inocencia de estos niños era increíble, Cameron estaba segura de que los niños podrían comunicarse perfectamente.

Al llegar a Neverland, Lina, Kadar y Munir corrieron al ver el enorme patio que había al frente de la casa, se subieron a todos los juegos que vieron, hacía mucho que no se divertían, no podían salir a jugar, estuvieron encerrados durante varios meses en su habitación debido a la guerra, el único parque que ellos conocían fue destruido durante un ataque.


Miguel Ruiz Peter y Cameron entraron a la casa y le explicaron la situación a la madre superiora, ella los regañó, pero entendió la situación y llevó a los niños a una habitación con otros niños, ahí dormirían todos juntos, cada uno tenía su cama. Peter los presentó con el resto de los chicos y los dejó ahí para que se conocieran. -Yo soy Alejandro –dijo parado sobre su cama – soy latino y bailo cumbias – todos se rieron mientras Alejandro bailaba, pero César un niño de 7 años que también había sido encontrado en Latinoamérica se unió al baile y se presentó con los nuevos habitantes de Neverland. Lina, Munir y Kadar le dieron un abrazo a cada niño, se sentían identificados con sus historias. Vasyl y Nataliya contaron la historia de cómo habían sido encontrados en Kiev Ucrania y de cómo habían perdido a sus familias en esas catástrofes causadas por el mismo hombre, los niños no entendían por qué la humanidad se convirtió en un lugar en el que ya no podían salir a jugar, contaban como en su país las calles fueron tomadas, los parques destruidos y las escuelas secuestradas. Kai-Mook y Lawan pusieron música árabe para que Lina y sus hermanos se sintieran como en su casa, todos bailaban al ritmo de la música y se divertían, los mellizos estaban tan entretenidos que habían olvidado presentarse, así que después del baile, hicieron una reverencia al mismo tiempo, frente a los recién llegados. Eran llamados los hijos de la guerra, porque cada uno de ellos fue encontrado en los conflictos bélicos de distintos países. Cuando cayó la noche, todos se fueron a dormir.


Peter Pan: De la ficción a la realidad A la media noche Lina escuchó unos gritos que venían de afuera, se asomó por la ventana para ver qué sucedía, mientras se levantaba despertó a los niños y todos estaban detrás de una cortina intentando ver lo que ocurría, pues los gritos ya eran muy fuertes. -¡Es Peter! – Dijo Lina desesperada – Están intentando golpear a Peter, debemos ayudarlo. Los ocho niños corrieron hacia la entrada de Neverland, al llegar ahí escucharon más claramente lo que ocurría. Peter había infringido las leyes, estaba en problemas por traer ilegalmente a los niños de Siria, el director de la fundación estaba muy enojado y quería a los niños devuelta a su país, pero, que los niños volvieran allá sería regresarlos a la guerra dónde no se sabría si vivirán o morirán, quizás no morirían en un ataque, estaba la posibilidad de morir de hambre o que les pasara algo, porque estarían solos sin sus padres. Los hijos de la guerra tomaron palos, almohadas, Kadar tomó a su peluche Samîr, abrieron la puerta y salieron a golpear al señor que le gritaba a Peter, cuando Cameron los vio intentó detenerlos pero uno de los guardias de seguridad la tomó del brazo y la jaloneo con tanta fuerza que la tiró al piso, al caer golpeó su cabeza con una piedra y quedó inconsciente. Los guardias llevaron devuelta a los niños a su habitación, John, El director de Neverland llevó a Cameron al hospital, donde fue internada y a Peter lo llevaron a una celda dentro de la casa hogar.


Miguel Ruiz La madre superiora y John fueron por Peter, lo dejaron libre con la condición de que llevara a Lina, Kadar y Munir devuelta a su casa en Siria, al salir de la celda, Peter fue a ver a los niños y ellos le pidieron ir al hospital a ver a Cameron. Peter tomó la camioneta de la fundación y llevó a los hijos de la guerra al hospital para ver a Cameron, al llegar ahí, intentaron hablarle pero Cameron no respondía, parecía dormir profundamente, el doctor explicó a Peter, que el golpe le había causado una herida profunda provocando un estado de coma en Cameron, los niños empezaron a llorar sobre el cuerpo pequeño de Cameron, Peter intentó ser fuerte, pero, tomó las manos de Cameron y lloró, ella era como su hermana mayor. -Niños, ¿Creen en Dios? – Preguntó Peter. Los niños se tomaron de las manos y oraron, pidiendo a Dios que Cameron despertara. Una semana después del accidente, Cameron abrió los ojos, vio a los niños orando tomados de la mano y frente a ella estaba Peter llorando y rezando a Dios, ella sonrió. -Despertó, ¡está despierta! – Peter estaba emocionado, la abrazó.


Peter Pan: De la ficción a la realidad Cuando Cameron y Peter ya estaban listos para llevar a Lina, Munir y Kadar a Siria, subieron al avión, los hijos de la guerra se despidieron de ellos, se abrazaban con fuerza, el tiempo que habían pasado juntos los había convertido en hermanos, todos estaban tristes, pero al mismo tiempo feliz porque conocían a personas especiales al otro lado del mundo. El avión partió, durante el viaje, Kadar le pidió a Lina que le contara como acababa el cuento de Peter Pan. Peter llevó de vuelta a Wendy y a sus hermanos a su casa – dijo Lina. ¿Y volvieron a verlo? – preguntó el pequeño Kadar, abrazando a Samîr. No lo sé, ahí termina el cuento – contestó Wendy. ¿Y a ustedes los volveremos a ver? – preguntó Kadar a Peter y a Cameron. Cameron y Peter se voltearon a ver, Peter sacó un celular de su bolsa, se lo dio a Lina. Si alguna vez nos necesitan, escribe y nosotros volveremos por ustedes – Peter estaba triste, pero entendía las razones por la cual Lina debía volver a Siria.


Miguel Ruiz Cuando llegaron llevaron a los niños al edificio dónde estaban hospedados, pero no encontraron a nadie, solo una carta que decía: “El gobierno designó el hospital general como refugio para los ciudadanos de Siria, por favor, cuando regresen a mis hijos, llévenlos allá, ahí estaré con mi esposa. Díganle a mis hijos que volví de la guerra, ahora estoy con mi esposa, los esperaré.” Peter y Cameron llevaron a Lina, Kadar y Munir con sus padres, se despidieron de ellos, ahora se veían felices porque sus padres estaban juntos. Peter y Cameron regresaron a Nerverland pensando si en algún momento volverían a saber de Lina y sus hermanitos.

FIN


De la ficción a la realidad por Miguel Ruíz Una adaptación de la vieja historia de Peter Pan escrita por el escritor escocés James Matthew Barrie en 1904. En esta nueva historia los personajes de fantasía cobran vida y se transportan a la realidad de nuestros tiempos. Peter un doctor que decide ayudar a niños huérfanos luego de que él pasó por la Misma situación, ayudado por su mejor amiga Cameron. Juntos emprenden un viaje para rescatar a niños abandonados en las guerras en varias partes del mundo.

Peter Pan - Miguel Ruiz  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you