Page 74

Al llegar a su hogar, la conejita comentó a sus padres lo sucedido. Vincencio y Beatriz le dijeron a su hija que invitara a su amiguita a pasar una tarde con ellos, y así lo hizo. Magaly se quedó maravillada con el amor que existía en dicha familia y pudo darse cuenta del respeto con que Beatriz Saraí trataba a sus padres. Ambas jugaron un rato en el patio mientras la señora Beatriz descansaba, pues había pasado toda la mañana arreglando la casa y cocinando. Luego entraron a comer unas ricas zanahorias. Antes de que Magaly se marchara, llegó su padre del trabajo. Su madre se había levantado para esperar a su esposo, en ese momento de 74

Mis cuentos infantiles  

Siempre he tenido la preocupación por inculcar valores a los niños. Como madre, abuela y educadora, estoy consciente que la educación comien...