Page 69

por los alrededores en busca de semillas y frutos. Frecuentan un lugar en el cual hay varias matas de clavelito amarillo, con semillas negras, que son sus preferidas. Cierto día se encontraron con la sorpresa de que no había ni un solo clavel en dichas matas. Muy cerca en un árbol colgaba una jaula. En su interior había varios claveles, guatacaros maduros y zarzamoras,

frutos

muy

buscados

por

los

cardenalitos. La jaula tenía una abertura y una muy disimulada rejilla. Yeili, muy cautelosa, no quiso entrar, mientras que Rafa le dijo: ─Tranquila. Espérame aquí, ya vengo.

69

Mis cuentos infantiles  
Mis cuentos infantiles  

Siempre he tenido la preocupación por inculcar valores a los niños. Como madre, abuela y educadora, estoy consciente que la educación comien...

Advertisement