Issuu on Google+


Editado por Miguel Silgado


Edicion no.1-2012 Prohibida la copia y reproduccion de esta obra literaria Litografia La Bastilla


prologo La mitología griega fue una de las primeras en desarrollarse en nuestro mundo. Los griegos tenían dioses para todo, y los veneraban de diferentes maneras en diferentes partes de Grecia. Los dioses griegos eran vengativos y violentos cuando no se hacía lo que ellos querían. Para seguir en sus condiciones de inmortales, ellos tenían que comer ambrosía, una especie de ensalada de fruta que era exclusivamente para ellos. Ningún mortal podía siquiera pensar en comer de ese manjar sagrado, pues sería castigado terriblemente. Los dioses sentían cierta apatía por los seres humanos, los consideraban inferiores y sus esclavos. Por eso cuando Prometeo les dio el secreto del fuego, los dioses se enfurecieron ya que nunca más tendrían el control sobre los humanos. Esta pequeña recopilación de “5 mitos griegos” es una historia de magia y de fantasía. La trama ocurre varios escenarios en la Grecia Clásica, En la historia hay algunos personajes que tienen su “doble” en la mitología o en la historia. A veces es fácil seguirles la pista en las páginas de mitología o simplemente son tan conocidos que ya sabes de donde salieron, como es el caso de Atenea. Pero otras veces te encentras con alguna que otra sorpresa, como en el caso de Urano, por ejemplo. Esta obra es realizada básicamente para evocar tiempos pasados y conseguir que por medio de historias de ensueño conozcamos nuestros orígenes y los orígenes del universo,


INDICE PROLOGO... MITO PELASGO DE LA CREACION... 14 LAS CINCO EDADES DEL HOMBRE... 20 LA CASTRACION DE URANO... 26 EL NACIMIENTO DE ATHENEA... 32 EL LABERINTO DEL MINOTAURO... 38 COLOFON... BIBLIOGRAFIA...


EL MITO PELASGO DE LA CREACION ( Eur铆nome, la Diosa de Todas las Cosas, surgi贸 desnuda del Caos. )


En el principio (Eurínome, la Diosa de Todas las Cosas, surgió desnuda del Caos, pero no encontró nada sólido en qué apoyar los pies y, en consecuencia, separó el mar del firmamento y danzó solitaria sobre sus olas. Danzó hacia el sur y el viento puesto en movimiento tras ella pareció algo nuevo y aparte con que poder empezar una obra de creación. Se dio la vuelta y se apoderó de ese viento norte, lo frotó entre sus manos y he aquí que surgió la gran serpiente Ofión. Eurínome bailó para calentarse, cada vez más agitadamente, hasta que Ofión se sintió lujurioso, se enroscó alrededor de los miembros divinos y se ayuntó con la diosa. Ahora bien, el Viento Norte, llamado también Bóreas, fertiliza; por ello las yeguas vuelven con frecuencia sus cuartos traseros al viento y paren potros sin ayuda de un semental. Así fue como Eurínome quedó encinta. Luego asumió la forma de una paloma aclocada en las olas, y a su debido tiempo puso el Huevo Universal. A petición suya Ofión se enroscó siete veces alrededor de ese huevo, hasta que se empolló y dividió en dos. De él salieron todas las cosas que existen, sus hijos: el sol, la luna, los planetas, las estrellas, la tierra con sus montañas y ríos, sus árboles, hierbas y

criaturas vivientes. c. Eurínome y Ofión establecieron su residencia en el monte Olimpo, donde él irritó a la diosa pretendiendo ser el autor del Universo. Inmediatamente ella se golpeó en la cabeza con el talón le arrancó los dientes de un puntapié y lo desterró a las oscuras cavernas situadas bajo la tierra. A continuación la diosa creó las siete potencias planetarias y puso una Titánide y un Titán en cada una: Thía e Hiperion para el Sol; Febe y Atlante para la Luna; Dione y Cno para el planeta Marte; Metis y Ceo para el planeta Mercurio: Temis y Eurimedonte para el planeta Júpiter; Tetis y Océano para Venus: Rea y Crono para el planeta Saturno. Pero el primer hombre fue Pelasgo, progenitor de los pelasgos; surgió del suelo de Arcadia, seguido de algunos otros, a los que enseñó a construir chozas, alimentarse de bellotas y coser túnicas de piel de cerdo como las que la gente pobre lleva todavía en Eubea y Fócida. En este sistema religioso arcaico no había hasta entonces dioses ni sacerdotes sino solamente una diosa universal y sus sacerdotisas, pues la mujer constituía el sexo dominante y el hombre era su víctima asustada. No se honraba la paternidad y se 16


cuadro al oleo,la ceacion segun el mito pelasgo. 2m x 1,20

atribuía la concepción al viento, la ingestión de habichuelas o a la deglución accidental de un insecto; la herencia era matrilineal y a las culebras se las consideraba encarnaciones de los muertos. Eurínome («amplio vagabundeo») era el título de la diosa como la luna visible; su nombre sumerio era Iahu («paloma eminente»), título que más tarde pasó a Jehová como el Creador. Fue en forma de paloma como Marduk la dividió simbólicamente en dos en el Festival de Primavera babilónico, cuando inauguró el nuevo orden mundial.

17

Ofión, o Bóreas, es la serpiente demiurgo del mito hebreo y egipcio; en el arte mediterráneo primitivo se muestra constantemente a la Diosa en su compañía. Los pelasgos nacidos de la tierra, cuya pretensión parece haber sido que habían brotado de los dientes de Ofión. eran originariamente, quizás, el pueblo de los «géneros pintados» neolítico; llegaron a la tierra firme de Grecia desde Palestina alrededor de 3500 a. de C.. y los primeros helenos —inmigrantes del Asia Menor que habían pasado por las Cicladas— los encontraron ocupando el Peloponeso setecientos años después. Pero el nombre de «pelasgos» llego a aplicarse vagamente a todos los habitantes pre-helénicos de Grecia. Así Eurípides cuenta que los pelasgos adoptaron el nombre de «danaides» a la llegada a Argos de Dánao y sus cincuenta hijas. Las censuras de su conducta licenciosa se refieren probablemente a la costumbre pre-helénica de las orgías eróticas. Estrabón dice en el mismo pasaje que a los que vivían cerca de Atenas se los llamaba Pelargi («cigüeñas»): quizás esa era su ave totémica. 3. Los Titanes («señores») y las Titánides tenían sus equivalentes en la astrología babilonia y palestina primitiva, en la que eran deidades que regían los siete días de la semana planetaria sagrada; y pueden haber sido introducidas por los cananeos o hititas, colonia que se estableció


Las potencias planetarias eran las siguientes: el Sol para la iluminación, la Luna para el encantamiento. Marte para el crecimiento, Mercurio para la sabiduría, Júpiter para la ley. Venus para el amor. Saturno para la paz. Los astrólogos griegos clásicos, de acuerdo con los babilonios, adjudican los planetas a Helio, Selene, Ares, Hermes (o Apolo), Zeus, Afrodita y Crono, cuyos equivalentes latinos, citados anteriormente, todavía dan el nombre a las semanas francesa, italiana y española. Al final, míticamente hablando, Zeus devoró a los Titanes, incluyendo su propio ser anterior, puesto que los judíos de Jerusalén adoraban a un Dios transcendente, compuesto por todas las potencias planetarias de la semana, teoría-

cuadro al oleo,la ceacion segun el mito pelasgo. 3,24m x 2m

en el Istmo de Corinto a comienzos del segundo milenio, también por los heladas primitivos. Pero cuando el culto de los Titanes fue abolido en Grecia y la semana de siete días dejó de ccfigurar en el calendario oficial, su número fue citado como doce por algunos autores, probablemente para hacer que correspondieran con los signos del zodíaco. Hesíodo, Apolodoro, Estéfano de Bizancio, Pausanias y otros dan listas contradictorias de sus nombres. En el mito babil onio los gobernantes planetarios de la semana, a saber, Samas, Sin, Nergal, Bel, Beltis y Ninib, eran todos varones, excepto Beltis, la diosa del amor; pero en la semana germana, que los celtas habían tomado del Mediterráneo oriental, el Domingo, el Martes y el Viernes eran gobernados por Titánides, en lugar de Titanes. A juzgar por el carácter divino de las parejas de hijos e hijas de Éolo y el mito de Níobe , se decidió, cuando el sistema llegó por primera vez a la Grecia pre-helénica desde Palestina, emparejar a una Titánide con cada Titán, como medio de salvaguardar los intereses de la diosa. Pero antes de que pasara mucho tiempo los catorce quedaron reducidos a una compañía mixta de siete.

18


simbolizada en el candelabro de siete brazos y en los Siete Pilares de la Sabiduría. Los siete pilares planetarios elevados cerca de la Tumba del Caballo en Esparta estaban, según Pausanias adornados a la manera antigua, y quizá tenían relación con los ritos egipcios introducidos por los pelasgos . Si los judíos tomaron la teoría de los egipcios, o al contrario, no se sabe con seguridad; pero el llamado Zeus Heliopolitano, era de carácter egipcio y llevaba bustos de las siete potencias planetarias como ornamentos frontales en su cuerpo y, habitualmente, también bustos de los restantes olímpicos como ornamentos traseros. Una estatuilla en bronce de este dios se encontró en Tortosa, España; otra, en Biblos, Fenicia; y una estela de mármol de Marsella muestra seis bustos planetarios y una figura de cuerpo entero de Hermes —a quien se da también la mayor prominencia en las estatuillas—, probablemente como el inventor de la astronomía. En Roma, Quinto Valerio Sorano pretendía igualmente que Júpiter era un dios transcendente, aunque allí no se observaba la semana como en Marsella, Biblos y (probablemente) en Tortosa. Pero a las potencias planetarias nunca se les permitió influir en el culto olímpico oficial, pues se las consideraba no griegas y por lo tanto antipatrióticas: Aristófanes (La paz, 403 y ss.) hace decir a Trigeo que la Luna y «ese viejo bellaco, el Sol» preparan

19

una conspiración para entregar Grecia a los persas. La afirmación de Pausanias de que Pelasgo fue el primer hombre testimonia la continuación de una cultura neolítica en Arcadia hasta la época clásica.


LAS 5CO EDADES DEL HOMBRE

( La tierra produjo a los hombres espontรกneamente, como sus mejores frutos. )


22


En la mitología griega,crono era el líder y en algunos mitos el más joven de la primera generación de Titanes, descendientes divinos de Gea, la tierra, y Urano, el cielo. Crono derrocó a su

ORO PLATA BRONCE HIERRO

padre y gobernó durante la mitológica edad dorada, hasta que fue derrocado por sus propios hijos, Zeus, Hades y Poseidón, y encerrado en el Tártaro.

Se le solía representar con una hoz o guadaña, que usó como

su relación con la virtuosa

arma para castrar y destronar

edad dorada, seguía pre-

a su padre, Urano. En Atenas

sidiendo como patrón de

se celebraba el duodécimo día

la cosecha. Crono también

de cada mes una fiesta llamada

fue identificado en la anti-

Cronia en honor a Crono para

güedad clásica con el dios

celebrar la cosecha, sugirien-

romano Saturno.

do que, como resultado de

23


Algunos dicen que la tierra produjo a los hombres espontáneamente, como sus mejores frutos. Era la llamada raza de oro, súbditos de Crono, que vivían sin preocupaciones y sin trabajar, comiendo sólo bellotas, frutos silvestres y miel que goteaba de los árboles y bebiendo leche de oveja y de cabra; no envejecían jamás y siempre estaban bailando y riendo mucho; la muerte, para ellos, no era más terrible que el sueño. Ahora ya han desaparecido todos, pero sus espíritus sobreviven y son los genios de los alegres retiros rústicos, donantes de buena fortuna y defensores de la justicia. Después vino la raza de plata, comedores de pan, y creados también por acción divina. Los hombres estaban totalmente sometidos a sus madres y no se atrevían a desobedecerlas, aunque éstas vivieran cien años. Eran pendencieros e ignorantes y nunca ofrecían sacrificios a los dioses pero al menos no se declaraban la guerra unos a otros. Zeus los destruyó a todos. Luego vino la edad de bronce, hombres que cayeron como frutos de los fresnos, y llevaban armas de bronce. Comían carne además de pan y se deleitaban con la guerra, pues eran insolentes y despiadados. La peste se los llevó a todos. La quinta raza es la raza actual de hierro, descendientes indignos de la cuarta. Son degenerados, crueles, injustos, maliciosos, lujuriosos, malos hijos y traicioneros.

Algunos niegan que Prometeo creara a los hombres, o que algún hombre brotara de los dientes de una serpiente. Dicen que la Tierra los produjo espontáneamente, como el mejor de sus frutos, especialmente en la región del Ática, y que Alalcomeneo fue el primer hombre que apareció, junto al lago Copáis en Beocia, incluso antes que existiera la Luna. Actuó como consejero de Zeus, con ocasión de su querella con Hera, y como tutor de Atenea cuando ésta era todavía una muchacha. Estos hombres constituían la llamada raza de oro; eran súbditos de Crono, vivían sin preocupaciones ni trabajo, comían solamente bellotas, frutos silvestres y la miel que destilaban los árboles, bebían leche de oveja y cabra, nunca envejecían, bailaban y reían mucho; para ellos la muerte no era más terrible que el sueño. Todos ellos han desaparecido, pero sus espíritus sobreviven como genios de los felices lugares de retiro rústico, donante de buena fortuna y mantenedores de la justicia. Luego vino una raza de plata, comedora de pan, también de creación divina. Los hombres estaban completamente sometidos a sus madres y no se atrevían a desobedecerlas, aunque podían vivir hasta los cien años de edad. Eran pendencieros e ignorantes y nunca ofrecían sacrificios a los dioses, pero al menos no se hacían mutuamente la guerra. Zeus los destruyó a todos. 24


cuadro al oleo,la ceacion segun el mito pelasgo. 2m x 1,20

tribal a la diosa Abeja, la barbarie de su reinado en la época pre-agrícola había sido olv idada en tiempos de Hesíodo y lo único que quedaba era una convicción idealista de que en otro tiempo los hombres habían convivido en armonía mutua como las abejas

25

A continuación vino una raza de bronce, hombres que cayeron como frutos de los fresnos y estaban armados con armas de bronce. Comían carne y pan, y les complacía la guerra, pues eran insolentes y crueles. La peste terminó con todos. Hesíodo era un pequeño agricultor y la vida dura que vivía le hacía malhumoLa cuarta raza de hombres rado y pesimista. El mito de la raza de era también de bronce, pero plata también deja constancia de las más noble y generosa, pues condiciones matriarcales, como las la engendraron los dioses en que sobrevivían en la época clásica madres mortales. Pelearon entre los pictos, los moesinoequianos gloriosamente en el sitio de del Mar Negro y algunas tribus de las Tebas, la expedición de los ar- Baleares, Galicia y el golfo de Sirte, gonautas y la guerra de Troya. bajo las cuales los hombres seguían Se convirtieron en héroes y siendo un sexo despreciado, aunque habitan en los Campos Elíseos. se había introducido la agricultura y las guerras no eran frecuentes. La quinta raza es la actual de hierro, indignos descen- La plata es el metal de la diosa Luna. dientes de la cuarta. Son Los miembros de la tercera raza eran degenerados, crueles, injus- los invasores helenos con escoliastos, maliciosos, libidinosos, ta primitivos; pastores de la Edad de Malos hijos y traicioneros. Bronce que adoptaron el culto del Aunque el mito de la Edad de fresno de la diosa y su hijo Poseidon. Oro se remonta finalmente a una tradición de subordinación


LA CASTRACION DE URANO ( Urano engendr贸 a los Titanes en la Madre Tierra. )


Urano engendró a los Titanes en la Madre Tierra después de haber arrojado a sus hijos rebeldes, los Cíclopes, al Tártaro, lugar tenebroso en el mundo subterráneo que se halla A la misma distancia de la tierra que la tierra del cielo; un yunque que cayera tardaría nueve días en llegar a su fondo. En venganza, la Madre Tierra incitó a los Titanes a que atacaran a su padre, y ellos lohicieron, encabezados por Crono, el más joven de los siete, al que ella armó con una hoz de pedernal. Sorprendieron a Urano mientras dormía y fue con esa hoz de pedernal con lo que le castró el cruel Crono, asiendo sus órganos genitales con la mano izquierda (la que desde entonces ha sido la mano de mal agüero), y luego los arrojó al mar junto con la hoz, desde el cabo Drépano.

Estos hombres constituían la llamada raza de oro; eran súbditos de Crono, vivían sin preocupaciones ni trabajo, comían solamente bellotas, frutos silvestres y la miel que destilaban los árboles, bebían leche de oveja y cabra, nunca envejecían, bailaban y reían mucho; para ellos la muerte no era más terrible que el sueño. Todos ellos han desaparecido, pero sus espíritus sobreviven como genios de los felices lugares de retiro rústico, donante de buena fortuna y mantenedores de la justicia.

cuadro al oleo,la ceacion segun el mito pelasgo. 3,24m x 2m

Pero algunas gotas de la sangre que fluía de la herida cayeron sobre la Madre Tierra, y ésta dio a luz a las Tres Erinias, furias que vengan los crímenes de parricidio y perjurio y se llaman Alecto, Tisífone y Megera. Las ninfas del fresno, llamadas Melíades, nacieron también de esa sangre. b. Los Titanes pusieron en libertad a los Cíclopes que estaban en el Tártaro y concedieron la soberanía de la tierra a Crono. Sin embargo, tan pronto como Crono se encontró en el mando supremo volvió a confinar a los Cíclopes en el Tártaro, juntamente con los gigantes de cien manos, tomó como esposa a su hermana Rea y gobernó en Elide.

28


En la mitología clásica, Urano es el dios primordial del cielo. En la mitología griega era personificado como hijo y esposo de Gea, la Madre Tierra. Ambos fueron ancestros de la mayoría de los dioses griegos, pero ningún culto dirigido directamente a Urano sobrevivió hasta la época clásica, y el dios no aparece entre los temas comunes de la cerámica griega antigua. Sin embargo, la Tierra, el Cielo y Estigia podían unirse en una solemne invocación en la épica homérica. La mayoría de los griegos consideraban que Urano era un dios primordial (protogenos), y no le asignaban padres. Bajo la influencia de los filósofos, Cicerón afirma en “De natura deorum” que era descendiente de los antiguos dioses Éter y Hemera, el Aire y el Día. Según los himnos órficos, Urano era el hijo de la diosa de la noche, Nix. Su equivalente en la mitología romana era Caelus.

se usa casi siempre para ese hogar, alude a menudo al cielo natural sobre nosotros sin alusión alguna a que los dioses vivieran allí En la Teogonía de Hesíodo, Urano es engendrado por Gea, que lo alumbra “con sus mismas proporciones“. Este acto de alumbramiento asexuado ha sido concebido como una versión cosmogónica del principio cosmológico de la separación del cielo y la tierra a partir de una masa indiferenciada, cuyo duplicado poético es el mito de la castración de Urano. Urano es a la vez consorte de Gea, esta unión es motivo de frecuente aparición en mitos y rituales. De ellos nacen un conjunto heterogéneo de divinidades, los Titanes, los Cíclopes y los Hecatonquiros En el siglo VI, cuando existía una distinción entre Afrodita Urania (‘celestial’) y Afrodita Pandemos (‘de toda la gente’), significaba simplemente la esfera celeste.

En los poemas homéricos, es a veces un nombre alternativo del Olimpo como hogar colectivo de los dioses, como ocurre al final del libro I de la Ilíada, cuando Tetis surge del mar para suplicar con Zeus: «saliendo de entre las olas del mar, subió muy de mañana al gran cielo y al Olimpo, y halló al largovidente Cronión sentado aparte».

Georges Dumézil hizo una cauta defensa de la identificación de Urano con el Várua védico del nivel cultural indoeuropeo más primitivo. La identificación de Dumézil de elementos míticos compartidos por las dos deidades se basaba en gran medida en interpretaciones lingüísticas, pero no proponía un origen común, como entendieron Robert Graves y otros.

29


U

R

A

C

N

R

O

O

N

O

Z

S

30

E

U

S


H

A

D

E

S

P

O

S

E

31

I

D

O

N


EL NACIMIENTO DE ATENEA ( Un dĂ­a mas de la eterna vida de Zeus, se dio de cuenta de la hermosura de Metis. )


cuadro al oleo,athenea. 2m x 1,20 34


era la protectora de varios héroes y Su presencia está atestiguada en

otros personajes míticos, que apare-

las proximidades de la India. De ahí

ce en muchos de los episodios de la

su culto tomó muchas formas, y

mitología. Fue una de las diosas más

su figura era divinidades sincréticas

representadas en el arte griego y su

con varias regiones de todo el Me-

simbolismo tuvo influencia en el pen-

diterráneo, se extiende la variedad

samiento griego, sobre todo en los

de formas de culto. Su equivalente

ATHENEA

conceptos de justicia, la sabiduría y la

aproximado en la mitología romana

Atenea o Atena, también conocida

función civilizadora de la cultura y las

era Minerva.

como Palas Atenea es, en la mitología

artes, cuyos reflejos se perciben aún

griega, la diosa de la guerra, la civiliza-

hoy en todo Occidente.

ción, la sabiduría, la estrategia, las artes, la justicia y la habilidad. Es una de las principales deidades del panteón griego y uno de los doce dioses del Olimpo, Atenea recibe culto en toda la antigua Grecia y en toda su zona de La versión más actual de su mito la pone como hija de Zeus y Metis, nacida completamente armada de la

influencia, desde las colonias griegas

Su imagen ha sufrido transformacio

de Asia Menor a la península Ibérica y

nes en los siglos, la incorporación

el norte de África.

de nuevas características ycontextos

cabeza a los pies. Nunca se casó ni

queinfluyen en la interacción con otras

tuvo amantes, se ha encargado de

figuras simbólicas, fue utilizada por va-

mantener una virginidad perpetua. Fue

rios regímenes políticos para legitimar

una guerrera invicta, incluso contra

sus principios, incluso ha penetrado

Ares el dios de la guerra. Se convirtió

en la cultura popular, su identidad de

en patrona de varias ciudades, siendo

género ha sido fascinante atractivo es-

más conocida como la protectora de

pecial para los escritores relacionados

Atenas y Ática.

con el feminismo .

35


Zeus el rey de los dioses, pasaba otro día en el maravilloso Olimpo donde los dioses contemplan el mundo de los humanos a través de una fuente de agua translúcida. Un día mas de la eterna vida de Zeus, se dio de cuenta de la hermosura de la divina Metis, como era de costumbre al ser Zeus el mas poderoso de todo el universo no había nada que no estuviera a su alcance, Metis intento escapar de el transformándose en diversas formas pero un día Zeus la atrapo y mantuvo contacto carnal con ella dejándola embarazada pero Zeus fue a los infiernos por llamamiento de Hades, pues el adivino Rob le había dicho que el hijo que naciera seria mucho mas poderoso que el propio Zeus, por lo que el busco a metis con la lanza en forma de rayo donde desprendía una gran cantidad de poder. Zeus por fin encontró a Metis pero Rocky un dios de orden inferior se sacrifico destruyéndose para darle un poco de tiempo a Metis. Al año Metis dio a luz a una hermosa diosa llamada Atenea consiguió esconderla en donde mismo se había escondido Zeus de Cronos en la loma de una titán llamada Gaya allí fue entrenada en el arte del combate por un guerrero llamado Laird a los veinte años cuando ya disponía del poder mas grande de todo el universo se enfrento a su padre Zeus con el hacha (que se la arrebato al dios del trueno nórdico Thor) y con un escudo forjado por los titanes los cuales había liberado del tártaro pues sabia que no podía derrotar a todos los dioses ella sola.

Pero no quiero extenderme en detalles teológicos que retrasan el albor de esta historia. Yo mismo estoy impaciente por contarla. Se dice que el divino Zeus, Príncipe del Olimpo, El Mejor y El Mayor entre todas las divinidades, tuvo cierto día un breve instante de debilidad. Unos dicen que se quedó dormido durante cinco segundos. Otros afirman, con idéntica certeza, que fue mucho más tiempo. Sea lo que fuere, parece claro que el divino Zeus se debe haber quedado alguna vez dormido. Aunque solo fuera un breve momento. Otras historias afirman que esa debilidad hipnótica le ocurre con cierta frecuencia. Y se apunta, incluso, el motivo de algunas de esas ausencias. Se dice que anda entretenido y que se duerme con frecuencia en el lecho de alguna princesa muy bella que le vuelve loco de pasión. Algunas lenguas piadosas afirman con mucha fe que Zeus Poderoso no puede ver a una bella princesa sin sentir un engrosamiento de su divino apendice, poderoso, germinal y placentero donde los haya. Y, aquellos que, por pudor, evitan estas manifestaciones, tampoco niegan las virtudes numerosas del cipote divino. Sea como fuere, el momento preciso de esta hipnosis remota no está bien definido. Pero hoy sabemos, gracias a los avances vertiginosos de la teosofía, que Zeus concibió a la misma virgen Atenea dentro de su propia cabeza. Como consecuencia de este fenómeno, la cabeza de Zeus comenzó a crecer de un día para otro de un modo notorio. 36


cuadro al oleo,la ceacion segun el mito pelasgo. 2m x 1,20

Según pasaban los meses, la cabeza divina crecía, más y más, y adquiría un tamaño monstruoso. Este desarrollo placentario del cerebro se acuerda perfectamente con las normas establecidas por el Cosmos para las divinas concepciones. De tal modo creció la cabeza que el divino dolor se hizo insoportable. Y, según se subía al infinito la horrible cefalea, los rugidos potentes de Zeus atronaban con una fuerza mayor por todo el Olimpo. Y, con estos estruendos, las inmensas rocas del monte se removían angustiadas en sus propios cimientos. Como consecuencia de esos gritos poderosos, los dioses y las diosas sintieron un gran pavor y corrieron a refugiarse en las cavernas y las zonas boscosas del monte, al tiempo que se protegían con sus manos los divinos oídos. Por lo que se dirigió al Olimpo con todos los titanes comenzando así la Atenomaquia.

37

Y todas las aves cantoras, y hasta las carroñeras y las aves de presa, abandonaron los predios sagrados del monte. Y los ciervos y jabalíes también huyeron del lugar y se fueron por las zonas derruídas de las murallas que circundan el sacro monte. Estas son las mismas murallas que protegen los secretos divinos de las miradas indiscretas. Y es precisamente por esas zonas arruinadas por donde entran y salen los mensajeros humanos para informarnos de las aventuras que se corren las divinidades más casquivanas del Olimpo.


38


EL LABERINTO DEL MINOTAURO

( El temido y salvaje Minotauro, recluido en el laberinto, esperaba su comida hambriento. )

39


Se cuenta que, en una ocasión, Pasifae, esposa del rey de Creta, Minos, incurrió en la ira de Poseidón, y, este, como castigo, la condenó a dar a luz a un hijo deforme: el Minotauro, el cual tenía un enorme cuerpo de hombre y cabeza de toro. Para esconder al “monstruo”, Minos había mandado a construir por el famoso arquitecto Dédalo el laberinto, una construcción tremendamente complicada de la que muy pocos conseguían salir, escondiéndolo en el lugar más apartado. A cada luna nueva, era imprescindible sacrificar un hombre, para que el Minotauro pudiera alimentarse, pues subsistía gracias a la carne humana. Sin embargo, y cuando este deseo no le era concedido, sembraba el terror y la muerte entre los distintos habitantes de la región. El rey Minos tenía otro hijo, Androgeo, el cual, estando en Atenas para participar en diversos juegos deportivos, al resultar vencedor fue asesinado por los atenienses, obcecados en los celos que sentían tanto por su fuerza como habilidad. Minos, al enterarse de la trágica noticia, juró vengarse, reuniendo a su ejército y dirigiéndose luego a Atenas, la cual, al no estar preparada para semejante ataque sin previo aviso, tuvo pronto que capitular y negociar la paz. El rey cretense recibió a los embajadores atenienses, indicándoles que habían asesinado cruelmente a su hijo, e indicando posteriormente que, las con40


diciones para la paz, eran las siguientes: Atenas enviará cada nueve años siete jóvenes y siete doncellas a Creta, para que, con su vida, pagaran la de su hijo fallecido. Los embajadores se sintieron presos por el terror cuando el rey añadió que los jóvenes serían ofrecidos al Minotauro, pero empero no les quedaba otra alternativa más que la de aceptar tal difícil condición. Tan sólo tuvieron una única concesión: si uno de los jóvenes conseguía el triunfo, la ciudad se libraría del atroz atributo. Dos veces había pagado ya el terrible precio, pues dos veces una nave de origen ateniense e impulsada por velas había conducido, como se indicaba, a siete doncellas y siete jóvenes para que se dirigieran así a ese fatal destino que les esperaba. Pero, sin embargo, cuando llegó el día en que, por vez tercera, se sorteó el nombre de las víctimas a acudir a tal suerte, Teseo, único hijo del rey de Atenas, Egeo, se arriesgó inclusive a arriesgar su propia vida con tal de librar a la ciudad de aquel horrible futuro. Por tanto, al día siguiente, él y sus compañeros se embarcaron y, el rey, al despedir a su hijo, le comentó entre lágrimas y sollozos que pusieran, en este caso, velas blancas cuando regresase. Partieron, y, 41

a los pocos días después, llegaron a la isla de Creta. arriesgar su propia vida con tal de librar a la ciudad de aquel horrible futuro. Por tanto, al día siguiente, él y sus compañeros se embarcaron y, el rey, al despedir a su hijo, le comentó entre lágrimas y sollozos que pusieran, en este caso, velas blancas cuando regresase. Partieron, y, a los pocos días después, llegaron a la isla de Creta. El temido y salvaje Minotauro, recluido en el laberinto, esperaba su comida hambriento. Empero, y hasta el día y la hora previamente establecida, los jóvenes y las doncellas debían permanecer custodiados en una vivienda, situada a las afueras de la ciudad. Esta prisión, en la cual los jóvenes eran tratados con la magnanimidad únicamente reservada a las víctimas de los sacrificios, estaba rodeada en sí por un parque que confinaba con el jardín en que las dos hijas de Minos solían pasearse (Fedra y Ariadna). La fama del valor y de la belleza de Teseo había llegado incluso a oídos de las dos preciosas doncellas, y, sobre todo Ariadna -la mayor de ellas- desea fervientemente conocer y ayudar al joven ateniense.


Cuando, finalmente y tras pasar algunas jornadas, consiguió verlo un día paseando en el parque, lo llamó y le ofreció un ovillo de hijo, indicándole expresamente que representaba su salvación y la de sus compañeros, en tanto en cuanto entraran en el laberinto, deberían atar un cabo a la entrada, y a medida que penetraban en él lo irían devanando regularmente. De tal forma que, una vez muerto el Minotauro, podrían enrollarlo y encontrar así el camino hacia la salida. Comentándole ésto, sacó de los pliegues de su vestido un puñal y se lo entregó a Teseo, indicándole que estaba arriesgando su vida por él, pues si su padre se enterara de aquello que estaba haciendo, entraría en una cólera y furia inmensas, y le dijo luego que, en caso de que triunfara, la salvara y la llevara con ella. Al día siguiente, el joven ateniense fue conducido junto a sus demás compañeros al laberinto, y, cuando se halló lo suficiente dentro para no ser visto, ató el ovillo al muro y dejó que el hilo se fuera devanando poco a poco, mientras que, la salvaje bestia, mugía terriblemente presa de la inmensa hambre que tenía. Teseo, sin embargo, avanzaba sin temor alguno, y finalmente, al entrar en la caverna, se halló frente al terrible Minotauro. Con un espantoso bramido, la bestia se abalanzó sobre el héroe de hoy, que hundió su puñal sobre el cuerpo algo dé42


bil del Minotauro. Con un espantoso bramido, y después de llevar a cabo unas cuantas apuñaladas más, el monstruo lanzó un último gemido. A Teseo, por tanto, únicamente le quedaba enrollar de nuevo el hilo para recorrer el cami no a seguir para poder salir de allí. A partir de este momento, no sólo habría salvado incluso a sus compañeros de su terrible destino, sino que incluso habría salvado a su propia ciudad. Pero cuando la nave estuvo lista para marchar, Teseo, a escondidas, condujo a bordo a Ariadna y también a su bella hermana. Durante el viaje la nave ancló en la isla de Nassos para refugiarse de una furiosa tempestad, y, cuando los vientos se calmaron, no pudieron encontrar a Ariadna, buscándola por todas partes… pero sin encontrarla: se había perdido y se había quedado dormida en un bosque en el que, poco después, fue encontrada por el dios Dioniso, quien la hizo su esposa y la convirtió en inmortal.

HYPOCRATES

43


COLOFON COLOMBIA / BUCARAMANGA / SANTANDER. 18 DE ABRIL DEL 2012. LITOGRAFIA LA BASTILLA. TIPOGRAFIAS UTILIZADAS : HELVETICA NEUE LT Std thin condensed. HELVETICA NEUE LT Std thin italic. Rockwell regular. Rockwell italic. Novecento wide bold. Novecento wide book.


“Pura y santamente viviré y ejerceré mi arte.” Hypocrates.


biblografia http://1.bp.blogspot.com/_5c8Szhcp-JA/SgDeZbWBbgI/AAAAAAAAAA4/Sy7sXKUoI-E/s320/logo_bastilla. png (pag.45) http://es.wikipedia.org (pag.1 a 43) http://sobreleyendas.com/2008/04/18/las-furias-en-la-mitologia-griega/ (pag.28 y 29) http://4.bp.blogspot.com/_U2Gr2n8E1qI/SZsu53cbztI/AAAAAAAAArI/pWB9DG-mnIs/s400/749px-Frans_ Floris_001.jpg (pag. 24 y 25) http://lanaveva.files.wordpress.com/2010/12/q-zeus-hera-painting.jpeg (pag.20) http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQxKJxA4ILrWyhjz6AYNNxJIrudkCOgAwzqmArxAZQ50qR8Rw 5t_CxsGZOn (pag. 36 y 37) http://boj.pntic.mec.es/~aalamill/6tintoretto.jpg (pag.40 y 41)



Mitos griegos