Issuu on Google+


Contenido Editorial

3

7 Reglas , que aĂşn sirven, para los estudiantes

4

Desprendimiento

5

Steve Jobs frente al espejo

7

Fieles difuntos

10

Disfruta tu jornada laboral 30 preguntas para no equivocarse en la aventura mĂĄs importante de la vida (parte 3)

12

Vivencias

20

La risa-terapia

22

Calaveras

24

Sano humor

25

Ăšltimo tema

27

2

15


Editorial ¡Bienvenidos sean queridos lectores! Es un gusto tenerlos otro mes con nosotros, en este mes dedicado a nuestros difuntos tenemos un especial de calaveras, así como un tema dedicar a nuestros difuntos, también podremos ver algunos temas importante para nosotros los jóvenes en nuestros ámbitos laborales y estudiantiles. Quisimos poner un tema especial para Steve Jobs y lo que fue de él. Esperemos que estos temas sean de su agrado y nos sigan acompañando mes con mes.

Nuestro Equipo Editora General Ana Lucía Reina Salazar

Temas Georgina G. Reina Salazar

Productor Miguel A. Reina Salazar

Temas Rafael Reina Salazar

3


7 Reglas, que aun sirven, para los estudiantes El gusto por el estudio se va descubriendo poco a poco y después fascina

1.- El aprecio: Uno no llega nunca a estudiar en serio si primero no aprecia el estudio. El aprecio es sinónimo de interés. 2.- La separación: Es preciso dedicarse al estudio separándose, al menos, un poco, de las malas compañías, de los malos libros, de la televisión, de los juegos en el ordenador... 3.- La tranquilidad: Si se quiere aprender, profundizar y recordar, hay que estar tranquilos, con el alma y la mente reposadas. Con tiempo, con paciencia, con sosiego, con paz. 4.- El orden: Que es sinónimo de equilibrio, de justo medio, de prudencia, tanto en las cosas del cuerpo como del espíritu. Este orden ha de concretarse incluso en la alimentación, en el descanso, en la metodología... 5.- La perseverancia: La mayor desgracia de un estudiante no es su frágil memoria sino la voluntad débil. Y su mayor fortuna, más que un gran talento, es su firme y tenaz voluntad.

4

6.- La discreción: Es decir, no corras más de lo que permitan tus piernas. No pretendas en una noche aprobar un curso entero. Quien mucho aprieta poco abarca. En el estudio hay que ir poco a poco, día a día, clase a clase, curso a curso. 7.- La delectación: Que es lo mismo que estudiar con gusto. El gusto no se suele tener al comienzo. El gusto se va descubriendo poco a poco y después fascina. Autor: Cardenal Albino Luciani (Juan Pablo I) | Fuente: ECCLESIA Digital


Checa en este artículo si no te estás convirtiendo en Gollum Para el Teletón todavía falta un tiempo. Seguramente sí donas una lana y hasta cantas las canciones. Pero para ser generosos no hace falta esperar a diciembre, el desprendimiento es un valor que se puede vivir todos los días. Consiste en saber utilizar correctamente nuestras cosas sin agarrarse a ellas como si fueran lo único en el planeta, y tiene que ver con la importancia que le damos a las cosas, el uso que hacemos de ellas y la intención que tenemos para ponerlas al servicio de los demás. Seguro hay días en que vives para tu celular, tu Xbox, tu estéreo, tu ropa (My precious!!!) y no eres capaz de prestarle nada a nadie. Si no tenemos cuidado, puede llegar el momento en que a pesar de la insatisfacción que nos produce llenarnos de cosas, pretendemos que éstas llenen un vacío interior. A veces en broma, pero muchas veces en serio hemos escuchado decir de alguien: “quiere más a su coche que a (…)”, “ni se te ocurra tocar sus (…) o tendrás problemas”, “ni se lo pidas, jamás presta lo que tiene”, etc., y todas ellas reflejan un apego inmoderado por lo que se posee.

5


Cuando nuestro aprecio es mayor por los objetos que por las personas, nos parece absurdo compartir lo que tenemos o lo hacemos a regañadientes. El desprendimiento supone un esfuerzo para superar ese sentimiento de posesión y exclusividad de lo que poseemos para ofrecerlo gustosamente a los demás. Puede parecer que este valor se enfoca únicamente a los objetos, pero nuestros recursos van más allá de lo que se puede tocar: tenemos conocimientos, cualidades y habilidades que muchas veces nos cuesta trabajo poner a disposición del prójimo, porque requiere prescindir de nuestro descanso, gustos, preferencias y comodidades para llevarse a efecto. El verdadero desprendimiento no tiene medida, es una entrega generosa de todo… ¡Sí! de todo lo que tenemos.

Para vivir el desprendimiento puedes: – Hacer una lista de tus posesiones y determinar cuáles necesitas realmente y cuáles son caprichos. – Ayudar a la gente que lo necesita (no esperes al Teletón). – Enseñar a otros algo que sepas hacer bien (sin olvidar enseñarles los “secretos” que pudieras atesorar sobre el tema). – Procurar decir más veces “Sí” cuando te pidan algo prestado sin poner pretextos.

6

Fuente: www.enmarchaenlinea.com


La muerte de Steve Jobs se ha irradiado por los medios de comunicación a la velocidad de la luz, como un relámpago se ramifica en menos de un segundo en un cielo iluminado por esos sarmientos eléctricos que acaban pareciéndose a unas garras que te atrapan con su estruendo. Es la velocidad de la noticia, la velocidad de la red, el eco inconmensurable de los más importantes del planeta. La muerte, al fin y al cabo, es la misma, solo que algunos mueren junto a la lumbre de una cirio y otros como si estuviesen bajo infinitos focos alógenos irradiados desde el firmamento. Entonces, la pequeña finitud puede asemejarse a un espectacular clásico de fútbol donde el balón puede rodar y rodar, y nunca alcanzar la banda. La muerte de Steve Jobs nos ha conmovido a todos, como tantas otras muertes, pero los óbitos mediáticos nos acaban sacudiendo socialmente, y esto siempre es una oportunidad de reflexión.

Del fundador del gigante Apple sabemos poco y mucho a la vez. Sin embargo, sabemos lo importante, que al fin y al cabo, es lo que hoy arranca mis palabras. Sabemos que era un tipo sencillo, un emprendedor, un hombre brillante. Creó Apple con 20 años, fundó la productora Pixar, la más importante en la actualidad, y consiguió estar a la vanguardia en todo lo referente a la comunicación y la informática. Un gurú con estrella, un genio, un Julio Verne discreto, poco dado a los excesos del éxito y mucho más amigo de la discreción y el esfuerzo, ese que demuestran los Premios Nóbel, galardonados que a veces pareciese no estar a la altura de ninguno de los “ídolos” que fabrica Telecinco, bien abanderados por el paradigma Belén Esteban. 7


Sin embargo este tipo deslumbró con su humildad. Rico, poderoso, con fama suficiente para comerse el mundo cuidó sus apariciones meticulosamente y lo hizo sin espectacularidad. De todas las apariciones públicas que le recordamos, hubo una que pasará a ese imaginario colectivo que acaba por inmortalizar esos grandes discursos que hacen historia, sin el tono épico de aquel William Wallace del cine, aquel que arengó a su andrajoso ejército escocés en la película de Braveheart, pero con la misma fuerza y profundidad. Me refiero al que pronunció durante la graduación del curso de 2005 en la Universidad de Stanford, que podéis encontrar subtitulado en youtube. Es para no perdérselo, de verdad.

8

Tres cosas de las que dijo el fundador de Apple me gustaría compartir con todos ustedes, tres cosas que no dejan de conmoverme y que comulgan con mi forma de ser o, al menos, de lo que intento ser. Tres cosas que nacen del corazón de un hombre ya enfermo, pero lleno de vida. Tres cosas muy útiles, sobre todo para los más jóvenes. Y él lo sabía. En aquel discurso, Steve Jobs recordó que su vida no fue fácil, nada fácil, pero que descubrió que para vencer a la adversidad debía poner amor en aquello que hacía. Solo si uno hace lo que ama será feliz, solo si hacemos algo que le dé verdadero sentido a nuestra vida, entonces sí nuestra vida tendrá sentido. Y esto, no se equivoquen, siempre


tiene que ver con nuestra repercusión en los demás. ¡Y qué decir de aquellos infortunios en los que a veces nos parapetamos para lamentar nuestra mala suerte! ¡Qué decir de todas aquellas cosas que nos vienen torcidas en la vida! Pues Jobs parecía tenerlo claro. Nada sucede por casualidad, hay algo que nos trasciende a todos, algo que organiza las cosas de una manera que nosotros no entendemos cuando miramos hacia el futuro, pero sí al poner en marcha la memoria. Entonces sí, dice el fundador de Apple, entonces sí podemos descubrir “que los puntos acaban conectándose”, como si “alguien” lo hubiese hecho por ti.

Sin embargo, aunque estas dos reflexiones son importantes, creo que la tercera es fundamental, tanto, que hasta puede llegar a cambiar nuestra vida. Steve Jobs recordaba que hubo algo que le ayudó a triunfar, algo que le ayudó a sacar de dentro suyo lo mejor que había en él, algo que lo colocó ante la verdad, ante el silencio de una vida que a veces acaba siendo

todo ruido. Fue una dinámica, una sencilla dinámica que hoy me propongo a mí mismo y a ustedes. ¿Están preparados? Porque si no lo están, porque si uno de verdad no lo está, el vértigo puede llegar a hacernos daño. Sin embargo, si lo estás o al menos quieres intentarlo, ponte frente al espejo, tómate tu tiempo para mirarte y pregúntate: si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy haciendo? Y es que la muerte no solo causa dolor, también a veces puede alumbrarnos el sentido de nuestra vida.

Autor: Javier Arias Artacho | Fuente: Religión en Libertad

9


Un poco de historia La tradición de rezar por los muertos se remonta a los primeros tiempos del cristianismo, en donde ya se honraba su recuerdo y se ofrecían oraciones y sacrificios por ellos. Cuando una persona muere ya no es capaz de hacer nada para ganar el cielo; sin embargo, los vivos sí podemos ofrecer nuestras obras para que el difunto alcance la salvación. Con las buenas obras y la oración se puede ayudar a los seres queridos a conseguir el perdón y la purificación de sus pecados para poder participar de la gloria de Dios. A estas oraciones se les llama sufragios. El mejor sufragio es ofrecer la Santa Misa por los difuntos. Debido a las numerosas actividades de la vida diaria, las personas muchas veces no tienen tiempo ni de atender a los que viven con ellos, y es muy fácil que se olviden de lo provechoso que puede ser la oración por los fieles difuntos. Debido a esto, la Iglesia ha querido instituir un día, el 2 de noviembre, que se dedique especialmente a la oración por aquellas almas que han dejado la tierra y aún no llegan al cielo. La Iglesia recomienda la oración en favor de los difuntos y también las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia para ayudarlos a hacer más corto el periodo de purificación y puedan llegar a ver a Dios. "No dudemos, pues, en socorrer a los que han partido y en ofrecer nuestras plegarias por ellos". Nuestra oración por los muertos puede no solamente ayudarles, sino también hacer eficaz su intercesión a nuestro favor. Los que ya están en el cielo interceden por los que están en la tierra para que tengan la gracia de ser fieles a Dios y alcanzar la vida eterna. Para aumentar las ventajas de esta fiesta litúrgica, la Iglesia ha establecido que si nos confesamos, comulgamos y rezamos el Credo por las intenciones del Papa entre el 1 y el 8 de noviembre, “podemos ayudarles obteniendo para ellos indulgencias, de manera que se vean libres de las penas temporales debidas por sus pecados”. (CEC 1479)

10


La Ofrenda de Muertos contiene símbolos que representan los tres “estadios” de la Iglesia: 1) La Iglesia Purgante, conformada por todas las almas que se encuentran en el purgatorio, es decir aquéllas personas que no murieron en pecado mortal, pero que están purgando penas por las faltas cometidas hasta que puedan llegar al cielo. Se representa con las fotos de los difuntos, a los que se acostumbra colocar las diferentes bebidas y comidas que disfrutaban en vida. 2) La Iglesia Triunfante, que son todas las almas que ya gozan de la presencia de Dios en el Cielo, representada por estampas y figuras de santos.

Algo que no debes olvidar La Iglesia ha querido instituir un día que se dedique especialmente a orar por aquellas almas que han dejado la tierra y aún no llegan al cielo. Los vivos podemos ofrecer obras de penitencia, oraciones, limosnas e indulgencias para que los difuntos alcancen la salvación. La Iglesia ha establecido que si nos confesamos, comulgamos y rezamos el Credo entre el 1 y el 8 de noviembre, podemos abreviar el estado de purificación en el purgatorio.

3) La Iglesia Militante, que somos todos los que aún estamos en la tierra, y somos los que ponemos la ofrenda. En algunos lugares de México, la celebración de los fieles difuntos consta de tres días: el primer día para los niños y las niñas; el segundo para los adultos; y el tercero lo dedican a quitar el altar y comer todo lo que hay en éste. A los adultos y a los niños se les pone diferente tipo de comida.

11


¡DISFRUTA TU JORNADA LABORAL!

1.

Cuando

hayas

tenido un mal día, no guardes toda esa rabia adentro, desahógate: Habla con tu jefe, llama a un amigo, ve a dar un paseo, sal a correr, haz lo que sea con tal de sentirte mejor y no retener esos malos sentimientos.

2. Elimina el

5. Todo lo que hagas

desorden del lugar en que trabajes, mantén tu escritorio arreglado, ten tus papeles organizados y pon todas tus pertenencias en un solo lugar, verás cómo se facilitan las labores.

te tiene que gustar. Trata de trabajar siempre en lo que más te guste. Y si no es así, encuentra el provecho que puedes tener en esa actividad.

3. Cuida mucho tu apariencia personal, vístete bien y practica buenos hábitos de higiene personal.

4. En tu lugar de 12

trabajo, aprende a diferenciar entre lo que se puede y no se puede hacer y cumple las órdenes.

6. No te preocupes demasiado por el dinero entre más te angustias, menos disfrutaras de lo que ganas.

7. Si tu labor te exige estar muchas horas sentado, considera caminar mas mientras trabajas. Si necesitas hablar con alguien de tu oficina, no uses el teléfono, camina a su escritorio; usa mas las escaleras y menos el ascensor; camina unas cuadras mas para tomar el camión o simplemente levántate de vez en cuando a estírate un poco.


8. No te compliques

14. Se positivo, frases

dando a las cosas más importancia de las que realmente tienen. Esto genera estrés y ansiedad

como: “si se quiere, se puede”, “se que lo puedo lograr”, “nada es imposible”, te ayudan a empezar el día en el trabajo de una manera distinta.

9. Aprovecha los fines 11. Descansa lo más de semana para salir al aire libre, fuera de las aglomeraciones capitalinas y del ruido. Admira las bellezas de la naturaleza y llena tus pulmones de aire fresco. Si no puedes salir, relájate leyendo un buen libro, sal a comer, al cine o

que puedas durante la noche, es la única forma de recuperar las energías que tu cuerpo necesita para empezar otra jornada. Lo ideal es dormir ocho horas diarias.

15. Al tratar con tus compañeros de trabajo no olvides estas tres reglas: No criticar, no condenar y no quejarse.

16. No juzgues. Acuérdate que a veces las apariencias engañan.

12. Si tienes al teatro, disfruta de escuchar una bella música, visita a tus amigos… simplemente aprovecha tu tiempo libre antes de empezar una nueva semana.

problemas para dormir prueba una pequeña caminata, un baño de agua caliente, lee un libro, escucha música suave, toma un vaso de leche caliente o disfruta de una amena platica, cualquiera de estas opciones hazlas antes de ir a la cama.

10. A diario practica

13. Si puedes dile

adiós al cansancio con un alguna técnica de masajito relajante. relajación, esto te ayudara Autor: Fernando Pascualy| Fuente: Catholic.net a sentirte más tranquilo seguro.

17. Demuestra Aprecio por ellos, aprende a escucharlos, de vez en cuando sorpréndelos con un detallito. Tener buenos amigos en el trabajo es mejor de lo que te imaginas.

13


18. Ríete. El buen humor es la mejor medicina.

19. Si no sabes cómo hacer algo, pide ayuda. Recuerda que no sabemos todo; además es mejor tener que pedir ayuda a realizar un gran error.

20. Recuerda que si se cierra una puerta, en algún lugar se abre una ventana. Ten fe, por más oscuro que parezca el camino, saldrás adelante. Fuente: diario el imparcial

14


21

Si el amor entre el hombre y la mujer es algo natural, ¿por qué hace falta casarse por la Iglesia con un sacramento?

El primer milagro de Jesús tiene lugar en las bodas de Caná (Jn 2, 1-11). Dos esposos estaban celebrando su matrimonio cuando se acabó el vino. Entonces Jesús quiso hacerles un regalo, el regalo de su amor, de su gozo. Para ello les pidió algo humilde (el agua) y la convirtió en algo mejor, en aquello de lo que tenían necesidad (el vino). Aquello que ocurrió en Caná es lo que sucede cuando celebramos un sacramento como el matrimonio. Jesús, para hacer el regalo de su vino, pide a los esposos que le presenten el agua de su amor humano, la entrega que se hacen el uno al otro, el “Sí” que se intercambian. Jesús toma este amor tal como es para hacerse presente en él, para hacerlo signo del amor que le une con su Iglesia. El don que reciben los esposos es su bendición, su fuerza, su amor divino, el único capaz de sostener el amor que les une. Por eso es muy importante que nos casemos en la Iglesia de Cristo: porque solo si llevamos ante Él nuestro débil amor, podemos amar a la otra persona como Él nos ha amado.

22

¿Por qué dos esposos que se dan cuenta de que se han equivocado no pueden divorciarse?

Cuando nos equivocamos es necesario corregirse: en el trabajo, en el familia, en la sociedad. Sin embargo, con el amor, las cosas son distintas. Si dos personas se aman y deciden casarse, su elección no puede tener fecha de caducidad. El amor se alimenta de una fidelidad que requiere permanencia por encima de las pruebas. Es imposible hablar del amor entre esposos sin asumir su continuidad en medio de las dificultades, “en la prosperidad y la adversidad, en la salud y en la enfermedad”. La entrega conyugal es incondicional. Esta entrega no puede cuestionarse, sino que encuentra en las pruebas la posibilidad de manifestar su verdad. Cuando lleguen los problemas tenemos que pensar: no nos hemos equivocado al amar, ni cuando elegimos entregarnos, sino que hemos de seguir amando de un modo que responda a estos acontecimientos concretos de la vida, que nos vienen sin elegirlos nosotros.

15


23

¿Es posible considerar modelos de familia diversos del “tradicional”?

A veces los problemas en la familia son tan grandes que parecen insuperables: la música del amor parece que se ha apagado, o nos cuesta perdonar las ofensas recibidas... En estos momentos debemos recordar que lo que nos une como familia es algo más grande que nosotros mismos y nuestros problemas. Aquello que une a los esposos, su bien común, es más importante que el bien de cada uno tomado individualmente. En vista de tal bien merece la pena seguir adelante. En todo caso, la solución nunca es echar todo el pasado por la borda y empezar de cero: la vida del hombre no se puede “reinventar” cada vez que las condiciones son desfavorables. Los problemas que afectan a la intimidad de las personas no se resuelven con soluciones técnicas a lo que es en verdad una cuestión personal, que pone en juego la felicidad y libertad humanas. En concreto, hay que rechazar la imagen de una “familia a la carta” como solución a los problemas familiares. La construcción de una familia es la formación de una comunión de personas que cuenta con un plan trascendente, más allá de las simples decisiones humanas. Esto hace estables e incondicionales las relaciones familiares, que son soporte imprescindible para la madurez personal y base de la sociedad.

16

24

Si el amor humano es en sí algo tan bueno, ¿por qué no basta un matrimonio civil?

Sabemos que el amor humano es muy frágil, su lenguaje nos es oscuro y el camino al que nos conduce es difícil de seguir. Por eso es importante que el hombre y la mujer pongan delante de Cristo su promesa: solo de este modo, como en Caná, Él recibirá el don de los esposos y lo hará crecer, trasformándolo en algo mejor, más fuerte. En el matrimonio religioso el hombre y la mujer piden a Jesús participar de la fuerza de su amor, el mismo amor que le ha permitido sacrificarse hasta la muerte. Este es el regalo que marido y mujer reciben de Cristo el día de su boda: la misma caridad de Jesús, ese amor que le hizo entregarse hasta la muerte. Ese amor es el Espíritu Santo (Rom 5,5), que se derrama sobre hombre y mujer en el matrimonio. Ahora se pueden amar con caridad conyugal, su amor se transforma en el vino del amor de Cristo. En el sacramento los esposos se aman como Cristo les ama. Desde Cristo descubren que son acogidos, amados, perdonados. Además, a través de Cristo su amor se hace fecundo en vida eterna: ya no entregan a sus hijos solo la vida de la tierra, sino también una vida hacia el cielo. Se hacen instrumentos por los que Dios transmite su paternidad divina.


25

¿Existe un momento justo para tener hijos y un momento en el que conviene cerrarse a la posibilidad de la procreación?

26

¿Por qué debemos estar abiertos a la procreación?

La procreación es uno de los significados propios del amor conyugal que no puede Nadie desea una vida infecunda. Encerrarse ser nunca negado. Pues los esposos, en en los propios intereses y conveniencias es el cada acto, se comunican totalmente, tal y mejor modo de arruinar la propia vida. Pero como son, incluyendo también el don de no es fácil vivir la fecundidad, que requiere la fecundidad. Cuando no quiero donar gran madurez interior: estar dispuesto a una esto a mi cónyuge no me estoy nueva entrega más allá de lo que uno controla entregando del todo. o domina. Por eso la fecundidad es una dimensión del amor que no depende de las “La posibilidad de procrear una nueva meras decisiones humanas o de un criterio vida humana está incluida en la donación nuestro subjetivo y no puede ser guiada solo integral de los esposos. [...] De este modo por nuestros deseos. Contraer matrimonio no solo se asemeja al amor de Dios, sino supone entonces estar dispuestos, en que participa de él, que quiere condiciones normales de salud y de edad, a comunicarse llamando a la vida a recibir hijos de Dios. La disposición inicial a personas humanas. Excluir esta tener hijos se vive dentro de unas dimensión comunicativa mediante una circunstancias concretas, en que los cónyuges acción que trate de impedir la son responsables del bien común de toda la procreación significa negar la verdad familia. La posibilidad de recibir un hijo de íntima del amor esponsal, con la que se Dios se ha de vivir según esta responsabilidad. comunica el don divino” (Benedicto XVI). Es aquí donde los cónyuges pueden juzgar si Este significado procreativo se conviene o no una nueva concepción. Es un fundamenta en el lenguaje del cuerpo y juicio que corresponde solo a los esposos no es una mera intención de los ante Dios, teniendo en cuenta los motivos cónyuges, sino la expresión de su amor, graves asociados a la grandeza de recibir una que se manifiesta mediante el acto nueva vida. Este juicio práctico, aunque a conyugal. Por eso un acto sexual entre los veces pueda ser negativo, no es una cerrazón esposos al que intencionadamente se a la vida, ya que no quita la disposición a priva del significado procreativo, no se aceptar el juicio de Dios, Señor de la vida. puede considerar conyugal, y es por tanto Solo Él puede decidir en última instancia inmoral. acerca de la existencia de un nuevo ser. Por eso la paternidad responsable puede juzgar que no es conveniente un nuevo embarazo, pero no puede decidir que no quiere de 17 ningún modo que un hijo venga al mundo. Esto sí sería una decisión anticonceptiva, cerrada a la vida.


27

¿Por qué no acudir a los distintos anticonceptivos? Las técnicas de planificación natural de la fertilidad, ¿no son acaso unos anticonceptivos permitidos?

28

Las técnicas anticonceptivas privan deliberadamente al acto conyugal de su dimensión procreativa. Los esposos que los usan han decidido renunciar a su fecundidad, a través de un acto intrínsecamente malo, contrario a la verdad de su amor conyugal. Pero supongamos otro caso distinto: dos esposos prevén que un acto sexual será fecundo y juzgan responsablemente que no es conveniente concebir un hijo. Por eso consideran inconveniente el acto y no lo realizan. Ahora no se trata de un acto anticonceptivo, porque los esposos no actúan contra ninguno de los significados de su amor conyugal. Por el contrario, estamos ante un ejercicio de responsabilidad dentro de una disposición real de apertura a la vida. He aquí, la diferencia fundamental entre las técnicas anticonceptivas y los métodos naturales: los unos manipulan el significado del acto conyugal, los otros favorecen la acción responsable de los esposos. La diferencia es de contenido y no ligada al hecho de que unos son artificiales y otros naturales. Los unos son inmorales, los otros pueden ser aceptados.

18

El aborto, ¿no puede ser considerado en algunos casos límite, un mal menor?

Un acto es moralmente malo porque daña a la persona que lo comente. Más allá de sus consecuencias o de la intención subjetiva, el aborto es el homicidio de un inocente y el que lo realiza se convierte en un homicida. Por eso la gran víctima del aborto es la mujer que elige hacerlo. Es ella la que necesita más ayuda para sanar la herida terrible del mal cometido. El aborto no es nunca un mal menor. Llegar a comprender las razones de quien quiere abortar no impide desenmascarar los falsos argumentos con los que se intenta justificar el mal. Los cristianos deben ayudar a cada persona, a través de un ejercicio de verdad, a reconocer su culpa y a recibir la misericordia de Dios. La Iglesia no solo lucha por defender el derecho del más débil, del no nacido; sino también por ayudar a las madres que tienen dificultad para llevar adelante a sus hijos; y por “sanar” a las que han abortado, ayudándolas en el difícil camino de arrepentimiento y reconciliación.


29

Si no se tienen hijos y se desean mucho, ¿por qué no recurrir a las técnicas de reproducción asistida?

El deseo de paternidad de cada pareja de esposos es siempre lícito, justo y bello. Un hijo, sin embargo, es algo más que un deseo, es algo demasiado precioso para que pueda depender solo de una decisión personal. Al hijo no podemos desearle como se desea un objeto, que se consigue a base de esfuerzo o dinero. La única forma de recibir un hijo es acogerle en toda su dignidad personal. Las técnicas de reproducción asistida siguen una lógica productiva: eliminan cualquier producto (hijo) defectuoso, congelan los embriones, investigan sobre ellos y destruyen aquellos que no se consideran convenientes. Esto es, obran de modo contrario a la dignidad personal. Solo se puede recibir a un hijo como un don de Dios. Así lo recuerda Eva, la primera mujer, la primera madre de la historia: “He concebido un hijo con la ayuda de Dios” (Gén 4,1). Por eso no puede decirse que los cónyuges “tengan derecho” sobre una persona, sino que se han de disponer a recibirla con el agradecimiento de un don. Lo contrario se opondría a la dignidad del hijo. La Iglesia conoce bien el sufrimiento de los esposos que no pueden tener hijos. Les ayuda informándoles de los medios lícitos para tenerlos y liberándoles del deseo de procrear “a toda costa”, invitándoles más bien a descubrir su fecundidad dentro del plan de Dios. La Iglesia les hace ver la fecundidad dentro del plan de Dios, que también se puede vivir por la adopción, la acogida o la entrega generosa en el cuidado de la infancia.

30

Si el amor es cosa de dos, ¿por qué, para casarnos, es necesario una celebración pública?

Nuestra vida se apoya siempre en otros, los necesita, como necesitamos oxígeno para respirar. Necesita sobre todo a Dios, que sostiene el amor, lo hace durar y le permite crecer. Por esto tenemos necesidad de una celebración pública: porque en el rito religioso se manifiesta la petición de ayuda a aquellos que nos ayudarán a construir el amor. Es la ayuda de nuestras familias, de nuestros amigos, de la sociedad. Es la ayuda de Dios, que nos promete su presencia. El amor de los esposos tiene una dimensión social. Solos no pueden amarse. El amor que sienten lo han aprendido en una familia, y con su familia construyen la sociedad. Por eso su amor no es algo privado, que solo les concierna a ellos. Al entrar en la Iglesia, el amor de los esposos pide ayuda, reconoce necesitar apoyos: los de otras familias, los de la sociedad, de la comunidad creyente, de Dios. La Iglesia, en la liturgia, dice a los esposos algo importante: “no estáis solos. Yo os ofrezco un lugar en el que construir vuestro hogar. Yo os abro a una gran familia para que os apoyéis en ella para fundar la vuestra. Solo así podréis vivir plenamente vuestro destino de amor y acoger los dones que Dios os dará.”

19


Autor: P. Fernando Pascual | Fuente: Catholic.net

Querría hacerte una carta triste de despedida, pero no puedo. Estoy totalmente envuelto de ideas alegres como un presentimiento de la Gloria No es fácil morir cuando hay un futuro de sueños por delante. Pero la fe en Cristo lleva a descubrir que hay algo más importante. Conservar la vida a costa de traicionar los propios principios no vale la pena. Lo que vale la pena, lo que muestra la fuerza del amor, es aceptar el sacrificio con la mirada fija en Dios y con el corazón lleno de espíritu cristiano. Así fue el martirio de un joven de 22 años, Francisco (en catalán, Francesc) Castelló i Aleu. Había nacido en Alicante, España, en 1914. Los avatares de la vida lo habían llevado a Lérida. Después empezó la carrera universitaria en el Instituto de Química de Barcelona, carrera que terminó en la Universidad de Oviedo en 1934. Sus notas fueron excelentes. Volvió a Lérida y empezó a trabajar como ingeniero químico. Unos ejercicios espirituales habían orientado su vida hacia Dios. Se incorporó a la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña, y empezó a ayudar a los pobres y a los obreros. Pronto se enamoró de una chica, María Pelegrí (Francisco la llamaba Mariona), con la que esperaba formar una familia auténticamente cristiana. Llegó, sin embargo, la hora de la prueba. En 1936 se desató una feroz persecución contra los católicos en muchos lugares de España. También Francisco Castelló fue encarcelado. Se asomó en el horizonte la llegada del martirio.

Podía salvar la vida de modo fácil: bastaba con renegar de su fe. Francisco no quiso renunciar a Dios. El 29 de septiembre de 1936 el fiscal, impaciente, lanzó la pregunta decisiva: “acabemos, ¿eres católico?” “Sí, soy católico”, respondió Francisco. Esa misma

20


noche fue fusilado... Conservamos varias cartas escritas antes de morir. Una de ellas era para la novia. Vale la pena leerla así, sin comentarios: dice mucho de lo que es un joven enamorado de Dios y de su novia... “Querida Mariona: Nuestras vidas se han unido y Dios ha querido separarlas. A Él ofrezco, con toda la intensidad posible, el amor que te tengo, mi amor intenso, puro y sincero. Siento tu desgracia, no la mía. Siéntete orgullosa, dos hermanos y tu prometido. Pobre Mariona... Me ocurre una cosa extraña: no puedo sentir ninguna lástima por mi suerte. Una alegría interna, intensa, fuerte, me invade totalmente. Querría hacerte una carta triste de despedida, pero no puedo. Estoy totalmente envuelto de ideas alegres como un presentimiento de la Gloria.

Querría hablarte de lo mucho que te hubiera querido, las ternuras que te tenía reservadas, de lo felices que hubiéramos sido. Pero para mí todo esto es secundario. He de dar un gran paso. Una cosa debo decirte: cásate si puedes. Yo desde el cielo bendeciré tu unión y a tus hijos. No quiero que llores, no quiero. Siéntete orgullosa de mí. Te quiero.

No tengo tiempo de nada más”. Francesc (Francisco Castelló i Aleu fue declarado beato por Juan Pablo II el 11 de marzo de 2001).

21


RISATERAPIA ¿Qué es? La Risaterapia es una hermosa puerta para lograr la relajación, abrir nuestra capacidad de sentir, de amar, de llegar al silencio, al éxtasis, a la creatividad, sencillamente utilizando la risa como camino. Se utilizan técnicas que ayudan a liberar las tensiones del cuerpo y así poder llegar a la carcajada, entre ellas: la expresión corporal, el juego, la danza, ejercicios de respiración, masajes, técnicas para reír de manera natural, sana, que salga del corazón, del vientre, de un modo simple como los niños. La Risa Científicamente se ha comprobado que la risa franca, la carcajada, aporta múltiples beneficios: rejuvenece, elimina el estrés, tensiones, ansiedad, depresión, colesterol, adelgaza, dolores, insomnio, problemas cardiovasculares, respiratorios, cualquier enfermedad. Nos aporta

22

aceptación, comprensión, alegría, relajación, abre nuestros sentidos, ayuda a transformar nuestros pautas mentales. Recientes estudios sobre la capacidad de las carcajadas para combatir todo tipo de enfermedades indican que mientras reímos liberamos gran cantidad de endorfinas, responsables en gran parte de la sensación de bienestar. Risaterapia en México “No se necesitan milagros, sino narices rojas.” Fue el descubrimiento que dio pauta para desarrollar Risaterapia en México. El fundador de Risaterapia, Andrés Aguilar, desde pequeño fue cautivado por personajes cómicos como Charles Chaplin, Cantinflas y Jerry Lewis, por su capacidad de hacer reír sin decir una palabra. Con los años esta afición por el humor se le reveló como una auténtica vocación por el Arte Clown. A partir de su experiencia en la Universidad de Payasos "Clown College" del circo Ringling Bros. and Barnum & Bailey, y de pasar dos temporadas de gira con dicha compañía, Andrés Aguilar Larrondo (Dr. Romanok) tuvo la oportunidad de experimentar la risaterapia al realizar visitas a hospitales infantiles y pabellones pediátricos …en una esas visitas, en un cuarto se encontraba una niña, de aproximadamente 7 años, quien sorprendida de ver a Andrés, se incorporó con su propia fuerza y le preguntó "¿Tú quién eres?"; como buen payaso contestó:


“Soy el nuevo director del Hospital y vengo a decirles a los doctores que éste es el nuevo uniforme” (señalando su atuendo). La niña volteó a ver a los doctores con una inmensa sonrisa y continuó platicando con Andrés. La madre, llorando, le dijo a los doctores “¡Es un milagro!”, pero la niña la corrigió: “No es un milagro, es un payaso...”

Cifras que dan risa

• Desde que nacemos y hasta los seis años reímos unas 300 veces diarias. Ya adultos, los más risueños alcanzan 100 risas al día y los menos alegres apenas llegan a 15. • Las personas que ríen poco o carecen de sentido del humor son más propensas a padecer enfermedades graves como el cáncer.

Después, los padres le explicaron a Andrés que su hija había tenido un accidente doméstico y desde entonces no había querido hablar o moverse. Enamorado de la labor y convencido de los evidentes resultados en cada paciente, decidió echar a andar este mismo proyecto en la ciudad más grande del mundo: la Ciudad de México. Te invito a que veas Iniciativa México todos los domingos donde se encuentra participando este proyecto y muchos más.

• Cinco minutos de una buena risa a carcajadas, son equivalentes a 45 minutos de ejercicio. • Las risas verdaderas, explosivas, hacen mover 400 músculos en todo el cuerpo, activan el sistema inmunológico y oxigenan los tejidos. • Una hora de angustia equivale a cinco horas de trabajo físico en cuanto a la cantidad de energía consumida.

Fuentes: http://www.mipunto.com http://www.risaterapia.org 23


Calaveras Calaveras largas

Calavera para mate

Chateando estaba la muerte buscado a quien atrapar ella se sentía con suerte un chico empezó a contestar Dónde te puedo encontrar? Jorge te dices llamar a mi casa te quiero invitar para poder platicar Es un placer encontrar una dama para platicar siempre podemos chatear pero tu casa no he de pisar Por las buenas no quisiste por las malas vas a ir tímido me saliste y te vas a arrepentir

Entro enfadada la catrina escribiendo en el pizarrón: No me sé ni las tablas Y por eso me dio un sermón. Hoy vengo por usted maestra Porque odio la ecuación; Entre sumas y multiplicaciones Me volví loca en el panteón.

24

" Mujeres juntas, ni difuntas! dijo la catrina llevándose a su galán, es más fácil que lloremos juntas que éste se pase de patán!" " Al fin que pa' morir nacimos llegó la flaca y de un jalón y nosotros ya la hicimos vamonos para el pantéon"


Sano humor -Mamá, ya tengo catorce años. ¿Ya puedo usar sostén y bragas? -No. -Pero, mamá..... -Que no, Marcos, que no!

-Capitán, capitán, viene un grupo de indios! -¿Son amigos o enemigos? -Serán amigos, como vienen todos juntos. ¿Cuál es el aparato electrónico más antiguo en la Biblia? .- El Mini-sterio. ¿Cuál es el texto favorito de los boxeadores? - Mejor es dar que recibir. -Me parece que he visto tu cara en otra parte. -Lo dudo. Yo la tengo en el mismo lugar. Micro equivocada Un borracho sube a un micro y mas atrás sube un pastor y el pastor le dice: “Te vas al infierno” y el borracho dice: “por favor, quiero bajarme, por que me equivoqué de micro”

25


¿Cuál es la diferencia entre un motor y un inodoro? En que en el motor tu te sientas para correr, y en el inodoro tu corres para sentarte. Esta es una señora que llama a una carnicería y pregunta: ¿Tiene orejas de conejo? Sí. ¿Y cabeza de cerdo? Sí. ¡Dios mío! ¿Es usted un monstruo? ¿Sabes que mi hermano anda en bicicleta desde los cuatro años? Mmm, ya debe estar lejos.

Entra un nuevo profe al curso y se presenta: Buenos días, mi nombre es Largo. Dice Juancito: No importa, tenemos tiempo. ¿Cómo se dice, "espejo" en Chino? Ai-toy. Llega un chico y le pregunta a su amigo: ¿Viste el apagón de anoche? Y le contesta: No, en mi casa se fue la luz.

Do you speak English? ¿Cómo dice usted? Do you speak English? ¡No lo entiendo! Le pregunto que si habla usted Inglés. ¡Ah sí, perfectamente!

26


Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en él ni máculas ni rasguños. Sí, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar. De pronto un anciano se acercó y dijo: "¿Porqué dices eso, si tu corazón no es ni tan, aproximadamente, tan hermoso como el mío? Sorprendidos la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y éstos habían sido reemplazados por otros que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su derredor.

Es más, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos. La mirada de la gente se sobrecogió "¿Cómo puede él decir que su corazón es más hermoso?", pensaron ... El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reír. "Debes estar bromeando," dijo. "Compara tu corazón con el mío... el mío es perfecto. En cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor.“ "Es cierto," dijo el anciano, "tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo"... Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado.

Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido."

27


"Hubo oportunidades, en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos.

Dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza, que algún día, quizás, regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón.“ ¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?“ El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció. El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven. La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes. El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior.

28


Esperamos que este mes dedicado a nuestros difuntos haya sido de su agrado. ยกNos vemos diciembre!


NOVIEMBRE 2011