Page 11

Un día cualquiera Don Gilberto le dijo a su hijo, que lo felicitaba y que siguiera trabajando como lo venía haciendo porque él ya era mayor de edad y que él era el jefe de la casa y por favor estuviera más pendiente de su madre y su hermano. Lo abrazo y lo beso en la cabeza porque él se iba a trabajar y no sabía cuando volvería. Me contó Gilberto que él sintió que su padre se estaba despidiendo, como si supiera que se iba a morir, porque tantas veces que se había ido a trabajar, nunca se despidió de tal forma. Ese día era un viernes en la montaña, Gilberto quedó con ese presentimiento y esa sensación de preocupación; pero no le contó nada a su madre ni hermanos. El domingo en la misa de 8:00 de la mañana el sacerdote dijo que le había llegado una información del corregimiento de la gabarra que el señor Gilberto Rodríguez había muerto de una puñalada en el corazón. El sacristán de la iglesia era vecino de don Gilberto y de inmediato salió de la iglesia a llevar esa noticia. Ya en la cuadra se encontró con la señora Delia, la esposa de Don Gilberto y le contó la noticia de la muerte de su esposo, me encontró Gilberto que la traída del cuerpo de su padre fue una odisea, porque en ese tiempo era época del invierno y duró tres días en llegar el cuerpo a Cúcuta para darle cristiana sepultura. En ese momento recordó las palabras que su padre le había dicho, ese viernes antes de partir que él era el jefe de la casa. Gilberto le contó a su madre y hermanos lo que su padre le dijo y así lo cumplió.

Capitulo III Pasados siete años de la muerte de su padre, Gilberto ya era maestro de mecánica automotriz y trabajaba en la casa paterna; allí también vivía con su madre Doña Delia y sus hermanos, teniendo 24 años cumplidos se enamoró de una joven llamada Fernanda la cual 11

Profile for Miguel Parra

PROBLEMA FAMILIAR  

Novela basada en hechos reales

PROBLEMA FAMILIAR  

Novela basada en hechos reales

Advertisement