Page 1

1


Contenido Editorial

3

Resoluciones de año nuevo

4

Tres miradas

6

Historias de las pastorelas

8

Natividad del señor

11

Los valores de los jóvenes

13

¿Estas enamorada?

16

Vivencias

19

Madurez –una urgencia hoy

21

¿Sabías qué…?

22

Sano humor

23

Último tema

24

2


Editorial ¡Bienvenidos sean queridos lectores! Mes de fin de año y un mes muy importante para todos, se celebra la navidad, tiempo de reflexión, de familia y de posadas. Esta edición habla de todo lo que es la navidad lo que significa, las historias de las posadas entre otros temas que nos pueden ser de ayuda para reflexionar en este fin de año y poder empezar el próximo con una mejor actitud. Esperamos que disfruten la revista y que todos pasen unas felices fiestas de navidad y un prospero año nuevo.

Nuestro Equipo Editora General Ana Lucía Reina Salazar

Temas Georgina G. Reina Salazar

Productor Miguel A. Reina Salazar

Temas Rafael Reina Salazar

3


Resoluciones de año nuevo Los días antes del año nuevo, son días en que nos vemos forzados a ver hacia atrás y evaluar el año que está por terminar. Hay una mezcla de sentimientos… con alegría vemos muchos logros alcanzados y buenos momentos compartidos, pero también vemos con frustración aquello que no logramos (bueno, talvés a como nosotros queríamos). Pero una luz de esperanza se abre cuando vez vemos con optimismo el nuevo año. El Año Nuevo es una muestra más del gran amor de Dios para darnos una oportunidad más.

Aprovéchala al máximo!!!! Hacer propósitos o resoluciones de Año Nuevo suele ser una actividad muy difícil y poco probable de cumplir. Según un estudio de la revista American Psycologist, 25 por ciento de las resoluciones de año nuevo son abandonadas la primera semana. Dos meses después, sólo el 60 por ciento mantiene sus resoluciones y para el mes de junio, apenas el 38 por ciento continúa cumpliendo con las metas planteadas a principio de año. La palabra ‘resolución’ tiene el mismo origen que ‘solución’. Tomar una resolución es reexaminar un problema, ponerlo en partes y llegar a una solución. Una verdadera solución es más bien un plan que un objetivo final. Muchas veces deseamos más observar la pintura terminada que hacer las 4


pequeñas pinceladas que se requieren para terminar el cuadro. Es necesario fijar un objetivo para mañana, uno que ayude a alcanzar el objetivo final. Después de lograr algunos objetivos diarios, usted estará más preparado/a a lograr una resolución semanal. Sea específico. Los objetivos vagos proveen poca dirección y dan menos oportunidades de logro. Haga resoluciones de las acciones y pinceladas que lo/a llevarán a su objetivo final, su cuadro completo. No deje que los pequeños problemas se interpongan. . El secreto está en plantearse objetivos realistas y proponerse sólo tres o, a lo sumo, cuatro resoluciones en lugar de hacer largos ‘testamentos’ que terminan siendo una mera enumeración de deseos.

Lo primero es proponernos resoluciones que podamos cumplir, no objetivos inalcanzables. Como ir al gimnasio 2 horas diarias, 50 libras y todas las que tengan que ver con perder peso. No mantenga sus resoluciones en secreto. Cuéntele a sus familiares y amigos sobre las metas que se ha planteado: ellos lo apoyarán para cumplirlas y cambiar su vida. Además, serán el primer muro de contención si usted deseara en un momento determinado romper con alguna de ellas. Según algunos expertos, las resoluciones de año nuevo deberían llamarse resoluciones de nuevo día, porque los cambios voluntarios son realmente una lucha día a día. Por eso, haga de sus metas un esfuerzo diario: dé lo mejor de sí cada día, propóngaselo al levantarse todas las mañanas y fije sus metas una vez por día. Lo demás viene sólo. Por último, en lo que refiere a las cosas pendientes que tenemos por hacer (ese trámite que nunca concretamos, esa visita al dentista o al médico que seguimos posponiendo), más importante que agregarlo a la lista de año nuevo es hacerlo. Así pasará de ser una diligencia inconclusa más a algo real.

Fuente: Internet 5


En el Adviento celebramos el misterio de la Venida del Señor en una actitud gozosa, hecha de vigilancia, espera y acogida. Nuestra vida se presenta, con asombro siempre nuevo, ante el misterio entrañable de un Dios que se ha hecho hombre. Es este un misterio que el Adviento prepara, la Navidad celebra y la Epifanía manifiesta Si con el Adviento se nos convoca a preparar la Navidad, es una convocatoria a crecer en la esperanza, a vivir la experiencia de la cercanía de Dios. Un tiempo en el que la Historia de la Salvación se actualiza en el sacramento, pues el tiempo de Adviento se ha hecho sacramento.

Adviento: El Señor vino, viene y vendrá La palabra Adviento procede del latín, y significa venida: la venida inminente de algo o alguien que está al llegar y que, además, esperamos ardientemente. Jesús ya ha venido, y su venida transformó la historia del hombre. Su presencia -Dios hecho hombre- anunciaba que el amor del Dios se hacía realidad plena para todo el que lo quisiera vivir. Solo se necesitaba cambiar el corazón. El corazón del hombre tenía que estar dispuesto a amar, a guiarse de la bondad de Dios, viviendo con los débiles el rechazo de la opresión, el poder y la riqueza. Su mensaje, sencillo a la vez que exigente, se hacía realidad con su vida, que atraía a las gentes y le seguían, ya que a su lado sentían la cercanía de Dios. Pero la novedad de su vida, que suponía un cambio radical de valores y criterios, que afirmaba la supremacía del amor, del servicio, de la dignidad de todo hombre y mujer..., resultaba molesta y Jesús acabó clavado en una cruz.

6


El amor de Dios hizo que toda aquella fidelidad amorosa de Jesús venciera el mal y la muerte. Jesús resucitó y sus discípulos más cercanos experimentaron su presencia y recibieron su mismo espíritu. Transformados por el Espíritu de Jesús, se convirtieron en continuadores de su obra formando la comunidad de los creyentes, la Iglesia.

Nuestro Adviento es una mirada hacia atrás, hacia aquel acontecimiento trascendental para vivirlo con toda la intensidad, y celebrar que Dios se ha hecho hombre, que Dios ha entrado en nuestra historia, ha hecho suya nuestra debilidad y nos ha abierto el camino capaz de liberarnos del mal y del pecado Poder celebrar este hecho decisivo exige sumergirnos en los sentimientos del pueblo de Israel y despertar en nosotros una

actitud de espera, de deseo de la venida del Señor, que nos libere y transforme nuestra vida en una nueva manera de vivir.

A ello nos ayudan los profetas, con su esperanza y confianza en el Mesías que iba a venir, y María -el gran modelo del Advientoque se sabe pobre y frágil en un mundo necesitado de la acción salvadora de Dios y se abre a Él para hacer posible su venida. María es modelo de espera gozosa del Señor que viene. Nuestro Adviento es una mirada a nuestro entorno para celebrar la venida constante de Dios. Invitados a vivir la venida histórica del Señor para experimentar su venida constante en las personas y los acontecimientos de nuestra vida, en todo lo que comparte nuestra cotidianidad.

Una venida que se hace constante en la oración, cuando le buscamos en el diálogo amoroso y dejamos que Él sea nuestro compañero de camino. O cuando nos reunimos en su nombre, como comunidad creyente y celebramos los sacramentos, que es donde se hace presente de manera más viva el Espíritu de Jesús. Nuestro Adviento es una mirada a la venida definitiva como horizonte final de nuestra existencia, donde la esperanza proclama que nuestra historia no está condenada al fracaso, sino a compartir con toda la humanidad la vida plena de Dios. Una esperanza alegre y pacificadora que alienta en el camino y anima a la responsabilidad bajo la certeza de que una mano amorosa nos acogerá para eternizar nuestra vida. Fuente: mercaba.org

7


Al llegar los frailes franciscanos a tierra azteca, descubrieron que los indígenas realizaban ritos y festividades en torno a sus dioses, muchos de ellos representados en esculturas o tallados en bajos y altos relieves en sus edificios. La mayor parte de estos ritos y festividades estaban acompañados por flores multicolores, música, cantos, alimentos y en algunas ocasiones por sacrificios humanos. Por ello, entendieron que para evangelizar a estos hombres y mujeres tenían que hacerlo a través de sus costumbres, retomando sus símbolos de vida y retirando los de muerte. Así nacieron las primeras pastorelas. Lo primero que se logró fue que los indígenas le cantaran al nuevo “Dios” que llegaba con ellos desde el viejo mundo. Fray Pedro de Gante fue el primero en componer metros muy solemnes sobre la ley de Dios y de la fe. En ellos explicaba cómo Dios se hizo hombre para librar al linaje humano y cómo nació de la Virgen quedando pura y sin mancha. Para la Pascua, mandó llamar a los indios a veinte leguas alrededor de México para que asistieran a la fiesta de natividad, congregándose un gran número de ellos en el patio de la iglesia quienes entonaron una canción que describía lo anterior: “Hoy nació el redentor del mundo.”

8


Para 1530, Fray Juan de Zumarraga ordenó que se escenificara la “La Natividad gozosa de Nuestro Salvador” durante las primeras fiestas de navidad que se celebrarían en tierras conquistadas. Así la Iglesia aprovechó el gusto indígena por el espectáculo y comenzó a crear un teatro catequizante. Pocos años después se cree que fue Fray Andrés de Olmos quien redactó la primera pieza referente a la “Venida y Adoración de los Reyes Magos” y se cuenta que cerca de 5 mil indígenas presenciaron la escena. Los personajes que se representaron fueron: El Niño Jesús, La Virgen María, San José, Melchor, Gaspar, Baltasar, un mensajero, un ángel, el rey Herodes, un mayordomo y tres sacerdotes judíos. Estos, con algunas variaciones, son los personajes que se siguen presentando en la actualidad. A este fraile se le atribuye también un auto sobre el Juicio Final totalmente en náhuatl para la total comprensión de los indígenas. Además de las pastorelas, empezaron a celebrarse Misas que llamaban de “aguinaldo” las cuales se celebraban durante nueve días continuos antes de la pascua. Estas “misas de aguinaldo” son las antecesoras de las Posadas las cuales se celebraban con gran fiesta. En la Historia de los Indios de la Nueva España podemos darnos cuenta de la manera en la que se celebraban: “Adornan sus iglesias muy pulidamente con los paramentos que pueden haber y lo que les falta de tapicería suplen con muchos ramos, flores, espadañas y juncia que echan al suelo(....) y por donde tiene que pasar la procesión hacen muchos arcos triunfales hechos de rosas, con muchas labores y lazos de las mismas flores; y hacen muchas piñas de flores, cosa muy de ver (...) Los indios, señores y principales (...). con piñas de rosas en las manos, bailan y dicen cantares en su lengua de las fiestas que celebran que los frailes se los han traducido (...) y estos bailes y cantos comienzan a la media noche (...) La noche de 9


navidad ponen muchas lumbres en los patios de las iglesias y en los terrados de sus casas y como son muchas las casas de azotea, y van las casas una legua y dos, y más, parecen de noche un cielo estrellado; y generalmente cantan y tañen atabales y campanas (...) Ponen mucha devoción y dan alegría a todo el pueblo...” Motolinía describe que todos oían Misa en las capillas posas de las iglesias. Traían una estrella desde lejos, tirada de un cordel y delante de la imagen de la virgen y del niño Dios, ofrecían velas, incienso, palomas o codornices. De esta manera vemos como la navidad empezó a celebrarse con música, bailes, cantos, piñatas y flores espectaculares que ellos llamaban cuetlaxochitl (flor de nochebuena). Y esta festividad se convirtió en tradición, primero para el indígena, después para el mestizo y el criollo y por último para las nuevas generaciones. Autora: Rebeca Reynaudnaud

10


Con la solemnidad de la Navidad, la Iglesia celebra la manifestación del Verbo de Dios a los hombres”. En efecto, éste es el sentido espiritual más importante y sugerido por la misma liturgia, que en las tres misas celebradas por todo sacerdote ofrece a nuestra meditación “el nacimiento eterno del Verbo en el seno de los esplendores del Padre (primera misa); la aparición temporal en la humildad de la carne (segunda misa); el regreso final en el último juicio (tercera misa)” (Liber Sacramentorum). Un antiguo documento del año 354 llamado el Cronógrafo confirma la existencia en Roma de esta fiesta el 25 de diciembre, que corresponde a la celebración pagana del solsticio de invierno “Natalis solis invicti”, esto es, el nacimiento del nuevo sol que, después de la noche más larga del año, readquiría nuevo vigor. Al celebrar en este día el nacimiento de quien es el verdadero Sol, la luz del mundo, que surge de la noche del paganismo, se quiso dar un significado totalmente nuevo a una tradición pagana muy sentída por el pueblo, porque coincidía con las ferias de Saturno, durante las cuales los esclavos recibían dones de sus patrones y se los invitaba a sentarse a su mesa, como libres ciudadanos. Sin embargo, con la tradición cristiana, los regalos de Navidad hacen referencia a los dones de los pastores y de los reyes magos al Niño Jesús.

11


En oriente se celebraba la fiesta del nacimiento de Cristo el 6 de enero, con el nombre de Epifanía, que quiere decir “manifestación”; después la Iglesia oriental acogió la fecha del 25 de diciembre, práctica ya en uso en Antioquía hacia el 376, en tiempo de San Juan Crisóstomo, y en el 380 en Constantinopla. En occidente se introdujo la fiesta de la Epifanía, última del ciclo navideño, para conmemorar la revelación de la divinidad de Cristo al mundo pagano. Los textos de la liturgia navideña, formulados en una época de reacción contra la herejía trinitaria de Arrio, subrayan con profundidad espiritual y al mismo tiempo con rigor teológico la divinidad y realeza del Niño nacido en el pesebre de Belén, para invitarnos a la adoración del insondable misterio de Dios revestido de carne humana, hijo de la purísima Virgen María. Autor: P. Ángel Amo. | Fuente: Catholic.net

12


¿Qué significaba antes ser papás o educadores, y qué significa ahora ser responsables de la formación de la juventud? Todos vemos que el problema es serio porque han cambiado radicalmente la mentalidad y el modo de ser de los jóvenes. ¿En bien? ¿En mal?... El tiempo tendrá la palabra. La realidad nuestra es que nos enfrentamos a un hecho desconcertante, que tiene angustiadas a muchas familias, las cuales se preguntan continuamente: ¿Qué hacemos? ¿Condescender? ¿Prohibir? ¿Ponernos fuertes? ¿Dejar pasar? ¿Rendirnos? Como siempre, miramos las cosas con serenidad y con fundado optimismo. Nuestra juventud tiene unos antivalores preocupantes, pero posee también unas cualidades envidiables que antes no se daban a su edad. Y la actitud nuestra será, junto con una prudencia obligada, dar a los muchachos y muchachas la confianza que merecen, con tal que esté sostenida en ellos por un gran sentido de responsabilidad. Entonces, ¿cuánta confianza les vamos a dar? Tanta cuanta se merecen. ¿Y cuánta se merecen? Cuanto sea el espíritu de responsabilidad en que se han formado. A los jóvenes les iría bien el reflexionar sobre lo que les dijo bellamente el poeta Lope de Vega: "En los campos de la vida no hay más que una primavera". Que lo podríamos traducir diciéndoles: ¡Al tanto con las flores, que todavía no son los frutos!... Si quieren frutos después, no echen a perder ahora las flores. Aprovechen los grandes valores que tienen, y al tanto con los antivalores que podrían echarles a perder la vida entera.

13


LOS GRANDES VALORES DE LOS JÓVENES Los grandes valores que hoy posee nuestra juventud los podríamos reducir a tres principales:

esa responsabilidad que ellos creen necesaria. 3. Inconformidad

LOS CONTRAVALORES

1. La autenticidad y la sinceridad

Quieren demostrar, y de hecho demuestran lo que son, sin unas fórmulas sociales convenidas que ellos consideran hipocresía. 2. La libertad

Los jóvenes quieren, reclaman y viven la libertad, sin ataduras que ellos tienen por injustas; pero al mismo tiempo ofrecen también

aman de verdad-, abrazan con generosidad todas las exigencias cristianas. Todo esto son valores muy positivos y muy dignos de tenerse en cuenta cuando vienen las quejas contra la manera de ser de nuestros jóvenes.

Que demuestran ante un mundo que no les gusta. Ciertas formas sociales las consideran vacías y hasta hipócritas. La política es para ellos un juego no limpio y de aprovechados. Aspiran a una mayor solidaridad con las clases y los países menos favorecidos, sin desigualdades que los irritan. Las mismas prácticas religiosas las quieren con sentido más profundo y sin tantos formulismos. Y en su fe, los jóvenes están dando muestras de una piedad envidiable. Cuando se enamoran de Jesucristo -y son muchos los que lo

Pero tampoco cerramos los ojos al ver los contravalores que crean esa problemática tan preocupante, y que podríamos reducir también a tres fundamentales, resumen de todos los otros: En primer lugar -y es lo que más salta a la vista- está la rebeldía de que hacen gala en cada momento. No soportan ninguna autoridad. Los padres, los educadores, los constituidos en autoridad, los que la naturaleza, la sociedad y hasta el mismo Dios han puesto delante para guiarnos, son para a los jóvenes casi unos enemigos. Los jóvenes vienen a decirse:

14


YO y el GRUPO -mi persona y los compañeros-, con las mismas reglas de juego que nosotros determinamos, son la única autoridad reconocida. La obediencia, entonces, está de más y los papás y educadores no saben qué hacer. Después, a esta rebeldía sigue el desprecio de muchos valores morales, en especial la desviación del amor en el orden sexual. Quizá no son los jóvenes los responsables principales. Porque no hacen más que tomar ejemplo de lo que ven hacer a los mayores. Los jóvenes se limitan a aprovechar lo que la sociedad les ofrece. La violencia en los jóvenes se puede evitar educando en los valores. Finalmente, es un antivalor muy preocupante la falta de fe y el abandono de Dios en que muchos jóvenes viven. Esto es lo peor de todo. Porque, cuando hay fe, todos los otros males tienen remedio, ya que un día u otro se llega a reflexionar en serio. Pero, si falta el fundamento de la fe en Dios y de un destino ultraterreno, ¿qué se puede esperar?... Como podemos ver, entre los jóvenes tenemos de todo. Chicos y chicas excelentes, y muchachos y muchachas que nos preocupan de verdad.

¿Nuestra actitud, entonces? Dios, ante todo... Dios ama a los jóvenes más que nadie, y Dios sabe trazar los senderos por los que debe discurrir el mundo. Nosotros brindamos apoyo a los jóvenes, les infundimos ideal y los acompañamos en el camino. Jesucristo, que fue un joven en Nazaret -y un joven admirado, pero incomprendido- sabe captarse a los jóvenes que valen, y con ellos lo veremos realizar maravillas. No tenemos derecho a dudar de nuestros jóvenes, mientras veamos metido entre ellos a Jesucristo. ¡Eso sí!, a nuestros jóvenes les diremos siempre: ¿Por qué tantos entre ustedes se empeñan en valer tan poca cosa, cuando los jóvenes valen tanto?.... 15


Por Martha Honorio, legionaria joven en Trujillo, Perú Enamorado según el diccionario, es el que tiene amor, y actuar enamoradamente es actuar con amor. Pero... ¿Cómo saber si estás o no VERDADERAMENTE ENAMORADA, y a la vez si él también lo está? ¿Cómo comenzó?, lo conociste, te sentiste muy bien conversando con él, te agradó más que todos los demás muchachos que conoces, pasan los días y de repente te pide que seas su enamorada. ¿Qué vas a hacer? En primer lugar PENSARLO, sabes que el gusto o atracción puede durar 1, 2 ó 3 meses, a veces hasta años.

¿Te imaginas que riesgo? Entonces debes reflexionar y pensar muy bien tu decisión; él también lo hizo, para declararte su amor ha tenido que pensarlo ¿no crees? pues piénsalo tú también, estás en tu derecho: Primero, desde cuándo lo conoces y cuanto lo has tratado, que sabes de él (aparte de su nombre, dirección, edad, si estudia o trabaja, a que religión pertenece, y si sabes algo de sus padres). Segundo, que te gusta de él, su físico, su manera de ser, su carro, sus ideas, su ropa, sus bromas, su responsabilidad, su seriedad, su alegría, etc., etc. Tercero, ¿qué crees que le gusta de ti? Cuarto ¿Qué busca él de ti y tú de él? Porque si van a ser enamorados es para algo ¿Verdad? ¿Para qué? TOMATE tu tiempo y decide: Si es para pasarlo bien, tener alguien con quién salir a comer, al cine, a bailar, a pasear o si buscas compañía para algunas horas, para pavonearte delante de tus amigas, etc. entonces NO estás enamorada, tú lo sabes, y si él busca eso, pues tampoco está enamorado de ti, ya que sólo buscan encontrarse a sí mismos, egoístamente intentarán sacar PROVECHO uno del otro, buscando solo placer. 16


El verdadero enamoramiento no es un juego, es un asunto muy serio, de él depende tu felicidad futura, no puedes mirar con tanta responsabilidad una situación de enamorados y perder el tiempo en juegos, mientras que tal vez el verdadero amor pasa de largo. Si crees que aún falta conocerlo más, díselo, sean amigos, compartan sus cosas, sus ideas, traten sobre temas que les interesen a ambos y hagan sus propias conclusiones. Pero si puedes dar el SI! De manera responsable y consciente sobre el respeto, hazlo. Haz de saber que al aceptarlo como enamorado, estás aceptando una responsabilidad, de manera libre y voluntaria, responsabilidad compartida naturalmente, pues ambos van a aprender a AMAR, a conocerse. El Amor es BUENO, es un regalo de Dios, que tiene gran porcentaje de espiritualidad sin dejar lo físico, pero predominando siempre lo espiritual, ya que no sólo se encontraron hombre y mujer, sino también Dios. El amor engendra respeto, esto no significa que no puedan expresar su amor, una mirada, una caricia, un beso, la

delicadeza en el trato, son expresiones de cariño que nacen del amor, claro está que sin exageraciones y con pureza, el amor no relaja ni avergüenza. Sé prudente, evita la soledad en lugares apartados 'y oscuros, no busques ocasión de pecado, habla de esto con él, para que entre ambos eviten el peligro; esto no significa que ya estén libres de peligros pero cuando lo adviertan podrán poner remedio, haciendo prevalecer su fuerza de voluntad y pídele a Dios que fortifique cada día la tuya.

Debes saber que en el enamoramiento no existen derechos, el uno sobre el otro, no se pertenecen hasta que estén en el altar, son independientes (dos seres que deben ser uno pero conservando cada uno su libertad). El amor no es ciego, al contrario, es ver más que nunca la realidad, mira hacia el 17 futuro y prepárate para él en el presente.


Déjate conocer, no ocultes tus defectos (físicos y morales), tu enamorado debe conocerte tal como eres con defectos y virtudes, lo mismo que tú a él, y aceptarse el uno al otro; no le pidas lo que sabes que no puede darte; es decir no le pidas imposibles, dale gusto en todo lo que Dios te permita, dile cariñosamente lo que te disgusta de él y no hagas lo que le disgusta. Piensa que él es TODO para ti y lo será para siempre, debes estar dispuesta a sufrir por él y aunque conocieras a nuevos muchachos, tal vez con más virtudes que él, si lo amas podrás garantizarle que no lo cambiarás por nadie. Amar es sentirse bien el uno con el otro sin esfuerzo alguno, es querer su felicidad como si tuera la tuya, es buscar su BIEN y esto supone elevación y sacrificio. Debes confiar en él, ya que lo conoces no dudes, no seas celosa él está en el mundo y siempre estará rodeado de personas, y como no puede meterlo a una caja de cristal no lo hagas sentirse como si lo estuviera ¿te gustaría que lo hiciera contigo? No olvides que el ser HOMBRE; no significa que deje de ser persona, que siente como tu frío, calor, alegría, etc. iAh! Y que también tiene lágrimas. Hablen de su futuro comuníquense sean conscientes de que son dos personas con diferentes personalidades, educación, etc., pero con una misión común: el varón que algún día será PADRE y la mujer que algún día será MADRE, ustedes están en ese camino para la mujer ese es su papel más importante, tu misión al formar un hogar, se te confía la VIDA, ¿te imaginas? Como dijo el Papa Juan Pablo II, el porvenir de la especie, la educación del futuro, la PAZ está en tus manos, porque todo comienza antes de concebir al niño, es decir todo comienza con sus padres. Preséntate con tu enamorado ante Dios, y con la intersección de la Madre de Jesús, pídele su bendición para que vuestros proyectos, sueños y aspiraciones se hagan realidad y para poder cumplir fielmente con la MISIÓN que algún día puedan empezar, confía, Dios hace bien las cosas y cuando procedemos de acuerdo a lo dispuesto por Él, todo termina BIEN. 18 Recuerda: "DIOS ES AMOR" (1 Jn. 4,7-8)


En 1994, dos americanos respondieron a una invitación del Departamento de Educación Rusa, para enseñar moral y ética (basado en principios bíblicos) en las escuelas públicas. Fueron invitados a enseñar en prisiones, negocios, departamentos de bombero y policía, y en un inmenso orfanato. Alrededor de 100 niños y niñas que habían sido abandonados, abusados, y dejados a cargo de un programa del gobierno, estaban en este orfanato. Ellos nos relatan esta historia en sus propias palabras. Se acercaban los días de fiestas pesebre. A cada niño le dimos un pedazo Navideñas, 1994, tiempo para que de papel cuadrado cortado de unas nuestros huérfanos escucharan por servilletas amarillas, que yo había traído primera vez, la historia tradicional de conmigo pues no había servilletas de Navidad. Les contamos como María y colores en la ciudad. José llegaron a Belén. No encontraron albergue en la posada y la pareja se fue a un establo, donde nació el niño Jesús y fue puesto en un pesebre.

Durante el relato de la historia, los niños y los trabajadores del orfanato estaban asombrados mientras escuchaban. Algunos estaban sentados al borde de sus taburetes, tratando de captar cada palabra. Terminando la historia, les dimos a los niños tres pequeños pedazos de cartulina para que construyeran un

Siguiendo las instrucciones, los niños rasgaron el papel y colocaron las tiras con mucho cuidado en el pesebre. Pequeños pedazos de cuadros de franela, cortados de un viejo camisón de dormir que había desechado una señora americana al irse de Rusia, fue usado para la frazada del bebé. Un bebé tipo muñeca fue cortado de una felpa color canela que habíamos traído de los Estados Unidos.

19


Los huérfanos estaban ocupados montando sus pesebres, mientras yo caminaba entre ellos para ver si necesitaban ayuda. Parecía ir todo bien hasta que llegue a una de las mesas donde estaba sentado el pequeño Misha. Parecía tener alrededor de 6 años y ya había terminado su proyecto. Cuando miré en el pesebre de este pequeño, me sorprendió ver no uno, sino dos bebés en el pesebre. Enseguida llame al traductor para que le preguntara al chico por qué habían dos bebés en el pesebre. Cruzando sus brazos y mirando a su pesebre ya terminado, empezó a repetir la historia muy seriamente. Para ser un niño tan pequeño que sólo había escuchado la historia de Navidad una vez, contó el relato con exactitud… hasta llegar a la parte donde María coloca el bebé en el pesebre. Entonces Misha empezó a agregar. Inventó su propio fin de la historia diciendo: ...y cuando María colocó al bebé en el pesebre, Jesús me miró y me preguntó si

yo tenía un lugar donde ir. Yo le dije, "no tengo mamá y no tengo papá, así que no tengo donde quedarme". Entonces Jesús me dijo que me podía quedar con El. Pero le dije que no podía porque no tenía regalo para darle como habían hecho los demás. Pero tenía tantos deseos de quedarme con Jesús, que pensé que podría darle de regalo. Pensé que si pudiera mantenerle caliente, eso sería un buen regalo. Le pregunté a Jesús, "Si te mantengo caliente, sería eso un buen regalo?" Y Jesús me dijo, "Si me mantienes caliente, ese sería el mejor regalo que me hayan dado". Así que me metí en el pesebre, y entonces Jesús me miró y me dijo que me podría quedar con El… para siempre. Mientras el pequeño Misha termina su historia, sus ojos se desbordaban de lágrimas que le salpicaban por sus cachetes. Poniendo su mano sobre su cara, bajó su cabeza hacia la mesa y sus hombros se

estremecían mientras sollozaba y sollozaba. El pequeño huérfano había encontrado a alguien quien nunca lo abandonaría o lo abusara, alguien quien se mantendría con el…PARA SIEMPRE. Gracias a Misha he aprendido que lo que cuenta, no es lo que uno tiene en su vida, sino, a quien uno tiene en su vida. No creo que lo ocurrido a Misha fuese imaginación. Creo que Jesús de veras le invitó a estar junto a El PARA SIEMPRE. Jesús hace esa invitación a todos, pero para escucharla hay que tener corazón de niño.

20


MADUREZ – UNA URGENCIA HOY LA COMPLEJIDAD DE LA VIDA MODERNA HACE IMPERIOSA LA BÚSQUEDA DE LA MADUREZ, TANTO LA PSICOLOGÍA DEL HOMBRE, DESDE EL PUNTO DE VISTA HUMANO, COMO LA PSICOLOGÍA DEL CRISTIANO, ANTE LAS EXIGENCIAS DEL EVANGELIO EN EL MUNDO ACTUAL, TRATAN ESTE INDISPENSABLE TÓPICO. Es una triste realidad el comprobar una inadaptación de la inmensa mayoría de los hombres en cuanto a las obligaciones que de ellos exige la Patria y la Iglesia. Posturas caprichosas, entusiasmos pasajeros, incapacidad para dialogar emergen como signos evidentes de inmadurez que hacen más difícil la realización del hombre. Madurez Humana. No es un estado, ni una época, es una orientación, es un conjunto armónico de actitudes coherentes que podríamos destacar: a) Unidad de la personalidad. Es maduro el hombre (mujer) que ha logrado formar una unidad de su personalidad, ha descubierto sin engañarse -el valor de cada uno de sus facultades y puede concentrarse para manifestar lo que es, para entregarse desde su libertad. b) Convicciones claras y precisas. El hombre maduro no acepta irreflexivamente cuanto se le dice. Él tiene sus propias convicciones, que no son sinónimo de capricho o testarudez, sino fruto de severas reflexiones y experiencias. Obra por convicciones, no por entusiasmo. No se contenta con ser generoso o activo, sino que sabe por qué y por quién es así. Tiene conciencia que una aseveración o negación deciden su vida. c) Responsabilidad. Es maduro el hombre que se siente responsable de la totalidad de su vida; su existencia se presenta como un todo que lo compromete en cada momento, en cada circunstancia, no busca a quien culpar de sus errores.

21


d) Sociabilidad. El hombre maduro sabe ocupar su puesto en la sociedad. Es consciente de lo que significa vivir con otros seres no está centrado en sí mismo, se desenvuelve al nivel de los acontecimientos generales, no sólo ante lo individual. e) Tiene sentido de la realidad. La madurez implica no vivir de ensueños y quimeras sino de realidades, aceptando las limitaciones y fracasos propios y ajenos, los que no lo detienen ni anulan... Sabe hacer uso de la ilusión y la imaginación en dosis adecuadas. La madurez cristiana debe desarrollarse paralelamente a la madurez humana. Por Vicky, Vicepresidenta de la Curia Juvenil María, Madre de los Jóvenes, Trujillo www.legiondemaria.org

22


¿Sabías qué…

23


Sano humor

- Mi abogado, el pobre, acabó en el manicomio. - Ah ¿sí?¿Qué le paso? - Perdió el juicio. Un respetable profesor de derecho le dice a sus alumnos: - Recuerden muchachos, lo más importante cuando se es abogado es saber que algunos casos se ganan y otros se pierden, pero en todos se cobra.

¿Me da una habitación con baño? Le damos la habitación, pero el baño se lo tiene que dar usted. En la escuela, la maestra dice: A ver Luis, ¿cómo te imaginas la escuela ideal? ¡Cerrada, maestra! En un autobús van unos bizcos turistas por París y dice el guía: Si miran a la izquierda, verán a la derecha la torre Eiffel. En un tiroteo entre policías y ladrones, la policía detiene a un ciego. Luego de un rato lo sueltan porque...no tenia nada que ver...

24


Yo tenía un hermano tan tonto, pero tan tonto, que encontró trabajo de taxista y, un día se subió un tipo y le dijo: Llévame donde haya mujeres que quieran salir. Y el tonto de mi hermano lo llevó a la cárcel de mujeres. Doctor, doctor, tengo tendencias suicidas, ¿Qué hago? Pues, ¡Págueme ahora mismo!

Una mujer que va al medico y le dice: Doctor, tengo complejo de fea. De complejo nada señora. ¿Cuál es el colmo de un sordo? Que al morir le dediquen un minuto de silencio. ¿Has leído mi último libro? pregunta el escritor a un amigo. Sí, hasta compré un ejemplar ¡Oh!, fuiste tú. ¡Gracias! Un matrimonio va al médico y tras examinar a la mujer, el médico le dice al marido: La verdad es que no me gusta el aspecto de su esposa. Le responde el marido al oído: Ni a mi, pero su padre es muy rico.

25


Me llamo Felipe y soy un niño muy pobre, por supuesto que no fue mi culpa nacer en un hogar con tanta necesidad. Cuando salía a recorrer las calles en Diciembre, buscando dinero para mi familia, recuerdo que todos andaban muy afanados comprando cosas. Me paré a observar a un hombre que compraba una bicicleta y estaba muy emocionado y pensé como desearía que esa bicicleta fuera mía. El hombre pasó cerca de mí con el regalo y me apartó porque casi tropieza conmigo. !Cuidado! me dijo, yo, no podía quitar los ojos de tan linda bicicleta y le pregunté, ¿es para su hijo?, él me contestó, si es el regalo de navidad que he comprado para él. Volví a preguntarle, ¿el regalo de navidad?, él me contestó, si, es el regalo de navidad, ¿Qué es la navidad señor? le pregunté Es el día en que celebramos el nacimiento del niño Dios y Él le trae regalo a los niños. Oh, ya entendí, ¿pero eso es solo para los niños ricos verdad señor?; Me miró con lagrimas en los ojos y me dijo. En realidad hijo, es para niños como tu, feliz navidad. Con asombro exclamé, ¿para mí señor?; Si, me contestó, el niño Dios te envía este regalo. Esa fue mi primera navidad. Hoy en día soy un hombre viejo y celebro la navidad entre los menos afortunados del mundo, enseñándoles que la navidad no es exclusivamente de los ricos, si no de todos. Es el día de mostrar el amor de Dios con los menos afortunados, porque dar el regalo a ellos, es dar el regalo a Dios. El verdadero cumpleañero.

Inspiración del señor Karole Mena, 2007

26


ENCUENTRO DICIEMBRE 2011  

DICIEMBRE 2011

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you